El camino; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Novela (narrativa) contemporánea. Personajes. Argumento. Mundo rural

  • Enviado por: Lore
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

EL CAMINO

Personajes

Principal protagonista:

Daniel, el Mochuelo.

Protagonistas secundarios:

Roque, el Moñigo.

Germán, el Tiñoso (hijo del zapatero), [ luego murió ].

Personajes secundarios:

Padres de Daniel, el Mochuelo.

Don José, el cura.

Paco, el herrero (padre de Roque y Sara).

Sara, hermana de Roque.

Guindilla mayor, Lola.

Guindilla menor, Irene.

Dimas, el del banco (ex novio Guindilla menor).

Gerardo, el Indiano.

Mica, hija de Gerardo.

Quino, el manco (tasca).

Mariuca-uca (hija de Quino, el manco).

Mariuca (mujer de Quino), [ luego murió ].

Josefa [ luego murió ].

Don Moisés, el Peón (el maestro).

Figurantes:

Las Lepóridas: Catalina, Carmen, Camila, Caridad y Casilda.

Andrés, el zapatero (padre de Germán, el Tiñoso).

Rita, la Tonta (mujer del zapatero).

Tomás (hermano de Germán, el Tiñoso).

Ramón, el boticario y el alcalde.

Ramón, hijo del boticario.

Basi, criada boticario.

Antonino, el Marqués.

Juana, el ama de don Antonino.

La maestra de La Cullera.

Chata, la vecina del Tiñoso.

Cuco, el factor.

Rafaela, la Chancha (mujer de Cuco, el factor).

Ñuca, la del chano.

María, la Chata.

Rufina, la de Pancho.

Micaela, la carnicera (madre de Gerardo).

César, el mayor (hijo de Micaela).

Damián, el menor (hijo de Micaela).

Pascualón, el del molino (cuidaba casa de Gerardo).

Elena (novia de Pascualón, el del molino).

Andrés “el que de perfil no se le ve”.

Pancho, el Sindiós.

Pepe, el Cabezón (pobre).

Ricardo, el mercado.

Antonio, el Buche.

Lucas, el mutilado.

La Chata.

El tío Aurelio (hermano de la madre de Daniel).

Ángel, el cabo de la Guardia Civil.

Trino, el sacristán.

Novio de la Mica.

Esteban, el panadero.

EL CAMINO

Resumen

Capítulo I

A Daniel, el Mochuelo, sus padres le quieren mandar a la ciudad a estudiar para que se haga un hombre de provecho. La madre tiene miedo de que le pase algo, porque además es el hijo único; y la madre tiene el vientre seco. Daniel escucha eso y no para de pensar en su significado. Además se pasa toda la noche impaciente en el viaje.

Capítulo II

Roque, el Moñigo, era amigo de Daniel, el Mochuelo y éste le contaba todo lo que él no sabía. Decían que por el chico saber “eso” era un mal chico, y el padre era un mal hombre también. Su hermana le encerraba y le metía miedo, pero no lo conseguía. El herrero muy pocas veces bebía, pero por eso las Guindillas le tenían como un borracho. Era el hombre más fuerte del valle.

Capítulo III

Daniel y Roque pasaban las tardes en el valle hablando sobre sus cosas, que para ellos eran muy interesantes y difíciles de entender. Se recorrían el valle entero jugando, hablando...

Capítulo IV

Ya antes de nacer, el padre del Mochuelo ya tenía pensando su nombre, le cuidaba y le mimaba nada más nacer. Al ponerle el nombre, luego siempre les ponían un apodo a todos. Su padre se peleaba con todos porque no quería que se olvidaran de su verdadero nombre, pero no sirvió de nada.

Capítulo V

Habla de las Guindillas lo secas huesudas que son. Toda su vida aburrida, que también hubo otra hermana que murió de lo seca que nació... Más tarde, llegó Dimas, el banquero al valle y la Guindilla menor se enamoró de él. Se marcharon los dos a la ciudad a vivir una nueva vida, y todos le decían que no lo hiciera.

Capítulo VI

Germán, el Tiñoso era muy aficionado a las aves porque su padre se lo inculcó. A sus amigos, el Moñigo y el Mochuelo les contaba todo lo que sabía y les enseñaba nuevos nidos que encontraba. Se recorrían el valle tras ellos. Y el Moñigo les defendía cuando se peleaban con otros chicos.

Capítulo VII

Habla de los tres amigos, quien era más respetado (Moñigo), en que cosas era mejor uno u otro, lo que hacían en la Poza del Inglés; bañarse y hablar de “eso”. El Moñigo les contó de donde venían los niños.

Capítulo VIII

Volvió la Guindilla menor arrepentida sin Dimas. La mayor le riñó y le dijo que fuera de luto. Dimas le había traicionado, sólo quería su dinero. Unas 20 mujeres fueron a la tienda de las Guindillas a cotillear. Al acabar el día, Paco iba borracho riéndose de su desgracia.

Capítulo IX

Los tres chicos, le robaban manzanas a Gerardo, el Indiano tan sólo por ser algo prohibido. Daniel, al robarle pasaba muchos nervios por si les pillaban. Al final, les pilló la hija de Gerardo, la Mica, robando y les perdonó, pero les dijo que no lo volvieran a hacer. Al Mochuelo le había pasmado esa chica.

Capítulo X

Como en le valle llovía mucho, los tres amigos se iban al pajar del Mochuelo y allí hablaban de quien era más fuerte y valiente. El Moñigo siempre contaba el por qué de su cicatriz, y Daniel como no tenía ninguna, la quería. También discutían porqué las cicatrices sabían saladas. El Moñigo demostraba su fuerza y los otros chicos no le superaban en nada.

Capítulo XI

Josefa iba detrás de Quino, el manco, pero éste ya estaba casado con Mariuca. Ella hacía lo que fuera por estar con él, y un día se desnudó y se tiró de un precipicio y murió. Más tarde su mujer también por una enfermedad. Quino estaba muy triste y los tres chicos le hacían visitas, pero poco fue perdiendo la tasca. Su hija estaba siempre en casa del Mochuelo porque su madre le quería mucho, y a ésta le gustaba el chico.

Capítulo XII

El padre del Mochuelo iba a Castilla a cazar perdices, y esto a su hijo le enorgullecía. El tío de Daniel le mandó un Gran Duque, (un búho), y su padre le prometió que le iba a llevar de caza. Un día fueron, y en uno de los dos disparos, le dio a su hijo en la cara, pero no le dio importancia.

Capítulo XIII

A Daniel, le gustaba mucho la Mica, y cuando ella se iba se ponía muy triste. Un día ella le dijo que le llevara a casa un queso y el niño estaba muy ilusionado, cuando salió de la casa, la Mariuca-uca le preguntó si le gustaba más la Mica que ella, el Mochuelo le dijo que si y se puso a llorar.

Capítulo XIV

Una mañana con la lupa de Germán se pusieron a jugar a ver como se veían las cosas con ella. Cuando pasaron por la tienda de las Guindillas, vieron al gato y le quemaron con la luz del sol la tripa; entonces, les castigaron como siempre. Otra vez les dio por bajarse los pantalones cuando pasaba el tren, y éste se los destrozó, y los volvieron a castigar.

Capítulo XV

Daniel, Germán y Roque le escribieron al maestro una carta de parte de Sara pensando que así tendrían preferencias sobre ellos y no les castigarían. Al final consiguieron que el plan les saliera bien y empezaron a salir, pero sólo había preferencia con el Moñigo.

Capítulo XVI

Como la misa era muy aburrida, los jóvenes iban al bosque a estar a solas y el cura no quería. Decidió montar un cine, pero al final todos aprovechaban la oscuridad y las películas permitidas se acabaron. Volvieron al bosque, y la Guindilla mayor lo quiso evitar e iba detrás de ellos, hasta que un día se cansaron y la fueron a arrojar al río. Quino, el manco lo evitó, y ésta le besó.

Capítulo XVII

Al Mochuelo lo aceptaron en el coro y todos le decían “niña marica”. Cuando llegó el día de la Virgen cantó en la misa y después todos se fueron a la fiesta del valle. Daniel quiso subir la cucaña para demostrar lo fuerte que era, y lo consiguió, pero al final cayó. Se hirió todo el cuerpo, pero todos estaban orgullosos de él.

Capítulo XVIII

Poco a poco la Guindilla mayor y Quino, el manco se fueron enamorando. El pueblo tardó en enterarse, y cuando su hermana se enteró, entró en un colapso. Don José le dijo a Lola que se tenía que casar. Mariuca-uca y el Mochuelo parecía que se empezaban a gustar. El día de la boda, Mariuca-uca desapareció, y cuando la encontraron Lola le dio dos bofetadas, y Quino se enfadó.

Capítulo XIX

Daniel, Germán y Roque estaban jugando en el río y de repente el Tiñoso resbaló y cayó; se quedó inconsciente y lo llevaron a su casa. Al cabo de las horas murió, y todo el pueblo lloraba su muerte. El día del entierro, el Mochuelo mató un tordo y lo introdujo en el ataúd, todos creyeron que era un milagro, pero don José sabía que había sido Daniel.

Capítulo XX

Fueron a enterrar a Germán y las campanas sonaban. El valle estaba triste y lloviznaba. Ya en el cementerio, cubrieron el ataúd de tierra y don José recitó sus oraciones. Todo el pueblo echaron alguna moneda, y el Mochuelo también. Luego se fue cogido de la mano de Mariuca-uca.

Capítulo XXI

El día antes de su viaje, el padre del Mochuelo lo llevó por todo el pueblo para que todos se despidieran de él y supieran que se iba a la ciudad a hacerse un hombre según su padre. La última noche no durmió nada y amaneció y el valle estaba precioso. En la calle le llamaba Mariuca-uca y se despidieron, Daniel le dijo que no se quitara las pecas y se metió en su habitación. Finalmente, tanto contener las lágrimas: lloró.