El Ataque a Colombus

Pancho Villa. Historia Mexicana. Relación EEUU (Estados Unidos) con Mexico. Independencia de Mexico. Historia del Siglo XX

  • Enviado por: Mairita
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Introducción

Aunque es muy poco común que los historiadores y las personas que imparten las materias de historia de México hablen acerca del ataque que realizo Pancho Villa a Columbus en Estados Unidos, el cual fue el primero de la historia de este país o que si lo hablen, lo hablen o lo vean “por encimita”.

Me llamo la atención esto porque es algo que muy pocas personas conocen y que ha quedado en la historia, y tal vez lo que lo conocen, no lo conocen lo suficiente y no saben cual fueron las hipótesis que se conocen de porque se realizo este ataque y que llevo a Pancho Villa a ir en contra de este poblado.

¿Acaso los Alemanes estaban involucrados? o ¿Villa quería vengarse de los hermanos Ravel? Estas cosas las conoceremos a lo largo de este interesante escrito que abarca desde Carranza como presidente, hasta lo que paso a finales de este ataque al poblado de Columbus.

Antes de Columbus: Pancho Villa

Talvèz la mayor parte de los revolucionarios y de la población del país pensaron que al derrocar a Huerta terminaría la guerra civil y se restablecería la paz. Sin embargo, la destitución del régimen huertista dio inicio a la etapa mas violenta de la revolución.

En el bando constitucionalista Carranza logro resolver conflictos internos, al menos hasta la caída de Huerta, pero la división del norte ya dependía desligarse del constitucionalismo por las disputas con el primer jefe. Un encuentro en Aguascalientes donde asistieron zapatistas haciendo esta convención soberana, desconociendo el plan de Guadalupe. A raíz de esta junta, la facción villista rompe definitivamente con Carranza y se une a los zapatistas.

A pesar de los numerosos y constantes triunfos militares de Villa al inicio de la lucha contra los constitucionalistas, para la segunda mitad de 1915 las fuerzas carrancistas habían vencido a las villistas en todas las fuentes. De la fuerte división del norte solo quedaban restos; en parte por consecuencia del pleito con Carranza, pero principalmente por la tremenda derrota que se infligió en el Bajío y en el Ébano.

A las terribles derrotas se le debió añadir el empezar a perder la confianza de hombres como Felipe Ángeles. Además, encontró nuevos obstáculos para abastecerse de armas y municiones en la frontera, con lo que aumentaron las defecciones y las derrotas. Mientras Carranza, Obregón apoyo, el constitucionalismo ganaban rápidamente terreno, poder, influencia y apoyo, el villismo era diezmado tanto por perdidas humanas y materiales en los campos de batalla, como por las numerosas deserciones y rendiciones de sus tropas y oficiales.

Esta serie de terribles derrotas militares que sufrió Pancho Villa empeoraron su situación financiera, comerciantes y especuladores chihuahuenses y extranjeros, grandes compañías estadounidenses, crearon un caos económico con grandes consecuencias sociales. Acapararon y retiraron de la circulación monedas de plata y las mercancías, al tiempo que deshacían el papel moneda emitido por el gobierno de Villa dos años atrás, mismo que habían atesorado al suponer que él seria el triunfador de la revolución.

Al principio el presidente Wilson consideraba a Villa como una persona dócil a los intereses estadounidenses, por lo que otorgaba facilidades para conseguir armas y municiones.

Hasta la simpatía de la administración de Wilson por Villa quedo claramente manifiesta en el comentario que, sobre él, hizo un alto oficial anónimo al embajador francés en Washington en una fecha temprana como enero de 1914:

En contraste con lo que se admite generalmente, Villa no es un hombre sin cualidades. Sus padres poseyeron un rancho y disfrutaron de cierta prosperidad. No tuvo otra educación que asistir a la escuela primaria. No es un analfabeta como los periódicos lo describen; sus cartas inclusive están bien redactadas. Es de origen indio, igual que Huerta; es un excelente jinete y un tirador de primera clase. No teme al daño físico ni a la ley y, desde muy joven, llevo la vida que muchas personas llevaron en los lejanos territorios de nuestro propio oeste, en los que nuestras autoridades no tuvieron control, donde cada uno era su amo e imponía, en ocasiones, su mando a otros, controlaba a sus partidarios y creaba su propia ley. Villa se vuelve popular y es capaz de mantener esa popularidad. Cuida a sus soldados, los ayuda y es muy popular entre ellos… podría ser incapaz de gobernar pero, si él quiere, puede muy bien restablecer el orden. Si yo fuera el presidente de México le encargaría esta tarea; podría llevarla a cabo con éxito, estoy convencido de ello, ya que forzaría a todos los revolucionarios a mantener el orden. En el presente estado de cosas en México, no veo a ningún otro hombre, excepto a él, capaz de llevar a cabo con éxito este trabajo.

Sin embargo, esto termino cuando Wilson reconoció el gobierno de Carranza.

Las derrotas sufridas por la división del norte relajaron notablemente los nexos con las compañías y con el propio gobierno estadounidense, lo que fue definitivo en las acciones subsiguientes de Villa.

Wilson, reconocería como presidente del país al hombre que controlara la mayor parte del territorio y en el que se pudiera creer que guiaría correctamente el destino de México. Villa no confiaba en la lealtad del gobierno de Estados Unidos, pero advertía perfectamente las enormes limitaciones de su lucha en el caso de tenerlo como adversario, puesto que conocía el significado y la importancia de la frontera. El rápido viraje de Wilson hacia Carranza, que culmino el 19 de Octubre de 1915 con el reconocimiento del primer jefe como gobierno de facto, preocupo profundamente a Villa, porque creyó que este reconocimiento implicaba un supuesto pacto entre Carranza y Wilson que ponía en peligro la soberanía nacional. “Los estados unidos reconocieron a Carranza… pagando de esta manera la protección que les garantice a sus ciudadanos… he concluido con los Estados Unidos y los americanos… pero por vida de Dios, no puedo creerlo”.

Al saberse perdido vuelve a ser, como antes de la revolución una fiera; pero, sin esperanza y con rencor una fiera traicionada.

Fue entonces cuando villa planeo la campaña en sonora, la ultima de la división del norte. Pensaba que apoderándose de ese estado contrarrestaría el embargo de armas y municiones que sufría por parte de Estados Unidos, ya que el contrabando sería más fácil; Además, tenía la esperanza de que al controlar Chihuahua y Sonora, dos de los estados con mayores inversiones estadounidenses en México, el apoyo de Wilson a Carranza se enfriaría. Sucedió todo lo contrario: la campaña en Sonora fue desastrosa en para Villa, en parte por el permiso que el gobierno de Washington otorgó a Carranza para transportar 5 mil soldados por su territorio, desde Laredo, Texas, hasta Douglas, Arizona. En la derrota de Agua Prieta, Villa se entero de que el apoyo estadounidense a Carranza ya era oficial, por lo que lanzo un manifiesto denunciando una conjura y señalando que el precio a pagar por el apoyo de estados unidos era “la venta de nuestro país por el traidor Carranza”. Dicho manifiesto fue publicado el 21 de noviembre en Vida Nueva, periódico oficial del villismo.

Desde fines de 1915, la violencia villista se había vuelto mas sangrienta. En San Pedro de la Cueva, Villa reunió a todos los varones del pueblo; mando a fusilarlos en masa y mato con su propia pistola al cura del lugar, cuando de rodillas se le abrazaba pidiéndole clemencia; en Santa Isabel fusila a varios mineros norteamericanos. Tiempo después, quemara gente viva y asesinara ancianos.

Si, Villa adopto una nueva postura hacia los Estados Unidos, la cual dominaría cada vez más sus actos entre los meses de noviembre de 1915 a marzo de 1916, cuando sus tropas atacaron Columbus, Nuevo México.

Los planes de Villa quedaron perfectamente claros en una carta que escribió a Emiliano Zapata y que fue por encontrada en un guerrillero villista muerto durante el ataque a Columbus. Un fragmento de su carta decía:

Por lo anterior vera Ud. que la venta de la patria es un hecho, y en tales circunstancias y por las razones expuestas anteriormente, decidimos no quemar un cartucho mas con los mexicanos nuestros hermanos y prepararnos y organizarnos debidamente para atacar a los americanos en sus propias madrigueras y hacerles saber que México es tierra de libres y tumba de tronos, coronas y traidores.

Como Ud. Es mexicano honrado y patriota, ejemplo y orgullo de nuestro suelo y corre por sus venas sangre india como la nuestra, estoy seguro de que usted jamás permitirá que nuestro suelo sea vendido y también se aprestará a la defensa de la patria.

Como el movimiento que nosotros tenemos que hacer a los Estados Unidos solo se puede llevar a cabo por el Norte, en vista de no tener barcos, le suplico me diga si está de acuerdo en venirse para acá con todas sus tropas y en que fecha, para tener el gusto de ir personalmente a encontrarlo y juntos emprender la obra de reconstrucción y engrandecimiento de México, desafiando y castigando a nuestro eterno enemigo, al que siempre ha de estar fomentando los odios y provocando dificultades.

Mientras preparaba su ataque a los Estados Unidos, Villa decidió llevar a cabo las advertencias hechas al gobierno y a los intereses de los estados unidos en su manifiesto de Naco, en el cual, informo que los norteamericanos de deberían creer que Carranza era capaz de otorgarles las suficientes garantías para continuar explotando los recursos de México.

En enero de 1916, Villa regreso a la guerra de guerrillas. A partir de entonces fue seguido solo por unos cuantos cientos de hombres, a los cuales dividió en contingentes al mando de los pocos generales que aun le eran fieles. Con su pequeño ejercito dividido en bandas, ataco a haciendas y minas propiedad de estadounidenses.

El 8 marzo Pancho Villa y cerca de 400 de sus hombres llegaron aproximadamente a 4 millas de Columbus. Se estaban preparando para atacar este pequeño pueblo americano. En la oscuridad del principio de la mañana del 9 marzo de 1916, guerrillas de la revolución mexicana bajo el mando de Villa atacaron al pequeño pueblo fronterizo y un campamento del ejercito.

A las 4:45 am del 9 de marzo los hombres de Villa montaron rumbo a Columbus disparando dentro de las barrancas del ejercito acuartelado y tomado por sorpresa a los soldados norteamericanos. Otro grupo monto rumbo al pueblo disparando contra las casas y cualquier civil que saliera. Los villistas atacaron entonces un hotel y mataron a cuatro de sus huéspedes.

Las tropas americanas regresando de su sorpresa ya estaban disparando en persecución a los villistas todavía en la oscuridad previa del amanecer. Muy pronto los cielos se iluminaron con el resplandor del fuego iniciado por los invasores en el hotel. Esto les dio mejor visibilidad a los americanos pudiendo distinguir mejor sus blancos y después de tres horas de ataque, un clarín villista toco la retirada, los mexicanos recogieron sus heridos y regresaron a México.

Cuando el sol subió en la mañana de 9 de marzo el centro de Columbus era una verdadera ruina entre humo y llamas. La noticia del ataque en aquel pueblo se difundió por el telégrafo, sirviendo de encabezado de todos los periódicos a lo largo de la nación. El campamento Furlong, el fortín militar Columbus, pronto hirvió con la actividad como las tropas frescas que llegaron por el tren y el ejercito americano se preparo para seguir a Villa a México.

Villa se había quedado del lado mexicano de la frontera con un grupo pequeño de sus hombres.

Mas de cien villistas habían muerto en el ataque. Se calcula que murieron aproximadamente 17 americanos, principalmente civiles.

Por razones que aun no están claras, Villa decidió atacar a los Estados Unidos mucho antes de lo que le había dicho a Zapata en su carta. De acuerdo con Juan Caballero, participante en el ataque, Villa concentro gran parte de sus tropas en la hacienda de San Jerónimo y les dijo que planeaba atacar a los Estados Unidos. La principal razón que les dio, fue el pacto secreto entre los Estados Unidos y Carranza, pacto que se le había ofrecido a él - dijo- en Guadalajara pero que había rehusado a firmarlo. Caballero declaro que Villa decidió atacar primero a Presidio, Texas, pero que debió cambiar sus planes cuando parte de sus tropas desertaron. Estaba temeroso de que revelaran sus planes a los norteamericanos. En lo subsecuente, Villa se volvió extremadamente reservado con el nombre del pueblo que planeaba atacar. Fue solamente al llegar a Columbus, Nuevo México, de que sus hombres se dieron cuenta del lugar al que se dirigían.

No está muy claro el porqué Villa escogió como blanco a Columbus. Pudo desearlo para, aprovechando el ataque, arreglar viejas cuentas porque el Columbus State Bank, de Columbus, se negó a pagar unos cheques expedidos por el general o probablemente quiso vengarse del distribuidor de armas, Sam Ravel quien no habían entregado provisiones ya pagadas por Villa, además de que le habían enviado una remesa de municiones en mal estado, quizás esperaba conseguir allí dinero y abastecimientos. Sin Embargo estas consideraciones fueron secundarias. Ninguna de ellas constituyo su principal motivo para desencadenar el ataque a los Estados Unidos, sino su firme convicción de que Carranza había vendido a México a los Estados Unidos.

Atacando a los Estados Unidos y provocando las posibles represalias, Villa esperaba crear un dilema insoluble al régimen. Si este permitía a las tropas de los Estados Unidos penetrar a México sin ofrecerles resistencia, Villa confiaba en exponer a Carranza como lo que pensaba era: un instrumento de los norteamericanos. Por otra parte, si Carranza rehusaba exponerse y simplemente ignoraba el pacto resistiendo a los norteamericanos mucho mejor. El vínculo entre él y la administración de Wilson podría romperse y su posición, verse seriamente sacudida.

Una pregunta más debería ser considerada: ¿Qué papel, si alguno, jugó Alemania en muy comentada influencia sobre la decisión de Villa de atacar Columbus? En mayo de 1915, Dernburg, el jefe de la propaganda alemana en los estados unidos , sin consultar al conde Bernstorff, el embajador alemán sometió un plan al almirante Henning von Holtzendorff para utilizar a Villa con el fin de provocar la intervención de los Estados Unidos en México.

Se señalo que la invasión de México detendría el envió de armas de los Estados Unidos a los aliados y desviaría la atención de los norteamericanos del escenario europeo.

Ni el mismo gobierno alemán creyó que alguno de sus agentes hubiera estado involucrado en la incursión a Columbus. El 28 de marzo de 1916, pocas semanas después del ataque Alemania dijo no haber estado involucrada en el ataque a Columbus, esto no elimina totalmente la posibilidad de la responsabilidad alemana o de su participación en el ataque. Hay algunos indicios de que Sommerfeld estuvo en contacto con Villa antes y después de la incursión a Columbus.

A corto plazo el ataque resulto benéfico para Villa, casi de la manera como él pensó. Durante muchos meses - mientras Carranza parecía incapaz de expulsar a la expedición punitiva de Pershing -, Villa se convirtió en el símbolo de la resistencia nacional en Chihuahua. Toda via volvió a capturar a esta ciudad y la retuvo en contra de las fuerzas carrancistas. Su poderío declino otra vez, solo después de que la expedición punitiva abandono a México, en febrero de 1917. Un beneficio posterior a la incursión, fue la recepción, por Villa, de varios ataúdes llenos de armas embarcados desde Alemania después del ataque. Habían sido, aparentemente, comprados en una fábrica de armas en Bridgeport, Connecticut, antes del inicio de la guerra.

Carranza, también, fue profundamente afectado por el ataque, aunque no de la forma funesta en que Villa había esperado. Las relaciones México-norteamericanas se deterioraron, deteniéndose precisamente poco antes de una franca beligerancia. En marzo de 1916 Wilson impuso un embargo de armas a México, que mantuvo hasta la caída de Carranza en 1920. Este ultimo privado del fácil acceso a las armas y desalentado por su incapacidad para expulsar a la expedición punitiva, busco, con éxito, un acercamiento con Alemania que continuo aun después de la salida de México de las tropas de Pershing. Entretanto, Villa se enfrento a Carranza severamente zarandeado y sobrevivió a cinco duros y salvajes años de guerra de guerrillas, hasta que Carranza fue derrocado en 1920 y Villa hizo la paz con sus sucesores.

Si el ataque de Villa puso en serio peligro la precaria independencia de México, el fracaso de la expedición punitiva hizo mucho para reparar ese daño. A fin de cuentas convenció tanto al pueblo como a los militares norteamericanos, que una futura intervención en México seria mas difícil y costosa de lo que se había supuesto.

Como consecuencia del fracaso de la expedición de Pershing, se fortaleció la posición, cara a cara, de México ante los Estados Unidos. En el monumento funerario de la leyenda popular expresado a través de numerosas historias y corridos, Villa es, todavía, aclamado como el hombre que ataco a los Estados Unidos y escapo sin que pudiera ser atrapado.

Conclusión

Con este trabajo he llegado a la conclusión que es importante conocer la historia de México, así como lo que hizo cada uno de los personajes que nos represento a lo largo de nuestro pasado, ya sea en la revolución, en la independencia y claro que en el siglo XX.

Pancho Villa un personaje lleno de mitos, que atreves de los años ha cambiado y se hacen mas verídicos, lo comprobamos con la carta que hasta hace poco se ha dado a conocer que envía Villa a Zapata, para invitarlo a participar a invadir Estados Unidos.

Es importante reconocer que como Villa hizo cosas buenas, también hizo lo contrario, ya que estas cosas que son incomodas para la historia oficial, como la saña con la que atropellaba Villa a la población civil que se agudizo después de ser derrotado en 1915, permitiendo violar y matar a sus tropas.

Creo que no solo deba importarnos la historia de bronce, si no toda la historia en general, desde sus mas bellos acontecimientos, hasta los cosas más oscuras de nuestro pasado.

Bibliografía

  • GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, revista proceso.

  • KATZ, Friedrich. 1. pancho villa y el ataque a Columbus, nuevo México, 1979.

  • KRAUZE, Enrique. Entre el ángel y el fierro, Francisco Villa, 1987

  • MOLINA, Sandra. Lo bueno, lo malo y lo feo.2010, otoño, revista Quo historia

  • www.chihuahuamexico.com

GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, proceso. P,14

Cf. GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, proceso. P,14

Ibid. P, 15

Cf. GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, proceso. P,16

Idem.

Idem.

KATZ, Friedrich. 1. pancho villa y el ataque a Columbus, nuevo México, 1979. litrografia regmam, p.22

De juresserand a Doumergues, enero 27, 1914, archive du minister de affaires etrangeres, neww ser. París.mexique pol.9.

KATZ, Friedrich. 1. pancho villa y el ataque a Columbus, nuevo México, 1979. litrografia regmam, p.24

Cf. GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, proceso. P,16

Idem.

KRAUZE, Enrique, 1, Entre el ángel y el infierno, Olimpia. P.92.

GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, proceso. P, 16.

KRAUZE, Enrique, 1, Entre el ángel y el infierno, Olimpia. P.92.

KATZ, Friedrich. 1. pancho villa y el ataque a Columbus, nuevo México, 1979. litrografia regmam, p.28

Ibid. P.10

Ibid, p.p 10-12

Ibid, p 36

GONZALES, Carlos. Villa y su norte. 2010, mayo, proceso. P 17.

KATZ, Friedrich. 1. The life and times of Pancho Villa, 1998.stanford university, p.28

Idem

Ibid, p. 29

Idem.

Idem.

Idem.

KATZ, Friedrich. 1. pancho villa y el ataque a Columbus, nuevo México, 1979. litrografia regmam, p.37

Ibid, p. 38.

KATZ, Friedrich. 1. pancho villa y el ataque a Columbus, nuevo México, 1979. litrografia regmam, p.56.

Ibid, p 57.

Idem.

Ibid, p 56.

Ibid, p. 56.

Idem.

Ibid, p 59.

Idem.

1