Efecto invernadero

Medio Ambiente. Ecología. Contaminación. Emisión de gases. Cambio climático. Protocolo de Kioto. Soluciones

  • Enviado por: Martika
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

EL EFECTO INVERNADERO

Durante muchos millones de años, el efecto invernadero natural ha mantenido el clima de la Tierra a una temperatura media relativamente estable y permitía que se desarrollase la vida. Los gases invernadero retenían el calor del sol cerca de la superficie de la tierra, ayudando a la evaporación del agua superficial para formar las nubes, las cuales devuelven el agua a la Tierra. La lluvia y el calor del sol permitían a las plantas crecer, al suelo formarse y mantenían todas las formas de vida en el proceso. Las plantas y el suelo absorbían el dióxido de carbono y otros gases invernadero del aire. Una compleja mezcla de sistemas biológicos e hidrológicos desprendían la cantidad justa de dióxido de carbono para mantener un equilibrio estable de estos gases en el aire.

En los últimos 160.000 años, la tierra ha pasado dos períodos en los que las temperaturas medias globales fueron alrededor de 5ºC más bajas de las actuales. El cambio fue lento, transcurrieron varios miles de años para salir de la "era glacial". Ahora, sin embargo, las concentraciones de gases invernadero en la atmósfera están creciendo rápidamente, como consecuencia de que el mundo quema cantidades cada vez mayores de combustibles fósiles y destruye los bosques y praderas, que de otro modo podrían absorber CO2.

CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

* Los cambios previstos ya están en marcha: "Por las evidencias colectivas, existe una alta certeza de que los recientes cambios de temperatura han tenido impactos discernibles en muchos sistemas físicos y biológicos". "Se han documentado asociaciones entre estos fenómenos físicos y biológicos y los cambios climáticos regionales en ecosistemas de todos los continentes.

* El aumento de la intensidad y frecuencia de los ciclones tropicales dañará los sistemas naturales y humanos: "El aumento del nivel del mar y el incremento de la intensidad de los ciclones desplazarían a decenas de millones de personas de las zonas costeras". "Aumentos en sequías, inundaciones y otros sucesos extremos se añadirían a las presiones sobre los recursos de agua, la seguridad alimentaria, salud humana, las infraestructuras".

* "La extensión de los rangos de vectores de enfermedades infecciosas afectaría gravemente a la salud humana".

* "Se prevé una importante extinción de especies de plantas y animales y esto impactaría en la forma de vida rural, turismo y recursos genéticos".

* "El cambio climático exacerbaría los daños a la biodiversidad debidos a los cambios en el uso de la tierra...El aumento del nivel del mar pondría la seguridad ecológica en riesgo, incluyendo los manglares y los arrecifes de coral. Muchas especies de mamíferos y aves podrían ser exterminadas como consecuencias de los efectos sinérgicos del cambio climático y la fragmentación del hábitat".

* Los mayores peligros están basados en potenciales impactos irreversibles y a gran escala: "La fusión de las capas de hielo de Groenlandia y Antártida Occidental, que podrían elevar el nivel del mar 3 metros cada una de ellas durante los próximos 1000 años y sumergir muchas pequeñas islas e inundar extensas zonas costeras". "La ralentización o parada de la circulación de las corrientes termohalinas del Atlántico Norte" podrían meter a Europa en un régimen climático similar al del Labrador.

* Los países en vías de desarrollo son los más expuestos a sufrir las consecuencias del cambio climático: "Los efectos más dañinos del cambio climático se espera que sean en los países en vías de desarrollo en términos de pérdidas de vida y relativo a inversiones y economía". "La distribución prevista de los impactos económicos es tal que podría incrementar la disparidad entre países desarrollados y países en vías de desarrollo, con aumento de la disparidad cuanto mayores sean los aumentos de temperatura previstos."

* África: "Las cosechas de cereales se prevé que disminuyan reduciendo la seguridad alimentaria, particularmente en pequeños países importadores de comida".

* Asia: "Los descensos en la productividad agrícola y la acuicultura debido al estrés térmico e hídrico, la elevación del nivel del mar, inundaciones y sequías, y los ciclones tropicales disminuirían la seguridad alimentaria en muchos países de Asia".

* Australia: "Probablemente el agua se convierta en asunto fundamental debido a la sequía prevista en gran parte de la región y cambie a un estado promedio más parecido al de El Niño".

* Europa: "El riesgo de desbordamiento de los ríos aumentará a lo largo de gran parte de Europa; el riesgo de inundación, erosión y pérdida de humedales aumentará, con sus correspondientes implicaciones para los asentamientos humanos, industria, turismo, agricultura y hábitats costeros naturales".

* Latinoamérica: "...la agricultura de subsistencia se verá amenazada en muchos lugares de Latinoamérica". "Las inundaciones y las sequías serán más frecuentes, con un aumento de las cargas de los sedimentos procedentes de inundaciones y una degradación del suministro de agua".

* Norteamérica: "...las pérdidas en bienes asegurados relacionados con la meteorología y los pagos por parte del sector público de apoyo en caso de desastres han ido aumentando". "Los ecosistemas naturales únicos como humedales, tundra alpina y de agua fría estarán en riesgo y es improbable una adaptación efectiva".

* Regiones Polares: "Los ecosistemas naturales de las regiones polares son altamente vulnerables al cambio climático;....algunas comunidades indígenas, en las que se sigue el modo de vida tradicional, tienen poca capacidad y pocas opciones para adaptarse".

* Pequeños Países Insulares: "Los arrecifes de coral se verán afectados negativamente por el blanqueo y las reducidas tasa de calcificación por los altos niveles de CO2". "El declive de los ecosistemas costeros afectaría negativamente a los peces del arrecife y a todos aquellos que basan su forma de vida en la pesca del arrecife". "El turismo se enfrentará a una severa interrupción derivada del cambio climático y la subida del nivel del mar".

SOLUCIONES

* El coste de la reducción de emisiones de gases invernadero es relativamente bajo: "Políticas como la eliminación de subvenciones a los combustibles fósiles pueden incrementar los beneficios de toda la sociedad mediante ganancias en la eficiencia económica...". "La disminución de fallos en el mercado o institucionales existentes y de otras barreras que impiden la adopción de medidas efectivas en coste de reducción de emisiones pueden reducir los costes privados comparados con la práctica actual".

* Es posible la estabilización del CO2 atmosférico por debajo de 450 ppmv: "Los resultados de la mayoría de los modelos indican que las opciones tecnológicas conocidas podrían conseguir una estabilización de los niveles de CO2 atmosférico, a un nivel de 550 ppmv, 450 ppmv o incluso por debajo durante los próximos 100 años o más, pero la implantación requeriría cambios socioeconómicos e institucionales".

* Para hacer posible la estabilización es necesario cambiar las inversiones en energía: "Para el sector crucial de la energía, casi todos los escenarios de disminución de emisiones de gases invernadero y de estabilización de concentraciones están caracterizados por la introducción de tecnologías eficientes tanto en el uso como en el suministro de energía, con bajo o ningún contenido en carbono". Las inversiones en energía tienen larga vida y las elecciones de hoy determinarán las oportunidades del futuro, por lo que es muy importante comenzar ya este cambio, especialmente en países en vías de desarrollo: "La transferencia de tecnología entre países y regiones ampliará las opciones en el ámbito regional y las economías de escala y aprendizaje bajarán los costes de su adopción."

* Si se liberasen a la atmósfera las actuales reservas de combustibles fósiles, se elevaría la concentración de CO2 a niveles muy altos. El carbono contenido en los depósitos de petróleo y gas no convencionales y en el carbón es más que suficiente para, si se libera a la atmósfera, aumentar el CO2 a niveles muy altos, de hecho sólo podemos hacer uso de la cuarta parte las reservas actuales de combustibles fósiles si queremos minimizar los impactos del cambio climático.

* Para reducir las emisiones y estabilizar la concentración de CO2 se requieren diferentes desarrollos de la energía. "Los datos de estos recursos (combustibles fósiles) pueden implicar un cambio en el 'mix' energético y la introducción de nuevas fuentes de energía durante el siglo XXI".

* La elección de la transición a otras tecnologías determinará si es posible o no la estabilización de CO2: "la elección del 'mix' energético e inversiones asociadas determinará si se pueden estabilizar y a qué niveles y coste, las concentraciones de gases invernadero".

* El cambio del sistema energético mundial hacia tecnologías de baja emisión de carbono ha de hacerse de forma inmediata: "Este informe confirma las conclusiones del Segundo Informe de Evaluación de que se han de tomar acciones de manera rápida, incluyendo un abanico de reducción de emisiones, desarrollo de tecnología, y una reducción de la incertidumbre científica, y así aumentar la flexibilidad para moverse hacia la estabilización de las concentraciones atmosféricas de gases invernadero."

* Es necesario que los gobiernos apoyen estos cambios con políticas adecuadas: "el coste de las acciones de reducción podría disminuirse mediante políticas adecuadas". "Las políticas como la supresión de subvenciones a los combustibles fósiles pueden incrementar las ganancias de la sociedad en general..., mientras que con el uso de mecanismos del Protocolo de Kioto se podría esperar que se reduzcan los costes económicos netos de cumplir los objetivos del Anexo B."

'Efecto invernadero'

Es posible minimizar los impactos del cambio climático pero para ello debemos pasar por cumplir con nuestro compromiso en el Protocolo de Kioto, así como potenciar las energías renovables, tanto a nivel nacional como una transferencia de esta tecnología a países en desarrollo, y fomentar el ahorro y la eficiencia energética

Así ha sido estudiado, confirmado y evaluado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Este grupo es la principal fuente de asesoramiento científico a los gobiernos sobre cambio climático, su ciencia, impactos y opciones para responder a él, reuniendo cerca de 3.000 expertos de 150 países. Fue establecido en 1988 por las Naciones Unidas para conseguir una mejor comprensión del cambio climático y para proporcionar información científica autorizada a los responsables políticos.

Se divide en 3 Grupos de Trabajo de los cuales el Grupo de Trabajo I se encarga de revisar la última información científica sobre cambio climático. El Grupo de Trabajo II considera los impactos y adaptación al cambio climático, y el Grupo de Trabajo III aborda la economía de las políticas de cambio climático para responder a este problema.

El Primer Informe de Evaluación fue publicado por el IPCC en 1990, y formó la base científica para la negociación del Convenio Marco de la ONU sobre Cambio Climático, que fue concluido en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro en 1992.

El Segundo Informe de Evaluación fue publicado en 1995, y su conclusión clave fue: "El conjunto de las evidencias sugiere una influencia humana discernible sobre el clima global". El informe fue decisivo en la negociación del Protocolo de Kioto en diciembre de 1997.

El Tercer Informe de Evaluación completo (ciencia, impactos, economía e informe de síntesis) se adoptó en septiembre de 2001 en una sesión Plenaria del IPCC en Londres.

EL PROTOCOLO DE KIOTO

Los gobiernos acordaron en 1997 el Protocolo de Kioto del Convenio Marco sobre Cambio Climático de la ONU (UNFCCC). El acuerdo ha entrado en vigor sólo después de que 55 naciones que suman el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero lo ha ratificado. En la actualidad 129 países, lo han ratificado alcanzando el 61,6 % de las emisiones como indica el barómetro de la UNFCCC

El objetivo del Protocolo de Kioto es conseguir reducir un 5,2% las emisiones de gases de efecto invernadero globales sobre los niveles de 1990 para el periodo 208-2012. Este es el único mecanismo internacional para empezar a hacer frente al cambio climático y minimizar sus impactos. Para ello contiene objetivos legalmente obligatorios para que los países industrializados reeducan las emisiones de los 6 gases de efecto invernadero de origen humano como dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: hidrofluorocarbonos (HFC), perfluorocarbonos (PFC) y hexafluoruro de azufre (SF6).

La UE aceptó el objetivo de un 8% de reducción; EE.UU. 7% y Japón 6%. Sin embargo, otros países tenían el compromiso de estabilizar sus emisiones como Nueva Zelanda, Rusia o Ucrania, o la posibilidad de incrementarlas como Noruega un 1% y Australia un 8%. Lo mismo sucedió con el reparto que los países europeos hicieron de su 8% conjunto, permitiendo a España aumentar las emisiones en un 15%. Como las emisiones reales de Rusia cayeron con el colapso económico de principios de los 90, la concesión creó un significativo excedente de "derechos" de contaminación (conocido como "aire caliente") que podría ser vendido al mejor postor.
A pesar de las propuestas de los grupos ecologistas indicando con una gran variedad de estudios cómo las naciones industrializadas podrían fácilmente exceder los modestos objetivos contenidos en el Protocolo a través de medidas de reducción solamente, los políticos de algunos países decidieron que necesitaban mayor flexibilidad para lograr sus objetivos. Incluyeron en el acuerdo de Kioto mecanismos para el "Comercio de Emisiones" (posibilidad de comprar excedentes de CO2 a otros países que hayan reducido sus emisiones), un "Mecanismo para un Desarrollo Limpio" (proyectos en países en desarrollo por parte de países industrializados), "la implementación conjunta” (puesta en práctica conjunta entre países industrializados) y los sumideros (dependencia de los bosques y la vegetación para absorber CO2).

Estos mecanismos están pensados para ser "suplementarios" de las medidas de reducción, pero definir lo que esto significa ha ocupado a los negociadores durante los últimos años.

Los debates sobre las reglas para operar los distintos mecanismos ofrecieron más posibilidades para aquellos que quieren escaparse de sus obligaciones de Kioto. La Administración Bush decidió no ratificar el Protocolo de Kioto y los negociadores de su Gobierno encabezaron un grupo compuesto fundamentalmente por Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Rusia que buscó dinamitar el acuerdo para permitirles tomar medidas en contra y así reducir las emisiones nacionales.

. Tras la ratificación por parte de Rusia en septiembre de 2004 el Protocolo de Kioto se convierte así en Ley internacional. Poniéndose en marcha todos los mecanismos existentes en él. Por el momento, la UE ha desarrollado ya una serie de directivas con el objeto de comenzar a reducir nuestras emisiones tan necesarias como urgente.

ESPAÑA EN LA ACTUALIDAD

SITUACIÓN DE EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO

La Unión Europea se ha comprometido, dentro del Protocolo de Kioto, a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 8% sobre los niveles de 1990 para el período 2008-2012.

Dentro de las negociaciones internas en Europa para un correcto reparto de compromisos de reducción, y con objeto de llegar a la convergencia económica europea, España se comprometió a no aumentar sus emisiones de gases de efecto invernadero por encima del 15% sobre los niveles de 1990. En esos momentos, el nivel económico de España estaba 22 puntos por debajo de la media europea, por lo que era coherente no permitir a España un aumento superior al 15%, lo cual corresponde a una diferencia de 23 puntos respecto al compromiso europeo de reducir las emisiones un 8%.

'Efecto invernadero'

EN 2002 EMITIMOS UN 38% MÁS DE GASES INVERNADERO QUE EN 1990

El consumo de energía primaria en España ha pasado de cerca de 90 millones de toneladas equivalentes de petróleo en 1990 a más de 130 Mtep en el año 2002, un 46% de aumento. Lamentablemente, la política energética del Gobierno ha hecho que nuestras emisiones de gases de efecto invernadero hay crecido constantemente, llegándose hasta un aumento del 38% sobre los niveles de 1990, lo cual supone que hemos superado en 23 puntos nuestro límite máximo de emisiones. Esta situación hace que sea necesario cambiar la política energética y de control de emisiones pues, mientras que nuestro compromiso nos permitía aumentar las emisiones, nos encontramos en una situación en la que DEBEMOS reducirlas.