Educación para la ciudadanía

Opiniones a favor y en contra. Conflictos. Convivencia. Valores democráticos. Asignaturas. ESO. Primaria. Objeción de conciencia. Derechos Humanos. Constitución española

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Educación para la Ciudadanía es el nombre de una asignatura diseñada para el último ciclo de la Educación Primaria y toda la Secundaria en España por el Parlamento Español de acuerdo con la Ley Orgánica de Educación. Esta asignatura consiste en la enseñanza a los alumnos de unos valores democráticos y constitucionales.

La aprobación de que se vaya a impartir en las aulas ha despertado el recelo entre sectores conservadores porque entienden que el Estado asume la educación moral de los alumnos. Por otro lado, ha obtenido la aprobación de distintas asociaciones ya que creen que es necesario que se les enseñen a los alumnos una serie de pautas comunes para poder convivir como buenos ciudadanos.

La iglesia y asociaciones católicas quieren que la Religión esté presente dentro de las materias a estudiar de todos los alumnos, algo que ya ha despertado el descontento de muchos padres. Esta preocupación de que la iglesia pretenda volver a imponerse de manera obligatoria en las escuelas ha ido más allá de las fronteras de España, concretamente a Francia, donde se ha elaborado un documento conocido con el nombre de "Informe Stasi".En este informe Bernard Stasi (responsable del informe sobre laicismo en Francia) recoge que el transcurso normal de las clases se ve afectado por la ausencia de días de la semana considerados sagrados y por comportamientos que rechazan la enseñanza de tramos enteros del programa de Ciencias de la Naturaleza (lo que más está ocurriendo en España).

ARGUMENTOS EN CONTRA

Se han expuesto diferentes razones en contra de esta asignatura, ya que afirman, que el gobierno quiere educar a los alumnos teniendo como referente los Derechos Humanos, algo que creen inapropiado, ya que estos pueden ir variando a medida que pasa el tiempo, algo que no sucederá con los valores morales que quieren dar a sus hijos. Estos valores se sitúan dentro de la formación católica, por lo cual, les impide aceptar algunas cuestiones que aparecen reflejadas en el temario (matrimonio entre personas del mismo sexo). No respeta la libertad religiosa e ideológica de los padres ni de los alumnos, algo que está recogido en el artículo 16 de la Constitución Española.

La materia no hace mención al movimiento obrero, algo vital para la consecución de la igualdad de las personas a lo largo de la historia. Al contrario, la educación efectivo-emocional es una constante en el texto, donde se afirma que la orientación sexual de cada persona depende de la libre elección de cada uno. No se define el concepto de persona, un punto importante para la formación de buenos ciudadanos.

Respecto a los criterios de evaluación cabe destacar un alto riesgo de subjetividad a la hora de evaluar a los alumnos, ya que cada persona piensa de una manera diferente a los demás. Se da más importancia al comportamiento del alumno en clase que a los resultados en sí. También se tendrá en cuenta al evaluarlos la utilización del término "género" en lugar de "mujer o varón" y la posible incorporación de un miembro del ayuntamiento, el cual podrá colaborar en proyectos educativos y será consciente de que manera se imparte la asignatura en las aulas.

La iglesia también ha demostrado su descontento con Educación para la Ciudadanía, al afirmar que esta y los Derechos Humanos intentan establecer de nuevo el viejo enfrentamiento entre catolicismo y laicismo. Están dispuesto a utilizar la "objeción de conciencia" si el Gobierno no acepta que esta asignatura sea la optativa a la clase de religión y si se demuestra que los contenidos que se imparten de manera obligatoria invaden el terreno del bien y el mal.

ARGUMENTOS A FAVOR

Se han posicionado a favor de Educación para la Ciudadanía varias asociaciones (CEAPA, FAEST, etc.) ya que están de acuerdo de que los jóvenes deben de adquirir unos valores comunes para convertirse en buenos ciudadanos, es decir, aceptando los Derechos Humanos como referente, ya que recogen todo lo bueno de la humanidad (respeto, solidaridad...). No busca sustituir a nadie ni invadir el terreno ideológico, busca potenciar unos valores ya iniciados por los padres.

Otro objetivo es poder formar personas que sean capaces de pensar por sí mismas, de este modo, alejarlas del adoctrinamiento ya que este es radicalmente antagónico a cualquier proyecto de educación ético-cívica.

Busca lo común, que todos trabajemos en una misma dirección, potenciando en los jóvenes unos valores cívicos comunes para convertirlos en buenos ciudadanos. Todos podemos aprender de todos porque la ciudadanía está presente en todas las áreas, así todos podremos ser clave para la educación en unos valores propios de ciudadanía.

Como se puede ver, más de la mitad de los españoles encuestados creen que es necesaria una asignatura para educar a los alumnos en unos valores morales comunes:

OPINIÓN PERSONAL

Estoy a favor de que se imparta la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque con esta asignatura adquirirán unos valores comunes para convivir en la sociedad.

No comparto con la CONCAPA la idea de que esta asignatura intenta invadir el terreno moral del alumno, y mucho menos que pretenda suplantar a los padres, ya que los valores que utiliza son unos valores universales. Estos valores universales están basados en los Derechos Humanos, los cuales pueden ser aceptados por todos independientemente de su ideología ya que recoge todo lo bueno de la humanidad.

La iglesia quiere que Educación para la Ciudadanía se convierta en optativa de Religión para que así los alumnos católicos no tengan que cursarla obligatoriamente y si no es así utilizarán la "objeción de conciencia", algo que no comparto en absoluto porque en mi parecer no veo justo que porque tengan una ideología concreta se nieguen a dar una asignatura y rechazando esta asignatura se está rechazando los valores de la Constitución Española.

Esta asignatura, desde los distintos niveles educativos, trata unos temas muy importantes para poder formarse como personas cívicas ya que trata temas como el respeto al otro aunque mantenga opiniones distintas a las propias, conocimiento de los principios de convivencia establecidos en la Constitución... entre otros muchos. Estos temas son muy importantes, ya que hay jóvenes que estos conocimientos no se los imparten es su casa y que son necesarios para convivir como personas cívicas.

Desde esta asignatura se les intenta alejar del adoctrinamiento para crear personas críticas, activas... que sean capaces de argumentar por sí mismas por qué piensan o se comportan de una manera determinada, ya que con el adoctrinamiento te imponen una serie de convicciones ideológicas de una forma inamovible algo que está prohibido en un Estado democrático como es España.

Busca educar a los alumnos en unos valores cívicos comunes, para que sepan comportarse como buenos ciudadanos en esta sociedad. Esta educación, no solo estará presente en la escuela, si no que también en las diferentes situaciones en las que se vaya encontrando. Podrán ir aprendiendo y perfeccionando nuevos valores a lo largo de su vida porque la educación siempre está presente. De este modo, llegarán a la plena formación de lo que es Ciudadanía.

En conclusión, esta asignatura es el primer paso para que los jóvenes sepan cual es el concepto de "buenos ciudadanos" y por siguiente, que sepan comportarse como tal.