El Diábolo

Juego tradicional y popular. Origen. Técnica

  • Enviado por: Cova
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Juego tradicional: El diábolo

Historia

Este juego fue inventado en China. Durante la dinastía de Han (desde 206 a.C.), le dieron muchos nombres, tales como "Kouen-GEN" , que significaba: "haga que el palillo de bambú hueco silbe". De hecho, en China, los diábolos todavía se hacen de bambú con aberturas en los lados que crean un sonido que silba al hacerlo girar.

El "juguete" fue traído a Europa por los francés y los expedicionarios. En Inglaterra le dieron el nombre de "DIABALLO " (el cual se convirtió en Diabolo como lo sabemos) que viene del Griego antiguo: tiro del "diámetro " y "ballo ".

En Francia, el juego fue aceptado y considerado como un equivalente del tenis ("jeu de Paume "en ese entonces). A partir de 1810, se crearon clubs y competiciones. Fue el juego preferido por la clase alta de esa época. En 1906, el francés Gustave Philippart inventó un diábolo hecho del metal y de caucho, cortado de los viejos neumáticos.

Consiguió gran renombre en Francia y Gran Bretaña. Pero su práctica sufrió un decadencia a lo largo de la primera mitad del s. XX. Se ha vuelto a descubrir durante los años 80, gracias a la aparición de nuevos materiales y una mayor precisión en su fabricación, que permite una gama más amplia de trucos.


Componentes

El Diábolo
El diábolo se compone de dos bóvedas huecas y de un árbol, actualmente se hace todo del plástico o del caucho a excepción del árbol que tiene que ser de acero.

El Diábolo
Los palillos se hacen generalmente de pino o de haya y el hilo tiene que ser tejida en algodón y nilón para una mayor resistencia. Para una buena ejecución del truco el hilo tiene que ser fino.


Cómo se juega

Se debe colocar el diábolo sobre una mesa o sobre el suelo y situar la cuerda por debajo de él, en el punto más estrecho entre los dos conos. El diábolo debe de estar algo más cerca del palo derecho. Hay que levantar los palos, de forma que el diábolo se desplace de izquierda a derecha haciendo así que gire sobre la cuerda.

El Diábolo

Cuando el diábolo adquiera velocidad, empezará a zumbar. En este momento se puede intentar algunas de las habilidades de los malabaristas:

El Diábolo

% Lanzar el diábolo al aire y cogerlo otra vez con la cuerda o con uno de los palos.

%Cambiar los palos de mano mientras el diábolo sigue girando, etc.

El Diábolo

% Dos jugadores pueden jugar a una especie de tenis-diábolo, cada uno provisto de palos y cuerda. Se lanzan el uno al otro el diábolo, cuidando que gire rápidamente. Puede jugarse a este juego con el mismo tanteo que el tenis, o simplemente a los dos mejores de tres juegos.