El Club de los poetas muertos; Peter Weir

Cinematografía. Planteamiento: Carpe Diem. Profesor Keating. Argumento. Moraleja. Personajes. Desenlace. Historia

  • Enviado por: Leti
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad
cursos destacados
De la Colección al Museo. Del Museo a la Historia del Arte: un Itinerario
UNED
El estudio de las colecciones artísticas y de quienes fueron sus protagonistas, los coleccionistas, es un medio...
Solicita InformaciÓn

Máster Multimedia e Internet
ArtesVisuales.com
¿Quieres especializarte en Abode Premiere, After Effects, MySQL, CSS, Google Adwords y mucho más? Artes visuales te...
Solicita InformaciÓn

publicidad

  • Problemática que plantea la película

A lo largo de toda la película se repite una frase: Carpe Diem. Esta frase significa "aprovecha el momento". En torno a esta frase se desarrolla la actitud de los personajes. La historia comienza cuando llega el nuevo profesor de literatura, el señor Keating. Este hombre tiene un particular modo de enseñar, no está sujeto a las estrictas normas del colegio. El señor Keating es quien inculca a sus alumnos la idea del Carpe Diem. Un grupo de alumnos, entre ellos Neil y Todd, descubren en un antiguo anuario la foto de su profesor. Además, en el anuario pone que perteneció al "Club de los Poetas Muertos", un grupo de chicos que se reunían para leer poesía. Los alumnos, fascinados por la idea, deciden volver a formar el Club de los Poetas Muertos. Se reúnen todas las noches en una cueva de un bosque cercano, dónde leen poemas que ellos mismos escriben. Es una institución secreta, nadie debe saber que existe de nuevo, ya que el colegio lo prohibió unos años antes. Pero el descaro de uno de los integrantes, que se hace llamar Lowanda, hace que el club desaparezca. Los chicos son obligados a declarar ante el director, y finalmente el profesor Keating es despedido.

Carpe Diem es un lema que invita al aprovechamiento de la vida y la libertad, no hay que dejar pasar el momento sino que hay que aprovecharlo al máximo. Este tema lo plantearon los escritores barrocos, y desde entonces ha sido la máxima de muchas generaciones. Debemos disfrutar la juventud, porque sólo ocurre una vez en la vida, y si no lo hacemos lo lamentaremos para siempre.

  • El profesor Keating

El profesor Keating es el profesor de literatura, interpretado por Robin Williams. Es un profesor un tanto extraño, con una manera muy original de realizar su trabajo. Es una persona cercana a sus alumnos, pero a la vez debe ser respetado y no tratado como uno más de la pandilla. El primer día de clase sorprende a los alumnos con el lema Carpe Diem, y a partir de entonces no hará más que hablarles de ello. Le encanta la poesía, pero piensa que se debe interpretar con el corazón, no siguiendo unas estúpidas normas escritas al principio del libro. Se hace llamar "Oh capitán, mi capitán". Cuando era joven, perteneció al Club de los Poetas Muertos. Es una persona que apoya a sus alumnos, y éstos confían en él. Quiere lo mejor para sus alumnos: la mejor enseñanza, la mejor filosofía de la vida, los mejores ideales... Le afecta muchísimo la muerte de Neil, ya que era un alumno por el que se había interesado especialmente, debido a su situación con respecto a su futuro. El señor Keating es despedido de la escuela, por inculcar a los alumnos unos valores no admitidos por la dirección, según el director del colegio.

  • Neil

Neil es uno de los alumnos del señor Keating. Es un chico que siempre ha hecho mucho caso a sus padres. Su padre ha decidido su futuro por él: irá a una buena universidad y estudiará medicina. A Neil no le hace ninguna gracia, porque a él lo que realmente le gusta es actuar. Le interesa la poesía, y es él quien decide volver a formar el Club de los Poetas Muertos. Consigue hacerse con el papel protagonista en una obra de teatro, "Sueño de una noche de verano". Pese a la opinión de su padre, que le prohibe interpretar esa obra, Neil busca apoyo en el profesor Keating. Éste le aconseja que haga lo que su corazón le diga, lo que él quiera. Finalmente, decide intervenir en la obra, pero por la presión de sus padres, decide acabar con su vida. Nunca ha podido decidir por él mismo, y está harto de eso. En el colegio comparte habitación con Todd, el chico nuevo, y es un estudiante brillante. Se siente fascinado por la personalidad del señor Keating. Neil es un chico apreciado por sus amigos, con personalidad propia y capaz de saber lo que quiere realmente. Cuando su padre se entera de que le ha desobedecido y ha actuado en la obra, decide matricularlo en una escuela militar, le presiona para que haga lo que él ha preparado: ser médico. Neil, ante el temor de pasar el resto de su vida atormentado por lo que nunca pudo ser, se suicida con una pistola. Lleva el Carpe Diem hasta su límite.

  • Todd

Todd es un chico que ese año llega nuevo al colegio. Es muy tímido, le cuesta mucho relacionarse con los demás. Comparte habitación con Neil, quien será su mejor amigo. Cuando Neil propone restablecer el Club de los Poetas Muertos, Todd duda y primero se niega, aunque finalmente acepta. Le da mucha vergüenza leer en público, pero se le da muy bien la improvisación. Tiene unos sentimientos y un talento para la poesía ocultos, pero asombrosos. Le llama bastante la atención el profesor de literatura, pero admira su forma de ser y pensar. Al principio, la filosofía del Carpe Diem no cuaja demasiado bien en su personalidad, pero poco a poco se va empapando de esa forma de pensar. La muerte de Neil le afecta muchísimo, ya que era su mejor amigo. En cierto modo, se siente culpable del suicidio de Neil, ya que él le animó a luchar por sus ideas.

  • ¿Qué opinas del final?

El final es bastante inesperado, es difícil imaginarse que un chico tan fuerte como Neil pueda acabar suicidándose. También sorprende el despido del profesor Keating, porque no creía que uno de sus alumnos le traicionase de esa manera. La muerte de Neil afecta mucho a sus amigos, al profesor de literatura y al resto del colegio. Yo cambiaría bastantes cosas. No dejaría que el padre de Neil se saliese con la suya, en mi final Neil conseguiría hacer lo que él quería, ser actor. También cambiaría el final del profesor: no dejaría que sus alumnos le traicionaran. Dejaría la escena en la que varios de ellos suben a la mesa diciendo "Oh capitán, mi capitán", pero al final de esa escena el profesor Keating sería admitido de nuevo.

Me pareció una buena película, muy interesante y con una problemática que interesa a los jóvenes de nuestra edad, aunque el final me resultó un poco decepcionante.