Egipto

Arte antiguo egipcio. Pirámides. Mastabas. Hipogeos. Monumentos funerarios

  • Enviado por: Gabita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Egipto está en la zona desértica situado al nordeste de África. Es un oasis alargado que Se extiende de Sur a Norte desde la primera catarata del Nilo hasta el Mediterráneo entre dos cadenas montañosas: la Líbica, al Oeste, y la Arábiga, al Este, y regado por el río Nilo, navegable hasta la catarata de Siena (Assuan. Completan el marco geográfico del valle del Nilo, al Norte, el Mediterráneo, y al Sur, el país de Kusch (Nubia y Etiopía) Esto originó que las fronteras de Egipto fueran unas verdaderas defensas naturales, por tres lados protegidas por los desiertos y por el otro por el mar..

Al comienzo, 4.000 años antes de Cristo, Egipto estaba dividido en ciudades-estado pero para el año 3.315 a. C. se logró la unificación y se dio comienzo al período dinástico. persistencia durante 30 siglos

Las Mastabas (Banco de Arena)

En los tiempos predinásticos la tumba era un hoyo de escasa profundidad donde se enterraba a los muertos en posición fetal.

Las mastabas, las pirámides, y los hipogeos son los tres tipos de tumbas monumentales egipcias. Las mastabas tenían forma trapezoidal (de pirámide truncada) y Su estructura era de planta rectangular, tenía muros de talud y techo plano. Eran el sepulcro de los funcionarios o de la gente adinerada. Las primeras fosas históricas estaban, hundidas en la tierra donde se accedía a través de un pozo. Las más antiguas, de muy pequeñas proporciones, fueron evolucionando hasta convertirse en amplias estancias con varias cámaras. La entrada conducía a una capilla funeraria para las ofrendas, luego había una sala incomunicada (serdah) donde se encontraba la estatua que representaba al difunto..

Egipto

La cámara donde se encontraba el sarcófago que contenía la momia, era subterránea. A la cámara se entraba por un pozo vertical que luego se cegaba para asegurar la inviolabilidad. Estaban decoradas con bajorrelieves y pinturas

La evolución de la mastaba refleja el cambio experimentado en la sociedad que las construyó. En las ciudades las casas, cada vez más confortables, substituyeron a las primitivas habitaciones. La complejidad de la mastaba indica la categoría del enterrado. Existen mastabas reales perfectamente decoradas y otras muy sencillas, posiblemente destinadas como sepultura del pueblo llano.

Egipto

Pero la mastaba es todavía una construcción de barro, que en su parte exterior recuerda el tipo de construcción mesopotámica.

Fue Zoser, soberano de la III Dinastía, el primer faraón que utilizó la piedra y se lanzó hacia la verticalidad. Su constructor, Imhotep, fue un personaje rodeado de una aureola mítica. Arquitecto, médico, hombre de confianza del rey, primer ministro y sumo sacerdote de Heliópolis, fue divinizado después de su muerte como dios de la sanación. Como dice Giedión “los griegos hicieron semidioses a los héroes bélicos, y los egipcios a los sabios”.

La gran arquitectura egipcia en piedra nació en Sakkara, al sur de El Cairo, donde se encuentran los imponentes restos del gran complejo funerario del rey Zoser, el cual data de la III dinastía (2778-2723 a. C).. Sabemos hasta el nombre de su constructor, lmhotep quien puede ser considerado el primer arquitecto de la historia. Pero lmhotep era algo más que un arquitecto; también era "sumo sacerdote", "gran visir", "juez principal", "custodio de los archivos del rey", "guardián del real sello", "director de todas las obras del rey", "mayordomo de lo que da el Cielo, la Tierra crea y produce el Nilo", "superintendente de todo en este país entero" y, después de su muerte, fue elevado a la dignidad de dios. La posición de lmhotep indica su éxito en la tarea de materializar en su arquitectura la cosmovisión egipcia, al mismo tiempo que muestra la importancia del individuo creador en la historia.

El complejo de Zoser consiste en una superficie rectangular de 545 x 278 metros rodeada por un muro de piedra caliza blanca de 10 metros de altura. Dentro del recinto se encuentra una pirámide rectangular escalonada, de más de 60 metros de altura, y algunas construcciones menores en torno de varios patios. La entrada introduce en una gran sala procesional, flanqueada por semicolumnas cuya altura es de 6 metros. De la sala se pasa a un amplio patio con un altar mayor al pie de la pirámide.

De la sala procesional y atravesando un angosto corredor se llega al patio de Heb-Sed, más pequeño, flanqueado por filas de capillas simuladas. En el lado nordeste está ubicado un "doble palacio", con dos edificios simulados y patios al frente. Por último. Sobre el lado norte de la pirámide, se levanta el templo funerario del rey Zoser, así como la pequeña cámara "serdab" que contenía la estatua de su "Ka". El trazado general es estrictamente ortogonal aunque no está organizado mediante simetría axial.

El complejo de Sakkara es un riquísimo venero de detalles interesantes y de varios experimentos de articulación formal. El muro exterior presenta un sistema de nichos más y menos profundos, así como una serie de bastiones distribuidos irregularmente. que imitan entradas guarnecidas de torres y tienen talladas puertas dobles falsas. Las columnas de la sala procesional semejan haces de juncos y constan de una multitud de fustes convexos. En el pequeño templo en forma de "T" y en la fachada del palacio septentrional encontramos, en cambio, columnas estriadas.

El pequeño templo también tiene molduras de bocel en una y otra esquina y una especie de cornisa de caveto. Las fachadas de las falsas capillas y de los falsos palacios están articuladas mediante esbeltas semicolumnas con capiteles papiriformes y lotiformes.

Egipto

La pirámide escalonada de Zoser en su forma definitiva era un macizo de seis escalones, de alturas desiguales, hasta alcanzar los 60 metros. Su construcción fue objeto de varios cambios de proyecto, a partir de una mastaba cuadrada, de 63 metros de lado por 8 de altura. Esta mastaba se componía de un núcleo de caliza local, revestido de una capa externa de la fina caliza de Tura, perfectamente careada. Terminada esta primera mastaba, se le añadió por los lados un nuevo revestimiento de caliza de Tura, de tres metros de ancho, pero 60 cm más bajo que el edificio original, dando lugar a una incipiente mastaba escalonada.

A todo esto se le sumó por el lado oriental una ampliación de 6 m de espesor, que convertía el cuadrado de la planta primitiva en un rectángulo con su eje mayor orientado de este a oeste. Antes de revestir de caliza de Tura este nuevo anejo, hubo un cambio completo de proyecto: la mastaba fue transformada en el primero de los escalones de una pirámide de cuatro. Por su lado norte se comenzó a construir un templo funerario, pero antes de que las dos obras se acabasen, se produjo un quinto cambio de plan, consistente en ampliar la pirámide hacia el norte y hacia el oeste, añadiéndole dos escalones más. Una última ampliación por todos lados, con su revestimiento definitivo de sillares de caliza de Tura la hizo aún un poco mayor. La parte subterránea consta de un pozo vertical, de 28 m de profundidad, en cuyo fondo se encuentra la cámara del sarcófago de Zoser, revestida de placas de granito de Assuán. De ella parte un laberinto de corredores y habitaciones sin parangón en ninguna otra pirámide del Imperio Antiguo.

A la cámara se bajaba desde el exterior por un corredor en rampa. Cuando el extremo superior de esta rampa hubo de ser cegado para construir las ampliaciones de la pirámide, se abrió un corredor con escaleras desde el templo funerario que, describiendo una gran curva, desembocaba en el tramo inferior de la rampa. Al término de ésta se guardaba, en una cámara a propósito, el rastrillo de piedra, de unos dos metros de longitud y tres toneladas de peso, que había de sellar definitivamente, como un gran tapón, el acceso desde el techo a la cámara del sarcófago.

De la rampa de acceso parten, igualmente, galerías y escaleras que dan a los corredores y estancias que rodean la cámara del sarcófago. Muchos de estos anejos nunca estuvieron terminados, pero los que llegaron a estarlo, como un corredor y una habitación, revelan que su propósito era el de reproducir el interior de un palacio con los muros revestidos de placas de loza, inspirados en esteras, y con algunos relieves.

Antes de que se hiciese la ampliación número tres de la mastaba inicial se abrieron a una profundidad de 32 m (esto es, a 4 m por debajo del nivel de la cámara del sarcófago) once tumbas para los hijos y mujeres del faraón. Probablemente estas tumbas no figuraban en el proyecto inicial.

Antes de realizar la ampliación número tres, diez de las tumbas estaban ya ocupadas y sus pozos de acceso cegados. Sólo para la undécima tumba, seguramente aún libre, se hizo un acceso en escalera desde el exterior. En Memphis, capital del Antiguo Egipto, se encuentran la colosal estatua de Ramsés II y la Esfinge de Alabastro de 80 toneladas. Cerca está la necrópolis de Sakkara, inmenso complejo funerario de templos, patios y santuarios, donde se levanta la famosa pirámide de Zoser

Los templos fueron las construcciones más notables de la arquitectura egipcia. Se distinguen por su gran tamaño y por el misterio que los invade, así como el aspecto imponente de su construcción; las partes del templo son las siguientes:

L. Avenida o dromos, bordeada de esfinges o carneros.

2. Fachada principal en pilon que se compone de la puerta y de dos grandes muros construidos en declive o en talud. Tienen unas ranuras en los lados para poner las astas de las banderas y a veces llevan adosadas esculturas faraónicas.

3. Los obeliscos que son columnas triunfales y que en su cúspide terminan en una pequeña pirámide. Se encontraban enfrente de los pilones.

4. Pasando la puerta adintelada encontramos el patio peristílico o porticado en el cual el pueblo acude a las ceremonias religiosas.

5. A continuación se encuentra una sala hipóstila para la nobleza.

6. Siguen una serie de salas, de pequeñas dimensiones y cubiertas (habitaciones sacerdotales.

7. Finalmente está el santuario que es una celda sombría y estrecha donde se encuentra la estatua del dios. (A donde tenían acceso solamente los sacerdotes y el faraón.

Egipto

Egipto

Egipto

Egipto

Egipto

Egipto

Egipto

Vídeos relacionados