El caballero de Olmedo; Lope de Vega

Literatura española barroca. Barroco literario. Siglo de oro. Argumento

  • Enviado por: Flyght
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

LOPE DE VEGA, Féliz

El Caballero de Olmedo

 

El caballero de Olmedo; Lope de Vega

Don Alonso, el caballero de Olmedo, se enamora de doña Inés en Medina, a cuya famosa feria ha asistido. Fabia, una celestina conocida de su criado Tello, le ayuda a hacer llegar su amor a la dama, que a su vez se ha enamorado del cabllero. Don Rodrigo también la pretende y se siente furiosamente celoso de su rival, que además ha obtenido fama y éxitos en laferia por su valor y arte en los toros. Al terminar las fiestas, el caballero se dirige al Olmedo y por el camino le avisan de que planean darle muerte. Sigue sin hacer caso y efectivamente lo mata su enemigo. Tello comunica la noticia en la casa de la amada, cuyo padre había accedido finalmente a la boda. El rey Juan II, que ha acudido a la feria, ordena el ajusticiamiento del culpable.

 

Resumen

Acto I

Durante la feria de Medina, don Alonso se ha prendado de Inés. Valiéndose de la vieja Fabia, se lo hace saber. Inés le corresponde. Don Rodrigo, caballero de Medina, y pretendiente de Inés la pide en matrimonio a su padre, don Pedro, el cual accede.

Acto II

Para eludir el compromiso, Inés finge que quiere ser monja. Su padre se lo cree. Tello (criado de don Alonso) y Fabia se introducen en la casa como fingidos profesores de la doncella y actúan de intermediarios en los amores de Inés y don Alonso.

El rey don Juan II se dirige a Medina. Aprovechando su estancia en la ciudad piensa conceder a don Alonso una encomienda a la que se ha hecho acreedor por su fama.

Acto III

Durante los festejos que se celebran en Medina en honor del rey, don Alonso destaca como buen jinete y alanceador de toros, incluso salva la vida de don Rodrigo, que estuvo a punto de ser despedazado por un toro. Don Rodrigo no es agradecido y planea la muerte de su rival.

Por la noche, después de haberse despedido de Inés, don Alonso regresa solo a Olmedo. Recibe misteriosos avisos sobre su próxima muerte. Desdeña tales augurios. Don Rodrigo y los suyos le salen al encuentro y, sin darle tiempo a defenderse, disparan contra él. Tello lo encuentra agonizando.

Al dia siguiente, Tello irrumpe en la audiencia real, y, en nombre de los padres de don Alonso, refiere el crimen, acusa a los asesinos y don Juan ordena que sean decapitados.