Educación para la salud: Ciudad educadora y nuevos espacios en las personas mayores

Pedagogía urbana. Hogares. Clubes. Centros de día. Centros residenciales. Estancias. Alojamientos. Ayuda a domicilio. Vacaciones. Juegos de cartas. Comunicación. Bienestar

  • Enviado por: Beatriz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 8. CIUDAD EDUCADORA Y NUEVOS ESPACIOS DE EPS EN LAS PERSONAS MAYORES.

  • HACIA UN CONCEPTO DE CIUDAD EDUCADORA.

  • Jaume Sarramona señala que estamos muy lejos de la “ciudad educativa” que de respuesta al principio universalmente aceptado de que la educación es una tarea permanente, que ocupa toda la vida del hombre. No obstante, las iniciativas culturales y formativas existentes, han roto la vieja creencia de que educación es igual a escolarización.

    Para el desarrollo de la EpS ha sido fundamental la progresiva consolidación de la Pedagogía Social que ha incorporado la reflexión sobre las prácticas socio-educativas. Ha abierto las puertas a nuevas instituciones y áreas de educación y ha posibilitado el surgimiento de nuevas disciplinas que analizan estos nuevos fenómenos educativos y que incorporadas a los planes de estudio sirven de formación para diversos profesionales.

    Destaca el curso de Especialista Universitario en EpS iniciado en 1994 y vigente en la actualidad, por la profesora Rogelia Perea Quesada, que ha permitido la formación de muchos médicos, pedagogos, psicólogos, trabajadores sociales y maestros preocupados por esta materia.

    Hechos clave en el desarrollo de estas disciplinas son: La Constitución Española (1978) con la políticas de Bienestar Social; la Asamblea Mundial del Envejecimiento (1982) que reconoce la dimensión educativa en la vejez y el desarrollo de la Eps para mejorar la calidad de vida; y el cambio que se está produciendo en nuestro mundo y con el que debemos aprender a cambiar para no quedarnos atrás.

    En 1996 Año Europeo de la Educación y de la Formación Permanentes, la UE reflexiona:

    El objetivo es sensibilizar sobre la necesidad de formarse durante toda la vida. La responsabilidad de cada persona es necesaria, ya que l propia división tradicional de la sociedad en un periodo de educación, un periodo de trabajo y un periodo de jubilación, ha quedado obsoleta, frente a una perspectiva de renovación constante de las competencias. La educación es una necesidad en todas las edades y un derecho.

    Edgar Faure en su informe a la UNESCO “Aprender a ser” popularizó el término de ciudad educativa dejando constancia del carácter permanente del hecho educativo, su continuidad fuera de las institución escolar y la posibilidad de utilizar con fines educativos recursos y medios del entorno.

    El informe de Jacques Delors “La educación encierra un tesoro” (1996) también pone de manifiesto lo dicho.

  • DIEZ IDEAS ACERCA DEL CONCEPTO DE CIUDAD EDUCADORA:

  • C.E. concibe al medio urbano como entorno, agente y contenido de la educación:

    • Entorno: instituciones y acontecimientos educativos

    • Agente: instrumento, un emisor de educación

    • Contenido: constituye en sí misma un objeto de conocimiento.

    • Connota la complejidad del fenómeno educativo.

        • En la ciudad, los roles educativos son muchos, las fuentes de conocimiento son incontables.

    • Es un medio que produce relaciones y efectos educativos premeditados y azarosos.

    • Acoge e interrelaciona educación formal, no formal e informal.

      • Es un entramado de instituciones y lugares educativos.

      • Afirma la condición sistémica de lo educativo y demanda planteamientos integradores.

      • Afirma el carácter abierto, dinámico y evolutivo de la misma.

        • Abierto: interacciona, se nutre, aporta y se prolonga en otros sistemas: rural, otras ciudades, etc.

        • Dinámico: tiene capacidad de modificar su funcionamiento.

        • Evolutivo: puede modificar su estructura para optimizar su dimensión educativa.

        • Pretende abarcar todas las dimensiones de la educación integral (social, intelectual, física, estética, del ocio, del trabajo, destrezas, hábitos, actividades, valores, etc.)

          • Contiene referentes y modelos y se erige en agente para su transmisión.

          • Este concepto se reconoce en el de Educación Permanente.

            • No establece límites temporales ni discrimina edades para el aprendizaje

            • La ciudad no es igualmente educativa para todos. Igualdad de oportunidades y derecho a la diferencia.

            • LA PEDAGOGÍA URBANA: MARCO DE REFERENCIA DE LA CIUDAD EDUCADORA

              • La P.U. surge de la síntesis entre Educación y Ciudad.

              • Establece un marco de referencia en donde las prácticas se explicitan y manifiestan a nivel teórico, practico e innovador

              • Tiene como tareas básicas:

              • Conceptuar los nuevos espacios educativos

              • Definir sus áreas de intervención y los apoyos que aportan las ciencias sociales.

                • Aborda la solución de los problemas planteados en la ciudad y la solución de problemas educativos desde la escuela y la ciudad, atendiendo tanto a necesidades urbanas como pedagógicas.

                • APORTACIONES DE LA PEDAGOGÍA URBANA.

                • Ampliación del campo de acción de la pedagogía.

                    • La ciudad es espacio y objeto de atención y acción socio-pedagógica

                • Aportaciones a nivel ideológico educativo

                  • Profundización en los valores sociales y democráticos.

                • Aportaciones de carácter social

                  • Programas de educación compensatoria, sanitario, preventivos, asistenciales

                • Aportaciones de carácter didáctico

                  • Enseñanza de los contenidos culturales que aporta la ciudad

                • Aportaciones sobre la personalidad de los sujetos

                  • Formación humana y profundización en los valores y en la axiología cívica.

                • De carácter antropológico y cultural

                  • Estudios e investigaciones sobre formas urbanas y de vida de las ciudades.

                • De carácter educativo-institucional

                  • Acciones para la mejora pedagógica de las escuelas y otras instituciones consideradas desde la óptica de la E.P. como educadoras de los individuos a lo largo de su vida.

                • Pedagógico-curriculares

                  • Integración de lo urbano en la escuela.

                • Aportación de servicios educativos y culturales diversos

                • Aportación de profesionales expertos en E.S.

                • ESPACIOS EDUCATIVOS PARA MAYORES.

                • La evolución de las características y dimensiones de la población mayor de 65 años ha dado lugar al desarrollo de servicios y programas destinados a hacer frente a las necesidades que experimentan.

                  La amplitud y diversidad de fórmulas van desde la apertura de espacios y mecanismos de participación social hasta la oferta de programas culturales y de ocio, pasando por programas de atención sociosanitaria.

                  La constitución y en especial los artículos 43 y 50 sitúan el punto de partida del desarrollo de las políticas de atención a las personas mayores y de educación para la salud, asegurando los poderes públicos la suficiencia económica de los ciudadanos durante la tercera edad y promoviendo su bienestar mediante los servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.

                  A partir de aquí, las 17 Comunidades Autónomas redactan sus respectivas leyes de Servicios Sociales, desarrollando un amplio sistema de atención.

                  La década de los 80 y 90 supone la implantación del actual modelo de servicios. Se han incrementado los recursos sociales más tradicionales (hogares, clubes, etc) al tiempo que se han creado otros más innovadores (Centros de día, teleasistencia, diversos programas, etc.). El desarrollo de unos y otros está suponiendo cambios cualitativos importantes en los principios ideológicos y filosóficos que rigen las políticas sociales de atención a personas mayores. Si en los 80 el objetivo era la creación de residencias para personas con un buen nivel de autonomía funcional pero con importantes problemas socioeconómicos, en la actualidad, el diseño y la planificación de los servicios de atención suele priorizar los que favorecen la permanencia en su entorno habitual, con especial énfasis en la atención domiciliaria. Las residencias y los otros servicios quedan reservados a mayores de 80 años con problemas de dependencia funcional o cognitiva que les imposibilite seguir en su medio.

                  Es evidente la necesidad de diseñar planes globales de intervención que respondan a los diversos estados de necesidad de este sector y que ofrezcan recursos acordes a estas situaciones. Merece la pena destacar el Plan Gerontológico (1993), es un diseño de intervención con un enfoque de atención integral, que se sitematiza en torno a cinco grandes áreas: Pensiones, Salud y Asistencia Sanitaria, Servicios Sociales, Cultura y Ocio y Participación. En cada una de ellas se establecne líneas de actuación, objetivos y medidas para su cumplimentación, así como los organismos oficiales para llevarlas a efecto.

                  Mª Teresa Sancho, directora del programa señala que debe valorarse el Plan más que por el propio desarrollo de servicios que él mismo ha impulsado, por haber contribuido de manera decisiva a un cambio conceptual en la consideración de las necesidades de las personas mayores y en la interpretación del envejecimiento.

                  Se describen ahora algunos de los Espacios para mayores que favorecen las relaciones de convivencia y desarrollo integral de las personas mayores. Son espacios de aprendizaje que ofrecen programas de prevención, permitiendo el conocimiento de hábitos saludables para favorecer el desarrollo de la autonomía personal.

                • LOS HOGARES Y CLUBES.

                • Promueven la convivencia de las personas mayores y la mejora de sus condiciones de vida a través de diversos servicios.:

                  • Información, orientación y asesoría

                  • Biblioteca

                  • Cafetería y servicio de comidas

                  • Peluquería

                  • Podología

                  • Actividades lúdicas y recreativas

                  • Actividades sociales y formativas

                  • Animación y cooperación social

                  También se suministran servicios asistenciales de índole sanitaria y/o de atención para personas con problemas de dependencia: ayuda a domicilio, comida y lavandería a domicilio...

                  A pesar de las valoraciones negativas que han tenido, no se puede dudar del papel que han desempeñado y desempeñan, pues contribuyen a reforzar y crear redes de apoyo social entre las personas mayores y a implantar hábitos de vida más saludables, en definitiva, a mejorar la calidad de vida.

                  Se están empezando a considerar como eje de un conjunto polivalente de programas y servicios de manera que, sin renunciar a ser un lugar de encuentro, sirvan como centros dispensadores de servicios comunitarios.

                • CENTROS DE DIA.

                • Servicios sociosanitarios de apoyo a la familia que ofrecen durante el día atención a las necesidades personales básicas, terapéuticas y socio-culturales de personas mayores dependientes, promoviendo su autonomía y la permanencia en su entorno.

                  El objetivo es favorecer unas condiciones de vida dignas entre las personas dependientes y sus familiares.

                  Este servicio es de reciente implantación en España y su puesta en marcha desde la iniciativa pública y privada es poco significativa, siendo necesario disponer de un numero mayor de plazas.

                • ATENCIÓN SOCIAL

                  • Detección, acogimiento, orientación y seguimiento de casos, coordinación del plan de intervención establecido, relación con la familia, etc.

                  • Establecimiento del plan de transporte

                  • ATENCIÓN A LA SALUD PSICOFÍSICA:

                      • Rehabilitación y control psico-fisico

                      • Actividades psicoterapéuticas

                      • Terapia ocupacional

                      • Higiene personal

                      • Dietética

                      • SOCIALIZACIÓN Y PARTICIPACIÓN

                        • Entrenamiento en habilidades sociales

                        • Relaciones personales

                        • Actividades de ocio y cultura

                        • Actividades productivas

                        • 2.3. CENTROS RESIDENCIALES

                          Durante tiempo fueron consideradas la única solución a los problemas de aislamiento y de pérdida de autonomía funcional de la vejez. Después cuando se manifiestan los problemas derivados del ingreso, las políticas sociales comenzaron a privilegiar el mantenimiento de los ancianos en su medio doméstico originario durante el mayor tiempo posible. En los últimos años han aparecido nuevas modalidades de alojamiento (viviendas tuteladas, apartamentos con servicios...).

                          El Instituto Nacional de Servicios Sociales los define como: “centros que ofrecen atención integral y vivienda permanente a personas mayores de 60 años que por diversos motivos no puedan ser atendidos en sus domicilios (...)”. La intervención que se lleva a cabo es:

                          SANITARIOS

                          • Atención médica

                          • Fisioterapia

                          • Terapia ocupacional

                          PSICO-SOCIO-EDUCATIVOS

                          • Atención psicológica

                          • Intervención con familias

                          • Animación sociocultural

                          PARA CASOS DE DETERIORO COGNITIVO

                          • Orientación a la realidad

                          • Entrenamiento de habilidades básicas

                          CUIDADOS PALIATIVOS

                          En España se van alejando de la imagen de aquellos asilos que eran espacios cerrados alejados y donde esperar la muerte. En este cambio de concepto ha tenido mucho que ver la Plan Gerontológico Nacional en donde se plantea la residencia, como centro gerontológico, sea un espacio abierto a la comunidad, a la participación, a las relaciones humanas, a la solidaridad, a la cultura que incorpore a la vida del centro elementos externos y que el protagonista principal sea la propia persona mayor y señala la introducción progresiva del animador sociocultural.

                          Pilar Rodríguez los define como “centro gerontológico abierto, de desarrollo personal y atención socio-sanitaria interprofesional, en el que viven temporal o permanentemente personas mayores con algún grado de dependencia”.

                          La clasificación tradicional entre residencias para personas mayores “validas” o “asistidas”, está siendo sustituida por centros para personas con problemas de dependencia.

                          2.4. ESTANCIAS TEMPORALES EN RESIDENCIAS.

                          Servicio innovador en nuestro país. Posibilita la estancia en un centro residencial, durante un período no superior a 60 días a mayores de 65 años que se encuentran, bien ellas o las familias en un estado eventual de necesidad, susceptible de solución.

                          Sirve de apoyo igual que el centro de día aliviando a los cuidadores y evitando la institucionalización definitiva.

                          Ofrecen los mismos servicios que las residencias permanentes, si bien debe elaborarse siempre un plan de intervención personalizado, los objetivos de carácter terapéutico-rehabilitador y las medidas que favorezcan una adecuada adaptación al centro y posterior reinserción familiar.

                          2.5. SISTEMAS ALTERNATIVOS DE ALOJAMIENTO.

                          Son una gama de alojamiento para personas mayores que, por problemas de vivienda, soledad o pérdida de autonomía, se ven obligadas a abandonar su domicilio pero conservando al máximo sus hábitos. Características:

                          • Ubicados en el entorno habitual

                          • Convivencia en grupos pequeños

                          • Organizados en torno a algún sistema de tutela

                          • Diseño hogareño, no institucional

                          • Autofinanciación en muchos casos por sus inquilinos

                          La oferta es variada y existen las siguientes modalidades:

                        • Apartamentos individuales o bipersonales, con una gama de servicios que se ofrecen el mismo edificio o en algún centro gerontológico cercano (lavandería, comidas, etc.). La intensidad y modalidades de estos servicios varía según el grado de dependencia de sus ocupantes, suelen disponer de algún tipo de teleasistencia o una alarma conectada a conserjería.

                        • Viviendas tuteladas, ocupadas por grupos de 4 a 10 personas.

                        • Viviendas comunales, son autogestionadas por las propias personas mayores

                        • Minirresidencias, de hasta 20 personas frecuentes en el medio rural

                        • Acogimiento, acogida familiar, convivencia intergeneracional, etc.

                        • Estos tipos se pueden sintetizar en dos grupos: la alternativa convivencial y la alternativa individual. El tipo de tutela varía, siendo determinante el grado de dependencia de los miembros, así como el modo de convivencia que se practique entre ellos.

                        • SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO.

                        • Se presta en España por iniciativa de las Administraciones Públicas y, sobre todo, por las corporaciones locales que conciertan ciertos servicios con otras organizaciones.

                          Es un programa individualizado, de carácter preventivo y rehabilitador, que mediante servicios y técnicas de intervención profesional prestan atención personal, doméstica, de apoyo psicosocial y familiar y relaciones con el entorno en el propio domicilio de la persona dependiente en algún grado.

                          Los objetivos son:

                          • Facilitar la autonomía

                          • Conseguir cambios conductuales que mejoren la calidad de vida

                          • Fomentar hábitos saludables

                          • Aumentar la seguridad personal

                          • Potenciar las relaciones sociales

                          • Lograr la permanencia en su medio habitual de vida en condiciones de dignidad

                          • Evitar la institucionalización innecesaria.

                          Se realizan desde tareas domésticas hasta atención personal y ayuda en las actividades de la vida diaria (AVD) pasando por cuidado y apoyo a las personas con graves dependencias, sin olvidar actividades para fomentar la integración social.

                          También se ofrecen servicios complementarios como realización de gestiones, actividades de ocio, etc.

                          La coordinación entre la provisión de servicios de atención domiciliaria de carácter social y sanitario es objetivo prioritario de intervención.

                        • PROGRAMAS DE VACACIONES.

                        • Desde los años 80 se promueven programas subvencionados de vacaciones. Se ofrecen a precios muy reducidos plazas hoteleras en temporada baja en determinadas zonas turísticas, sobre todo de la costa mediterránea, las islas Baleares, Canarias y Portugal.

                          Los objetivos son:

                        • Contribuir a la mejora del bienestar mediante el disfrute de la actividad turística

                        • Favorecer la creación y mantenimiento de empleo en el sector de la hostelería de las costas españolas rompiendo su carácter estacional.

                        • Los usuarios son menores de 75 años que residen en núcleos urbanos, viven con sus parejas en su domicilio y tiene un nivel cultural similar al de la media. Sus motivaciones están en el deseo de conocer nuevos lugares y pasar unos días de descanso y distracción.

                          Otra modalidad son los circuitos culturales por el interior y norte de España como respuesta al interés por una oferta con mayor contenido cultural y que posibilita el reencuentro, en muchos casos, con sus raíces y la ampliación de sus conocimientos.

                          Incluyen:

                          • Desplazamientos de ida y vuelta

                          • Estancia en hoteles de 4 estrellas durante 15 días en pensión completa (6 en los circuitos rurales)

                          • Actividades de ocio y tiempo libre

                          • Atención sanitaria

                          • Póliza de seguros.

                        • PROGRAMA DE TERMALISMO

                        • Destaca el programa del IMSERSO de estancias de 15 días en establecimientos termales especializados bajo prescripción facultativa, a precios reducidos. Este sector, conjuga el ocio y el tratamiento terapéutico y se ha incrementado la demanda en otros grupos de edad.

                        • UNIVERSIDADES POPULARES

                        • Son centros de educación de adultos y de animación sociocultural, normalmente financiadas por una Administración Pública. Los programas que ofrecen son:

                          • Educación básica: alfabetización, neolectura, etc

                          • Cursos talleres para ampliar conocimientos culturales: historia, literatura, etc.

                          • Cursos y talleres para incrementar la calidad de vida: ecología, alimentación, etc.

                          • Talleres de expresión y creación plástica: teatro, danza, etc.

                        • AULAS DE PERSONAS MAYORES.

                        • La gestión y responsabilidad de la programación corresponden a las propias asociaciones de personas mayores. Éstos son muy diversos: cultural, ocupacional, de desarrollo físico-psíquico, de acción social y convivencia, etc. (Igual que el anterior).

                        • PROGRAMAS UNIVERSITARIOS PARA PERSONAS MAYORES.

                        • Hoy día es una realidad para muchos mayores participar en el mundo universitario para tener la satisfacción que proporciona el saber y la vinculación humana con personas de intereses similares. En España hay más de 40 Universidades que están desarrollando estos programas.

                          Las razones que impulsan la implantación y desarrollo de estos programas son: “el creciente incremento de la esperanza de vida, la idea de educación permanente, el interés de este sector de la población por el tiempo de que disponen, el desarrollo de las investigaciones y publicaciones en el ámbito de las personas mayores y la coherente y solidaria filosofía de abrir la Universidad a la sociedad con la intención de dar respuesta a uno de los sectores más desprotegidos de la población: las personas mayores.”

                          Mª Adoración Holgado, apunta que al abrir las aulas de la Universidad a hombres y mujeres de 55 años, pueden justificarse individual y socialmente la deuda histórica que la Universidad como Institución tiene con muchas personas para las que sus aulas estuvieron vetadas.

                          Los niveles educativos De la Tercera Edad española son notablemente bajos debido a que en su niñez y juventud la enseñanza era privilegio de una minoría y también a la incorporación precoz al trabajo.

                          Entre los objetivos de los Programas en las universidades de Madrid, Islas Baleares, Salamanca y Sevilla, destacan:


                          U. Autónoma de Madrid. “Vivir con Vitalidad”

                          U. de la Islas Baleares “Universidad Oberta a Majors”

                          U. Pontificia de Salamanca “Universidad de la experiencia”

                          U. de Sevilla “Aula de la Experiencia”

                            • Cómo envejecer saludable y competentemente

                            • Potenciar estilos de vida saludables

                            • Modificar imágenes negativas de la vejez y envejecimiento

                            • Participación en actividades culturales, físicas y mentales.

                            • Ofertas específicas

                            • Participación en la sociedad actual

                            • Percepción e imagen de las personas mayores

                            • Divulgar conocimientos y experiencias entre los mayores

                            • Intercambio de los mismos

                            • Relaciones intergeneracionales

                            • Intercambiar conocimientos y experiencias

                            • Participación de los mayores en la sociedad actual

                            • Divulgar diferencies campos de la cultura

                            • Facilitar un espacio para el debate

                            • Marco para las relaciones intergeneracionales

                            • Acceso a los bienes culturales para mejora de la calidad de vida y el fomento del ocio

                            • Participación como dinamizadores en su contexto socio-cultural.


                          Llegar a la vejez en un estado de bienestar y buena salud, requiere un esfuerzo individual y un entorno propicio. La responsabilidad de la persona es mantener un estilo de vida saludable y la de los gobiernos y otros organismos crear entornos que permitan la salud y el bienestar.

                        • TEMAS PARA UN CURSO DE PROMOCIÓN DE LA SALUD Y BIENESTAR DE LOS MAYORES.

                        • Esta diseñado para animar grupos de mayores con la metodología propuesta en el libro Grupos de debate para mayores.

                          Los objetivos, los temas de estudio y reflexión son:

                          1. Salud y bienestar en la vejez. 2. Prevenir los accidentes caseros. 3. Cuidar los cinco sentidos. 4. el estrés y la relajación. 5. El valor de la comunicación y el diálogo en la vejez. 6. Enfermedades. 7. El alcoholismo. 8. El optimismo realista. 9. Los juegos de cartas como espacio de encuentro entre los mayores. 10. Recomendaciones para cuidar tu memoria. 11. Mantenerse en forma. 12. Grupos de ayuda mutua.

                          3.1. TEMA: SALUD Y BIENESTAR EN LA VEJEZ.

                          3.1.1. Objetivos específicos:

                        • Reflexionar y compartir ideas sobre el tema de la salud y el bienestar en la vejez.

                        • Ofrecer información práctica

                        • Concienciar de la propia responsabilidad

                        • Estimular la creación de hábitos saludables

                        • Reforzar y animar las aptitudes, conductas o reflexiones que fomenten la salud y el bienestar.

                        • 3.1.2. Texto para leer, analizar y debatir

                          A la pregunta de ¿qué significa estar sano? La respuesta habitual es vivir sin sufrimiento o dificultades que impidan la autonomía.

                          El concepto de salud está ligado al de bienestar y desarrollo personal y se debe entender de forma más amplia y positiva. La salud en la vejez está conectada con el mantenimiento de las capacidades físicas, mentales y sociales. Las características de una vejez sana son:

                            • Estar en contacto con la realidad. Enfrentarse a los problemas con criterio realista reconociendo las limitaciones y desarrollando las facultades

                            • Ser uno mismo. Mantener la autonomía personal y una convivencia satisfactoria

                            • Equilibrio emocional

                            • Integración en la vida social

                            • Confianza en uno mismo

                            • Obtener estímulos positivos en la actividad diaria

                          Dos opiniones equivocadas son relacionar vejez con enfermedad y pensar que la salud se mantiene principalmente con medicamentos. Éstos sólo representan un apoyo.

                          Las enfermedades más frecuentes son: accidentes cerebrovasculares, artritis, hipertensión arterial, depresiones, incontinencia urinaria, cardiopatías, bronquitis y asma, diabetes, demencias y sorderas.

                          La prevención se basa en:

                            • Estar activo

                            • Comer y beber adecuadamente

                            • Hacer ejercicio

                            • Dormir, descansar y vestirse adecuadamente

                            • Higiene y aseo personal

                            • Procurarse un entorno agradable y seguro

                            • Comunicarse y expresar las propias ideas y sentimientos

                            • Evitar el estrés, las drogas, la vida sedentaria, las medicinas innecesarias, el aislamiento y el pesimismo

                            • Buscar el mayor grado de autonomía.

                          Para Imano Ormaza existen dos puntos decisivos: La educación para la salud y la promoción de los grupos de apoyo.

                          La salud es una responsabilidad personal y social, que necesita estimularse por medio de la educación popular y comunitaria. Sería recomendable que los mayores se comprometieran en proyectos y actividades intergeneracionales y comunitarias para promover la educación para la salud.

                          La participación comunitaria de los mayores, a través de grupos de autoayuda o de mutuo apoyo son instrumentos de gran valor para afianzar la salud y el bienestar.

                          En torno a estos grupos se relacionan personas con intereses o problemas comunes para recibir colaboración, apoyo emocional, consejo de expertos, información, ayuda personalizada y estímulos para superar las dificultades y continuar autónomos.

                          3.1.3. Preguntas para animar el debate (pg. 113)

                          3.2. TEMA: EL VALOR DE LA COMUNICACIÓN Y EL DIÁLOGO EN LA VEJEZ.

                          3.2.1. Objetivos específicos

                        • Ofrecer información sobre el valor saludable de la comunicación amistosa

                        • Reflexionar y compartir ideas sobre el valor del diálogo

                        • Concienciar sobre la responsabilidad del cuidado personal de su salud, desarrollo mental y afectivo.

                        • Creación de hábitos saludables y preventivos que promuevan la comunicación

                        • Reforzar y animar actitudes, conductas o reflexiones saludables conectadas con la comunicación

                        • 3.2.2. Texto para leer, analizar y debatir

                          La comunicación acogedora y gratificante de quienes nos rodean nos anima a seguir viviendo, nos ofrece una oportunidad para dar sentido y valorar positivamente nuestra vida, pese a las dificultades.

                          Para que el dialogo se convierta en una actividad emancipadora, de convivencia respetuosa y desarrollo, es necesario promover el mismo como encuentro receptivo entre interlocutores que comparten experiencias transmitiendo algo íntimo.

                          El diálogo que acaba siendo comunicación auténtica produce una influencia recíproca entre los interlocutores. Cuando dos personas hablan de algo que les interesa, algo cambia en ellos.

                          Encontraremos en el diálogo una terapia asequible para desarrollar nuestras capacidades y prevenir los desequilibrios psíquicos. A pesar de todo, comprobamos diariamente cómo nuestra sociedad tiende a dificultar la comunicación de los ancianos y provocar su aislamiento. Vivimos rodeados de gente pero aislados y con graves problemas de comunicación. Incluso dentro de la familia, los mayores encuentran barreras para comunicarse.

                          El poco valor que damos a nuestra comunicación y la torpeza de nuestras costumbres pueden reducir el diálogo a simple descalificación y chismorreo o nos limitamos a transmitir información poco relevante.

                          Según Tamayo, cada vez es mayor el número de personas que viven solas, sin nadie que pueda responder a sus preguntas, sin nadie a quien preguntar, que escuche y comprenda, sin nadie con quien reír o llorar y, en definitiva, con quien vivir.

                          ¿Cómo es posible que esto ocurra? ¿Cómo el diálogo constructivo ha llegado a convertirse en algo tan raro y difícil en nuestra sociedad?. Necesitamos promover el diálogo para que fomente la comunicación entre personas.

                          Algunos consejos prácticos:

                        • Hacer un esfuerzo en resolver las dificultades sensoriales si existen

                        • Utilice todas las formas de comunicación a su alcance para no perder contacto con los buenos amigos de siempre

                        • Aproveche todas las ocasiones que surjan para estimular una buena comunicación

                        • Ayudar a otros suele ser una buena forma de comunicarse

                        • Esfuércese por comunicarse con personas de todas las edades

                        • No lance discursos que aburran o impidan hablar a los demás. No hable siempre del mismo tema. Evite temas que molestan. Muestre interés por lo que le cuentan y pregunte. Aprenda a dialogar reconociendo lo positivo de lo que le comentan y no convierta su conversación en un continuo llevar la contraria.

                        • 3.2.3. Preguntas para animar el debate (pg. 116)

                          3.3. TEMA: LOS JUEGOS DE CARTAS COMO ESPACIO DE ENCUENTRO Y DESARROLLO ENTRE LOS MAYORES.

                          3.3.1. Objetivos específicos

                        • Informar sobre el interés recreativo y las características del juego en el ocio de los mayores

                        • Promover estrategias cognitivas y hábitos de conducta para utilizar los juegos de cartas como medios de desarrollo personal.

                        • Ofrecer estímulos y refuerzos positivos

                        • Favorecer el reconocimiento, la dignidad y los aspectos positivos de los mayores valorando sus aportaciones al debate

                        • Estimular la creatividad, el surgimiento de proyectos e ilusiones

                        • 3.3.2. Texto

                          Es un error creer que el adulto pierde su tiempo cuando juega, que es una actividad innecesaria para el desarrollo de sus capacidades, pero lo cierto, es que satisface una serie de deseos y necesidades vitales en los ámbitos biológico-funcional y psicosocial.

                          En la vejez, está relacionado con aspectos como la evasión, el disfrute y la satisfacción, la actividad, el riesgo, la integración, etc, pero adquiere las connotaciones propias que imponen las peculiaridades de la edad de los jugadores.

                          Por sus cualidades resultan más accesibles, entretienen, divierten y estimulan o mantienen el máximo de facultades.

                          Los juegos de cartas funcionan como agentes de socialización, quienes acceden a los centros de reunión de jubilados asimilan y reproducen la estructura social ya vigente.

                          Además, la propia estructura del juego es una actividad recreativa accesible, sencilla y con una riqueza inmensa de variantes. Sólo se necesita una bajara de cartas.

                          Por otra parte, facilita la asimilación de los cambios y pérdidas que se producen en la vejez, desempeña una función adaptativa en el proceso evolutivo hacia la ancianidad. Ofrecen un espacio de evasión y catarsis que permite liberarse de las presiones y conflictos; jugando vamos reconociendo nuestra progresiva lentitud, despistes y equivocaciones con mayor grado de tolerancia a la frustración y aceptación de nuestro deterioro personal.

                          Contribuyen a afianzar nuestra autoestima y autoconcepto porque nos hacen sentirnos personas aceptadas, útiles y necesitadas dentro de un grupo y porque comprobamos que aún conservamos control sobre el entrono que nos otorga nuestra propia habilidad jugando. Los juegos de cartas aportan el desafío, la aventura y el riesgo inaccesibles en otros ámbitos de la vida. Es una forma de frenar la mortecina pasividad que sobreviene al envejecer, exige desplazarnos, movernos ejercitando los músculos, provoca dinamismo y, por tanto, vida. Alivian el sufrimiento y estimulan las capacidades mentales básicas.

                          Pero sobre todo, son una forma privilegiada de comunicación que permite a los mayores reflexionar en alto, expresarse, compartir, reconocer y aceptar con los compañeros de juego el proceso evolutivo peculiar de la vejez.

                          Por ejemplo el mus, es un juego que iguala a todos los jugadores, al final, la suerte y la habilidad son las únicas que deciden. Es un juego optimista y positivo, siempre se espera ganar y ofrece comunicarse, divertirse y estar activos. El mus es un refugio que ofrece a los ancianos lo que en otros ámbitos no pueden conseguir (Sergio Arranz).

                          Una partida también puede ser un espacio que facilita las relaciones intergeneracionales. Es un juego holista, se debe buscar que lo importante del juego está en las circunstancias que le rodean. Jugar al mus pone en juego toda la personalidad, se juega con los gestos, la mirada, el tono de voz, promueve la relación afectiva y social de amistad e integración, obliga a coordinar movimientos manuales y a ejercitar representaciones mentales sobre las jugadas, nuestras cartas, las del compañero y las de los adversarios.

                          Estimula el desarrollo cognitivo de los mayores, necesita esfuerzo mental continuo en concentración, análisis y decisión. Impulsa, también, la flexibilidad mental al ser un juego creativo que utiliza estrategias de juego que no delaten, que nos permitan sorprender y afianzar nuestra innovación ante los oponentes. La resistencia mental se pone en juego porque mantenemos un nivel de esfuerzo superior al habitual y, por último, estimula la coordinación mental; los jugadores afianzan esta aptitud mental organizando su pensamiento, buscando la virtud que se sitúa entre las capacidades del jugador y su resolución ante la jugada.

                          No puede perderse de vista que el mus es un juego, todo un juego y nada más que un juego.

                          3.3.3. Preguntas para animar el debate (pg. 119)

                          Educación para la Salud

                          Tema 8. Ciudad educadora y nuevos espacios de educación para la salud en las personas mayores.

                          10