Efectos de los cómics

Imágenes. Atracción. Grupos de población. Sociedad mejicana

  • Enviado por: Lui Bond 007
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN

El siguiente trabajo, trata de los cómics y los efectos que causa en el público, adentraré mi proyecto remontándonos desde las primeras animaciones impresas, las cuales expresaban una historia con dibujos de personas en sus respetivos ambientes.

Hablar de los cómics no es algo novedoso, se han hecho investigaciones importantes sobre ellos, los cuales concluyen que, el leer comics o tiras cómicas, puede causar diversas actitudes, por ejemplo, puede causar alegrías, tristezas, suspenso, acción, entre otras.

El cómic se considera “el noveno arte”, debido a su gran presencia en la sociedad “mundial”, su intervención será difícil de borrar, todo a causa que desde sus primeros años, es una forma de expresión y de información “ligera” y “agradable” para la sociedad que hoy en día, tiene una vida rápida y no puede haber retrasos para tener todo al día, la información debe ser digerida rápidamente y el cómic se considera tan rápida de digerir que puede declararse como el medio por el cual toda la gente, de todas las clases y status sociales, puede acceder a ellos.

Aunque se sabe que los cómics son primordiales entre los jóvenes, es importante señalar que hay niños y adultos que los observan y les siguen el paso, ya sea por entretenimiento o por conseguir información.

Dentro del cómic, se incluyen dibujos y ambientes que reflejan situaciones y cuyo objetivo es que el lector interprete tal situación, a tal grado que la recree y en extremo, se identifique con ella.

El cómic no es solo cosa de niños, aunque aparentemente pocos lo han notado, en él también pueden encontrarse ejemplos de todo tipo de historias; desde las más comerciales, hasta trabajos muy personales y experimentales. Tal vez por todas estás razones se necesite investigar y actualizar cada elemento que nace del cómic.

Es muy común observar dentro del cómic diversas situaciones, por decir algunas, la acción, el héroe y el villano dentro de una ciudad ideada muy a futuro. Sin duda, tal apego al cómic no sería posible sin la gente que la produce y más aún, no sería buena sin la gente que la sigue y le es fiel a ella.

La realidad de los cómics es muy variada y rica, con autores, historias y personajes que han marcado una forma de vivir dentro de varias generaciones, tal vez difícilmente, pero al fin, el cómic resulta apasionante y la gente la declara como quiere, ya sea entretenida, cultural y hasta artística.

Se habla en la actualidad que el cómic ha sido denigrado, reducido a pura vulgaridad y poco educativo, bien se dice, no tiene la culpa el producto, sino el productor.

Desde entonces se han llevado a cabo debates y conferencias por todas partes del mundo, en un afán de aumentar el lado positivo del cómic, se han dado conocer géneros, movimientos y etapas de las historias en el cómic, no se ha llegado a un buen término, se continua trabajando en él, enfocando los diversos efectos “positivos” que el cómic puede brindar si se utiliza con buena intención.

El cómic comprende toda una gama de necesidades artísticas, económicas y sociales que, desde varios puntos del planeta, han forjado su desarrollo.

Lo que me motiva a hacer este trabajo, es el hecho de que la sociedad ahora está al tanto de los que los medios informativos o de entretenimiento, publican, y el cómic, aunque no se quiera aceptar, es un medio capaz de adentrarse en los pensamientos y en la forma de actuar de una persona.

LOS COMIC´S Y SUS EFECTOS

Hombres, mujeres, niños y jóvenes, dentro de una secuencia de imágenes en papel, con palabras en globos y viñetas, comprendido en su totalidad, se llama cómic, declarado el noveno arte.

Estás animaciones, por lo general describen diversas situaciones, ya sea por dar a conocer algo o por el simple hecho de entretener; es claro, que a fin de cuentas, la gente las observa y se influye con el importante cómic.

El cómic, desde sus inicios, actúa con el objetivo de atraer a la gente, entreteniéndolo, llega convertirse en un elemento útil para manejar al público y difundir ideologías. Además, se aplicaba en jóvenes y niños, como una forma de ilustrarlos, informarlos o simplemente hacerlos pasar el tiempo de manera “productiva”.

Los superhéroes y los villanos, se hacen los protagonistas del cómic, ya tiempo después de la creación de cómic, se empieza a acostumbrar al público a una “realidad”, tales personajes piensan y hablan, para que sean identificados y uno como “fan” lo siga, en ese medio de información, basado en imágenes.

Tales imágenes dentro del cómic, llevan consigo un amplio numero de seguidores, niños, jóvenes y adultos; ellos, interpretan el mensaje, sin tanto esfuerzo al leer; y así, el cómic se hace amigo de otro medio igual de importante, la televisión, a causa de que las dos, por medio de la imagen, se hacen fuertes y ampliamente influyentes en la formación de personalidad de las personas.

Los diversos “enfoques” por los cuales el cómic puede atraer público y ser poderoso, con gran ventaja. Un primer enfoque, el cómic es héroe para políticos, cabe señalar que las imágenes pueden ser un fiel “profeta” de la propaganda y la publicidad, la gente mira y juzga, tal vez positiva o negativamente, pero ya la observó y se hizo participante de tal mensaje; el segundo, es definido como un reto para el hombre, para manifestarse, hacer suyo un sentimiento y su propia realidad; y por ultimo, pero no menos importante, aquel cómic con superhéroes, que más que informar, entretienen y fomentan el dúo bueno- malo (héroe y villano) y que el bien siempre triunfa frente al mal.

Este lado del cómic, acompañado de animaciones con gran colorido, tipografías, de ambos géneros (masculino y femenino), con globos de texto, que básicamente son ambientes motivados en situaciones “reales” o que tienen algo que decir, vienen tras ese mensaje inteligentemente codificado. Los superhéroes, creaciones gráficas, tienen el objetivo de ir más allá de los sueños, se expresa el cómo un hombre puede obtener poderes sobrenaturales, para así, oponerse a la idea que el hombre tiene limites, rechaza la fragilidad dentro de su naturaleza.

El humano observa su naturalidad en dos ángulos diferentes, acostumbra a dividir el mundo, tener una doble personalidad, una pública como la “estrella perdida” y la otra atormentada por recuerdos y el saberse inferior, en resumen, trata de expandir, por medio de imágenes, la capacidad de inteligencia, hacerla más grande, ir más allá.

Clark Kent, Bruno Díaz, Timothy Drake, Peter Parker y Tarzán (el único que no se le esconde a los demás animales de la manada) son terrenales comunes y corrientes; Superman, Batman, Robin, Spiderman y Tarzán de nuevo, son superhéroes, pero todos se desenvuelven en un mundo de aventuras: ¿Qué pueden comunicar estos personajes más allá del acero, la noche, la orfandad, los arácnidos y los músculos?

Está claro que los cómics son algo que está a disposición del criterio de la gente, es decir, la gente los ve y los juzga de manera muy diferente, realmente no es general decir que tal “arte” sea beneficioso o perjudicial para la sociedad actual.

Hablando de nuestro país, México, el cómic vive situaciones complicadas. Cómo se sabe a través de la historia, en terrenos mexicanos la gente corre hacia donde el dinero va, los cómic, son conocidos gracias a grandes empresas y autores reconocidos que se la ingenian para sacar el recurso económico a flote, pero no hablemos de las personas que por propia iniciativa quieren publicar un cómic ¿es difícil? Y más aún si nos preguntamos, ¿al público le gustará y seguiré publicando caricaturas?, caemos en la conclusión que los cómics, como negocio, es un futuro incierto.

En lo que respecta a la gente, los cómics son enfocados en el público joven y los niños más o menos entre 12 años en adelante, claro no se ha “medido” qué tan positiva o negativa sea la lectura de cómics, y lo menciono, debido a que la lectura de cómics, al menos en México, es muy diversa, por decir algunos ejemplos, el basar hechos de la historia en dibujos de cómic, hay conferencias que ejemplifican teorías con comics, realmente tales animaciones, así como pueden solo para mero entretenimiento, también son capaces de “nutrir” a nuestra mente y darnos a conocer cosas muy agradables.

Pero creo ya se ha hablado “bastante” sobre el creador de los comics, es conveniente que se mire al público que mira este producto.

En el transcurso de la historia, se crea el cómic, con “simples” personajes de caricatura; sin embargo, con estudios “a fondo”, se ha descubierto que las historias de cómic, son animaciones que imprimen el sentir de una persona y en amplios terrenos, más que imprimir dibujos, se descubre el sentimiento de una nación, en ejemplos, se ha descubierto que la gente aprende de hechos históricos debido a que las personas leen los cómics.

Con lo anterior, se habla de que el cómic, tiene un poder más allá de la literatura, puede ser más poderosa y superior, y que además, el cómic no cambia en nada la cultura de una sociedad, sino que es la cultura misma, quien crea el cómic.

El papel que a la sociedad le toca dentro de un cómic, es algo cíclico, la gente es la misma protagonista de tales historias y a la vez ellos la leen, es una realidad, y a la gente, es visto de manera muy clara, le agrada sentirse identificado con una historia, mirarse en un personaje de una caricatura, y en otros medios es igual.

Instituciones como la iglesia y otras organizaciones de poder en una nación, tienen un deber especial, crear en el público infantil y juvenil una forma de discernir entre los bueno y lo malo que la sociedad puede manifestar, el cómic no siempre tiene la culpa de las actitudes formadas en la gente. Es cuestión de reflexión y amplio criterio el que nosotros aceptemos y/o rechacemos una situación plasmada en una tira de cómic.

En fin, y a manera muy personal, creo que el cómic, es algo muy accesible a las personas, es un medio con basta información, de todo asunto es capaz de desarrollar historia y hasta hacer crear “intriga” en los lectores, es decir, a partir de un cómic, las personas suelen investigar más, conocer más.

¡El cómic no tiene la culpa, sino quien le da el uso, sea bueno o malo!

CONCLUSIÓN

En este trabajo, quise plasmar ideas sobre el cómic y su relación con la sociedad. Es increíble todo lo que aprendí, aunque a fin de cuentas, la historia nunca termina de escribirse, y para ser sincera, la investigación respecto a cómics, aún es escasa.

Yo concluyo mi trabajo, con la postura siguiente: “los cómics son accesibles a todo público, aunque en México el leer cómics es para niños y jóvenes, a simple vista, con un fin meramente placentero, nunca se fijan el lado positivo (porque si lo tiene) que tales caricaturas pueden tener”.

Cómo un comic puede ser representativo de una sociedad en particular y al mismo tiempo tener "tipo" universales? Eso es lo interesante de los comics. Al conjuntar la expresión gráfica con un libreto o guión, crean un medio de comunicación fácilmente entendible y atractivo.

El cómic puede ser utilizado para muchos fines; además de buscar un entretenimiento en él, puede utilizarse para la didáctica, y aunque suene ridículo, para fines publicitarios y propagandísticos (hablando de las caricaturas políticas). También, para plasmar con imágenes épocas históricas y expresar (como dije en el desarrollo del trabajo), el sentimiento personal o social.

Es factible que el cómic llegue (sino es que ya llego) a ser parte de los medios de comunicación, la gente a través de de ellos, suele conocer cosas y sentirse informado, y si nos vamos a extremos, a ser líder de opinión.

A través de las generaciones, el cómic, se irá adaptando a las situaciones actuales de la sociedad, con lo anterior comento que la caricatura siempre será el resultado de una cultura, es incorrecto pensar que una simple imagen sea capaz de transformar a toda una sociedad, es algo cíclico, los lectores son protagonistas al sentirse identificado en un personaje o situación de un cómic, y a la vez, al leerla, se reflejan en ella, el secreto del cómic (Y cualquier medio de comunicación), se ha descubierto para mí… aquí.

El cómic ocupa un lugar privilegiado en el ramo del medio que más visita la gente para informarse, solo es superado por medios electrónicos (radio, televisión y por supuesto… el Internet).

Gracias!!!

BIBLIOGRAFIA

Bibliografía en libros

  • Alicia A. Poloniato. “La lectura de los mensajes”. Ed. Trillas. México, D.F. pags: 160-163.

  • Mauricio Matamoros Durán, A 100 Años del Cómic, México D.F., pags: 12 y 13.

  • Papalia, D.E. y Olds, S.W., Psicología del Desarrollo, McGraw-Hill, Madrid, 1998.

  • Palacios, J., Marchesi, A. y Coll, C., Psicología Evolutiva, Editorial - Alianza, Madrid, 1999.

Recursos en Internet:

  • http://www.uclm.es/PROFESORADO/RICARDO/COMIC2.html#Introducción, documento recuperado el 18 de Mayo del 2005.

  • http://codice.unimayab.edu.mx/tendencias.htm documento recuperado el 20 de mayo del 2005.

  • http://www.esmas.com/cultura/letras/253689.html, documento recuperado el 20 de mayo del 2005.