El conde Lucanor; Don Juan Manuel

Literatura española de la Edad Media. Narrativa (prosa) medieval moralizante o didáctica. Relatos o ejemplos. Patronio. Argumento

  • Enviado por: Marta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 26 páginas
publicidad

Índice

Índice…………………………………………………………………2

Introducción………………………………………………………..3, 4, 5

Apólogo II…………………………………………………………..6, 7

Apólogo V……………………………………………………………8, 9

Apólogo VII…………………………………………………………10, 11

Apólogo X……………………………………………………………12, 13

Apólogo XI………………………………………………………….14, 15

Apólogo XX…………………………………………………………16, 17

Apólogo XVI………………………………………………………..18, 19

Apólogo XXXII…………………………………………………….20, 21

Apólogo XXXV……………………………………………………..22, 23

Apólogo L……………………………………………………………24, 25, 26

Opinión personal………………………………………………….27

Introducción

Época:

El siglo XIV fue una época de crisis en varios terrenos de Europa: en el político, económico, religioso, cultural... También se desencadenó la guerra de los Cien Años, junto con la Peste Negra, que fue la culpable de causar grandes estragos entre la población.

En España se frenó el impulso de la Reconquista. También hubo una crisis política, como consecuencia del debilitamiento de la monarquía y las rivalidades entre los nobles, y como consecuencia de eso, hubo muchas guerras civiles.

La sociedad:

En la sociedad de la edad media, se produce un cambio social, la gran evolución de la sociedad, desde el siglo XI, XII, XIII hasta el feudalismo ya en el siglo XIV, desde este punto comienza a evolucionar la burguesía… (Esta clase aparecida anteriormente en el siglo XIII), se van financiando poco a poco... y también compuesta por profesiones técnicas y por otra parte acondicionar la literatura del siglo XIV con clase.

Cultura, mentalidades:

Lo fundamental de este siglo es la crisis de valores políticos, nobles, reyes… surge, el doble tipo de literatura y de burguesía, satírica, literatura moralizadora, como por ejemplo el libro del buen amor, y como didáctica y moralizante de la edad media, el conde lucanor.

En todos estos escritores y libros, se percibe el nacimiento de una nueva mentalidad. Se trata de la mentalidad teocéntrica a una mentalidad antropocéntrica. Sus rasgos básicos: El individualismo, la afición a lo mundano y el vitalismo. Cabe relacionar este cambio a con el espíritu mundano, práctico y realista de la burguesía.

La Literatura:

En lo relacionado con lo observado acerca de los nuevos matices de mentalidad, podemos señalar algunas novedades en la literatura. Así decae el interés por lo heroico y lo publicó, y presenta una nueva atención a lo privado. La mirada se hace más realista también en la literatura. Los enfoques son más prácticos, más dirigidos a vivir en este mundo, aunque no se olvide la vida eterna.

Autor:

Don Juan Manuel fue nieto del rey Fernando III es Santo y sobrino de Alfonso X el Sabio. Nació en el año 1282- 1348, en Escalona (Toledo). Desde muy joven fue huérfano de padre y madre, Don Juan Manuel era nieto de Fernando III, el santo, y sobrino de Alfonso X, el sabio, y Don Manuel era el infante de la corte real, este hombre tenia aspiraciones de poder ordenar, adquirir poder, se caso 3 veces y con esposas diferentes. También intervino activamente en la vida política de su tiempo. Fue adelantado del reino de Murcia y murió en esta ciudad en el año 1348.

Sus obras están escritas en prosa y casi todas aparecen en un carácter didáctico o moral; más en concreto se proponen la educación de jóvenes permanecientes a la nobleza. Así ocurre, por ejemplo, con el Libro del Caballero y el Escudero, donde el primero aconseja al segundo acerca de la caballería y lo instruye en la Teología, Astronomía… Su obra maestra es el conde Lucanor.

Constituye un monasterio Peñafiel (Valladolid), donde dicen que guarda sus libros, manuscritos y manda que no entren allí cuando se muera, se perdieron muchos libros, de todos los escritos solo se recuperaron tres:

- “El libro de Patronio”

- “Libro de los estados”

- “El libro del caballero”

En cuanto a su estilo, en diversas ocasiones insistió en cuales eran las cualidades que le interesaban, y que pueden resumirse en tres palabras: precisión, claridad y brevedad.

Hemos dicho que Don Juan Manuel, ante todo, es un educador. Hagamos unas precisiones sobre su enfoque moral o didáctico. Es curioso comprobar que sus cuentos contienen una moral práctica, esto es, unos consejos para acertar o triunfar en la vida, para navegar en el mundo, para huir de los peligros que acechan a la sociedad. Don Juan Manuel predica cualidades como el realismo, el espíritu práctico, la prudencia, la precaución y hasta la desconfianza. Tenía, sin duda, un gran sentido de la realidad y acaso un concepto un tanto desengañado del hombre.

Obra:

Como dijimos, la Europa del siglo XIV cuenta con grandes narradores: Boccaccio en Italia o Chaucer en Inglaterra. Junto a ellos se sitúa Don Juan Manuel con su obra maestra, de la que el título completo es Libro de los enxiemplos del conde Lucanor de Patronio.

Es una colección de cincuenta y un enxiemplos o cuentos, entrelazados entre sí por el siguiente artificio: el joven conde Lucanor consulta a su consejero Patronio sobre diversos asuntos. Patronio en vez de darle una respuesta directa, le relata un cuento adecuado para el caso y, al final, resume la moraleja en un pareado. Todos esos cuentos no son originales, son relatos tradicionales, muchos son originales de oriente. Pero, conforme al método del autor, están narrados en un modo muy personal y con un notable arte del relato. Esta obra esta recogida en prosa didáctica, en un momento determinado de la historia, y tiene una moraleja muy directa, el apólogo tiene una breve introducción al comienzo, la edición esta actualizada, y el libro de divide en tres partes, planteamiento o problema, ejemplo o historieta y moraleja desde varios puntos de vista. El tema de este apólogo es la decisión de uno mismo sin preocuparse de las críticas de los demás. Como ya hemos dicho el estilo básicamente se resume en tres palabras: precisión, claridad y brevedad.

Apólogo II: Lo que le sucedió a un honrado labrador con su hijo.

Comentario:

• Se divide en partes:

Primera parte, (problema):

El Conde Lucanor preocupado por hacer o no hace una cosa, por si lo critican o no, pide consejo de se conserje Patronio, y este le empieza a contar una historieta de un labrador y su hijo relacionado con el consejo, no le suelta un sermón, sino que el consejo se hace mucho mas ameno comparándolo con la siguiente historieta.

Segunda parte, (enxiemplo):

A) Había una vez un labrador y su hijo, el hijo cada vez que pasaba algo, señalaba los inconvenientes y por eso muchas veces el padre se apartaba de muchas cosas. Pero si alguien da consejo y no tiene mucha experiencia, se equivocara muchas veces. Ellos vivían en una villa, iban caminando con su bestia, hacia un mercado de otra villa:

B) - El labrador y su hijo se cruzaron con unos hombres, y estos opinaron que era un error, llevan una bestia sin carga y que los dos fueran a pie, al escuchar esto, el hijo se subió a la bestia.

- Volvieron a pasar otros dos hombres y comentaron que como iba un niño subido a una bestia, con lo fuerte que es... Y su padre mas viejo, como va a pie, entonces el hijo bajo y el hombre subió a la bestia.

- Mas tarde dos hombres pasaron y dijeron, que era una barbaridad que un mozo fuera a pie, al oír esto, tanto el padre como el hijo subieron a la bestia.

- Después de todo, pasaron otros dos hombres y comentaron, que como una bestia tan flaca y sin aguante, podía soportar a dos hombres, y más si los amos lo consentían.

Tercera parte, (moraleja desde tres puntos de vista diferentes: de hijo a padre, de Patronio y de Don Juan.)

De hijo a padre:

En conclusión de esto, el hijo le dice al padre; no hay que depender de la gente, no siempre harás lo que a los otros le parezca bien, por eso si, al final haces lo que mas te conviene, o lo que mas te beneficie, porque la gente dice lo primero que se le ocurre y no piensa en las ventaja y los inconvenientes de lo dicho.

De Patronio:

Patronio le dice al conde lucanor, que debería de hacer lo mejor sin pensar en los demás, pero ahora si, viendo los pros y los contras, las ventajas y los inconvenientes, y sin dejarse influenciar por las críticas de los demás, que solo piense en él mismo y en lo que debería hacer para sentirse mejor.

Y De Don Juan:

Don Juan al leer este cuento y ver que era bueno lo escribió en el libro y también escribió esta moraleja:

“Por miedo de las criticas, no dejéis de hacer lo que mas conveniente pareciere ser”.

Apólogo V: Lo que le sucedió a una zorra con un cuervo que tenía un pedazo de queso en el pico.

Comentario:

• Se divide en partes:

Primera parte, (problema):

El Conde Lucanor hablándole a patronio le dice:

- Un hombre me ha elogiado mucho y después me propuso una cosa que me podía o no convenir.

Patronio le dijo:

- Ten cuidado porque a primera vista puede parecer provechoso, pero seguramente todo eso oculta algún que otro engaño.

Patronio le siguió diciendo:

- A lo mejor, lo que quiere es engañarle halagando tus meritos, y después ya pedirle el favor.

Después le contó una historia, para que se diera cuenta de lo que le pasaba, y que lo pudiera entender mejor.

Segunda parte, (enxiemplo):

A) Había una vez un cuervo que consiguió un trozo de queso y se subió a un árbol para poder comérselo mas tranquilamente, a esto paso una zorra y lo vio, entonces empezó a pensar como podía quitárselo.

B) La zorra empezó ha hablarle amistosamente de su hermosura, de sus perfecciones, de su buena voluntad con Dios, se sus bonitas plumas, sus ojos, su pico, sus patas, sus garras… sigue hablándole y empezó a destacar el color negro, ya que el cuervo era todo negro, sigue exaltando primeramente sus plumas, que tenían como un reflejo azul, también hizo mención a sus ojos negros, ya que eran los mas hermosos, el pico y las garras mas fuertes que otros animales.

Comparo sus características con la de los otros animales que exaltan esa característica en concreto, y a cada una de las partes del cuerpo del cuervo.

Y finalmente acabo nombrando que un cuervo tan perfecto, no le podía fallar la voz, y por eso tenia que tener también una voz muy hermosa y que le gustaría escucharla el cuervo.

C) Después de haber sido tan alagado, no iba a quedarse sin cantar y la zorra así negándole, acepto y abriendo la boca para poder cantar, le cayo el trozo de queso, la zorra rápidamente cogió el trozo de queso y se marcho corriendo, y así quedo el cuervo con una gran tristeza, ya que había sido engañado solo por un trozo de queso.

Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: de Patronio y de Don Juan.)

De Patronio:

Patronio entonces le dice al conde lucanor, que después de haberle contado esa historia, el solo pensaría que le quiere engañar y para poder hacerlo, primero eleva sus peritos y su poder macho más que los de la realidad.

Y De Don Juan:

Don Juan después de haber leído al moraleja y comprendiéndola escribió unos versos en este libro diciendo:

“Quién te alaba lo que tú no tienes, cuida que no te quite lo que tiene”.

Apólogo VII: lo que le sucedió a una mujer llamada doña truhana.

Comentario:

• Se divide en partes:

Primera parte, (problema):

El Conde Lucanor habla con su consejero, patronio, y le pregunta que haría en el siguiente caso, porque le han aconsejado que haga una cosa y como tendría que hacerla y después de todo lo que hiciera los beneficios encadenándose conseguiría grandes beneficios, entonces Patronio le contesto que a veces no solo tendría que atenderse a la realidad sino también de vez en cuando a lo imaginario. Le contó una puentecito sobre lo que le había pasado a doña truhana relacionado con esto.

Segunda parte, (enxiemplo):

A) Había una vez una señora llamada doña truhana, mas pobre que rica, que iba a al mercado con una olla llena de miel, paseando por el camino empezó a pensar en lo que haría con la olla.

B) Primero al vendería y se compraría una partida de huevos, de esos huevos nacerían unas preciosas gallinas, después las vendería y compraría ovejas y después de tener tantas ganancias que ninguna de sus vecinas, casaría a sus hijos e iría luciendo los yernos y las nueras, pensando y pensando empezó a reírse de alegría.

C) Y sin darse cuenta, se golpeo en al frente con la mano y se lo cayó al ola en el suelo, todos sus sueños se destrozaron y se perdieron de repente, de modo que puso en confianza lo imaginario y no logro conseguir nada de lo que quería.

Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: de Patronio y de Don Juan.)

De Patronio:

Patronio entonces le dice al Conde lucanor, que si cree que las cosas que le dicen un día se harán realidad, pero sin tener ninguna duda, y que sean posibles, que no sean fantásticas, ni dudosas…hacedlo. El conde lucanor agradecido de sus consejos hizo así y todo lo salio bien.

Y De Don Juan:

Don Juan al leer este cuento y al ver que le gusto, mando que lo pusieran en este libro y escribió los siguientes versos.

“En las cosas ciertas confiad y las fantásticas evitad.”

Apólogo X: Lo que le sucedió a un hombre que por pobreza y falta de otra cosa comía altramuces.

Comentario:

• Se divide en partes:

Primera parte, (problema):

Otro día hablándole el Conde Lucanor a su conserje patronio, le dijo que Dios le había dado mucho mas de lo que el necesitaba, pero que a veces él estaba preocupado porque se encontraba necesitado de dinero y que no le importaría dejar esta vida. Entonces patronio le aconsejo contándole el siguiente cuento.

Segunda parte, (enxiemplo):

A) Había una vez dos hombre que eran muy ricos, pero por determinadas situaciones habían acabado los dos mucho mas pobres de lo que ellos nunca hubieran imaginado, estando uno buscando algo para comer, encontró una bolsa de altramuces empezó a comerlos y sintiéndose tan pobre comiendo esos altramuces tan amargos y tirando las cáscaras hacia atrás... empezó llorar, así dándose cuenta de que detrás de él había otro hombre todavía mas pobre que él porque el otro hombre estaba comiendo las cáscaras que él echaba, entonces empezaron a hablar y el otro hombre le contó que él había sido mucho mas rico de que era ahora, entonces el primer hombre que se estaba comiendo los altramuces se consoló, con este consuelo se esforzó por salir de al pobreza y con la ayuda de Dios lo consiguió.

Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: de Patronio y de Don Juan.)

De Patronio:

Entonces patronio le dijo que debía saber que pos misión de Dios en el mundo no se puede lograr todo, pero si alguna vez os falta dinero o pasáis estrécheles, tendréis que pensar que otros ricos también las estarán pasando y que también mucha otra gente será mucho más pobre que él. El conde lucanor agradeció el consejo de patronio, también se consoló, con al ayuda de Dios.

Y De Don Juan:

Don Juan al leer este cuento y ver que era bueno lo hizo poner en este libro y también escribiendo estos versos:

“por pobreza nuca desmayéis, pues otros más pobres que vos veréis”.

Apólogo XI: lo que le sucedió a un deán de santiago con son Illán el mago de Toledo.

Comentario:

• Se divide en partes:

Primera parte, (problema):

Otro vez El conde Lucanor hablaba con su consejero personal, Patronio, acerca de un caso que le había sucedido, para pedir su opinión, le cuenta que fue un hombre a rogarle que necesitaba que le ayudara en una cosa y prometiéndole que después le recompensaría en lo que el pudiera, así dicho el conde lucanor empezó a ayudarle en todo lo que le pidiera, antes de haber logrado todo lo que pretendía, le pidió al hombre que le ayudara en una dos y tres cosas paro el hombre las negó todas, entonces el conde lucanor se quedo pensativo y no sabia lo que hacer, si debe o no terminar de ayudarlo, entonces y le pido a patronio que le aconsejara este le aconsejo contándole el siguiente cuento.

Segunda parte, (enxiemplo):

  • Empezó a contarle que había una vez una Deán de santiago y un Illán de Toledo, el deán de santiago buscaba al Illán de Toledo para que pudiera enseñar el arte de la nigromancía, llego a Toledo y visito el maestro para que le enseñara, este lo recibió con los brazos abiertos y dejo que se alojara en su casa, estuvieron hablando mucho tiempo, quedaron que el Illán le ayudaría con los estudios pero siempre y cuando el deán después le recompense en algo o en algún favor. Aquellos dos fueron por unas escaleras al sitio donde empezarían el estudio.

  • B) Solo llegar a las habitaciones el Deán recibió una donde ponía la gran enfermedad de su tío arzobispo, el no quiso dejar el estudio y le contesto a la carta, unos días después se la contestaron y le dieron que había muerto, y que necesitaban un sucesor, al cabo de siete u ocho días llego a Toledo una nueva carta que decía que el Deán era arzobispo, este le agradeció mucho a dios lo que había hecho, y el Illán le pidió un favor al Deán pero este se lo rechazo, porque prefería dar su sitio a un hermano suyo… estando en Toledo llegaron mas cartas y el decían que le habían hecho obispo de Tolosa, y que dejara el cargo en manos del que el quisiera… el Illán le pidió el puesto pero el prefirió dárselo a un tío suyo, hermano de su padre, al llegar a Tolosa fueron muy bien recibidos y al estar allí dos años recibieron otra carta diciendo que lo habían hecho cardenal, él se alegro mucho y quiso dar el puesto a su tío, hermano de su madre, otra vez le rechazo al Illán y este ya un poco lamentándolo, le siguió por si el puesto de cardenal cuando le hicieran papa podía ser para su hijo, estando en roma y viviendo.. Poco después le eligieron papa, él estaba muy contento había conseguido lo que quería y entonces el Illán le suplico que le diera el puesto a su hijo, así como en todas el Deán le volvió a negar y ya como estaba en el máximo poder no podía hacer nada contra él, se lamento mucho pensando todas las promesas que le había hecho y no habría cumplido.

    Tercera parte, (moraleja desde dos de vista diferentes: de Patronio y de Don Juan.)

    De Patronio:

    Patronio después de haberle contado este cuento, le dijo que por mucho que haya ayudado a esa persona o por mucho que le ayude, no se lo agradecerá, por eso si ya ha hecho algo y no se lo ha recompensado, nunca se lo recompensara, por eso no vale la pena esforzarse por algo que no tiene ninguna recompensa. Viendo el conde que el consejo era bueno, lo hizo así y el salio bien.

    Y De Don Juan:

    Don Juan viendo este cuento y viendo que era bueno, lo hizo poner en este libro y compuso otros versos.

    Del que vuestra ayuda no agradeciere, menos ayuda tendréis cuanto más alto subiré”.

    Apólogo XX: Lo que le sucedió a un rey con un hombre que le dijo que sabía hacer oro.

    Comentario:

    • Se divide en partes:

    Primera parte, (problema):

    Un día hablando el Conde Lucanor con Patronio, su consejero, le dijo:

    - Un hombre me ha dicho que puedo aumentar mis riquezas y poderes, pero antes tengo que darle el diez por uno, -¿tú crees patronio que esto es rentable para mí?, pregunto el conde.

    Patronio le contesto:

    - Que antes de hacer nada valía la pena escuchar lo que le sucedió a un hombre que decía que sabía hacer oro.

    Segunda parte, (enxiemplo):

  • Había una vez un pícaro que era muy pobre y tenia muchas ganas de salir, y algún día hacerse rico, y se entero de que el rey no era inteligente y que solo quería algo para poder hacer oro, entonces cogió cien doblas las redujo a polvo y cogió polvo de otras cosas y lo mezclo, e hizo cien bolitas, entonces se fue a la ciudad del rey y se lo llevo a un especiero y tas vendió todas por dos o tres dobles, y las llamo tabardíe.

  • B) A todo esto el rey se entero que había por ahí un muchacho que hacia oro, y este le llamo, este le pregunto si era verdad y el muchacho se lo quiso demostrar, engañándole, cogió todo lo que necesitaba e incluso el tabardie, le costo muy poco y al fundirlo le salio una dobla de oro, el rey empezó a fundir muchas hasta que tenia todos los materiales necesarios pero le faltaba el tabardie, llamo otra vez al muchacho o el pícaro y este le engaño diciéndole que el si que sabia donde había tabardíe, le dio mucho dinero para poner ir hasta el sitio desde lo podía encontrar supuestamente, y como es lógico, aquel muchacho pícaro se fue con todo el dinero y resulto, que la tabardie no existía, el rey se quedo sin oro y sin una gran cantidad de sus riquezas, lo busco por toda la ciudad y en su casa pero no encontró nada de él, solo una carta donde se burlaba mas bien de el rey, esto en la ciudad hizo todos los ciudadanos tomaron al rey por tonto, ya que dejo mucho dinero a alguien que no conocía de nada.

    Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: Patronio y de Don Juan.)

    De Patronio:

    Patronio después de haberle contado al historieta le resumió, que si no quería que al gente lo tuviera por tonto no aventuréis por lo que es incierto tanto que os arrepentías ni os arriesguéis a perder nada en lo que no es seguro por esperanza de obtener un gran beneficio.

    Y De Don Juan:

    Don Juan viendo este cuento, lo hizo poner en este libro y escribió estos versos que dicen así:

    “no aventuréis nunca tu riqueza por consejo del que vive en pobreza”.

    Apólogo XXVI: Lo que le sucedió al árbol de la mentira.

    Comentario:

    • Se divide en partes:

    Primera parte, (problema):

    El Conde Lucanor le dijo a Patronio que estaba muy disgustado y apunto de pelearse con unas personas que no se portaban bien con él, que eran embusteros y trapisondistas que nunca dicen palabras de verdad, siempre están con mentiras beneficiosas que causan mucho daño y sirven para aumentar el poder, por eso en conclusión le pidió que le aconsejara sobre que manera debería comportarse delante de estos granujas.

    Segunda parte, (enxiemplo):

    A) La Mentira y la Verdad se juntaron una vez. Cuando había pasado un tiempo, la Mentira le dijo a la Verdad que deberían plantar un árbol para gozar de sus frutos y sentarse a su sombra cuando hiciera calor. La Verdad muy grata aceptó la propuesta. Después de plantar el árbol y haber crecido, la Mentira le dijo a la Verdad que lo mejor era repartir el árbol entre las dos. Y la Verdad, muy confiada, aceptó. La Mentira, tras decirle algunas falsedades sobre el árbol, convenció a la Verdad de que se quedara con las raíces; mientras que ella se quedaría con el resto del árbol, expuesta al riesgo de quedarse sin ramas, de quemarse por el sol, helarse por el frío… De esta forma, la Verdad se metió bajo tierra donde están las raíces y la Mentira se quedó sobre el haz de la tierra.

    B) Poco a poco, el árbol empezó a crecer y a dar flores y frutos. La gente atraída por éste, iba a gozar de su sombra mientras la Mentira les enseñaba todo lo que sabía sobre este “arte”, el arte de mentir. Algunas de las lecciones eran como decir mentiras sencillas, dobles y triples.

  • Pero un día, mientras la Mentira disfrutaba de tanta popularidad, la Verdad estaba bajo tierra sola y triste, sin que nada se preocupara de ella. Viendo que no tenía nada que comer, empezó a roer y alimentarse de las raíces del árbol. Lo que hizo que el árbol al no tener soporte se cayera, matando a muchas de las personas que se encontraban cerca y lesionando a la Mentira. Por el hueco que dejó el árbol, salió la Verdad, dándose cuenta de lo infelices y desafortunados que eran todos los que habían seguido a la Mentira.

  • Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: de Patronio y de Don Juan.)

    De Patronio:

    Patronio le dice al conde lucanor, que aunque los contrarios usen las mentiras y engaños, que él no debería hacer lo mismo, y que no envidie lo que conseguirán, porque ellos siempre serán unos embusteros y no tendrán el buen fin, por eso vale la pena cogerse a la verdad porque con ella vivirás feliz, acabara bien y ganareis la gracia de dios que os dará al vida eterna. El Conde agradeció mucho el consejo y todo le marcho muy bien.

    Y De Don Juan:

    Don Juan al leer y ver que este cuento era bueno lo hizo poner en el libro y también escribió esta moraleja:

    Mal acabará el que suele mentir, por eso debemos la mentira huir”.

    Apólogo XXXII: Lo que le sucedió a un rey con los picaros que hicieron la tela.

    Comentario:

    • Se divide en partes:

    Primera parte, (problema):

    El Conde Lucanor le dijo a Patronio:

    - Un hombre me ha venido a proponer una cosa muy importante y dice que me conviene mucho, pero solo me pide que no le diga a ninguna persona por confianza el secreto, porque me arriesgo si lo digo a poner en peligro mi hacienda y mi vida.

    Y como no sabia que hace le pide a Patronio que le de su opinión, este antes de darle su opinión le dice que le escuche el siguiente cuento que contara, sobre algo relacionado con lo que le pasaba a él.

    Segunda parte, (enxiemplo):

  • Tres pícaros fueron a ver al rey, y les dijeron que sabían hacer telas muy hermosas y que también hacían una tela especial que lo podía ser vista por el que fuera hijo del padre que le atribuía, al rey le agrado esta idea y la vio muy interesante, porque podía así subir sus bienes, el rey les dio un salón para que la hicieran y los pícaros ara hacerlo mas interesante le dijeron que se meterían todos allí y que no saldrían hasta que no al acabaran, esto le resulto muy bien al rey, y así hicieron.

  • Después de haberles dado todo el oro, plata, seda y dinero, al pasar unos cuentos días y simulando que tejían al tela, fue una de los pícaros a decirle que la tela ya estaba haciéndose y que fuera si quisiera el rey a verlas, primero se aseguro de que fueran tres de sus servidores, y los tren no al vieron pero al saber el secreto de la tela, los tres mintieron diciendo que si que al habían visto, entonces el rey seguro de si mismo fue a verla, al llegar el rey a ver al tela y no ver nada, se preocupo ya que si no era su pare el rey podían quitarle el trono y eso no le gustaría en absoluto, los tres pícaros se las ingeniaron para mentirle al rey y también que se lo creyera, al pasar unos días fue un ministro para que viera al tela, pero le paso igual que a todos, porque otra vez los tres pícaros describían al tela igualmente como si la estudiaran tejiendo de verdad pero en realidad estaban engañando a todos, y por miedo a que le pudieran desheredar, el ministro dijo que también al había visto y la admiro y al alabo al igual que el rey, después de la comprobación el ministro, ya que el rey estaba seguro que su padre de quien había recibido la herencia no era su padre, así pasaron días y días tanto como el ministro como otros ministros no al veían, pero ninguno de ellos se atrevía a decir que no al veía.

  • Más tarde todos en una gran fiesta le dijeron que podría ponerse la tela de la que tanto hablaba la gente, así que los pícaros, la cogieron, la cortaron, la cosieron, le arreglaron sus pliegues… después de estar bien vestido (o sea desnudo) monto a caballo y se paseo por toda la ciudad, todos decían que veían al tela, pero en realidad nadie la veía pero no querían decir nada por si les deshonraban, hasta que llego un negro que no tenia ninguna herencia que guardar, y el dijo que o estaba ciego o él iba desnudo, el rey empezó a insultarle.. pero uno que estaba cerca también dijo que no la veía y así empezaron todos a decir la verdad, entonces el rey vio que le habían engañado y estafado, fueron a buscarlos y los tres pícaros ya se habían ido con todo lo que el rey le había dado para hacer la supuesta tela.

  • Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: Patronio y de Don Juan.)

    De Patronio:

    Patronio le dice que el hombre le pide que oculte los mas leales consejeros de los que el dice, pero el esta seguro de que lo quiere es engañarlo, porque apenas lo conoce y no tiene motivos para desear vuestros beneficios, y por ello debe procurar vuestro bien y vuestro servicio.

    Y De Don Juan:

    Don Juan al leer este cuento y ver que era bueno lo escribió en el libro y también escribió esta moraleja:

    “Al que te aconseja encubrirte de tus amigos le es más dulce el engaño que los higos”.

    Apólogo XXXV: Lo que le sucedió a un mozo que caso con una muchacha de muy mal carácter.

    Comentario:

    • Se divide en partes:

    Primera parte, (problema):

    El Conde Lucanor preocupado por que decirle a su amigo sobre, si se case o no con una muchacha, porque esta muchacha tiene muy mal un carácter, pero es una muchacha muy rica y es mas noble que su amigo. Patronio el dice que después de contarle la historia del moro que vea si su amigo es capaz de hacer lo que hizo el moro entonces que le aconseje en casarse por otra parte si no es capaz que no se lo aconseje.

    Segunda parte, (enxiemplo):

    A) Había una vez un hombre honrado que tenia un hijo que era muy bueno, pero que no tenia suficiente dinero para vivir como el deseaba, en el mismo pueblo había otro hombre que era mas importante y rico y tenia una hija, pero esta hija era el contrario que el otro mozo, tenia todo lo malo por eso nadie quería casarse con ella, un día el mozo lo dijo a su padre que buscaría un partido para poder salir de al miseria, dejándole el padre hablar al hijo, al hijo se le ocurrió ir al vecino y pedirle a su hija, el padre se extraño de lo que el hijo le dijo y fue a decírselo a su vecino, que era tan amigo de él, al decírselo el padre de la niña se extraño mucho e incluso puso excusas para que no lo hiciera pero al fin y al cabo si insistían… se casaron y la noche de bodas se fueron a casa del marido, o sea del mozo y allí pasaron al noche, con todo preparado, algunos estaba asustados por si al día siguiente apareciese el hombre muerto o malherido, esa noche estaban sentados al pareja, apunto de cenar a eso que vieron un perro, y el mozo le dijo que les diera agua en las manos como es de costumbre el perro no lo hizo y el mozo cogió al espada le corto al cabeza y las patas, así paso también con el gato, que tampoco les dio agua y lo estampo contra la pared y igualmente con el caballo, que tampoco les dio agua, lo cogió y lo mato degollándolo, la muchacha ya muy asustada porque le había dicho al perro, al gato y al caballo que si no le obedecían que los mataría, entonces empezó a creer que el mozo estaba loco y no se trataba de ninguna broma y por tanto ya no sabia si estaba muerta o viva, al volver el mozo a al mesa y sentarse, miro en todas parte soy al ver que no había ningún animal viviente miro fijamente a su mujer y le obligo a que le diera agua en las manos, ella lo hizo rápidamente y depuse le dio de comer así obedeció orden tras orden durante toda la noche, hasta que se durmieron y el mozo le aviso de que si alguien de mañana le despertara se pondría de muy mal humor, así que a la mañana siguiente fue al familia a ver que tan habían dormido y se dieron cuenta que desde primer momento el mozo había puesto recta a su mujer, así también lo quiso hacer el suegro pero su mujer lo conocía demasiado bien y ya no podía cambiar nada, por mucho gallo que matara.

    Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: Patronio y de Don Juan.)

    De Patronio:

    Entonces llegando a la conclusión Patronio le dijo al conde que si veía capaz desde el primer momento controlar a su mujer y gobernar su casa que se casaría, si fuera por el contrario que, se quedara mas pobre y sin ella, porque o sino estaría complicando la vida el solo, porque desde un principio hay que dejar bien claro como hay que compactarse.

    Y De Don Juan:

    Don Juan vio que este cuento era muy bueno, lo hizo escribir en este libro y compuso unos versos que dicen:

    “Si al principio no te muestras como eres, no podrás hacerlo cuando tú quisiste”.

    Apólogo L: Lo que le sucedió a Saladito con la mujer de un Vasallo suyo.

    Comentario:

    • Se divide en partes:

    Primera parte, (problema):

    El Conde Lucanor admirando un poco a su consejero patronio, esta vez le pregunta por que le diga la mejor cualidad que puede tener el hombre, porque un hombre, tiene muchas cualidades para luego aumentar su fama y su poder, pero el conde necesita saber cual es la cualidad mas imprescindible, para no incurrir un yerno con falta de ella. Patronio le contesto que se equivocaba no siempre un hombre es mejor por poseer esa cualidad, si no que el hombre son dos cosas distintas; una, saber como es el hombre y la otra guardar su inteligencia, para poder observar bien las dos diferencias hay que fijarse en las obras que hace para Dios y para el mundo, hay mucho que hacen cosas buenas, y la demás gente no lo ve, pero el objetivo es que la gente vea que son buenas obras, unos hacen buenas obras en servicio de dios, eligiendo así la mejor parte, porque nunca se les quitara ni la podrán perder. Para todo eso hay que realizar buenas obras en el mundo y tener un buen entendimiento, pero todo esto aunque parezca difícil con la ayuda de dios y de los hombres se podrá lograr, para ver si una persona es muy inteligente también hay mirar muchas cosas, las buenas palabras y acortadas… pero para que quede claro y para saber cual es lo bueno antes dios y ante los humanos, deberemos no juzgar a nadie. Después de esta reflexión quiso contar lo que le sucedió a saladito con su mujer, esposa de un caballero vasallo.

    Segunda parte, (enxiemplo):

  • Saladito era un sultán, un día fue a casa de un hombre para poder hospedarse, esta familia le atendió muy bien y le sirvió todo lo que quería, el sultán se enamoro de la mujer del hombre de casa, se las ingenio para darle un cargo importante a el marido de esos que en pocos días tienes que marchar muy lejos y axial él tendría tiempo para poder conquistar a la mujer.

  • Al fin se fue a un lugar muy lejos y el sultán se quedo en casa con al mujer, esta la recibió como bien tocaba, después de comer el sultán se fue a su habitación y llamo a la mujer, le dijo que al amaba y al mujer haciéndose la loca, le dijo que eso se lo agradeciera a Dios, el sultán volvió a insistir a decirle que la amaba mas que a ninguna otra mujer en el mundo, ella sigue dándole las gracias como si no entendiese muy bien las intenciones de él, ella después de todo acabo diciéndole, que si al amaba era porque solo al quería como una mujer mas, para que le hiciera cosas o también para quererla…entonces el sultán empezó a hablar de planes del futuro, y la mujer le dijo que si el le prometía que si antes de forzarla haría lo que le pidiera, entonces ella estaría dispuesta a cumplir, entonces sal mujer le pidió que le dijera la mejor cualidad del hombre, este no sabia la respuesta y tubo que estar tiempo pensando, la cosa entre ellos quedo, que cunado el sultán le contestase la mejor cualidad del hombre entonces ella estaría dispuesta a cumplir y a sentirse forzada.

    El sultán fue a preguntárselo a todos sus sabios, pero no se pusieron de acuerdo en ninguna de las cualidades, entonces el sultán viajo, ha buscar a todos los cristianos, los reyes franceses, pero nadie le soluciono esa duda, encantaron a un caballero, que venia muy contento de cazar, les invito a cenar después de que ellos les dijeran que eran juglares…pero ellos no pudieron aceptar la oferta ya que tenían prisa por volver a su país, pero después de que el caballero averiguara en que buscaban les dijo que fueran a su casa que su padre ciego y un buen cazador se lo diría, al llegar a al casa el padre se alegro de que su hijo hubiera cazado y que encima traía a tres juglares, el anciano al escuchar esto, sabia que la pregunta no procedía de un juglar, y le dijo que le contestara y mas tarde, después reconoció su voz de sultán, y le dijo contestándole: respondió que la mejor cualidad que puede tener un hombre, madre y cimiento de todas las demás es la vergüenza, as saber al respuesta se desmidió, dio gracias y se fue directo a su reino a busca a la mujer para decírsela, se la dijo y al mujer se puso muy contenta ya que además también había dicho dos verdades, una era, que el era el mejor hombre del mundo, y al otra que la vergüenza es lo mejor que le hombre pueda tener.

    Tercera parte, (moraleja desde dos puntos de vista diferentes: de Patronio y de Don Juan.)

    De Patronio:

    Patronio le dijo al conde que en verdad a la respuesta era la vergüenza, porque tenía razón en todas las características

    Porque a la vergüenza hace valiente, liberal, fiel, cortes y lo lleva siempre a la realizar buenas acciones. Añadir página 194

    Y De Don Juan:

    Don Juan también vio que este cuento era muy bueno y lo hizo poner en este libro y escribió unos versos que decían así:

    “la vergüenza es el origen de todos los bienes; por al vergüenza hace el hombre lo que no quiere”.

    Opinión personal del libro “El conde de lucanor.”

    Este libro, por una parte, me ha parecido un libro muy interesante, cargado de enseñanzas bastante útiles y curiosas en algunos casos. Es una gran recopilación de cuentos con enseñanza didáctica y, seguramente, en su época sería un libro capaz de difundir determinados valores y enseñanzas entre la sociedad.

    Además te lo muestra de una manera en la que no te aburres, porque son ejemplos cortos y fáciles de entender. En todos los ejemplos, lo que aprendes son cosas sobre decisiones, es decir, ante una decisión que hacer. Igualmente lo haces con unos personajes que hacen acciones en las que cualquiera puede estar metido. También es fácil de entender y muy útil que incluso en algunos casos me ha dado que pensar, porque no tienes que leerte el libro de diez en diez hojas sino que puedes hacerlo de dos en dos o de tres en tres, según el tamaño de cada ejemplo y todo eso resulta mas cómodo. El mensaje ha sido claramente efectivo, pero pienso que lo seria mas si este texto fuese ahora escrito por una persona que viva actualmente, para que pueda expresarlo con palabras y ejemplos más fáciles de entender. Por ejemplo con la relación que existe entre el pobre y el rico, en nuestra sociedad actual existe una gran separación entre ricos y pobres, no habiendo casi ningún tipo de relación entre ambas clases sociales, estos asuntos no se pueden aplicar en la vida cotidiana de hoy en día.

    La intención del autor era la de culturalizar, expresar las ideas del honor, el matrimonio y la religión, según los postulados de la época, así como de ciertos aspectos históricos, creo que lo consigue con la consecución de este libro. También a través de un vocabulario sencillo ya que quería que todos los niveles sociales, tuvieran un ejemplo a la hora de que les surgiese un problema de similares características.

    En definitiva me ha parecido un libro, que es acto para cualquier edad y se puede leer en cualquier sitio y durante el tiempo que puedas.

    - 2 -