El Conde Lucanor; Don Juan Manuel

Literatura Medieval Española. Narrativa en prosa. Cuentos. Resumen. Personajes

  • Enviado por: Juan Lorente
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas
publicidad
publicidad

Biografía de Don Juan Manuel

D

on Juan Manuel, nacido en Escalona, en 1282, fue sobrino del rey Alfonso X el Sabio. El haber nacido en una casa de nobles desde pequeño le llevaron a desempeñar importantes cargos políticos. Intervino en luchas nobiliarias, según le convenía. Se convirtió en uno de los nobles más poderosos e influyentes de su tiempo. Más tarde, siendo ya mayor se retiró al Monasterio de frailes predicadores de Peñafiel, que él mismo fundó, para entregarse a su obra. Murió en el año 1348.

Don Juan Manuel representa el punto culminante de la prosa castellana en el siglo XIV, pero también fue poeta, aunque su “Libro de los Cantares” o de “Las Cantigas” no ha llegado hasta nosotros. Junto a éste pertenecen al grupo de las consideradas como sus obras menores : “El Libro de la Caza” ; “La Crónica Abreviada”, que es un resumen de “La Primera Crónica General” ; “El Libro de los Castigos” o llamado también “Libro Infinido”, obra de tradición didáctica ; “El Libro de las Armas”, de carácter autobiográfico, escrito para glorificación de sí mismo y de su familia mediante la explicación de sus armas y atributos heráldicos y un Tratado religioso en defensa de la Asunción en cuerpo y alma de la Virgen al Paraíso. Sus obras capitales quedan reducidas a tres : “El Libro del Caballero et del Escudero”, “El Libro de los Estados” y “El Conde Lucanor”.

Don Juan Manuel fue el primer escritor castellano preocupado por la posteridad, conservación y transmisión de sus obras. A menudo se atormentaba por las críticas que tuviesen los demás sobre su prosa, el contenido de sus obras o incluso su condición de escritor. Por esta razón en su obra frecuentan alusiones echas a su propio estilo y su deseo de razonarlo y justificarlo. Era perfeccionista hasta en lo material ; en el tipo de pergamino usado para escribir sus obras, en la letra que utilizaba, etc. El destino, sin embargo, jugó una mala pasada al escritor perfeccionista. Sus manuscritos, tan cuidadosamente guardados, que había depositado en Peñafiel, fueron destruidos por un incendio. Se han conservado medianas copias de otras procedencias, pero algunas de sus obras se han perdido totalmente.

Tenia un afán por tener un estilo propio, por eso el también fue el primero de nuestros literarios afanado en la búsqueda de un arte literario personal. Don Juan Manuel siguió los pasos de su tío Alfonso X el Sabio tratando de diferenciar bien las palabras latinas de las puramente castellanas.

La claridad de estilo fue el objetivo fundamental para él. La claridad y la muerte de las palabras, de las que no quiso usar sino las necesitaba. Este aspecto, junto con la sencillez insistentemente buscadas, no le impidieron a Don Juan Manuel la selección y el cuidado literario de su prosa.

En conjunto, su prosa aunque todavía influenciada en la de su tío, de la que conservó mucha reminiscencia como giros sintácticos de sabor oriental, repetición de la copulativa “et”, ambigüedad en el empleo del pronombre “él” y reiterada utilización del verbo “decir”, representaron un notable avance sobre la de Alfonso el Sabio y destacó una poderosa originalidad personal. La variedad de asuntos que trató le obligaron a usar un abundantísimo vocabulario y a formar frases, para cuya formación carecía de modelos.

En la obra de Don Juan Manuel predomina, sobre cualquier otro aspecto, el elemento didáctico-moral, fundamentalmente inspirado en la religión cristiana y en los conceptos tradicionales de la Edad Media. Esta intención didáctica es tan manifiesta que en su libro de cuentos “El Conde Lucanor”, se ve precisado a justificarse del carácter aparentemente divertido de la obra. Don Juan Manuel deseaba que se entendiera la finalidad moralizadora de su libro y no se confundiera con un puñado de relatos de mero entretenimiento.

Don Juan Manuel huyó siempre de autorizarse con libros ajenos o con ejemplos y enseñanzas de la Antigüedad, frente a lo que era práctica tan común en todo los florilegios morales y obras didácticas de la época, prefiere, por el contrario, ofrecerse a sí mismo como modelo, como autoridad y como fuente, y mostrar su obra como un producto original, fruto de su experiencia y no de sus lecturas.

Don Juan Manuel recomienda frecuentemente sus propios libros e ilustra sus doctrinas con ejemplos de su propia experiencia ; hasta en los temas mas abstractos e intemporales busca el modo de relacionarles consigo mismo o al menos con gentes de su familia o trato. Con ello, el autor se introduce constantemente en el plano de la ficción, fundiendo su personal con el valor de su original creación artística, que se realzan así mutuamente. También muestra una particular actitud de espíritu, en el cultivo de formas personales, la constante presencia del yo en la obra, la repetida apelación a su propia experiencia ; rasgos todos desconocidos hasta entonces en la literatura europea.

Para Don Juan Manuel la política y la religión constituían las dos preocupaciones básicas, pues afectaban directamente a su vida en lo temporal y en lo eterno ; en cambio, las historias sobre los “engaños” de las mujeres no debieron de parecerle lo bastante importantes para merecer su atención.

Como ya se ha dicho antes, sus obras principales son “El Libro del Caballero et del Escudero”, que trata de diversos problemas del arte de la caballería en forma de consejos que da un caballero anciano a un escudero joven de humilde condición pero de nobles cualidades.

El libro,” presidido por el ideal caballeresco y el sentimiento religioso”, es una especie de enciclopedia de los conocimientos de su tiempo sobre filosofía, teología y ciencias naturales, y viene a ser a la vez una pintura interesante de las costumbres de aquella sociedad.

“El Libro de los Estados”, donde ya se equilibran bastante más los elementos novelescos y los didáctico. En él se cuenta la educación de Johás , hijo del rey pagano Moraván, por el maestro Turín, que debe ocultarle a su alumno las cosas desagradable de la existencia, sobre todo la muerte. En este libro don Juan Manuel desarrolla las ideas fundamentales sobre la estructura de la sociedad de su tiempo, tomando el esquema común a todas las naciones de Occidente, pero añadiendo las peculiaridades existentes en la España cristiana.

Y por último, la obra más importante y popular de Don Juan Manuel, “El Conde Lucanor” o “Libro de Patronio” ya que no solo pertenece al ámbito de los lectores especializados. Éste es una colección de LI apólogos en que se dan consejos para muy diversos problemas. Cada cuento consiste en un problema que plante el Conde Lucano a su sirviente o consejero Patronio. Éste le contesta con un apólogo o ejemplo, al cabo del cual añade una moraleja, en forma de dístico, que lo resume. Don Juan Manuel convierte en suyo propio cada asunto que toma por el acento inconfundible de su estilo y de su encanto personalísimo en el que debe destacarse su intencionada y fina ironía.

Resumen de los Capítulos

A

I Un privado de confianza

l conde Lucanor, un amigo, le ofrece darle y venderle unas tierras, pero el no sabe lo que hacer y el pide consejo a Patronio, el cual le hace entender que solo es una prueba que le está haciendo para saber si puede confiar en el. Patronio le cuenta al conde el cuento del rey que tenía amistad con un ministro suyo, cosa que envidiaban los demás ministros y que para poner fin decidieron tender una trampa en la que le dijeron al rey que el ministro procuraba su muerte, y aunque el rey no había hecho caso de los engaños anteriores, se preocupó y decidió desenmascarar al ministro.

A los pocos días comenzó a decirle al ministro que quería dejar todo su reinado, así como su familia y que heredaría al ministro, cosa que a espaldas del rey el ministro aplaudió, aunque al llegar a su casa, en la que tenía a un huésped, le pidió consejo, y este le dijo que no se hiciera ilusión, que la realidad seguramente sería diferente, y le dijo que simulara que quería seguir siendo súbdito de su rey.

Y así hizo, se puso una ropa muy vieja y se fue de madrugada a ver al rey.

Cuando llegó a palacio, le dijo al rey que seguiría con él fuese donde fuese y que llevaba dinero para que no les faltara de nada. Entonces el rey no volvió a desconfiar de su ministro.

Patronio le da un consejo y el conde le hace caso y las cosas le fueron bien.

Moralejas: No os engañéis, pues nadie busca su perjuicio

por procurarle a otro un beneficio.

Y estos otros que dicen: Con la ayuda de Dios y los buenos consejos

se aparta uno del mal y cumple sus deseos.

Tema: La desconfianza entre amigos.

II Dos en un burro

E

l conde tiene un problema que es el que hacer cuando hagas lo que hagas te lo van a reprochar. Patronio le explica a su amo un cuento para resolver la duda de éste.

Esta vez era la de un labrador que iba con su hijo en burro al mercado cada vez que tomaba una decisión y cada persona que les veía criticaban la forma de cómo tenían que andar si el burro va descargado malo, si va cargado también, si va el padre solo, si va el hijo solo, el hijo siempre le decía que si a todo y no tomaba una decisión al final el padre le dijo que era una mentira para que el tomara una decisión y le dice k la vida es así y no se puede hacer una cosa a gusto de todos sino que uno hiciese lo que le haga sentir mejor. Patronio le dice al conde que haga lo que haga le van a reprochar y que haga lo más conveniente para el. Le hizo caso y le fue bien.

Moraleja: Si no dañáis a nadie, haced lo que os convenga,

y que la gente vaya diciendo lo que quiera.

Tema: La influencia de los demás.

V El canto del cuervo

L

ucanor tiene un problema con un amigo que no para de halagarle y después le pide que haga un trato con él que parecía que le convenía. Le pide consejo a Patronio y él le cuenta una historia de una zorra que vio que un cuervo tenía un trozo de queso en el pico, y se le ocurrió la siguiente manera de quitárselo.

Comenzó a camelarlo diciéndole que tenía unas plumas muy bonitas, un pico brillante, unas patas fuertes, y que seguro su canto sería precioso, entonces el cuervo comenzó a canta y se le cayó el queso del pico, la zorra lo cogió y huyó.

Lucanor le hizo caso al consejo de Patronio y todo le fue bien.

Moraleja: Cuando te hacen elogios que no mereces

es que quieren quitarte algo que tienes

Tema: La picardía y la inocencia

U

VI La golondrina y el lino

n día al conde le dicen que unos vecinos mas poderosos que él son malvados pero él no lo cree y pide opinión a Patronio. Este le contó la historia de unas golondrinas.

Patronio le contó a su amo la aventura que tuvo una golondrina, que al ver que el hombre cultivaba lino, y que ése era la muerte de los pájaros, los advirtió para que entre todos desenterraran las semillas y no creciese, y los pájaros no le hicieron caso. Entonces las golondrinas se arrepintieron por no hacerle caso a su amiga cuando vieron que el lino ya había crecido y no podían hacer nada. Ellas se hicieron amigas del hombre y él le protegió.

Moraleja: Aleja el mal cuando estés a tiempo,

pues si te retrasas y ano habrá remedio

Tema: Es mejor prevenir que curar.

O

VII Doña Truhana sueña despierta

tra vez tiene un problema Lucanor, le habla a Patronio sobre un asunto que si sale bien le hará muy buenos beneficios y éste le dice que no tenga muchas esperanzas. Para ello le cuenta la historia de “la lechera” patronio le explicó a su señor el drama de una pobre señora que tenía un jarro de miel en la cabeza y que iba hacia el mercado, y mientras andaba comenzó a pensar en que se gastaría el dinero en huevos, y con éstos se compraría un conejo, y con éste una gallina, y con ésta un cerdo, y una vaca; y que conseguiría la riqueza, pero se despisto y se le cayó el jarro y se esfumaron todas sus ilusiones. Patronio le da un consejo que cuando quiere obtener beneficios que sea una cosa segura y no ilusiones. Le hizo caso y le fue bien.

Moraleja: Conságrate a las cosas razonables

y rechaza los sueños deleznables.

Tema: Ilusiones rotas.

L

IX El pacto de los caballos

ucanor vuelve a tener un problema ahora con un enemigo, sabe que tiene que estar unido a su enemigo para ser indestructible, entonces le pide consejo a Patronio. Sobre esto, Patronio le este relato, trata de dos caballeros no muy ricos que tenían que compartir la cuadra sus caballos. A éstos nunca les gustó la idea y siempre se peleaban. Para poner solución a la enemistad entre los caballos, los vendieron para que los echaran a un león. Los caballos empezaron a pelearse, hasta que vieron entrar al león, lo cual les hizo unir las fuerzas y nacer una amistad, y al final pudieron derrotar al león. Lucanor comprende lo que le quiere decir y lo hace y las cosas le fueron estupendamente.

Moraleja: Proteged vuestras tierras de quien quiera ocuparlas

buscando la mejor manera de guardarlas.

Tema: La unión hace la fuerza

V

X Restos de altramuces

uelve a tener un problema Lucanor se queja a Patronio de que Dios no le ayuda a dejar de ser pobre, y este le da consejo narrándole la historia de dos hombres muy ricos, que tanto derrochaban que uno de los dos se quedó pobre del todo y solo halló para comer una planta de altramuces, que se tenía que comer pues era lo único que tenía, los comía y tiraba las cáscaras; y se dio cuenta que el otro rico había llegado a tal pobreza que solo tenía para comer las cáscaras de los altramuces que el otro señor tiraba y tanto cambió su fortuna que volvieron a ser ricos de nuevo. Patronio le aconsejó y al conde le fue bien.

Moraleja: Por ser pobre no os desaniméis,

que a otros más pobres que vos veréis.

Tema: El afán de superación

L

XI El deán de santiago y el maestro de Toledo

ucanor pide consejo a Patronio sobre si debe ayudar a un amigo que le pidió éste favor a cambio de ayudarle en todo pero se excusa y no lo cumple. Patronio le ayuda con el relato en el que aparece un deán de Santiago en casa del mago de Toledo pidiéndole que le enseñase la doctrina de la nigromancia, ya que este mago era el que dominaba perfectamente esa doctrina. El deán le dijo al mago que le cumpliría cualquier deseo que quisiera y estuvieron hablando sobre el trato hasta la cena, que serían dos perdices, pero que no se mandarían asar hasta que el mago no quisiese.

Al final, el mago aceptó enseñar al deán, pero vino una carta en la que se decía al deán que su tío el arzobispo, estaba enfermo, y más tarde, que se había muerto, heredando el cargo de éste.

Entonces el ya arzobispo le dijo al mago que se viniera con él a continuar su enseñanza, y aunque el mago no estaba por la labor, el arzobispo le dijo que le daría todo lo que quisiese.

Y tan mala suerte tuvo el mago, que el arzobispo fue ascendiendo hasta llegar a papa, y el mago mas y más le pedía su regalo, y el papa, le insinuó que podía hacerlo matar, con lo que el mago le reprochó que no tocaría ni un muslo de las perdices a las que le iba a invitar. Oyendo eso, el papa de Tolosa se vio otra vez como deán y vio arrepentido y sin poder hacer nada a cambio, como había sido tan malo. Después de escuchar esta historia el conde le hizo caso y todo le fue como la seda.

Moraleja: Quien no te da las gracias por tu ayuda

pero te pagara cuando más suba.

Tema: Cuanto mas poder se tiene menos solidaridad.

C

XVIII La pierna rota de don Pedro Meléndez

on su vecino Lucanor ha hecho una apuesta, el que antes llegue a una villa se la queda, pero se ha puesto enfermo y no sabe que hacer. Patronio le contó la historia de un señor llamado Pedro Meléndez de Valdés que todo que sucedía se lo atribuía a Dios, y como era una persona envidiada, sus enemigos le contaron al rey de León, que este no hablaba bien de él, y el rey mandó que fuera para matarlo.

Pedro fue con tan buena suerte que se cayó y se rompió una pierna, a lo que la gente le decía que ahora viese lo que “dios quiso hacer”.

Al no poder cabalgar, no pudo ver al rey en mucho tiempo, en el que el rey supo que las bulas eran falsas, con lo que pidió perdón el rey y mandó matar ante Pedro a los embusteros.

El conde le hizo caso a su consejero y las cosas le fueron bien.

Moraleja: De lo que Dios dispone, nunca te quejes,

pues será por tu bien, cuando Él lo quiere.

Tema: Dios no hace nada en vano.

U

XIX La guerra de los pájaros

n pariente del enemigo de Lucanor le pide ayuda para vengarse de él porque le había hecho mucho daño y el conde tenia pensado ayudarle para descubrir los secretos de su enemigo éste le pide consejo a Patronio, que le explica la fábula siguiente. Narra la enemistad entre los cuervos y los búhos, en la que los búhos usaban para vivir de noche la casa de los cuervos, a costa de matarlos.

Pero el cuervo más sabio ideó un plan que consistía en que le quitasen las plumas sus cónyuges y fuera a los búhos diciendo que le habían hecho eso por decir que no peleasen contra los búhos y les dijo que como venganza les enseñaría los secretos de los búhos y éstos, excepto el sabio que se fue y no picó, le obedecieron, y al tomarlo como amigo le contaban a él también sus secretos, y cuando el cuervo le crecieron las plumas voló hacia sus amigos y les contó los secretos de los búhos, entonces éstos atacaron y vencieron.

Lucanor entendió la historia y le hizo caso a Patronio y todo le fue bien.

Moraleja: Al que tu enemigo solía ser,

en lo que te diga no le has de creer.

Tema: No confíes en tu enemigo.

A

XX El oro del pícaro

Lucanor le han propuesto invertir dinero para que se multiplique en diez y Patronio le cuenta la historia de un pícaro conoció a un rey que quería hacer oro y tomó cien doblas, las redujo a polvo, lo mezcló con otras cosa y hizo cien bolitas que enseñó al rey y le dijo que para hacer oro hacía falta unos ingredientes y que no faltase ninguno. Entre esos ingredientes había un tal tabardíe que en el pueblo del rey no había y mandó al pícaro que fuese con mucho dinero a por tabardíe a comprarlo.

Al poco tiempo vino una arca con una nota en la que el pícaro se reía del rey, y al mismo tiempo, unos habitantes de la ciudad del rey lo clasificaron en el grupo de los tontos.

Moraleja: No pongas en peligro tu riqueza

confiando en quien vive en la pobreza.

Tema: Los timos.

XXI El filósofo que entendía a las aves

L

ucanor pide consejo a Patronio sobre la educación del hijo de su pariente fallecido al que ama como un hijo, y este le relata la historia de un rey que dio a educar a su hijo a un filósofo para que le llevase por buen camino pero al llevar a la adolescencia empezó a desviarse del camino. Para corregirle el filosofo ideó una estratagema que consistía en hacerle ver que incluso los animales sabían que comportándose así, ya que hizo interpretar el lenguaje de éstos, y que decían que como el mancebo no cuidaba las tierras, tenían mucha riqueza en comida no haría bien por su reino. El mancebo comprendió lo que el filosofo le quería decir y obró como debería haberlo hecho desde un principio. Lucanor entendió la historia y obro bien.

Moraleja: Para que el mozo acepte tus consejos,

procura que resulten placenteros.

Tema: La educación.

E

XXIV El mejor sucesor

l conde Lucanor tiene muchos mozos en su casa y quiere saber cual de ellos es el mejor. Patronio le cuenta una historia en la que un rey moro tenía tres hijos y debía elegir que hijo sería el próximo rey, para ello ideo un plan, llamaría a cada uno de sus hijos para que fuera a montar a caballo con él. Los dos primeros hijos se portaron de igual manera, tenían que hacer varios viajes para conseguir cada una de las cosas que le iba pidiendo su padre, luego les mando que observasen la ciudad y salieron con todo lujo de acompañantes para que se notase que estaban allí. El tercer hijo llegó muy temprano, como le dijo su padre, pidió todo lo necesario para vestir el mismo a su padre y poder montar a caballo. Al mandarle a ver la ciudad, tras observar su ejercito comento con su padre que deberían ser los dueños del mundo. Al padre le gusto la aptitud de su hijo pequeño y le nombro sucesor. El conde hizo lo mismo que en el cuento y todo le fue bien.

Moraleja: Por el modo de obrar se reconoce

al mozo que mañana será buen hombre.

Tema: La herencia.

U

XXV El hombre de veras

n vasallo de Lucanor le pide la mano de su hija y Patronio le cuenta la historia del conde de Provenza quería ganarse el cielo y para ello llevó un ejercito a Tierra Santa, y como Dios pone a prueba a sus sirvientes, el conde cayó prisionero de Saladín. Pero aunque era prisionero, no era un prisionero normal, era el consejero personal de Saladín. Un día llegó carta de que su hija tenía muchos pretendientes para casarse y el conde debía elegir.

El conde pidió, por consejo de Saladín que se casase con el que fuese más hombre, con el que más cosas buenas haga y menos manchas tenga, aunque no fuera de familia rica. Al recibir la noticia escogieron un hombre, el mejor de toda las tierras que dominaba el conde. En la noche de bodas aquel hombre quiso demostrar lo hombre que era y se embarcó juntos con hombres y galeras a las tierras de Saladín.

Allí llenó a Saladín de favores convirtiéndose en gran amigo. Un día salieron a cazar y el yerno del conde secuestro a Saladín para decirle quien realmente era y lo que quería, que no era otra cosa que liberaran al conde a lo que accedió Saladín de muy buena gana, ya que se había librado de la muerte gracias a un consejo suyo. El conde y su yerno volvieron a Provenza ricos y famosos por sus proezas. El conde siguió el consejo de Patronio y todo le fue bien.

Moraleja: El hombre bueno todo lo aprovecha,

el hombre malo todo lo estropea.

Tema: Saber elegir.

P

XXVI El árbol de la mentira

atronio responde a Lucanor sobre que es lo que puede hacer con unos hombres que siempre mienten y hacen con eso mucho daño. Patronio le cuenta a su amo lo que le sucedió al árbol de la mentira.

La mentira propuso a la verdad que plantasen un árbol. Cuando el árbol estaba plantado y empezó a brotar, la mentira le dijo a la verdad que se repartieran. Mentira le dijo a verdad que cogiera la parte de las raíces por que es la parte mejor del árbol y como verdad es tan inocente se lo creyó y eligió las raíces. El árbol empezó a crecer y a echar grandes ramas y hojas hermosas.

Cuando la gente vio que ese tenia buena sombra y bonitas hojas, todo comenzó a ir día sí y el otro también. La mentira halagaba a los que iban enseñaba el arte de mentir. Sabia la mentira enseñar también que la mayoría de los hombres lograba lo que se proponía. Gozando la mentira la popularidad, la triste verdad estaba abajo y nadie se preocupaba por ir a buscarla, por lo que la verdad empezó a roer las raíces hasta que rompió que hizo volcar el árbol y arrambló con toda la gente que estaba con la mentira.

Lucanor entendió la historia he hizo lo que debía y todo le fue bien.

Moraleja: Dejad la mentira y amad la verdad,

pues el embustero siempre acaba mal.

Tema: La mentira no va a ningún lado

L

XXIX Las dos vidas del zorro

ucanor pide consejo a Patronio sobre como ayudar a un amigo al que le hacen la vida imposible.

Patronio le cuenta la historia de un zorro fue a un gallinero por la noche y a comer gallinas, y cuando se fue se encontró con que era de día y ya había gente levantada. Entonces se tiro al suelo y se hizo el muerto. Al ver todo el mundo que estaba muerto llegó uno y dijo que los pelos de la frente sirve para que a los niños pequeños no le echen mal de ojo y otro paso y dijo lo mismo pero se lo quito del lomo. Y así hasta que llego uno y dijo que el corazón era bueno para el dolor de corazón, entonces como vio el zorro que le iban a sacar el corazón, y como no era como quitarle el pelo salió huyendo. Lucanor siguió el consejo y le fue bien.

Moraleja: Soporta el mal cuando debas

y evítalo cuando puedas.

Tema: El afrontar los problemas.

D

XXX La nieve de los almendros

e nuevo vuelve a tener un problema Lucanor que pide consejo a Patronio sobre como tratar a un hombre al que cuando niega algo se enfada y no recuerda todo lo que ha hecho por él.

Entonces le cuenta la historia de el rey Abenabet estaba casado con Rumaiquía y la amaba mas que nadie pero el problema es que era muy caprichosa. Estando una vez en Córdoba, empezó a caer nieve. Cuando Rumaiquía vio la nieve empezó a llorar. Entonces el rey le pregunto que por que lloraba y ella respondió por que como Córdoba es una tierra cálida, y que solo nieva de tarde en tarde, entonces el rey para agradarla mandó que plantaran almendros para que luego nevara con mas frecuencia.

Estando otra vez, en su habitación, que daba al río, vio a una mujer de pueblo haciendo adobes entonces se puso a llorar. El rey le pregunto que por que lloraba, y le contestó que lloraba por que no podía hacer lo que quisiera, como hacer lo que estaba haciendo esa mujer.

Entonces el rey lleno el estanque de Córdoba con agua de rosas, y con demás especies perfumadas para que pudiera hacer adobes. Otro día empezó a llorar y el rey le pregunto que por que lloraba, y le contesto que por que nunca hacia nada para tenerla contenta y el rey se quedo asombrado al decirle eso después de haber hecho lo que había hecho. Lucanor sigue el consejo y todo le fue bien.

Moraleja: No te perjudiques por favorecer

a quien tus favores no ha de agradecer.

Tema: El desagradecimiento.

U

XXXII El traje invisible

n hombre le ha contado un gran secreto a Lucanor que no puede revelar y le pregunta a Patronio si es cierto o es un engaño que su hacienda, y su vida estarán en peligro si lo hiciese.

Patronio le cuenta el gran engaño que sufrieron el rey y su pueblo con tres pícaros que hacían una tela con la cual solo podía ser vista por el que fuera hijo del padre que le atribuían, pero no podía verla quien no lo fuese. Entonces el rey se puso muy contento por que los moros solo pueden heredar si son hijos de sus padres, y si no se reflejasen la herencia seria para el rey.

Entonces el rey les proporciono las cosas para hacer la tela. Ellos se metieron en el taller y hacían como cosían, hasta que un día acabaron la tela y el rey mandó a un sirviente suyo, para ver si veía la tela, pero como el sirviente oyó el misterio de la tela dijo que la veía. Llegó otro y también dijo que la veía. Hasta que llegó el rey y al no ver la tela se asusto creyendo que sino veía la tela sabrían que no es el rey, por lo que dijo que también la veía y que era muy bonita.

Llegó un ministro y se acerco a ver la tela y al no ver nada, pensó que si decía que no la veía seria una deshonra, por lo que afirmo que también la veía y empezó a alabar a la tela mas aun que el rey. Llego el día de una fiesta y los pícaros hicieron un traje para el rey de esa tela, por lo que iba desnudo. Y al llegar a la fiesta todo el mundo se cayó para que no fuesen deshonrados al no ser hijos de su padre. Hasta que llegó un negro y dijo que estaba desnudo, y fue entonces cuando todo el mundo le echo valentía y le dijo al rey que iba desnudo. Entonces el rey cayó en la trampa que los pícaros le habían hecho y al ir a por ellos se escaparon robándole. Lucanor entiende lo que quiere decir Patronio y todo le fue bien.

Moraleja: Quien te hace recelar de un buen amigo

es que quiere engañarte como a un niño.

Tema: El miedo a la sinceridad ante el poder.

H

XXXIV El lazarillo ciego

ay un lugar que Lucanor odia y un gran amigo le pidió que fuese, que no le iba a pasar nada. Patronio ante este problema, le cuenta la historia de un hombre pobre, el cual perdió la vista y se juntó con otro quien le dijo que se fuera con él a otra ciudad que no estaba muy lejos de donde se encontraba, por que así podrían comer pidiendo limosna. Él le dijo que tenia miedo de ir, pero el otro le contesto que no tuviera miedo ya que él le acompañaba. Tantas veces se lo dijo que se lo creyó y cuando llegaron a un sitio muy difícil de pasar cayó el ciego que guiaba y murió él y el otro.

Lucanor entendió el cuento y todo le fue bien.

Moraleja: Por mucho que te insista un buen amigo,

no te metas jamás donde hay peligro.

Tema: Confianza.

A

XXXV Una esposa de armas tomar

un criado de Lucanor le proponen casar con la mas fuerte y brava mujer del mundo, pero le conviene económicamente y no sabe si mandarle casarse o no.

Patronio lo escucha y le aconseja con la historia de un chico que estaba con su padre con mucha pobreza sin poder echarse nada a la boca. Pero había una hija de un padre que era muy rico, pero esa chica era como el demonio encarnado por lo que nadie se quería casar con ella ya que tenia muy mal genio.

Entonces el chico le dijo a su padre que fuera habla con el padre de la chica para ver si podía casarse con ella. El padre se lo agradeció mucho y después de la boda se fueron a su casa, pero todo el mundo tenia miedo de que la chica maltratase al chico, por el mal genio que tiene. Al estar dentro se sentaron en una mesa y el chico miro alrededor y vio a un perro, al que le dijo que le diera agua a las manos. Entonces al no hacerle caso el chico saco la espada y mato al perro y lo descuartizó. Al poco vio a un gato e hizo lo mismo y también a un caballo. Entonces se lo dijo a la mujer que le hizo caso. A lo que el muchacho respondió que menos mal que le a hecho caso ya que sino la hubiera matado. Estando en la cama le dijo que al día siguiente quería un desayuno como él merecía y que no le despertase nadie. Al día siguiente llegaron los familiares y al no oír ruidos se temían lo peor. Y abrió la puerta la mujer y le dijo que no hicieran ruidos ya que podrían morir. Entonces la muchacha aprendió la lección y seria una buena chica.

Lucanor hace caso y obra bien.

Moraleja: Si desde el principio no muestra quién eres,

ya no podrás hacerlo cuando quisieres.

Tema: No mostrar como se es.

A

XXXVI El mercader engañado

Lucanor le han dicho algo malo sobre él y quiere venganza. Patronio le ve tan exaltado que le cuenta la historia de un mercader que fue una vez a un sabio a pedir un consejo.

En la ciudad había un sabio que no tenía forma de sustentarse por lo que se ganaba la vida dando consejos. El mercader fue a que le dijera un consejo, el sabio le dijo que a razón de lo que le pagara así seria el consejo. Primero le dio un maravedí pero el consejo fue una tontería y entonces le dio una dobla y el sabio le dijo que el consejo consistía en que cuando estuviera muy enfadado no hiciera nada hasta que no supiera bien la verdad.

Entonces se fue el mercader de viaje y dejo a su mujer embarazada, y estuvo mucho tiempo fuera. Tanto tiempo estuvo fuera, que el hijo ya era muy mayor. La madre que no tenía otro hijo, creía que su marido había muerto, por lo que le decía a su hijo que se acostaba con él. Cuando vino de su marido cargado de riquezas, fue a ver a su mujer (por que el no sabia que tenía un hijo), lo vio con otro y encima le decía marido se empezó a mosquear. Pero se acordó del consejo que le dio sabio y se serenó. Pero ya al ver que hasta se acostaba hasta con ella, su furia explotó, pero se acordó del consejo y escucho que llamaba a su hijo, hijo, y entonces le dijo que se había enterado de que había venido un barco y que luego se fuese a ver a su padre. Al oír esto el mercader y recordar que dejo preñada a su mujer comprendió lo que había pasado. Lucanor entendió la historia y obro bien.

Moraleja: Si obras con arrebato y vehemencia,

Raro será que no te arrepientas.

Tema: El saber cuando anticiparse.

S

XXXVIII El ahogado por codicia

i Lucanor va a un lugar, puede ganar mucho dinero, pero también corre peligro. Patronio contó la historia de lo que le sucedió a un hombre que estaba cargado de piedras preciosas y tenia que pasar un río, pero por su agonía no quiso soltar las riquezas y por lo menos pasar con vida el río; entonces se ahogó al hundirse por el peso. Lucanor hizo caso y obro bien.

Moraleja: A quien por codicia mucho se aventura

muy poco tiempo la suerte le dura.

Tema: La avaricia.

L

XLII La bequina diabólica

ucanor y unos amigos se preguntan de que manera se le podría hacer daño a alguien. Patronio le habla de un pueblo en el que había un matrimonio que se llevaban muy bien. Como esto al demonio no le gustaba empezó a meter cizaña pero no podía desavenirlos. Un día se encontró con una falsa devota y al verlo triste le preguntó que le pasaba. El demonio se lo contó con lo que la devota le ayudo ganándose la confianza de los dos. Entonces empezó a meter cizaña hasta tal punto que hizo que se mataran entre ellos, pero los familiares al enterarse de que había sido ella la condenaron a la muerte.

Moraleja: Para que no te engañen las gentes traicioneras

atiende a lo que hagan y no a lo que parezcan.

Tema: Si haces tratos con el diablo vas a salir perjudicado.

L

XLIII El Bien y el Mal, el cuerdo y el loco

ucanor tiene dos vecinos: uno al que ama pero a veces no es bueno con él; y otro al que no ama tanto y es de al misma forma con Lucanor. Patronio le contó la historia del bien y del mal que tenían una mujer se la repartieron de cintura para abajo, del mal, y de cintura para arriba del bien. Así quedó embarazada y no pudo amamantar el mal a su hijo hasta que reconociese que le había vencido el Bien.

Lo que le pasaba al cuerdo con el loco era totalmente diferente a lo anterior. El cuerdo tenia un negocio de baños y un día se fue el loco a bañarse y empezó a dar golpes a todo el mundo que estaba allí con lo que el cuerdo perdió dinero. Entonces el cuerdo pensó ir un día a bañarse y cuando apareciera le daría al loco, que lo hizo le pegó y entonces el loco salió corriendo y al toparse con un hombre le dijo que tuviera cuidado que hay dentro había un hombre que estaba loco. Lucanor entendió el consejo y obro bien.

Moraleja: El Bien con el bien derrote siempre al Mal.

Sufrir al hombre malo es una necedad.

Tema: Siempre gana el bien.

A

XLIV Los tres caballeros

Lucanor, la gente a la que crió le hizo mal y ahora desconfía de todos. Patronio le cuenta la historia de El conde don Rodrigo el Franco se casó con una mujer y esta levantó un falso testimonio. Entonces le dijo a Dios que hiciera un milagro, de este modo que, si era culpable, lo dejara patentado. Al poco su marido contrajo la lepra. Ella entonces le abandonó y después al poco se caso con el rey de Navarra. El conde vio que no se pudo curar, y dijo que se iría a pasar sus últimos días a Tierra Santa. Solo fueron con él tres caballeros muy leales a él. Estuvieron allí tanto tiempo que no tenían ni comida para comer y tuvieron que ponerse a trabajar como jornaleros. Sucedió que una noche estaban lavando al conde las llagas de los pies y piernas, y empezaron a escupir.

El conde creyéndose que lo hacían por que le tenían asco empezó a llorar. Sus caballeros para que viera que no le tenían asco empezaron a beber de la jofaina donde tenia el pus y la costra de las heridas. Luego murió, le quitaron la carne y se llevaron los huesos con ellos para volver donde vivían. Como no tenía dinero fueron pidiendo limosna llegaron a un pueblo donde quería quemar a una mujer por diversas causas y hasta que alguien la defendiera. Entonces don Pedro Núñez se dispuso a defenderla por que le dijo esa mujer que era inocente. Y entonces combatiendo su vida le quitaron un ojo y le dieron dinero para llegar a sus casas sin problemas. Cuando llegaron a donde vivían lo enterraron al conde en Osma, Y después se fueron a sus casas.

El día en que llego Ruy González a su casa cuando le vio la mujer aparecer dijo que menos mal que había venido por que había estado mucho tiempo sin tomar carne. Él le pregunto que por que y ella respondió que le dijo que estuviera hasta que volviera a pan y agua. Cuando don Pedro Núñez volvió a su casa, y al estar solo con su mujer y parientes se empezaron a reír y el se puso muy triste. Le dijo a su mujer que cree que se están riendo de él por que esta tuerto. Entonces su mujer se clavó una aguja en el ojo y se lo quebró. Y al final Dios premio a estos caballeros por el bien que hicieron.

Lucanor comprendió que no de todos a los que hizo bien va a recibir servicios y que no por eso debe dejar de hacer el bien.

Moraleja: Aunque des con alguien que te trate mal,

no por eso dejes de obrar con bondad.

Tema: La lealtad.

R

XLV El amigo del Diablo

ecomiendan a Lucanor cosas buenas para su hacienda pero con pecado. Patronio le contó la historia de que Había un hombre que había sido rico y por circunstancias de la vida era ahora muy pobre y en estas se encontró al demonio que le dijo que si se aliara con él saldría de la riqueza, pero tendría que robar y que cada vez que lo cogieran dijera “¡socorredme don Martín!”.

Entonces se puso a robar y se iba haciendo cada vez más rico y le iban pillando y llamaba al demonio con esa frase. Y no se cansaba de robar, lo pillaban otra vez, lo salvaba, aunque cada vez mas tarde. Hasta que una vez cuando estaban a punto de ahorcarlo no encontraban soga, llamó al demonio y le dijo que le salvara entonces el demonio le dio una bolsa para que se la diera al juez creyéndose que era dinero. Pero en vez de ser esto era una soga con lo que el demonio traicionó a su vasallo y murió. Con esto aprendió Lucanor a tener fe en dios y no en el mal.

Moraleja: Quien no pone en Dios su fe y su esperanza

tendrá mala muerte, tendrá mala andanza.

Tema: La codicia.

T

XLVII La falsa miedosa

iene un hermano mayor Lucanor al que respeta, pero es menos poderoso que él y cree que siente envidia. Patronio contó en cierta ocasión lo que le sucedió a un moro con una hermana suya que era muy miedosa. Era una chica que era muy miedosa hasta el punto de que el goteo del agua le daba miedo. Tenia un hermano moro, al igual que ella, que como era muy pobre se dedicaba a robar a los muertos enterrados para quitarle las cosas de valor. Un día su hermana le dijo que se quería ir con él, a quitarle las pertenencias de un muerto que era muy rico.

Cuando llegaron a quitarle las telas tan caras con las que estaba recubierto, solo podían quitárselas de dos formas o quitándole la cabeza o rompiendo las ropas con lo que perdería todo su valor. Ella no dudó en contarle el pescuezo y irse después. Al día siguiente le paso lo mismo que cuando goteó el agua a la hermana le daba miedo. Entonces al hermano le sorprendió esto ya que no dudo al quitarle la cabeza al muerto, y por un simple goteo se asustaba.

Moraleja: Por quien no acepta lo que te conviene

no arriesgues lo que tienes.

Tema: El miedo sin sentido.

N

XLVIII Un amigo y medio

o sabe Lucanor si sus amigos harían por él tanto como dicen. Patronio, para que averigüe cual es el amigo verdadero, le cuenta lo que le ocurrió a un chico, que tenia un padre que le decía que se esforzara por tener buenos amigos.

Entonces el hijo empezó a obsequiar a sus amigos para ganarse la confianza, con lo que los amigos le decían que darían por él la vida y hasta su hacienda. Entonces el padre le pregunto que tal con sus amigos y le dijo que ya tenia por lo menos diez amigos, y que todos darían por él su vida y su hacienda. Entonces el padre le dijo que probara a sus amigos matando a un cerdo y llevándolo en un saco y que fuera a cada de sus amigos y les dijera que llevaba un cadáver y que se le podía ayudar con el asunto de él muerto que llevaba en el saco. Esto hizo y ninguno quiso ayudarle porque no quería arriesgar ni su vida ni su hacienda.

Entonces volvió y se lo dijo a su padre, y le dijo que el solo tenia amigo y medio, y que le fuera a preguntar para ver si le querían ayudar. Entonces su hijo fue primero a preguntar al que para su padre lo tenía como medio amigo y este le dijo que con el no tenía mucha amistad pero que como a su padre lo conocía lo iba a encubrir. Entonces cogió el saco y lo enterró en el huerto. Volvió el muchacho y le dijo lo que había pasado y su padre le dijo que al día siguiente cuando estuviera hablando con el que le diera un puñetazo. Hizo esto y su medio amigo le dijo que ni por esto le iba a decir a las autoridades que había enterrado ese cadáver y que él era el asesino. Cuando el hijo le dijo esto al padre, este le dijo que se lo dijera a su otro amigo. Entonces este le dijo que no se lo diría a nadie y que le guardaría el secreto. Sucedió que al poco tiempo que murió un hombre y no encontraban el cadáver, y como vieron al chico con el saco, pensaron que seria él.

Y así el chico fue juzgado y condenado a muerte. El amigo de su padre al ver que no podía hacer nada, le dijo a las autoridades que era un hijo único que él tenía. Por lo que su hijo fue ejecutado, y el chico se salvo.

Lucanor siguió el consejo y le fue bien.

Moraleja: No hay mejor amigo que Nuestro Señor

que, por redimirnos, su vida entregó.

Tema: Hay muy pocos amigos que son de verdad.

A

XLIX Una casa en al isla

Lucanor le aconsejan que haga lo posible por ser mas rico y poderoso. Ante esto.

Patronio le contó una vez al conde lo que le sucedió al que dejaron desnudo en una isla desierta. Era un país que tenia la costumbre de cada año cambiar de rey y dejarlo desnudo en una isla desierta. Sucedió que él ultimó que había sido rey era mas listo que ninguno y dijo que le hicieran una casa donde lo iban a dejar, y allí vivió muy bien gracias a que el poder que tenía antes lo salvó.

Moraleja: Por este mundo perecedero

no pierdas el que es duradero.

Tema: La sabiduría.

P

L La vergüenza de Saladín

reguntó Lucanor a Patronio que le dijera la mayor virtud del hombre para él tenerla y Patronio le cuenta la historia de un Sultán.

Saladín era un Sultán de las tierras de oriente. Un día sucedió que donde él vivía había mucha gente, y se tuvo que ir a vivir a casa de un vasallo suyo. Para el vasallo era un gran honor tener a alguien tan importante en su casa por lo que le hospedó con toda la amabilidad del mundo. Pero sucedió que Saladín se enamoró de su mujer, por lo que pensó que si le daba mucho poder, y lo alejaba de allí podría estar con su mujer a solas. Entonces lo hizo y al que darse con su mujer a solas le dijo que le amaba mucho, y ella le contestó si le decía cual era la mejor cualidad del hombre ella haría lo que él quisiera. Entonces Saladín al no saber que contestar le dijo que le diera tiempo para hacerlo. Él le preguntaba a todo el mundo pero no encontraba a nadie que estuviera de acuerdo. Por eso tomó la decisión de irse con dos juglares por él mundo para saber la respuesta. Llegaron a un pueblecito donde encontraron a un escudero, el cual venia de cazar, y les preguntó que quienes eran. Ellos le contestaron que eran juglares, pero que estaban buscando a alguien que supiera cual es la mejor cualidad del hombre. Entonces este hombre les dijo que se vinieran a su casa, que su padre que era muy sabio les respondería. Al llegar se lo preguntaron y el viejo sabio les dijo que era la vergüenza, por que ella te hace que no hagas cosas de las que te puedes arrepentir. Entonces Saladín se dio cuenta de que tenia razón, se despidió de esta gente y volvió a su tierra. Al llegar fue muy buen recibido y se dirigió a la casa de la mujer. Le contesto la pregunta que le había formulando, entonces ella le pregunto que si se sentía mejor que los demás. Él le respondió que le daba mucha vergüenza, pero que él sentía mejor que cualquier de su época. Entonces Saladín se dio cuenta de que no amaba ya a esta mujer pero les dio mucho dinero a ellos para sus hijos con lo que tuvieron grandes riquezas. Lucanor en tendió la historia y la siguió.

Moraleja: Por vergüenza dejamos la maldad

y por vergüenza obramos con bondad.

Tema: La vergüenza.

Espacio y Tiempo

Espacio

I - La acción sucede en la casa del rey.

II - Les sucede a un hombre con su hijo de camino al mercado, con los vecinos.

V - En el bosque, durante una conversación entre un cuervo y un zorro.

VI - En un campo de lino, les sucede a un grupo de golondrinas y otras aves.

VII - Sucede en un mercado a una mujer.

IX - En Túnez, en la casa del rey del infante y en la posada de los caballeros.

X - La historia de unos hombres con unas vidas muy desgraciadas, pero que en un momento del pasado fueron ricos y afortunados.

XI - En el relato sucede en Santiago, cuidad del Deán, donde se mudan tras el nombramiento. Y Toledo, cuidad de Don Illán.

XVIII - Sucede en el Reino de León.

XIX - En el bosque, los búhos actuaban durante la noche, y los cuervos durante el día.

XX - Todo sucede en la villa de un reino donde un extranjero engaña al rey.

XXI - En la hacienda y tierras del rey, que murió y pasaron a ser del mozo, su hijo, a quién el filósofo crió.

XXIV - Durante un mes en el que el rey, ya viejo, tuvo que decidir cual de sus tres hijos era el indicado para heredar el trono.

XXV - El conde Provenza viaja a Tierra Santa de Ultramar, donde es apresado durante 15 años. Su yerno viajó a Armenia en su busca y permaneció allí mucho tiempo, después se instaló en casa del sultán.

XXVI - Todo sucede por un árbol. Pasó algún tiempo hasta que todo se fastidió por culpa de la mentira.

XXIX - Un raposo estuvo a punto de morir por pasar la noche en un gallinero.

XXX - Sucede durante el mes de febrero, en un viaje del Rey de Sevilla con su mujer a Córdoba. Un día lo pasaron en el río, otro disfrutando de la nieve.

XXXII - En el reino del rey, éste es engañado junto con su pueblo, durante unos cuantos días.

XXXIV - Todo sucede en una villa donde vivían dos ciegos.

XXXV - Sucede en la noche de bodas de un hombre muy bueno y una mujer muy mala, a la que su marido consigue meter le miedo.

XXXVI - Todo comienza en una villa; después del mercader viajó por el mar a una tierra lejana, y regresó cuando su hijo, del cual su madre estaba encima cuando el marido se fue, ya tenía 20 años.

XXXVIII - Sucede en le paso de un río. Un hombre cayó por el peso que llevaba y terminó muriendo.

XLII - Todo ocurre en una villa donde vive un matrimonio feliz que tras un puñado de mentiras pierden la vida.

XLIII - 1.- Ocurre en una villa, en la que el bien y el Mal tienen posesiones en común.

2.- La acción sucede en unos baños públicos, propiedad de un hombre bueno en los que un loco maltrataba a la gente y por lo que el hombre bueno no tuvo mas remedio que matarle.

XLIV - Un matrimonio se rompió y la mujer se casó y fue reina con un príncipe de Navarra, el marido enfermó y murió en tierra Santa, acompañado por sus vasallos, los cuales volvieron a Castilla, a sus hogares donde sus esposas les mostraron fidelidad y amor.

XLV - Un hombre pobre antes rico, vendió su alma al diablo y tras muchos robos, murió ante todo el pueblo ahorcado.

XLVII - Un moro y su hermana se mantenían de los robos a tumbas y en una noche en la que la hermana tuvo que acudir con él, el hermano se dio cuenta lo falsa que era.

XLVIII - Sucede en un pueblo. Un consejo de un padre a un hijo, hace que juzguen a éste de asesinato, cosa que no era cierta. Lo único que hizo fue ir de puerta en puerta de sus supuestos amigos con un cordero en una bolsa.

XLIX - En una gran tierra, en la que tenían por costumbre nombrar cada año un señor que mandase en todo y después dejarlo solo y desnudo en una isla, hubo un elegido que vivió feliz en esa isla porque antes de marchar mandó construir una casa.

L - Pasa en Babilonia en la casa de el vasallo de Saladín. Las cortes del Papa y del rey de Francia. Casa del sabio.

E

Tiempo

l libro del Conde Lucanor, se desarrolla con un modelo social dominante propiamente feudal. La obra es escrita en el siglo XIV, donde encontramos grandes diferencias sociales. Existían dos estamentos: uno era el estamento privilegiado y otro el estamento popular. En el estamento privilegiado se encontrarían el rey la nobleza y el clero y en el estamento popular estarían los artesanos, comerciantes y campesinos.

El personaje creado por don Juan Manuel, sería un miembro de la nobleza. En muchas ocasiones los señores feudales eran incluso más poderosos que el propio rey.

Los Personajes

P

ersonajes principales y comunes en todos los cuentos:

El conde Lucanor: Personaje idealizado, preocupado por la opinión de la gente que le rodea. Tiene muy claros sus ideales: lealtad, honradez, humildad. Actúa siempre que puede de acuerdo con la moralidad cristiana. Aún siendo un noble el conde pasa también momentos económicos difíciles. Soñador, a veces demasiado crédulo.

Patronio: Es también un personaje idealizado. Gran sabio conocedor de las intenciones de la gente, mejor consejero del conde y en el que tiene plena confianza. Es realista y es capaz de “abrir los ojos” al conde Lucanor.

Decimos que estos dos personajes son idealizados porque no representan la realidad de la época. Lo normal no era que un importante señor pidiera consejo a un vasallo, sino que le obligara a pagarle muchos impuestos y a lo mejor llegara a maltratarle. Este hecho es el que denuncia don Juan Manuel; y se le considera algo importante ya que es algo basado en lo que llegaría más tarde.

Los antagonistas: Son los personajes que aconsejan mal al conde. Suelen ser personas malas que solo quieren confundirle. Algunos son vecinos, parientes o conocidos que suelen querer aprovecharse del conde.

Otros personajes secundarios e independientes:

Cuento I: un rey, un ministro, otros ministros suyos.

Cuento II: un honrado labrador, su hijo.

Cuento V: una zorra, un cuervo.

Cuento VI: una golondrina, otros pájaros, el hombre que sembró lino.

Cuento VII: doña Truhana.

Cuento IX: dos caballos, dos caballeros, un león.

Cuento X: un hombre pobre, otro hombre más pobre.

Cuento XI: un deán de Santiago, don Illán.

Cuento XVIII: don Pedro Meléndez de Valdés.

Cuento XIX: los cuervos, los búhos.

Cuento XX: un rey, un hombre que sabía hacer oro.

Cuento XXI: un rey, su padre, un gran filósofo.

Cuento XXIV: un rey, sus tres hijos.

Cuento XXV: el conde de Provenza, Saladín.

Cuento XXVI: la Mentira, la Verdad.

Cuento XXIX: un zorro, habitantes del pueblo.

Cuento XXX: rey Abenanet, su mujer Romaiquia.

Cuento XXXII: un rey, unos pícaros.

Cuento XXXIV: dos ciegos.

Cuento XXXV: un mozo, una muchacha de muy mal carácter.

Cuento XXXVI: un mercader, su mujer, su hijo, un sabio.

Cuento XXXVIII: un hombre cargado de piedras preciosas.

Cuento XLII: una falsa devota, un matrimonio, el demonio.

Cuento XLIII: el Mal, el Bien, el cuerdo, el loco.

Cuento XLIV: don Pedro Nuñez el leal, don Ruy Gómez Ceballos, don Gutierre Ruiz de Blanquillo, el conde don Rodrigo el Franco.

Cuento XLV: el demonio, uno que se hizo vasallo suyo.

Cuento XLVII: un moro, su hermana.

Cuento XLVIII: un hombre que probaba a sus amigos, su padre, los amigos del hijo, los amigos del padre.

Cuento XLIX: un rey al que dejaron desnudo.

Cuento L: Saladín, un vasallo suyo, su mujer, unos juglares.

Genero y Estilo

E

Género

l género es épico o didáctico y el subgénero es cuento.

a) Es una narración porque cuenta hechos reales o imaginarios que les sucede a unos personajes reales o inventarios, en un tiempo y espacio concretos. Contados por un narrador en orden cronológico desde una perspectiva. La característica fundamental es la verosimilitud.

b) Género: es épico en prosa, es decir, que predomina el mundo exterior del autor, observa la realidad externa, transformada en una ficción literaria

Subgénero: es un cuento, ya que relata un relato breve de ficción, si tiene intención moral es un apólogo.

D

Estilo

on Juan Manuel escribe con un estilo sencillo, preciso y claro. De todas estas cualidades prefiere la claridad, lo cual le obliga a no dejar ningún cabo suelto, aunque tenga que repetirse una y otra vez. Trata de expresar su propio pensamiento por lo que evita en lo posible el uso de latinismos y su prosa, como toda la literatura medieval, tiene carácter didáctico.

Valoración Personal

P

ienso que un libro, escrito a conciencia para aconsejarnos, sobre situaciones que nos suceden alo largo de la vida, tiene mucho trabajo, pero a la vez es lo más sencillo. A cualquier persona le puede ser útil, por uno o por otro ejemplo.

Es divertido, porque lo explica todo con relatos ocurridos hace mucho tiempo o con fábulas populares. La moraleja es fácil de entenderla.

Me ha gustado porque a pesar de que es didáctico y bonito a la vez, no se hace pesado aunque todos los ejemplos tienen el mismo esquema. Y también tiene una cosa buena que está adaptado.

Página 26 de 26

Página 25 de 26