Educador de adolescentes

Educación y juventud. Adultos y jóvenes. Relaciones y acercamiento. Obstáculos, contacto, confianza y compresión. Adolescencia

  • Enviado por: Emilia Miceli
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad

Trabajo individual: El adulto en el mundo de los adolescentes.

  • Como esperan los adolescentes que se acerquen al educador a ellos.

  • Cuando se produce el verdadero contacto entre el educando y el educador. Ejemplifique.

  • Como se observa la seguridad que va adquiriendo el educando.

  • Cuales son los obstáculos que percibe el educador.

  • Cual es el fin de este acercamiento. Busca una situación ilustrativa.

  • Los adolescentes esperan que el educador no les brinde solo el contenido de su materia, sino que su función vaya mas haya de su rutina diaria de enseñanza (dictar clases, explicar el tema, evaluar, etc) sin dejar pasar por la misma. Además espera que el educador trascienda sus programas socioeducativos rutinarios, y de esta manera el educando pueda darse cuenta que aunque tenga muchos problemas, haya sufrido mucho debido a las prohibiciones constantes causadas por la sociedad o su familia, vale la pena su vida y la lucha por ella, relacionándose con otras personas.

  • El contacto comienza a partir de que el adolescente va confiando de a poco en el educador contándole pequeñas pavadas con el objetivo de aproximarse cada vez mas a él. Que el educador lo escuche es lo que el educando busca, no que lo aconseje, sino reciprocidad, es decir, ida y vuelta, que el adulto se ponga en su lugar tanto el los momentos tristes como en los momentos alegres, y de esta manera abrirle la puerta para que se de el verdadero contacto, que haya confianza mas profunda, que el joven pueda contarle sus problemas mas serios que tanto dolor le causan y perturban.

  • Ejemplo: Maria, una adolescente con dificultades, le cuenta a su profesora que se compro una remera para salir a bailar. A la semana siguiente, al final de la clase se vuelve a acercar y le comenta que le enseño a su hermanita a andar en bicicleta, la profesora le cuenta una anécdota de su infancia cuando logro mantener el equilibrio sola sin que su mama la ayudara. La alumna siente un fuerte contacto con ella. Esto se va repitiendo varias veces, hasta que un día de angustia en la escuela María llama a la profesora porque siente que es la persona indicada para confiarle ese problema que le esta haciendo mal.

  • La seguridad se va observando contacto tras contacto que el educando tenga con su educador, ya que éste a partir de charlas o gestos le brinda las herramientas para adaptarse a la sociedad, que comience a comprenderse a si mismo, logrando valorarse y aceptarse tal cual es al igual que a los demás. De esta manera el adolescente va a ir superando los obstáculos que lo perturban, su autoestima crecerá y podrá, a partir de su seguridad, seguir el camino que le parece mas apropiado, conduciendo sus acciones al objetivo que anhela.

  • El obstáculo que percibe el educador es la forma de acercarse a sus alumnos, ya que estos son completamente diferentes y no hay una técnica que asegure llegar a todos en conjunto, entonces debe encontrar la manera única que le permita abordar a cada uno de ellos. Otro obstáculo que se le presenta es la estructura y el reglamento del programa socioeducativo, otras veces se le presenta el sistema político institucional, y las leyes que rigen en ese momento la sociedad, y si otras dificultades se superarían pondrían en evidencia los aspectos negativos de la misma. Debido a esto, el educador se siente desanimado porque sus esfuerzos no son suficientes para sacar adelante a todos los jóvenes. Para esto seria necesario sensibilizar a la sociedad, exigir que lo que tienen el poder de decisión se responsabilicen, y por ultimo, reanimar a los adolescentes adormecidos por todos sus problemas.

  • El fin de este acercamiento es encontrar en el educador no solo a un docente, sino también a la persona humana y al ciudadano. Que este, comprendiendo los problemas de la sociedad provoque cambios amplios y profundos en el joven, aceptando, entendiendo y trabajando las acciones del mismo que hacen explícito lo íntimo y oculto de su vida llena de dificultades. Debido a que el joven elige ese educador para confiarle sus problemas, se merece que este le transmita lo mejor de si.