El efecto de la realidad y la cámara lucida; Roland Barthes

Objeto. Percepción. Alimentos. Artes Visuales. Realidad. Educación

  • Enviado por: Fabian
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad

Solo el intentar aplicar o contextualizar las palabras de Roland Barthes, ya es complejo, dado el análisis global que nos muestra acerca del objeto en las lecturas de “El efecto de la realidad” y de la “La cámara lucida”, y que al mismo tiempo nos hace ver la forma desintegrada de observar un objeto, es decir, mira al objeto como un todo y dar cuenta que no es todo, y con el ejemplo de una fotografía o un imagen, la forma de ver el objeto como un todo material o como un todo significante, significante desde un punto de vista semiológico que desarma, desintegra o desarticula el contenido de la imagen, sea esta fotografía o audiovisual.

Analizar una fotografía o un audiovisual semióticamente y encontrar ahí la significante, el símbolo y aplicar todo este proceso de análisis, por supuesto que Barthes introduce en nuestras conciencias la imposibilidad de poder ver el objeto como un todo o un conjunto, y disfrutar de este como un total o mejor dicho aun, como un producto de consumo, porque nos incita a apreciar este objeto material comunicativo desde varios aspectos por su contenido que nos impide ver el material como un objeto unitario.

Tal puede ser la interrogante impuesta que nos persigue el afán de ver las cosas distintas que el resto, y digo al resto separando a un grupo de personas que, primero, no ha leído a Roland Barthes, y segundo, no comprendería ni entendería el contenido o mensaje que este autor quiere entregarnos, por su denso tecnicismo aun solo para explicarnos su punto de vista casi subjetivo, rozando en la ambigüedad de una percepción y una visión personal frente a lo que supone un análisis técnico de los componentes del contenido de un texto, pretendiendo ademas ver cada uno de los aspectos como un objeto analíticamente e independientes uno de otro elemento que encontremos en el proceso de esta imagen.

Un ejemplo muy cotidiano para esta analogía, podría ser como disfrutar una barra de turrón, maní, crema nugat y bañada en chocolate, sin darse cuenta de cada uno de sus ingredientes. Las otras personas que no han leído, comprendido o siquiera entendido a Barthes, encontraran esta barra o este producto como un dulce muy rico, y quizás con gusto a poco. Sin embargo, quienes ya llevamos la semilla de la cizaña en ver inconcientemente e inevitablemente, solo por haber leído este autor, que bien pudo ser otro postulando algo parecido(como por ejemplo Eduardo Meisner, odontólogo, arquitecto, artista visual y profesor, analista por excelencia y practica, con estudios que evidencian una mirada mas holística que el común de las personas, que ve el objeto como Studium, como lo propone Barthes), hará que veamos esta simple barra de confite no tan simple sino mas complejamente, definiéndola ya con un concepto distinto, como un alimento y no como un confite. Nos fijaremos en sus componentes o ingredientes y sus aportes alimenticios, y las posibles contraindicaciones a la salud humana, de cada uno de sus ingredientes, una observación que para el “resto” es casi paranoica, psicoseada o rara por decir lo menos.

Así también el enólogo, como especialista catador de vinos, se preocupara siempre, de manera inconciente e inevitable, del análisis de la composición y sabor, y todos los aspectos que tienen que ver con esta especialidad y de lo cual no podría profundizar puesto que capacitado estoy ni menos erudito soy al respecto. Como para variar, el resto de la población o de la gente solo degustara un buen vino, y sabrá un poco mas si sabe acompañar una comida o distintos alimentos con el vino adecuado, y habrán muchas mas personas que no tendrán ninguna idea sobre el tema y se dejaran servir o llevar por lo que le digan o le pongan sobre la mesa. Una vez mas habrá una persona que verá el producto como un objeto de consumo apreciando y poniendo mas atención en su análisis que en una degustación placentera.

Otro caso muy parecido y casi metafórico para ser mas claro con quien no sea tan técnico en lenguaje ni en conocimiento acerca del tema, es tan simple y sencillo que nadie se dará cuenta ni estará pendiente que esta pestañeando hasta que no se le dice alguna referencia al respeto.

Esto nos hace tener una visión que nos lleva a elaborar un producto mas perfeccionado en las distintas áreas de nuestro desarrollo profesional, que nos permitirá compararnos y competir en la calidad de trabajo que estamos realizando y entregando, analizando desde múltiples puntos de vista aspectos metodológicos, herramientas, documentos, imágenes, audiovisuales, entre otras cuestiones cotidianas y mas excepcionales de nuestras carreras.

En el ámbito de la Educación y de las Artes Visuales, y mas específicamente aun, en la asignatura de Artes Visuales y las que referencia a esta especialidad tienen, en que trabajamos docentes y artistas, debemos estar actualizándonos constantemente con las nuevas tendencias y nuevas herramientas de trabajo, pues es un ámbito de constante estudio y muy ligado ademas a las tecnologías, por tanto los cambios son muy rápidos y la vorágine de artefactos y técnicas, mas las respectivas capacitaciones se suman como una gran bola de nieve cuesta abajo en la que tenemos que estar tan atentos que debemos correr al mismo ritmo por delante antes que nos atrape y nos arrolle, quedándonos atrás, en el pasado, y fuera de competencia, o bien fuera de competencias, competencias atrasadas ademas.

Como docente de Artes Visuales, el trabajo con la imagen es preponderante, tanto para mostrar a los alumnos (a=sin; lumno=luz; alumno=sin luz), que tenemos una gran responsabilidad de encontrar la visualidad mas acertada para el proceso de enseñanza-aprendizaje, y encontrar un referente poderoso que tomara el valor de puctum , para iniciar en el alumno un nuevo proceso de metacognición a partir de lo entregado, y mas alla, como metainvestigadores, para crear pensamientos o mentes proactivas en un sistema de vida en que los jovenes obtienen todo de manera mas rápida e inmediata, facilitándoles tanto la vida, que en cierto aspecto de aprendizaje, han ido perdiendo la capacidad de análisis critico y de comprensión, no porque este todo hecho, sino porque se han quedado pegados a la silla viendo pasar el mundo a través de la pantalla de sus ordenadores, por la cual pueden acceder visualmente a todo tipo de información y publicaciones, optimizando así el tiempo y pensando menos, pues en un ordenador esta todo facilitado, y ni hablar con el acceso a Internet. A este grupo de jovenes es a quienes los actuales psicólogos denominan “niños silla”, corroborado en la praxis docente, tanto en aula convencional, taller o incluso gimnasio, en el cual la movilidad física ya es acotada, al mínimo esfuerzo.

Es por eso que nuestra labor docente es constantemente investigativa para saber proporcionar la adecuada educación a los alumnos, preparando una acertada metodología educativa, preparando un asertivo material didáctico, visual, audiovisual o documental, en función del puctum para hacer despertar y encender esas mentes acalladas de racionamiento, con toda la información a pedir de boca, o a pedir de click(con el Mouse del ordenador), situación que equiparamos con el concepto de campo ciego, están en medio de todo y no toman nada sustancial, pues aun no pueden discernir lo realmente significativo.

Cuando como docente entregue una “Educación Asertiva” se podrá decir que se esta siendo efectivo y eficiente, sin estancarse, pues cuando estamos diseñando algo, ya comenzó algo nuevo, que cuando terminemos lo que empezamos ya será viejo, pues una nueva innovación esta siendo terminada, y así, en esa escala, subiendo, mejorando, no en un circulo vicioso sino mas bien dicho en un circulo virtuoso. Ser capaces de dar una mirada holística a nuestro quehacer, para analizarla profundamente en todos sus aspectos, de manera critica, poniéndonos en el plano de cubrir las necesidades y en el de expresar lo que quiero y necesito, que en el caso de la educación de las Artes Visuales, ser capaces de elaborar material visual o audiovisual, que despierte la chispa del pensamiento reflexivo de los niños y jovenes, entregándole los referentes mas llamativos que tengan en sus vidas y contextualizándolos(a los referentes) en una realidad que no están vivenciando, que no vivirán, o que si están viviendo, tomen conciencia(ciencia del conocimiento), de la realidad, o disciernan que realidad corresponde si se las presentamos equivocadamente, pero que a todas luces encuentren el camino de la verdad, del mundo real, mas alla de la ficción o lo surrealista de sus mundo virtuales en lo que se permiten ser lo que no son o no pueden tener, una extensión que no tiene ninguna verosimilitud con el mundo que pisan, que necesita soluciones y acciones(Doctrina social de la Iglesia).

No pretendemos que todos piensen igual, mejor aun, que sean capaces de dar distintas soluciones o puntos de vista a una misma problemática, para aunar criterios y dar una respuesta, distinta pero con lógica, con fundamento, en que no todo sea tan obvio, sino que se nos pueda disulidar o descubrir con la ayuda de otras mentes el mismo objeto, contar con otras opiniones, otros criterios, así como el análisis distinto, técnico, profundo, por tanto a veces confuso, como lo hace Roland Barthes en “La Cámara Lucida” y en “El efecto de la realidad”, que despierta la mente de quien lo lea y hace que nos nazca una persecución por el análisis cotidiano de lo que hacemos, para observarnos nosotros mismos como vamos en nuestro quehacer y en que momento nos detenemos para vernos profundamente, y buscar lo que nadie puede ver y que solo nosotros podemos encontrar.

Bajo la misma mirada de no vivir en un circulo vicioso sino en un circulo virtuoso, debemos estar constantemente buscando, eligiendo, seleccionando, las mejores opciones que nos permitan optar a una educación vanguardista o por lo menos actualizada, perfeccionándonos,¿seremos capaces nosotros realmente de saber elegir estrictamente lo correcto?, ¿cómo saber que encontraremos los educadores adecuados para nosotros?, ¿cómo darnos cuenta de que aun queriendo avanzar en la calidad de la entrega de nuestro trabajo visual o audiovisual, daremos en el clavo y seremos asertivos en esta entrega?, si de todas formas, por mas profundamente nos analicemos para sacar adelante lo que nosotros creamos que seria casi perfecto, siempre será nuestra forma de ver, distinta, única, propia. ¿cómo saber si Barthes estaba realmente en lo correcto, pues esa era su verdad(en los textos citados)?.

Lo cierto es que adelante debemos seguir, y mejorando debemos hacerlo, observando lo que sucede, observándonos nosotros mismos, y asimismo, analíticamente el material que elaboramos.