El amor en los tiempos de cólera; Gabriel García Márquez

Literatura hispanoamericana contemporánea. Escritores hispanoamericanos. Romanticismo. Realismo mágico. Amor. Fidelidad. Muerte. Obra y película

  • Enviado por: Ingrid
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

El amor en los Tiempos del Cólera

“El amor se hace más grande y noble en la calamidad”

Gabriel García Márquez

La magia de la literatura ha tratado de ser llevada a la pantalla grande y las obras latinoamericanas no han sido la excepción. Las grandes industrias cinematográficas han tratado de captar de la mejor manera posible las posibilidades que nos presenta la lectura, es por eso que se esfuerzan cada vez más por presentarnos mejores libros en la pantalla grande. Podemos encontrar entonces, novelas como “El amor en los tiempos del cólera” la cual fue escrita por el ganador del Premio Nobel de Literatura en 1982, Gabriel García Márquez. Está película fue llevada al cine por el aclamado director británico Mike Newell en el 2007 bajo el nombre “Love in the Time of Cholera”. Esto, que llamamos adaptación, lo podríamos definir como: “adaptación en su acepción etimológica ofrece la idea de acomodo, de ajuste entre 2 cosas. Su sentido general es hacer que una cosa forme con otra una unidad adecuada”. (Cortés, 2009:113). Esta adaptación es producto de una mezcla de importantes personajes de distintas partes del mundo: el guionista, Ronald Harwood, es de origen sudafricano y en lo que al reparto se refiere, quedó compuesto por actores de orígenes diversos, varios de ellos de origen hispano, especialmente de Colombia y España, pero también es posible encontrar personas de origen norteamericano e italiano.

Como es bien sabido la expresión literaria y la del cine no son iguales, por lo que es posible hallar ciertas diferencias. Dentro de las principales críticas que podemos mencionar de dicha adaptación cinematográfica es la utilización de un idioma ajeno al de la novela en la cual se basa la película y diferente a la lengua madre de la mayoría de los actores, lo que lleva a una dicción deficiente. Hay que recordar que esta obra fue hecha un contexto hispano por lo que su traducción al idioma inglés puede ser confusa para los angloparlantes.

Otra de las diferencias que podemos notar es que en la película se omiten partes claves de la novela, por ejemplo la educación que le dio el doctor Juvenal Urbino a su loro, la fama de este y el valor sentimental que sentía por el ave, lo que a la postre terminó por causarle la muerte, este fragmento del libro nos presenta cuán importante es el loro y de ahí el empeño que tiene el doctor en recuperarlo. También se excluye la amistad del doctor Urbino con el difunto Jeremiah de Saint-Amour, sus pasatiempos y lo que la muerte de éste representa para la historia, ya que se presenta múltiples veces en otras partes del libro. Otra de las cosas que se omiten es la vivencia en el burdel, importante para poder entender el amor que Florentino siente por Fermina, ya que a pesar de estar rodeado de mujeres desnudas y del altercado con la empleada del burdel, este nunca duda de su fidelidad hacia ella y se mantiene firme en su idea de mantenerse casto por amor. Además vale mencionar que la primera escena de la película difiere con lo descrito en la novela. En la película la primera escena pertenece a la muerte del doctor Juvenal Urbino en su afán de alcanzar al loro, mientras que en el libro inicia con la muerte de Saint-Amour.

Uno de los aspectos interesantes del texto es el intercambio de las muchas cartas entre los enamorados y el sistema que tenían para que nadie se enterara de su romance, presentan detalladamente cómo se inicia y desarrolla dicha actividad, se dice además que llegan a tratarse casi como esposos. En la película se presentan ellos directamente y las cartas son entregadas en persona. También hay una alteración en el tiempo de la relación existente a través de las cartas, ya que en el libro se habla de aproximadamente 3 años antes de que el padre de Fermina Daza, Lorenzo Daza, decidiera llevarse a su hija del pueblo para que pudiera olvidar a su amor prohibido, ya que el padre tenía otras pretensiones para su hija. En la escena en la que Fermina emprende el viaje con su padre hacia la casa de su prima Hidelbranda Sánchez, Florentino corre tras el carruaje, pero en el libro él no logra despedirse de ella.

Siguiendo con las diferencias entre la película y el escrito, Florentino es un muchacho tímido, con habilidades musicales, y perteneciente al coro de la Iglesia del pueblo. En la película se presenta el coro pero él no forma parte de este y es en esta ocasión donde se hablan por primera vez. Además, en la película él persigue a su “diosa coronada”.

Asimismo en la cinta se da un cambio espacial de la serenata, ya que Florentino Ariza se presenta en el jardín de la casa de su enamorada, mientras que Gabo hace referencia a un cementerio o incluso al parque de la comunidad, de está manera pueden responder a los cuestionamientos del padre por dicha música. De la misma forma en la novela, al hablarle de sus pretensiones de matrimonio, Florentino lo hace en el parque, contrario a lo que se presenta en el filme al hacerlo en el jardín.

Entre otras diferencias que es posible encontrar, comentaremos una que nos pareció determinante. Al final de la película se observa a América y a Florentino dentro del automóvil, cuando él le confiesa que pretende casarse con Fermina, contrario a la novela él se lo revela mientras ella come helado y él toma un café.

A pesar de todo lo anterior, es importante rescatar todas aquellas características que logran acercar la película al encanto de la literatura, muchas de ellas nos permiten no sólo identificarnos con los protagonistas, sino que nos permiten lograr colocarnos en su contexto y es a través de ellas que se puede conservar, en el filme, al sentido original, los rasgos y la esencia de García Márquez. Es a partir de esto que podemos encontrar elementos que nos presentan las bases de la novela, como por ejemplo: el vestuario, que nos traslada a un escenario asombroso, que nos permite visualizar las características auténticas que debemos tomar en cuenta, además permite dejar en claro las características de cada personaje y nos hace sentir como si estuviéramos en la primera mitad del siglo pasado. Es igualmente importante la escenografía, que al acercarse a la Colombia antigua que muestra su contexto histórico y social, como lo son: la presencia de guerras civiles, las enfermedades que está desata, la desigualdad entre las clases sociales y también se muestra el elemento de la esclavitud representado tanto en la obra como en la película por la raza negra. Por otro lado, los rasgos que nos presenta la película nos hace pensar realmente en Latinoamérica y nos identificamos con ella, porque podemos ver dentro de las tomas, algunas que son respecto a la topografía y a la vegetación presente que nos permiten sentirnos dentro de una trama verdaderamente colombiana, lo cual ayuda al espectador a tener la misma experiencia narrativa que podría tener al leer el libro.

En lo que al diálogo respecta, es nuestro parecer que se mantuvo la esencia del texto, ya que el guionista Ronald Harwood tomó en cuenta muchas frases decisivas que definen a la novela y la hacen tan envolvente.

De una u otra manera, la secuencia del libro y la película regresan a un mismo punto y son muy semejantes, permitiéndonos así seguir sin problemas el hilo de la historia, aunque con algunas alteraciones anteriormente descritas.

Algunas de las escenas que nos parecieron más acordes con el texto de Gabriel García Márquez son los encuentros entre Florentino y Fermina, primero; al volver Fermina de la casa de su prima Hidelbranda donde se ven en el mercado y posteriormente después de la muerte del doctor Juvenal Urbino, en la vela de este. También al enterarse don Lorenzo Daza del amorío de su hija con el telegrafista, éste se molesta y culpa su hermana por lo que deja a su suerte, a la tía Escolástica, ya que al igual que en la novela, el padre se entera de esto debido a una expulsión que recibe Fermina por parte de la Madre Superiora al ser encontrada escribiéndole una carta a Florentino.

Otra escena a rescatar es cuando Fermina se corta su trenza y se la envía a su amado, lo cual pasa con bastante exactitud en la obra. Otra cosa que pasa similar en la película y en la obra es el desenlace del carruaje después de que Fermina y su prima se toman las fotos con los vestidos exuberantes para la época y se van con, el ya entonces pretendiente de Fermina, el doctor Juvenal Urbino y el “juego” entre Hidelbranda y el doctor que Fermina encuentra inapropiado.

Una adaptación de un escrito a una algo visual es un arte muy complejo en todo sentido: el lenguaje es diferente, como ya lo habíamos mencionado antes, los tiempos son distintos, es más flexible en la literatura, pero probablemente lo más complicado de una adaptación sea lograr que el vidente sienta lo mismo que cuando leyó la obra.

Es entonces el sétimo arte una manera muy eficaz para poder hacer llegar la experiencia de la lectura a más personas, al encontrarse estrechamente ligada con una obra. Por lo que las adaptaciones sirven también como medio didáctico o simplemente para quienes quieren disfrutar de una buena película. La interacción entre la literatura y el mundo del cine es cada vez más común, permite que una buena historia sea contada desde visiones diferentes y al mismo tiempo deja un portillo abierto para que, ya sea el espectador o el lector, pueda hacer su propia interpretación de la historia. Es así como “El amor en los tiempos del cólera” se nos presenta de dos formas muy diversas pero con un gran punto en común el objetivo de despertar en el público interés por las obras hechas desde Latinoamérica.