El Arco y la Lira; Octavio Paz

Literatura mexicana del Siglo XX. Literatura hispanoamericana del Siglo XX. Poesía. Poemas. Lenguaje poético. Creación de poemas. Creación poética

  • Enviado por: Berenice Ramos Romero
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


EL ARCO Y LA LIRA

  • Qué es poesía

Primero lo define como: conocimiento, salvación, poder, abandono.

Se sirve de contrariedades para definir poesía; por ejemplo menciona:

Aísla-Une Hija del azar-fruto del cálculo Arte de hablar en forma superior- lenguaje primitivo Obediencia de las reglas-creación de otras

Poesía no es la suma de todos los poemas. Cada creación poética es una unidad autosuficiente.

  • Confundimos poesía y poema

No todo es poema, o para ser exactos no toda obra construida bajo las leyes del metro contiene poesía.

Así un soneto no es poema, sino una forma literaria, excepto cuando se los mecanismos retóricos como estrofas, metros y rimas han sido tocados por la poesía.

Por otra parte, hay poesía sin ser poemas, paisajes, personas y hechos suelen ser poéticos: son poesía sin ser poemas.

Cuando la poesía se da como una condensación al azar o es una cristalización de poderes y circunstancias ajenas a la voluntad creadora del poeta, nos enfrentamos a lo poético.

  • Poeta

Hilo conductor y transformador de la corriente poética, crea: una obra.

  • Poema

Un poema es una obra. La poesía se polariza, se congrega y aísla en un producto humano: cuadro, canción, etc.

Es creación, poesía erguida.

Es el lugar de encuentro entre la poesía y el hombre. Es un organismo verbal que contiene, suscita o emite poesía.

Cada poema es único, irreductible e irrepetible.

  • Lo poético

Es poesía en estado amorfo.

  • Tacha la idea de reducir a géneros la pluralidad del poema

No se puede hablar de poemas épicos, líricos, dramáticos, etc. Porque sino los que no pertenezcan a esas formas, en qué genero quedaran almacenados y si se lograra dividir cada poema entonces se tendría un catálogo infinito.

  • Reproche a disciplinas

Lo mismo hace un reproche a las disciplinas como la estilística hasta el psicoanálisis, que pretenden decirnos qué es poema y otras que quieren explicar el por qué, para qué y el cómo se escribió un poema.

  • No hay un tipo ideal

Dice que no existe un tipo ideal de poema porque si este se lograra hacer sólo se obtendría un monstruo o un fantasma.

  • Técnica poética

La técnica poética no es transmisible, porque no está hecha de recetas sino de invenciones que sólo sirven a su creador.

  • Estilo

Es la manera común de un grupo de artistas o de una época. Colinda con la técnica, tanto en el sentido de herencia y cambio, cuanto en el de ser procedimiento colectivo.

Es el punto de partida de todo intento creador, y por eso mismo todo artista aspira a trascender ese estilo comunal o histórico.

Cuando un poeta adquiere un estilo, una manera, deja de ser poeta y se convierte en constructor de artefactos.

Señala que el poeta no tiene estilo, el estilo es el que se da en el tiempo en el que se crea la obra. Unión tiempo-estilo.

Todo estilo es histórico y todos los productos de una época, desde sus utensilios más simples hasta sus obras más desinteresadas están impregnadas de historia, es decir, de estilo.

Los estilos deben cumplir un ciclo: nacer, crecer y morir.

  • Lenguaje

En la poesía es mejor porque es menos reflexivo y más natural. Tiene un carácter menos analítico. Y lo mejor, dice Paz es que posee diversos significados sin que estos lleven una sola dirección.

Dice que las formas, los sonidos y colores, si bien son instrumentos estéticos, que ayudan en una obra de arte, en el poema logran trascender y traspasar su valor primario (de utensilio) para formar la palabra poética (ritmo, color, significado) y es cuando estos utensilios crean la imagen Y esta imagen es la que tiene el poder de volver para el espectador las obras de arte: POEMAS.

Paz afirma que ser un gran poeta es trascender los límites del lenguaje.

La esencia del lenguaje es simbólica porque consiste en representar un elemento de la realidad por otro, como ocurre en las metáforas (palabra o sdo. Con un contexto dif. Del habitual). Así el lenguaje es poesía en estado natural.

El lenguaje es un instrumento mágico, esto es, algo susceptible de cambiarse en otra cosa y de transmutar aquello que toca.

    • El habla es la sustancia o alimento del poema, pero no es el poema.

    • La distinción entre el poema y las expresiones poéticas radica en lo sig.:

      • El poema es una tentativa para trascender el idioma.

      • Las expresiones, viven al mismo nivel del habla y son el resultado del vaivén de las

palabras en las bocas de los hombres.

El habla el lenguaje social, se concentra en el poema.

LA CREACIÓN POÉTICA se inicia con violencia sobre el lenguaje. Se da en dos actos.

        • Primer acto de esta operación consiste en el desarraigo de las palabras. El poeta las arranca de sus conexiones y menesteres habituales: separados del mundo, los vocablos se vuelven únicos, como si acabasen de nacer.

        • Segundo acto, es el regreso de la palabra: el poema se convierte en objeto de participación.

Así, reconocemos que dos fuerzas antagónicas habitan el poema: una de elevación o desarraigo, que arranca a la palabra del lenguaje; otra de gravedad que la hace volver.

El poema es creación original y única, pero también es lectura y recitación: participación. El poeta lo crea; el pueblo, al recitarlo, lo recrea. POETA Y LECTOR son dos momentos de una misma realidad.

El lenguaje del poeta es el de su comunidad, cualquiera que ésta sea. El poema se nutre de lenguaje vivo de una comunidad, de sus mitos, sus sueños y sus pasiones, esto es, de sus tendencias más secretas y poderosas.

El poema nos revela lo que somos y nos invita a ser eso que somos.

  • Ritmo

Señala tres cosas importantes:

  • El idioma está siempre en movimiento.

  • La frase (que es el habla común) se vuelve frase poética, en la medida en que somos capaces de aislar las palabras y no únicamente viéndolas como un constructo gramático, es decir dividir por frases en palabras, éstas en sílabas y letras.

  • El lenguaje como el universo, es un mundo de llamadas y respuestas; flujo y reflujo, unión y separación, inspiración y espiración. Unas palabras se atraen, otras se repelen y todas se corresponden. El habla es un conjunto de seres vivos, movidos por ritmos semejantes a los que rigen a los astros y plantas.

  • El sueño, el delirio, la hipnosis y otros estados de relajación de la conciencia favorecen el emanar de las frases.

  • Dice que el delirio es el estado en el que las inteligencias chocan y brillan. Existe una aparición de frases caídas del cielo. Así pisamos una zona armónica. Todo se vuelve fácil, todo es respuesta tácita (implícita, virtual), alusión esperada. Se siente que las ideas riman. Entrevemos entonces que pensamientos y frases son también ritmos, llamadas, ecos.

    Dice que cuando sucede lo anterior pueden surgir frases como : “La fulminó con la mirada”, “echó rayos y centellas por la boca”. Señala que el elemento fuego es el que precide todas esas expresiones. Estas expresiones y blasfemias hacen alterar el orden cósmico. Así, cuando el hombre se despierta de este sueño, delirio: se admira, arrepiente de lo que dijo. Paz nos dice que no fue él sino otro quien profirió esas frases: estaba: “fuera de sí”.

    El que es poeta ve de esto el no preguntarse cómo está hecho el lenguaje y si ese dinamismo es suyo o sólo es reflejo, lo que hace es verificar el hecho y lo utiliza: las palabras llegan y se juntan sin que nadie las llame; y estas reuniones y separaciones no son hijas del puro azar: un orden rige las afinidades y repulsiones.

    En el fondo de todo fenómeno verbal hay un ritmo. Las palabras se juntan y separan atendiendo a ciertos principios rítmicos. Su modelo para creación es el ritmo que mueve a todo idioma.

    Define al ritmo como a un imán.

    Define al ritmo como una imagen que suscita a otra. Así el poema, es un conjunto de frases, un orden verbal, fundado en el ritmo.

    El ritmo no debe ser pensado como una medida vacía de contenido, sino como una dirección, un sentido del que siempre se está esperando que algo suceda.

    RITMO: Repetir y recrear un instante.

    Condición del poema.

    Es imagen y sentido.

    Padre del metro.

    Metro es una medida en la que se debe asegurar que cada verso tenga las sílabas y acentos requeridos. Todo se puede decir en endecasílabo. Los golpes rítmicos se dan en las sílabas: 4ta. Y 8va.; en la 6ta.; 4ta y 7ma.; 4ta.; 5ta.

    La medida -que es el metro-rompe la imagen, pero como la imagen no debe ser rota se debe regresar al lenguaje para la evocación de las imágenes.

    La aprehensión (comprensión, percepción) del poema es simultánea: visual (imágenes suscitadas por el texto), sonora (tipografía: recitación mental) y espiritual (sdos, intuitivos, conceptuales y emotivos).

    • Imagen

    Las imágenes son productos imaginarios, son figuras reales o irreales que evocamos o producimos con la imaginación.

    Designamos con la palabra imagen toda forma verbal, estas expresiones verbales han sido clasificadas por la retórica como metáforas, alegorías, juegos de palabras, símbolos, mitos, fábulas, etc.

    Paz habla de un principio que nombra el principio de contradicción complementaria: vida-muerte, suave-duro. Da el ejemplo en el que dice que si en un poema se mencionan piedras (nosotros hacemos la inferencia de que estas son pesadas porque las conocemos y porque hemos tenido alguna relación con ellas) sin embargo señala que si según este principio hay algo pesado debe haber algo ligero y entonces se menciona a lo mejora a las plumas que sabemos son livianas.

    La magia de la imagen dice Paz es que ésta puede unir esas dos imágenes y crear una frase que diga: las plumas ligeras son piedras pesadas. Así, llegamos a que la imagen dice lo indecible.