El contrato social; Jean Jacques Rousseau

Racionalismo Ilustrado. Ilustración e Individualismo. Pensamiento filosófico roussoniano. Voluntad general. Sociedad y formas de gobierno. Democracia. Aristocracia. Monarquia. Argumento

  • Enviado por: Gemita
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

El Contrato Social

En la ciudad independiente de Ginebra, hijo de un artesano relojero y de una dama perteneciente a la elite local, nació el 28 de junio de 1712 Jean-Jacques Rousseau, actualmente mejor conocido como Juan Jacobo Rousseau; en esos días la cuidad de Ginebra estaba amurallada sobre una colina, dominada por el espíritu republicano y la fe puritana. La familia de Rousseau en un primer momento pertenecía a la cima de la sociedad, a la muerte temprana de su madre ello cambio drásticamente, llegando este estatus hasta las esferas mas bajas de la sociedad ginebrina, su padre tuvo que abandonar la ciudad de Ginebra, por una asunto de un duelo frustrado por que el oponente no le tuvo como digno por pertenecer éste a una clase inferior, es cuando Rousseau queda al cuidado y educación su tío el coronel Bernard, quien lo envía con su primo Abraham a un internado Calvinista, al término de estos estudios, Rousseau se convierte en aprendiz de grabador en uno de los barrios proletarios de la ciudad, mientras que su primo emprendía la carrera de oficial de ejercito, encontrándose Rousseau nuevamente enfrentado a las desigualdades de la sociedad. En Turín Rousseau cambia su fe protestante a la católica, para poder trabajar como asistente y secretario del sacerdote de Gouvon, es con él que empieza apreciar la literatura. A los 27 años de edad Rousseau, decide partir a Lión donde conoce a algunas mentes importantes de la era de las Luces, conoce al sacerdote de Condillac (Etienne Bonnot de C.), filósofo seguidor de Locke, con el sacerdote de Mably (Gabriel Bonnot de M.) uno de los precursores del socialismo. Al visitar parís hizo amistad con el futuro enciclopedista y filósofo, Dennis Diderot (1713-1784). Es secretario del embajador francés en Venecia, pero luego de más de un año de servicio es echado a la calle en forma indigna, de tal hecho saca dos lecciones de provecho. En primer lugar, su conocimiento de la república veneciana le daría una noción embrionaria, desarrollada luego en El Contrato Social. En segundo lugar, la familiarización con la ópera italiana determinará su suerte en los años subsecuentes en sus postulados por renovar la lírica en Francia.

Esta coyuntura lo llevaría a plasmar la profundidad de sus argumentos en su obra cumbre “Del contrato social o Principios del derecho político”, siendo su nombre original “Du contrat social ou Prinicipes du droit politique”, publicado en 1762; aunque el sentido de la palabra “Contrato” no era nuevo; pues Hoobes, Locke y Maquiavelo, ya habían escrito del paso de Estado Natural al Estado social.

Locke decía que la sociedad no era un pacto bilateral; Hoobes, por su parte, escribió que no era un contrato de fuerza... Rousseau le da un nuevo sentido y dice que es un acto comunitario entre los individuos de una comunidad y este contrato se expresa con la voluntad genera.

Esta obra es fundamental para conocer el pensamiento de la Ilustración en el aspecto político, en paralelo con el pensamiento de Montesquieu en “El espíritu de las leyes”.

Rousseau pensaba que la obligación social no puede estar fundada legítimamente en la fuerza, si no en una convención establecida entre todos los miembros del cuerpo que trata de construir una sociedad. Exponiendo su forma de entender el necesario proceso creador de la convivencia social, basada en los principios de la democracia. Ésta queda establecida por medio de un convenio originario (contrato social), alejado tanto de la fuerza como de la autoridad divina, que dará lugar a la unión del pueblo en torno a un verdadero cuerpo político: El Estado. Dicho pacto ha de ser adoptado libremente por todos y cada uno de los miembros de dicho cuerpo, de forma que cada individuo renuncie a su propia independencia inicial, con lo que vence la inherente desigualdad natural para obtener así la autentica igualdad ética y jurídica.

Otra gran intervención de Rousseau en el contrato es la distribución entre soberano y gobierno. Si el soberano es el pueblo en corporación que sabe las leyes, el gobierno es sólo el grupo de hombres particulares que las ejecutan, y representa la fuerza al servicio de la voluntad.

Rousseau explica 3 formas de gobierno:

  • Sí el depósito del poder es confiado a todo el pueblo en su mayor parte, el gobierno se llama democracia. El pueblo que sabe las leyes es el que las ejecuta, o sea, que el poder ejecutivo esta unido al legislativo. Rousseau lo considera un mal gobierno “por que las cosas que deben ser distintas no lo son”.

  • Sí es confiado a un pequeño número de personas, es una aristocracia. Éste tipo de gobierno puede ser natural, electiva o hereditaria. Para Rousseau el mejor es la aristocracia electiva, pero exige moderación en los ricos y el consentimiento de los pobres.

  • Sí es confiado a un magistrado único, es una monarquía o gobierno real. La monarquía es el gobierno con mas vigor, pues en ella “todo camina hacia un mismo fin” y no hay movimientos opuestos, pero al mismo tiempo en este gobierno es en el que la voluntad particular tiene más peso y domina más fácilmente a los demás.

  • Finalmente Rousseau habla acerca de la religión. Distingue una religión del hombre, que no adhiere al estado a los ciudadanos, sino que los separa de él, como de todas las cosas funestas; una religión del ciudadano, en la que el país tiene su culto, sus dogmas y le adhiere fuerza suplementaria al estado, aunque pervierte la verdadera noción de Dios y lleva a la matanza de los que admiten a sus dioses; y una tercera clase “más extraña”. Propone su religión civil, religiones del ciudadano moderno, con las ventajas de la religión del ciudadano antiguo y sin las desventajas de la intolerancia y el contenido dogmático.

    El contrato social consta de 4 libros divididos en capítulos de la siguiente manera:

    Libro primero

    "Quiero averiguar si puede haber en el orden civil alguna regla de administración legitima y segura tomando a los hombres tal como son y las leyes tales como pueden ser. Procuraré unir siempre, en esta indagación, lo que la ley permite con lo que el interés prescribe, a fin de que la justicia y la utilidad no se encuentren separadas."

    Capitulo II. De las primeras sociedades

    Se conceptúa que la sociedad esta conformada por la familia como inicio de toda sociedad, por consiguiente es alegoría de esta misma, infiriendo desde este punto que el modelo de familia, padre e hijos, esto es jefe y pueblo.

    La libertad es atacada de forma necesaria para la existencia de la sociedad organizada, este ataque es aceptado por el pueblo como mal necesario para existir, en forma organizada. Todo ser humano nace libre, solo que unos nacen para gobernar y otros para ser gobernados, y que los libres pierden su libertad en aras de su utilidad.

    Capitulo III. Del derecho de mas fuerte

    "... la fuerza no hace el derecho, y que no está obligado a obedecer sino a los poderes legítimos."

    Capitulo IV. De la esclavitud

    "Puesto que no hay hombre que tenga autoridad natural sobre su semejante, y puesto que la fuerza no produce derecho alguno, quedan solamente las convenciones como base de toda autoridad legítima entre los hombres."

    Capitulo V. Es forzoso volver a una primera convención

    "Antes de examinar el acto por el cual un pueblo elige rey, debería de examinarse por que un pueblo es pueblo; por que este acto, siendo necesariamente anterior al otro, es el verdadero fundamento de la sociedad."

    Capitulo VI. Del pacto social

    "Cada uno de nosotros pone en común su persona a todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, y recibimos a cada miembro como parte indivisible del todo."

    Capitulo VII. Del soberano

    "... el soberano... no respondería nada de los compromisos de éstos (los súbditos), si no tuviera los medios de asegurarse su fidelidad." "...tal es la condición que, dando cada ciudadano a la patria (la fuerza), le garantiza de toda dependencia personal; esta condición es la que forma el artificio y juego de la máquina política, y es la única por la cual son legítimos los compromisos civiles, que sin ella resultarían absurdos, tiránicos y sujetos a los más enormes abusos."

    Capitulo VIII. Del estado civil

    "Lo que pierde el hombre por el contrato social es su libertad natural y un derecho ilimitado a todo lo que intenta y puede alcanzar; lo que gana en él mismo es la libertad civil y la propiedad a todo lo que posee" "... podríamos añadir la adquisición del Estado civil y la libertad moral, que sólo hace al hombre verdaderamente dueño de sí; porque la impulsión del solo apetito es esclavitud, y la obediencia a la ley que se ha prescrito uno así mismo es libertad".

    Capitulo IX. Del dominio real

    "El derecho de primer ocupante, aunque más real que el del más fuerte, no llega a ser un verdadero derecho sino después de establecer la propiedad. Todo hombre tiene naturalmente derecho a lo que le es necesario; pero el acto positivo que le hace propietario de algún bien le excluye de todo lo que queda." "He aquí por qué el derecho del primer ocupante, que tan débil es en el Estado de la naturaleza, llega a ser respetable a todo hombre civil. Se respeta en este derecho menos lo que es de otro que lo que es de uno."

    Libro segundo (el estado y sus componentes)

    Capitulo I. La soberanía es inalienable

    "... la voluntad general puede por si sola dirigir las fuerzas del estado, según los fines de su institución, que son el bien común..."

    Capitulo II. La soberanía es indivisible

    "... la soberanía... es indivisible, por que la voluntad es o no genera; o es la del pueblo, o solamente la de una parte de éste,... es un acto de soberanía y hace ley... no es sino una voluntad particular,..."

    Capitulo III. Si puede errar la voluntad general

    "... la voluntad general es siempre recta y tiende siempre a la utilidad pública... Siempre quiere uno su bien, pero no se lo ve siempre bien; nunca se corrompe al pueblo, pero se le engaña a menudo, y entonces es cuando parece querer lo que es malo."

    Capitulo IV. De los límites del poder soberano

    "...el poder soberano, por muy absoluto, sagrado e inviolable que sea, no traspasa ni puede traspasar los límites de los contratos generales; y que todo hombre, en virtud de estos contratos, puede disponer plenamente de lo que haya sido dejado de sus bienes y de su libertad,..."

    Capitulo V. Del derecho de la vida y muerte.

    "Se pregunta cómo los particulares, no teniendo derecho para disponer de su propia vida, pueden trasmitir al soberano ese mismo derecho de que carecen."

    Capitulo VI. De la ley

    "Es, pues necesario que haya contratos y leyes para unir los derechos a los deberes y conducir la justicia a su objeto." "Las leyes no son realmente sino las condiciones de la asociación civil. El pueblo sumiso a las leyes debe ser el autor de las mismas..."

    Capitulo VII. Del legislador

    "El legislador es, desde todos los puntos de vista, un hombre extraordinario dentro del Estado. Si debe serlo por su inteligencia, no lo es menos por su cargo." "...el que manda a los hombres no debe mandar alas leyes, el que manda a éstas o debe mandar a los hombres; de otro modo sus leyes, ministros de sus pasiones, no harían a menudo sino perpetuar sus injusticias: el legislador no podría evitar nunca que intereses particulares alterasen la santidad de su obra."

    Capitulo VIII - IX - X. Del pueblo

    "Los hombres son los que forman el Estado, pero la tierra es la que nutre a los hombres..." "De dos maneras puede medirse un cuerpo político: por la extensión del territorio y por el número de habitantes..."

    "Unas mismas leyes no pueden convenir a tantas provincias diversas, que tienen costumbres diferentes, que viven en climas opuestos, y que no pueden estar sometidas a la misma forma de gobierno"

    Capitulo XI. De los diversos sistemas de legislación

    "...todos los sistemas de legislación... se reduce a dos objetos principales: Libertad e igualdad.."

    Capitulo XII. División de las leyes

    "Para ordenar él todo o dar la mejor forma posible a la cosa pública hay que considerar relaciones diversas."

    Todo cuerpo se relaciona entre sí. El soberano al Estado, se vincula entre sí por leyes, estas relaciones entre el hombre y la ley son:

  • Leyes políticas o leyes fundamentales, es el orden establecido, modos apropiados de orden público.

  • Leyes civiles, es la que ordena las relaciones entre los miembros entre sí o con el cuerpo social.

  • Leyes penales, es la que relaciona de la desobediencia a la pena.

  • Las costumbres, el autor lo estima más importante que las precedentes, por que esta no esta escrita sino en el corazón y conciencia de cada hombre; "ley que funda la verdadera constitución del Estado, que se robustece todos los días y que sustituye insensiblemente la fuerza de la autoridad con la del hábito."

  • Libro tercero (Del aparato estatal, formas y anormalidades)

    Capitulo I. Del gobierno en general

    "Un cuerpo intermedio establecido entre los súbditos y el soberano para su mutua correspondencia y encargado de la ejecución de las leyes y de la conservación de la libertad tanto civil como política." "El gobierno... Es una personalidad moral dotada de ciertas facultades, activa como el soberano y pasiva como el Estado,..."

    Capitulo II. Del principio que constituye las diversas formas de gobierno

    "En una legislación perfecta la voluntad individual debe ser nula; la voluntad común, propia del gobierno, debe estar muy subordinada; y, por lo tanto, la voluntad general debe ser la dominante y constituir la regla única de las otras."

    Existen tres tipos de voluntades; a saber:

    • La propia voluntad, del individuo, que tiende mas a su provecho particular,

    • La voluntad común, a los magistrados que se refiere únicamente al provecho del príncipe,

    • La voluntad del pueblo o voluntad soberana, que es el general, tanto en relación con el Estado, considerado como un todo.

    Capitulo III. División de los gobiernos

    "En todo tiempo se ha discutido mucho sobre la mejor forma de gobierno sin considerar que cada una de ellas es la mejor en ciertos casos y la peor en otros."

    Capitulo IV. De la democracia

    "Un gobierno tan perfecto no es propio de hombres."

    Capitulo V. De la aristocracia

    "Las primeras sociedades se gobernaron aristocráticamente. Los jefes de familia deliberaban entre sí sobre los asuntos públicos. Los jóvenes cedían sin esfuerzo a la autoridad que da la experiencia."

    Capitulo VI. De la monarquía

    "... poder reunido en manos de una persona natural, de un hombre real, que tenga sólo el derecho de disponer de él según las leyes."

    Capitulo VII. De los gobiernos mixtos

    "...las formas mixtas desarrollan un término medio de fuerza."

    Capitulo VIII. Todas las formas de gobierno no son adecuadas a todos los pueblos

    "La libertad no es fruto de todos los climas, y por lo tanto no está al alcance de todos los pueblos."

    Capitulo IX. De las señales de un buen gobierno

    "En igualdad de circunstancias, todo gobierno bajo el cual sin apelar a medios extraños, ni a naturalizaciones, ni colonias, se pueblen y multipliquen los ciudadanos en mayor cantidad, es infaliblemente el mejor de todos."

    Capitulo X. Del abuso del gobierno y de su inclinación a degenerar

    "En el momento en que el gobierno usurpa la soberanía, el contrato social se rompe; y los simples ciudadanos que entran por derecho en su libertad natural tienen que obedecer no por obligación, sino por violencia."

    Capitulo XI. De la muerte del cuerpo político

    "...donde las leyes envejecen pueden asegurarse que no hay poder legislativo y que el Estado ha muerto."

    Capitulo XII - XIII - XIV. De la conservación de la autoridad soberana

    "Poblad uniformemente el territorio, estableced en todo él los mismos derechos; llevad a todas partes la abundancia y la vida; así es como el Estado será a un tiempo él más fuerte y el mejor gobernado. Acordaos de que los muros de las ciudades se forman solamente con los restos de las casas del campo." "Cuando veo levantar en al capital un palacio, me parece ver cómo se devasta todo un país"

    Capitulo XV. De los diputados o representantes

    "Toda ley que no haya sido ratificada por el pueblo en persona es nula, y no es ley"

    "...puede reunirse el poder exterior de un gran pueblo con la administración fácil y con el buen orden de un Estado pequeño."

    Capitulo XVI. La institución del gobierno no es un contrato

    "Hay sólo un contrato en el Estado y es el de la asociación; y éste excluye todos los demás."

    Capitulo XVII. De la institución del gobierno

    "¿Qué idea,... nos hará concebir el acto por el cual se instituye el gobierno?" "...este acto... es el establecimiento de la ley y la ejecución de la misma."

    Capitulo XVIII. De cómo se previenen las usurpaciones

    "Las asambleas periódicas... son eficaces para prevenir y retardar este contratiempo."

    .

    Libro cuarto (El pueblo y su fuerza de organización y su poder de decisión)

    Capitulo I. La voluntad general indestructible

    "Mientras que varios hombres reunidos se consideren como un solo cuerpo, no tienen sino una sola voluntad, que se refiere a la conservación común y el bienestar general. Entonces todos los resortes del Estado son sencillos y vigorosos; sus máximas son claras y luminosas; no existen intereses embrollados no contradictorios; el bien común se muestra evidente en todas partes..."

    Capitulo II. Del sufragio

    "El hombre, nacido libre, es dueño de sí mismo, y nadie puede, bajo ningún pretexto, someterlo sin su consentimiento."

    Capitulo III. De las elecciones

    "...por elección y por suerte."

    Capitulo IV. De los comicios romanos

    "...las tribus de la ciudad que estaban mas a la mano fueron a menudo más fuertes en los comicios, y vendieron el Estado a los que compraban los votos de la canalla que componían aquellas."

    Capitulo V. Del tribunado

    "Este... tribunado, es el conservador de las leyes y del poder legislativo. Sirve algunas veces para proteger al soberano contra el gobierno,... otras para sostener al gobierno contra el pueblo... también para mantener el equilibrio de una parte y de otro,..." "Es más sagrado y reverenciado, como defensor de las leyes, que el príncipe que las ejecuta y el soberano que las da."

    Capitulo VI. De la dictadura

    "En la crisis que hacen establecer la dictadura, el Estado es pronto salvado o destruido, y pasada la apremiante necesidad, la dictadura se hace tiránica o inútil."

    Capitulo VII. De la censura

    "Así como la declaración de la voluntad general se manifiesta por la ley, así la declaración del juicio público se manifiesta por la censura. La opinión pública es una especie de ley cuyo censor es el ministro."

    Capitulo VIII. De la religión civil.

    "Los hombres no tuvieron al principio otros reyes que los dioses, no otro gobierno que el teocrático."

    Se describe a un pueblo muy religioso, que tenían muchos dioses, resalta las circunstancias de la venida de Jesús, a establecer un reino espiritual sobre la tierra (no humano), la separación saludable del Estado a la religión. Pues este reino de Jesús era de otro mundo (el espiritual, claro.)

    Describe muy acertadamente los tipos de religión a saber:

  • La religión del hombre, esta no tiene templos, altares ni ritos, su culto es interior del Dios supremo, a los deberes eternos de la moral, es en resumen la religión pura del evangelio.

  • La religión del ciudadano, es asentada en determinado país, da a éste sus dioses, sus tutelares, tiene dogmas y sus cultos prescritos por leyes, los que lo hacen fuera son infieles.

  • La religión extravagante, que da a los hombres dos legislaciones, dos jefes, dos patrias, y que los somete a deberes contradictorios, resulta de esto una especie de derecho mixto e insociable, que no tiene nombre.

  • Considera políticamente estas tres clases de religión. Y concluye el tema aún más excelente:

    " ...no hay ni puede haber religión exclusivas, se deben tolerar todas las tolerantes, con tal de que sus dogmas no se opongan a los deberes del ciudadano."

    Capitulo IX. Conclusión del autor

    "Después de haber sentado los verdaderos principios del derecho político y procurando fundar el Estado sobre su base, sería preciso fundarlo atendiendo a sus relaciones externas.."