El alfabeto de las 221 puertas; Francisco Díaz Guerra

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa infantil cuentística. Cuento. Personajes. Final alternativo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


'El alfabeto de las 221 puertas; Francisco Díaz Guerra'

FICHA DE LECTURA

Titulo: El alfabeto de las 221 puertas

Autor: Francisco Díaz Guerra

Editorial: Bruño

VOCABULARIO

PRIMER CAPITULO:

Jeque: Jefe que gobierna en una comunidad en un país musulmán.

Ritos: Conjunto de reglas fijadas para las costumbres o ceremonias religiosas.

SEGUNDO CAPITULO:

Sepulcral: Precedente o relativo al sepulcro.

Suntuoso: Lujoso, grande, maravilloso.

TERCER CAPITULO:

Crédula: Que se cree todo lo que le dicen con facilidad.

Irascible: Que se enfada fácilmente.

CUARTO CAPITULO:

Anhelante: Tener ansia o deseo de conseguir una cosa.

Hostil: Enemigo, contrario.

QUINTO CAPITULO:

Buhonero: Persona que cuenta historias.

Orador: Persona que sabe hablar en público y sabe convencer a la gente de lo que dice.

SEXTO CAPITULO:

Abatida: Sin ánimos o fuerzas, triste.

Severidad: Rigor, dureza o a aspereza de carácter o en el trato, reprensión o castigo.

SEPTIMO CAPITULO:

Eludir: Esquivar una dificultad, un problema.

Avezar: Acostumbrar.

OCTAVO CAPITULO:

Euforia: Estado de ánimo expansivo y propenso al optimismo.

Inquirir: Preguntar esperando la respuesta.

NOVENO CAPITULO:

Fardo: Lío o bulto grande de ropa u otra cosa, envuelto y muy apretado.

Yaciente: Estar tumbado, sin vida.

DECIMO CAPITULO:

Verdugo: Persona encargada de matar a personas condenadas.

Exento: Libre, desembarazado de una cosa.

UNDECIMO CAPITULO:

Derrocar: Derribar, hacer perder a uno el estado o la fortuna que tiene.

Trémula: Que tiembla.

DUODECIMO CAPITULO:

Nítida/do: Limpio, resplandeciente.

Parsimonia: Lentitud, calma, moderación.

DECIMOTERCER CAPITULO:

Embarrado: Revoco de barro o tierra en paredes muros y tápiales.

Omitir: Dejar de hacer o decir una cosa.

EPILOGO:

Compendio: Exposición sucinta, oral o escrita, de lo esencial de una materia o un discurso.

Impregnar: Introducir entre dos moléculas de un cuerpo en las de otro en cantidad perceptible sin combinación.

RESUMEN DEL ARGUMENTO

Mefibaal era el jeque y mandatario de la ciudad de Sibrihm. Un día, le trajeron un botín a Mefibaal, en el cual había una doncella llamada Jezabel. Al ver lo guapa que era, anunció que se casarían muy pronto. Luego Jezabel descubrió que Mefibaal tenía un doble y decidió escaparse con el.

En el desierto, sobrevivieron con la energía que tenia el doble. Este podía durar 30 lunas seguidas sin descansar. Cuando Jezabel no podía seguir adelante, el doble la dejó en una esquina y se fue corriendo al Sur a por ayuda.

Jezabel, al despertarse, estaba en un palacio en el que estaba su padre Onan, el rey de Assuan. El rey averiguo que el doble era un golem y le puso el nombre Jared. Un día un buhonero les contó la historia de Cusaí, el golem liberado por su amo, que vivía en las montañas de Boz. Pocos días después de convencer a Jared, emprendieron el viaje a las montañas.

En las montañas, encontraron a Cusaí, y les explicó que su amo dejó que la sangre de los dos se uniese, para liberarle. También les comento que para crear a un golem hay que tener el alfabeto de las 221 puertas y que esa sabiduría había que repetirla en cada órgano del golem.

Después Jared y Jezabel se fueron rumbo a Sibrhim con el capitán Abmelec. En el viaje, Jared empezó a sentirse mal, y luego se dieron cuenta de que tenía latigazos en la espalda. Días mas tarde, se enteraron de que Lafet derrotó a Mefibaal, y que le gustaba torturarlo en público.

Después Abmelec se fue a rescatar a Mefibaal, y Jezabel y Jared se fueron a las montañas del Este de Sibrhim. Jezabel le declaró su amor a Jared.

Pocos días después, Abmelec volvió con Mefibaal, Jared y Mefibaal se abrazaron y al hacerlo, la sangre de ambos se unió y Jared quedó libre de ser golem.

Después de 20 años, Abmelec se convirtió en rey de Sibrhim. Jared decidió marcharse a las montañas de Boz porque su querida Jezabel murió por una enfermedad sin cura. En la zona mas profunda de la montaña, seguía el espejo fabricado por Cusaí y que ahora serviría para la muerte de Jared. Cuando estaba ardiendo el pergamino, en el espejo, aparecía EMET; que significaba verdad, y para morir debía borrar la E. Y así es como murió Cusaí. Jared hizo lo mismo, y fue cuando se desplomó ahí.

FIN

DESCRIPCIONES

LOS PERSONAJES MÁS IMPORTANTES

JEZABEL:

Jezabel la hija de Onán, el rey de Assuan. Jezabel es una atractiva y bella doncella. Que tiene ojos grises y carácter fuerte y rebelde. Cuando se propone hacer algo lo consigue. Es muy lista y astuta, y además es muy cabezota.

La princesa es muy tenaz, muy atípica, porque prefiere ir a las montañas de Boz a quedarse en su palacio, con todas sus comodidades.

JARED:

Jared es el doble de Mefibaal, es igual que el jeque; los dos poseen el mismo rostro, el mismo cabello oscuro y aquella barba puntiaguda, muy cuidada.

Jared es un golem. Puede durar 30 lunas seguidas sin descansar, con inagotable energía. Pero al pasar 30 lunas seguidas sin descansar puede morir. Para que dure su energía tiene que tener puesta su placa de metal en la boca.

LOS PERSONAJES SECUNDARIOS

ONÁN:

Onán es un hombre de edad, un hombre mayor, que tiene una hija, Jezabel. Onán es el rey de Assuan. Siempre es amable con su hija y con todos los demás, muchas veces, Jezabel hace cosas que a su padre no le agradan, pero a pesar de ello, siempre esta feliz, y se preocupa mucho por su única hija, por la que quiere mucho.

Onán es un hombre sabio e inteligente, Onán averigua que Jared es un golem, y este le pone el nombre de Jared.

ABMELEC:

Abmelec es un noble y fiel capitán, que cumple con su deber. Siempre está dispuesto a ayudar a la gente, y aún más a Jezabel, Jared y al rey Onán. Abmelec nunca desobedece. Está dispuesto a morir para que la princesa se salve, y por salvar a Mefibaal arriesga su vida. Es muy valiente.

MEFIBAAL:

Es el causante de la creación de Jared. Mefibaal es el jeque y mandatario de la ciudad de Sibrhim. Este es igual que Jared, ya que Jared es su doble, los dos poseen el mismo rostro, el mismo cabello oscuro y aquella barba puntiaguda, muy cuidada.

FINAL INVENTADO

En el viaje de vuelta a Assuan, iban Abmelec, Jezabel y Jared. Después de largas horas, Jared se dio cuenta de que Abmelec había desaparecido. Estando muy preocupados, Jezabel apreció que dos jinetes iban galopando a toda prisa hacia Sibrhim. Al ver eso, se dieron cuenta de que habían raptado a Abmelec, y Jared explicó a Jezabel que el quería ir, porque estaba en deuda con Abmelec. Jezabel, no muy segura, le dejó ir, pero horas más tarde, yendo en el camino sola, se arrepintió porque ella también quería ir.

Dos o tres días después, Jezabel ya había llegado a Assuan, y estaba bastante preocupada.

UN mes mas tarde, Jared llegaba a Assuan, llegó muy triste, porque Abmelec descansaba en el cementerio de Sibrhim, muy tranquilo, descansaba en su tumba. Jared le explicó que cuando él había llegado, ya lo habían matado. Al poco tiempo, Onán falleció por una grave enfermedad que no tenia cura. Entonces, Jared y Jezabel se casaron, y desde ese momento, Jared se convirtió en el rey de Assuan.

Cinco años después, Jezabel se murió por la misma enfermedad que su padre, era una herencia de familia, y entonces Jared dejó a su hijo mayor su puesto de rey, y él, disfrutó de las comodidades del palacio, siempre y cuando acordándose de su querida Jezabel.

OPINIÓN PERSONAL

Me ha gustado mucho este libro, y lo que mas las partes tristes, al final. A mi me gustan muchísimo las historias tristes.

Al principio, me costó bastante seguir la historia, porque había bastantes palabras desconocidas, pero al seguir leyendo me adentré en la historia y no me a costado seguir el argumento, porque me acostumbre a tener ese tipo de palabras. Poniéndole una puntuación del uno al diez, le pondría un ocho.