El caballero de la armadura oxidada; Robert Fisher

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Argumento. Personajes. Ideas y valores. Ambiente medieval

  • Enviado por: Escremento
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad

Centro Escolar del Lago

El Caballero de la Armadura Oxidada

El dilema del caballero

En una tierra muy lejana existía un caballero que salvaba damiselas, mataba dragones. Éste siempre se esforzó por ser el número uno en el reino, es por ello que siempre estaba en busca de una cruzada.

Él tenía una esposa, que se llamaba Julieta y un hijo, Cristóbal, los cuales no recordaban ya como era el aspecto del caballero, porque éste nunca se quitaba la armadura, porque según decía él no se sabía cuando iba a llegar el momento de utilizarla. Julieta estaba ya enojada de mostrarle la única fotografía de su padre sin aquella armadura, ya que el caballero nunca estaba con ellos, si no estaba en una batalla estaba matando dragones o rescatando damiselas; así que un día Julieta le dijo que sino se quitaba la armadura se marcharía junto con Cristóbal, el caballero quiso quitársela pero no pudo, así que salió con un herrero que se encontraba en el patio del castillo del caballero, le pidió su ayuda, pero éste no pudo hacer nada, el caballero comenzó a reclamarle azotando el pie de metal contra el piso diciéndole que como era posible que la persona más fuerte del castillo no pudiera quitársela, en una de esas azotadas de pie, le piso el dedo gordo al herrero, éste sin pensarlo le soltó un golpe al yelmo del caballero, pero a éste no le dolió, así que le pidió otro, el herrero tomo un martillo y lo golpeo, el yelmo ni siquiera se abollo.

Regreso a cenar, su familia estaba más enojado con él. Al día siguiente partió hacía las afueras del castillo en ayuda, pero antes pasaría con su rey para despedirse, en el puente se encontró con un bufón llamado Bolsalegre, el caballero lo saludo diciéndole que se venía a despedir del rey, el bufón le informo que no estaba, que se hallaba en unza cruzada. El caballero le informo al bufón de su desgracia, éste le dijo que le podía ayudar el Mago Merlín, a lo que el caballero contesto que el ya estaba muerto, el bufón dijo que aún vivía, que se encontraba en los Bosques el Sabio Mora, que aunque fueran muy grandes, si el caballero estaba preparado Merlín aparecería. El caballero le dio la mano al bufón, éste grito de dolor, el caballero lo soltó, el bufón le dijo que en cuanto se quitara la armadura se daría cuenta del dolor de los demás. El caballero partió.

En los Bosques de Merlín

El caballero siempre había pensado ser muy sabio, pero no sentía lo mismo, ahora que no sabía donde se encontraba en aquellos bosques ni que comer de entre estos. Llegó tal día que el caballero estaba tan agotado que se acostó sobre el pasto y durmió, al despertar frente a él se hallaba Merlín sentado en un árbol, con una túnica blanca, el caballero se acerco a éste, Merlín le dijo que lo había esperado toda la vida, el caballero quiso marcharse por aquel insulto, pero no le fue posible por lo débil que se encontraba, así que Merlín le dio una bebida, ayudado de una caña para que pudiera tomarla a través del yelmo. Esta bebida reconformo un poco a el caballero, éste pregunto a Merlín que era aquello, éste contesto que era vida, es por ello que en un principio que la probo le supo agria, después mejoro su sabor y por último supo delicioso, el caballero respondió asimilando que aquello quería decir que la vida es buena cuando se acepta, a lo que respondió Merlín que sí.

Merlín ordeno a los animales darle de comer a el caballero, así las ardillas trituraban las nueces y la molían en su boca para después dársela al caballero a través del yelmo, de igual manera los hicieron los conejos y los ciervos.

El caballero pregunto a Merlín cuando saldría de aquella armadura, le dijo que tuviera paciencia, ya que tomaría tiempo, al igual que esta tomo tiempo adherirse a él. Después se fue a sentar a un árbol en el que aplasto a una ardilla con su pie, éste le pidió disculpas a la ardilla, diciéndole que no ve bien con la visera, ésta sin ningún remordimiento le contesto que no lo dudaba porque siempre andaba pidiendo disculpas a la gente por haberles hecho daño.

Llego Merlín, diciéndole que era espléndido que entendiera las vibraciones de la ardilla, el caballero le dijo que regresaría, Merlín le pregunto que si estaba seguro de que su familia lo recibiría, entonces Merlín se sugirió mandar una carta, en la cual le preguntaría a su hijo Cristóbal que si quería que regresará, el caballero acepto, entonces Merlín le dio la carta a Rebeca, una paloma, la se comunico con Merlín y el caballero le entendió, se sorprendió por aquello de escuchar también a palomas. Pasaron lo días y Rebeca no regresaba, entonces el caballero pregunto a Merlín por ella, en ese momento Rebeca llego, la hoja que traía estaba en blanco, pregunto a Merlín que quería decir aquello, a lo que Merlín contesto que su hijo no lo conocía los bastante como para responder aquella pregunta. El caballero se durmió entre sus lagrimas.

El Sendero de la Verdad

En cuanto despertó, Merlín se hallaba a su lado en silencio, se paro y le dijo que era tiempo de que se marchara, éste le indico dos caminos uno por el cual había venido y que conducía a la deshonestidad, avaricia, odio, celos, miedo e ignorancia y, el otro que era el Sendero de la Verdad, el caballero le pregunto que si el camino por el que había venido era lo que el significaba, a lo que contesto Merlín que sí, en diferentes momentos; así que tomo la decisión del ir al Sendero de la Verdad, para lo cual se ofrecieron para acompañarlo la ardilla y la paloma, ya que no podía llevar a su caballo.

Merlín le menciono que tenía que pasar por tres castillos, el del Silencio, Conocimiento, y por último el de Voluntad y Osadía, al llegar a la cima ya no tendría su armadura. Pero para ello no necesitaba su espada, así que Merlín le pidió que la dejará, después de eso le dijo que si ya no podía en algún castillo lo llamara y el estaría allí, después de eso desapareció.

Partieron, ya agotados y por anochecer, durmieron. Al día siguiente, el caballero podía ver el brillo de sol, más de lo normal, de un momento a otro se dio cuenta que ya no tenía la visera , preguntándose de cómo era posible aquello, respondió la ardilla, fue con tus lagrimas de la carta de tu hijo, sentimientos de los cuales tu armadura no te pudo proteger y fue oxidada por las mismas, rompiéndose esta. El caballero se levanto con grandes ánimos y siguieron su camino.

La ardilla, que se había adelantado para buscar nueces, regreso informando que el castillo estaba del otro lado del monte, el caballero se apresuro. Llegaron por fin al primer castillo. El caballero estaba decepcionado, ya que había pensado que sería más lujoso, Rebeca rió y dijo - cuando aprendáis a aceptar en lugar de esperar, tendréis menos decepciones - el caballero acepto aquellas palabras como sabías. Utilizo la llave que le había dado Merlín para abrir la puerta, y Rebeca y la ardilla le dijeron esperar del otro lado del castillo.

El Castillo del Silencio

El caballero entro sólo al castillo, de tras de él se cerro la puerta. En aquella habitación sólo había una fogata y tres alfombras en el suelo, había un silencio increíble, sólo se escuchaba el movimiento de la armadura del caballero; de momento apareció el rey, el caballero le pregunto que hacía en ese castillo, el rey respondió que lo mismo que él, ya que todos se encuentran atrapados en una armadura, el caballero le pregunto como salir de aquel lugar si no había otra puerta, el rey le dijo que tenía que comprender lo que había en aquella habitación, fue cuando el caballero le dejo que podrían atravesar el castillo juntos, a lo que el rey respondió negativamente, ya que tenías que estar sólo, porque con otra persona das tu mejor cara y no dejas caer tu armadura, así el rey se retiró e hizo como si abriera una puerta, desapareciendo en la pared.

El caballero siguió caminando, después hablando con sigo mismo para no sentirse solo; se dio cuenta de que siempre hablaba solo porque siempre había tenido miedo de estarlo, cuando dijo aquello se abrió una puerta, pasando a una habitación más pequeña. Se sentó en la alfombra y penso que nunca había disfrutado de lo pasaba en el momento, en ese momento se abrió otra puerta, esa habitación era aún más pequeña, al entrar se quedo quieto, cosa que nunca había hecho, entonces se dio cuenta que durante toda su vida realmente no había escuchado a nadie ni a nada, no había escuchado los sonido de la tierra y tampoco había escuchado a Julieta, como Julieta se encontraba triste a veces, esta tristeza se la transmitía a el caballero, por lo que lo único que hacía era bajar su visera para no escucharla y no oírla; reflexionando aquello, penso que Julieta se debió haber sentido muy sola hablando con un hombre de envuelto de acero, entonces comenzó a llorar por compartir los mismo sentimientos de Julieta, lloro tanto que apago la chimenea e inundo aquella habitación, en eso apareció otra puerta, como pudo abrió la otra puerta. En esa habitación se pregunto por qué las habitaciones se iban haciendo cada vez más chicas, una voz le contesto que porque era el mismo, pero esta voz venía de entre él, esta le dijo que era so yo verdadero, a lo cual el caballero le pregunto que por qué nunca lo había escuchado, el yo le dijo que esa era la primera vez que estaba en el suficiente silencio para escucharlo, para llamarlo el caballero sugirió el nombre de Sam, después de eso se durmió. Al despertar la ardilla y Rebeca estaban posadas sobre él, se levanto y se rasco la cabeza, se dio cuenta de que ya no tenía el yelmo, se había caído al llorar por Julieta; ardilla y Rebeca le dijeron que permaneció mucho tiempo halla adentro, el caballero se sorprendió porque no lo sintió así, entonces llamo a Merlín, éste le dijo que era cierto y que también Sam era real, le dijo sentirse orgulloso porque era la primera vez que lloraba por él y por otra persona. Merlín desapareció.

El Castillo del Conocimiento

Llegaron al Castillo del Conocimiento. A este castillo entro Rebeca, la ardilla y el caballero, estaba muy obscuro, la ardilla había encontrado una inscripción que decía “El conocimiento es la luz que iluminará vuestro camino”, Sam dijo - apuesto que en cuanto más cosas sepas, más luz habrá en el interior del castillo - el caballero estuvo de acuerdo con él y un rayo de luz se hizo presente. Ardilla había encontrado otra inscripción “¿Habéis confundido la necesidad con el amor?, el caballero concluyo que había necesitado el amor de Julieta y de Cristóbal porque no se amaba a sí mismo y lloro porque si no se amaba, no podía amar a los demás. En eso se ilumino toda la habitación con una hermosa luz. Rebeca condujo a el caballero a un espejo, el cual reflejaba como eras en realidad, el caballero se puso frente a este, no era su imagen, sino su verdadero yo, una persona muy buena, dedujo que siempre había escondido sus sentimientos a las personas, intentando agradar a la gente, demostrándole que era bueno y generoso. Penso que lo único que tenía que hacer era reclamar todos sus dones, con lo que brillo otra luz más fuerte, rebelando toda la habitación, en esta había un jardín con un árbol, con hermosas manzanas, había inscripción que decía “ Por esta fruta no impongo condición, pero aprenderéis de la ambición”, Merlín se apareció. El caballero dijo que los animales no tenían ambiciones, pero que los humanos era diferentes, que todos tenían ambiciones, Merlín reclamo que más ambición pueden tener que nacer hermosos, la única ambición que debe de tenerse es la ambición del corazón, la cual no hace daño a los demás, al contrario los ayuda, al comprender aquello el caballero vio que no tenía nada que perder y dijo - a partir de este momento, mis ambiciones vendrán del corazón - después de eso Merlín y el castillo desaparecieron al igual que la armadura que cubría sus brazos y piernas, ahora sólo tenía el peto. Se dirigieron al Castillo de la Voluntad y la Osadía.

El Castillo de la Voluntad y la Osadía

Al llegar a este se encontró con un enorme dragón que lanzaba fuego azul no sólo por la boca, también por lo ojos y las orejas, el caballero se quedo paralizado, llamando a Merlín pero éste estaba en París en una junta de magos, así que el caballero salió corriendo junto con una llama lanzada por el dragón, la ardilla y Rebeca le dijeron que era una ilusión, entonces el caballero volvió a intentarlo, al acercarse este le lanzo más fuego, el caballero corrió con fuego en su trasero, apagandolo en el agua, el caballero se hizo bien la idea de que era una ilusión y fue contra el dragón, caminando sin parar, las llamas no le hacía nada y el dragón se fue haciendo más pequeño, hasta que en una explosión desapareció, al igual que el castillo, el caballero probo tener voluntad y osadía. Partieron hacía la cima de la verdad.

La Cima de la Verdad

Subiendo la cima se encontró con una escritura “Aunque este universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido”, comprendió con ayuda de Sam que debía soltarse y dejarse caer a lo desconocido, ya que todo lo que el creía verdadero sabía que era falso, así que se soltó, porque no tenía nada que perder y no tenía más fuerzas, al ir cayendo se deshizo de todos los juicios que tenía contra las personas y acepto la responsabilidad de su vida, increíblemente comenzó a caer para arriba, al llegar a la cima se arrodillo y lloro en gratitud a todo aquello, la última parte de su armadura desapareció ante las lagrimas calientes del caballero.

Ahora el caballero brillaba más que antes, porque ahora el caballero era el arroyo. Era la Luna. Era el Sol. Podía ser todas estas cosas a la vez, y más, porque era uno con el Universo. Era amor.