Efectos de la inflación

Contabilización. Contabilidad mexicana. Ajuste precios. Actualización costos específicos. Aumentos capital. Adecuaciones al B10

  • Enviado por: Mauricio Perea
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Microeconomía
Fundamentos de Microeconomía
Fundamentos de Microeconomía es un curso que te permitirá comprender los conceptos...
Ver más información

Empresas individuales en mercados de subsistencia
Empresas individuales en mercados de subsistencia
Curso guerrilla para emprender o mantener un negocio individual en mercados de subsistencia Ver más información


Universidad Iberoamericana

Mauricio Perea Cobos

21/09/00

B-10 RECONOCIMIENTO DE LOS EFECTOS DE LA INFLACIÓN

El antecedente del B-10 es el B-7, que ya no existe, pero que hablaba de la revelación y tenia la finalidad de incrementar el grado de significación.

El reconocimiento de los efectos de la inflación se puede dar por dos métodos:

- método de ajuste por cambios en el nivel general de precios.

- método de actualización de costos específicos (avalúos y otros índices oficiales).

Este método debe dar datos acerca de:

- Valor de Reposición.- estimación del costo que se necesitaría para adquirir en el momento actual un activo nuevo semejante al que está usando, mas todos los costos incidentales.

- Valor Neto de Reposición.- diferencia entre el valor de reposición nuevo y el demérito provocado por el uso y obsolescencia.

- Vida Util Remanente.-

- Valor de Desecho.- cuando existan elementos suficientes que indiquen su posible existencia.

No se deben asignar valores globales. Deben de ser específicos a los distintos grupos de bienes homogeneos.

En los ejercicios inmediatos siguientes a la actualización mediante valuadores independientes, se podrán ajustar las cifras derivadas de ese avalúo utilizando índices específicos de precios de los activos fijos. Estos índices los podrán proporcionar los propios valuadores.

Cuando sea evidente que las cifras tienden a apartarse de las de mercado es necesario que se practique un nuevo avalúo.

Excepcionalmente, las empresas podrán determinar, por si mismas, el valor neto de reposición de sus activos fijos cuando dispongan de elementos objetivos y verificables para hacerlo. Implica tener personal que posea un conocimiento profundo.

La Ley General de Sociedades Mercantiles establece que el Superávit por revaluación de activos fijos sólo podrá capitalizarse cuando esté basado en avalúos practicados por valuadores independientes, oficialmente reconocidos.

Determinación del Monto de la Actualización.- diferencia entre su valor actualizado neto y su valor en libros (costos menos depreciación acumulada) al cierre del ejercicio.

En periodos subsecuentes al primero en que se actualizó el activo fijo, se deberá tomar como valor en libros el último valor actualizado menos su depreciación acumulada.

Los activos en desuso se valuarán a su valor neto de realización (precio estimado de venta menos costo en que se incurriría para venderlos).

Depreciación.- para valores actualizados y para costos históricos debe ser congruente. Mismas tasas, procedimientos y vidas probables.

No se afectaran las utilidades de ejercicios anteriores por la actualización de la depreciación acumulada, aun cuando dicha diferencia lleve implícita la corrección de la vida estimada.

Contrapartida en la actualización.- debido a que el monto de la actualización reflejado en los activos fijos es resultante de varios factores, cuyo efecto total correspondiente al periodo sólo se puede determinar al final del mismo, es necesario emplear una cuenta transitoria para acreditar la contrapartida de dicha actualización. Al final del periodo se saldará, según el caso, contra cada uno de los componentes que la integran.

Se revelará el método de actualización, el costo original y su depreciación acumulada, el monto de la diferencia entre los gastos por depreciación con base en el costo original y sobre base de valores actualizados , el procedimiento de depreciación utilizado y el monto de los activos no revaluados y las causas para no hacerlo.

Actualización de Capital.- cantidad necesaria para mantener la inversión de los accionistas en términos del poder adquisitivo de la moneda equivalente al de las fechas en que se hicieron las aportaciones y en que las utilidades fueron retenidas.

Para determinar la actualización del capital hay que aplicar factores derivados del INPC. A la diferencia entre el valor histórico y el actualizado del capital contable se le denomina actualización del capital y es un rubro integrante del capital contable.

Para actualizar los saldos iniciales del capital social, otras aportaciones de los socios y utilidades acumuladas será necesario descomponer cada uno de estos renglones por antigüedad de aportaciones y de retención de utilidades aplicando a cada capa los correspondientes factores derivados del INPC, pero por razones prácticas se sugiere no ir mas allá de 1954.

La actualización se debe hacer considerando lo siguiente:

- los aumentos de capital hechos con utilidades acumuladas deberán ser actualizados desde la fecha en que se retuvieron las utilidades acumuladas correspondientes.

- las pérdidas también deben reexpresarse.

- no debe incluirse el superávit por revelación que, de acuerdo con procedimientos anteriores a la vigencia de este boletín, se hubiere capitalizado.

- el monto de la actualización del capital se debe cargar a la cuenta transitoria.

El resultado por tenencia de activos no monetarios existe únicamente cuando se sigue el método de costos específicos y representa el incremento en el valor de los activos no monetarios por encima o por debajo de la inflación. Si el incremento es superior al que se obtendría al aplicarse el INPC, habrá una ganancia por retención de activos no monetarios. En caso contrario será pérdida.

El resultado por tenencia de activos no monetarios debe continuar en el cuerpo del balance dentro del capital contable.

El resultado por tenencia de activos no monetarios deberá desglosarse en sus partes relativas a inventarios, activos fijos y el monto correspondiente a otros activos no monetarios no actualizados, de tal manera que pueda apreciarse la magnitud en que la actualización de unos y otros exceda o quede por debajo del cambio resultante de la aplicación del nivel general de precios a cada rubro.

Se deberá reconocer el costo integral de financiamiento incluyendo los intereses, las fluctuaciones cambiarias y el resultado por posición monetaria debido a que estos factores repercuten directamente sobre el monto a pagar por el uso de la deuda.

Al haberse contraído pasivos, se incurre en costos de financiamiento por el simple transcurso del tiempo.

En aquellos casos en que se capitalicen costos financieros correspondientes a una fase preoperacional de inversiones en activos fijos, estos deberán comprender, lógicamente, los mismos conceptos de interés , resultados cambiarios y resultados por posición monetaria.

Fluctuaciones Cambiarias.- el boletín B-5 señala una pauta al establecer que cuando el tipo de cambio oficial no sea representativo de las condiciones imperantes, se debe tener especial cuidado en seleccionar el apropiado en vista de las circunstancias.

Partida Técnica.- recurso alternativo al de la paridad de mercado. Estimación de la capacidad adquisitiva, poder de compra, de la moneda nacional respecto de la que posee en su país de origen una divisa extranjera, en una fecha determinada.

Para lograr un enfrentamiento adecuado de gastos contra ingresos se debe efectuar un ajuste en las partidas monetarias en moneda extrajera por la diferencia existente entre la paridad o paridades de mercado a las que esté sujeta la empresa.

Todos los cálculos se harán en función de la posición monetaria global de las divisas extranjeras y no separadamente activos o pasivos.

Se utilizará la base de paridad técnica o de mercado, la que sea mayor.

En los casos en que la empresa refleje una posición monetaria larga al finalizar el periodo, se utilizará la paridad de mercado para la valuación de activos y pasivos monetarios en moneda extranjera, sin ajuste adicional alguno.

Los activos o pasivos en una divisa extranjera que se contraigan y dispongan individualmente en el curso de un periodo determinado se computarán, para los fines de determinación de resultados, a la paridad de mercado que haya regido al momento de efectuarse ambas transacciones.

En la paridad técnica se usaran índices del Banco de México o del United States Department of Comerce - Bureau of Economic Analysis.

Para su cálculo se tomará 1977 como año base, ya que de acuerdo con varios estudios económicos, en ese año las partidas técnicas y de mercado eran prácticamente iguales. Se determinará aplicando la siguiente fórmula:

(INPC mexicano a partir del año base / INPC estadounidense a partir del año base) X (tasa de cambio en el año base)

Efecto por Posición Monetaria.- es producto de decisiones eminentemente financieras. Nace del hecho de que existen activos monetarios y pasivos monetarios que durante una época inflacionaria ven disminuido su poder adquisitivo, al mismo tiempo que siguen manteniendo su valor nominal. En el caso de los activos monetarios esto provoca una pérdida, ya que cuando la empresa los convierta en dinero o haga uso del mismo, dispondrá de una cantidad igual al valor nominal de éstos pero con un poder adquisitivo menor. Las deudas dan un efecto favorable para la empresa, ya que liquidará un pasivo con cantidades de dinero de menor poder adquisitivo. El efecto monetario es producto del efecto de los cambios en el nivel general de precios sobre las partidas monetarias, durante un periodo de tiempo.

Son activos y pasivos monetarios los que se caracterizan porque: sus montos se fijan por contrato o en otra forma, en términos de unidades fiduciarias, independientemente de los cambios en el índice general de precios; originan a sus tenedores un aumento o disminución en el poder adquisitivo en general o de la moneda cuando existen cambios en le índice general de precios.

Las partidas monetarias son aquellas que al cierre de un periodo determinado están expresadas automáticamente a los niveles de poder adquisitivo de la moneda en es momento y pierden valor por el hecho de estar expresadas y ser representativas de moneda corriente.

De existir partidas en moneda extranjera debe determinarse primero el resultado por posición monetaria y efectuarse posteriormente el ajuste por el cambio de paridad.

El procedimiento consiste en:

- determinar la posición monetaria neta inicial del periodo (activos monetarios menos pasivos monetarios) ajustada al nivel general de precios al final del periodo.

- sumar todos los aumentos experimentados en las partidas monetarias netas ajustadas al nivel general de precios al final del periodo.

- calcular todas las disminuciones en las partidas monetarias netas ajustadas al nivel general de precios al final del periodo.

- determinar la posición monetaria neta ajustada al final del periodo.

- calcular la posición monetaria neta al final del periodo (activos monetarios menos pasivos monetarios).

- restar a la posición monetaria neta ajustada la posición monetaria neta actual. La diferencia es el resultado por posición monetaria.

Un método alternativo es aplicar al promedio mensual de posiciones monetarias netas de un periodo determinado el factor de inflación al final del año derivado del INPC.

Los activos y pasivos en moneda extranjera se presentarán en el balance general a la paridad de mercado. La estimación resultante de la diferencia entre dicha paridad y la de equilibrio , aplicada a la posición monetaria corta se presentarán dentro del pasivo en un rubro especial después del pasivo a corto plazo.

Hay que revelar el monto de los activos y pasivos monetarios en divisas extranjeras, mostrando si la posición es larga, corta o nivelada, así como las bases de su registro y tipo de cambio utilizado.

Cuando razonablemente no sea práctica la reclasificación anterior, las empresas podrán englobar en un solo renglón las cifras iniciales derivadas de la actualización, pero deberán, por lo menos, determinar el monto de la actualización del capital, indicando en su caso el monto que haya sido capitalizado.

Uno y otro método conducen a conceptos de utilidad diferentes, ya que el ajuste por cambios en el nivel general de precios enfrenta a los ingresos valores resultantes de intercambios en el pasado, calculados en unidades equivalentes y el de costos específicos enfrenta ingresos con valores presentes.

PRIMER DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10

Establece que en el balance, se deben actualizar todas las partidas no monetarias incluyendo a las integrantes del capital contable. En el estado de resultados hay que actualizar los costos o gastos asociados con los activos no monetarios, y en su caso, los ingresos asociados con pasivos no monetarios.

El método de actualización de costos específicos (valores de reposición) es aplicable a los rubros de inventarios y/o activos fijos tangibles, así como a los costos o gastos del periodo asociados con dichos rubros.

Para actualizar en empresas con subsidiarias, hay que seguir la misma metodología que los de la entidad tenedora.

Si dentro del costo de los activos que se actualizan se encuentran incluidas fluctuaciones cambiarias (primeras actualizaciones), se hará sobre la base del valor histórico original , segregando y no indexando las fluctuaciones cambiarias aplicadas a dicho costo. En estos casos, dichas fluctuaciones deben reflejarse disminuyendo el efecto monetario acumulado.

Deben actualizarse todos los renglones integrantes del capital contable independientemente de su naturaleza deudora o acreedora, con excepción de:

- superávit por revelación.

- actualización de las aportaciones de los accionistas.

- exceso o insuficiencia en la actualización del capital.

El efecto monetario favorable del periodo se llevará a los resultados hasta por un importe igual al del costo financiero neto (deudor) formado por los intereses y las fluctuaciones cambiarias y, en general, todos los conceptos que se agrupan dentro de la cuenta de gastos y productos financieros. El excedente se llevará al capital contable. El efecto monetario desfavorable debe cargarse íntegramente a los resultados y en caso de que el costo financiero sea acreedor, no se reconocerá en el estado de resultados importe alguno por concepto de efecto monetario favorable.

Las partidas no monetarias que por alguna razón justificada no se actualicen, se considerarán monetarias para fines de la determinación del efecto monetario.

El resultado por tenencia de activos no monetarios del periodo se llevará, independientemente de su naturaleza al capital contable.

El resultado neto del periodo reflejado en el estado de resultados debe actualizarse como parte de la actualización de los conceptos integrantes del capital contable, al hacer su incorporación en el balance.

Se debe revelar la actualización de activos y pasivos no monetarios, así como de sus costos, gastos e ingresos asociados; la actualización del capital contable; el efecto monetario; el resultado por tenencia de activos no monetarios.

SEGUNDO DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10

El objetivo es incrementar el significado y calidad de la información contenida en los estados.

El efecto monetario favorable se llevará íntegramente a resultados. Esto es, el costo integral de financiamiento deberá verse afectado por el monto total del efecto monetario favorable.

La comparabilidad es vital y es necesario para ello, reexpresar las cifras a pesos de poder adquisitivo. Esta reexpresión es únicamente para fines de presentación y no implica modificación alguna en los registro contables.

Hay que revelar:

- A pesos promedio: ventas netas, utilidad de operación y utilidad o perdida neta.

- A pesos de cierre: activos totales y capital contable.

TERCER DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10

Todos los estados financieros deben expresarse en moneda del mismo poder adquisitivo.

Para la formulación del estado de variaciones en el capital contable, deben convertirse los saldos iniciales a pesos de poder adquisitivo de la fecha del ultimo balance, usando para ello el factor que resulte de relacionar el INPC a la fecha del balance final, con el INPC a la fecha del balance inicial. Una vez determinadas las diferencias entre los saldos de los dos balances actualizados a los pesos de cierre del ultimo de ellos, éstas se analizarán en función de los conceptos del capital contable que reflejen cambios durante el ejercicio.

En términos generales no es necesario ni recomendable, presentar información en pesos nominales por la confusión que puede provocar en el usuario.

Se considera que a niveles inflacionarios anuales de dos dígitos, la distorsión sobre los estados financieros es significativa.

Esta Comisión opina que para elaborar el estado de resultados anual conforme a las normas contenidas en este documento, se requiere la elaboración de estados de resultados mensuales para lograr que la indicación no se vea afectada significativamente por la aplicación de promedios anuales.

El renglón de capital contable se verá afectado y no coincidirá en el de la Escritura Constitutiva, pero no existe implicación legal alguna a esta norma porque se puede presentar la información de los valores nominales en forma complementaria.

La utilidad no se está incrementando. Se está midiendo con una unidad distinta: moneda con poder adquisitivo al cierre del ejercicio.

CUARTO DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10

Las experiencias súbitas y significativas por la devaluación del peso mexicano con relación a las divisas ocurridas en 54, 76 y 82, causaron serios quebrantos a empresas, que en esos años, tenían importantes posiciones cortas en monedas extranjeras.

Se considera que no hay un método que cuantifique razonablemente la contingencia por el riesgo cambiario de una manera general para todas las empresas. Por tanto, se elimina la norma establecida en el B-10 de reconocer un gasto y un pasivo por riesgo cambiario, de acuerdo a la metodología de la paridad técnica.

QUINTO DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10

La información obtenida por cada uno de estos métodos no es comparable, debido a que parten de bases diferentes y emplean criterios fundamentalmente distintos. Para lograr un mayor grado de comparabilidad, la solución ideal sería que todas las entidades aplicaran el mismo método.

Ante el proceso económico de globalización de mercados, adquiere prioridad la necesidad de homologar principios contables y lograr comparabilidad entre las cifras informadas por las empresas mexicanas y las de otros países. Es necesario que la información contable refleje el mantenimiento financiero del capital, que es el aceptado por el B-10 y por las normas contables de USA y Cánada.

El método de ajustes por cambios en el nivel general de precios es el que mejor se apega a los requerimientos actuales, no viola el principio del valor histórico original, mantiene la objetividad de la información y es congruente con la normatividad aceptada internacionalmente.

Debe descontinuarse la actualización de inventarios y costo de ventas, inmuebles, maquinaria y equipo y su correspondiente depreciación acumulada y del periodo, mediante el método de costos específicos y aplicarse únicamente el método de ajustes por cambios en el nivel general de precios; sin embargo, se podrá revelar en notas a los estados financieros, los costos específicos relativos a estos activos.

Prevalecen los limites de valor de uso y valor de realización, como los montos máximos a los que se presenten los valores actualizados de los activos señalados en el párrafo anterior.

ADDENDUM AL QUINTO DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10

La Comisión ratifica que el método de ajustes por cambios en el nivel general de precios, es el que mejor se apega a los requerimientos actuales ya que no viola el principio del valor histórico original base de nuestro marco conceptual de contabilidad, mantiene la objetividad de la información y es congruente con la normatividad aceptada internacionalmente.

QUINTO DOCUMENTO DE ADECUACIONES AL B-10 (MODIFICADO)

Se permite la opción de utilizar costos de reposición en los inventarios y el costo de ventas. Esta actualización se efectuará utilizando el INPC del país de origen, cuya resultante se convertirá a pesos, utilizando el tipo de cambio de mercado al momento de la valuación.

Se confirma la regla de valor de recuperación, substituyendo la de valor de uso.

BIBLIOGRAFÍA

Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados

Instituto Mexicano de Contadores Públicos

Decimocuarta Edición 1999

B-10