Educación multicultural

Competencia cultural. Respeto. Tolerancia. Modelos interculturales. Igualdad. Integridad

  • Enviado por: Olichivi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de Gestión Empresarial para Autónomos y Pymes
EANE Escuela Abierta de Negocios
El curso se ha desarrollado de una forma clara y práctica con el objetivo de que sea una herramienta de gran utilidad...
Solicita InformaciÓn

Curso de organización y gestión de empresas
Universidad Católica de Ávila
Presentación
Solicita InformaciÓn

publicidad

  • Introducción.

Hoy en día se da un gran interés por la educación multicultural. Esta educación tiene su origen en las intensas migraciones de estas últimas décadas, en los países denominados del primer mundo.

En este sentido, la educación multicultural, pretende responder lo mejor posible a la realidad cultural y étnicamente plural de nuestras escuelas y aulas.

La educación multicultural surge no solo por las razones pedagógicas, sino también por motivos sociales, ideológicos y culturales.

Sinónimos de educación multicultural son: educación multiétnica, intercultural, antirracista y pluralista.

Podemos definir la educación intercultural como la educación que va encaminada a conseguir en todos los alumnos de todos los centros, a través de cualquier área y ámbito curricular, una sólida competencia cultural, es decir, una serie de aptitudes y actitudes que capaciten a todos los alumnos para funcionar adecuadamente en nuestras sociedades multiculurales y multilingües .

  • EL NUEVO MARCO INTERCULTURAL

  • Diversas son las causas productoras de las actuales situaciones de pluriculturalismo, en las que debe operar la perspectiva intercultural. Unas son heredadas de situaciones históricas (trata de esclavos) y otras debidas a procesos de movilidad de personas y grupos (migraciones) estrechamente vinculados con la evolución de las coordenadas en las que se sitúan nuestras sociedades actuales.

    La causa determinante de las situaciones pluriculturales ha sido la emigración a los países europeos, con un alto desarrollo económico de personas y grupos provenientes de países pocos desarrollados a partir de la mitad del s. XX.

  • OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN MULTICULTURAL

  • Después de la lectura, reflexión y puesta en común de los distintos libros, los cuales se encuentran señalados en la bibliografía, y viendo los objetivos en cada uno (por diferentes autores), hay que señalar bajo nuestro punto de vista los que son más relevantes, sabiendo que no todos se podrán o se deberán conseguir en un centro educativo concreto, o en un tiempo más o menos corto:

  • Cultivar actitudes interculturales positivas, tales como respetar y tolerar las diferentes formas de ver la vida, valorar los aspectos positivos de otras culturas, el aperturismo hacia otras culturas, empatizar con los calores, comportamientos y creencias de otras culturas, superar prejuicios respecto a personas y grupos étnicos-culturales diferentes, potenciar el sentido crítico constructivo respecto a la propia cultura y a los demás.

  • Mejorar el autoconcepto personal, cultural y académico de los alumnos, ayudando a los alumnos a entender la interdependencia transcultural y a verse a sí mismos desde la perspectiva de los otros.

  • Potenciar la convivencia y la cooperación entre alumnos culturalmente diferentes, dentro y fuera de la escuela, ayudando a que todos los alumnos y alumnas desarrollen actitudes positivas hacia los diferentes grupos culturales.

  • Potenciar la igualdad de oportunidades académicas en todos los alumnos.

  • DIMENSIONES DE LA EDUCACIÓN MULTICULTURAL James Banks (1994), un autor de corriente americana, propone el ideal de plurivus unnum (la unidad en la universidad), para el cual la educación intercultural es un elemento importante. Según dicho autor, este tipo de educación trata de proporcionar la igualdad de oportunidades educativas para todos los alumnos y alumnas, asegurando a su vez un ambiente escolar que refleje la diversidad en toda su complejidad. Banks consideró cinco dimensiones importantes para la educación multicultural: - dimensión: integración de contenidos2ª dimensión: construcción del conocimiento3ª dimensión: pedagogía de la igualdad4ª dimensión: atención al conjunto de la escuelaMODELOS INTERCULTURALESCasi toda la producción teórica intercultural se sitúa entre los referentes de los grandes modelos de conocimiento surgidos en este campo o que han sido transplantados desde marcos más amplios: el tecnológico, el hermeneútico y el crítico. Cuando hablamos de modelo o paradigma intercultural nos referimos a las diferentes maneras de aproximación a un ámbito de conocimientos determinados. Veamos brevemente cada una de ellas:Modelo tecnológico o positivista. Para este modelo, la resolución de los problemas planteados por la interculturalidad en el sistema educativo estriba en la adquisición de destrezas por los alumnos que serían diseñadas por expertos educativos. Su orientación es de carácter fundamentalmente técnico y compensatorio, ya que el objetivo de la duración multicultural no es otro que el de compensar los déficits de las culturas distintas de la mayoritaria, tanto si esas carencias son reales o inventadas.Modelo hermeneútico o interpretativo. Este sugiere que la educación intercultural debe nuclear su proyecto sobre la mejora del conocimiento de sí mismos porque todos los alumnos deben de propiciar para estimular el desarrollo de la cooperación intercultural y reducir los prejuicios y discriminaciones. La perspectiva moral aparece en este modelo orientada a mejorar las habilidades de los sujetos para lograr una mejor autocomprensión desde la que poder estimular la cooperación intergrupal.Modelo crítico o sociopolítico. La propuesta de la educación multicultural se centra fundamentalmente en la modificación del currículum para adaptarlo a las exigencias planteadas por la democracia moral, que resultan incompatibles con la dominación cultural de unos grupos humanos sobre otros. Así entendida, la educación intercultural pretende que profesores y alumnos se comprometan en la modificación, tanto de las situaciones sociales como de los soportes ideológicos, que provocan la discriminación cultural y social. El éxito de este tipo de iniciativas depende, de la voluntad del profesorado en: Comprometerse activamente en proyectos en busca de una mayor excelencia escolar.Implicación al máximo de lo afectado en la educación de estos alumnos (profesores, padres, equipo psicopedagógico, agentes socioeducativos, responsables locales de la educación).

  • Inyectar en todos ellos un espíritu de corresponsabilidad, de adoptar actitudes y expectativas positivas sobre el papel que puede jugar la escuela en contextos socioculturales desfavorecidos.

  • ............................................................

    Sería relevante mencionar a continuación el hecho de que el mundo está cambiando y evolucionando continuamente, unas veces a favor y otras en contra del sistema educativo. Por ello, podemos afirmar que cambiar e innovar no es bueno ni malo, sino inevitable y, en el caso de la educación, muy saludable.

    La maquinaria escolar se resiste a los cambios en todo momento, esto es apreciable debido a que aunque a la escuela le hallan asignado distintos roles, ésta, en cambio, sigue haciendo lo mismo desde siempre, nos referimos a los métodos de aprendizaje, las asignaturas ha aprender, el material didáctico empleado...

    Con todo ello podemos afirmar que “el futuro de la educación dependerá del futuro de la sociedad”, esto es que conseguiremos un mejor porvenir educativo en cuanto que la sociedad se encamine hacia una vida futura mejor. Así que cuando hablemos del futuro de la educación, será dentro del contexto social, ya que la educación es la función a través de la cual la sociedad se perpetúa y progresa.

    Colom Cañedas (1984), diferenciaba por una parte una cultura moderna, basada en la adquisición, dominio y utilización de los lenguajes. Y por otra, la cultura popular, más vivificante, participativa y experimental.

    Diversos pedagogos han tratado y formulado varios estudios acerca del tema del futuro. De entre ellos, destacamos la labor de Suchodolski y de Miller, de los que a continuación haremos una breve síntesis de ambos autores sobre los hechos y condiciones que ha nuestro parecer nos han resultado más relevantes:

    • La generalización de la cultura científica y técnica, lo que supone que el trabajo sea un medio que permita al hombre desarrollar sus capacidades.

    Aunque si este aspecto se llevara a cabo, se produciría la desintegración de la comunidad laboral y el aislamiento del trabajador, lo cual provocaría una consecuencia negativa.

    • Se debe de romper el actual contexto económico que condiciona la vida al ciclo de producción - consumo.

    Sería muy importante tener en cuenta la posible elección de una educación innovadora, si lo que se pretende es que el futuro no sea similar al presente.

    Algunas de las repercusiones en el futuro educativo podrían ser: el requerimiento de programas educativos de alta calidad, pero seguramente los gastos que se empleen para este cometido no será muy elevado, y el sistema educativo se utilizará como instrumento fundamental de la política de gobierno. Además habría que contar con el consiguiente acrecentamiento de la población mundial sumado a un mayor índice de desempleo y con el consiguiente recorte de la semana laboral. También no estaría de más señalar la consecuente aceleración de los cambios sociales y tecnológicos.

    Como hemos podido apreciar, el factor más condicionante es la economía. Esto se refleja en la consiguiente agravación de las desigualdades, sumada a la intensificación de los fenómenos de pobreza y exclusión. Esto se refiere a la ruptura que se dan en los países desarrollados como los que se encuentran en desarrollo.

    La crisis social que vive el mundo actual se combina con una crisis moral, acompañada del crecimiento de la violencia y la delincuencia, originada en la mayoría de los casos por el fracaso escolar. A la escuela se le acusa de este mal solicitándose como institución de integración o reintegración.

    Es por eso, que para que la educación sea un factor de cohesión debería de tener en cuenta la diversidad de los individuos y de los grupos humanos y evitar un factor de exclusión social, por lo que a nuestro entender, toda forma de enseñanza normatizada debería de llevar a cabo la realización de estos puntos señalados y tener en cuenta la riqueza de las expresiones culturales de cada uno de los grupos que componen la sociedad en sí.

    En todo caso, es favorable que la escuela se encargue de explicar a los jóvenes el sustrato histórico, cultural o religioso de las distintas ideologías que están en contacto con la sociedad, ya que esto podría contribuir a que los alumnos, por una parte, construyan libremente su sistema de pensamiento y valores sin estar influidos por las tendencias dominantes, y por otra, adquieran una mayor madurez y apertura intelectual. En otras palabras, fomentar la educación multicultural y el respeto del pluralismo.

    Dicha práctica se ve reforzada por las sociedades de la información, lo cual incluye la aparición de una serie de dispositivos multimedia, tales como Internet, que es el más importante a nuestro parecer.

    Esta revolución tecnológica ha tenido un gran impacto en los modos de socialización, y es esencial para entender nuestra modernidad. Pero podemos apreciar un inconveniente que reside en que este amplio campo puede llevar a una pérdida del sentido de la realidad y que el aprendizaje y acceso del conocimiento se aparte de los sistemas educativos formales, causando importantes consecuencias en los procesos de socialización de niños y adolescentes.

    Como conclusión podemos afirmar que es inevitable la repercusión de estas nuevas tecnologías en nuestras maneras de aprender y que es imprescindible que exista el principio de igualdad a la hora de usar estas tecnologías en el ámbito escolar, para que los más desfavorecidos puedan usar estos nuevos medios para la comprensión del mundo.

    Antes de concluir, expondremos a continuación una serie de propuestas globales que se han formulado con la intención de que la sociedad prepare un futuro educativo acorde con las características de los tiempos:

    • La búsqueda de un equilibrio entre humanismo y ciencia, con el fin de formar ciudadanos más libres y críticos.

    • Orientación de la educación hacia el “humanismo científico”, se trata de que la educación ayude al individuo a dominar las fuerzas sociales y adquirir el dominio de sí mismo y de sus actos.

    • Un aprendizaje innovador. Este tipo de aprendizaje es el que permite que el hombre no vaya siempre por detrás de los acontecimientos y sometido a los avatares de las crisis. La anticipación y la participación son dos de las características que definen este aprendizaje innovador.

    • Creación de un programa mundial de educación para la civilización del futuro, con la finalidad de organizar condiciones favorables para la creación de una sociedad de bienestar para todos, una comunicación mutua entre las naciones, una garantía de los derechos humanos y de la mejora de la calidad de la vida.

    • Promover a un mayor nivel de pluralismo.

    Para finalizar, diremos que el papel que juega el educador en la sociedad actual sería el de intermediario y mediador entre el educando y la sociedad, y en nuestra opinión debería de transmitir a sus alumnos el respeto hacia el pluralismo y fomentar una práctica educativa lo más libre y autónoma que la convivencia democrática permita. Además debe ser capaz de adaptar su temario a la sociedad en la que se encuentra inmerso y estar verdaderamente cualificado para ello. Aunque para cumplir con dichos cometidos sería de gran importancia la participación de la sociedad, la cual dotaría a la escuela con los materiales didácticos necesarios para la realización plena del profesor en clase; de la familia y demás miembros de la sociedad. Y es que la escuela es cosa de todos, y que tiene como misión fundamental preparar a cada uno para “vivir juntos”, preparando a cada persona para esta participación activa en la vida ciudadana.

    VOCABULARIO BÁSICO INTERCULTURAL

    • Aculturación: Proceso socioeducativo mediante el cual los sujetos interiorizan y asumen las pautas de conducta y los valores propios de una cultura.

    • Asimilación: Proceso intercultural a través del cual el o los sujetos procedentes de un contexto cultural específico renuncian a su cultura de origen para asumir los referentes de otra cultura distinta. Ello puede ser debido a la libre voluntad de los que se asimilan o bien estar forzado por la presión de factores externos a su voluntad (situación más habitual).

    • Cultura: Podemos definir cultura desde dos puntos distintos:

  • Conjunto de relaciones que el ser humano establece consigo mismo, con otros seres humanos y con la naturaleza, como resultado tanto del tipo de formación que recibe como del conjunto de las acciones que realiza.

  • Conjunto de productos simbólicos y materiales producidos por las diferentes comunidades y grupos humanos como respuesta a las necesidades planteadas por su relación con el medio y con otros seres humanos, y que procuraran ser transmitidos de generación en generación por medio del proceso de socialización.

    • Discriminación: Actitud que concede un trato de inferioridad a personas o colectivos por motivos politicos, económicos, culturales, ideológicos, sociales o individuales.

    • Enculturación: Proceso inconsciente de configuración social de un individuo en su socialización o ajuste a las pautas de una determinada sociedad.

    • Etnia: Grupo humano caracterizado por su etnicidad. En tanto que recoge elementos raciales el concepto de etnia no es apropiado para describir a los grupos humanos aya que refleja una esencialidad (la de la “raza”) inexistente. Su utilización lleva a la confusión y, por lo tanto, debe ser abandonada y sustituido por el de colectivo, grupo o población humana.

    • Etnicidad: Conjunto de rasgos físicos y mentales que poseen los miembros de un grupo, producto de su herencia común y tradiciones culturales que, a su vez, los diferencian de los individuos de otros grupos.

    • Igualdad: El principio de que todos los eres humano es iguales es el fundamento ético y político de una sociedad democrática. Lógicamente las personas no son idénticas entre sí en cuanto a intereses, aptitudes, estilo de vida y otras dimensiones individuales o sociales. No obstante, la igualdad como principio requiere que las personas tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades de acción y de desarrollo, requiere también el respeto a la diferencia de las minorías y al desarrollo de una injusticia social redistribuida para con los colectivos desfavorecidos. Todas las personas deben de tener garantizada la igualdad de oportunidades para alcanzar el máximo de sus posibilidades en el aprendizaje, el trabajo, la cultura o el deporte, en función de sus propios esfuerzas. No se puede atentar contra la igualdad desde el principio de libertad, ambos junto con la solidaridad forman un sistema que da sentido al valor de la democracia.

    • Integración: 1) Proceso mediante el cual miembros de distintos grupos humanos y distintas culturas proceden, de común acuerdo y reconociéndose como partes integrantes de la misma sociedad, a establecer un nuevo marco de relación social o cultural más armonioso e igualitario en el seno de la sociedad que forman, sin que ello implique la renuncia a las bases culturales originarios de cada uno de los interlocutores (García 1996). 2) Fenómeno doblemente negativo para los sectores no privilegiados de la sociedad, puesto que se les expropia su cultura sin que ello suponga la adquisición plena de la de adopción, ayuda que por su origen está condenados a una posición subalterna.

    • Interculturalismo: Situación social de contacto de diversas culturas regulada por el diálogo y el reconocimiento mutuo. Connota una relación de igualdad, de intercambio, de dialogo, de participación y convivencia, de autonomía y reciprocidad, de actuar par el conjunto de la comunidad. Supone una búsqueda cooperativa e intencional de un nuevo espacio sociocultural común, sin renunciar a la especificidad diferencial de cada una de las partes.

    • Minoría: Parte menor de los individuos que componen una colectividad. Esta acepción introduce un cierto criterio de rango, en el que la expresión “menor” no sólo afecta a la cantidad sino también a la calidad de los sujetos o grupos así caracterizados. Postula, pues, una diferencia negativa de desigualdad hacia las minorías.

    • Racismo: Recibe este calificativo cualquier actitud o manifestación académica, política o cotidiana que suponga afirmar o reconocer de forma explícita o implícita, tanto la inferioridad de algunos colectivos étnicos como la superioridad del colectivo propio. También la justificación de la diferencia racial es ya una expresión de racismo, pues el uso del concepto de “raza” muy antiguo en la cultura occidental, carece de sentido como confirman la biología molecular y la genética de las poblaciones al no existir diferencia genética entre seres humanos de distinto aspecto externo, siendo más adecuado de hablar de pueblos o etnia. El racismo adopta formas diversas en distintos países, en función de la historia, cultura u otros factores sociales, aunque como nexo común suele llevar discriminación, rechazo a la cultura a los valores ajenos, practicando abiertamente el hostigamiento o la violencia hacia la víctima o su colectivo, mostrando en el esclavismo, el holocausto, el apartheid o la limpieza étnica su expresión más criminal.

    • Solidaridad: Es una conciencia colectiva de derechos y obligaciones basadas en unas necesidades comunes en semejanzas precedentes a las diferencias pero respetuosas con éstas. Significa una unidad, pertenencia común, interdependencia, apoyo mutuo, comunidad de esfuerzo y sentimiento, es una virtud que debe extenderse a todos los niveles, desde los más privados a los más públicos, desde las personas al Estado, pasando por las entidades sociales, las empresas u otras instituciones comprendiendo que su desarrollo exige un diálogo racional y democrático. La falta de solidaridad revierte en una deficiente vida publica y privada en cuanto al compromiso por ir descubriendo y realizando intereses comunes de la sociedad.

    • Subcultura: Denominación que recibe toda cultura alternativa y/o minoritaria que se sitúa en un contexto donde dominan pautas culturales diferentes o mayoritarias respecto de las suyas propias.

    • Tolerancia: Es un dispositivo o virtud que consiste esencialmente en el respeto de todas las diferencias formadas por distintas identidades de las personas y grupos que componen una sociedad o una comunidad. Es la supremacía del valor de las personas, de su dignidad, sus características especificas, sus diferentes identidades y en consecuencia, implica consideración a sus opiniones, creencias o prácticas aunque no se compartan, consideración que no debe suponer aceptar la conculcación de los derechos fundamentales de la persona. La diversidad lingüística, cultural, étnica, religiosa, nacional e histórica en los diferentes países en definitiva, el pluralismo y la dignidad o respeto inalienable de las personas, exige el desarrollo del valor étnico de la tolerancia como fundamento de una convivencia democrática.

    • Transculturalidad: Hace referencia a la posibilidad de que los individuos o grupos superen libremente los marcos de sus culturas originarias, bien por integración de otros elementos culturales externos a las mismas, del mestizaje o por medio de la creación de nuevos referentes culturales.

    BIBLIOGRAFÍA ESPECIFICA SELECCIONADA.-

    • DELORS, J. Coordinador (1999): Hacia donde va la educación, Madrid- Santillana.

    • García Martínez, A. y Sáez Carreras, J.: “ Del racismo a la interculturalidad” Madrid (1998). Narcea.

    • Antonio Jordán, J. “ La escuela multicultural. Un reto para el profesorado” Barcelona (1994). Paidós.

    • Ibáñez Orcejo, Mª J. Y Marco Stiefel, B. “ Ciencia multicultural y no racista. Enfoques y estrategias par el aula”. Madrid (1996). Narcea.

    • Antonio Jordán, J. “ Propuestas de educación intercultural para profesores”. Barcelona (1996). Ceac.

    • McCorthy, C. “Racismo y curriculum”. Madrid (1994). Morata.

    • Molina Luque, J.F. “ Sociedad y educación: perspectivas interculturales”. Barcelona (1994). Eines 7.

    FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

    DEPARTAMENTO DE TEORÍA E HISTORIA DE LA EDUCACIÓN

    Asignatura: La Educación Institucional Grupo: 11

    Tema: La Educación Intercultural

    Especialidad: 2º Lengua Extranjera

    Curso 2001-2002