Efecto invernadero y lluvia ácida

Problemas medioambientales. Contaminación de la Tierra. Calentamiento global. Gases invernadero

  • Enviado por: El Chivo Campeon 2006
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Aprende como trabajar con Productos Notables de forma fácil y divertida. En este curso de nivel 2...
Ver más información

Electrónica Digital
Electrónica Digital
Si estas en la Universidad y tu curso de Electrónica se te hace cuesta arriba,...
Ver más información

publicidad

Que es el efecto invernadero 2

Como se produce 3

Gases que lo producen 6

Que efecto cumple el dióxido de carbono

7

¿Qué se puede hacer?

9

Lluvia ácida

9

Que es el efecto invernadero

La Tierra se calienta gracias a la energía del Sol. Cuando esta energía llega a la atmósfera, una parte es reflejada de nuevo al espacio, otra pequeña parte es absorbida, y la restante llega a la Tierra y calienta su superficie. Pero cuando la Tierra refleja a su vez la energía hacia la atmósfera, ocurre algo diferente. En lugar de atravesarla y llegar al espacio, los gases de la atmósfera absorben una gran parte de esta energía. Esto contribuye a mantener caliente el planeta. De esta manera, la atmósfera deja que la radiación solar la atraviese para calentar la Tierra, pero no deja salir la radiación que la Tierra irradia hacia el espacio.

En un invernadero ocurre lo mismo, salvo que en el mismo se utiliza cristal, en vez de gases, para retener el calor. Por eso llamamos a este fenómeno efecto invernadero.

El efecto invernadero es una condición natural de la atmósfera de la tierra. Algunos gases, tales como: el vapor de agua, el dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4) son llamados gases invernadero, pues ellos atrapan el calor del sol en las capas inferiores de la atmósfera. Sin ellos, nuestro planeta se congelaría y nada podría vivir en él.

Estos gases cumplen la función de mantener la temperatura media adecuada para la Tierra, a pesar de que la misma varíe mucho de un lugar a otro. Si estos gases aumentaran, retendrían demasiado calor, provocando el recalentamiento del Planeta.

Al quemar combustibles que contienen carbono (petróleo, carbón, gas, etc.), la actividad humana está añadiendo un exceso de gases de invernadero a la atmósfera. Esto provocó un aumento en la concentración de CO2 en la atmósfera en casi una tercera parte a lo largo de los últimos 200 años.

A lo largo del último siglo el mundo viene calentándose de manera alarmante; la década de los 80 fue la más calurosa desde que se empezaron a tomar mediciones (hace unos 130 años). Los científicos creen que las temperaturas medias a nivel mundial seguirán subiendo, de seguir en estas condiciones.

Cada gas de invernadero tiene lo que se conoce como su "potencial de calentamiento global", una medida de su efecto relativo de calentamiento. El último informe del IPCC señala que los potenciales de calentamiento de los diversos gases de invernadero son típicamente entre un 10-30% más altos de lo que se había calculado anteriormente, siendo el CO2  el más importante. Esto significa que los gases de invernadero son más potentes de lo que pensábamos.

El potencial de calentamiento global de estos gases aumenta a medida que los científicos comienzan a descifrar los complejos procesos de retroacción que pueden presentarse en un clima inestable. Por ejemplo, un aumento global de la temperatura llevaría a una mayor evaporación del agua de los océanos. La mayor concentración de vapor de agua, otro importante gas de invernadero, en la atmósfera produciría a su vez un aumento de la temperatura con el consiguiente aumento de la evaporación. Existe un gran número de estos fenómenos de retroacción que exacerban el proceso de calentamiento global.

Como se produce

Actualmente la producción de los gases que provocan el llamado Efecto Invernadero (gases de invernadero) ha aumentado. Estos gases (principalmente el dióxido de carbono (CO2)) se encargan de absorber la energía emitida por el Sol, impidiendo que los días sean demasiado calurosos o las noches demasiado frías; el aumento en la emisión de estos gases además provoca grandes cambios drásticos en el clima mundial (haciéndolo cada vez más impredecible), sufriendo alteraciones en las temperaturas regionales, en los regímenes de lluvia, incremento en la desertificación, alteraciones en la agricultura, y la descongelación de los casquetes polares, incrementando así el nivel del mar y causando inundaciones en las zonas costeras y continentales en todo el mundo.

     El efecto invernadero es producido tanto de manera natural como de manera artificial (principalmente por la industrialización) debido a la acumulación de los gases invernaderos en la atmósfera.

DESCRIPCION  DEL   PROCESO

'Efecto invernadero y lluvia ácida'

A:  Absorción de la radiación emitida por el Sol en las capas atmosféricas

B:  Reflexión de la radiación solar (aproximadamente un 30% de la radiación absorbida)

C:  Captación de la radiación solar reflejada por los gases invernaderos

D:  Radiación solar liberada al espacio

El ciclo formado por los puntos B y C, es el responsable de la elevación de la temperatura en las capas más cercanas a la superficie terrestre.

'Efecto invernadero y lluvia ácida'
La superficie de la Tierra es calentada por el Sol. Pero ésta no absorbe toda la energía sino que refleja parte de ella de vuelta hacia la atmósfera.

'Efecto invernadero y lluvia ácida'
Alrededor del 70% de la energía solar que llega a la superficie de la Tierra es devuelta al espacio. Pero parte de la radiación infrarroja es retenida por los gases que producen el efecto invernadero y vuelve a la superficie terrestre.

'Efecto invernadero y lluvia ácida'

Como resultado del efecto invernadero, la Tierra se mantiene lo suficientemente caliente como para hacer posible la vida sobre el planeta. De no existir el fenómeno, las fluctuaciones climáticas serían intolerables. Sin embargo, una pequeña variación en el delicado balance de la temperatura global puede causar graves estragos. En los últimos 100 años la Tierra ha registrado un aumento de entre 0,4 y 0,8ºC en su temperatura promedio.

Gases que lo producen

GAS

FUENTE EMISORA

TIEMPO DE VIDA

CONTRIBUCION AL CALENTAMIENTO (%)

Dióxido de carbono (CO2)

Combustibles fósiles, deforestación, destrucción de suelos

500 años

54

Metano (CH4)

Ganado, biomasa, arrozales, escapes de gasolina, minería

7 - 10 años

12

Oxido Nitroso (N2O)

Combustibles fósiles, cultivos, deforestación

140 - 190 años

6

Clorofluorocarbonos (CFC 11,12)

Refrigeración, aire acondicionado, aerosoles, espumas plásticas

65 - 110 años

21

Ozono y otros

Fotoquímicos, automóviles, etc.

horas - días

8

Que efecto cumple el dióxido de carbono

El CO2 es uno de los gases de efecto invernadero que contribuye a que la Tierra tenga una temperatura habitable, siempre y cuando se mantenga en unas cantidades determinadas. Sin dióxido de carbono, la Tierra sería un bloque de hielo. Por otro lado un exceso de CO2 impide la salida de calor de la atmósfera y provoca un calentamiento excesivo del planeta.

En los últimos años la cantidad de dióxido de carbono ha aumentado mucho y eso contribuye al calentamiento global del planeta.

Se denomina efecto invernadero a la absorción, por parte de la atmósfera, de emisiones infrarrojas impidiendo que escapen al espacio exterior.

Todos los cuerpos, por el mero hecho de estar a una cierta temperatura superior al cero absoluto emiten una determinada cantidad de radiación electromagnética. La superficie de la Tierra, sometida en horario diurno a la radiación del Sol emite también radiación infrarroja, impidiendo el efecto invernadero de la atmósfera que la rodea, que el calor se disipe en el espacio exterior, al ser la mayor parte de él (alrededor de un 90%) absorbido provocando el calentamiento de la atmósfera.

La atmósfera actúa así como un abrigo que permite mantener el delicado equilibrio térmico necesario para que la vida como la conocemos prospere en nuestro planeta. De hecho, si no existiera este efecto, la temperatura media de la Tierra sería entre 30ºC y 40ºC menor, situándose a casi 20ºC bajo cero.

De todos los planetas del sistema solar, Venus es el que tiene un efecto invernadero más intenso debido a la especial composición de su atmósfera, ya que contiene un 96% de CO2, alcanzándose una temperatura superior a los 400ºC.

Los denominados gases invernadero, responsables del efecto descrito son:

Si bien todos ellos (salvo los CFC) son naturales, en tanto que ya existían en la atmósfera antes de la aparición del hombre, desde la revolución industrial y debido principalmente al uso intensivo de los combustibles fósiles en las actividades industriales y el transporte, se han producido sensibles incrementos en las cantidades de vapor de agua, óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono emitidas a la atmósfera, con el agravante de que otros problemas como la deforestación han limitado la capacidad regenerativa de la atmósfera para eliminar el CO2 (principal responsable del efecto invernadero junto al vapor de agua).

Esta situación ha traído como consecuencia el paulatino incremento de la temperatura terrestre, el llamado cambio climático que a su vez es origen de otros problemas medioambientales como la desertización y deforestación, agravamiento de las sequías e inundaciones ascenso del nivel del mar, por la fusión de los casquetes polares, destrucción de ecosistemas, etc.

Todos los habitantes de este planeta, estamos obligados a tomar medidas para detener el cambio climático y el aumento del efecto invernadero. Aunque las grandes decisiones, tomadas por los gobiernos de los países, son fundamentales, hay muchas formas de ayudar a la descontaminación que están a nuestro alcance.

  • Hemos de dejar de utilizar los CFC. Podemos sustituir los aerosoles, la fuente principal de estos gases, por pulverizadores que no perjudiquen el medio ambiente. También podemos encontrar métodos para reciclar o destruir los CFC que provienen de otras fuentes.

  • El metano procedente de los excrementos del ganado se puede reciclar en una planta química para producir energía.

  • Podemos plantar un árbol.

En casa, recordar no malgastar la energía eléctrica.

  • Podemos poner un buen aislante en el tejado y doble cristal en las ventanas para reducir los escapes del calor, con la cual cosa se necesita menos energía para mantener la casa caliente.

  • Utilizar un sistema de calefacción que aprovecha la energía al máximo y necesita mas energía para producir calor.

  • También podemos reducir el consumo de combustibles de los automóviles. Actualmente un coche desprende cada año cuatro veces su peso en dióxido de carbono. Si se diseñan modelos más ligeros y aerodinámicos con motores de bajo consumo pueden llegar a consumir solo 1/3 parte de la energía que necesita un coche actual. Ya se han fabricado algunos automóviles que gastan menos de 2,8 litros por cada 100 kilómetros.

  • Apaga las luces cada vez que se salga de una pieza; los electrodomésticos i aparatos de bajo consumo. Las bombillas de bajo consumo pueden durar ocho veces mas y gastan solo 1/5 parte de la energía que necesita una bombilla normal. No dejar el televisor o el equipo de música encendidos cuando no lo usemos.

  • No dejar correr el agua caliente cuando se lava.

  • También puedes dar nuevos usos a las botellas. Recicla el vidrio, los plásticos y el papel. A demás así podemos salvar muchos árboles.

Recuerda siempre que cada minuto los seres humanos emitimos 48 mil toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Y todos podemos ayudar a disminuir esta cantidad.

¿Qué se puede hacer?

El carbón, el petróleo y el gas natural son combustibles fósiles. Los quemamos en nuestras calderas, fábricas, coches y centrales térmicas para producir calor y energía. Se llaman combustibles fósiles porque se han formado a lo largo de millones de años de los restos de plantas y animales enterrados bajo el suelo. Pero los combustibles fósiles contienen grandes cantidades de carbono y, cuando se queman, liberan la energía que han acumulado durante millones de años. Entonces emiten dióxido de carbono a la atmósfera. Este gas contribuye a aumentar el efecto invernadero. No sólo quemamos combustibles fósiles liberando dióxido de carbono a la atmósfera. También estamos destruyendo la selva a fin de ganar terreno para la agricultura. La quema de la selva es una verdadera tragedia para la Tierra, puesto que su combustión libera grandes cantidades de dióxido de carbono a al atmósfera. Además, desaparecen los árboles que podrían absorber este gas. Así, la deforestación contribuye doblemente al efecto invernadero.

La selva nos ha proporcionado muchas sustancias de gran utilidad. También constituye el hábitat de muchas tribus que están desapareciendo y de una importante fauna.

Lluvia ácida

El agua de lluvia normal es ligeramente ácida. Pero en zonas muy contaminadas, la lluvia puede ser tan ácida, o incluso más, que el jugo de limón o el vinagre. Cuando los ácidos fuertes se introducen en ambientes naturales pueden causar graves daños a las plantas, animales y personas. La mayor parte de los óxidos de azufre y de nitrógeno que se combinan con agua para formar lluvia ácida se producen al quemar combustible. Pese a su nombre, la lluvia ácida no siempre es húmeda. Las sustancias que se combinan para formarla produce un polvo seco que al caer en un lugar daña el medio ambiente.

1