El científico también es un ser humano; Pablo Kreimer

Investigación científica. Conocimiento científico. Humanización del científico. Profesionalización y socialización de la ciencia

  • Enviado por: Esteban Riccardi Araguna
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 16 páginas
publicidad

Resumen en capítulos

El científico también es un ser humano.

Pablo Kreimer

Ciencia que ladra

En palabras generales, en este libro vamos a encontrar los diferentes aspectos sociales que mueven a la investigación científica a generar conocimientos. También a sujetos que parecen tan peculiares: técnicos, estudiantes, investigadores.

La idea del libro es mostrar la otra cara de las imágenes que normalmente pensamos de los científicos e investigadores. Estas imágenes fueron creadas a medida que la ciencia se hizo pública y reconocida.

Sin embargo, no solo los medios de comunicación los que nos armaron esa imagen generalizadora de la ciencia y de los científicos.

El objetivo que se persigue con este libro es doble. Por un lado humanizar a todos los científicos, que tienen vida propia: comen, salen a fiestas, etc. Es decir, que son sujetos sociales como todos nosotros. Y por otro lado, mostrar los “estudios sociales de la ciencia y la tecnología”.

A lo largo de los capítulos recorreremos diferente aspectos, como el papel social de la ciencia moderna en los últimos siglos, las formas de organización de los científicos, la vida cotidiana en sus lugares de trabajos, sus producciones principales: los papers, y muchos aspectos de cómo es la ciencia aquí y allá.

En conclusión vamos a estudiar la sociología en los laboratorios, como trabajan sus protagonistas: LOS CIENTÍFICOS. Y el libro también llega a otra conclusión de que: el científico también es un ser humano. Lo que no es poco…

En fin, tenemos la seguridad que toda la colección de estos libros está escrita por científicos que quieren asomar la cabeza afuera de los laboratorios, contando sus experiencias y todo los que se relaciona con su campo. Porque de eso se trata: de contar, de compartir un saber, si se sigue encerrado, puede volverse inútil.

Ciencia que ladra… no muerde, solo da señales de que cabalga… y mucho.

RESEÑA DEL AUTOR

Pablo Kreimer nació en Buenos Aires y estudió sociología en la Universidad de Buenos Aires. Se doctoró en Ciencia, Tecnología y Sociedad en el Centre Science, Technologie et Société de París.

Trabajó varios años en laboratorios de Francia, Inglaterra y la Argentina, con el pretexto de observar lo que hacían allí adentro las “tribus” de científicos que producían conocimientos.

Escribió varios libros: De probetas, computadoras y ratones: la construcción de una mirada sociológica sobre la ciencia y L’Universel et le contexte dans la recherche scientifique, ambos de 1999; Producción y uso social de conocimientos (2004); Culturas científicas e investigación agrícola en América Latina (2005); Ciencia y periferia. Nacimiento, muerte y resurrección de la biología molecular en la Argentina. Aspectos sociales, políticos y cognitivos (2008, por el que obtuvo una de las menciones del Primer Concurso Nacional de Ciencias).

Es investigador del Conicet, profesor titular de la Universidad Nacional de Quilmes, donde dirige actualmente el Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología, y de la Maestría en Ciencia, Tecnología y Sociedad. También, es el editor de REDES. Revista de Estudios Sociales de la Ciencia.

SINOPSIS DEL LIBRO

Capítulo 1: El intruso o la “mosca en la pared” ¿Para qué sirve la ciencia?

En el capítulo inicial vamos a encontrar el objetivo del libro: HABLAR DE LA CIENCIA DESDE OTRO PUNTO, desde el punto de vista nuestro,no solo del científico. Vamos a encontrar como distintos sociólogos han estudiado a la ciencia como a una fábrica o a una escuela, es decir, un estudio desde adentro del laboratorio con todo lo que sucede allí.

La ciencia es ante todo una promesa de soluciones y una garantía, o sea, si la calidad de un producto esta “científicamente comprobada” es porque hubo un extenso trabajo anterior para conseguirlo.

Los conocimientos científicos tienen un proceso de cuestionamiento y luego son parte de la comunidad científica como de la sociedad, porque el conocimiento también es una práctica social, conformada por personas (sujetos sociales) reales que tienen una vida privada aparte de la del laboratorio, que hablan un lenguaje determinado y que no son diferentes a la sociedad nuestra.

  • Hasta el último cuarto del siglo XX algunos sociólogos propusieron que el conocimiento científico no era más que una creencia entre otras.

Y muchos científicos se descontentaron con esto porque relacionarla con una creencia era relacionar a la ciencia con la religión, ya que a la ciencia se la comprueba, se la acepta o se la rechaza, y lo único que queda en el medio es la magia algo que solo es misterio.

La ciencia es una herramienta muy poderosa: les ofreció a los seres humanos la capacidad de transformar la naturaleza con el fin de obtener beneficios enormes.

Sociedad del conocimiento”

Nuestra sociedad, la del siglo XXI ha sido afectada- positiva y negativamente- por el uso y el desarrollo de la tecnología y esta a la vez afecto a la ciencia, pero también existe un cuestionamiento si la ciencia y la tecnología surgieron primero porque había dinero para sostenerla o porque estas generaron este recurso.

No podemos imaginar el mundo sin ciencia pero tampoco nos importa tanto si existe, solo esperamos sus resultados para beneficio propio.

La ciencia moderna podría incluir tres etapas: institucionalización, profesionalización eindustrialización:

La primera etapa, la institucionalización,comenzó por Italia va desde el siglo XVII al XVIII. Se refiere a la creación de instituciones donde se pueden estudiar diferentes materias, donde además se separa la ciencia de la religión. Las primeras instituciones fueron:

-Royal Society (1662) por la reina Isabel asociada a Isaac Newton.

-Royale des sciencies (1666) por iniciativa de Colbert (Francesa).

“La institución científica estuvo ligada al poder político: la cienciapedía protección y apoyo y el poderresultados útiles y utilizables”.

Esta etapa quiso decir que la ciencia pasó de ser algo “privado” ya que se consolido como pública y más respetada por ese entonces.

La segunda etapa, la profesionalización, surgió luego de la 1raporque ya se tenía los 2 requisitos básicos de una profesión: recursos económicos para subsistir y existencia de cátedras de las materias. Luego se establecieron los requisitos para poder cursar estas carreras.

Luego con el paso del el tiempo estas carreras comienzan a integrar espacios sociales de la misma donde colegas en la misma materia compartían sus trabajos mediante foros o en revistas especializadas.

Finalmente llegamos a la última etapa, la industrialización, es decir que la ciencia se industrializo con respecto a multiplicación masiva de conocimientos y equipos de comprobación ya sean los laboratorios. Su origen se remonta a la Segunda Guerra Mundial.

Ciencia, tecnología y sociedad

Todas las ideas surgen alguna vez y luego las adoptamos como naturales. El sociólogo Robert Merson propuso la asociación de ciencia, tecnología y sociedad y dice que hay una relación entre el conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y las condiciones sociales, económicas, culturales, etc.

La ciencia y su desarrollo no solo acarrean soluciones positivas…

El proyecto de Manhattan (la fabricación de la bomba atómica), el desarrollo de la sociedad industrial capitalista y sus efectos negativos- hiperconsumo, por ejemplo- son ejemplos del mal desarrollo de la ciencia o mejor dicho su mal uso.

Además llegamos a la conclusión de que la ciencia en muchas ocasiones no puede lograr detener problemas que ella misma creó y quienes van a tener que solucionarlos son la sociedad “común”.

La ciencia es un producto social:

Otros sociólogos en desacuerdo con las teorías de Merton decidieron estudiar los laboratorios como estudiaban a los clubes o a las fábricas, como instituciones sociales. Ya que la ciencia es una práctica social de un conjunto de individuos que pertenecen a una cultura y con un determinado lenguaje, es una fabricación social.

Capítulo 2: ¿Ratones que hablan? Los laboratorios y los científicos como objeto.

En este capítulo podemos hablar de la imagen que se tiene de los científicos, de que los vemos como “bichos raros” ajenos a la sociedad, pero no es así. Durante mucho tiempo los científicos y sociólogos concluyeron que la ciencia no era una práctica social y los sociólogos solo la miraban desde afuera.

Pero en los años setenta David Bloor y otros sociólogos británicos plantearon que se había estudiado la ciencia verdadera lejos de toda “contaminación social”.

Si la historia la escriben los que ganan y Controversias científicas…

Los sociólogos comenzaron a decir que toda la historia “oficial” de la ciencia no era más que una “ciencia de vencedores”, y que por eso se dejaba de lado una parte fundamental de su desarrollo como actividad de la sociedad. Los sociólogos querían mostrar que había otra historia.

Con el fin de descubrir esa historia propusieron principios de análisis para estudiar la ciencia “tal como se hace”. Los más importantes fueron:

  • Imparcial con respecto a la verdad y falsedad, la racionalidad y la irracionalidad, el éxito o el fracaso.
  • Simétrico en su estilo de explicación. Los mismos tipos de causas deben explicar, digamos, las creencias falsas y las verdaderas.

Además, el estudio de las controversias apuntaba a no estudiar solo el resultado de algún evento científico sino sus procesos. Ahora bien: el análisis de las controversias apuntaba a observar el pasado.

Así, las controversias se constituyeron en una herramienta muy potente para los sociólogos en los conceptos de: negociación y consenso.

La tribu de los científicos

Bruno Latour dijo: “estudiar a los científicos como si fueran una tribu extraña a nuestra cultura, y no como si se tratara del santuario de la racionalidad”. Esta idea causó gran revuelo en la sociedad pero tenía fundamentos, ya que era necesario “internarse” en los laboratorios para descubrir cómo nace la ciencia y el conocimiento.

Junto con el “descubrimiento” del laboratorio, y como objeto de investigaciones, y al mismo tiempo como lugar de observación, los sociólogos tuvieron su propia disputa por quien llegó primero- aunque no le vamos a dar importancia- por la simultaneidad de sus estudios y el común de la zona geográfica.

Pero todo esto fue gracias a dos hechos fundamentales:

  • La toma de conciencia de que la ciencia no solo acarrea efectos positivos.
  • La emergencia de movimientos sociales que cuestionan la ciencia y la tecnología.

¿De dónde salen los enunciados científicos?

Para Latour los enunciados científicos, que ya nadie discute, son fabricados, producidos y negociados a partir de los laboratorios. El laboratorio, como cualquier otro espacio social, es un lugar donde se superponen diferentes ideas, prácticas, conflictos, sorpresas, etc. También existen rutinas establecidas que responde a una organización social.

Veamos que es un hecho científico. Este es como un enunciado pobre o débil, que logra fortalecerse a medida de la confrontación de ideas y de refutaciones para luego ser aceptado y ser parte del sentido común.

El punto de partida de la construcción de un hecho es siempre un enunciado y este también debe fortalecerse: Los enunciados se obtienen de: Fabricar pruebas y convencer a los otros. Para fabricar pruebas los investigadores deberán utilizar material del laboratorio como por ejemplo un electrocardiograma. Y para convencer a sus colegas tendrán que argumentar con los resultados probados.

Luego de la aceptación del enunciado, es decir, aceptado como valido, se puede concluir con enunciados más fuertes. También pueden lograr aparecer en libros y estamos en presencia de un “hecho científico”

Problemas de métodos…

Como ya sabemos, cuando un sociólogo estudia un espacio: estudia el entorno, y entonces se da cuenta que el también es el entorno y es parte del objeto estudiado. Los sociólogos cuando se metieron a investigar los laboratorios relacionaron que estaban estudiando a INVESTIGADORES pero el también es una de ellos.

Y la respuesta a este problema la tuvo Latour que dijo que para no dejarse llevar por los prejuicios, el observador tiene que ser lo más ignorante con respecto al entorno a estudiar.

Capítulo 3: Comunidades, campos, arenas y playas.

En este capítulo nos dedicaremos a revisar como se organizan y actúan los científicos, pero lejos ya de los laboratorios, sino más bien en un espacio social más amplio según tres condiciones diferentes.

La comunidad…

El concepto de comunidad tiene su origen en la sociología del siglo XIX, y esa palabra no solo implica un grupo de individuos, sino la relación que se establece entre ellos. Anteriormente se centraba en una mirada de que la ciencia era individualy no colectiva.

Ahora bien, si queremos hablar de comunidad científica nos tenemos que remontar al comienzo de los años 40, donde Michael Polanyi, físico y filosofo, propuso la noción de comunidad científica. Según Polanyi: “los científicos no pueden practicar su actividad en aislamiento”.

Otra vez, Robert Merton propuso que la comunidad científica estaba organizada por un conjunto de normas relacionadas con la función social y la certificación de lo verdadero de las investigaciones. Esas normas fueron 4 al comienzo:

  • Universalismo;
  • Comunismo
  • Desinterés;
  • Escepticismo organizador.

Cuando estas normas se respetan, entonces la ciencia puede cumplir su rol social.

La perspectiva general de Merton sobre la comunidad científica se basa en un “sistema de intercambio”: se ofrecen conocimientos a cambio de recompensas o reconocimiento, etc. Las recompensas son proporcionales a los aportes del científico, y muchas veces el mecanismo más conocido es la eponimia, cuando a un conocimiento se le pone el nombre del científico investigador.

El campo científico…

Este concepto fue anunciado por el sociólogo Pierre Bourdieu en 1975 que rompió el concepto de la armonía y colaboración en la comunidad científica.

Llama al campo científico como “espacio de lucha”, que el funcionamiento de este “produce y supone” una forma específica de intereses. Luego habla sobre la competencia en esta área y del capital científico y de ejercer el poder sobre los otros como en cualquier otra sociedad.

Este poder se va dando por la cantidad de prestigio que el científico obtiene al recorrer su carrera, pero a su comienzo solo comenzó con el prestigio del lugar donde trabajaba o diferentes instituciones en la que colaboraba.

Al igual que para Merton, para Bourdieu el campo científico está regido por un conjunto de normas, que son impuestas por quien tiene el “poder” y obedecidas por el resto.

Estas normas, por ejemplo, indican cómo se debe acumular el capital científico, además los dominantes establecen cuales son los temas más interesantes. De modo que los dominados pueden elegir seguir estas normas o emplear estrategias subversivas.

También sabemos que cualquier tipo de inversión, ya sea económica o científica, implica riesgos. El primero es no llegar al resultado querido y el segundo es el tiempo a utilizar. Obviamente todos las inversiones que hacen los investigadores tiene un proceso de estudio para ver si es conveniente o no.

Las arenas transepistémicas de la investigación…

Karin Knorr-Cetina propone la idea de que los otros dos conceptos anteriores están visto desde el punto del mercado. Según ella debemos observas las prácticas reales de los investigadores, es decir, lo que verdaderamente realizan en sus trabajos. Porque cuando uno se mete en estos lugares, vemos que los científicos se relacionan con “otros”, como autoridades de instituciones, agencias de financiamiento, etc.

Según Knorr-Cetina la organización social de la ciencia esta bajo la forma de arenas transepistémicas de la investigación, que son el espacio en cual se establecen, se definen, o se renuevan las relaciones de recursos que entablan los científicos.

Es decir que estas “arenas…” son la relación con el mundo exterior, desde el pedido de material para trabajar hasta el financiamiento de una investigación.

El beneficio de analizar la organización social de la ciencia a través de la forma de las arenas es que nos da una imagen más realista del mundo de los científicos.

Capítulo 4: Publicar y castigar

En este capítulo…la ciencia es un espacio que se ha jerarquizado con el tiempo, y los papers- artículos científicos- son parte fundamental de ese orden jerárquico, ya que cuando un estudiante graduado en su comienzo no es valorado en sus trabajo en el laboratorio o técnicas que utiliza, sino en lo que ha publicado.

Se puede ver el ejemplo del “ascenso” de un biólogo por ejemplo en la Comisión de Evaluación de un Consejo Nacional de Ciencias, donde se evalúa al científico basándose en los papers que ha ejecutado y que factor de impacto obtenido. Es decir que sus trabajos escritos tienen más valor a la hora de su reconocimiento laboral.

Los papers en realidad no son ningún tipo de “verdad verdadera” o “palabra santa”, sino que son los ejercicios que han realizados los científicos para convencer a sus colegas.

Publicar un trabajo para un científico significa dar a conocer todo su proyecto en forma escrita, pero es dar su resultados y como fue todo el trabajo que realizo y lo que consiguió. El paperes el último trayecto del trabajo de un científico y lleva pasos para que al final se publique en alguna revista.

También se sabe que lo publicado en un paper es algo teórico, aunque haya sido comprobado en un laboratorio o similar lugar de trabajo, pero sabemos que llevado a la realidad puede tener otros resultados tanto similares como distintos, por lo tanto siempre encontramos objeciones de carácter social.

Pero ¿qué es un paper?

Un paper es la forma de publicar nuestro trabajo en la comunidad científica, de mostrar los descubrimientos realizados en los laboratorios, y que investigadores de todo el mundo puedan utilizar a su favor nuestros hallazgos para el bien común…



Porque aunque ahora lo sabemos, mucha gente no sabe lo que es porque no está en este ámbito. Si le preguntamos a un estudiante o a un investigador, es muy probable que nos diga:

… también publicamos papers porque nuestro sistema laboral lo demanda, para que otros no nos roben el trabajo y para ganar prestigio en la sociedad científica, los papers con mayor “factor de impacto” nos ayudan a conseguir recursos económicos (y otros) para proyectos futuros…

Y si tomamos confianza con ese sujeto, quizás nos mencione algo más real como:

En sentido social, también hay que saber que la comunidad científica no siempre fue algo público como lo es hoy en día, de hecho, Isaac Newton fue el creador de la Royal Society, una de las primeras instituciones en donde se trabajaba la ciencia y la experimentación. Antes los investigadores lo hacían en el garaje de su casa o en talleres privados.

De esta manera se provoco 2 situaciones; la primera que al hacerse pública la ciencia y la investigación, los Estados y gobiernos debieron sostener esas actividades científicas; la otra es que los científicos debieron publicar y dar a conocer sus trabajos.

También existe, aparte del aspecto social, una dimensión donde la ciencia genera conocimientos. Pero hasta el día de hoy no se sabe si decir, que la ciencia realiza “descubrimientos” o produce “conocimientos”, porque el mundo natural, donde todo ya esta creado, existen cosas ocultas por el solo hecho de no conocerlas.

Pero si volvemos al paper, este solo muestra los éxitos del trabajo y no los fracasos que tuvo a la largo de su experimentación. Por ejemplo muchos ensayos fallidos dieron pie a otros conocimientos mejores y se publican sobre el último que fue el que funcionó. Desde luego, también nos oculta el interés del científico en publicar su paperpara conseguir reconocimiento, o que mediante su trabajo han tenido algún consejo o ayuda de otro colega.

En conclusión sobre qué tiene un paper, podemos decir que este como construcción, incluye hechos y olvida otros de su experimentación.

La fabricación del paper

Se utilizan diversas herramientas y recursos para poder comenzar y terminar un proyecto luego volcado en un paper. Se utilizan fotografías, gráficos, estadísticas, experimentaciones, etc. Estos sirven para que el investigador convenza a sus colegas con mayor impacto.

Porque no es lo mismo decir: “todo lo que sube baja” que indicar que “cada cuerpo tiene una gravedad propia y que al no tener una superficie en donde apoyarse va a bajar hasta encontrarla”, además utilizando gráficos, cuentas y cálculos extensos, imágenes y ejemplos que lo ayuden en su proyecto.

Luego, se valen también de mencionar que alguna parte de lo presentado estuvo enunciado por otro científico de mayor rango y con más credibilidad.

Última revisión del modelo lineal

Podemos decir que la redacción de un paperes una parte más del proceso de trabajo, y no forma parte de una conclusión exterior. Porque aquella investigación que no pueda ser objeto de un artículo público- es decir, hacerse público en alguna revista-, no es que pierde su valor sino que simplemente no existe.

Asimismo, podemos decir que el grado de conocimiento de un campo de investigación se ve afectado por la existencia en los medios de comunicación y sus publicaciones.

Capítulo 5: Ciencia y periferia.

Podemos encontrar un “cuentito” al comienzo del capítulo que trata sobre un científico que fue a estudiar a Estados Unidos y logro algo muy importante gracias a los recursos que tenía en ese país desarrollado, luego volvió a Argentina motivado por la nostalgia y comenzó a trabajar en ese mismo proyecto, todo le fue muy bien pero dando se cuenta que en los países donde colegas trabajan la ciencia forma parte más importante del lugar con mayores recursos y beneficios, el trabajando en el país logro convertirse en un científico muy importante pero sabiendo que fue gracias a la tecnología y muchos aportes del mundo desarrollado.

Barreras a romper

Un problema antiguo y complicado es que saber qué pasa con la ciencia en los diferentes países, especialmente en los países en desarrollo o periféricos, como es el caso de los de América Latina.

Primero hablemos de la ciencia moderna, que tiene un núcleo central en los países europeos del norte como Inglaterra, Alemania, Francia y otros, luego se propago por los otros países de Europa y al final llego a los de América del Norte (exceptuando México). Desde allí se disemino a otros lugares por medio de viajeros avanzados-aquellos que ya estaban trabajando en su proyecto y necesitaban estar en los países periféricos- o de estudiantes extranjeros que estaban en estos países tan desarrollados formándose.

Existen ideas difusionistas de la “ciencia occidental”, como la manera en que se disemino la ciencia en nuestros países; y también extranjeros que venían a estudiar nuestra flora y fauna y luego trabajar en su país con los resultados.

Ciencia y periferia…

Actualmente se proponen los términos de “ciencia en la periferia” y “excelencia científica en la periferia” para resaltar el trabajo del científico en estos países porque tenemos nuestras propias reglas, que no deben ser entendida como síntomas de retraso, sino como parte de la propia cultura y de las interacciones con la ciencia internacional.

También influyen las tradiciones científicas utilizadas en la periferia, que son un conjunto de identificaciones culturales que condicionan ciertos métodos de comprender la ciencia y la práctica científica. Además es muy influyente el proceso de formación de los científicos.

CANA:

“Conocimiento Aplicable No Aplicado”, es aquello que caracteriza a una parte del conocimiento que se produce en todo el mundo, pero por ser resultados en países periféricos carecen de reconocimiento y son como “descartados”.

CONCLUSIÓN DEL TRABAJO

Este libro me pareció muy bueno porque además de presentarnos a la ciencia como un bicho más de la sociedad, nos enseña que existieron y existen personas preocupadas en estudiar todos los ámbitos de la sociedad. Además porque nos da la razón y como se va construyendo todos los conocimientos que sabemos y nos sirven para cosas simples.

El libro me resultó además muy atractivo por la forma de escribirlo y presentarlo ya que hizo que no fuera aburrido. También me enseño a que todo proceso de conocimiento no es una simple resolución de problemas, sino que se estudia, se comprueba y se debate con la comunidad científica y la sociedad para que se pueda efectuar como solución.

Es un libro que recomiendo leer para poder saber cómo es la vida dentro de los laboratorios y sacarles a los científicos la etiqueta de hombres fríos y calculadores es su vida diaria. Es un libro excelente con un autor comprometido con lo que hace.