Educación para la Salud

Pedagogía. Social. Prevención. Intervención. Medicina. Fundamentos. Sistema. Periodos biológicos

  • Enviado por: Beatriz Navarro Torrano
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

TEMA 1. LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD, RETO DE NUESTRO TIEMPO.

  • INTRODUCCIÓN.

  • Una seña de identidad de nuestra sociedad actual es el cambio, una transformación social que exige de la educación una continua adaptación a formas de vida diferentes mediante estrategias de intervención educativa que respondan a los problemas que se van generando. Ahora la medicina curativa es insuficiente como sistema de salud ya que, la salud responde tanto a condicionantes biológicos como psicosociales, que pueden aumentar la proporción de la mortalidad según el estilo de vida.

    Por estos cambios sociales, el hombre se encuentra ante nuevos retos y desafíos. Los cambios epidemiológicos (transición epidemiológica) han reemplazado en los países desarrollados a una serie de enfermedades infecciosas clásicas por otras crónicas y las llamadas enfermedades del progreso (SIDA, drogas, estrés...) Respecto al SIDA, Conde señala “ (...) entre los adolescentes, por nuevas prácticas de riesgo que ya no les margina socialmente, el sida va a crecer sobre todo en las generaciones de jóvenes de 15 a 29 años, quienes lo adquirirán por vía sexual en función de los cambios en los estilos de vida y el consumo de drogas.”

    En España, el patrón actual de morbilidad en los diferentes períodos biológicos es:

    • Infancia: predominio de enfermedades congénitas y enfermedades infecciosas

    • Jóvenes: accidentes

    • Adultos: cáncer

    • Ancianos: enfermedades cardiovasculares.

    Con estas patologías entramos en una nueva era de la salud pública (2º Revolución - Terri -) trascendiendo los tradicionales campos de la medicina y para las que se requieren un tratamiento educativo para su prevención.

  • QUE ES LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD

  • Es un concepto complejo de definir pues acoge al hombre en su totalidad, de forma holística, y también a su contexto en sus vertientes ecológica y social. Si se fundamentan bien los conceptos de educación para la salud, podremos considerar de forma más sólida cuál es el sentido actual de dicha expresión.

  • EL CONCEPTO DE EDUCACIÓN.

  • Determinar el sentido de la educación nos lleva a establecer sus características diferenciales:

    • Educación como hecho y como reflexión teórica o conceptualización de un hecho. Identificar a la educación como un mero o cambio o desarrollo en el individuo, no explica una modificación cualitativa favorable al mismo, puesto que hay desarrollos buenos pero también malos. Etimológicamente “educere” (extraer, sacar a la luz, desde dentro hacia fuera) y “educare” (criar, nutrir, alimentar) hacen referencia a la raíz “duco” (sacar, traer, llevar, hacer salir, guiar...). Un doble sentido está implícito: la educación necesita de ayuda, pero la decisión interna del discente es decisiva; surgen así dos vertientes: la heteroeducación y la autoeducación. La noción de educación es simbiótica entre Educare y Educere.

    La educación como hecho y la reflexión sobre ella aparece en las diversas formas culturales como integrante de la vida de los grupos sociales y de su pervivencia histórica.

    Cuando la Pedagogía pretende un análisis científico, la conceptualización de la Educación es su principal tarea. Al radicar la educación en el ser del hombre, cabe preguntarse qué lugar ocupa el hombre en su entorno y en relación con los demás. Las posiciones teóricas son diversas así como la escala de valores de los respectivos autores que ponen el énfasis en una u otra de sus notas características.

    Cuando se analiza el contenido de la educación se consideran notas diferenciales: referencia al hombre, intencionalidad, optimización, procesual (comunicación, relación), desarrollo de las facultades o aptitudes humanas (realización personal), socialización (transformación social, compromiso), ayuda, servicio o auxilio y búsqueda de la felicidad.

    • La referencia al hombre. Sólo el hombre puede reflexionar sobre sí y su entorno e interrogarse sobre el modo de mejorar la realidad. La racionalidad humana permite la generación de la cultura, la integración de los conocimientos, los modos de relación y formas de vida, el lenguaje, el trabajo, la autonomía y la libertad.

    La pedagogía debe examinar críticamente el problema de los fines y valores de la educación, de las pautas y patrones que rigen el proceso educativo, justipreciando su alcance vital y humano, su entronque social y cultural, y fundamentando crítica y racionalmente su importancia formativa.

    • La Intencionalidad. Es una propiedad que afecta a la actividad o comportamiento humano. Se postula desde diversos ángulos:

  • I. Del agente educador. Se interpreta como hetero-educación y se asigna al educador la intencionalidad de su acción.

  • I. En el educando. Se sitúan en él la conciencia y la intencionalidad propias de la educación.

  • I. En el educador y en el educando. Restringe la noción de educación, no tendría sentido designar por educación la influencia madre-hijo o la autoeducación en sentido estricto.

  • I. no explícita. La educación es un proceso que produce o genera un efecto determinado de ordinario estimado como deseable.

  • La influencia que implica educación es la que procede de otros seres humanos. Las realidades “no personales” de la naturaleza o la cultura, el “medio”, aún cuando ejercen influencias, no actúan y por ello no se puede decir que eduquen. En la intencionalidad no explicita, anidan factores educativos fuera de la planificación sistemática de la educación, pero siempre exigirá la percepción, la conciencia de la finalidad misma.

    La intencionalidad educativa exige el respeto a las libertades de las conciencias de los alumnos, es precisa la conciliación de la dignidad de los valores elegidos con la estimación y aceptación de los alumnos. Solo así puede entenderse la fundamentación objetiva y subjetiva de la educación.

    • La optimización. Al final de la acción educativa esperamos que los educandos sean más valiosos... la calidad de la educación viene determinada por la dignidad, profundidad y extensión de los valores que hayamos sido capaces de suscitar y actualizar.

    • Educación es proceso. Toda acción humana, todo comportamiento o conducta, puede analizarse como interacción: como acción entre sí o entre los hombres. La relación humana es lo que define a la realidad social de las mujeres y los hombres. De ahí que la realidad relacional y su fenomenología concurrente (elementos, influencias y consecuencias) protagonizada por el hombre, deba ser objeto sobre la que se aplique el conocimiento de las ciencias humanas.

    El hombre establece relación con la ciencia, la técnica y el arte pero va a depender esencialmente de la relación que establezca con el otro. El ser con es un rasgo connatural y necesario que posibilita que la persona llegue a ser lo que es. El valor en la existencia del yo, del encuentro y de la comunicación interpersonal, puede considerarse una cuestión nuclear de la reflexión filosófica, antropológica y psicológica de nuestro tiempo.

    • El desarrollo de aptitudes o capacidades específicamente humanas. Se refiere a la educabilidad como posibilidad subjetiva de desarrollo.

    • La socialización. Es el proceso educativo que permite el ajuste social del individuo.

    • Ayuda y auxilio. Hacen referencia a la educabilidad desde la perspectiva del educador.

    • La Felicidad. Ha sido considerada como el fin clásico de la educación.

  • La educación como sistema social

  • El sistema educativo es un sistema abierto por el intercambio de información que realiza con el medio que lo envuelve y es cerrado en tanto que es por sí mismo capaz de controlarse. La educación es un sistema abierto inserto en un medio humano y sociocultural complejo y multiforme en cuya funcionalidad queda integrada la educación como “determinante-determinado”, influyendo decisivamente en dicho medio y siendo a su vez influida decisivamente por él”.

    Desde una perspectiva integral, el personalismo concibe la educación al servicio del individuo y de la sociedad.

    El proceso se inicia en la familia y se ayuda con la escuela. El sistema incluye los medios de comunicación de masas, grupos informales, ambiente urbano, clase social, la formación permanente o continua en el trabajo, ocio, tiempo libre, etc.

    El S.E. puede definirse como: “un subsistema del sistema formado por la interacción dinámica con capacidad procesual respecto de unos objetivos, de la totalidad de las instituciones, elementos, unidades, grupos y aspectos sociales o de índole social que posean total o parcialmente una función educadora mediante la internalización de un elenco cultural y de pautas y normas de acción así como de significaciones, acordes con los valores sociales establecidos”.

    El S.E. es un sistema de comunicación por el que se cumple la función social del propio sistema, con las siguientes dimensiones: signo, saberes, posibilidad de utilización y estructuración.

    El sistema cibernético considera la realidad educativa como un proceso de optimización, que incorpora todas las notas informativas y regulativas que la caracterizan en cada contexto específico. Un concepto esencial y comprehensivo de la educación debe abarcar:

  • Acción y efecto de educar.

  • Proceso humano, se refiere al hombre.

  • Referencia a los fines de la misma.

  • Mejora o perfeccionamiento humano

  • Inscrito en un sistema de valores del cual recibe inspiración y guía.

  • Derecho fundamental de la persona

  • Consideración de la persona como un todo y unidad psicofísica indivisible. Integra todos los aspectos de la existencia individual y social, sin excluir, la dimensión ética o religiosa en el respeto a la libertad de conciencia y a las convicciones íntimas de los educandos.

  • Posibilidades y límites de la educación

  • La naturaleza indeterminada del ser necesita de la acción educadora. La educabilidad (plasticidad o pontencialidad para ser educado) es categoría esencial del hombre en la que surge el proceso educativo. Los límites de la educación se determinan por la Herencia, el medio y el ejercicio de la libertad humana. El educador no debe estimar el poder de la educación ni menor ni mayor de lo que es en realidad.

    La propiedad del educador o educatividad es la posibilidad real de influir decisivamente en la formación de otra persona. Esta capacidad puede aplicarse a instituciones como familia, escuela, etc.

    La autoeducación en sentido absoluto no es posible pues el ser humano está sometido a influencias. Sin embargo, el aprendizaje es inmanente, por lo que la tarea de enseñar resultaría inútil si aquél no tiene lugar. La autoeducación en cuanto que supone la significación para el sujeto que aprende sí es posible. Se complementa con la heteroeducación en cuanto que, la actividad del educador facilita o ayuda al esfuerzo discente para conseguir un desarrollo de sus capacidades de un modo óptimo.

  • CONCEPTO DE SALUD

  • Etimológicamente salud proviene del latín “salus” y significa el estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones.

    El sentido de la salud ha ido evolucionando. En los primeros años de la historia se entendía la enfermedad como un castigo divino (pensamiento mágico religioso).

    Fueron las civilizaciones egipcia y mesopotámica las que iniciaron un cambio conceptual introduciendo la higiene personal y pública incluyendo alimentación, comportamiento sexual y profilaxis de las enfermedades transmisibles.

    Higiene y juramento Hipocrático tienen sus orígenes en la mitología griega: Higea “diosa de la Salud” e Hipócrates “padre de la medicina”.

    El pueblo romano contribuyó con la aplicación de sus conocimientos urbanísticos a la salud pública con la creación de acueductos.

    En la Edad Mediase enseña la medicina Hipocrática.

    En el Renacimiento ideas innovadoras motivaron grandes cambios.

    En el siglo XIX con los avances en bacteriología y en el XX con el descubrimiento de la penicilina, comercialización de antibióticos, centros de la Seguridad Social, campañas de vacunación, etc. se abren nuevas perspectivas y se descubre el carácter multifactorial de la enfermedad. Estos hechos propiciaron el cambio conceptual de formular la salud en términos negativos a una consideración positiva.

    La OMS en 1946 define la salud como “Completo estado de bienestar físico, psíquico y social”. A pesar de incluir las dimensiones psíquica y social sufrió numerosas críticas calificándola de absoluta, estática y utópica.

    Numerosas definiciones surgen pero en todas se encuentra un elemento común: la formulación de la salud en términos positivos. La salud en la actualidad no se entiende ya como ausencia de enfermedad.

    Matarazzo utiliza “salud conductual” para estimular la responsabilidad individual hacia la aplicación de conocimientos y técnicas derivadas de las ciencias biomédicas y conductuales para la prevención de las enfermedades y disfunciones y para el mantenimiento de la salud a través de la iniciativa individual y las sociales.

    En la década de los setenta se pone de manifiesto la influencia de factores ambientales y sociales y la necesidad de dirigir la acción educativa no sólo hacia el individuo, sino también hacia la interacción con el medio.

    Illich argumenta que la salud es la capacidad de adaptación al entorno cambiante; la capacidad de crecer, de envejecer, de curarse, de sufrir y esperar la muerte en paz. Se aprecia la valoración de la autonomía y el autocuidado. Asimismo, el sufrimiento y la muerte son parte integrante de la vida y considera que se puede vivir en salud aunque se sufra.

    La Oficina Regional para Europa entiende la salud como “la capacidad de realización personal y de responder positivamente a los retos del ambiente”. La interacción con el medio es fundamental para permanecer en salud, pues salud y enfermedad provienen de nuestro patrimonio genético y dependen de las reacciones de nuestro organismo a los estímulos del ambiente físico, biológico, psicológico, social y cultural.

    En resumen el concepto actual de salud sería: Conjunto de condiciones físicas, psíquicas y sociales que permitan a la persona desarrollar y ejercer todas sus facultades en armonía y relación con su propio entorno.

    2. 3 EL SIGNIFICADO DE LA EXPRESIÓN EDUCACIÓN PARA LA SALUD

    Esta disciplina se constituye como materia autónoma por primera vez en 1921 con el primer programa de EPS aunque la terminología se empleó por primera vez en 1919.

    Hasta 1937 no se establece una cualificación profesional, y en 1977 se edita un documento que regula las funciones de los educadores de la salud pública como profesionales que contribuyen a la reducción de problemas de salud y a elevar el nivel de bienestar en la sociedad.

    Muchas son las definiciones de EpS. Una de las más debatidas ha sido la de la OMS: “acción ejercida sobre el educando para un cambio de comportamiento”, la critica se asienta sobre la expresión “acción ejercida” pues se entiende que limita la autonomía del alumno lo que se traduciría en ineficacia puesto que cualquier objetivo de enseñanza-aprendizaje que no respete la autonomía no se interioriza y por tanto, no se aprende.

    La 36ª Asamblea Mundial de la Salud define: cualquier combinación de actividades de información y educación para alcanzar la salud y buscar ayuda cuando sea preciso.

    En EEUU se define como el proceso de asistencia a la persona, individual o colectivamente, de manera que pueda tomar decisiones, una vez que ha sido informado en materias que afectan a su salud personal y a la de la comunidad.

    W. Gordon “toda aquella combinación de experiencias de aprendizaje planificada, destinada a facilitar cambios de comportamientos saludables”.

    Salleras “proceso que informa, motiva y ayuda a la población a adoptar y mantener prácticas y estilos de vida saludables, propugnando los cambios ambientales para facilitar los objetivos, y dirige la formación profesional y la investigación a los mismos objetivos”.

    Partiendo de entender la salud como un proceso optimizador y de integración, y la salud como bienestar físico, psíquico y social, provisionalmente se define la EpS como “un proceso de educación permanente que se inicia en los primeros años de la infancia orientado hacia el conocimiento de sí mismo en todas sus dimensiones y también del ambiente en sus dimensiones ecológica y social, con objeto de poder tener una vida sana y participar en la salud colectiva”.

    La EpS tiene una función preventiva y correctiva que exige dotar a la persona, familia y otros grupos de conocimientos necesarios para prevenir enfermedades, pero su fin principal está en promover estilos de vida saludables.

    Los hábitos saludables están insertos en un contexto o entramado social que determinan los estilos de vida, por lo que las estrategias educativas deberán dirigirse al conjunto de comportamientos y a los contextos donde se desarrollan, pues las conductas difícilmente se modificarán si no se promueven cambios ambientales adecuados.

    Por otra parte, el hombre en el uso de su libertad no es un ser determinado, aunque sí condicionado por una serie de factores ambientales y por sus propios hábitos de conducta, por lo que el esfuerzo y la lucha personal deben orientarse a ambos aspectos.

    Es en la familia donde debe iniciarse esta lucha por ser la primera institución socializadora, se une la escuela y otras instituciones donde la participación activa de todos los miembros se hace necesaria para la resolución de los problemas, en función con las necesidades de cada grupo en su determinado contexto.

  • FACTORES QUE DETERMINAN EL NIVEL DE SALUD-ENFERMEDAD EN UNA POBLACIÓN

  • La salud es un bien apreciado como medio para alcanzar el bienestar físico, psíquico y social pero no podemos olvidar la enfermedad. Además de la disposición genética de cada uno, el hombre está condicionado por su capacidad de adaptación al entorno y los cambios sociales que se producen impiden una adaptación óptima en las tres dimensiones que producen grandes desajustes.

    Superadas unas patologías clásicas gracias a los avances, el ser humano se ve afectado por otros grandes males como son: las enfermedades transmisibles y las enfermedades degenerativas. En cuanto a las primeras, de gran magnitud es el SIDA que aunque parece tener un origen remoto, los cambios sociales y los estilos de vida actuales han propiciado de forma alarmante su propagación. A pesar de los avances en su tratamiento persiste el número de infecciones anuales, lo cual indica un fracaso de la prevención primaria. Esta enfermedad, en un principio, afectaba a determinados grupos pero hoy se sabe que el peligro no radica en pertenecer a esos grupos, sino en la realización de determinadas prácticas. Aunque se ha mejorado la calidad de vida de los afectados no existe una vacuna disponible para su curación, por lo que la prevención es la única forma posible de no contagio y la prevención no es posible sin educación.

    Respecto a las enfermedades degenerativas, que afectan a grandes núcleos de población de países desarrollados, gran parte de la morbilidad y mortalidad asociadas a los factores de riesgo (obesidad, dietas ricas en grasas y bajas en fibra,, etc) se podrían prevenir desarrollando desde la infancia estilos de vida saludables.

    Se ha estudiado también la influencia del estrés continuado que pueden provocar un numero elevado de enfermedades, p. e. Los estresadores mayores (muerte de un conyuge) debilitan el sistema inmunológico por un año.

    Últimamente se está considerando la estabilidad emocional pieza clave en la prevención o desarrollo de numerosas enfermedades. Algunas emociones negativas tienen un efecto directo sobre la contractilidad de la arteria coronaria y los infartos. El control de los factores de riesgo tradicionales es insuficiente en cuanto efecto preventivo si el organismo no se encuentra sosegado.

    Los factores ambientales van reduciendo las posibilidades de vivir en salud en el hombre en la medida en que el ambiente se hace más complejo, más dinámico y más recargado de elementos extraños a nuestra biología y ecología.

    Así pues, son determinantes de la salud:

    • Biología humana (envejecimiento, herencia genética)

    • Medio ambiente físico y social (contaminación, pobreza...)

    • Estilo de vida (alimentación, ejercicio, drogas, estrés...)

    • Sistema de asistencia sanitaria (cobertura, calidad...)

    Los factores que condicionan la salud pueden ser económicos, educativos, políticos, ambientales, sanitarios, sociales, etc siendo una de las causa principales de diferencias de salud entre los diferentes grupos sociales la falta de distribución de recursos.

    Conseguir la salud óptima supone cumplir los objetivos: paz, alimentos y agua suficiente, educación sanitaria y justicia social pertinentes, viviendas dignas, planificación y programas de investigación comunitarios y organización de estructuras sanitarias a todos los niveles.

  • ESCENARIOS EDUCATIVOS PARA EL DESARROLLO DE ACTIVIDADES DE EPS

  • El objeto de atención para la EpS son todos los miembros de la sociedad. La salud es un DERECHO y es obligación de los poderes públicos arbitrar los medios necesarios para proteger la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente apoyándose en la solidaridad colectiva. Las necesidades de individuos y colectivos son distintas lo que justifica la diversidad de programas y el hecho de que surjan nuevos espacios educativos para satisfacer dichas necesidades como un proceso de educación permanente.

    Principal escenario es la escuela que interviene con personas en período de formación física, psíquica y social, es importante puesto que las actitudes radicales se adquieren en la infancia mediante la configuración de las convicciones, y el desarrollo, no solo transcurre con arreglo a las leyes biogenéticas, sino a diversos factores ambientales y experienciales.

    Para la consolidación de la EpS es necesario el desarrollo de actitudes, hábitos y comportamientos positivos, fundamentados en un sistema de valores. Son necesarios procesos y técnicas metodológicas para la reflexión y valoración de la salud y un ambiente saludable en el centro. Existe relación entre el rendimiento escolar y el estado de salud.

    La integración curricular de la EpS tiene un sentido transversal, no supone añadir materias al currículo, sino dar un nuevo sentido al mismo para dar respuesta a los problemas que se van configurando consecuencia de los cambios sociales. Para ello es necesaria la colaboración de todas las materias que lo configuran; pues aunque existen respuestas educativas específicas a determinados problemas, debe haber programas coherentes para evitar el riesgo pues no se trata de ver la salud desde una perspectiva negativa y en términos de problemas. El enfoque educativo de la salud debe además de proteger de riesgos, ser una fuerza promotora de salud que atienda al niño en todas sus necesidades y en un sentido holístico e integral.

    La escuela tiene la responsabilidad de presentar informaciones adecuadas sobre la salud, ayudar a aclarar las actitudes de los alumnos y a comprender los valores que yacen detrás de elecciones saludables, ayudándoles así a hacer estas elecciones.

    Las áreas de contenidos en un programa escolar de EpS son:

    • Cuidados personales

    • Relaciones personales y humanas (incluye educación sexual y aspectos de salud mental y emocional)

    • Educación alimentaria

    • Uso y abuso de medicamentos y drogas

    • Medio-ambiente y salud

    • Seguridad y prevención de accidentes

    • Educación para el consumo

    • Salud comunitaria y su utilización

    • Vida familiar

    • Prevención y control de enfermedades

    No hay que olvidar que además de la respuesta a los problemas de salud actuales, existen otras necesidades de salud específica que se derivan de cada contexto y que deben ser incluidas también en el currículo una vez identificadas.

    La escuela debe convertirse en una “escuela saludable” que se ocupe de la salud de todos sus miembros y capaz de velar por las condiciones de salud del centro considerando la importancia del contexto.

    La interacción Familia-escuela es fundamental pues escalas de valores contradictorias entre ambas instituciones son fuente de conflicto para el niño. La escuela ha de ser una continuación del ambiente familiar, de las vivencias y experiencias del niño.

    La red europea de escuelas promotoras de la salud tiene como finalidad facilitar a la comunidad educativa la adopción de formas de vida saludables en un ambiente favorable a la salud. Sus objetivos son:

    • Favorecer modos de vida sanos y ofrecer opciones realistas y atractivas

    • Definir unos objetivos claros

    • Ofrecer un marco de trabajo y estudio saludables (comedores, edificio, acceso)

    • Desarrollar el sentido de responsabilidad individual, familiar y social

    • Desarrollo físico, psíquico y social, y la adquisición de una imagen positiva de sí mismo.

    • Favorecer las relaciones entre todos los miembros de la comunidad educativa y el entorno

    • Integran la EpS en el Proyecto Curricular de forma coherente, utilizando metodologías participativas

    • Proporcionar conocimientos y habilidades para adoptar decisiones responsables.

    • Identificar y utilizar los recursos existentes en la colectividad

    • Ampliar la concepción de servicios de salud escolar que ayude a la comunidad a utilizar adecuadamente el sistema sanitario

    La colaboración entre los organismos que forman la red se centra en: Evitar la duplicidad de acciones, Aportar un marco coherente para la innovación, difundir ejemplos de prácticas adecuadas y repartir equitativamente entre las escuelas los recursos de promoción de la salud.

    La organización cuenta con un Comité Internacional de Planificación a nivel europeo, un centro de apoyo y coordinación nacional, la selección de centros educativos y la constitución de un equipo y de un coordinador en cada centro.

    En España, el centro coordinador es el CIDE del Ministerio de Educación y Cultura.

    Otro de los escenarios para la EpS es el contexto laboral. Numerosas enfermedades, incapacitaciones e incluso muertes están relacionadas con las condiciones de trabajo. Los programas deberían orientarse tanto a la prevención como a satisfacer las necesidades de producir cambios positivos tanto de la organización como ambientales y de comportamiento.

    La EpS en el ámbito comunitario puede actuar hacia la protección y fomento de la salud de todas las personas que habitan en ella. Las acciones deben estar dentro de un plan general de salud pública al ser los problemas multifactoriales. Las actividades aisladas no dan buenos resultados.

    La mejora de la salud implica a los sistemas sanitarios para investigar los problemas y necesidades de salud, estableciendo un PLAN DE SALUD que tenga en cuenta unas expectativas razonables, que considere los valores permanentes que identifican al hombre, al grupo social y a la organización y asuma los cambios sociales y las nuevas necesidades.

    La planificación debe orientarse hacia la resolución de problemas de salud del entorno y hacia una mejor calidad de vida, por lo que el proyecto ha de considerar la realidad de forma unitaria y al hombre en interacción con el medio.

    .