El camino; Miguel Delibes

Literatura española de posguerra. Género narrativo. Novela contemporánea. Argumento. Personajes. Recursos retóricos. Daniel, el Mochuelo

  • Enviado por: Miguel Cano Aguirre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

  • Argumento de El camino (Miguel Delibes)

  • Daniel, el Mochuelo, ha vivido toda su vida en un pequeño pueblo al que se encuentra fuertemente ligado. Sueña con ser algo parecido a su padre y formar así parte de la historia de su pueblo natal. Pero un día recibe la decisión de su padre de llevarlo a estudiar a la ciudad y, de esta forma, poder trabajar entre estos negocios que suelen traer riquezas, alejarse del atrasado mundo rural. Según su padre “progresar”. (Capítulos I y II).


    Durante la noche anterior a la partida, el Mochuelo recuerda todos aquellos días que vivió entre el Pico Rando y las gentes que lo rodean. El descubrimiento del amor, la amistad, la muerte,... Todo ello lo había vivido allí y sentía que era ese el sitio en el que debía permanecer, a pesar de los deseos de su padre. Porque él sabía que este era su camino, el que más felicidad le iba a traer. Definitivamente la ciudad no era para él. (Capítulos III y X).



    Pero la noche acaba y amanece, nada puede hacer para evitar la marcha, y siente que lo están apartando de sus sueños. Sintiendo que le roban una parte de él mismo, se despide de todo aquello no sin lágrimas en los ojos. (Capítulo XXI).

  • Tema:

  • El tema de este libro trata sobre el choque de ideas entre la vida en el campo o la vida en la ciudad.

    En el libro se presentan diferentes conceptos de progreso:

  • Por un lado esta el de los padres de Daniel, el mochuelo, los cuales piensan que el progreso consiste en dejar el campo y emigrar a la ciudad a estudiar.

  • “Después de todo, que su padre aspirara a hacer de él algo más que un quesero era el hecho que honraba a su padre. Pero por lo que a él afectaba...

    Su padre entendía que eso era progresar ;Daniel, el Mochuelo, no lo sabia exactamente. El que él estudiase el bachillerato en la ciudad podía ser, a la larga, efectivamente, un progreso.”1

  • Por otro está el de Daniel que piensa que el ir a la cuidad y dejarlo todo no es progresar, a él no le importaría ser como su padre, quesero, y vivir siempre así. Para él progresar quizás seria llegar a tener algún día un cuerpo de herrero y ser tan fuerte como su amigo Roque.

  • “Daniel, el Mochuelo, no se cansaba nunca de ver a Paco, el herrero, dominando le hierro en la fragua. Le embelesaban aquellos antebrazos gruesos como troncos de árboles, cubiertos de un vello espeso y rojizo, erizados de músculos y nervios, seguramente Paco, el herrero, levantaría la cómoda de su habitación con uno solo de sus imponentes brazos y sin resentirse. Y de su tórax, ¿qué? Con frecuencia el herrero trabajaba en camiseta y su pecho hercúleo subía y bajaba, al respirar, como si fuera el de un elefante herido. Esto era un hombre. Y no Ramón, el hijo del boticario, emperejilado y tieso y pálido como una muchacha mórbida y presumida. Si esto era progreso, él, decididamente, no quería progresar. Por su parte, se conformaba con tener una pareja de vacas, una pequeña quesería y el insignificante huerto de la trasera de su casa. No pedía más.” 2

    Miguel Delibes utiliza el tópico del “Beatus ille” en su obra, que quiere decir “dichoso aquel”. Este tópico se utiliza para alabar los placeres del campo frente a la vida atormentada e inquieta de la ciudad.

    Antonio Machado, Quevedo y Jorge Manrique utilizan este tópico al igual que Delibes.

    La visión que da Delibes en su obra es que prefiere el campo a la ciudad porque en su libro Daniel sale como el vencedor argumentando mejor porque esta en contra de irse del campo.

    “El camino” es una metáfora que utiliza Delibes y en esta obra representa a la vida, y nos dice que debemos seguirlo aunque a veces sea duro y encontremos obstáculos.

    -Hijos, en realidad, todos tenemos un camino marcado en la vida. Debemos seguir siempre nuestro camino, sin renegar de él -decía don José-. Algunos pensaréis que eso es bien fácil, pero en realidad no es así. A veces el camino que nos señala el señor es áspero y duro. En realidad eso no quiere decir que ése no sea nuestro camino. Dios dijo: <<Tomad la cruz y seguidme>>.1

    Machado también representa la vida como un camino pero no coinciden totalmente con Delibes, porque Delibes nos dice que nuestro “camino” ya esta hecho y solo debemos seguirlo, en cambio Machado nos da a entender que “el camino” nos lo hacemos nosotros mismo y decidimos como será.

    “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”

    La idea de los poemas coinciden totalmente con la idea que tiene el Mochelo de la muerte:

    -Cada momento que pasa estamos más cerca de la muerte.

    -La muerte nos puede llegar en cualquier momento.

    -Nada más nacer vamos camino de la muerte.

    “Advirtió que todos acabarían muriendo, los viejos y los niños. Él nunca se paro a pensarlo y, al hacerlo ahora, una sensación punzante y angustiosa casi le asfixiaba. Vivir de esta manera era algo brillante, y a la vez, terriblemente tétrico y desconsolado . vivir era ir muriendo día a día, poquito a poco, inexorablemente. A la larga todos acabarían muriendo:(....)” 2

  • Lengua y estilo

  • Fichas léxicas:

    Palabra: Cinegética/o Categoría morfológica: Sustantivo

    Significado1: perteneciente o relativo a la cinegética.

    Significado2: Arte de la caza

    Ejemplo: En mi tiempo libre me dedico a la cinegética

    Sinónimos: cacería, montería

    Antónimos: pescar

    Palabra: Aviarse Categoría morfológica: Verbo

    Significado1: Prevenir o disponer algo para el camino.

    Significado2: Aderezar al comida.

    Ejemplo: Cuando llegamos se aviaba para el viaje.

    Sinónimos: arreglarse, componerse, prepararse.

    Antónimos: desarreglar, desnudar

    Palabra: Barruntar Categoría morfológica: Verbo

    Significado1: Prever, conjeturar o presentir por alguna señal o inicio.

    Significado2:

    Ejemplo: Barruntaba que el Barça mejoraría

    Sinónimos: suponer, sospechar, recelar, imaginar, escamarse

    Antónimos: comprobar, confirmar

    Palabra: Tentar Categoría morfológica: verbo

    Significado1: Ejercitar el sentido del tacto, tocando o palpando una cosa materialmente.

    Significado2: Inducir, estimular a alguien.

    Ejemplo: Empezó a tentar la pared para encontrar el interruptor.

    Sinónimos: tocar, tantear.

    Antónimos: disuadir

    Frases hechas:

    - “no quedaría en el pueblo piedra sobre piedra 1 . Quiere decir que en el pueblo no quedaría ninguna casa en pie.

    - llorando a moco tendido”.2 Quiere decir llorando desconsoladamente.

    - “y la delgadez extrema de la yanqui, que también caía por el valle de ciento en viento, no daba ocasión a nuevas esperanzas”. 3 Quiere decir de vez en cuando.

    - “La Mica, sin ton ni son, volvió a reír espontáneamente.” 4 Quiere decir sin razón.

    - “andaba por el pueblo todo el día de Dios con los mocos colgando y la baba en barbilla” 5. Quiere decir todo el día.

    Recursos retóricos:

    Onomatopeya: ¡Chist!”6

    Metáfora

    “El camino” 7

    “que su valle era como una gran olla independiente, absolutamente aislada del exterior.” "

    Personificación

    “el valle tenía su cordón umbilical, si doble cordón umbilical, mejor dicho, que lo vitalizaba al mismo tiempo que lo maleaba: la vía férrea y la carretera.” 8

    Polisíndeton

    “emperejilado y tieso y pálido como una muchacha mórbida y presumida”9

    Hipérbole

    “le gustaba ver airado a su padre porque sus ojos echaban chiribitas y los músculos del rostro se le endurecían”10

  • Estructura

  • Los capítulos tiene nexos de unión para relacionarse entre si como por ejemplo el final del capítulo I y el comienzo del capítulo II:

    O en el final del capítulo II y el comienzo del III:

    ”El camino” tiene una estructura cerrada o circular, ¿por qué?

    Por que el final de la novela nos lleva al principio.

    5. Narrador y punto de vista

    • Recuerdos de Daniel

    Para este apartado he escogido una travesura protagonizada por Daniel y sus amigos y esta recogida en el siguiente fragmento:

    “Pero cuando a Roque, el Moñigo , se le ocurrió la idea de robar las manzanas del Indiano, Gerardo ya tenia los tres barcos de cabotaje y la Mica, su hija, diecisiete años.(...)

    Cuando saltaron la tapa del Indiano, Daniel, el Mochuelo tenía el corazón en la garganta. En verdad no sentía apetito de manzanas ni de ninguna otra cosa que no fuera tomar el pulso a una cosa prohibida. Roque, el Moñigo, fue le primero en dejarse caer al otro lado de la tapia.(...) Después le hizo señas con la mano, desde detrás de un árbol, para que se apresurasen. Pero lo único que se apresuraba de Daniel, el Mochuelo, era el corazón, que bailaba como un loco desatado.(...)

    Avanzaban cautelosamente moviéndose entre las sombras del jardín, bajo un cielo alto, tachonado de estrellas diminutas. Se comunicaban por tenues cuchicheos y la hierba crujía suavemente bajo sus pies y este ambiente de roces imperceptibles y misteriosos susurros crispaban los nervios de Daniel, el Mochuelo.(...) Ya estaban bajo el manzano elegido. Crecía unos pies por detrás de edificio. Roque, el Moñigo, dijo:

    -Quedaos aquí; yo sacudiré el árbol.” 1

    • Historias de la memoria colectiva del pueblo

    Esta es una historia que Daniel ha oído contar y pertenece a la memoria colectiva del pueblo:

    “El hecho de que a doña Lola se la conociera como la Guindilla mayor ya hace presumir que hubiesen otras Guindillas menores. Y así era; las Guindillas habían sido tres, aunque ahora solamente restasen dos: la mayor y la menor; las dos Guindillas. Eran hijas de un guardia civil, durante muchos años jefe del puesto del pueblo. Al morir el guardia, que ,según malas lenguas, que nunca faltan, falleció de pena por no tener un hijo varón, dejo unos ahorros con lo que sus hijas establecieron una tienda.(...)Lola, la Guindilla mayor, se hizo cargo de las riendas del hogar. Se impuso a sus hermanas por edad y por estatura.

    Daniel, el Mochuelo, no conoció más que a dos guindillas, pero según había oído decir en el pueblo, la tercera fue tan seca y huesuda como ellas y, en su época, resulto problema difícil diferenciarlas sin efectuar, previamente, un prolijo y minucioso análisis.” 2

    • Datos imposibles de ser conocidos por Daniel

    Como ejemplo pondré una conversación entre la Guindilla menor y la mayor:

    “-Sí, soy yo, Lola-murmuró la menor-.No te extrañes. Aun pecadora y todo, he vuelto.¿Me perdona?

    -¡Por los siglos de los siglos! Ven aquí. Pasa-dijo la Guindilla mayor.(...)

    La mayor a aparentaba haber engordado instantáneamente con el regreso y el arrepentimiento de la otra.

    -¿Sabes lo que has hecho, Irene?- fue lo primero que le dijo.

    -Calla, por favor -gimoteo la hermana, y se desplomo sobre el tablero de la mesa, llorando a moco tendido.(...)

    -Irene, ¿has...?

    -He...

    -¡Dios mío!

    -Me engañó.

    -¿Te engaño o te engañaste?

    -Como quieras, hermana.

    -¿Era tu marido cuando...?

    -No... No lo es ahora, siquiera.

    -¡Dios mío! ¿Esperas...?

    -No(...)

    -¿Qué te dijo?

    -Que era machorra.

    -¡Canalla!!” 3

    El personaje que narra es Daniel, pero es complementado por una narrador omnisciente el cual lo sabe todo acerca los personajes sus pensamientos, sentimiento, sus deseos. También se caracteriza porque utiliza la tercera persona.

    6. Personajes

    ¿Quiénes son los personajes protagonistas?

    Los personajes principales son: Daniel, el Mochuelo; Roque, el Moñigo; Germán, el Tiñoso.

    Explicación de algunos apodos:

    “el Mochuelo”

    “-Fijaos-dijo-; lo mira todo como si le asustase.(...)

    -Y tiene los ojos verdes y redondos como los gatos-(...)

    Otro preciso aún más y fue el que dio en el clavo: -Mira lo mismo que un mochuelo.

    Y con mochuelo se quedó, pese a su padre y pese al profeta Daniel y pese a los diez leones(...)” 4

    “la Guindilla”

    “se tenía bien ganado su apodo por su carita redonda y coloradita y su carácter picante y agrio como el aguardiente.” 5

    “el Tiñoso”

    “Porque Germán tenía calvas en la cabeza desde muy niño y seguramente por eso le llamaban el Tiñoso, aunque, por supuesto, las calvas no fueran de tiña propiamente hablando.” 6

    “Leporida”

    Lepus = liebre

    “...tenía el labio superior plegado como los conejos y su naricita se fruncía y distendía incesantemente como si incesantemente olisquease. Las llamaban, por eso, las Lepóridas.” 1

    “el Indiano”

    “Cuando Gerardo se fue del pueblo todavía no era el Indiano, era sólo el hijo más pequeño de la señora Micaela...” 2

    “el Moñigo”

    Le llamaban el Moñigo porque era duro y macizo como una boñiga de vaca cuando se seca.

    7. El Tiempo y el espacio

    El tiempo real en esta novela dura una noche, la noche que se pasa Daniel rememorando cosas.

    Se ambienta en tiempos de posguerra después de la primera guerra civil, porque algunas veces menciona la palabra bomba, y se sabe que está situada en esa época porque el libro se escribió 1950.

    El lugar dónde se sitúa la acción es en la aldea (espacio real)

    Donde se desarrolla el espacio evocado es: el prado de la Encina, la Poza, el Pico Rando.

    8. Opinión personal.

    Hacer este trabajo me ha entretenido y eso en mi es señal de que me ha gustado y he disfrutado haciéndolo, también me ha parecido entretenido el libro y no se me hizo pesado leerlo.

    El objetivo del trabajo era aprender haciéndolo y en mi caso el objetivo se ha cumplido, no ha sido el típico trabajo de buscar en Internet, corta y pegar (en mi caso) con los que nunca se aprende nada, al terminarlo me siento satisfecho por las horas invertida y sé que no son perdidas.

    1 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág. 7.

    2 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.9-10.

    1 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág. 176- 177.

    2 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.200

    1 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.22

    2 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.72

    3 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.83

    4 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.89

    5 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.84

    6 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.87

    7 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.176

    " Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.26

    8 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.26

    9 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.9

    10 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.13

    1 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.84-87

    2 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.43-44

    3 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.71-73

    4 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.40

    5 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.41

    6 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.52

    1 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.76

    2 Delibes, Miguel. ”El camino”. Ed. Destino. Pág.80-81