Edward Steichen

Fotografía universal del siglo XX. Fotógrafos europeos. Obra fotográfica. Estilo descriptivo. Movimiento pictorísta

  • Enviado por: En el pozo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

EDWARD STEICHEN______

Steichen nació en 1879, en Luxemburgo, pero pronto se trasladó a los Estados Unidos. A los 16 años comenzó como fotógrafo y a los 21 se fue a París para estudiar pintura.

En Nueva York en 1905, sus ensayos fotográficos llamaron la atención del fotógrafo americano Alfred Stieglitz y abrieron la Gallery 291, sala en la que realizaron sus primeras exposiciones algunos de los pintores más representativos del siglo XX. También colaboró en la revista Camera Work.

Al año siguiente Steichen volvió a París donde experimentó con la pintura y fotografía entre otras cosas. Durante sus largas temporadas en París siguió la evolución del arte moderno; trató a Rodin, a Matisse, a Brancusi etc. Por entonces Steichen era todavía pintor.

En su fotografía persistía el pictorialismo: explotaba las supuestas cualidades poéticas de lo borroso en sus imágenes de bosques crepusculares y damiselas enigmáticas. Steichen había sido desde la década de 1890 a 1900, uno de los pictoristas punteros a escala mundial.

La Gran Guerra terminó definitivamente con eso. Steichen se incorporó al servicio de fotografía aérea del ejército americano, y las experiencias que tuvo que atravesar lo indujo a abandonar los turbios tonos del pictoricismo por otras imágenes mucho más nítidas y repletas de información y detalle. Aprendió las virtudes de la precisión; desde entonces se disiparon en su obra las últimas brumas pictóricas, para dar paso a un estilo nítido y directo.

Utilizando este recién hallado poder descriptivo y al mismo tiempo apartándose del puritanismo de Stieglitz, Steichen entendió que la fotografía comercial podía crear su propia estética, así pues se apartó de su intimo amigo que pensaba que la fotografía era un arte pero solo cuando los individuos expresaban con ella sus personalidades únicas; para Stieglitz, la convivencia de Steichen con los nacientes medios de masas invalidaba el potencial artístico de su fotografía.

En 1923, Steichen regresó a Nueva York como fotógrafo jefe de las revistas Vanity Fair y Vogue, entre los famosos que retrató para la primera se encuentran Greta Garbo y Charles Chaplin. Se convirtió en un cotizado retratista mundano. Steichen creó para estas revistas y para otros clientes unas fantasías modernas que ensalzaban a celebridades, a la moda en si y determinados artículos comerciales. Gracias a una muy cuidada iluminación y situación de los modelos, Steichen produjo imágenes que no eran solamente elegantes, sino que poseían un vigor gráfico que quedaba bien en la página impresa.

Steichen escogió emplear comercialmente su talento, se lanzó a una carrera comercial con lucrativos trabajos publicitarios, aunque nunca abandonó su espíritu investigador, que le impulsó viajar a México, donde profundizó en la técnica del reportaje.

En 1938, la fotografía comercial dejó de interesarle.

Con el inicio de la II Guerra Mundial, Steichen vuelve a los trabajos relacionados con la contienda y se interesa especialmente por el elemento humano.

Durante la última etapa de su vida, entre 1947 y 1961, Steichen dirigiría el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), donde organizó decenas de exposiciones.

En 1955 preparó la exposición fotográfica The Family of Man, que posteriormente dio la vuelta al mundo:

Aquél año bajo la supervisión de Edward Steichen se presentó esta magnifica exposición fotográfica. Fue el reconocimiento público de que la fotografía debía entrar en los museos.

La selección de las imágenes que formaron parte de esta exposición ocupó a Steichen tres años. Él y sus ayudantes analizaron mas de un millón de fotografías de todo el mundo, mostrando finalmente 503 fotografías de 68 países y 273 fotógrafos, hombres y mujeres, aficionados y profesionales, famosos y desconocidos.

El planteamiento de la exposición se centró en un recorrido por la vida del ser humano, desde su nacimiento hasta su muerte, pasando por todas las etapas y acontecimientos que la rodean: en nacimiento, la niñez, la educación, la juventud, el trabajo, la madurez, la sanidad, el matrimonio, la vejez, la alegría, la tristeza, la muerte, la justicia, la injusticia, la violencia, la guerra, la pobreza,…

The Family of Man, supuso un reconocimiento a multitud de fotógrafos de todo el mundo.

Están presentes todos los nombres del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

Aunque se muestra el trabajo de un gran número de fotógrafos predomina la presencia de un número muy alto de estadounidenses.

Steichen describe esta exposición como una “celebración gloriosa de la diversidad de la experiencia humana y de los elementos comunes subyacentes”.

A su muerte en Connecticut (EEUU) con 94 años, había recibido el homenaje y reconocimiento de universidades y centros de fotografía de todo el mundo, y sus fotografías se habían exhibido en las galerías y museos más importantes del mundo.

LA EXPOSICIÓN_____________________

La Fundación Carlos de Amberes, en colaboración con la Embajada de Luxemburgo, expone una muestra representativa de la obra de este fotógrafo norteamericano de origen luxemburgués, cuya larga trayectoria profesional cubre buena parte de los mitos que marcaron la evolución del arte de la fotografía del siglo XX, sus corrientes estéticas y distintas aplicaciones.

Las 145 fotografías que se exponen en la muestra, titulada “Edward Steichen. Fotógrafo”, proceden del Museo Nacional de Historia y Arte de Luxemburgo y están agrupadas por temas en ocho bloques:

  • Familia y amigos

  • Personajes famosos

  • Hollywood-Broadway (sobre el mundo del espectáculo)

  • Sic transit (hombres y mujeres famosos caídos en el olvido)

  • Naturaleza muerta

  • Experimentación (muestra la faceta mas innovadora del artista)

  • Paisajes

  • La América Soñada (sobre todos los trabajos publicitarios y de moda por los que es más conocido).

En la obra existe una amplia galería de efigies de políticos, financieros, escritores y artistas: por ejemplo, junto al perfil rembranditano de George Frederick Watts, encontramos un retrato casi mondrianesco de Luigi Pirandello. Bajo el rótulo Familia y amigos se reúnen fotos de los parientes de Steichen (pero también, inesperadamente, las fotografías de tipos humanos realizadas en México en 1938) y Sic transit agrupa a diversos personajes sociales o mundanos. Brodway y Hollywood recogen respectivamente las imágenes de actores de teatro (como John Barrymore en el papel de Hamlet) y de estrellas de cine (de Greta Garbo a Charles Chaplin). Junto a estas secciones de retratos, La América Soñada esta dedicada a las fotografías publicitarias de los años 30 como he comentado anteriormente (que a veces alcanzan cierta intensidad surreal). Bajo el título Lugares Encantados o Paisajes hallamos las piezas tempranas de gusto pictorialista, algunas tan famosas como el Balzac de Rodin a la luz de la luna, o Isadora Duncan danzando en el Partenón. Y en fin, Naturaleza Muerta yuxtapone paisajes y bodegones de la primera y la última etapa, con reveladoras coincidencias. Por otra parte, la mezcla de distintas épocas a lo largo de la exposición no siempre resulta tan afortunada; a veces induce a la confusión. Sobre todo porque en muchas de las cartelas falta toda indicación de fechas (por no hablar de otros detalles técnicos), así pues resulta que la exposición tiene un aire improvisado.

En definitiva, podemos decir que Edward Steichen fue un artista polifacético, pintor y grafista además de fotógrafo, disciplina que abarcó con éxito en prácticamente todos sus géneros. Su particular concepción del arte le llevó a conciliar elementos divergentes sin sacrificios de principio, se tratara del arte y la comercialización, la creación artesanal y la reproducción en serie o el romanticismo decimonónico y el modernismo del siglo XX.

La exposición “Edward Steichen. Fotógrafo” abarca los tres grandes periodos en que se divide su carrera, marcada por las dos guerras mundiales. El primer periodo corresponde a su etapa pictorialista y de formación, de la mano del fotógrafo y marchante de arte neoyorquino Alfred Stieglitz, a sus primeros viajes a París etc., el segundo periodo viene marcado por la I Guerra Mundial y su cambio del pictorialismo a la nitidez, a la claridad, al poder descriptivo, a la comercialización de su fotografía, y el tercer periodo corresponde a la época de su madurez, la II Guerra Mundial y la marcha a su granja de West Redding, Connectiut.

Las obras de Steichen también se pueden admirar en el Museo de Arte Moderno y en el Eastman House de Rochester, Nueva York.

Este fotógrafo estadounidense buscó la interpretación emotiva e impresionista en sus temas y luchó para que la fotografía fuese reconocida como una manifestación formal de arte (y fue logrado).

GALERÍA:______________

'Edward Steichen'

'Edward Steichen'
1898 (Movimiento pictorista)

Flatiron, 1905:

1905:


Henri Matisse and “The Serpentine”

Mount Kisco, Nueva York, 1915: 1914:

1915:

GRETA GARBO:

Gloria Swanson: Miss Sawyer:

Time Space,1920:

1921: