El Camino; Miguel Delibes

Literatura española contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela de posguerra. Argumento. Personajes. Contexto y estilo literario

  • Enviado por: Zupenena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

Apartado Página

1- INTRODUCCIÓN 1

- hablar de la vida del autor

- genero

2- ANÁLISIS 2

2.1- RESUMEN POR CAPITULOS 2

2.2- JUSTIFICACIÓN DEL TÍTULO 7

2.3- TEMA 7

2.4- NARRADOR 7

2.5- PERSONAJES DE LA OBRA 8

2.6- TIEMPO Y ESPACIO 10

3- CONCLUSIÓN 11

4- BIBLIOGRAFÍA 12

Miguel Delibes nació en 1920 en Valladolid. En 1936 año en que comienza la guerra civil español, Delibes termina el bachillerato y, al encontrarse cerrada la Universidad, ingresa en la escuela de comercio de Valladolid. Al mismo tiempo estudia modelado en la escuela de Artes y Oficios de su El Camino; Miguel Delibes
ciudad. En 1938 en vista de que la guerra no termina, y temiendo que le llamen a Infantería, se enrola voluntariamente en la marina. En el crucero Canarias pasa el año que aún dura la guerra.

En 1941 ingresa como dibujante en el periódico "El Norte de Castilla".Aquí da comienzo su vocación periodística.

1946.  Se casa con Ángeles Castro y su mujer se convertirá en la otra mitad de sí mismo, como tantas veces manifestó Delibes.

1974. Muere su esposa, con la que había tenido siete hijos y un año después Miguel ingresa en la Real Academia de la Lengua.

1983. Recibe el premio Cervantes y en 1984 se le concede el "Libro de Oro" de los libreros españoles como autor del año, además de recibir el Premio de las Letras de Castilla y León.

Ha publicado La sombra del ciprés es alargada (1948), Aún es de día (1949), El camino (1950), Mi idolatrado hijo Sisí (1953), La hoja roja (1959), Las ratas (1962), Cinco horas con Mario (1966, cuya adaptación teatral es de 1979), Parábola del náufrago (1969), Las guerras de nuestros antepasados (1975, adaptada al teatro en el 1990), Los santos inocentes (1981, llevada al cine por Mario Camus), Mujer de rojo sobre fondo gris (1991), Coto de caza (1992). Muchas de sus obras tiene que ver con el mundo de la caza, lo que explica su caracterización como "cazador que escribe": desde el Diario de un cazador (1955) y Diario de un emigrante (1958), hasta El libro de la caza menor (1964) o Aventuras, venturas y desventuras de un cazador a rabo (1979) entre otras obras, a las que hay que añadir aquellas que reflejan también su interés por la pesca, el fútbol y la vida al aire libre. Es también autor de los cuentos de La mortaja (1970), de la novela corta El tesoro (1985) y de textos autobiográficos como Un año de mi vida (1972)…

El género literario de esta novela se caracteriza por la aparición de muchos personajes, todos parecidos a la realidad y con un carácter bastante profundizado.

CAPITULO I

Daniel, el Mochuelo, es un niño de 11 años de familia pobre. Su padre le obliga a ir a la ciudad a estudiar ya que quiere que sea algo grande en la vida y no se quede como él trabajando de quesero. A lo que respecta a Daniel prefiere no pasarse 13 o 14 años estudiando ya que le gustaría trabajar de quesero o herrero porque eso le haría feliz.

CAPITULO II

Cuenta la vida de Roque, el Moñigo un amigo suyo que le admira porqué es muy valiente. Cuando nació Roque murió su madre y explica que desde el suceso su hermana Sara, 13 años mayor que él, le cuida aunque le hecha la culpa. Su padre es un hombre fuerte y el pueblo lo tienen como un borracho.

CAPITULO III

Explica lo que significa para Daniel, el Mochuelo, el Valle; le gustaba sentir sobre sí la quietud serena y reposada, contemplar el conglomerado… además explica su pueblo, sus calles, monumentos: iglesia, catedral… y todo lo que se encontraba yendo del Valle hacía su pueblo.

CAPITULO IV

Daniel, el Mochuelo, recuerda cuando era pequeño que su padre le contaba historias del porque le puso ese nombre… también recuerda cuando se alejo de él: fue cuando aprendió las cosas por él mismo; cuando se hizo mayor. Su padre quería que fuese a la Universidad como fuera. A Daniel le duró el nombre la primera infancia luego le llamaron Mochuelo y hasta su padre se peleó con la gente porque querían que le llamaran por el nombre.

CAPITULO V

A unas mujeres del pueblo le llamaban Guindillas ya que eran secas y huesudas, eran 3 y hermanas, eran mujeres que siempre iban a la iglesia, fieles a Jesús. Un día la hermana mediana murió. Al pasar el tiempo la hermana pequeña encontró un hombre y al contárselo a su hermana se enfadaron. La pequeña hizo el amor con él y la hermana mayor fue al cura porque pensaba que era una prostituta y que ella también había pecado al ser sangre de su sangre. El establecimiento que tenía lo cerró.

CAPITULO VI

Habla de su amigo Germán, el Tiñoso, un chico esmirriado, endeble y pálido. Le llamaban Tiñoso seguramente porque tenía calvas desde niño. Tiene mucha afición a los pájaros, ya que su padre tiene en casa.

CAPITULO VII

Tiñoso, Daniel, el Mochuelo y Moñigo eran amigos y siempre sabían como divertirse: desplumando pájaros, jugando a los bolos, en el río… una tarde en el río se enteró Daniel junto a Germán que significaba tener el vientre seco y un aborto. Una tarde sentados en la hierba del Valle una cigüeña; Moñigo les explico de donde vienen los niños, desde entonces Daniel, el Mochuelo, mira a su madre con más afecto. 

CAPITULO VIII

Según Roque, el Moñigo, la Guindilla menor tenía vientre seco. Esta última regresó a los 3 meses 4 días de fuga sola.

La Guindilla menor fue a la tienda de su hermana y allí ella la perdonó con un acuerdo de no asomarse en 5 años a la calle y vestir el resto de su vida de luto. Dimas, el hombre con quien se fue, la quería por su dinero.

CAPITULO IX

Daniel, el Mochuelo, Roque, el Moñigo y Germán el Tiñoso entran en casa de Gerardo, el Indiano, un hombre que se fue de su pueblo y 20 años más tarde llegó a él rico y con familia, para coger manzanas, cuando las están cogiendo llega la hija de Gerardo, el Indiano, y les deja salir con el acuerdo de que no volverían a saltar la valla y que si querían se las pediría a ella. Mochuelo se quedó estupefacto con la belleza.

CAPITULO X

Daniel, el Mochuelo, se siente menos hombre porque no tiene ninguna cicatriz en su cuerpo como sus amigos.

CAPITULO XI

Roque, el Moñigo, dejó de admirar y estimar a Quino, el Manco, cuando se enteró de que éste había llorado cuando se murió su mujer. Quino, el Manco, se casó con una mujer y tuvo una hija, a la semana y media del parto su mujer se murió, La hija la cuida él pero la madre de Daniel, el Mochuelo, la tenía mucho cariño y la cuidaba también. Mariuca-uca, así se llama la niña, le gusta Daniel, el Mochuelo, y hace lo posible para estar siempre con él.

CAPITULO XII

Recibe una carta de su tío Aurelio. En esta decía que enviaba para Daniel, el Mochuelo, un Gran Duque que había atrapado vivo en el olivar.

Su padre le dice que cuando llegue el Gran Duque irán de caza juntos.

El padre cumple con su promesa y se lleva a Daniel a cazar al Pico Rando.

Allí su padre caza un milano y en uno de los tiros le cae un perdigón a Daniel, el Mochuelo, en la cara y le empieza a salir sangre. De vuelta Daniel le pregunta que si le quedará cicatriz pero el padre le dice que no.

Al día siguiente el quesero se marcha a la ciudad y vende al Gran Duque y al milano por cinco billetes de cien.

CAPITULO XIII

Se da cuenta de que estaba “enamorado” de la Mica, pero lo mantiene en secreto. Sus amigos también sienten aprecio por la Mica pero no tanto como Daniel, el Mochuelo.

No hablaba con ella hasta que un día cuando iba a misa la Mica le invitó a llevarle en coche. Daniel, el Mochuelo pensó que lo mejor sería irse a estudiar y progresar para así ganar mucho dinero, con el fin de que la Mica cayera en sus brazos.

CAPITULO XIV

Con una lupa concentraron los rayos del sol y quemaron al gato de las Guindillas. El maestro don Moisés les castigó pegándoles con la regla en las manos y haciéndoles aguantar el tomo de la Historia Sagrada con los brazos en alto. Roque, el Moñigo les propone un reto que es aguardar al rápido dentro del túnel y hacer los tres de vientre al paso del tren. Pero les pillan porqué al pasar el tren tan rápido se lleva los pantalones y los destroza. Así que una vez más don Moisés les castiga.

CAPITULO XV

Daniel, el Mochuelo, Roque, el Moñigo y Germán, el Tiñoso ingenian un plan para que el maestro don Moisés y la Sara (hermana del Moñigo) se hagan novios. El Mochuelo le escribe una nota de parte de la Sara a don Moisés para que se reúnan y después de hablar un rato y de que don Moisés le eche unos piropos se hacen novios. Al cabo de un año y medio deciden casarse.

CAPITULO XVI

En las misas de don José, el cura, se juegan los hombres a pares o nones cuantas veces dirá “en realidad”. Se proponen convertir la cuadra de Pancho, el Sindiós, en un local para proyectar películas morales, católicas a machamartillo. Pero se acaban las películas morales y empiezan a poner alguna que otra frivolidad así que al final acaban quemando el aparato proyector.

La Guindilla al domingo siguiente cogió una linterna y se fue al monte y cada vez que se encontraba una pareja decía “Fulano, Fulana, estáis en pecado mortal”. Al cuarto domingo entre todos la rodearon y querían tirarla al El Chorro pero Quino, el Manco se interpuso y la defendió y ella en modo de agradecimiento le besó el muñón.

CAPITULO XVII

Hacen un grupo para cantar “Pastora Divina” en la iglesia, pero la Guindilla va excluyendo a niños que no tienen la voz pura. Al final quedan 15 niñas y 6 niños y a la salida las voces impuras entre ellos Roque, el Moñigo y Germán el Tiñoso les empiezan a decir “niñas, maricas” y Daniel, el Mochuelo quiere que le echen. El día de la Virgen después del sermón de don José, el cura cantan la canción, al acabar el Mochuelo ve a la Mica con su novio.

Aquella tarde sube la cucaña ante la mirada de todo el pueblo y consigue los cinco duros, todo el mundo le aplaude y le felicita.

CAPITULO XVIII

La Guindilla mayor se enamora de Quino, el Manco. Al cabo de tiempo el pueblo se entero del noviazgo. La Guindilla y Quino, el Manco deciden casarse aunque a la Guindilla menor no le parecía bien. El Mochuelo se hace muy amigo de la Uca-uca. El día de la boda la Uca-uca desaparece y por la noche van a buscarla, cuando la encuentran todos van a abrazarla y besarla menos la Guindilla (que al ser ya su madre desde la mañana) le pega dos sopapos. Quino le dice que no vuelva a hacerlo pero ella dice que tiene que aprender y como es su madre puede hacer lo que quiera.

CAPITULO XIX

Germán, el Tiñoso saltó de roca en roca para aproximarse con un pedrusco en la mano para matar al tonto de agua cuando tropezó y calló contra las rocas. El Mochuelo y el Moñigo se arrojaron al agua para rescatarle, el Tiñoso tenía una herida muy grande en la nuca, lo llevaron a su casa donde allí sin poder hacer nada murió. El Mochuelo se pasa toda la noche velando al Tiñoso. El día del entierro el Mochuelo mató un tordo y lo puso en el ataúd junto al Tiñoso la gente cuando lo vio creyó que había sido un milagro. Solo don José, el cura sabía que había sido Daniel, el Mochuelo.

CAPITULO XX

Están todos en el cementerio y le van echando uno por uno alguna moneda a la tumba. Daniel no sabía si tirar una moneda o guardársela para comprar un cuproníquel. Al final decide tirarla porqué apreciaba mucho a su amigo. No lloró porqué Roque no paraba de mirarle para que no hiciera. A la salida le esperaba la Uca-uca y le agarró de la mano.

CAPITULO XXI

Daniel se levanta y se da cuenta de que ha llegado el momento de marchar. El padre les dice a todos que su hijo se marcha a la ciudad a progresar y toda la gente del Valle le da ánimos. Cuando estaba en la habitación escuchó una voz, era la Uca-uca que se quería despedir de él. Y Daniel le dice que no se quite las pecas y se retira de la ventana porqué sabia que iba a llorar y no quería que le vieran, pero cuando se estaba vistiendo se dio cuenta que tomaba un camino distinto del que e Señor le había marcado. Y lloró, al fin.

Se llama el camino porqué Daniel, el Mochuelo, la noche antes de marchar a estudiar a la ciudad recuerda todo lo que había pasado en la aldea desde que nació(es el nudo de la obra). El camino viene a ser todo lo que le ha pasado durante la vida, ahora tiene que tomar una decisión muy importante que cambiará su vida, tiene que marcharse a la ciudad a estudiar y tiene que elegir el camino que quiere tomar; si quedarse en la aldea o ir a la ciudad a progresar. El camino es la vida que tiene una persona desde que es pequeño hasta que es mayor y a veces hay obstáculos que hay que resolver para poder seguir ese camino.

Se podría decir que la “meta” de este camino al cual llamamos vida es la felicidad y el fin, al fin y al cabo, es la muerte ya que todo el mundo acaba, tarde o temprano, de la misma manera.

El tema de esta obra es la transición de la vida de Daniel, el Mochuelo.

Este está recordando todos lo momentos de su vida y de las personas del Valle porqué se tiene que ir a la ciudad a estudiar y no los volverá a ver en mucho tiempo. Esto constituye un gran cambio en su vida ya que se tiene que marchar de lo que ha sido durante once años su hogar. Y eso para él es un problema porqué desconoce lo que hay fuera del Valle.

El narrador de esta obra es un narrador omnisciente, conoce todo lo que sucede en la historia incluso antes de que se produzcan los hechos, incluso conoce los pensamientos de los personajes. Al conocer muy bien a los personajes utiliza muy pocos diálogos. El narrador no interviene ni se mezcla con los personajes.

Al ser un relato del narrador omnisciente está escrita en tercera persona.

Es de un estilo indirecto aunque cuando aparecen los diálogos se convierte en estilo directo.

• Daniel, el Mochuelo: es el personaje principal de esta historia, el protagonista, alrededor del cual gira la acción.

Es un personaje plano porqué no evoluciona a lo largo de la historia sino que explica su pasado.

Daniel, el Mochuelo, es un niño de once años que no ha salido nunca de su aldea, sus mejores amigos son Germán, el Tiñoso y Roque, el Moñigo.

PERSONAJES SECUNDARIOS

• Roque, el Moñigo: era el mejor amigo de Daniel, era muy valiente, fuerte y nunca lloraba. Siempre estaba proponiendo retos a sus amigos.

Tenía trece años y al ser mayor que sus amigos sabía cosas que ellos no sabían. Daniel y Germán se sentían protegidos cuando estaban junto a él.

• Germán, el Tiñoso: era un amigo de Daniel, era esmirriado, endeble, pálido y tenía calvas en la cabeza. Era un chico muy listo y amante de los pájaros sabía todo sobre ellos. Se consideraba inferior a Roque y Daniel.

Murió de un golpe que se dio en la cabeza al intentar matar a un tonto de agua. Todo el pueblo sintió mucha lástima al enterarse de su muerte.

• Padres de Daniel: su madre era muy cariñosa y quería mucho a los niños, tanto a Daniel coma a la Uca-uca.

Su padre era muy trabajador y quería lo mejor para su hijo. Trabajaba de quesero pero no quería que su hijo siguiera los mismos pasos, sino que se fuera a la ciudad a progresar.

• Las Guindillas: eran tres hermanas hijas de un guardia civil: doña Lola, la Guindilla Mayor, doña Irene, la Guindilla menor y Elena la cual murió un día de invierno.

Doña Lola de cara redonda y coloreada junto a su hermana eran las cotillas del pueblo, tenía 50 años. Doña Irene de 36 años era dejada y perezosa.

Eran muy católicas y no se perdían nunca una misa de Don José, el cura. Poseían una tienda.

• Don José, el cura: es el párroco de la aldea. Sale en varios capítulos de esta obra ya que en aquella época es muy importante la figura del cura.

Quería que todos fueran a la iglesia y la gente del pueblo hacía apuestas de cuantas veces decía en “realidad”

• Mariuca, Uca-Uca: esta enamorada del Mochuelo, éste no siente ningún aprecio por ella dice que es fea y que tiene muchas pecas pero al final se da cuenta de que es una buena amiga y parece sentir algo por ella.

• Quino, el Manco: es el padre de Uca-Uca, su mujer murió, y ahora él se encargaba de la taberna. Era un buen hombre, y bastante generoso.

Era manco y le gustaba enseñar su muñón a los niños. Al final de la obra se casa con la Guindilla Mayor.

• La Mica: era la hija del Indiano, tenía la piel blanca y su pelo era rubio

A Daniel le gustaba porqué era muy guapa y tenía “cutis”, pero al ser 10 años mayor y ver un día que tenía novio lo dejo por imposible.

• La Sara, la Moñiga: es la hermana de Roque, el Moñigo, de carácter fuerte y un poco antipática. Se dedicaba a las tareas de la casa desde que su madre murió. Trataba a su hermano bastante mal y le sometía a largos sermones, que pretendían asustar a Moñigo, pero que no lo conseguían.

• Don Moisés, el Peón: es el maestro del pueblo. Alto, desmembrado y nervioso. Castigaba a los niños pegándoles con la regla en las manos y haciéndoles aguantar el tomo de la Historia Sagrada con los brazos en alto.

Roque y sus amigos unieron a la Sara con éste.

OTROS PERSONAJES

Paco, “El Herrero”: es el padre del Moñigo. Es un hombre fuerte y

corpulento.

Las “Lepóridas” o “Las Cacas”: Catalina, Carmen, Camila, Caridad y Casilda

que solían regentar las oficinas de teléfonos.

Josefa: que está enamorada de el Quino y por él se suicidó.

Tomás: hermano del Tiñoso.

Ramón “El boticario”: que desde hace poco tiempo era el alcalde.

Ramón: el hijo del boticario. Que estaba estudiando abogacía en la ciudad.

Andrés : el zapatero. “el hombre que de perfil no se le ve” Padre

de diez hijos, padre de Germán, el Tiñoso.

Don Dimas: el apuesto hombre que trabajaba en el banco.

Cuco: el factor, de personalidad rolliza, pujante, expansiva y físicamente

optimista

Gerardo, “El Indiano”: cuyos árboles producían los mejores frutos de la

aldea. Es el padre de la Mica.

Pancho, “El sindiós”: tenía una cuadra.

Antonio, “El Buche”: tenía un bazar.

Don Ricardo: el médico.

Pepe “El Cabezón”

Pascualón: el del molino.

Chano, “El Tabernero”: poseía una taberna.

Antonio: el marqués.

Rita, “La Tonta”: madre del Tiñoso y esposa del zapatero.

Lucas “El Mutilado”

Micaela: la carnicera. Abuela de la Mica

César y Damián, “ecos del Indiano”: hijos de la Micaela y hermanos del Indiano.

Basi: la criada del boticario.

Ñuca: la del Chano.

María, “La Chata”: tenía el vientre seco.

Juana: el ama del marqués, don Antonio.

Rufina: la del pancho.

Aurelio: tío de Daniel que vive en Extremadura.

Ángel: el cabo de la guardia civil.

Trino: el sacristán.

Rafaela, “LaChancha”: mujer de cuco el Factor.

El tiempo de este relato está basado por un lado en una sola noche donde Daniel recuerda todos sus buenos y malos momentos vividos en la aldea desde que nació. Recuerda historias que han pasado en la aldea; la muerte de su amigo, cuando se enamora de la Mica…

Por otro lado la época en que se centra el libro es después de la guerra civil ya que Quino, el manco perdió allí el brazo.

La obra esta basada en una retrospección porqué a lo largo de la obra vuelve al pasado explicando las historias. Tiene un ritmo rápido porqué cuenta muchas cosas en poco espacio.

El espacio de esta obra se centra en el Valle, ya que los relatos de nuestro protagonista le suceden allí.

El Valle esta rodeado de montañas. El Pico Rando es la montaña más conocida del lugar.

Es un espacio real ya que el lugar que aparece es creíble aunque puede que en verdad no exista.

El libro nos quiere enseñar que siempre en la vida nos encontramos obstáculos que hay que resolver, en este caso, Daniel tiene que tomar la decisión de marchar del Valle a estudiar a la ciudad.

Pese a que tú tienes que tomar las decisiones por ti mismo también debes escuchar a los de tu entorno ya que ellos te pueden ayudar y dar consejos para decidir lo mejor para ti.

Nosotras creemos que Daniel se deja influenciar por su padre porqué él realmente piensa que su lugar esta en el Valle y no en la ciudad. Pero como su padre dice que es lo mejor él piensa que tiene razón.

2