Educación y Cómic

Enseñanza e historietas. Dibujos animados. Antecedentes cómic. Utilidad educativa. Cultura de la imagen

  • Enviado por: Hendrix
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

El Cómic y su Utilidad dentro de la Educación

“Las historietas y los dibujos animados están entre las formas más antiguas de expresión creativa. Sus comienzos datan de la época prehistórica, cuando los hombres y las mujeres pintaban escenas de caza en las paredes de las cavernas para registrar sus hazañas. Así se manifestaba ya el impulso creativo y se estaba desarrollando una nueva forma de expresión artística: el simple relato oral ya no alcanzaba -en la prehistoria el ser humano se puso a dibujar para expresarse mejor.

La práctica se consolidó y se mantuvo a través de los tiempos, con el uso de los elementos que estuvieran al alcance de la mano. En el antiguo Egipto se desarrollaron los jeroglíficos -los dibujos como idioma- para contar las historias de esa cultura. En África, las complejas tallas de madera representaban escenas domésticas, y la porcelana asiática estaba decorada con figuras que representaban episodios históricos. En los tapices medievales se encontraban figuras tejidas en seda que daban vida a cuentos populares y, en los edificios, los artesanos trabajaban con vidrio coloreado para contar sus historias en ventanas iluminadas. Esas formas de expresión eran precursoras de los dibujos animados de hoy en día: la mezcla de imágenes, y a menudo palabras, para contar una historia.”1

No obstante los cómics o historietas de dibujo surgieron con gran fuerza y de la manera por la que hoy las reconocemos gracias a la prensa diaria neoyorquina. Fue el 18 de Octubre de 1896 cuando en el New York Journal apareció por vez primera “Yellow Kid” de Richard Outcault, reconocida como la primera serie de cómic moderno, aunque para muchos este honor lo tiene “Tarzan” de Harold Foster (1929).

El fin con el que surgió en esta instancia fue darle mayor rapidez y comprensión a la narración. Método anteriormente muy difundido para comunicar mensajes a aquella gente o pueblos analfabetos. Cabe destacar en este sentido al muralismo mejicano que tenía como función, promulgar las leyes y otros índoles gubernamentales sin necesidad de caer en el lenguaje escrito que solo una minoría dominaba. Para ello era preciso que las imágenes fueran: eficaces y expresivas: abundante empleo de símbolos que reflejaran movimiento, estados de ánimo, etc. Se buscó la simplificación de detalles a favor de la claridad. En el cómic es donde cobran las imágenes mayor o igual importancia narrativa que el texto.

El cómic si bien tuvo su primer apogeo durante la primera mitad del siglo XX, hoy en día ha vuelto a tomar relevancia aunque desde otra perspectiva. En una primera instancia, en una era donde no se contaba con el bombardeo informativo de la televisión o Internet, el cómic aparecía como una forma de entretención dominante junto a la radio en los infantes y la juventud. Hoy en día el exceso de información es un hecho irrefutable. Constantemente nos vemos superados por la cantidad de opciones que hay, y es responsabilidad de uno filtrar y sacar en limpio lo que nos es de utilidad. Los mass media corresponden a aquellos medios masivos, es decir esas ramas altamente ligadas al consumo en masas. Aquí los cómics han vuelto a surgir como un fenómeno internacional. Las historietas japonesas, tanto como estadounidenses, europeas y chilenas se han apoderado de lectores de otra forma reacios a leer. Un emblema dentro del campo de las artes visuales es el artista norteamericano Roy Lichenstein perteneciente al movimiento artístico de los años 60, apodado Pop Art, el cual utilizó como sustento y base primordial al cómic, para describir la sociedad que lo rodeaba. Es por esta realidad inminente y las ventajas que más adelante explicaré que creo que los cómics en este minuto podrían ser de gran ayuda para el proceso de enseñanza.

El Cómic y su utilidad en el proceso Educativo

  • Influencia del cómic en la creatividad del alumno.

  • Apoyo para la comprensión de lo expuesto en clase.

  • Ayuda en la capacidad de síntesis.

  • El cómic como ayuda para el recuerdo y repaso de lo aprendido.

  • El cómic como motivador en el campo de la lectura.

  • Durante siglos, prevaleció la idea de que solo un puñado de personas eran creativas. Según esto, la creatividad era un don divino que consistía en ser extraordinariamente original. No fue sino hasta a partir de Darwin que esta idea empezó a cambiar y a considerarse como una especie de extraño don hereditario.

    Actualmente se considera que todos los individuos se encuentran en posesión de los rasgos característicos de la creatividad y no es sino el ambiente lo que refuerza o reprime esta conducta. Todos somos en principio creativos, pero esta cualidad se ve disminuida en un medio social extremadamente crítico.

    Potencialmente todos los seres humanos somos capaces de crear. Es más, si alguien negase esta afirmación, bastaría para refutarlo referirnos al fenómeno universal de un niño cualquiera jugando. La forma en que este trasciende y transforma la realidad de modo que cualquier objeto puede ser utilizado de manera simbólica a la hora de representar situaciones diferentes. Es lo que se conoce como Juego Simbólico.

    El dibujo del niño NO puede considerarse como un producto “copiativo” de una imagen, ni siquiera cuando trata de dibujar una imagen que tiene ante sí, sino que se trata de la expresión de su realidad más próxima. Este hecho además de ser un sistema de comunicación utilizado por él sirve también para enriquecer la flexibilidad expresiva del niño, y por lo tanto aumenta y desarrolla su creatividad.

    El cómic parece ser un gran instrumento tanto a la hora de aprender como a la de divertirse. El hecho de dibujar es algo que en el periodo de la infancia muestra ser una experiencia bastante entretenida y gustosa para el individuo. De hecho, no es nada extraño que el infante pase por largos periodos dibujando aunque sean en primera instancia rayas que solo para él y por un corto plazo de tiempo tienen un significado. Sin embargo, la diversión y entretenimiento que el niño parece mostrar mientras dibuja, no es algo que dure siempre, ya que cuando el niño llega a determinada edad (alrededor de los 12 años) comienza a abandonar el arte del dibujo. La razón de este hecho se debe principalmente a que comienza a creer que no sabe dibujar, o que lo hace mal. Esto en gran parte se debe a los adultos y su constante critica. A la idea preestablecida, al paradigma de cómo es un dibujo correctamente hecho, siendo que no existe tal como un hecho concreto y único.

    Se tiende a corregir si es que el dibujo se asemeja o no con el modelo real. Es decir, la razón que fundamenta al argumentar si se sabe o no pintar es el parecido entre el dibujo y su modelo real siendo el realismo solamente un estilo particular dentro del dibujo y la pintura. De esta forma cuando el niño observa que los mayores alaban el dibujo de aquellos que lo hacen más parecido al real que aquellos que difieren al modelo real, acaban por dejar de intentarlo y de expresarse a través del dibujo.

    Así, al abandonar el dibujo, el alumno también renuncia y por lo tanto desperdicia la oportunidad de desarrollar potencial creativo. Ésta es la razón por la cual he decidido hacer el ensayo sobre el cómic, para que además de otras razones por manifestar, sea a través del dibujo que se pueda ayudar al sujeto a que desarrolle al máximo su creatividad e imaginación.

    El instrumento más idóneo para conseguir y animar al niño a que siga dibujando seria animándole a que pruebe, que haga las cosas como se le ocurran, que pinte como quiera, que improvise, que utilice distintas técnicas e instrumentos, aún a sabiendas que nadie encontrará parecido entre el modelo y su resultado. Hay que convencer a los alumnos de que no existe la mejor manera de dibujar que todas son válidas que lo importarte es que se expresen mediante lo visual. Aquí entra fuertemente la idea de flexibilidad del docente al ser esencial su apertura de mente a la hora de corregir y guiar el proceso y resultados del alumno sin caer en el viejo paradigma de la “imagen igual al objeto”. Abierto a la infinita gama de posibilidades de comunicación y aprendizaje mediante un lenguaje tan poderoso como el visual.

    Es por las razones recién mencionadas que creo que la utilización del cómic el cual posee un evidente vinculo con el lenguaje visual que se le puede atribuir la carga de incentivador creativo. En otras palabras, el aplicar la creación de cómics a los alumnos aportaría en el desarrollo de su imaginación.

    Hoy en día quizás no se le da extremada importancia a la creatividad en el sentido que uno puede tener un desempeño académico impecable sin ser una persona creativa en lo absoluto. El sistema de evaluación en general y las exigencias educacionales no se enfocan principalmente en estos asuntos al menos que uno este sumergido en alguna escuela de arte. No obstante, pese a que pueda parecer que la creatividad no tenga mucha incidencia en el aspecto académico, esto no es así, ya que uno de los principales objetivos de la educación es el Desarrollo Integral de la Persona, con lo cual la parte artística y la estética son una parte muy importante de la vida de una persona. Por otra parte el desarrollo de la creatividad puede y de hecho normalmente ocurre así, ayuda y favorece al desarrollo de la inteligencia, ya que en definitiva no hace ser más despiertos y perceptivos.

    Síntesis y Memoria

    El cómic, por otra parte, al ser una sucesión de dibujos o imágenes, en otras palabras, principalmente una historia iconográfica, esta ayuda a desarrollar la capacidad de síntesis de alumno. Obliga al alumno resumir una serie de datos, seleccionado aquella información principal de la secundaria. Ayuda a desarrollar la capacidad de sintetizar, a ser capaz de resumir información, ser capaz de diferenciar lo importante de lo trivial lo cual resulta muy necesario a la hora del aprender sobretodo en estos tiempos en que abundan los estímulos e información por doquier donde el individuo debe saber al estudiar y buscar información que es lo realmente importante de todo lo que lee.

    El cómic ayuda a que dicha capacidad se desarrolle por diversos motivos:

    • No puede hacer un cómic de 100000 viñetas, con lo cual debe saber resumir lo que quiere poner.

    • Debe encontrar los puntos clave de la historia que pretende mostrar para que esta se articule y sostenga por sí sola. Además creo, que por la ley del mínimo esfuerzo, será el mismo alumno el que buscará y se incentivará en sintetizar al máximo su historia para reducir así su trabajo manual.

    La función del profesor en este tipo de tareas, es estar pendiente y revisar que el alumno llegue a diferenciar lo verdaderamente importante de lo que se podría haber ahorrado en dibujar. Del mismo modo también ha de observar y controlar que la síntesis que del niño no sea tan excesiva como para que se pierda la comprensión de la serie.

    A su vez, el cómic aporta no solo en la síntesis en cuanto a imágenes y escenas seleccionadas para conformar la historia sino también en el texto incluidas en ellas. De esta forma el texto narrativo dentro de cada ventana debe ser lo suficientemente aclarativa tal como el dibujo debe ser ilustrativo. Así, el alumno debe aplicar su capacidad de resumir información, aprendiendo a plantear solo aquellos aspectos y factores fundamentales por sobre los detalles y asuntos triviales. Por lo que de esta actividad seria directamente proporcional la claridad del cómic con relación al entendimiento de este como estructura por parte del alumno. De este ultimo análisis podríamos deducir, a mi entender, que a mayor nivel de síntesis, mayor comprensión y por lo tanto mayor nivel de aprendizaje.

    A partir de este mismo hecho, se rescata lo que a mi parecer es el punto mas alto de imponer esta actividad el cual seria la idea de que el alumno aprende a aprender, ya que cuando el niño comienza a saber sintetizar y resumir lo que ha leído u oído, es cuando verdaderamente se está produciendo una comprensión, y un verdadero aprendizaje. Sobre todo, ya no tanto de lo que está leyendo, oyendo, sino de cómo hay que hacer para aprender. Aprender por sí mismo a distinguir lo importante, es decir, la idea central de todas aquellas otras que dependen de ésta o secundarias. En este sentido la función del profesor pasaría a ser la de orientador-guía del aprendizaje y conocimiento del alumno, aunque a su vez el profesor en este proceso pasaría a perder cierto protagonismo, ya que sería el propio alumno quien llevaría el ritmo de su aprendizaje.

    A esto hay que añadir que el dibujo, y por lo tanto también el cómic son siempre resumen, abstracción y recuerdo de lo aprendido. En otras palabras lo que el niño dibujó cuando se estudió las capas de la piel en biología ayudara a que el mismo dibujo le recuerde los nombres de las partes en que ésta se divide aunque ahora no venga escrito en el dibujo.

    El hecho de haber elegido el cómic en lugar de elegir el dibujo, es que el cómic tiene a mi modo de entender más ventajas en la enseñanza que el simple dibujo. Primero que nada, el cómic implica varios dibujos con lo que el niño debe dibujar varias láminas sobre el mismo tema con los mismos elementos, lo que requerirá un mayor esfuerzo por parte de este ya que tendrá que intentar plasmar el movimiento, la continuidad, el antes y el después. Al buscar esto, alcanzará realizar dibujos cada vez más logrados, técnicas más pulidas y aspectos más concretos de los cómics que realice. Además en el cómic encontramos: guión, planificación y montaje; lo que hace que su realización sea más difícil que el dibujo. Además en el cómic se incluye el lenguaje verbal cosa que no ocurre en el mero dibujo lo que también hace que este sea más complejo.

    Otra razón por la que considero recomendable el uso del cómic en relación con la educación, es que éste puede ayudar a comprender y analizar globalmente lo que se ha expuesto en clase. Esto puede conseguirse ya que el niño para realizar varios dibujos secuenciales de lo que el profesor va explicando en clase, este debe ir comprendiendo los asuntos tratados, ya que no podemos dibujar ni mucho menos hacer una historieta o cómic de algo que no entendemos. De esta forma si se les pide a los alumnos que dibujen cómo es una célula, conforme se les va explicando, el alumno que esté comprendiendo plenamente cómo es y cómo se distribuyen los elementos que la componen, podrá ir realizando la tarea, mientras que aquellos que no se estén enterando de cómo es, no podrá realizar dicha tarea. Es decir, sirve para facilitar la comprensión, y a la vez, sirve como retroalimentación para los alumnos al mostrar fielmente si están comprendiendo lo que el docente está explicando y viceversa, ya que esta misma instancia le permite al profesor darse cuenta de si sus alumnos lo están siguiendo paso a paso quedando en evidencia cualquier duda o vacío en la materia a enseñar.

    Por otra parte el hecho de tener que ir dibujando y completando viñeta tras viñeta ayuda a comprender mejor al ir asimilando, elemento por elemento, paso a paso, con lo que el aprendizaje resulta más fácil, lo que no es ningún misterio dentro de la sicología conductista.

    En mi opinión, el cómic puede ayudar a que resulte más fácil recordar lo que en el pasado se aprendió. Este fenómeno se produce ni más ni menos por el hecho de ser el propio alumno el que se creó y fabricó su material de estudio (con lo cual aumentó su nivel de implicación y motivación). Por otro lado, por todos es conocido el refrán: “una imagen vale más que mil palabras”, de donde podemos obtener un recuerdo más rápido. Por todo esto encuentro que el cómic es una gran herramienta a utilizar dentro del sistema educativo y que hasta el momento no ha sido lo suficientemente explotado, ya que he encontrado muchas aportaciones que desde el cómic se puede hacer al método tradicional de enseñanza.

    Por ultimo, pero lejos de ser menos importante, esta el hecho de que hoy en día los niños, jóvenes y ADULTOS, han dejado de lado la lectura desde hace un buen tiempo. La cultura desechable, la información rápida y superficial. El agobiante ritmo de la cultura del zapping, obstruye las ventanas para leer. El niño se enfrenta y se motiva con evidente asombro hacia los vídeo juegos, la televisión, Internet, etc. y en un muy segundo plano si es que llega a ser así, recibe y revisa a un Don Quijote de Cervantes. Pero no se puede culpar a una generación por eso, ni mucho menos tomarlo como algo aberrantemente malo. Lo que sucede es una consecuencia a un fenómeno generacional existente y real. Lo que se debe hacer y es ahí donde mi proyecto educativo entra e intenta en golpear es en incentivar al niño desde sus inicios a la exploración personal, sacándole a relucir sus posibilidades, teniendo como carta de entrada algo que ellos conocen y aprecian. La locura especialmente por las animaciones japonesas han arrasado tanto en el mercado como en la conducta e intereses de los niños. Y eso es algo que ya esta. Es un hecho y punto. Pero un punto de partida. Hay que ocupar esos claros intereses de las nuevas generaciones para educar desde ahí. Porque si bien siempre se critica que los jóvenes y niños en general no leen, la apertura de mente de estas nuevas generaciones es abismaste. La globalisacion junto con desastres terribles, grandes monopolios e imperios, también a sacado a la luz una cantidad de información que solo las nuevas generaciones logran relacionarse con ellas como si nada. Hay que incentivarlos a que la lectura también es un camino infinito, quizás ya no se devoren libros pero si información en Internet o en las impresiones de los cómics. En mi opinión la educación no debe luchar contra la corriente sino seguirla y guiar desde ahí, desde el cauce real de lo que los jóvenes son y viven en el día a día. Porque de que sirve mostrar un mundo en el colegio si es que al salir de clases el mundo es otro.

    Bibliografía

    - Font, Domènec, El poder de la imagen, Editorial Salvat, Barcelona, 1981.

    - Cabanne, Pierre, Diccionario universal del arte: Tomo II, Editorial Argos-Vergara S.A., BARCELONA 1994.

    - Savater, Fernando, Ética para Amador, Editorial Ariel, S.A., Barcelona, 2002 (1991)

    - Papalia, D.E. y Olds, S.W., Psicología del Desarrollo, McGraw-Hill, Madrid, 1998.

    - Palacios, J., Marchesi, A. y Coll, C., Psicología Evolutiva, Editorial - Alianza, Madrid, 1999.

    http://www.wipo.org/about- wipo/es/info_center/cartoons/comics_cartoons.htm

    http://db.education-world.com/perl/browse?cat_id=569

    http://biblioteca.uca.es/sbuca/bibcpre/bibcedu/recursos.asp?capbd=9

    1http://www.wipo.org/about-wipo/es/info_center/cartoons/comics_cartoons.htm