El capitán Alatriste; Arturo Pérez-Reverte

Literatura española contemporánea. Narrativa actual. Novela histórica. Argumento. Personajes. Espadachín. La inquisición. Clases sociales históricas

  • Enviado por: Javi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
publicidad

Resumen

El Capitán Alatriste era un soldado veterano que vivía en Madrid como espadachín a sueldo. El libro narra una de sus aventuras, en la que un amigo le consigue una misión con la que podría ganar bastante dinero. Entre tanto, también ha de cuidar de Íñigo, el hijo de 13 años de un difunto compañero suyo. Siguiendo las indicaciones de su amigo, acude a una cita en la que dos enmascarados les encargan a él y al italiano Gualterio Malatesta que han de asaltar a dos ingleses: Thomas y John Smith. Sin embargo, antes de acabar la cita y tras marcharse uno de los enmascarados, aparece fray Emilio Bocanegra, presidente de la Inquisición que les ordenan aniquilalos. Estando en medio de la emboscada, Alatriste decide perdonarles la vida a los ingleses, es más, intercepta una estocada del italiano que iba hacia el corazón de uno de ellos. Ahí se acabó la lucha y el italiano le amenazó con vengarse. Entonces tuvo que refugiarse esa noche en casa de un amigo por miedo a que lo encontraran los que le encomendaron la misión. Más tarde se enteró que le habían engañado: los dos ingleses eran el príncipe Carlos, que se iba a convertir en el novio de la infanta española, y el marqués de Buckingham, que venían a Madrid de incógnito. Al día siguiente todo el mundo sabía que los dos ingleses estaban allí, pero nadie se enteró de que habían estado a punto de morir. Pero como el capitán no se marchó de la ciudad y salía a la calle como si nada, sufrió emboscadas en las que trataron de eliminarlo y de las que salió victorioso gracias a la ayuda de Íñigo y del propio príncipe Carlos, que le debía la vida.

Ideas principales

En esta obra, Pérez Reverte quiere reflejar una serie de ideas de la España del siglo XVII como son:

  • La decadencia y corrupción en la que está sumergida, aunque todavía es poderosa y temida en el exterior.

  • Destacar dentro de este ambiente corrupto, una serie de personajes con gran importancia artística y literaria de esa época como son: Diego Velázquez, Lope de Vega, Quevedo...

  • La fuerza y riqueza de la Iglesia y de la Inquisición.

  • La importancia de saber desenvolverse con las armas, ya que en cualquier momento podrían atacarte los salteadores y asesinos que había por las calles.

  • Las dificultades económicas de la época, que hacen del dominio de las armas una forma de ganarse la vida.

  • La importancia política de los matrimonios reales. Este es el eje principal de la obra ya que fray Emilio Bocanegra y los enmascarados ordenan matar al príncipe Carlos de Inglaterra porque creen que no le conviene a España la unión con Inglaterra.

  • Por otra parte se ve reflejada como era la vida de una parte de la sociedad de esos tiempos y los lugares donde ser reúnen, como las tabernas y bodegones, o los “mentideros” de la Corte, donde se comentaban los sucesos ocurridos en la ciudad. Otros lugares también frecuentados eran los corrales de comedia donde se hacían representaciones teatrales, que eran muy apreciadas por todo tipo de público.

  • También podemos observar la gran diferencia entre las clases sociales.

Personajes principales

Los personajes están clasificados según el protagonismo que tienen en la historia:

Diego Alatriste: No es un hombre honesto ni piadoso, pero sí valiente. Flaco, con un espeso bigote que le cubre el labio superior. Pelo castaño, corto y peinado hacia atrás. Su frente es amplia y tostada por el sol. Tiene los ojos claros y fríos y una pequeña cicatriz que le baja sobre su ceja izquierda. A lo largo de su cuerpo tiene varias cicatrices más. También es algo aficionado a la lectura y el teatro.

Íñigo: Vive como paje o criado de Alatriste y en la historia se enamora de una niña de su edad. Es un chaval de 13 años curioso y espabilado.

Los enmascarados: Eran Gaspar de Guzmán conocido por el conde de Olivares, y Luis de Alquézar, secretario privado del rey don Felipe Cuarto.

  • El primero es alto, fuerte y con grande espaldas. Cabello ralo y escaso y barba negra y espesa. Sus ojos son oscuros, negro y vivos. Tiene unos 35 años y suele vestir con ropas oscuras y de calidad. Es amigo de las fiestas y de la caza.

  • El otro es un hombre de mediana estatura con la cabeza redonda y rasgos ordinarios y antipáticos. Su cabello es escaso, deslucido y gris, al igual que su barbita estrecha y recortada desde el labio inferior hasta el mentón. El bigote es poco espeso pero rizado sobre los mofletes, surcados de vinillas rojas al igual que la gruesa nariz. Ojos inteligentes y muy vivos y la ceja izquierda arqueada a más altura que la derecha. Las patillas hasta media cara y la mirada arrogante. Su cuello es grueso.

  • Fray Emilio Bocanegra: Tiene ojos brillantes coronados por espesas cejas y el rostro flaco, serio y con expresión de fanática firmeza, marcado por las oquedades de sus mejillas afeitadas. Ronda los cincuenta y tantos años. Cabello gris corto, en forma de casquete alrededor de las sienes. Manos secas y descarnadas.

Otro fin

Debido a las constantes amenazas y emboscadas, el capitán decidió marcharse de la ciudad llevándose consigo a Íñigo. Nadie se enteró de su huida hasta que pasaron dos semanas y el italiano y Emilio Bocanegra salieron en su búsqueda. Fue entonces cuando Íñigo, que se había enterado de toda la historia, decidió contárselo al rey. Éste, tras consultárselo a los dos ingleses, comprobó que era verdad y ordenó la búsqueda y captura del presidente de la Inquisición y de Gualterio Malatesta. Estos fueron apresados y condenados a muerte. A partir de ese día, Alatriste pudo seguir con su vida, ganándose el dinero como espadachín.

Propósito del autor

El propósito el tanto para saldar una antigua cuenta de su juventud como para dar actualidad y homenajear a las novelas de aventuras y espadachines que acompañaron sus inicios como lector.

Vigencia

El tema no tiene nada de vigencia ya que las cosas que se relatan son del siglo XVII y ya no se da esa forma de vida y ya no existen personas que se ganen la vida como espadachines. De todas formas, este oficio puede ser comparado con los actuales mercenarios.