El CI (Coeficiente Intelectual) en la empresa

Psicología. Recursos Humanos. Inteligencia emocional. Liderazgo. Autoridad

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

EL C.I. Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA

Es interesante descubrir como las personas que obtienen un C.I. alto, en una prueba no necesariamente son los verdaderos lideres o los mas eminentes empresarios o directores de empresas.

Cuando recién inicie como empleado en la empresa, tiempo después fue contratada una persona como jefe de un área de comercial. había estudiado la carrera de Administrador de empresas, y durante el ejercicio de la carrera se distinguió como el mejor alumno, asi como también termino la carrera con honores, sin embargo, solo duro unos cuantos meses, no pudo con el empleo y termino renunciando sintiéndose frustrado por su mala actuación.

Soy Lic. En psicologia desde hace mas de 15 años y siempre he sentido satisfacción de los resultados al integrar baterías para selección de personal a fin de ubicar a el personal mas de acuerdo a C.I. y a aptitudes, sin embargo, últimamente, me he dado cuenta de la importancia de tomar en cuenta competencias de Inteligencia emocional basadas en la autorregulación (autocontrol, responsabilidad, adaptabilidad, innovación, integridad),motivación (motivación de logro iniciativa optimismo), empatia (comprensión de los demás, aprovechamiento de la diversidad) y habilidades sociales (influencia, comunicación, liderazgo, afrontacion del cambio, trabajo en equipo )

Tambien he sido empleado por mucho tiempo, y me he dado cuenta de cómo existen personas directivos que tiene una forma de trato hacia sus empleados de manera despótica o simplemente son incapaces de manejar a los trabajadores no obstante estos obtenían reconocimiento de directivos superiores por resultados aunque muchos de estos fuesen maquillados.

Lo mismo ocurría con otros dirigentes que todos los problemas con los trabajadores pretendían arreglaros con amenazas hacia los colaboradores de despido , además de una pésima relación con el resto del personal quienes estarían llevando a cabo su labor bajo presión y nulo trabajo en equipo

En la nueva empresa, se hace imprescindible la promoción y selección del personal no solo en base al C.I. sino además considerar al conjunto de competencias de inteligencia emocional para una idónea gestión empresarial.

Podemos considerar que un lider con suficientes cualidades emocionales puede tener algunas de las actitudes que se mencionan abajo:

  • Un control adecuado de su propia conducta

  • Una mayor ecuanimidad de pensamientos

  • Mejores relaciones interpersonales y organizacionales

  • Habito de escuchar lo que le permite comprender la postura del otro

  • Asume sin falsas justificaciones y excusas sus propias responsabilidades

  • Capacidad para organizar un armónico equipo de trabajo

  • Se adapta a los cambios sin atrincherarse en los cambios perdidos

  • Es conciente de los aspectos positivos y negativos de la empresa

  • Autocontrol de sus sentimientos, transmitiendo seguridad y calma

  • Empatia con los empleados y demas

  • Capacidad comunicativa, transmitiendo con claridad sus mensajes

  • Estimular el sentido de interdependencia entre los colaboradores de la empresa

  • Su autoridad no autoritarismo, se asienta en su prestigio profesional y moral

  • Flexibilidad en el trato hacia sus subordinados sin aferrarse a sus opiniones

  • Sabe comprometerse y comprometer a los demas

  • Confia en sus colaboradores, aunque tenga que asumir el riesgo de algun engaño

  • No se encierra en sus criterios, admitiendo otros puntos de vista

  • Sabe motivar e incrementar la confianza para conseguir los logros

  • Impulsa la cooperacion y colaboracion desinteresada

  • Procura que las reuniones no sean tediosas sino eficaces y alentadoras

  • Alienta las innovaciones y las ideas originales

  • Optimismo para superarse

  • Vive la esperanza como fuerza motivadora

  • Considera que siempre se puede aprender

  • Actua en la toma de decisiones con cabeza y corazon

  • Sabe delegar e involucrar a los empleados en las tareas encomendadas

  • Apertura ante las quejas que le manifiestan exigiendo aclaracion de las causas

  • Se anticipa al impacto de las decisiones

  • Sensibilidad para identificar los aspectos que se deben mejorar

  • Imaginación para encontrar soluciones plausibles

  • Puntual en las citas al valorar el tiempo de los demas

  • Colabora con las normas sin pretender exenciones

  • Ayuda con interés y espíritu pedagógico a los nuevos contratados

  • Tiene un sentido critico eficaz y positivo

  • Asume riesgos etc.

Todos estas cualidades y otras tantas son propias de una inteligencia emocional que pueden ser aprendidas ya que la I.E. no es adquirida y el aprendizaje de dichas habilidades puede darse con el desarrollo personal durante el curso de la vida, sin necesidad de ser un genio o tener una inteligencia superior, a diferencia del C.I. que a partir de los 12 años solo tiene un leve incremento, a pesar de los esfuerzos por mantener una cultura y una educación por encima del promedio.

Estas actitudes no solo aplican para la empresa sino para la familia, la escuela y el entorno en que uno se desenvuelve, de ahí la importancia de aplicar la I. E. incluso en las escuelas