El clan del oso cavernario; Jean M Auel

Origen del hombre. Especie humana. Educación. Supervivencia. Formas de vida. Desarrollo humano. Sociedad. Mujer. Hombre. Creencias

  • Enviado por: Puckell
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO

EL CLAN DEL OSO CAVERNARIO.

Ayla es una niña procedente de un clan prehistórico que pierde a todos sus seres queridos en un terremoto, vaga sola durante días hasta que es rescatada malherida por una curandera del Clan del Oso Cavernario, Iza. Ésta cura a la niña que finalmente es adoptada por el clan después de mucha indecisión; se le concede un tótem demasiado fuerte para una mujer, el León Cavernario. Pero su naturaleza es diferente a la de los miembros del clan y sus habilidades van más allá de lo que ellos pueden llegar a adquirir.

Después de desobedecer numerosas normas del clan, normas de comportamiento muy estrictas, su peor hazaña es llegar a cazar, (algo totalmente prohibido a las mujeres del clan), es maldecida pero sobrevive a ésta maldición.

Ayla, ya no tan niña, es violada y tiene un hijo por el que tiene que luchar mucho. Tiene que salvarlo de la muerte hasta que se le asigna un nombre y es aceptado como miembro del clan.

Tras haber pasado toda serie de problemas en el clan por sus diferencias, se encuentra sola y decide aventurarse a encontrarse a si misma buscando a los de su especie, buscando su clan; porque los que habían formado parte de su familia dentro del Clan del Oso Cavernario, Iza y Creb, ya habían pasado a formar parte del mundo de los espíritus.

ESTRUCTURA SOCIAL.

Todo el libro, a mi parecer, es muy extremo; aunque quizá no lo sea tanto. La estructura social que se refleja es totalmente estamental, hay muchas condiciones que hacen que alguien mantenga o consiga una posición en el entramado social del clan.

Por herencia sobre todo se consigue un poder especial en la comunidad, ya sea la posibilidad de ser líder, que es el poder máximo o ya sea el papel del Mog-Ur, el sacerdote, que tiene mucho poder y puede llegar a tomar decisiones individualmente, el resto han de tener el beneplácito de Brun, el jefe.

Ésta sociedad puedo llegar a verla como una organización no tan antigua: Gobierno, Iglesia, Ejército; algo en lo que por supuesto no tiene cabida la mujer.

También me resulta muy curiosa la facilidad con la que se excluye a las personas dentro del clan, no sólo como ocurre con Ayla por sus diferencias sino también con sus semejantes como castigo por alguna desobediencia, pero igualmente sé que aún hoy existen sociedades en las que la diferencia es muy tomada en cuenta para excluir, sobre todo en comunidades muy cerradas y con unas costumbres tan arraigadas y sagradas como lo son las del Clan del Oso Cavernario.

ECONOMÍA.

La economía en el clan está muy relacionada con la estructura social que se refleja en el libro, ya que aunque no tenían posesiones mucho más allá de lo que pudiesen tener otros, los miembros del clan con más status, como son la familia de Brun, poseían el gran privilegio de tener las mejores piezas de comida y más cantidad, al igual de gozar de una mejor posición en la cueva; el lugar más resguardado y seguro. Supongo que como en toda sociedad los poderosos suelen ser los más potentados y tienen la posibilidad de hacer las leyes de forma que ellos no salgan perjudicados, no es nada nuevo.

LA MUJER.

Este libro me ha hecho pensar mucho en como se trataba a las mujeres, y no hace falta retroceder tanto como a la era Cromagnon, mis abuelas vivieron épocas en las que una mujer tampoco podía encararse al hombre, incluso en ocasiones mirarle a los ojos, en esos pueblos era muy normal que la mujer siempre estuviese en casa mientras él hacía “cosas de hombres” fuera. Las reuniones de hombres eran sagradas, incluso los lugares de reunión no eran para mujeres… Ellas estaban hechas para casarse y tener hijos, ¿y que se decía de las solteronas? Lo mismo ocurre en el clan, la que no encuentra compañero será una carga de casa en casa y de lo más bajo de las posiciones del clan. En definitiva, la mujer se ocupa de la alimentación, la cría, la satisfacción del hombre y al hogar; “labores de mujeres”.

Por otro lado y ya dejando la similitud con la época de mis abuelas hay una mujer que tiene una posición especial en el clan; la curandera, la posición más digna que puede una mujer llegar a ostentar, pero esto no la exime de estar totalmente subordinada a cualquier hombre, sea quien sea.

EL HOMBRE.

El hombre sustenta al clan y decide por él, el jefe es Brun y resuelve cualquier situación con su decisión, solamente es el Mog-Ur el único que puede que sea preguntado para llegar a una conclusión en consonancia con el mundo de los espíritus. El hombre caza, un ritual muy importante. Y posee los tótems más poderosos que la mujer para poder dominarla y reproducirse. Un papel muy importante es el de protección y suministro de los alimentos a su compañera y a sus hijos ya que una mujer no puede vivir ni sustentarse sola al no poder cazar. El hombre es mucho más importante que la mujer, de hecho es muchísimo más celebrado el nacimiento de un varón. El hombre vive libre, y con su compañera y las otras mujeres desviviéndose por él y sus cuidados. Protege el hogar y toma todas las decisiones, trabaja fuera de casa y vuelve para ser servido, podría buscar similitudes también en este caso.

EDUCACIÓN.

La educación de los niños a la que más referencia se hace y más importancia se da es enseñar a los varones a cazar, cada niño ha de tener una referencia “paterna” que le instruya en el oficio de la caza. Las niñas por el contrario son instruidas en las costumbres del clan en cuanto al comportamiento en sociedad y ante sus semejantes. Iza queda encargada como curandera de adiestrar a quien continuará su oficio, así como Creb ha de enseñar al próximo Mog-Ur a desempeñar su función. Todo el mundo tiene una educación muy estricta basada en una serie de valores espirituales sobre todo y que proceden de los clanes formados por sus antepasados, muchos clanes atrás. En cuanto a su capacidad mental es bastante reducida, ya que no son capaces de contar y su evolución del lenguaje aún no está desarrollada, al ver a Ayla en su comunidad se puede ver estas deficiencias en el clan de Oso Cavernario.

OCIO Y TIEMPO LIBRE.

Su ocio es bastante reducido pero cuando de verdad comienza un momento de ocio en el clan, como en la fiesta de inauguración de la nueva cueva, los hombres y mujeres se separan para su fiesta particular y ninguno de los grupos conoce las prácticas ociosas del otro. Su tiempo libre es ocupado trabajando, lo que quiere decir que mucho no tienen, y el ocio siempre viene representado por una ceremonia religiosa; el mundo de los espíritus es el ocio del clan. Para el Mog-Ur es trabajo pero sabe que para el resto del clan son momentos muy esperados. Bailes, infusiones, bebidas (drogas), desinhibición.

Los niños juegan juntos pero casi siempre sus juegos están inmersos en las tareas del día a día. Buscar leña, ayudar con la comida, buscar piedras.

CREENCIAS.

A mi parecer, creer en sus espíritus es lo más importante para el clan, les condiciona la vida. Temiendo hacer algo y enfadar a Ursus, y además justificando cualquier suceso como deseo de los espíritus por su propio bien, como ocurrió con el terremoto que asoló su hogar y mató a muchos de los suyos. Es algo universal el hecho de que el ser humano tiene por necesidad que creer en algo y ellos transportan sus creencias a toda su vida cotidiana y de ahí el respeto que se le tiene al Mog-Ur y por parte de los niños incluso miedo, por ser el personaje que tiene contacto directo con algo tan desconocido pero a la vez algo que es lo más importante y les puede hacer incluso más poderosos otorgándoles los tótems más dignos y fuertes. Se vive por y para los espíritus.

3