Efectos de Crisis suprime en Chile

Economía. Hipotecas. Crisis. Subprime. Naturaleza. Desarrollo. Panorama. EEUU (Estados Unidos). Chile. Riesgo. Quiebra

  • Enviado por: Hermas
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Economía



Efectos de Crisis suprime en Chile





INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo se pretende analizar la Crisis de las hipotecas subprime, desde su origen, desarrollo, naturaleza de esta y como afecto directa e indirectamente a Chile.

Para el desarrollo contextual de la crisis y sus efectos en nuestro país se explicaran conceptos y se profundizara en ellos, de manera que en el futuro y en otra posible crisis se puedan tener conceptos e ideas claras de cómo un colapso financiero al otro lado del mundo puede afectar al resto de países que dependen de esta.

DESARROLLO

SUBPRIME

Subprime es un tipo especial de hipoteca de alto riesgo, utilizado para la adquisición de viviendas y orientada a clientes de escasos recursos (esto implica un nivel de riesgo de impago mayor al resto de los créditos). Tienen un tipo de interés más elevado y con mayores comisiones bancarias. Los bancos norteamericanos tenían un límite a la concesión de este tipo de préstamos, impuesto por la Reserva Federal.

Este crédito (para el caso del banco una deuda) puede ser transada mediante compra de bonos o titularizaciones de crédito, por tanto se pueden retirar de los activos del balance, siendo transferidas a fondos o planes de pensiones.

NATURALEZA DE LA CRISIS

La raíz del problema surge por dos factores; el primero, el inversor desconoce el riesgo asumido por adquirir una Subprime, los capitales financieros circulan a gran velocidad y cambian de manos con frecuencia, automatizando los procesos, de esta manera no todos los inversores conocen la naturaleza de la operación adquirida; y el segundo hecho fueron los atentados del 11 de septiembre del 2001 ya que obligo a los principales Bancos centrales a bajar los tipos de interés a niveles inusualmente bajos ( con el objetivo de reactivar el mercado). Estos factores dieron paso a una gran burbuja inmobiliaria fundamentada en una enorme liquidez.

En el caso estadounidense, la compra-venta de vivienda con fines especulativos estuvo acompañada de un elevado apalancamiento, es decir, con cargo a hipotecas que, con la venta, eran canceladas para volver a comprar otra casa con una nueva hipoteca, cuando no se financiaban ambas operaciones mediante una hipoteca puente. El mercado aportaba grandes beneficios a los inversores, y contribuyó a una elevación de precios de los bienes inmuebles, y, por lo tanto, de la deuda.

Esta situación cambio a partir del 2004 ya que la Reserva Federal de los Estados Unidos comenzó a subir los tipos de interés para controlar la inflación generada. El precio por tanto de la vivienda se vio aumentado, disminuyendo las ventas. Para el año 2006 las ejecuciones hipotecarias debidas al impago de la deuda crecieron y numerosas entidades comenzaron a tener problemas de liquidez para devolver el dinero a los prestamistas, lo que llevo a la quiebra a medio centenar de entidades hipotecarias. La crisis también llego a la bolsa con la caída en el índice bursátil de la construcción estadounidense en un 40%.

La información recabada indica entonces que el origen de la crisis se encuentra en una incorrecta valoración de los riesgos, intencionada o no (un error que habría sido amplificado por la automatización del mercado de valores, la desinformación de los inversores particulares) y la liquidez sin precedentes del período 2001-2007. Asimismo, parece ser que las entidades bancarias recababan liquidez mediante la técnica de retirar de sus activos el dinero prestado por la vía de "colocar cédulas hipotecarias o CDOs, de CLOs y de CMOs u otras obligaciones respaldadas por paquetes de activos corporativos e hipotecarios". El alto riesgo de las Subprime habría sido transferido a los bonos de deuda y las titulizaciones, y de ahí a fondos de pensiones y de inversión. De hecho, las entidades de valoración de riesgo (como Standard s & Poors (S&P) o Moody´s) comenzaron, tras la crisis, a ser investigadas por su posible responsabilidad, y sólo cuando la crisis se desató, las agencias de calificación de riesgo endurecieron los criterios de valoración. Asimismo, los legisladores norteamericanos y europeos comenzaron a barajar un endurecimiento de los criterios de concesión de hipotecas.

Si bien el problema inmobiliario era importante, no se conocían sus reales implicancias hasta el año 2007.

DESARROLLO DE LA CRISIS

La crisis económica desatada en Estados Unidos ha sido un tema recurrente, a pesar de que la crisis comenzó en Estados Unidos hace ya un par de años, la cual se propago por todo el mundo hasta hoy en día haciendo que los mercados caigan considerablemente teniendo pérdidas irrecuperables a corto plazo y la pérdida de confianza en los inversionistas. En conclusión, el resultado de la globalización y de la interacción de las economías, ha originado un problema de liquidez, de caídas bursátiles y de la depreciación de la moneda local a nivel mundial.

Claramente la crisis financiera no fue un tema ajeno para Chile, puesto que nuestro país al igual que casi todos los países del mundo, tiene una economía globalizada por lo que una crisis económica, sobre todo en el epicentro mundial de ésta, como lo es Estados Unidos, arrasa con la de los países que de alguna manera dependen de la solvencia de éste.

EL PRIMER PANORAMA DE ESTADOS UNIDOS

Todos nos hemos percatado en la actualidad de la crisis que se vivió. Incluso, para los que no están familiarizados con algunos términos económicos, no es difícil entender la magnitud de la crisis económica que golpeo las bolsas de comercio de todo el mundo, crisis que fue originada por un problema de hipotecas en Estados Unidos, la cual empezó a desarrollarse en febrero de 2007, cuando los créditos hipotecarios impagos en Estados Unidos se multiplicaron y provocaron las primeras quiebras de bancos especializados. Ahora bien, el por qué Estados Unidos entró en este problema de créditos hipotecarios es de vital importancia, puesto que nos ayuda a entender mejor el desarrollo de la crisis. El factor que desencadenó todos lo fatales acontecimientos económicos que vive el mundo hoy en día, se lo asignamos al muy popular petróleo.

La economía de Estados Unidos vivía una vida, se puede decir, plena antes del 2005; después de este año la demanda de petróleo aumentó y la producción del mismo disminuyó. El por qué se le atribuye a que China está incrementando su maquinaria productiva; Nigeria tiene problemas militares en su interior, por lo tanto su producción de petróleo se vio afectada; y por último, Irak no puede alcanzar sus niveles de producción por las guerrillas y los pozos destruidos durante la guerra. Unos años más tarde, en el 2007, la situación se complicó porque el petróleo subió su precio y rompió durante meses récords en precios. Como muchos bienes son producidos en base al petróleo y la economía de Estados Unidos sufría una desaceleración en el 2005, se realizó la siguiente medida: bajar las tasas de interés, principalmente en los créditos hipotecarios. Como las encargadas de ver el riesgo de los proyectos son las calificadoras, dieron su voto de confianza en un proyecto que consistía en bajar las tasas de intereses en créditos hipotecarios y en consecuencia ayudar a las personas con poca renta, sin un trabajo estable y que anteriormente les hubiese sido imposible acceder a este beneficio, las subprimes, y de esta manera, tener ganancias para que las instituciones del crédito hipotecario de manera fácil, con ello, aumenta la inversión incrementando el empleo y de esta manera se sale fácil y rápido del problema que se estaba viviendo Estados Unidos con la decadencia de su economía.

Desgraciadamente, en esta medida hubo una suposición errónea. Ésta fue pensar que la vivienda siempre subiría, por lo que el préstamo podría pagarse con intereses a futuro. Generalmente los inversionistas saben exactamente el riesgo que tienen en sus manos y lo manejan con cuidado. Pero en el caso de las propiedades inmobiliarias, la apreciación de este riego estaba distorsionada por una falacia de generalización muy común: la creencia que si los precios nunca habían bajado antes, por qué ahora. Con ese antecedente a nadie le daba para pensar que en algún momento iba a pasar lo contrario. Sin embargo, desde enero del 2007 el precio de la vivienda comenzó a bajar. Además, las caídas en los precios de las viviendas se vieron agravados por el auge en la construcción de nuevas viviendas que se produjeron hasta 2007. Esto significa que se redujo la demanda como la oferta estaba aumentando los precios a causa del colapso, especialmente en las zonas suburbanas.

Bueno, acerca de los préstamos que hablábamos anteriormente, eran financiados por los bancos, que a su vez tienen la potestad de negociar con los títulos hipotecarios. De esta forma, los bancos vendían paquetes hipotecarios a distintos grupos de inversionistas. Los paquetes contaban con hipotecas subprimes, además de hipotecas de otros tipos que eran menos riesgosas. Los inversionistas y los bancos vendían así estos paquetes a los bancos en el extranjero y a diferentes inversionistas interesados y es así como se va expandiendo.

El problema real y causante de todos los males, fue que las tasas de interés siguieron subiendo y lógicamente las personas que no tenían un trabajo estable o que en general estaban mal económicamente, dejaron de pagar los préstamos recibidos lo que originó el derrumbe del sistema financiero.

Ahora bien, no es difícil imaginarse una solución rápida, pero quizás no tan eficaz. Y para explicar esto, debo formular una pregunta, si los bancos ahora son los dueños de las viviendas de sus clientes morosos ¿Por qué no venden esas viviendas y salen del problema? Bueno, eso es lo que van a hacer. Pero por mucho que quieran recuperar su liquidez no podrán hacerlo porque las viviendas hay experimentado una depreciación, por lo tanto, sólo se podría recuperar una fracción del valor de la vivienda.

Además del problema de las deudas incobrables, había otro inconveniente que era la desconfianza que origina distintos problemas financieros. Debido a que muchos bancos habían perdido su dinero y por ende se presentaba un deterioro en sus balances, no podían darse el lujo de conceder préstamos a otros bancos. Esto provocó una escasez de liquidez en los mercados monetarios, lo que origina un congelamiento del mercado financiero. Los bancos generalmente se basan en préstamos de unos a otros para llevar a cabo los negocios de cada día, sin embargo después de que comenzó la ola de pérdida financiera, los bancos ya no podían aumentar la financiación suficiente. Por ejemplo, en Inglaterra es The Northern Rock, que se había basado en los préstamos de dinero para financiar sus actividades diarias, a mediados de 2007 ya no podía aportar dinero suficiente en los mercados financieros, y finalmente, tuvo que ser nacionalizado por el gobierno de Inglaterra.

EL SEGUNDO PANORAMA DE ESTADOS UNIDOS

Retomando la situación donde la depreciación de la vivienda comenzó a hacerse clara, las consecuencias de ello se manifestaron en diversas áreas financieras, haciendo cada vez más preocupante el futuro que depararía, llegando hasta un punto donde el gobierno comenzó a desembolsar grandes cantidades de dinero para intentar estabilizar la economía que hasta ese entonces (antes de venirse a bajo la economía mundial) tambaleaba.

La crisis comenzó a concretarse en marzo de 2007 cuando una de las mayores constructoras de Estados Unidos, D.R. Horton, advierte que sufrirá grandes pérdidas económicas debido a la caída del mercado de hipotecas subprimes. Además anunció que las ventas de nuevas viviendas se redujeron un 28% durante su primer trimestre. Otra víctima fue la financiera estadounidense New Century Financial Coporation, especializada en hipotecas riesgosas, que presentó un pedido de protección por bancarrota. La firma es la mayor de muchas compañías similares que también han venían experimentando dificultades. Todo esto aumentó las especulaciones acerca de la estabilidad del mercado inmobiliario estadounidense.

Más tarde en febrero del 2008 la firma Fannie Mae, principal fuente de préstamos hipotecarios en el país, anuncia pérdidas por más de tres veces de lo esperado para el tercer trimestre del 2008. A medida que avanza el tiempo la presión aumenta sobre Fannie Mae y Freddie Mac, otra de las grandes firmas hipotecarias, lo que desemboca en que en septiembre el gobierno de los Estados Unidos tome el control de estas dos empresas. El máximo momento de crisis se vive en el llamado “lunes negro”, el banco Lehman Brothers se declara insolvente (quiebra). Viendo las grandes pérdidas y los intentos de varios bancos por inyectar solvencia al mercado estadounidense, el gobierno prepara una medida de “salvataje” que incluye la inyeccion de 700.000 millones de dólares, que aunque tras varios intentos es aprobada, es un espaldarazo a la economía capitalista que este país profesa. 700.000 millones es el costo de una suposición errónea, 700.000 millones de dólares equivalen al total de 4,3 años del PIB de Chile o viéndolo de una manera más cruda, 700.000 millones de dólares equivalen a la comida de 850 millones de seres humanos hambrientos por 14 años. Con estos datos, claramente nos damos cuenta de que la crisis en Estados Unidos es de gran envergadura.

EL TERCER PANORAMA DE ESTADOS UNIDOS

Primero debemos entender que vivimos en una sociedad globalizada y por lo tanto, los bonos o paquetes como los llamé anteriormente no se iban a quedar en Estados Unidos. De hecho, como lo dije primeramente los bancos tenían en poder absoluto de negociar los títulos hipotecarios con otros bancos y con inversionistas, es decir todas esas subprimes que para mí son sinónimo de deuda, fueron a parar a distintos países del mundo. Estos países que se vieron afectados, a mi parecer se perjudicaron a sí mismos en tres diferentes puntos.

Primero, en el precio de las acciones, porque los bancos han perdido dinero al igual que las personas que han estado vendiendo acciones en los bancos. Esta caída de los precios de la acciones se tradujo en que los inversionistas pierden la confianza en los bancos y además es más difícil obtener financiación en el mercado de valores.

Segundo, en los mercados de vivienda ya que la falta de financiación significa que los bancos han tenido que reducir los préstamos hipotecarios y la escasez de hipoteca provoca nuevos descensos en los precios de la vivienda, especialmente en Inglaterra.

Tercero, la economía. Puesto que la caída de los precios de la vivienda, la escacez de las finanzas y el colapso de la confianza, averiaron la economía. Además la inversión y los gastos de los consumidores han disminuido, por lo tanto, las principales economías se enfrentan a la recesión y el aumento del desempleo. El desempleo aumenta la posibilidad de que se produzcan más impagos hipotecarios y más pérdidas bancarias creando un círculo vicioso.

EL PRIMER PANORAMA EN CHILE

Si bien no fue tan crítico en comparación a otros, de igual manera sentimos parte del ”temblor” que originó la crisis estadounidense; aunque con el amortiguador de tener un buen manejo fiscal y una solidez económica, lo que de alguna forma permite que no tengamos problemas macros en nuestra economía. Lo que no podemos negar, es que ha habido un cambio en nuestra vida y en la sociedad que generalmente desconoce los riegos reales de una crisis y comienza a tomar decisiones que no necesariamente son las más recomendables.

los problemas reales que tenemos a causa de la crisis, como la inestabilidad económica, la preocupación por los fondos de pensión y la desconfianza que hemos adquirido influenciados por los medios de comunicación.

EL SEGUNDO PANORAMA EN CHILE

Como principales consecuencias la crisis trae una depreciación del peso, la subida del dólar, lo que a su vez causa un aumento considerable en los precios de los insumos básicos y también los créditos hechos en monedas extranjeras se han encarecidos, provocando que haya una mayor probabilidad de que se incumplan los pagos aumentando la especulación de lo que a todas luces vivió nuestro país: una recesión económica.

EL TERCER PANORAMA EN CHILE

El ministro de hacienda de nuestro país alega que la economía no se verá perjudicada y que cada uno de nosotros debe guardar la calma, a poco tiempo de haber explotado la crisis, se da a notar conflictos en los fondos previsionales, las jubilaciones, etc.

Primero, las jubilaciones se vieron afectadas por la crisis, puesto que las inversiones realizadas en el extranjero las AFP han registrado millonarias pérdidas. La gente hoy en día se ha visto profundamente perjudicada por esto, ya que si se jubilan ahora podrían salir con mucho menos dinero en el bolsillo en comparación a si jubilaban hace un año atrás o si lo hicieran en unos 5 o 10 años después. Además tampoco es bueno que su dinero se evapore en la bolsa y el mercado bursátil en que se transan las acciones, que compran y venden las AFP invirtiendo los fondos de la gente afiliada, que precisamente hoy están a merced de la crisis económica.

El problema es que los individuos que están en el multifondo A, el que más arriesga porque implica las inversiones de mayor riesgo, es decir que hay mucha ganancia al igual que mucha pérdida, han experimentado bajas en sus fondos. Este motivo, generó que la gente se cambiase a otros tipos de fondos, aquellos que poseen menor riesgo, un ejemplo de ello es el fondo D que tiene menor riesgo al igual que menor ganancia. Estos tipos de problemas vivimos hoy en día en nuestro país sin dejarnos ajenos. De este modo me doy cuenta de que la economía acorta distancia en un mundo inmenso geográficamente pero diminuto en el ámbito económico, donde una crisis en un país relativamente lejano a nosotros, Estados Unidos, nos causa una repercusión que afecta a todos los integrantes de nuestra sociedad, parece o es un verdadero cliché pero todos nosotros somos parte del efecto dominó que desencadena una gestión en un sistema económico.

CONCLUSIÓN

Primero es importante, ocupar la inteligencia que tenemos poniendo por delante siempre la razón, con esto me refiero a que debemos no endeudarnos innecesariamente. Por ejemplo, tentándonos con un plasma, LCD O LED sólo para ver el mundial, o quizás con un auto último modelo. Creo que luego que un terremoto afectara nuestro país, no estamos en un tiempo donde “darse un gustito” sea pertinente.

Además se debe ser paciente, no llegar y actuar de acuerdo a lo que en los medios de comunicación recomiendan, puesto la situación económica de cada persona es diferente y requiere un análisis a fondo de ingresos, deudas, entre otros.

Para las personas que tienen la capacidad de ahorra hoy en día, lo mejor que puede hacer es invertir en depósitos a plazo en UF o renta fija ya que son menos riesgoso, es decir los índices de pérdida son bajos y se asegura el dinero invertido.

Otra recomendación que es más riesgosa, es comprar las acciones que han sido más castigadas, obviamente asumiendo que en algún minuto van a volver a subir. El riesgo a mi parecer en esto, es que no sabemos si ya pasó la peor parte, o van a seguir subiendo.

Y por último, debo mencionar una estrategia que puede ser usada por las personas que tienen un fondo de pensión de tipo A en la AFP, que si bien ha perdido un porcentaje de su dinero, debería seguir con cierto porcentaje de su dinero en el ya mencionado tipo de fondo, y el otro porcentaje, recomendable un 70%, cambiarlo a un fondo de menor riesgo como es el Fondo “D” que es de mucho menor riesgo de pérdida de dinero.

BIBLIOGRAFIA

http://eleconomista.com.mx/finanzas/2008/10/02/2436/trichet-abre-la-puerta-a-ajuste-de-tasas-de-interes/

http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601087&sid=avwc6MDN.sZo&refer=home

http://www.invertia.com/noticias/noticia.asp?idNoticia=1794150

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=933351&pid=3009829&toi=5263

http://www.elpais.com/articulo/economia/Quiebra/segunda/mayor/entidad/hipotecaria/EE/UU/elpepueco/20070822elpepueco_3/Tes

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/Quiebra/segunda/empresa/privada/estadounidense/prestamos/hipotecarios/cdsemp/20070822cdscdsemp_2/Tes/