El coronel no tiene quien le escriba; Gabriel García Márquez

Literatura universal contemporánea siglo XX. Narrativa y novela del realismo mágico. Cien años de soledad. Biografía. Argumento

  • Enviado por: Blanca
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


EL AUTOR Y SU OBRA

Nació el 6 de marzo 1928 en el pueblo pequeño de Aracataca, situado en Colombia. Hijo de Gabriel Eligío García y Luisa Santiaga Márquez. Hasta los nueve años vivió con sus abuelos, el coronel Nicolás Márquez, veterano de la guerra de los mil días y Tranquilina Iguarán, y sus tías, experiencia que marco al futuro Nobel de literatura. En 1940 se trasladó a Zipaquirá para estudiar bachillerato en el Liceo Nacional; en vacaciones retornaba a la costa en barco de vapor por el Magdalena, vivencia que también sería determinante en su producción literaria. Después de terminar su secundaria comienza a escribir una novela que en un principio titula "La casa" (Por esta época lee a Kafka y a Joyce).

Al año siguiente viaja a Cartagena donde ingresa a la facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de Bogotá, donde fue compañero de Camilo Torres Restrepo. Publica en El Espectador su primer cuento, "La tercera resignación". El 9 de abril de 1948 deja la carrera de derecho y se inicia en el periodismo. En 1948 se inició en el diario el Universal de Cartagena como columnista. Publica "Eva está dentro de su gato", "Tubal-Caín forja una estrella", "La otra costilla de la muerte" en El Espectador. Había comenzado su carrera profesional trabajando desde joven para periódicos locales como en Barranquilla en el Heraldo bajo el seudónimo de Septimus periódico en el que se hizo amigo de Álvaro Cépeda, Germán Vargas y Alfonso Fuenmayor y se vinculó al llamado Grupo de Barranquilla que orientaban el catalán Ramón Vinyes y José Felix Fuenmayor; allí conoció la obra de William Faulkner a quien ha considerado como su maestro. Fueron también tiempos de bohemia en el bar la Cueva. A principios de 1950 viajó con su madre a Aracataca, a vender la casa de los abuelos; en el viaje decidió que iba a ser escritor y le surgió el nombre del pueblo de sus fantasías literarias: Macondo.

En febrero de 1954 se vinculó como columnista, crítico de cine, cronista y reportero de El Espectador, actividades en las que trabajo hasta 1955 cuando, además de publicar su primera novela, "La Hojarasca", fue enviado como corresponsal a Europa, vivió en Ginebra, en Roma y en París. Pese a lo precario de sus recursos escribió dos novelas "El Coronel no tiene quien le escriba"(1958), que de alguna manera es una autobiografía de su angustiosa vida en Europa, y "La Mala Hora" con la cual ganó Esso de Novela.

En Europa vivió hasta finales de 1957 cuando fue nombrado redactor de la revista venezolana Momento. En marzo de 1958 se casó en Barranquilla con Mercedes Barcha. En 1959, además de nacer su primer hijo, Rodrigo, fue nombrado director de la recién creada agencia de noticias cubana Prensa Latina; además de la Habana vivió en Nueva York, donde tuvo conflictos con los cubanos exiliados y por lo que tuvo que renunciar a su cargo. En 1962 reúne algunos de sus cuentos - ocho en total- bajo el título de "Los funerales de Mamá Grande".

Luego de conocer el sur de Estados Unidos, se radicó en México país en el que ha vivido con temporadas en Barcelona. Fue en México (1967), durante su exilio, donde García Márquez empezó a escribir su obra maestra, la novela Cien Años de Soledad, en un estilo que demuestra la influencia del famoso escritor norteamericano, William Faulkner. La fabulosa novela relata la historia épica de la familia Buendía y sus generaciones en la comunidad ficticia de Macondo.

Todas las obras anteriores a "Cien años de soledad" son sólo un acercamiento al proyecto global y mucho más ambicioso que constituirá justamente esa gran novela. En efecto, muchos de los elementos de sus relatos cobran un interés inusitado al ser integrados en Cien años de soledad. En ella, Márquez edifica y da vida al pueblo mítico de Macondo (y la legendaria estirpe de los Buendía): un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos real que lo cotidiano y lógico; este es el postulado básico de lo que después sería conocido como realismo mágico. Se ha dicho muchas veces que, en el fondo, se trata de una gran saga americana. Macondo podría representar cualquier pueblo, o mejor, toda Hispanoamérica: a través de la narración, asistimos a su fundación, a su desarrollo, a la explotación bananera norteamericana, a las revoluciones, a las contrarrevoluciones... En suma, una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas. En un plano aún más amplio puede verse como una parábola de cualquier civilización, de su nacimiento a su ocaso.

Pero la obra también contiene un análisis político social. Al relatar en "Cien Años de Soledad" la historia de una familia que reside en la fantástica aldea de Macondo, García Márquez nos habla de la historia de su país, Colombia, y también nos brinda un análisis de sus éxitos y fracasos como una república independiente. Algunos críticos de literatura ven dicho análisis en la novela como historias individuales y a la vez colectivas, como también una interpretación Marxista de la historia de Colombia, o de toda Latinoamérica. El mérito de "Cien Años de Soledad" está en la habilidad de su autor de crear una obra sujeta a diferentes interpretaciones y opiniones

Ésta llega a tener gran éxito y muestra de ello es que la primera edición se agota en pocos días. La crítica delira en entusiasmo y la fama del libro trasciende pronto las fronteras del idioma, por lo cual editores extranjeros comienzan a disputárselo.

Actualmente "Cien Años de Soledad" se ha convertido en una obra literaria clásica mundial y de la literatura moderna de Hispanoamérica. Se ha traducido a la mayor parte de los idiomas y lenguajes literarios, y a la vez se han vendido mas copias de esta novela que la de cualquier otro autor latinoamericano contemporáneo.

Publica en 1970, "El relato de un náufrago", recopilación de reportajes aparecidos en El Espectador en 1955. Además, publica en Cuadernos Hispanoamericanos, Madrid, el cuento "Un señor muy viejo con unas alas enormes". Tras este libro, el autor publicó lo que, en sus propias palabras, constituiría su novela preferida: "El otoño del patriarca" (1975), una historia turbia y cargada de tintes visionarios acerca del absurdo periplo de un dictador solitario y grotesco. Más tarde, publicaría los cuentos "La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada" (1977).

Es importante recordar que en 1977, Estados Unidos reconoce la soberanía de Panamá sobre el Canal; tratado Torrijos-Carter. En este año de 1978, Gabriel García Márquez es invitado a Washington para la firma del Tratado. Eventualmente, al principio de la década del 1980 García Márquez fue invitado de nuevo a Colombia, donde prestó sus servicios como mediador entre el gobierno y los rebeldes izquierdistas, como también reanudó su carrera como periodista y escritor de cine. Pública "Crónica de una Muerte Anunciada" (1981), novela breve basada en un suceso real de amor y venganza que adquiere dimensiones de leyenda, gracias a un desarrollo narrativo de una precisión y una intensidad insuperables.

A García Márquez se le otorgó el Premio Nobel de Literatura en el 1982, "por sus novelas y relatos, en los cuales lo fantástico y lo real son combinados en una rica composición del mundo de la imaginación, reflexionando así la vida de un continente y sus conflictos," convirtiéndose así en el cuarto autor latino americano en recibir el Premio Nobel de Literatura.

En 1984, publica el artículo: "¿Cómo se escribe una novela?". En 1985, se da a conocer aún más por su novela "El amor en los tiempos del cólera": se trata de una historia de amor que atraviesa los tiempos y las edades, retomando el estilo mítico y maravilloso. Una originalísima y gran novela de amor, que revela un profundo conocimiento del corazón humano. Pero es mucho más que eso, debido a la multitud de episodios que se entretejen con la historia central, y en los que brilla hasta lo increíble la imaginación del autor.

Una vez concluida su anterior novela vuelve al reportaje con "Miguel Littin, clandestino en Chile" (1986), escribe un texto teatral, "Diatriba de amor para un hombre sentado" (1987), y recupera el tema del dictador latinoamericano en "El general en su laberinto" (1989), e incluso agrupa algunos relatos desperdigados bajo el título "Doce cuentos peregrinos" (1992). Nuevamente, en sus últimas obras, podemos apreciar la conjunción de la novela amorosa y sentimental con el reportaje: así en "Del amor y otros demonios" (1994) y "Noticia de un secuestro" (1997).

Ha publicado también libros de crónicas, guiones cinematográficos y varios volúmenes de recopilación de sus artículos periodísticos: Textos costeños, Entre cachacos, Europa y América y Notas de prensa. Además de aun mantenerse activo en la escritura y la literatura, a pesar de sus años, García Márquez también dirige charlas, ha escrito varios ensayos y artículos de periódicos.

García Márquez es mundialmente reconocido por su uso de realismo mágico, un estilo literario que mezcla elementos fantásticos con narrativo realista. Él a confesado que el origen de sus relatos siempre los ve como una imagen, "no una idea, o concepto. La imagen crece en mi mente hasta que se forma una historia completa como si fuese en la vida real".

Gabriel García Márquez es un mimado de los dioses. Le diagnosticaron cáncer, supo vencer esta mortal enfermedad, hace ya casi diez años. A sus 73 años sigue en plena producción literaria. Pronto verá la luz el primer tomo de sus memorias, y ya prepara una trilogía de novelas. No se debe pensar que, por escribir su autobiografía, se haya detenido su cautivante literatura.

Gabriel García Márquez una de las figuras literarias más grandes del siglo XX.

RESUMEN

El coronel, el protagonista del libro es un hombre de entre 75 y 80 años que vive en un pequeño pueblo costero con su mujer. Fue coronel en su juventud y convatió en la guerra. Tras ella les fue prometida a todos los militares una pensión, pero todos sus compañeros mueren esperándola.

Vive con su mujer, la cual sufre crisis asmáticas. Su hijo Agustín murió nueve meses atrás al ser disparado por un policiía por pasar información clandestina.

La mayor parte del libro transcurre con la espera de noticias sobre la pensión que esperan desde ahce quince años. El coronel despide a su abogado y decide tratar directamente con aquellos que deben dársela, aunque esto sigue sin darle resultados. Ellos necesitan urgentemente esa pensión ya que con la muerte de su hijo no poseen ningún tipo de ingresos y se ven obligados a cender numerosos objetos de su casa. Lo único que el coronel se niega a vender es el gallo de su hijo muerto. Este lo quería para que participara en las próximas peleas de gallos que se celebrasen. La mujer insiste en venderlo, ya que el alimento del gallo es alimento que ellos tienen que quitarse, y el coronel lo intenta vender a don Sabas, pero finalmente, y tras la primera pelea que realiza el gallo, decide quedarselo de nuevo y no venderlo a don Sabas. El Coronel confía en que la pensión llegará algún día, mientras que su mujer se pregunta con que vivirán si eso no ocurre.

PERSONAJES

EL CORONEL

El protagonista del libro, en torno al que gira toda la historia. Es un hombre mayor, casi anciano, que antiguamente fue coronel. Por su carácter es paciente, en ocasiones, incluso ingenuo. Es optimista y positivo al enfrentarse con los diversos problemas que le afectan. No posee un carácter fuerte, no protesta, ni levanta la voz a nadie, ni siquiera cuando dicute con su mujer. No pierde la esperanza en todo el transcurso del libro por nada, a pesar de que posiblemente nunca ocurra lo que espera.

Citas:

1)El coronel: -La vida es la cosa mejor que se ha inventado.

2)El coronel: -Ya falta poco para que venga la pensión.

La mujer del coronel: -Estás diciendo lo mismo desde hace quince años.

El coronel: -Por eso. Ya no puede demorar mucho más.

3)La mujer del coronel: -Lo que pasa es que a ti te falta carácter. Te presentas como si fueras a pedir una limosna cuando deberías llegar con la cabeza levantada.

4)El médico: -El único animal que se alimenta de carne humana es don Sabas. Estoy seguro de que revendera el gallo por los novecientos pesos.

El coronel: -¿Usted cree?

El médico: -Estoy seguro. Es un negocio tan redondo como su famoso pacto patriótico con el alcalde.

El coronel se resistió a creerlo.

El coronel: -Mi compadre hizo ese pacto para salvar el pellejo.

El médico: -No sea ingenuo. A don Sabas le interesa la plata mucho más que su propio pellejo.