El Camino; Miguel Delibes

Literatura española del Siglo XX. Novela de posguerra. Narrativa contemporánea. Mundo rural. Aventuras. Personajes: la Mica, Roque el moñigo, Daniel el mochuelo. Argumento

  • Enviado por: Lala
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Resumen

Daniel el mochuelo a sus once años se ve obligado por su padre a abandonar el pueblo dónde nació y se crió, y estudiar el bachillerato en la ciudad, el padre y la madre de el mochuelo eran gente sencilla humildes queseros que ganaban lo suficiente para comer y para nada más, el padre quería que su hijo fuera algo en la vida, que le fuera algo mejor de lo que le había ido a él , había ahorrado mucho para el viaje a la ciudad y para mantener a su hijo hasta que terminase el bachillerato, ahora Daniel, no podía hecharse atrás, ya que su padre había sufrido mucho para otorgarle ese regalo. Durante la noche antes a su marcha Daniel recuerda todas las aventuras y desventuras que le habían ocurrido a lo largo de esos once años de vivir en el Valle, él jamás había franqueado las montañas que separaban el pueblo del resto del mundo, por ello, las vivencias, rumores e historietas del pueblo fueron de algún modo las únicas guias que tenia el de como era la vida. Gracias a sus amigos como Roque el moñigo, Germán el tiñoso, La mica , la mariuca-uca, etc. El mochuelo iba madurando y aprendiendo los misterios de la vida, como de dónde salía la leche de una vaca explicado por su madre, la curiosidad de que era un vientre seco y lo que era un aborto significaba gracias a las Guindillas, supo lo que era el amor al enamorarse de La mica la hija del Indiano que era diez años más viejo que él , además apredió que había cosas que la voluntad humana no es capaz de controlar gracias a un novio de las Lepóridas, a poner a prueba su valor a causa de su amigo el Moñigo que le forzaba a hacer cosas de las cuales luego traen consecuencias, como una vez que estaban en el huerto de Lucas el mutilado y les sorprendio a los tres amigos robando manzanas, por todo esto Daniel hecharia de menos vivir en el Valle y por ello no se quería marchar, por otro lado, su padre habia luchado mucho para que el tuviese una formación digna y debía marcharse aún en contra de su voluntad. Cuando quiso darse cuenta se había pasado toda la noche en vela recordando, se levanto y tomo rumbo al nuevo camino que ante el se le habría.

2.1 RESUMEN

CAPITULO I

Daniel, el Mochuelo, es un niño de 11 años de familia pobre. Su padre le obliga a ir a la ciudad a estudiar ya que quiere que sea algo grande en la vida y no prospere como él trabajando de quesero. Lo que Daniel prefiere no pasarse muchos años estudiando ya que le gustaría trabajar de quesero o herrero porque cree que eso le haría feliz.

CAPITULO II

Cuenta la vida de Roque, el Moñigo un amigo suyo que le admira porqué es muy valiente. La madre de Roque murió en su parto y explica que a partir de entonces su hermana Sara, 13 años mayor que él, le cuida aunque le hecha la culpa. Su padre es un hombre fuerte, el herrero, y el pueblo lo tienen como un hombre que bebe mucho.

CAPITULO III

Explica lo que significa para Daniel el Valle; le gusta sentir sobre sí la quietud serena y reposada, contemplar el paisaje. Y explica su pueblo tal como es y lo que se encuentra yendo del Valle hacía su pueblo.

CAPITULO IV

Daniel recuerda cuando era pequeño que su padre le contaba historias del porque le puso ese nombre. También recuerda cuando se alejo de él: fue cuando aprendió las cosas por si mismo; cuando “maduró”. Su padre quería que fuese estudiase sea como fuese. A Daniel le poco el nombre, luego le llamaron Mochuelo e incluso su padre discutía con la gente porque querían que le llamaran por el nombre.

CAPITULO V

A unas mujeres del pueblo le llamaban Guindillas ya que eran secas y delgadas, eran 3 y hermanas, eran mujeres muy cristianas. Un día la hermana mediana murió. Al pasar el tiempo la hermana pequeña encontró pareja y al contárselo a su hermana se enfadaron. La pequeña se acostó con él y la hermana mayor fue al cura porque pensaba que había pecado, por ser hermanas. El establecimiento que tenían fue cerrado.

CAPITULO VI

Habla de su amigo Germán, el Tiñoso, un chico delgado, flojo y pálido. Le llamaban Tiñoso porque tenía calvas desde niño. Tiene mucha afición a los pájaros, y en su casa tiene muchos y los cría.

CAPITULO VII

Tiñoso, Daniel y Moñigo eran amigos y siempre sabían como divertirse. Una tarde en el río se enteró Daniel junto a Germán que significaba tener el vientre seco y un aborto. Una tarde sentados en la hierba del Valle vieron una cigüeña; Moñigo les explicó de donde venían los niños, desde entonces el Mochuelo mira a su madre con más afecto. 

CAPITULO VIII

Según Roque, el Moñigo, la Guindilla menor tenía vientre seco.

Ésta última regresó a los 3 meses 4 días de fuga sola.

La Guindilla menor fue a la tienda de su hermana y llegaron un acuerdo que la menor no podría asomarse en 5 años a la calle y debería vestir el resto de su vida de luto. Dimas, el hombre con quien se fue, la quería por su dinero y le quitó lo poco que tenía.

CAPITULO IX

Daniel, el Mochuelo, Roque, el Moñigo y Germán el Tiñoso entran en casa de Gerardo, el Indiano (hombre que se fue de su pueblo y 20 años más tarde llegó a él rico y con familia) para coger manzanas, cuando las están cogiendo llega la hija de Gerardo y les deja salir con el acuerdo de que no volverían a saltar la valla y que si querían se las pediría a ella. Mochuelo se quedó pasmado por lo bella que era.

CAPITULO X

Daniel, el Mochuelo, se siente menos hombre porque no tiene ninguna cicatriz en su cuerpo como sus amigos, tanto Germán como Roque tenían alguna.

CAPITULO XI

El Moñigo, dejó de admirar a Quino, el Manco, cuando se enteró de que había llorado cuando murió su mujer. Quino se casó con una mujer y tuvo una hija, a la semana y media del parto su mujer se murió. La hija la cuida él pero la madre de Daniel, la tenía mucho cariño y la cuidaba también. A Mariuca-uca, así se llama la niña, le gusta Daniel, y hace lo posible para estar siempre con él, aunque no se sentía correspondida.

CAPITULO XII

Daniel recibe una carta de su tío Aurelio en la que decía que enviaba para Daniel, un Búho Real que había atrapado vivo en el olivar.

Su padre le promete que cuando llegue el Gran Duque irán de caza juntos.

El padre cumple con su promesa y lleva a Daniel a cazar al Pico Rando, una montaña.

Allí su padre caza un milano y en uno de los tiros le rebota un perdigón a Daniel en la cara y empieza a sangrar. Daniel le pregunta al padre que si le quedará cicatriz pero el padre le dice que no y Daniel siente lástima.

Al día siguiente el quesero se marcha a la ciudad y vende al Gran Duque y al milano por cinco billetes de cien.

CAPITULO XIII

Daniel se da cuenta de que estaba enamorado de la Mica, pero lo mantiene en secreto. Sus amigos también sienten aprecio por la Mica.

No hablaba con ella hasta que un día que iba a misa la Mica le invitó a llevarle en coche.

Daniel, el Mochuelo pensó que lo mejor sería irse a progresar para así ganar mucho dinero, para que la Mica pueda ser suya.

CAPITULO XIV

Los tres amigos con una lupa y rayos de sol quemaron al gato de las Guindillas. El maestro les castigó azotándolos con la regla en los dedos y haciéndoles aguantar un libro muy pesado con los brazos en alto. Roque, el Moñigo les propone un reto que es aguardar al rápido dentro del túnel y hacer los tres de vientre al paso del tren. Pero los descubren porqué al pasar el tren a esa velocidad les desintegra los pantalones. Así que una vez más don Moisés les castiga.

CAPITULO XV

Los tres amigos ingenian un plan para que el maestro y la Sara se conozcan. El Mochuelo le escribe una nota de parte de la Sara a don Moisés para que se encuentren y después de hablar y de que don Moisés le eche unos piropos se hacen novios. Al cabo de un año y medio deciden casarse.

CAPITULO XVI

En las misas de don José se juegan los hombres a pares o nones cuantas veces dirá el cura “en realidad”. Se proponen convertir la cuadra de Pancho, el Sindiós, en un local para proyectar películas morales, católicas sin parar. Se acaban las películas morales y empiezan a poner de otro tema así que acaban quemando el aparato proyector.

La Guindilla al domingo siguiente cogió una linterna y se fue al monte y cada vez que se encontraba una pareja la decía que estaban en pecado mortal. Al cuarto domingo entre todas la rodearon y querían tirarla al El Chorro pero Quino se interpuso y la defendió y ella para agradecerselo le besó el muñón.

CAPITULO XVII

Se forma un grupo para cantar el “Pastora Divina” en la iglesia, pero la Guindilla va expulsando a niños que no tienen la voz pura. Al final quedan 15 niñas y 6 niños, entre ellos Daniel. Roque, el Moñigo y Germán, el Tiñoso, a la salida dicen “niñas maricas” y Daniel quiere que lo echen. El día de la Virgen después del sermón de don José cantan la canción, al acabar el Mochuelo ve a la Mica con su novio.

Aquella tarde sube la cucaña ante la mirada de todo el pueblo y consigue los cinco duros, todo lo felicita.

CAPITULO XVIII

La Guindilla mayor se enamora de Quino. Al cabo del tiempo el pueblo se entera del noviazgo. La Guindilla y Quino deciden casarse aunque a la Guindilla menor se negaba. El Mochuelo hace grande su amistad con Uca-uca. El día de la boda la Uca-uca desaparece y por la noche van a buscarla, cuando la encuentran todos van a abrazarla menos la Guindilla (ya su madre) quien le pega dos guantazos. Quino le dice que no vuelva a hacerlo pero dice que tiene que aprender y como es su madre puede hacerlo.

CAPITULO XIX

Germán saltó de roca en roca para aproximarse con un pedrusco en la mano para matar un pez cuando resbaló y se golpeó contra las rocas. El Mochuelo y el Moñigo se arrojaron al agua para rescatarle. El Tiñoso tenía una herida muy grande en la nuca. Lo llevaron a su casa donde sin poder hacer nada murió. El Mochuelo se pasa toda la noche velando a Germán. El día del entierro, Daniel mató un tordo y lo puso en el ataúd junto al Tiñoso. La gente lo confundió con un milagro. Solo el cura sabía que había sido Daniel.

CAPITULO XX

Todo el pueblo está en el cementerio. Le van echando uno por uno alguna cosa a la tumba. Daniel no sabía si tirar una moneda o guardársela para comprarse una cosa. Al final decide tirarla porqué quería mucho a su amigo. No lloró porqué Roque no paraba de mirarle para que no llorara. A la salida le esperaba la Uca-uca y le agarró de la mano.

CAPITULO XXI

Daniel se levanta y ,es el momento de marchar. El padre pregona la notícia y toda la gente del Valle lo anima. Cuando estaba en la habitación escuchó la voz de la Uca-uca que se quería despedir de él. Daniel le dice que no se quite las pecas y se aparta de la ventana porqué sabía que iba a llorar y no quería que le vieran, pero mientras se vestía vio que tomaba un camino distinto del que el Señor le había marcado. Y lloró, al fin.