El alcalde de Zalamea; Calderón de la Barca

Literatura española barroca siglo XVII. Drama y teatro barroco. Honor. Personajes

  • Enviado por: Mathew
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Indice

Protagonista y antagonista 2

Personajes 3

Tema de la obra 5

El pueblo 6

Otro final 7

Valoración personal 8

Protagonista y antagonista

Pedro Crespo: Protagonista de la obra. Es un labrador viejo el cual es nombrado alcalde de Zalamea, tiene un hijo Juan y una hija Isabel. Su carácter es dinámico, contradictorio, de gran complejidad, que cambia continuamente y se desarrolla según avanza la acción, posee un alto sentido del honor social y opina que por ley natural tiene que tener una posición inferior a la de los nobles. Casi todos los demás personajes existen en función de él. Pero su función principal es el iluminar, a veces por medio del contraste, aspectos del complicado y enigmático carácter del protagonista. Existen para hacer posible que este personaje casi monolítico al comienzo de la obra se transforme en ese personaje mítico, contradictorio, multidimensional, cuya casa, según la tradición local, todavía se conserva en Zalamea de la Serena.

Don Álvaro de Ataide, capitán de las tropas, hace el papel de antagonista, secuestra a la hija de Don Crespo y la viola, y a pesar de que Pedro Crespo le ofrece su dinero y su hacienda, el se niega a casarse por considerarla vulgar. En la obra cobra un carácter prepotente, se cree por encima de todo, de la ley y de los villanos, considerándose superior a ellos.

Semejanzas:

  • En los dos destaca su mucho orgullo.

Diferencias:

  • Pedro Crespo es un respetable campesino y el capitán es un noble.

  • Para Don crespo cobra mucha importancia el honor y la honra en cambio, Alvaro de Ataide no le da mucha importancia.

Personajes

Isabel: Es la única hija de Pedro Crespo, aparece muy poco en la primera jornada, únicamente dos veces, y en ambas rechazando las insinuaciones amorosas de un pretendiente. En una despreciando a don Mendo, y en otra al Capitán. En la segunda jornada aparece otra vez como la hija obediente de Crespo y también como una anfitriona cortés y atenta al ofrecerse a servir la cena a don Lope.

Juan: Posee tan alto sentido del honor social como su padre (Pedro Crespo), pero no parece compartir su opinión de que el campesino, por ley natural, tenga que tener una posición inferior a la de los nobles. Tan malicioso y orgulloso como Crespo, a Juan le falta, sin embargo, la prudencia y el disimulo de su padre. Con el personaje de Juan, Calderón ha creado un Pedro Crespo inmaduro. Se le ve una clara envidia al Capitán en la primera jornada.

Don Mendo: Es el único personaje noble de Zalamea es simplemente una parodia de hidalgo. Es equiparable con don Quijote a quien se le compara por su estrafalaria figura, don Mendo trata de vivir en un pasado fantástico donde villanas como Isabel se rinden a hidalgos como él para ser luego abandonadas en un convento cuando el hidalgo se haya hartado de ellas. La fantasía de don Mendo se convierte, sin embargo, en la realidad del capitán: Isabel acabará su vida en un convento. Figura grotesca y cómica, don Mendo desaparece de la obra a mediados de la segunda jornada, cuando las cosas empiezan a tomar un talante serio.

Otros personajes

El rey Felipe II.

Don Lope de Figueroa, general de las tropas.

Rebolledo, sargento.

La Chispa, novia de Rebolledo.

Inés, prima de Isabel.

Nuño, criado de Don Mendo.

Un escribano.

Soldados.

Labradores.

Argumento

Llegan soldados a Zalamea de la Serena. Sus habitantes, que ya los sufrieron en otra ocasion, se apresuran a esconder mujeres y alimentos. Don Alvaro, uno de los Capitanes del Tercio, viola a Isabel, la hija de Pedro Crespo, El honor de Pedro Crespo y su familia queda manchado. Él decide arreglarlo de una manera inteligente: intenta convencer al capitán que se case con su hija. Este no accede y, al tomar su puesto de alcalde, condena a muerte al capitán y lo ejecuta. Don Lope, general de las tropas, ocupa el pueblo de Zalamea con sus soldados y mantiene una dura controversia con el alcalde, no porque considere que el capitán no merecía el castigo, sino porque correspondía a él —el poder militar— aplicarlo, pero la oportuna llegada del rey pone las cosas en su lugar. La decisión de Pedro Crespo es al final bien vista por el rey, por lo que este acaba limpiando el honor de su familia y se hace justicia, El rey Felipe II nombra a este alcalde perpetuo de la villa de Zalamea de la Serena.

Funcion del pueblo en la obra

El pueblo le tiene miedo a los soldados por eso nada mas anunciar el alcalde que estaban en camino esconden a las mujeres y los alimentos. El pueblo también es el que nombra alcalde al señor Crespo, y durante el transcurso de la obra obedece sus decisiones de encarcelar al capitán y de ejecutar la sentencia de muerte contra el capitán.

Otro final

Al llegar el rey a Zalamea se encuentra con el general y este le cuenta lo sucedido, el rey manda encarcelar a Pedro Crespo por el incumplimiento de la ley ya que un villano no puede ajusticiar a un capitán, porque eso le corresponde a la justicia militar. Después de esto el pueblo nombra alcalde al noble Don Mendo.

Valoración personal

Creo que la obra posee unas ideas bastante buenas pero muy antiguas como el honor y la honra. El uso del castellano antiguo y de tanto verso le resta entendimiento. Personalmente prefiero obras más actuales.