El alquimista impaciente; Lorenzo Silva

Literatura española del siglo XX. Novela policíaca. Siglo XXI. Biografía. Crímenes. Asesinatos. Detectives. Investigadores. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Iparjilogos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

El alquimista impaciente

'El alquimista impaciente; Lorenzo Silva'

“Todo nuestro trabajo consiste en desvelar una verdad que está oculta y que alguien se empeña en que permanezca así.”

Rubén Bevilacqua.

ÍNDICE

1. Resumen del argumento.

Pág. 4-6.

2. Analizar la voz del narrador.

Pág. 6.

3. Análisis del tiempo interno.

Pág. 6.

4. Análisis del tiempo externo.

Pág. 6.

5. Análisis de los personajes.

Pág. 6-7.

6. Biografía del autor.

Pág. 7-8.

7. Opinión personal.

Pág. 8-9.

1. Argumento.

Un cadáver desnudo, sin rastros de violencia, aparece atado a una cama en un motel de carretera. ¿Se trata de un crimen? El sargento Bevilacqua o ``Vila´´, atípico investigador de la guardia civil, y su ayudante la guardia Chamorro, reciben la orden de resolver este enigma especialmente delicado, porque se trata de un ingeniero de una central nuclear, y se han desatado las especulaciones tremendistas de la prensa.

Tras la investigación, Vila y Chamorro averiguan que Trinidad Soler, el muerto, era un hombre corriente, con mujer e hijos pequeños y estimado en su trabajo.
Nadie en su entorno parece sospechoso. Todo sería normal si el ingeniero no hubiera muerto en esas circunstancias y si no hubiera llegado al motel acompañado de una joven guapísima que las únicas características que saben de ella es que tenía entre unos 20-25 años, 1´80 de altura, rubia con acento de ser rusa o algo así. No se encuentra el menor rastro de ella.

Vila va al médico forense que estuvo haciéndole una autopsia a Trinidad, y la forense le dice que su muerte solo apunta a un paro cardiaco. El contenido gástrico y el análisis de sangre indica que tomó muchos alcohol y consumió bastante cocaína, acompañados de abundante abromacetano, que era el principio activo de cualquier tranquilizante, y esa combinación pudo ser la causa de la muerte.

Al poco tiempo de su muerte Vila y Chamorro van a la Central Nuclear y hablan con Dávila, el jefe de operaciones, y le hace unas preguntas; sus compañeros de trabajo dicen de Trinidad que era un hombre trabajador, serio, sensato y eficaz, que estaba terminando su casa, y que tal vez eso le tuviera preocupado.

La función de Trinidad en la central era la de proteger a sus compañeros para que no tuvieran más dosis de radiación que las permitidas. Se podría decir que tenía un trabajo comprometido.

Después, Vila y Virginia fueron a casa de Blanca Díez, la esposa del difunto Trinidad Soler, donde tuvieron una incómoda entrevista, ya que ella tenía muy reciente la muerte de su marido. En conclusión, no sacaron nada en especial de allí, solo que él ganaba un buen sueldo, que no encontraba ella ninguna causa por la que su marido se fuera con una prostituta.

Pasa el tiempo, y siguen sin tener más información; Vila se siente como si no hubiera terminado los deberes. El caso se archiva suponiendo que ha sido un accidente pero, tres meses más tarde, al aparecer el cadáver de una mujer en un bosque, la investigación se pone de nuevo en marcha.

Las características de la mujer coincidían con las que tenían ellos, se llamaba Irina Kotova , era natural de bielorrusia, su color de pelo era rubio claro, tenía los ojos azules, 1´80 de estatura aprox.; la denuncia fue a través de Vassily Olekmnisky, aunque lo raro fue que la denuncia de su desaparición fuera un mes después.

Chamorro y Vila debían probar que la chica había desaparecido con Trinidad Soler era la misma que había aparecido asesinada. Tenían que identificar esa idea, y la respuesta la tenía un bielorruso en paradero desconocido. Tras estar unos días buscando a Vassily por los apartamentos donde decían que lo habían visto, no hay rastro de él, hasta que se lo encuentran en una discoteca.

En la discoteca dieron con él y le explicaron todo y le pidieron que les acompañaran para identificar a la chica. Vassily les contó que la última vez que habló con Irina, ésta le dijo que le había salido un buen negocio en Madrid.

Vassily afirmó que la chica encontrada se trataba de Irina. El recepcionista del motel dijo que fue Irina la que entró acompañada de Trinidad y entonces reabrieron el caso.

Investigaron todas las facturas de Trinidad Soler, porque veían muy raro que pudiera haber construido su casa sólo con su sueldo de la central y descubrieron en la renta que recibía grandes pagas de otras empresas. Decidieron volver a visitar a Blanca Diez, la esposa de Trinidad; y les confesó que su marido había hecho algunos trabajos para su primo, Rodrigo Egea y les dijo donde localizarlo.

Rodrigo Egea era un hombre que se pensaba superior y no era nada agradable, pero aún así les habló de que Trinidad tuvo algunos malentendidos con un tal Ochaita en unos concursos, que fue incluso amenazado, pero que no le dieron nunca importancia. También les dijo que Trinidad hizo otros trabajos para su jefe, León Zaldívar.

Chamorro y Vila ya tenían a tres personajes para poder sacar el motivo de la muerte de Trinidad: Egea, Zaldívar y Ochaita.

El teniente Venezuela les habló sobre Zaldívar, les dijo que era imposible acusarle de algo porque disponía de mucho dinero y de muy buenos abogados y que el único punto débil que tenía eran las mujeres.

El sargento Bevilacqua decidió ir a entrevistarlo a su gran casa, León Zaldívar se mostró de lo más tranquilo y confesó tener una gran amista con Trinidad. Le habló sobre Ochaita, no lo acusó pero confesó que no le extrañaría que él tuviera que ver con la muerte de Trinidad.

Idearon un plan para poder sacarle más a Zaldívar, Chamorro se hizo pasar por una chica abandonada en el restaurante donde solía cenar siempre solo. Zaldívar al verla sola la invito a cenar. Pero no consiguieron sacarle nada interesante.

Pereira, el jefe de Chamorro y Vila, les dijo que les daba sólo una semana más, ya que todavía no habían obtenido ningún resultado. Volvían a desilusionarse con el caso.

Decidieron ir a interrogar a ese tal Ochaita; cuando llegaron no les dejaban pasar y decían que no se encontraba en la casa. Al final insistiendo y amenazando pudieron entrar. Ochaita era un tipo moribundo, de muy mal humor y les costó mucho sacarle cosas.

Al final les confesó que nunca amenazó de muerte a Trinidad, que si hubiera querido matarlo lo habría hecho, y que ese malentendido pasó a la historia. Que le quedaban pocos días de vida y si hubiera matado se lo hubiera dicho.

El sargento Vila llamó a Vassily para decirle que le mandaría unas fotografías de Ochaita, Egea y Zaldívar, para ver si alguno le llamaba la atención y así descubrir si alguno le mentía. Volvieron a visitar la central por si habían dejado alguna pista sin ver.

Allí hablando con el compañero de Trinidad, averiguaron que lo llamaban mucho a su teléfono móvil particular, sobre todo una tal Patricia. Que resultó ser la hija de Zaldívar. Más tarde averiguaron que Trinidad tuvo una aventura con ella. El sargento Bevilacqua la entrevistó pero no averiguó nada que pudieran sospechar. Y descubrieron que tenían un sospechoso menos porque murió Ochaita, un fuerte enemigo de Trinidad, por las radiaciones de un maletín de plomo que fue colocado debajo del asiento de su ferrari.

Unos días después recibieron la llamada de Vassily en la cual daba noticias de que en las fotos que le habían mandado conocía a uno. Resultó ser Egea. Ya lo tenían y lo detuvieron. Egea lo confesó todo y que Zaldívar también participó en el asesinato. Y ahí acaba la historia.

El último marco de la historia se encuentra en el cementerio, dónde está la viuda Blanca Díez habla con Vila, y ella le comenta que los alquimistas de la Edad Media convertían el plomo en oro, pero lo que buscaban era mejorar su propia naturaleza y los que se obsesionaban acababan con el efecto contrario. Su mujer piensa que fue el dinero quien le transformó, igual que el oro a los alquimistas.

2. Analizar la voz del narrador.

La voz del narrador está en 1º persona, en “yo” sujeto, es decir, que los hechos le pasan a Bevilacqua, ya que forma parte de la acción.

3. Análisis del tiempo interno.

Tiempo interno lineal, ya que está todo en un orden cronológico, sin alteración en los hechos que transcurren en la historia.

4. Análisis del tiempo externo.

Esta historia se puede situar en los tiempos en los que vivimos, puede ser una historia contemporánea perfectamente, ya que cumple todos los requisitos.

5. Análisis de los personajes.

Los indiscutibles protagonistas de la historia son Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, los dos personajes más cotidianos de la historia, son personas cercanas, es decir, el tipo de personas con las que más te puedes identificar de la historia.

Rubén Bevilacqua: natural de Uruguay, vino de chico a España con su madre, y al sufrir los desaires normales de la adolescencia gastó con cinco años de su vida para obtener la licenciaturas de psicología. Tras su comprobada inutilidad, según él, unida a su angustia de paro le indujo ingresar en la Guardia Civil. Y a partir de ahí se encontró con que su trabajo consistía en descubrir e investigar asesinatos. A lo largo de la novela vemos que tiene una conciencia de clases; ya que se pone del lado de los humildes. Es desapasionado, mediocre, aunque engreído y jactancioso.

Virginia Chamorro: la fuerza que le mueve es intentar tener un lugar en un mundo masculino donde la respeten. Quieren que la valoren por lo que es. Chamorro es más práctica la hora de hacer la cosas, es decir, agarra todas las ideas y saca una conclusión, y sin embargo, Vila, es más intuitivo, como más bruto. Entre ellos dos hay una buena compenetración, también hay como una especie atracción sexual.

Trinidad Soler Fernández: nacido el 14-05-60, natural de Madrid, con domicilio en Guadalajara. Se lo encuentran muerto, atado a una cama en un motel de carretera, desnudo y sin rastros de violencia. Todo lo que ocurre durante la novela es de resolver un crimen, y para eso hay que sumergirse en las circunstancias y personajes que rodean su muerte. Este personaje sufre una gran evolución, según va avanzando la historia, parece el hombre perfecto, era intachable en su trabajo, serio meticuloso, estaba bien económicamente, ya que trabajaba para varias empresas, tenía mujer e hijos, una casa preciosa… pero Vila, junto a Chamorro va recomponiendo la verdad oculta que implica a los sospechosos, y explique por qué un hombre normal decidió un día comportarse como un alquimista impaciente.

Blanca Díez: es la mujer del fallecido Trinidad Soler. Cuando averigua como a muerto su marido con una prostituta su mundo se le viene abajo. Trabaja como traductora.

Zaldívar: hombre de negocios, se ha hecho a sí mismo a lo largo de muchos años de esfuerzo y sacrificio donde ha conseguido una inmensa fortuna y es un supermillonario con un poder tremendo. Es duro con los demás, intransigente y perfeccionista. Tiene varios procesos abiertos por sus enemigos.

Irina Kotova: su nacionalidad es la de bielorrusia, nacida el 12 de mayo de 1977 en Vitebsk, ciudad cercana a la frontera con Rusia. Uno ochenta de estatura aprox. Sesenta y cinco Kg. de peso, era rubia clara con ojos azules, sin marcas ni cicatrices conocidas. Desaparecida el 6 de abril en la costa del Sol.

Vassily Olekminsky: también nacido en bielorrusia; era compañero sentimental de Irina Kotova. Tenía veintisiete años.

Como toda novela policiaca, conforme va evolucionando la historia, aparecen muchos personajes, y el hilo conductor gira a través de Trinidad Soler. Estos son algunos de los personajes que yo considero secundarios en la historia: Dávila, Ochaita, Egea, Marchena, Comandante Pereira, el juez del caso, Patricia Zaldívar,…

6. Biografía del autor.

Es un escritor relativamente joven (37 años), que empezó a ser conocido al ganar el premio Nadal en el 2000. Es novelista, aunque también ha escrito relatos cortos, libros sobre viajes y colabora habitualmente en la prensa. Sus novelas más conocidas son las protagonizadas por Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, dos agentes de la Guardia Civil que investigan sus casos en la España actual. Hasta ahora hay publicadas tres: El lejano país de los estanques, El alquimista impaciente y La niebla y la doncella.

Biografía:

Nació el 7 de junio de 1966 en Madrid, en el Hospital Militar Gómez Ulla. Su familia paterna es de origen andaluz, en concreto de Málaga, y su familia materna procede de Salamanca. Es el mayor de dos hermanos. Se crió en el barrio de Carabanchel de Madrid (o más bien entre la zona de Carabanchel, Aluche y Cuatro Vientos) y en Getafe, dónde su padre estaba destinado como militar.

'El alquimista impaciente; Lorenzo Silva'

'El alquimista impaciente; Lorenzo Silva'
Estudió de principio a fin en la enseñanza pública, salvo un año de Preescolar en el colegio Divina Pastora de Getafe. Párvulos y EGB en el desaparecido colegio Atenas, de Aluche, BUP y COU en el instituto García Morato, de Cuatro Vientos y Derecho en la Universidad Complutense."

'El alquimista impaciente; Lorenzo Silva'


Tras graduarse en la Universidad ha trabajado como abogado, asesor fiscal y auditor de cuentas y se ha dedicado a escribir en su tiempo libre y en vacaciones. Está casado, tiene dos hijos y vive en Getafe.


A los 25 años escribió Noviembre sin violetas, su primera novela publicada; antes había escrito tres más, que permanecen inéditas. Tuvo dificultades para publicar sus primeras novelas, pero tras quedar como finalista en el premio Nadal en 1997 comenzó a ser conocido en el mundo literario y pudo empezar a publicar con regularidad. El ganar el premio Nadal en el 2000 y sus novelas policiacas de Chamorro y Bevilacqua le han dado cierta fama como escritor.



Actualidad


Disfruta de un año sabático en su trabajo como abogado, que tal vez prorrogue. Ha aprovechado muy bien este tiempo pues ha escrito el guión para la adaptación cinematográfica de una de sus novelas (La flaqueza del bolchevique), dos libros destinados el público infantil y juvenil (Laura y el corazón de las cosas y Los amores lunáticos) y la tercera de las novelas de la saga Chamorro-Bevilacqua, además de seguir con sus colaboraciones en prensa.



Para este año 2003 tiene en proyecto dos libros, al menos: una novela de ambiente histórico, que ya está escribiendo, y la cuarta entrega de la saga Bevilacqua.

7. Opinión personal.

Lo que me mantuvo en vilo desde el principio fue si se trataba o no de un crimen. La novela de corte policiaco, es mucho más que un relato de intriga, en la que descubrir a la víctima es casi más importante que descubrir a su asesino. No se trata de resolver un crimen como quien resuelve un acertijo, sino que hay que sumergirse en las circunstancias y personajes que rodean la muerte, en su trasfondo social.

Creo es un digno relato policial, ya que no es tan fácil crear una historia que sirva para estimular y mantener en tensión al lector. También podríamos considerar este libro como una novela de amor, por ejemplo, entre Rubén y Virginia, Blanca Díez y su difunto marido, Vassily e Irina y Zaldívar por su hija. Es una historia de amores soterrados, vergonzosos que salen a la superficie de forma difícil, pero que al mismo tiempo son el motor de la historia.

Como conclusión final, se podría decir que Trinidad buscó mejorarse a sí mismo, pero le pudo su lado oscuro.

7