El camino; Miguel Delibes

Literatura española contemporánea del siglo XX. Novela de posguerra. Argumento. Mundo y ambiente rural. Personajes

  • Enviado por: Lofn escandinava
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

“El camino”

RESÚMENES:

Primer capítulo

Daniel, el Mochuelo, un joven de 11 años vive junto a su madre y a su padre en un pequeño pueblo de Castilla. Sus padres deciden que debe ir a estudiar a la ciudad el Bachillerato, ya que ellos no pudieron, porque quieren el mejor futuro para su hijo. Daniel no comparte su opinión. Él prefiere seguir un estilo de vida como el de la familia de su mejor amigo Roque, “el Moñigo”. Él piensa que dedicándose al negocio familiar sería feliz y nunca le faltaría trabajo.

Segundo capítulo

Daniel, el Mochuelo, contempla como su mejor amigo es severamente educado a base de discusiones, gritos y castigos por su hermana, de 13 años mayor. Él admira el gran aguante psíquico y físico del chico. Sería cosa de familia, ya que su padre, Paco “el Herrero”, era de complexión fuerte. El pueblo criticaba sus actitudes, sin embargo el Mochuelo y más gente sentían una gran admiración por él.

Tercer capítulo

Para el padre del Mochuelo el valle era una olla independiente, aunque estuviese comunicada con el exterior por la carretera y la vía del tren. Lo que más le gustaba al Mochuelo era la serenidad del lugar y las casas de piedra con galerías colgantes pintadas de azul. Para él lo más importante era el calor de su gente.

Cuarto capítulo

Daniel el Mochuelo anhelaba los abrazos de su padre desde que empezó a ir a la escuela, y las tardes de invierno en las que le contaba la historia de su nombre. Entonces Daniel se refugió en su amigo el Moñigo, ya que su padre se había vuelto gruñón por ahorrar para que pudiera estudiar. Germán, un compañero del colegio, le puso el mote de “Mochuelo” por sus grandes ojos y su curiosidad por todo lo que le rodeaba.

Quinto capítulo

Las Guindillas, tres hermanas hijas de un guardia civil, heredaron unos ahorros al fallecer su padre. Con éstos abrieron una tienda, aunque ya solo quedaran dos. Lola, la Guindilla mayor, de cara redonda y coloradita, era la mas cotilla. E Irene, la Guindilla menor, que se dejaba acompañar por don Dimas, empleado del banco, del que se enamoró, y con el que se fugó a la ciudad.

Sexto capítulo

Germán el Tiñoso, otro compañero y amigo de Daniel, era el menor de los diez hijos de Andrés el zapatero. Andrés era escuchimizado y flaco. Tenía un tallercito donde arreglaba zapatos y guardaba sus pájaros. Ambos sentían una gran afición por los pájaros, aunque el que mas entendía era el Tiñoso. Esto hacía que el Moñigo le admirara, aunque nunca tuvo una relación tan estrecha como la tuvo con Daniel, a pesar de que los tres eran grandes amigos de la escuela.

Séptimo capítulo

Daniel, Roque y Germán se entretenían en las tardes de verano de varias formas: o bien cazando pájaros con un tirachinas, o bien jugando en el corro de los bolos. Un día que estaban bañándose en “La Poza del inglés” cuando “el Moñigo” les dio su primera clase de educación sexual, revelándoles que los bebés nacen del vientre de las mujeres, y no les trae la cigüeña.

Octavo capítulo

Tres meses después de la fuga de la Guindilla menor, regresó a la aldea, pero esta vez sin la compañía de su amado, que la abandonó después de que se hubieran gastado el resto de los ahorros de su padre en la ciudad.

Noveno capítulo

Gerardo, el Indio no fue querido por su madre en su infancia, por lo que de mayor se fue a vivir a Méjico, donde alcanzó la riqueza. Al regresar al valle contempló que su madre había muerto. A sus hermanos Damián y César les montó una industria de aparatos electrónicos en la ciudad. Gerardo compró una casa en la aldea para que su hija Mica pudiera permanecer en el valle, dado que le gustaba mas que Méjico.

Un día el trío de amigos se acercó a robar manzanas a la casa del Indio, cuando fueron sorprendidos por Mica. En ese momento Daniel conoció un sentimiento haca ella.

Décimo capítulo

Roque, El Moñigo, para demostrar que era él más fuerte, dejó que contemplaran su musculoso físico. El Mochuelo le dijo al Moñigo que si podría pelearse con un adulto, y éste le respondió que si ya que los adultos solo tienen duro los huesos.

Un día haciendo comparaciones haber quién tenía mayor número de cicatrices, el Mochuelo sintió un gran afán por tener una de ellas.

Entonces “el Moñigo” y “el Tiñoso” empezaron a probar las cicatrices de ambos, decían que sabían a salado.

Undécimo capítulo

Quino era manco, porque de pequeño su hermano le cortó la mano con un hacha. Quino era famoso por su enlace con Mariuca, de la que se decía ser tísica.

Josefa amaba a Quino aunque él lo ignorara.

Días más tarde la pareja contrajo matrimonio y se fueron de luna de miel. Al regresar, Mariuca anunció su embarazo al pueblo. Josefa, al conocer la noticia se suicidó tirándose al río.

Todo el mundo decía que Mariuca no sería capaz de aguantar el parte, y así fue. A los cinco meses de morir Josefa, nació su hija, muriendo Mariuca en el parto.

El Moñigo que conocía al Quino el Manco, el cual cada vez que recordaba a Mariuca se rompía a llorar, creía que de llorar era cosa de niños y se marchaba enfadado.

A la hija de "el Manco", la llamaron Mariuca (Uca). Cuando pasó el tiempo Uca se enamoró de “el Mochuelo”, pero este no lo sabía.

La madre de Daniel cuidaba a Uca, ya que su padre no podía hacerse cargo de ella.

Capítulo duodécimo

El tío de “el Mochuelo” le comunica por carta que próximamente llegaría el Gran Duque. Al recibirla se asustó, ya que pensó que el Gran Duque era una especie de D. Antonio el Marqués, con el pecho cubierto de insignias, medallas y condecoraciones.

Un día que salió de caza con su padre, al estar parapetado detrás de unas ramas, sintió un dolor muy intenso, asustándose al ver que tenía sangre, entonces su padre acudió rápidamente y comprobó que la herida era motivada por un rebote de un perdigón, calmándolo.

Temía que le fuera a dejar marcado, pero su padre le tranquilizó al decirle que eso no ocurriría.

Decimotercer capítulo

Daniel se había enamorado de Mica. Si alguien hablaba de ella, se ponía colorado. Un día que iba para misa, pasó cerca de él y Mica le invitó a subir a su coche. Después le encargó un par de quesos y que se los llevara a su casa.

Cuando el Mochuelo fue a llevarle los quesos a casa de Mica, se puso el mejor traje. Aunque ella fuera mayor que él.

A la vuelta, se encontró con Uca. Ésta se quedó sorprendida al ver que iba arreglado, pero el Mochuelo le contestó que a ella no le importaba, y que era una mocosa muy entrometida.

Cuadragesimoprimer capítulo

Dado que el gato de las Guindillas siempre estaba encima de las cajas de galletas del escaparate, un día el trío quemó al gato con el reflejo de una lupa. Cuando la Guindilla se enteró se lo comunicó al maestro y este les castigo duramente.

Otro día decidieron ir al túnel por donde pasaba el tren y hacer de vientre al paso del rápido. Éste les rompió los pantalones y tuvieron que regresar desnudos. En esta ocasión el maestro también les propinó un duro castigo.

Daniel no entiende por qué se les castiga, si no hacen daño a nadie.

Quincuagésimo capítulo

Roque, mediante una carta al Peón, consigue cambiar la actitud de su hermana. En ella, se declaraba supuestamente la Sara al Peón, ya que la escribió Roque, diciéndole que apareciese en su casa a las siete. Tras este encuentro surge un amor entre los dos que les conduce a contraer matrimonio a los pocos meses.

Decimosexto capítulo

El pueblo decía que Don José pretendía ser más papista que el papa; porque sobrepasaba la ley divina en los sermones dramatizando demasiado las cosas. Desde el púlpito utilizaba todo género de recursos persuasivos. Para don José, el pueblo tenía costumbres inmorales. Para evitarlo crea una comisión encargada de organizar un centro de distracción para los domingos y festivos, incluso con cine. Pero al principio las películas que eran muy morales, van siendo cada vez más frívolas y finalmente tienen que quemar el proyector y dejar de ofrecer películas.

Entonces, el pueblo vuelve a sus antiguas costumbres.

Decimoséptimo capítulo

La Guindilla mayor organiza un coro con los niños y niñas del pueblo para en las fiestas. Pertenecer al coro era una deshonra. Los amigos de Daniel pensaban que pertenecer al coro por tener voz de chica era de maricas, y por eso siempre se metían con él. Daniel decidió trepar a la cucaña porque estaba desesperado. Tenía como un fuego muy vivo en la cabeza, una especie de orgullo herido. Consiguió llegar hasta arriba a pesar de que le dolían mucho las piernas y le daba mucho vértigo. Esa hazaña le hizo sentirse muy bien.

Decimoctavo capítulo

Quino piensa en la Guindilla mayor para casarse y ésta descubre unas nuevas sensaciones y ganas de abrazar y desmayarse en los brazos de Quino. Por consejo de don José, deciden casarse, lo que no le gusta nada a la Guindilla menor ni a Uca-uca. Daniel, que tiene que irse dentro de poco a la ciudad, comprende que entre él y la Uca-uca surge de repente un punto común, tienen que aceptar las decisiones de sus padres sin poder opinar. A Daniel empieza a gustarle estar con la Uca-uca y nota que siente algo especial por ella.

Capítulo decimonoveno

El Tiñoso sufre un accidente y muere. Daniel va a sentirse muy solo, ya que nada será como antes. Descubre qué es la muerte y que todos acabarán muriéndose.

Capítulo vigésimo

Se narra el entierro de Germán, cómo se oían las campanas, con tañidos sordos, opacos y huecos. Daniel sentía que nunca más podría discutir con su amigo y ahora quería darle a él siempre la razón. Tiene una moneda para comprarse un caramelo pero, tras aclarar sus dudas, prefiere darla de limosna para que Don José rece una oración por el Tiñoso.

Capítulo vigesimoprimeroSe hace retorno a la noche previa a la partida a la ciudad. Ya es casi por la mañana. El Mochuelo no ha podido conciliar el sueño recordando la vida en el valle. No está satisfecho del camino que ha de seguir, piensa que no es el correcto. A pesar de que su amigo “el Moñigo” dijera que los hombres no deben llorar, Daniel lo hacía cada vez que se vestía solo en su habitación y nadie le veía.

ACERCA DEL VOCABULARIO

El tipo de vocabulario utilizado en la obra “el camino”, es un vocabulario de nivel culto, es decir, que el autor respeta en su obra las normas de corrección y aprovecha todas las posibilidades del lenguaje. Además los textos de la obra literaria presentan coherencia y cohesión. Debido a la existencia de estos autores, (como es Miguel Delibes), que utilizan un vocabulario culto, se logra la estabilización del idioma. Otra característica importante que hay que destacar, es que a pesar que el vocabulario es culto, es de fácil comprensión(exceptuando algunas palabras), y utiliza una sintaxis sencilla, por lo que su lectura es rápida.

PERSONAJES

El protagonista:

Daniel, “El Mochuelo”, protagonista de la historia, es el personaje alrededor del cual se desarrollan los hechos y soporta el mayor peso de ellos. Es un niño de once años, el cual ha vivido desde que nació en una acogedora aldea. Dada la determinación tomada por su padre, le ha llegado la hora de irse a la ciudad a estudiar el Bachillerato, por lo tanto ha de despedirse de ella, para ser un hombre decente y con futuro. La noche anterior a su partida, Daniel, empieza a recordar todos aquellos momentos que le han ido cambiando el transcurso de su vida, modificándole poco a poco... y va analizando cada situación sucedida. Y es en ese momento cuando se da cuenta que su vida está en el medio rural, junto a su gente. Es fácil distinguir la evolución respecto a cambios de opinión del personaje principal, dado que al principio tenia conocimientos básicos sobre la vida, que fue aumentándolos y ampliándolos gracias a al ayuda de su gente más cercana.

Los personajes principales:

Germán, “ El Tiñoso”: uno de los amigos de Daniel. Germán, hijo del zapatero era uno de los del trío de amigos; el que más sabía de la naturaleza de los pájaros, conocía todo sobre ellos y podía reconocerlos por su canto. Se consideraba que era superior a Daniel y de Roque. Éste murió supuestamente debido a un golpe que se dio en la cabeza con una roca al resbalar. A Daniel le dolió mucho la muerte de su amigo, ya que lo eran desde niños. Todos los conocimientos que Daniel tenía sobre los pájaros eran gracias a él. Fue entonces cuando Daniel se dio cuenta de la importancia de los amigos.

Roque,” El Moñigo”: era un componente del trío de amigos inseparables junto a Daniel y a Germán. Era dos años mayor. Él solía contar sus confidencias a sus amigos cuando estos estaban en reposo. Contaba la importancia y la historia de sus cicatrices. En su presencia, el resto del grupo se sentía protegido. Era el valiente. Con estos dos amigos vive sus mejores y arriesgados momentos.

Madre de Daniel: es una mujer sentimentalista y hace un papel de madre protectora hacia su hijo Daniel, además de al resto de niños.

Salvador : es el padre de Daniel. Su papel no es muy importante ni extenso, pero su participación desencadena el problema de Daniel. Trabaja como quesero en su casa, y no se sentiría orgulloso si su hijo retomara su negocio, por lo tanto quiere que vaya a la ciudad. Cree que es lo mejor para él, para su formación como persona. Piensa que le daría la oportunidad que el nunca tuvo, pero no se da cuenta de que su hijo lo que realmente desea es quedarse en la aldea.

Los personajes secundarios:

Don José, el cura “ que es un gran santo”: hace numerosas participaciones en relatos, ya que en esa época se daba gran importancia a la iglesia, por lo tanto siempre se escucha la opinión del párroco en asuntos del interés de los habitantes de la aldea. Éste poseía en la parte baja de su casa la rectoría, donde daba consejo a cualquier aldeano con dudas sobre el catolicismo, principalmente a la Guindilla Mayor. Y deseaba que la gente acudiera a la Iglesia al menos los domingos. Al celebrarse la misa, los hombres apostaban si don José iba a reiterar sus palabras.

Paco, “El Herrero”: es el padre del Moñigo. Es un hombre de complexión fuerte y bello rojizo. Daniel siente gran admiración por sus grandes músculos. Es una persona de buen corazón, a pesar de su amistad con la bota de vino. Por ello, es criticado por algunos los aldeanos.

La Sara, “La Moñiga”: es la hermana del Moñigo. Tras la muerte de su madre, toma el mando de la casa y se dedica ala educación severa de su hermano recién nacido a sus tiernos trece años. Su antipatía y crueldad procuraban asustar al Moñigo, aunque no lo consiguieran.

Don Moisés; “El Peón”: es el maestro del pueblo. Es alto, desmembrado y nervioso. Debido a una travesura de los chicos, lograron unir a éste con la despiadada hermana del Moñigo.

Mariuca, “Uca-Uca”: se puede decir que es una amiga de Daniel. Ésta parece estar enamorada de Daniel. En su aparición parece no caerle muy bien, pero al final de la obra se aprecia que el también siente un cariño especial por la niña de pecas en las mejillas.

Doña Lola, “la Guindilla Mayor”: llevaba junto a su hermana la carga que suponía tener un establecimiento. No era distinguida su discreción, de ahí sus dos posibles denominaciones: cotilla o criticona. Es presidenta de varias asociaciones y se entromete en vidas ajenas con frecuencia.

Irene, “La Guindilla Menor”: fue abandonada por su amante al acabarse el dinero en su huida a la ciudad y al saber que tenía el vientre seco. Es menos cotilla que su hermana mayor.

Quino, “El Manco”: es el padre de Uca-Uca, su mujer Mariuca, murió, y ahora es el encargado de la taberna. Era un buen hombre, y bastante generoso.

La Mica: hija del Indiano: Daniel tenia lapsus con su cuerpo, parecía estar enamorado de ella. Es una muchacha tranquila y apacible; amable y cariñosa con el resto del pueblo según lo que le parecía a Daniel de ella.

Otros personajes:

Ramón “El boticario”: recientemente, el alcalde.

Ramón: el hijo del boticario. Estudiaba abogacía en la ciudad.

Las “Lepóridas” o “Las Cacas”: Catalina, Carmen, Camila, Caridad y Casilda, que solían regentar las oficinas telefónicas.

Chano, “El Tabernero”: dueño de una taberna.

Antonio: el marqués.

Andrés : el zapatero.

Don Dimas: el apuesto oficitario del banco.

Cuco: el factor.

Gerardo, “El Indiano”: cuyos árboles producían los mejores frutos de la aldea, su hija es la Mica.

Pancho, “Elsindios”: tenía una cuadra.

Antonio, “El Buche”: tenía un bazar.

Don Ricardo: el médico.

Pepe “El Cabezón”

Pascualón: el del molino.

Tomás: uno de los diez hermanos del Tiñoso.

Rita, “La Tonta”: madre del Tiñoso y esposa del zapatero.

Lucas “El Mutilado”

Micaela: la carnicera.

César y Damián: hijos de la Micaela y hermanos del Indiano.

Basi: la criada del boticario.

Ñuca: la del Chano.

María, “La Chata”: otra que tenía el vientre seco.

Juana: el ama de don Antonio.

Rufina: la del pancho.

Josefa: que está enamorada del Quino.

Aurelio: tío de “El Mochuelo”, que vive en Extremadura.

Ángel: el cabo de la guardia civil.

Trino : el sacristán.

Rafaela, “La Chancha”: mujer de cuco el Factor.