Educación del bebé

Pedagogía. Nacimiento. Padres. Jugar. Enseñanza. Música. Articulaciones. Sentidos. Hablar

  • Enviado por: Alicia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 48 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


1. LAS DOS PRIMERAS HORAS DE TU BEBÉ

1.1. Comenzar muy al principio

Bienvenido. Te estuve esperando durante nueve meses. Sentí tus pataditas y cómo poco a poco ibas creciendo. Sé que tú me reconoces, sabes cuál es mi olor, mi tono de voz.

Quiero conocerte más a fondo y ayudarte a descubrir el mundo del que ya formas parte; conseguir que llegues a sonreír a la vida. Me gustaría enseñarte a ser feliz y a disfrutar de las cosas que te rodean.

1.1.1. Las dos primeras horas

En el momento del nacimiento el niño experimenta el mayor cambio de su corta vida. Pasa de un medio acuoso a un medio aéreo extraño y frío.

Tu hijo está muy receptivo a tus miradas, a tus palabras y a tus caricias. Es el mejor momento para expresarle tu amor y darle la mejor acogida. Experimenta un profundo cambio. Pasa de un lugar tibio, muy íntimo, donde no existían las sensaciones desagradables del frío, ni del hambre, ni de la sed, a un mundo de sensaciones nuevas donde existen los ruidos, las luces, la piel desnuda...

1.1.2. Piel con piel

El niño necesita saber quién es la madre, y te va a reconocer enseguida. Es importante que lo coloques contra la piel desnuda de tu pecho. Él notará enseguida los latidos del corazón y tu olor. Tu piel es el transmisor más importante de las sensaciones.

Es muy importante, por lo tanto, que al llegar al mundo encuentre a su madre muy cerca, que lo acaricie y lo ayude a pasar sus dos primeras horas en un ambiente dulce y acogedor, rodeado de las manos de mamá ( o de papá si el parto fue difícil) y las voces que ya conoce.

1.2.¿Qué necesitamos?

Sólo el cuerpo de la madre limpio y cálido. Sus manos para acariciar el cuerpecito del bebé. Y un sonajero con sonido suave.

En caso de que te encuentres demasiado cansada, puede ocuparse el padre u otro familiar de dar acogida al recién nacido.

1.3. ¿Cómo hacerlo?

En cuanto te sea posible, coloca a tu bebé desnudo contra tu pecho también desnudo. Es importante que la temperatura del ambiente sea la adecuada para el bebé, entre 27º y 30ºC.

Su cabecita ladeada se apoya en tu lado izquierdo, con su orejita muy cerca de tu corazón. Siempre respetando la posición natural.

Comienza a hablarle. Recuerda: él reconoce tu voz; al principio importa más el tono y la melodía que el contenido de las palabras. Llámale por su nombre. Trátale con dulzura.

El olor de la madre le inspira seguridad y felicidad.

Mécele suavemente canturreándole una bonita canción, se ha podido comprobar que mecer a los niños aumenta la memoria.

1.3.1. El poder de la ternura

Los bebés captan la intencionalidad por lo tanto, dependiendo del día que se tenga así se actuará.

El contacto piel con piel con la madre es fundamental para una buena comunicación y relación. El placer que se siente es algo inigualable.

La cabecita

Se puede acariciar su cabeza hacia atrás muy suave sin hacer mayor presión a la vez que le hablamos, le cantamos, le hablamos bajito. Se ha de emplear un tono bajito y pausado.

La espalda

Teniendo al bebé colocado sobre el cuerpo de la madre casi en la misma posición de cuando era feto, acariciamos su espalda, comenzamos desde la cabeza y se va bajando hasta llegar a los pies y así sucesivamente vamos repitiendo la misma operación.

El pecho

Tumbamos al bebé boca arriba y le vamos masajeando el cuerpo por el frente con las dos manos en forma de espiral. Hay que mantener el ritmo y sentimientos positivos. Estas caricias le proporcionan una vida más agradable. Aconsejan practicar con un muñeco antes de tener al bebé, ya que así resultará más fácil.

1.4. Cómo observar a tu hijo

El bebé cuando nace es observado por los médicos para comprobar su salud. La madre se debe limitar a mirarle y hablarle.

1.4.1. Los ojos

El bebé ve borroso, lo que más claro diferencia es entre el claro y oscuro, la luz más fuerte le molesta.

1.4.2. Los oídos

Aconsejan hacer ruido con un sonajero de forma suave y golpeándolo de una forma rítmica, ya que ese ritmo que se puede seguir con un sonajero es similar al que produjo el latir del corazón de la madre. Esto también sirve para observar si el niño oye.

1.4.3. Imitando a mamá

Cuando la madre se coloca frente a su cara y le hace gestos muy exagerados y muecas, el bebé trata de imitarla

1.4.4. El reflejo de succión

Si se le acerca el dedo a los labios del bebé trata de buscarlo para succionar. Este reflejo con el cuál ya nace le asegura su alimentación.

1.5. Consejos útiles

1.5.1. Padres en el paritorio

En la actualidad, parte de los padres quieren asistir al parto de su pareja para estar en ese momento a su lado dándole ánimos. No siempre les está permitido, aunque debiera. Depende del médico o las matronas que asistan al parto de dejar pasar al hombre o no. Se ha de tener siempre en cuenta la elección de asistir al parto de la madre y por supuesto del padre o pareja.

Según la OMS, aseguran que es bueno que asista alguien que acompañe a la madre en ese momento, pero también hay quien opina todo lo contrario y dicen que ya en la antigüedad las mujeres se retiraban en el momento de parir y ningún hombre podía asistir al parto.

Debe ser algo que decide la pareja.

1.5.2. Derechos de la madre

Las madres antes de abandonar el hospital tienen derecho a: examen de caderas; test de Apgar; test de metabolismo.

En el examen de caderas, el médico observa las caderas sujetándole las piernas y moviéndolas para ver si tiene algún tipo de luxación.

Con el test de Apgar se mira la vitalidad del recién nacido. Se puntúa con unos números de 0 a 10. Con el se miran los latidos del corazón, la respiración, el tono muscular, reflejos, color. A todo lo que se le mira se le da una puntuación de 0 a 2 y la suma de todos es el resultado del test final que da el índice de Apgar. Los bebés llamados normales la puntuación es entre siete y diez. Se realiza al momento de nacer y luego cinco minutos después.

El test de metabolismo también se llama prueba del talón. Se realiza pinchando al niño en el talón para extraer una gota de sangre, se hace para detectar enfermedades metabólicas y si no se detectan con tiempo pueden provocar subnormalidad.

1.5.3. Leche o caricias

Son dos cosas unidas. La leche le proporciona el desarrollo físico y las caricias el psíquico. Las caricias son fundamentales para el desarrollo del apego entre madre e hijo. No sólo las personas demuestran el apego con caricias, los animales lo hacen lamiendo a sus crías nada más nacer.

El contacto piel con piel es fundamental para la comunicación entre la madre y el bebé. El calor humano y el amor van unidos.

1.5.4. El instinto maternal

Las madres comentan que es algo increíble, una experiencia que no se puede contar con palabras. La propia emoción hace incluso llorar a la madre. No todas las madres sienten la misma emoción , debido a lo que acaban de pasar durante el parto, pero una vez que se ve al bebé limpio y a su lado todo se transforma y ese roce hace el cariño.

1.5.5. La soledad del bebé

Hay que decir que la vida no empieza cuando el bebé nace sino que ya empieza en el vientre de la madre, ahí ya ve, oye y siente.

Cuando nace siente un montón de sensaciones, frío, soledad, hambre…

El niño siente soledad ya que en el vientre de la madre lo tenía todo, calor, comida, sentía el corazón de su madre.

Durante los primeros meses tenemos que atender a sus necesidades y acudir a sus lloros para que el niño/a no sienta terror y se sienta atendido y comprendido. Eso de que los bebés si se cogen mucho se acostumbran al colo y luego lloran solo para que los cojan, en un primer momento no es así, con los meses ya le iremos acostumbrando.

1.5.6. Muy interesante

El tono muscular está regido por el sistema nervioso central. A los niños pequeños se les puede ayudar a usar su tono muscular. El tono muscular del lactante se define en: normotónico, hipotónico e hipertónico.

Los hipotónicos: los bebés prematuros o que estuvieron en incubadoras y se caracteriza por tener la masa muscular muy floja. También pueden tener falta de curiosidad o algún problema en la alimentación. Puede producir en la medre cierta ansiedad y una disminución de la interacción entre madre-hijo.

Los hipertónicos: los que nacen más tarde de la fecha prevista, bien por gran ansiedad de la madre, por ser ésta fumadora… los niños suelen ser más nerviosos.

1.5.7. Niños prematuros

*Recién nacido a término: nace a 40 semanas de gestación.

*Recién nacido a pretérmino: nace antes de 40 semanas de gestación.

*Recién nacido a postérmino: nace después de la fecha prevista.

Los prematuros son los que nacen antes de tiempo. Algunos según su peso pueden tener problemas ya que tienen el sistema nervioso inmaduro. Suelen tener más riesgos de padecer enfermedades. Puede influir el tabaco, alcohol , drogas, estrés…

La capacidad pulmonar depende en muchos casos del peso que tenga en el momento del nacimiento. Éstos niños tienen muchas posibilidades de padecer enfermedades asmáticas.

La alimentación es fundamental, se recomienda comer mucho pescado.

1.5.8. Programa de juegos específicos para el recién nacido prematuro. Programa J.E.R.N.P.

Un bebé prematuro hay que estimularlo. Según la OMS prematuro es el nacido con menos de 37 semanas de gestación y diferenciaba tres grupos según el peso del bebé, pero ahora este dato está modificado. A los nacidos con poco peso o pretérmino tienen inmadurez muscular y eso se ve en la textura de la piel, la forma de la oreja y los pliegues plantares. Algunas cosas que hay que tener en cuenta:

Poco peso y talla, falta de grasa corporal, trastornos respiratorios, dificultad en el contacto ocular, en la succión, al tragar; piel traslucida y con muchas venas…

Hay también que evaluar unos puntos de riesgo como son la inmadurez inmunitaria, la respiración, el dolor, la visión, el desarrollo de las capacidades

*Inmadurez inmunitaria

El niño prematuro es muy sensible a infecciones bacterianas y a las causadas por microorganismos intracelulares. Las defensas más eficaces se encuentran en la sangre y los ganglios linfáticos. El sistema inmunológico lo componen los glóbulos blancos y algunas sustancias, los anticuerpos, que son capaces de identificar y destruir los gérmenes patógenos.

La variación de temperatura está influida por una capa de grasa que cubre el cuerpo del bebé.

*La respiración

Este síndrome también aparece por falta de inmadurez de sus pulmones y por estar poco desarrollados. Es frecuente la bronquitis crónica o enfermedad broncopulmonar.

*El dolor

Las expresiones faciales del bebé son las que determinan si éste pasa dolor cada vez que se somete a tanta manipulación, cuando se pincha, se osculta, se le cambia de posición, se pone y quita de la incubadora. Su llanto puede ser de dolor o fisiológico, eso hay que saber diferenciarlo.

*La visión

Hay un retardo en la mielinización de la papila, se encuentra poco desarrollada. Los pacientes ven muy poquito, no reaccionan ante la luz, y sus pupilas no se contraen frente a una luz intensa.

*El desarrollo de las capacidades

Motrices, perceptivas, abstracción, habituación, regulación, relación social. Según el doctor Brazelton hay seis estados en el comportamiento del neonato que se realizan en períodos alternativos de vigilia y sueño.

-Estadio I (sueño profundo). No responde a estímulos. Su respiración es regular y sus latidos son entre 80 y 90 por minuto. Hay que dejar dormir al niño, durante esta etapa la actividad cerebral disminuye.

-Estadio II (sueño leve). Movimientos oculares rápidos, respiración irregular, movimientos de succión. Ocupa entre el 50% de la etapa de sueño. Se debe coger al bebé par que sienta el ritmo de la respiración dela madre, su olor y siente el calor del cuerpo. Si la madre no puede, el padre u otro adulto que cuide al bebé. Esto se debe hacer hasta que el bebé adquiera su peso de recién nacido a término aproximadamente 3.200 y 3.500gr. Los niños que han realizado el programa JERNP apoyados por el método canguro (lo que se ha dicho de cogerlo en brazos contra el cuerpo) , adquirieron más pronto todos el peso y se desarrollaron con mayor rapidez.

-Estado III (somnolencia). El lactante no está dormido, solo no se encuentra operativo. Sus párpados se mueven rápidamente y sus ojos por ratos están abiertos, se pueden observar estremecimientos intermitentes, la respiración es rápida y superficial. En este estado se suelen encontrar los prematuros, especialmente los de menos de 32 semanas de gestación.

*Programa JERNP1

En un primer momento se utiliza el método canguro, pero luego se irá incorporando el Programa JERNP.

Sentada en una silla o mecedora se coloca al bebé sobre el pecho y se realizan una serie de movimientos:

Unos son hacia delante, hacia un lado y otro y se han de realizar con suavidad. Hay que estar tranquilos para realizarlo y se puede hacer dos o tres veces al día. Si el niño mantuviera los ojos abiertos se debe mostrar las manos realizando movimientos. Se pude tocar también la mejilla del bebé realizando suaves movimientos. Cuando se acueste al bebé se realizará un pequeño masaje sobre el pecho en movimientos circulares. Con el fin de los masajes se puede colocar un pañuelo que la madre llevara al cuello para que tenga su olor Colocar un casete con los sonidos intrauterinos o alguna música clásica suave.

-Estado IV (alerta en calma). El bebé está despierto y se mueve y gira al oír o ver algo interesante, puede durar media hora.

*Programa JERNP II.

Colocando al niño sobre el pecho sentada se realizan una serie de movimientos:

Con una linterna se le puede colocar algo sobre la luz para que esta no deslumbre y así se puede observar si sus párpados se mueven. Dar un masaje en espiral sobre la mejilla con un movimiento lento y suave. Se puede introducir en la boca del bebé el dedo con un guante de goma esterilizada, así se da el masaje en el interior de la boca. En las manos también se harán masajes circulares. Lo mismo en la planta del pie. Al terminar se le hablará al bebé con una voz melodiosa y con unos mensajes muy positivos.

-Estado V. (Alerta activa).El niño permanece despierto, por lo tanto se puede jugar con el.

*Programa JERNP III.

El bebé colocado boca arriba se le masajea en todo el cuerpo. Una vez realizado el masaje se puede acariciar la mano del bebé e introducir el dedo en medio. Se puede soplar al bebé sobre sus mejillas, hablarle mucho, hacer muecas sacando la lengua etc.…Utilizar unos gestos muy amplios en el movimiento cuando le estamos hablando. Hay que mirar si se mete el dedo en la boca, si es así se le debe prohibir

-Estado VI (el llanto). Es la forma que tiene el lactante para comunicarse. Hay que acudir cuando llora. S e puede coger, mecer etc.…

Hay que ayudar al niño en sus inconvenientes. Los niños nacidos con un peso inferior a 1.500gr. Demuestran que el 10 y el 20 por cien de ellos tienen deficiencias visuales y auditivas.

2. TU BEBE DE 0 A 15 DIAS

2.1. Ir conociéndose

Se sugiere como conoce mejor el bebé. Hay que habituarse el uno al otro, con un reconocimiento mutuo y hay que aprender a jugar juntos. Hay que tener en cuenta el contacto. Es fundamental saber las necesidades del bebé.

La madre aporta una gran fuente de estimulación a los sentidos del bebé. Hay que cantarles, mecerles, hablarles. Un buen momento para aprovechar es el cambio de pañales, el baño.

Hay que crear una rutina. El bebé tiene que descubrir todo su entorno cuando llega a casa, por eso hay que mantener unos ritmos horarios para facilitarnos el trabajo y poder dedicar tiempo a otras actividades. Con la rutina el bebé conoce mejor su entorno. Al irse acostumbrando va consiguiendo sentirse más seguro, relajado y tranquilo.

La rutina es necesaria. El dejar llorar al bebé no le va a enseñar nada, si llega a dormir en esta situación será por lo agotado que está.

2.2. ¿Por qué la necesidad de jugar?

El estar en contacto con la madre le ayuda a desarrollar más sus capacidades y le va a estimular en su crecimiento y desarrollo.

Los juegos deben ser sencillos. Antes se pensaba que los recién nacidos no se podían relacionar con el exterior, pero hoy se sabe que el niño tiene que relacionarse con todo lo que le rodea y hay que estimularlo de forma adecuada, no forzándole demasiado. Los niños que son tratados con amor y con muchos estímulos se desarrollan mucho mejor.

El doctor Jaroslav Koch en uno de sus estudios realizados dice que los niños tienen un gran potencial oculto y sin explorar.

Los niños que aprendieron a jugar tienen grandes ventajas con respeto a los demás.

Suelen comer mejor, su tono muscular también es más adecuado y desarrollado. El momento del sueño se produce de una forma más tranquila y relajada. Tienen buen humor y sonríen más. Hablan con mayor rapidez. El niño se hace más receptivo.

Si se juega mucho con el niño se desarrolla su inteligencia. Jugando se fomentan todas las potencialidades del niño.

Los humanos nacemos con un número de células nerviosas que son las neuronas y así se desarrollan muchas interconexiones neuronales, llamadas sinapsis, las cuales son imprescindibles para recibir e intercambiar información. El proceso madurativo comienza hacia el cuarto mes de embarazo y finaliza hacia los treinta años. Las neuronas para comunicarse necesitan de unos neurotransmisores. Su máximo desarrollo se sitúa en los dos primeros años de vida.

2.3. ¿Qué necesitamos?

El bebé necesita de su madre y es a través de la piel como se comienza mejor. El padre también es muy importante. Los niños que tienen las dos figuras consiguen tener una maduración intelectual más rápida.

La opinión de Bruno Bettelteim es que no solo los padres se encarguen de sus hijos sino que también otras personas como educadores pueden hacerlo, lo que sí recomienda es que estén preparados y capacitados para desarrollar dicho papel. Por supuesto, que la figura de los padres es insustituible.

2.4. ¿Cómo hacerlo?

En sus primeros días los bebés se pasan parte del tiempo durmiendo pero no lo hacen siempre de la misma forma. El periodo de sueño es importante porque forma parte de la maduración cerebral.

Hay que aprovechar los momentos en que el niño está despierto para estimularle y como no, en los cambios de pañal, de baño, de alimentación.

2.4.1. Mírame a los ojos

Las miradas frente a frente con el bebé son muy importantes, en un primer momento hay que situarse muy cerquita del bebé a unos 20-30 cm. , así el bebé se centrará mirando los ojos de la madre. Su interés se considera normal dado que los ojos están en continuo movimiento. Es muy importante este contacto visual para una buena relación entre madre e hijo

Hay más formas de estimular la mirada del bebé, como son las manos. Colocando éstas delante de su cara se pueden mover haciendo juegos. Con una lámpara proyectora de luces también favorece la fijación.

2.4.2. ¿Quién me habla?

El repetirle su nombre muchas veces es muy importante y también el decirle “soy mamá, “soy papá”. Hay que utilizar un tono melódico ya que los sonidos graves no le gustan y los fuertes tampoco. El bebé ya reconoce la voz de mamá de la de papá. El bebé mueve la cabeza hacia donde oye un sonido ya que el oído está muy desarrollado al nacer. Fundamentalmente es el hablarle cara a cara, ya cuando nace está desarrollado y le sirve para localizar el sonido y controlar los movimientos de la cabeza

El trabajar más de un sentido es muy favorecedor para el niño ya que así se aumenta su curiosidad y su concentración. El cantarle canciones es muy importante. Las palabras se graban en el hemisferio en el hemisferio izquierdo que es el responsable del lenguaje, de la escritura… mientras que la melodía lo hace en el derecho. El intentar aumentar las interacciones entre los dos hemisferios es importante

para el desarrollo de la inteligencia.

2.4.3. Música en mi cunita

Si se graban cassettes con las voces de la familia más cercana ( papá , mamá, hermanos) y luego se le ponen para que las escuche eso le tranquilizará.

Se dice que los niños reconocen las melodías que han escuchado cuando estaban en el vientre de su madre, y que si se las ponen los tranquilizará. Si por cualquier causa el padre no puede estar con el bebé por cualquier causa durante largo tiempo, es aconsejable que se grabe su voz y se le ponga al bebé, puesto que así la reconocerá cuando vuelva.

Los sonidos que más le gustan al bebé son las voces de su madre y padre, oír su nombre, sonajeros, risas, canciones de cuna, música barroca también le gusta, los latidos del corazón etc.. la música les suele relajar mucho.

2.4.4. El olfato

Los recién nacidos reconocen a su madre por el olfato. Se tiene comprobado que si se coloca una gasa impregnada con la leche de la madre en la cuna del bebé, esto le dará seguridad y le tranquilizará en momentos que el niño está más intranquilo; lo mismo pasa con la colonia, si se le coloca la colonia de la madre a su lado en la cuna hace el mismo efecto. Por ej: el olor al tabacote desagrada y le irrita como también lo puede hacer otro tipo de olores desagradables.

2.4.5. El gusto

El bebé nace con el reflejo de succión. En el vientre succionan ya el dedo pulgar a parte de tragar líquido amniótico. S u sensibilidad con respecto al gusto esta tan desarrollada como la de un adulto . Diferencian lo dulce de lo salado y lo agrio de lo amargo. Lo dulce tiene gran preferencia y debe ser ya algo genético.

2.4.6. El tacto

El roce de piel con piel es muy importante, por eso los masajes suaves le gustan tanto a los niños.

El abrazar a los niños contra el cuerpo ( tanto por parte del padre como de la madre y el acariciarlos les ayuda para aumentar su peso, desarrollar el aparato digestivo, las defensas del organismo y para una buena relación afectiva.

A través de la piel el bebé distingue el frió del calor; la suavidad de la dureza; la rugosidad de la lisura; el resbaladizo del antideslizante; el aire; la presión; el mojado del seco.

El tumbarlo desnudo contra el cuerpo de la madre también desnuda y acariciarlo desde la cabeza a los pies le ayuda a percibir el calor de la madre.

2.4.7. Las manos

El bebé tiene las manos cerradas pero si se le acarician suavemente las abre. Como juego se puede dar un dedo al bebé y así éste al sentir el contacto en su mano la cerrará.

2.4.8. El movimiento

Lo más normal es que cuando el niño llora se coja en brazos y se acune. Es un instinto que no se debe reprimir.

Si se balancea al bebé le va a favorecer en su respiración y le va a tranquilizar. Se puede mover suavemente hacia los lados, de adelante hacia atrás. No se pueden realizar movimientos muy bruscos ya que se puede asustar al bebé.

Si se deja al bebé desnudo, la temperatura ha de ser adecuada sobre 27 grados pero siempre ha de estar vigilada por un adulto. Así desnudo puede experimentar todo su cuerpo, lo cual le encanta ya que se siente libre.

El movimiento rítmico es muy favorecedor para fomentar la memoria.

2.4.9. El poder de los masajes

Los masajes son fundamentales para un bebé. Los médicos a los niños que están en las incubadoras le aconsejan a sus padres que acudan a verlo y que los acaricien y les toquen ya que ayuda mucho a que los niños evolucionen más rápidamente.

Con los masajes se desarrolla más todavía el sentido del tacto ya que el bebé ya nace con el bastante desarrollado. Los masajes se deben de realizar una vez al día. Si el bebé fuera prematuro se le deben aplicar más veces al día, por lo menos tres.

2.4.9.1. Los brazitos

Se deben dar en los brazos con un pañuelo y se debe llevar un ritmo constante y lento, no movimientos bruscos ya que se está acariciando. A la vez que se le hace esto, se le canta, sonríe, se habla … para favorecer una buena relación.

2.4.9.2. Las piernas

Empezando en el muslo se continua por toda la pierna hasta llegar a la planta del pie y se vuelve a repetir la operación pero ahora al revés , de la planta del pie hasta el muslo.

2.4.9.3. El pecho

Para masajear el pecho del bebé debemos hacerlo con las dos manos. Se empieza por la tripa y se sube lentamente hacia las costillas y una vez que se llega casi a los hombros se hace como un circulo y se vuelve a empezar en la tripita. También se puede usar un pañuelo.

2.4.9.4. La espalda

En la espalda se comienza por los hombros y se van bajando las manos suavemente hasta llegar a los tobillos.

Con estos masajes realizados a diario se ayuda a fortalecer las articulaciones y es un beneficio para todos los órganos del bebé.

Los masajes no sólo se realizan ahora sino que ya viene de la prehistoria. Con los masajes se actúa sobre el: sistema nervioso, vascular, linfático, muscular y respiratorio.

2.5. Como observar a tu hijo

Pataleo

Como mejor se observa al bebé es tumbándolo boca arriba en la cuna. Una vez colocado así, si el bebé está cómodo va a patalear mucho y a bracear y así se puede comprobar si tiene la misma fuerza con los dos brazos, los pies, si es capaz de doblar las piernas, de mover todos los miembros o saber si tiene alguna preferencia y mueve más uno que otro

Postura

Cuando se coloca boca abajo al bebé tuerce la cabecita a un lado o a otro. También es posible que tumbado tenga una pierna y un brazo de un lado estirada y del otro encogida pero si se le estira la pierna flexionada automáticamente estirará el brazo. No es conveniente que el bebé duerma boca abajo.

Las manos

Si tiene las manos cerradas mete el dedo pulgar dentro del puño y si se le acaricia la mano, la estira pero el dedo lo sigue manteniendo doblado.

Reptación

Boca abajo el bebé tiende a reptar

Posición

Mantiene la posición de cuando estaba en el útero materno.

Cabeza

La cabeza la tiene ladeada, por eso conviene cambiar al bebé de postura ya que los huesos de su cráneo son muy blandos y se podría provocar un aplanamiento del cráneo en un lado.

Empuje

Si se coloca la palma de la mano en la planta de los pies el bebé empuja cuando se nota en contacto con las manos.

Ojo

Hasta el año de edad aproximadamente los ojos del bebé no tienen un color bien definido. Le llaman mucho la atención las luces. El bebé prefiere mirar los rostros humanos, el contraste blanco-negro, las luces y sombras, sus manitas y todo lo que está en movimiento.

Oídos

Se puede comprobar la capacidad auditiva del bebé con un simple sonajero, probando primero en un oído y luego en otro.

Les suele gustar las voces y música suaves, no los ruidos fuertes ya que les asustan y les pueden provocar el llanto.

2.6. Consejos útiles

2.6.1. ¿De qué color serán sus ojos?

La vista es el sentido que va a necesitar más tiempo para ir madurando. La iris del recién nacido, que es la parte colorada del ojo, en el bebé no está totalmente colorada, puesto que las células pigmentarias aún no se desarrollaron bien.

La genética es fundamental, ya que los genes de los niños son heredados de sus padres. Son dominantes los colores oscuros, por ej: si uno tiene los ojos claros y otro oscuros prevalece el oscuro en el 75%.

Antiguamente pensaban que los niños con ojos azules era debido a la leche que tomaban, está descartado que no es así. Los ojos claros tienen más problemas que los oscuros, les molesta más la luz. Donde hace mucho sol la gente suele tener los ojos oscuros. Por el contrario donde hace más frío y menos sol abundan más los claros.

2.6.2. Démosle la bienvenida

Resultan muy duros los primeros quince días del bebé tanto para él como para el resto de la familia. Es muy conveniente estar tranquilos ya que el cambio es muy grande para todos. Hay que buscar sitios tranquilos para el bebé y la madre, con un ambiente acogedor y de silencio. El bebé necesita de los padres para entrar en este mundo una vez que ha dejado el vientre materno.

2.6.3. Cólicos del lactante

Aún no se sabe por qué se producen, pero se cree que son debidos a la inmadurez del sistema digestivo. Frecuentes entre el primer y tercer mes de vida. El momento en el que le ocurre el bebé llora mucho y se encoge como si le doliera la tripita.

Se ha de intentar aliviar esta situación por eso se recomienda buscar un lugar tranquilo para alimentar al bebé. Si el niño está nervioso hay que calmarlo y por eso se debe acunar suavemente cantándole, colocándolo desnudo sobre el pecho para que sienta el calor, el olor y la voz de la madre, ponerle el chupete, darle palmaditas en la espalda. Si se está en un ambiente tranquilo el niño es menos propenso a los cólicos del lactante. No se debe cambiar la alimentación del bebé por los cólicos.

2.6.4. Acunar al bebé

Acunar al bebé es uno de los mejores regalos que le podemos hacer, así se sentirá querido y protegido y necesita que lo mezan.

La creencia de que a los niños si se acostumbran al colo luego no quieren estar solos y solo quieren colo, no es así. El bebé los primeros días necesita que le ayuden a habituarse al nuevo mundo, luego poco a poco ya lo iremos acostumbrando a nuevos hábitos

Hay que evitar que se quede dormido mientras se acuna, por que si esto sucede sí que se acostumbra rápido y necesitará que lo mezan para dormir. El hecho de mecerlo tiene unos efectos muy beneficiosos:

se sentirá más querido; experimentará las mismas sensaciones que cuando estaba en el útero materno; dicen que mejoran sensiblemente la memoria; favorecen la respiración y por tanto la oxigenación; el sistema muscular adquiere mejor tono ; ayuda al sistema digestivo y le proporciona mayor seguridad en sí mismo.

En Suramérica cuando nace un bebé prematuro se aconseja a la madre llevarlo por debajo de la camisa para sentir el contacto de la piel, así el bebé siente todos los movimientos y ello le va a favorecer.

En estudios que se están realizando se está comprobando que los niños prematuros que se les deja estar parte del tiempo con su madre y otra parte en la incubadora, mitad y mitad les favorece mucho , no solo en la lactancia sino también en la relación madre- hijo y en el desarrollo psicomotor .

2.6.5. La posición del pequeño

Se recomienda respetar su postura natural .Se debe acostar sobre una superficie plana, y su posición debe ser horizontal, cambiándolo de lado. No se deben colocar cojines para intentar sentarlo ya que su cuerpo aún no está lo suficientemente maduro como para hacer eso.

2.6.6. Especial para padres

Es primordial la figura del padre para el niño desde el primer día. Si se observa a los animales se puede comprobar que los machos cuando nacen sus crías buscan un lugar seguro para ellas y la hembra.

No todos los padres realizan la función que les gustaría con sus hijos por no disponer en muchos casos de tiempo, aunque hay algunos que acuden con sus mujeres a las clases de preparación al parto.

Es muy importante que la pareja esté de acuerdo para cualquier decisión que tomen. Con la llegada del pequeño la vida en pareja cambia radicalmente. Hay que acostumbrarse a los nuevos hábitos.

La madre se puede sentir deprimida en ciertos momentos o se puede olvidar de su pareja en algunas ocasiones, es lo que se suele llamar depresión posparto. El padre tiene que dar mucho amor y afecto y comprender para saber adaptarse a la nueva situación. Si la madre está tranquila y relajada le proporciona al bebé esa misma situación de tranquilidad, calma y amor.

Si la familia está tranquila y unida demostrándose cariño y afecto, ayudando en el cuidado del pequeño, éste es el más beneficiado.

Los primeros días del bebé el cariño del padre llega a través de la madre.

3. TU BEBÉ DE 15 DÍAS A UN MES

3.1. Cómo despertar la curiosidad de tu bebé

Para despertar la curiosidad del bebé la madre debe realizar con los que los dos se divertirán y hará que el niño sea mucho más despierto y además le proporcionará alegría.

3.2. Que vas a enseñar a tu bebé

Mediante juegos la madre puede crear una comunicación muy especial con su hijo esta se denomina “comunicación no verbal” y se establece a través del contacto, caricias, voz……

3.3. ¿Qué necesitamos?

Para realizar juegos con el bebé sólo necesitamos unas cartulinas con diferentes dibujos, una pelota y un sonajero y también se puede utilizar música clásica y una linterna.

3.3.1. ¡Vamos a divertirnos!

Da igual el momento en el que se realicen los juegos lo único que hay que respetar son los horarios biológicos del bebé, la madre también debe identificar el momento que más le guata al niño.

3.4. ¿Cómo hacerlo?

3.4.1. ¡A, que divertido: veo en blanco y negro!

El juego consiste en enseñar al niño las cartulinas en blanco y negro para que fije su mirada y al cabo de los días el bebé ya reconocerá los dibujos y se fijará cada vez más en ellos.

3.4.2. El juego de las luces

Este juego consiste en apagar y encender una linterna delante del niño esto favorece la acomodación del ojo ya que el iris se dilata y se contrae.

3.4.3. Algo nuevo en mi cunita

Otro juego es colocar en la cuna del bebé diferentes objetos e ir cambiándolos según el niño se vaya adaptando a ellos.

3.4.4. Mi música preferida

Es recomendable poner música clásica a los bebés puesto que ayuda a que se relajen y si se les pone a la hora del sueño acaban identificando que cuando le ponen música es la hora de dormir.

3.4.5. ¡Qué sonido tan dulce! mamá, ¿me estás hablando?

El sonido que más le gusta a los bebés es la voz de su madre por eso es bueno coger al niño en brazos y hablarle.

3.4.6. En el regazo de mamá

Cuando una madre coge a su hijo en el colo debe inspirarle tranquilidad para que el niño se relaje y preste más atención a los juegos que la madre le realice.

3.4.7. Mi primera pelota

Jugar con la pelota ayuda a que el niño se desarrolle. el juego consiste en poner al niño sobre el balón de playa y moverlo suavemente como si lo estuvieras acunando (de adelante-atrás, izquierda-derecha y en círculos).

3.4.8. Mamá, te ayudo a ponerte en forma

Consiste en realizar ejercicios abdominales con el niño en las piernas esto ayuda a la madre a ponerse en forma y al mismo tiempo al contacto entre madre e hijo.

3.4.9. Mi bebé va en barquita

Este juego consiste en coger al niño en brazos y balancearlo como si fuera una barquita y cada vez se amplia más el balanceo hasta que el niño quede en posición erecta y se mantiene un poco en esta posición para que se amplié su visión.

3.4.10. Vivir con los demás

El primer medio de contacto con los demás son las manos por eso se deben realizar juegos para que el niño practique la extensión y aprensión de las manos.

Los juegos que se pueden realizar son acariciar la palma y los deditos y el dorso de la mano.

3.4.11. Moviéndome con libertad

Para favorecer el movimiento del niño debemos de dejarlo mover libremente poniéndolo encima de la cama o de una manta en el suelo y así poco a poco irá perfeccionando sus movimientos por eso en ningún momento debemos dejar de observar al niño.

3.4.12. Imitando a mamá

Los bebés imitan todo lo que ven por eso la madre puede realizar un juego con el niño entre las piernas y sentada en el suelo debe realizar muecas muy exageradas para que el niño ejercite la vista y repita lo que hace la madre.

3.4.13. El despertar de los sentidos

La madre debe enseñar al bebé que todo esta relacionado, por ejemplo que cosas que se ven también hacen ruido e incluso tienen sabores.

Por eso la madre puede mostrar al niño objetos con diferentes ruidos e intentar que el niño los siga con la vista haciendo sonar el objeto a un lado y al otro de su cabecita.

3.4.14. Díselo con caricias

El masaje resulta beneficioso para los niños e incluso hace que los niños sean más sanos porque se le masajea la glándula del timo la cual produce linfocitos que defienden el organismo de cualquier ataque del exterior.

3.4.14.1. El pecho

Para masajear el pecho se deben realizar círculos con las manos que parten del centro hasta el exterior y se vuelven a juntar en el centro, otra manera es colocando la manos en las caderas del bebé y subirlas lentamente hasta el hombro opuesto a cada mano.

3.4.14.2. El vientre

Este masaje consiste en pasar una mano desde el pecho al vientre y luego la otra y así varias veces.

3.4.14.3. Los bracitos

Para masajear esta zona se ejerce un ligero movimiento de torsión alrededor de él, con las dos manos en sentidos contrarios por todo el brazo del bebé esto se debe realizar varias veces.

3.4.14.4. Las manitas

Para masajear las manitos del bebé se deben realizar círculos por toda la palma y luego seguir con los dedos.

3.4.14.5. Las piernecitas

Se realizan movimientos de torsión por toda la pierna primero una y luego la otra haciendo especial hincapié en el tobillo ya que es una zona muy importante.

3.4.14.6. Los piececitos

Se masajea desde el talón a la punta de los dedos ejerciendo una leve presión con los pulgares.

3.4.14.7. La espalda

Una forma de masajear la espalda del bebé es colocando una mano a la altura de los hombros y deslizándola hasta el culete y luego la otra mona esto se debe repetir varias veces, otra forma es colocando una mano en el culete del bebé y la otra bajando varias veces hasta que choque con la otra mano, también se puede estirar al niño y sujetándole por los tobillos pasando la mano desde la espalda hasta que se encuentra con la otra mano esto se repite varias veces.

Estos masajes se deben realizar con lentitud y en silencio y si el bebé llora se debe dejar puesto para otro momento puesto que al niño no le apetezca, debes intentarlo al día siguiente.

3.5. Cómo observar a tu hijo

Para detectar los avances del bebé debes realizar los juegos descritos anteriormente para saber como va evolucionando, como reacciona ante los sonidos, como se mueve, como flexiona las piernas y si no se produce es síntoma de que el tono muscular esta bajo(hipotonía).

3.6. Consejos útiles

3.6.1. Mírame a los ojos, mamá

Es recomendable que si el bebé se alimenta con biberón se cambie de brazo en cada toma para asegurarnos de que los dos ojos tienen las mismas posibilidades en su desarrollo. También es recomendable cambiar la posición de la cuna en la habitación ya que la luz si esta en la misma posición favorece más un ojo que el otro, si no se pueden cambiar los muebles de la habitación se debe cambiar la posición del bebé en la cuna. También es bueno la relación ojo-ojo o contacto ocular entre madre e hijo mirando al niño a los ojos.

3.6.2. Relajación en ocho minutos

Los bebés perciben como se siente la medre por ello si quieren inspirarles tranquilidad deben estar ellas tranquilas, para esto pueden aplicar un método de relajación que consiste en sentarse con los ojos cerrados e ir pasando mentalmente por todas las partes del cuerpo y luego se hará una técnica de respiración que consiste en tomar aire mientras se cuenta hasta cuatro, mantenerlo hasta llegar a dieciséis y expulsarlo contando hasta ocho, esto se repite varias veces y ya se esta listo para coger al niño.

Si el bebé es demasiado tranquilo se le hacen ejercicios más activos y si por el contrario el niño es activo se hacen ejercicios más tranquilos.

3.6.3. Los lloros

La única manera de comunicarse de un bebé es llorando, por eso según la necesidad que tenga hambre, frío, calor, dolor,…. el llanto es diferente.

Se debe acudir cuando el bebé esta llorando ya que si no se hace el niño puede interpretarlo como un abandono y provocar que en un futuro sea introvertido y ansioso.

3.6.4. Los cólicos

Los cólicos pueden ser debidos a que el niño traga aire a la hora de mamar y son más frecuentes durante la noche y para intentar calmar al niño hay diferentes formas: colocar al bebé en brazos, boca abajo, con la tripita en tu mano y con el chupete, y las acciones de mecerle y chupar lo tranquilizan, otra es colocando una bolsa de agua caliente debajo de su tripa, o realizar el juego del balón de playa.

3.6.5. Digitopuntura

Es una técnica de curación milenaria. Es muy fácil de hacer y no tiene contraindicaciones.

3.6.5.1. Dolores de tripita

Se coge una de las manos del bebé se apoya en una superficie y se presiona suavemente el canto de la mano desde el dedo meñique hasta la base de la muñeca, esto se repite varias veces.

3.6.5.2. Problemas de estomago por comer deprisa

Se debe masajear desde el inicio del dedo pulgar hasta la unión con la palma de la mano.

3.6.5.3. Cólicos

Se coloca al niño boca abajo y se masajea la zona de la espalda desde los hombros al culete pero nunca pasando por encima de la columna.

3.6.6. Tacto y contacto

Tacto es el sentido a través del cual el bebé distingue diferentes texturas por eso es bueno que los niños tengan diferentes juguetes ya que manipulándolos el niño desarrolla este sentido y aprende.

Contacto es muy necesario para los bebés ya que se sienten queridos y así en un futuro serán capaces de tener más relaciones afectivas.

Además se realizó un estudio con chimpancés donde se colocó un chimpancé de alambre con un biberón y otro de peluche los chimpancés bebés se iban junto al segundo chimpancé porque era más calido y se sentían más protegidos.

3.6.7. La personalidad del bebé

Podemos conocer la personalidad del bebé según cual sea su modo de comportarse a la hora de comer.

Ansioso: se excita y llora y si pierde el pezón se pone muy nervioso.

Audaz: es rápido, no duda y mama con fuerza.

Juguetones: antes de mamar le gusta jugar con el pezón.

Cómodo: espera que la leche suba por completo.

Tranquilo: no tiene prisa, mama y para cada poco.

Lo más importante es dejar que cada bebé tenga su propio ritmo.

3.6.8. Los celos

Cuando llega un nuevo hermanito es natural que el mayor sienta celos, por ello, se le debe dedicar más atenciones y repetirle constantemente que se le quiere e intentar pasar con él algún tiempo realizando las actividades que a él le gustan, esta es la mejor manera de que no tenga tantos celos también es bueno explicarle porque la madre tiene que cuidar tanto del pequeñín.

3.6.9. El chupete

El chupete sirve para calmar al bebé, para no todos los niños utilizan el mismo modelo por eso se deben probar varios hasta dar con el que más le gusta al niño.

Es bueno que el niño use el chupete ya que es más fácil de sacar que cuando el niño chupa el dedo.

3.6.10. La memoria

Se ha comprobado que el niño con un mes que aprende un juego lo sigue recordando en el tercer mes. Esto quieres decir que todo lo que aprende queda grabado en su memoria.

4. TÚ BEBÉ DE 2 MESES

4.1. Un proyecto ambicioso

La relación madre e hijo es muy importante por eso se realizó un estudió por la universidad de Japón del niño donde se llegó a la conclusión que si la madre se separa del bebé cuando este tiene dos meses la temperatura corporal de este pasa de 36 grados centígrados a 35´1 en tan sólo ocho minutos.

Por eso se recomienda que en los primeros meses el niño debe recibir mucho amor y cariño de su madre y estar en un ambiente sereno, tranquilo y relajado y a que esto beneficia su inteligencia.

4.2. ¿Qué necesitamos?

Para estimular la visión del niño sólo necesitamos cartulinas blancas y un rotulador negro y a partir de esto podemos construir un móvil en tres dimensiones con diferentes dibujos (cuadrados, círculos, cubos…..).

También se pueden comprar móviles musicales, poner una linterna de luz suave, sonajeros blandos, utilizar cascabeles, balones, globos de colores y poner música barroca todo esto ayudará a estimular los sentidos de nuestro bebé.

4.3. ¿Cómo hacerlo?

Estos juegos se deben realizar cuando el niño se encuentre más inquieto porque se pondrán de buen humor. Debe estar en una situación donde el niño se pueda mover, tocar, mirar, escuchar…..

4.3.1. Un regalo de mis papás

El móvil se coloca cuando el niño esta activo y nos debemos asegurar que se estimulan los dos ojos por igual, además cuando el niño no preste atención debemos cambiar los dibujos del móvil porque ya se habituó a los anteriores y le aburren.

4.3.2. El móvil sonoro

Se puede usar cuando este el bebé a oscuras en la habitación pero hay que tener la precaución de cambiarlo de posición para que el niño recibe estimulación de todos los lados.

4.3.3. La pelota voladora

Este juego consiste en poner al bebé acostado y con una mano en el culete del bebé levantarlo y con la otra mano coger la pelota y acercarla hasta que el niño la toca y luego alejarla para que el niño la siga con la mirada.

4.3.4. Mi música preferida

A la hora de dormir es bueno ponerle música clásica, cuentos o sus propios gorjeos en un casette.

4.3.5. Cajita de música

En una cajita se guardan todos los objetos que puedan hacer ruido que se irán presentando al bebé, estos objetos no deben hacer ruidos demasiado estridentes.

4.3.6. Jugamos al fútbol

Este juego se realiza en la misma posición que el de la pelota voladora pero se acerca la pelota a los pies del bebé para que este note el contacto de la pelota y mueva sus piernecitas.

Este ejercicio favorece la circulación, la digestión, la respiración y la comunicación con la madre.

4.3.7. Con mamá todo es más fácil

Para favorecer la musculatura del cuello se coge al niño en brazos en posición horizontal de forma que su cuello descanse sobre uno de tus codos y con la otra mano se pasan objetos sonoros por delante de su carita para que intente seguirlos.

4.3.8. Observando el mundo (fisgoneando)

También para favorecer los músculos de cuello y espalda se coloca al niño tumbado boca abajo encima de una toalla enrollada y se agita un sonajero para que intente mirarlo.

4.3.9. Acunando en el aire

Este juego sirve para que el niño se independice poco a poco de la madre. La madre se debe de sentar en el suelo coger al niño por debajo de los brazos y elevarlo hasta que sus caras queden a la misma altura y luego se mueve de un lado a otro.

4.3.10. Despegándonos

Se coloca al niño pegado con su espalda al pecho de la madre y se va separando poco a poco y se vuelve a acercar al pecho esto hace que se fortalezca la musculatura de la espalda, se puede realizar enfrente de un espejo.

4.3.11. La hamaca. Danzando con mamá

La madre debe estar en el suelo con las piernas cruzadas se coloca al niño sentado en las piernas de la madre y se balancea de un lado para el otro esto favorece el equilibrio y a tener mejor memoria.

4.3.12. Sube-baja

Para favorecer los músculos laterales del tronco se agarra al niño por las axilas y los tobillos de manera que quede en posición horizontal y se balancea lentamente de arriba-abajo.

4.3.13. ¡A rodar!

Se coloca al niño tumbado boca arriba y se coge por los tobillos y cruzándole las piernas se le ayuda a que de la vuelta primero para un lado y luego para el otro.

4.3.14. El contacto a flor de piel

La madre debe estar tumbado boca arriba y el niño tumbado boca debajo de forma que lo puedas ver y repite sus balbuceos así el intentará desplazarse hacia ti y mirarte.

4.3.15. Sus manitas

Cada vez tiene sus manos más tiempo abiertas para eso si dejas que coja tu dedo este lo apretará se debe realizar este ejercicio en las dos manos, otro ejercicio para estimular el reflejo de prensión es con globos poco inflados dejar que el niño los toque y los manipule, también se le pueden dejar sonajeros en sus manos….

4.3.16. Los cascabeles

Para favorecer el movimiento de piernas y brazos se colocan cascabeles primero en los brazos y luego en las piernas esto hará que los mueva al sentirse atraído por el ruido.

4.3.17. Por unos pies sanos….

Para que en un futuro el niño tenga un buen apoyo plantar y una pisada segura se debe masajear la planta de los pies con una pelota de goma, se recorre el pie desde el talón hasta los dedos y desde los dedos hasta el talón.

4.3.17.1. ¡Qué divertido: veo en blanco y negro!

Para favorecer el movimiento coordinado de los ojos podemos utilizar las cartulinas en blanco y negro las iremos mostrando al niño en este orden: ojo de buey, los puntos, damero, damero pequeño, las rayas, código de barras.

Este juego ayuda a mejorar su agudeza visual.

4.3.17.2. El juego de las luces

Jugaremos moviendo una linterna ya que esto favorece la coordinación de los ojos y la visión.

4.3.17.3. Algo nuevo en mi cunita

Para ayudar al la concentración se pueden colocar dibujos de caras en su cuna pero eso si hay que cambiarlos de vez en cuando para que no resulten aburridos para el niño.

4.3.17.4. Mi primera pelota

Colocando al niño encima de una pelota lo movemos y al mismo tiempo agitamos un sonajero para que el eleve su carita.

4.3.17.5. Moviéndome en libertad

Para que el niño se desplace se le puede ayudar colocando una mano en sus pies para que pueda apoyarse y colocar algo que le guste a una distancia para que el se muestre interesado en moverse.

4.4. Cómo observar a tu hijo

Se debe colocar al niño apoyado en los muslos de la madre y los pies en su tripa y mostrarle diferentes estímulos y ver como el niño responde a ellos y si responde correctamente a ellos es que todo marcha bien.

4.5. Consejos útiles

4.5.1. Querida mamá

Que el niño aprenda jugando hace un niño sano y feliz ya que la risa favorece la digestión, tonifica el sistema cardiovascular... Por eso es tan bueno que el niño se ría y disfrute con los juegos que se realicen con el, las situaciones negativas por el contrario provocarán un niño inseguro y nervioso en un futuro.

4.5.2. La boca, su tercer ojo

Cuantos más objetos el niño pueda manipular y chupar más cualidades podrá reconocer con sus ojos.

4.5.3. ¿por qué se chupa el dedo?

El bebé tiene instinto de succión por eso se chupa el dedo y se mete todo en la boca esto le proporciona placer, lo calma cuando tiene hambre si el niño esta siempre con los dedos en la boca o incluso con toda la mano esto puede ser debido a mala alimentación si va acompañado de lloros o que algo a cambiado en su entorno por eso el niño se muestra ansioso.

4.5.4. Cómo y dónde aprendemos los juegos

El niño aprende los juegos manipulando e imitando esto es favorable para el ya obtiene beneficio que le será útil para el futuro al mismo tiempo que se divierte.

4.5.5. ¿Siente el cerebro?

se han hecho estudios sobre las ondas que produce el cerebro en actividad para descubrir en que parte se localizan las emociones y se ha llegado a la conclusión que en los bebés de menos de seis meses se localizan las emociones en los dos hemisferios del cerebro puesto que la intercomunicación hemisferial coincide con la etapa del gateo.

5. TÚ BEBE DE TRES MESES

5.1. Una sonrisa fresca:

Al tercer mes, cada vez que te acercas a él, te regala una sonrisa, deseará estar ratos a solas en la cuna o jugando contigo. Demuestra curiosidad por todo lo que le rodea, al final de estos primeros meses la relación simbiótica con la madre disminuyó y empieza las experiencias como un ser individual. Deberás afrontar el aprendizaje con amor y protección, el amor es el mismo, pero la forma de manifestarlo es diferente. Necesita este cambio para crecer, si intentas mantener una relación absorbente, perjudicaremos el desarrollo.

5.2 Aprender jugando:

El niño juega continuamente. A través del juego y las sensaciones experimentadas en él, aprende, se comunica con su medio ambiente y establece su relación objetal primaria. Es una actividad rica y variada. No es oportuno interrumpir al niño cuando juegue, hay que dejar que explore.

5.3 ¿Qué necesitamos?

Los materiales son los mismos que los mismos del mes pasado.

*Fichas visuales en blanco y negro

*El móvil

*Una pelota, de 45 ó 50 cm. de diámetro

*Pelota pequeña de goma compacta

*Sonajeros de distintas formas y texturas

*Dos pulseras de plástico

*Animalitos de plástico o goma para chupar (cualquier material que pueda agarrar y chupar)

5.4 ¿Cómo hacerlo?

Durante el tercer mes el niño está mas activo y quiere aprender a conocer su cuerpo. Ya existe coordinación entre ojos, oídos y puede relacionar con los movimientos de su cabeza y manos.

Es el último mes que se utilizan las fichas en blanco y negro, al final del tercer mes entra en el mundo del color y utilizaremos juguetes de colores.

5.4.1 Disfrutando solito

Cuelga en una barra en los extremos de la cuna, varios objetos, de varias formas y texturas, no muy grandes (no más de cinco). Sitúala a una distancia que el niño pueda tocarlos objetos al extender los brazos. Se debe cambiar los objetos cada poco tiempo para que el niño no se aburra .Primero dirigía las manos de forma casual, a partir del tercer mes la irá adquiriendo.

5.4.2 Ampliando la mirada

Túmbalo boca arriba y enséñale algún sonajero o algún objeto que le llame la atención, por la parte superior de la cara, primero hacia un lado y después hacia el otro, así trataremos de que estire su brazo y agarre el objeto, con este movimiento el niño juega.

5.4.3 Canciones infantiles

El oído necesita ser desarrollado para que la adquisición del lenguaje no tenga retrasos (el niño ya es capaz de oír en el seno materno).

Cántale canciones infantiles, repetitivamente al niño le gustará oírlas y reconocerlas. Mientras tarareas tócalo con las manos, le ayudarás a la adquisición del ritmo. Cuando cantes, muéstrale los dedos y muévelos a unos 30 ó 35 cm. de la cara.

5.4.4 ¿Dónde está el sonido?

Coloca al niño boca abajo, elige un juguete que tenga un sonido que le llame la atención y hazlo sonar por uno de sus lados y después por el otro. De esta forma tratamos den que intente buscar la fuente del sonido (repetir varias veces).

Al final del tercer mes va adquiriendo una coordinación entre los movimientos de la cabeza, ojos y oído (es importante encontrar la fuente del sonido con los ojos)

5.4.5 Móvil sonoro al aire libre

Saca al niño a pasear por la naturaleza para que escuche los sonidos.

Fabricar un móvil con sonidos de la naturaleza y lo colocamos en un lugar alto donde lo pueda mover el aire y después sitúas al niño cerca para que pueda observar el movimiento de los objetos y escuchar el tintineo.

5.4.6 Las pulseras de mamá

Tumba al niño boca arriba frente a ti, sujeta unas pulseras finas para que quepan en sus manos y las pueda coger. El reflejo de agarrar, se va perdiendo.

Acaricia el dorso de su mano y cuando la abra introdúcele la anilla y lo mismo con la otra mano. Intenta que las sujete con las dos manos a la vez, si intentamos quitárselas, él tratara de agarrar más fuerte.

5.4.7 Aserrín, aserrán…

En cuanto sujete las pulseras o anillas, empieza a tirar de ellas tratando de llevarle a la posición de sentado. El tiene que doblar sus bracitos por el codo para tratar de subir. Cuando este sentado, no pares empieza a bajarlo hasta que quede acostado, el movimiento debe ser continuado. De esta forma se trabaja los músculos de los brazos, sino colabora doblando un poquito los codos es mejor dejarlo porque sus articulaciones pueden forzarse.

En vez de usar pulseras puedes introducir los dedos índices en sus manos, si le cuesta mucho o tiene tendencia a soltarse, sujétalo por la muñeca (al tiempo que haces las abdominales puedes cantar)

5.4.8 Manualidades

Una buena idea es tener un guante en el que cada dedo tenga distinta textura.

Hacer una cestita o una cajita para las manualidades. Mete objetos pequeños de diferentes colores, texturas y formas, que el niño pueda coger con sus manos. Cuando este mirando, introdúcele un juguete que pueda observar. Háblale seguidamente describiéndole el objeto. De esta forma aprenderá y enseguida llevará los objetos a la boca fase oral) Cuando esto ocurra, indica que ya está empezando a comprender. Además de estos juegos sigue haciendo los anteriores: ¡Ay, que divertido: veo en blanco y negro!, un regalo de mis papás, el juego de las luces, la pelota voladora, mi primera pelota, despegándonos, sube-baja, ¡a rodar!, acunando en el aire, moviéndome en libertad, observando el mundo, los cascabeles, por unos pies sanos, díselo con caricias.

5.5 Como observar a tu hijo

Es importante que continúes realizando la observación periódica del bebe. Cada niño es un mundo. Si se tiene alguna duda es mejor que se consulte con el pediatra.

5.5.1 Masajes del pie

Es recomendable, la aplicación de un masaje a los pies de los bebes, además si existe alguna anomalía, el masaje se hará de forma más específica. Existen dos técnicas:

-masajes del pie para todos los bebés: Antes de empezar asegúrate de que las manos estén limpias. El masaje debe aplicarse: pausadamente, con suavidad, a ritmo lento, cantándole, hablándole y sonriéndole. Primero sujetas el tobillo con una mano y con la otra masajeas dedo por dedo, después le das unas sacudidas como si se tratase de un sonajero y lo estuvieses agitando. Durante unos segundos aprieta suavemente con uno de los dedos en la planta del pie, justo en el centro del arco.

-masaje del pie con anomalías: Primero comprueba si la posición anómala de los pies se debe a que sus rodillas no están en la posición correcta, observa sus pies:

-pies hacia fuera: *Sujeta con firmeza el tobillo

*Acomoda el pie para que siga el eje de la tibia

*Con la otra mano agarras el pie en su zona metatarsiana

*Mueve suavemente el pie de arriba abajo varias veces, pero sin forzar ni presionar.

*Movimientos circulares hacia dentro

*Con los dedos o un cepillo de dientes hazle cosquillas en el borde exterior del pie.

-pies hacia dentro: *Sujeta con firmeza el tobillo

*Gira el pie llevándolo hacia la línea media, observa que de esta manera sigue el eje de la tibia. Mantén el tobillo inmovilizado con la presión de tu mano

*Sin soltar nunca el tobillo, con la otra mano agarras el pie en su zona metatarsiana.

*Mueve suavemente el pie de arriba abajo varias veces, pero sin forzar ni presionar.

*Movimientos circulares hacia fuera

*Con tus dedos o un cepillo de dientes fino hazle unas ligeras cosquillas en el borde interior del pie. Esto le obliga a girar involuntariamente el pie hacia fuera.

-un pie hacia fuera y otro hacia dentro: el pie que está hacia dentro se le masajea con el pie varo y al que queda hacia fuera como pie valgo. Realízalo durante un corto espacio de tiempo, pero con frecuencia, por ejemplo cada vez que le cambias los pañales. Si para para el sexto mes no has podido corregir estos vicios posturales ve a un traumatólogo infantil.

Los ejes mecánicos de los miembros inferiores van atener una evolución muy concreta, que no podemos alterar o acelerar:

De 0 a 2 años: genu varo

De 2 a 3 años: piernas rectas

De 3 a 6 años: aumento del genu valgo

A partir de los seis años es fisiológico tener un genu valgo de cuatro grados.

Esto es orientativo, y depende mucho de la evolución del niño en general.

-Conceptos a tener en cuenta: No calzar al bebe hasta que empiece a gatear. Desde que empiece a andar hasta los cinco años, deben ponerse botas que reúnan las siguientes condiciones:

1. Contrafuerte duro

2. Flexibles en ele eje longitudinal

3. Que evite los movimientos de prono supinación

4. Que sean de horma recta

-Cosas que NO se pueden hacer: El niño, desde que empieza la deambulación hasta que adquiere la maduración del pie de la marcha, no debe andar descalzo por terrenos duros, ni con calzado tipo zapatilla que no reúna las características anteriores ya que tenemos que proteger la estructura ósea.

5.5.2 Las articulaciones

Observar la flexibilidad de sus articulaciones. Nunca deberán ser demasiado laxas ni demasiado rígidas. El cuidado de las articulaciones está justificado ya que en ellas se encuentra el mayor número de receptores.

5.5.2.1 Articulaciones rígidas

Técnica sencilla, antes se empezar frotar las manos una con la otra energéticamente para que generen calor:

-Los hombros : sitúa las dos manos en uno de sus hombros, una por detrás y otra por delante, las manos no se mueven sólo intentan traspasar su calor al bebé. Ejerce una ligerísima presión y mantenla durante unos segundos.

-Los codos : las dos manos sujetan entre sí el codo, sin apretar, tan sólo intentan llevarle su calor.

-Rodillas : traspasa tu calor desde las manos hasta sus articulaciones, igual que con los codos.

-Parte sacra : una mano en la espalda debajo de las vértebras y la otra encima de la tripita. Ejerce una ligerísima presión. Intentas con esta técnica que el niño se relaje al contacto con tus manos.

5.5.2.2 Otros ejercicios

Sujeta un bracito por la muñeca y lo mueves hacia su carita como si tratara de tocarse la mejilla.

Cuando tenga los puñitos muy cerrados trataremos de que vaya abriendo su manita.

Acerca tu cara a sus manitas y acaríciala los puñitos con tus mejillas.

Masajéale los deditos uno por uno tratando de aflojar sus articulaciones con el calor y el contacto.

Masajea la palma de su mano desde el centro hacia los dedos.

5.5.3 Ejes corporales

Considera al bebé como un ser global. Todo su cuerpo debe desarrollarse en armonía, siguiendo unas etapas generales a todos los seres humanos.

Son unas líneas imaginarias que pasan a través del cuerpo, los principales:

-eje vertical: recorre la parte superior de su cabeza bajando por la columna vertebral dividiendo el cuerpo en dos partes iguales

-ejes horizontales: cintura escapular. Línea horizontal que atraviesa los hombros.

-cintura: línea horizontal que pasa por la cintura

-cintura pelviana: línea horizontal que atraviesa la pelvis

Cuando el cuerpo no está bien estructurado, se producen los siguientes síntomas:

-Deformación de la columna

-Debilidad de la parte central del cuerpo

-Dificultad en los desplazamientos

-Bloqueos en la parte superior (hombros, cervicales y cuello)

-Obstaculización del reconocimiento y la unificación del propio cuerpo

A partir de los tres meses, se va a producir una discriminación perceptiva de sus diferentes partes.

Una correcta integración de los ejes corporales a través del movimiento es esencial en el desarrollo del niño, porque influye en:

-La constitución del esquema corporal

-Una óptima percepción

-La adquisición de la lateralidad

-Orientación espacial

5.5.4 La sonrisa

Aparece la sonrisa social, que se convertirá en una constante de su comportamiento, sobre todo si se encuentra reciprocidad de sonidos con la persona de referencia, esto indica que el bebé está pasando de un estado de simbiosis con mamá a una etapa de relación social.

5.6 Consejos útiles

5.6.1 Digitopuntura

Este procedimiento no sustituye al tratamiento médico, sólo lo complementa. Los más frecuentes son:

5.6.1.1 Tos y catarros

Pasa tu dedo corazón por su dedo anular. Empieza desde la yema del dedo y ve bajando por la palma de la mano hasta la muñeca, siempre en este sentido (repetir 20 veces)

5.6.1.2 Estreñimiento

Utiliza tu dedo corazón, sitúalo en la parte superior de la yema del dedo meñique de su mano izquierda, baja por la parte exterior haciendo una suave presión hasta la muñeca, siempre en este sentido (15 ó 20 veces)

5.6.1.3 Cólicos

Si aún siguen puedes hacer digitopuntura para cólicos

5.6.1.4 Bajo peso o problemas de asimilación

Por problemas de asimilación entendemos que el niño, no asimila las vitaminas y minerales que contiene su alimentación.

En la parte delantera se trabajan los puntos de asimilación y en la espalda los puntos de eliminación.

Utilizamos las dos manos a la vez, presionamos con el dedo medio sobre los puntos y se empuja suavemente, haciendo un movimiento en forma de círculo de poca amplitud (30 segundos)

El bebé boca arriba:

1. Debajo de ambas clavículas

2. En la parte lateral externa de sus antebrazos. En un punto situado en la mitad de su codo y la muñeca

3. Entre el dedo pulgar e índice de cada mano

4. Las piernas, los puntos se encuentran en la parte lateral exterior de las tibias, en un punto situado en la mitad entre la rodilla y el tobillo.

Seguidamente, sitúalo boca abajo y continúa presionando en estos puntos:

5. Sobre la cuarta vértebra, tocando desde la cabeza (corresponde a la sexta porque dos vértebras se encuentran situadas dentro del cráneo)

6. Sobre los hoyitos del culo

Sólo se utiliza el dedo medio de las manos.

5.6.2 Sistemas orientales

Practicados por los terapeutas japoneses de Shiatsu. Aconsejan comprobar la salud del bebé, en caso de fiebre o enfermedad manifiesta consultar con el médico.

5.6.2.1 Para diagnosticar alguna irregularidad en la salud del niño

Coloca durante 30 segundos dos dedos sobre la fontanela, observa la calidad del pulso y el estado de la membrana. En un bebé sano, el pulso es regular pero no muy fuerte.

5.6.2.2 Para prevenir y / o aliviar

Calienta las manos frotando enérgicamente una con la otra, ponlas sobre su cabeza y acaríciale frotando suavemente la coronilla hacia la barbilla (4 ó 5 veces)

5.6.3 Tortícolis congénita

Siempre ha de estar diagnosticada por un médico, consiste en la aparición de un nódulo en el músculo esternocleidomastoideo.

En edades tempranas es reversible. Se puede tratar de varias formas:

  • Colocarlo en la cuna de manera que la luz le llegue del lado contrario al que gira la cabeza.

  • Masajear suavemente la zona del cuello afectada

  • Forzar la cabeza hacia el lado opuesto

  • 5.6.4 Relaja a tu bebé

    Cada niño es diferente, tenemos que respetar siempre su forma de ser.

    Si está nervioso o tenso ayúdale a relajarse con los masajes de Shantala, (que ya hablamos antes de ellos)

    5.6.4.1 Los brazos

    Sienta al bebé en tu colo mirando hacia fuera, con una de tus manos levantas un poco sus bracitos. Con la otra golpea rítmicamente su axila por detrás. De esta forma conseguirás que su brazo se agite como si fuese un sonajero.

    5.6.4.2 Las piernas

    Acuéstalo boca arriba y sitúate frente a él, agarra las dos piernas a la vez. Introduce tus de dos por debajo de sus rodillas y levanta un poco tus manos para que las piernas del bebé queden separadas de la superficie del contacto. Empieza a sacudirlas golpeando suavemente las piernas a la vez con ambas manos.

    5.6.5 Aprendiendo a hablar

    Es recomendable:

    -Que el bebé vea tus expresiones

    -Mover la cabeza

    -Sonreírle

    -Utilizar voz suave y melodiosa

    -Dar más importancia al tono que al contenido

    -Llamarle por su nombre

    5.6.6 ¡Al agua patos!

    A la gran mayoría de los niños les gusta el baño, pero no a todos. Una de las causas, puede ser que al desnudar al niño se sienta desprotegido y esto le haga sentirse malhumorado. Es bueno ir acostumbrándolo poco a poco, quitándole un ratito la ropa cada día y lo dejas más tiempo para que se vaya acostumbrando.

    Otra forma de conseguir que el bebé no llore es ir mojándolo por partes (evita malos recuerdos asociados al baño).

    A la hora del baño, cántale siempre la misma canción, de forma que le sirva de anticipación y el niño sepa qué le va a pasar.

    5.6.7 ¿Quieres jugar conmigo?

    Los mejores momentos para la actividad son los que el niño se encuentra despierto y expectante, al principio estos periodos de atención son muy cortos, pero con la maduración se prolonga durante varios minutos.

    Cuando el niño no este atento, puede ser por cansancio, aburrimiento o sueño, debemos dejarlo descansar y respetar sus necesidades

    5.6.8 Bienvenido a los grupos de bebés

    Durante el primer año del bebé lo más indicado es pedir un año de excedencia en el trabajo, pero como no se puede, lo ideal es que complementar la educación llevándolo una vez por semana a clases de bebés.

    La monitora enseña juegos que puedes hacer con el niño. Mientras los más pequeñitos tienen que aprender como mantener la cabeza levantada y relajar el cuerpo para adquirir flexibilidad en el tronco y extremidades.

    5.6.9 Escuelas infantiles

    El periodo más apropiado, es que lo lleves a la escuela, antes de cumplir 8 meses. La peor época es entre los 8 y los 18 meses.

    -Recomiendan:

    *Abrazarlo con actitud protectora, acariciarle mientras le hablas. Calmarlo quedándote un rato con él y con la persona encargada del niño ya que va a ser la que se ocupe del niño cuando la madre no puede.

    *Explícale la nueva situación, muéstrale el entorno donde va a pasar unas horas al día. Trata de que se familiarice con el lugar y con los otros niños.

    -Evitaremos:

    *Dejarlo de golpe en la escuela infantil sin haberlo acostumbrado poco a poco.

    *Salir corriendo porque llegas tarde al trabajo.

    *Entregarlo como si fuera un paquete.

    *Decirle que no llore, no pasa nada; ya verás lo bien que lo vas a pasar y después sentirte culpable.

    5.6.10 Del pecho al biberón

    Para que el cambio sea más agradable, puedes realizarlo de forma progresiva. Empieza quitándole una de las tomas del día y sustitúyela por un biberón. Algunos pediatras recomiendan que los primeros biberones sean de leche materna, el bebé reconocerá el sabor y el cambio será menos brusco.

    6. TU BEBÉ DE CUATRO MESES

    6.1 Un maravilloso mundo en colores

    Alrededor de los cuatro meses los ojos del niño están suficientemente desarrollados para percibir el color. Por eso los niños demuestran gran interés por los objetos que tienen distintos colores y son brillantes. Se abre ante ellos un mundo nuevo donde es interesante investigar.

    6.2 ¿Qué necesitamos?

    1. Un balón de playa hinchable de 40ó 50 cm. de diámetro

    2. Sonajeros de distintas texturas y sonidos

    3. Un rulo hinchable de los que se comercializan en tiendas especializadas, de 25 cm. de diámetro y 50 de largo.

    4. Pulseras cuyo grosor quepa en la mano del bebé

    5. Unos 50 cm. de tubo de goma del que se usa para el gas butano

    6. Globos de distintos colores

    7. Objetos que se puedan manipular, sin bordes ni aristas.

    8. Completar la caja musical

    9. Las figuras en blanco y negro del móvil que utilizamos el mes pasado

    10. Un móvil de distintos colores

    11. Un espejo grande colgado de la pared

    6.3 ¿Cómo hacerlo?

    Busca media hora en la que se pueda estar a solas, sin distracciones. Siempre a la misma hora, por ejemplo entre la siesta y el baño.

    6.3.1 Descubriendo la tercera dimensión

    Las figuras tridimensionales, van a servir para:

    -Aumentar el campo visual

    -Favorecer la coordinación de los movimientos de los dos ojos

    -La localización de objetos en el espacio

    -La focalización

    -La percepción de la profundidad

    Tumba al bebé boca arriba, elige una figura y ponla a una distancia aproximadamente 60 cm.

    Los movimientos de la figura serán: de derecha a izquierda y viceversa, de arriba abajo y viceversa y en diagonal.

    6.3.2 Espejito, espejito…

    Con esto fomentamos el enfoque visual, se entiende como enfoque visual la capacidad de ver con claridad a distintas distancias.

    Coge al niño en brazos y enséñale su imagen al espejo a unos 20 ó 25 cm., él aun no se reconoce pero le gusta descubrir a otro bebé que se mueve y le sonríe.

    Si lo alejas el niño pierde interés por el espejo.

    6.3.3 Me gustan los globos

    Busca una sillita donde su espalda permanezca vertical. Bajo tu vigilancia, puede estar sentado, le cuelgas del techo o de una lámpara unos globos, cerca para que los pueda golpear, pero que no se enrede con las cuerdas de los globos.

    Con este juego estimularemos sus ojos y la coordinación ojo-mano.

    6.3.4 El vals

    Cógelo en brazos, de manera que su cara mire sobre nuestro hombro, otra persona se sitúa detrás de ti y le enseña al niño distintas pelotas de colores o globos.

    Empieza a moverte lentamente al compás de un vals.

    Mientras bailas, el bebé cambia de perspectiva visual y los distintos estímulos que se enseñan al bebé sirven para mantener su atención.

    6.3.5 Dos manitas para coger

    Tumba al bebé boca abajo sobre el balón, con una mano lo sujetas presionando sobre su espalda y mientras mueves el balón y al niño a la vez en todas direcciones, con movimientos suaves. Con la otra mano enséñale un sonajero delante de los ojos, a continuación trata de darle el sonajero para que lo sujete con la otra mano sin que le caiga.

    Con este juego intentamos que aumente el tiempo de sujeción e influye en su desarrollo neurológico.

    6.3.6 Otra forma de ver el mundo

    Sienta al bebé sobre el balón sujetándolo por las axilas, la pelota debe ser grande para que sus pies no lleguen al suelo, muévelo suavemente y a ritmo pausado:

    -Adelante-atrás

    -Derecha-izquierda

    -Giros hacia la derecha

    -Giros hacia la izquierda

    6.3.7 El rulo. Un juguete nuevo

    Ponte en el suelo y coloca al bebé sobre el rulo, sujétalo por la cintura. Presiona con los pulgares su espalda y el resto de los dedos se agarran al rulo por los extremos.

    Acuna al bebé hacia delante y hacia atrás. Con este juego le enseñamos a pasar el movimiento por su centro de gravedad, desde los hombros hacia sus rodillas y viceversa. Estos movimientos son necesarios para el inicio del gateo.

    6.3.8 Pataleos

    (Utilizamos el tubo de goma) tumba el bebé boca arriba y sujeta el tubo por los extremos. Se lo acercas a las plantas de los pies para que sienta el contacto y empezará a mover los pies.

    Este ejercicio es bueno para fortalecer sus extremidades inferiores, puedes tararear una canción mientras haces este ejercicio.

    6.3.9 La caja de música

    Haz sonar cualquier objeto que tenga sonido, cerca de un oído y después sobre el otro. Para enriquecer la coordinación entre los distintos sentidos puedes enseñárselo para que lo mire.

    Manipular objetos con sonido le va a proporcionar estímulos sonoros, táctiles y visuales.

    Al llegar al cuarto mes podrá localizar con sus ojos la fuente de un sonido y tratará de llevar su mano hacia el objeto para tocarlo.

    6.3.10 Las tertulias del bebé

    Durante el cuarto mes, el bebé indica en su comportamiento, el deseo de comunicarse con otras personas.

    Elige los momentos en el que el bebé está despierto y contento, cógelo y trata de imitar sus gorjeos, imitando sus sonidos y realizamos gestos exagerados con nuestra cara. Lo que pretendemos, es que él nos imite.

    6.3.11 Con el ritmo en el cuerpo

    Poniéndole cassettes con música melodiosa, grábale canciones infantiles con tu voz y la del resto de la familia. Cuando estés escuchando música, trata de seguir el ritmo. Para tranquilizarlo utiliza una música muy suave.

    6.3.12 Explorando con las manos

    Los objetos no deben ser frágiles ni tener bordes con puntas. Es muy importante que le permitamos: coger, chupar y tirar los objetos.

    6.3.13 Niños felices

    El buen humor favorece un desarrollo saludable, tanto físico como psíquico.

    Al reír: se estimula la secreción de inmunoglobina, aumenta el riego sanguíneo, entra más aire en los pulmones, se envían mensajes positivos al cerebro, favorece la autoestima, los niños se sienten más fuertes y vitales, y estimula la comunicación.

    Procura crear un ambiente relajado y tranquilo en el que el niño pueda moverse y sentirse feliz.

    Cántale, sonríele, acaríciale, los niños requieren el cariño de los padres.

    Continúa practicando los juegos: el juego de las luces, mi primera pelota, despegándonos, la pelota voladora, sube-baja, a rodar; aserrín aserrán, moviéndome en libertad, observando el mundo, los cascabeles, manualidades, por unos pies sanos, díselo con caricias.

    6.4 Como observar a tu hijo

    -cabeza: ya puede sujetar su cabecita y domina el movimiento de giro para seguir un objeto.

    -ojos: percibe los colores, aunque de forma totalmente nítida.

    -oídos: aún no es capaz de concentrarse mucho tiempo en un sonido.

    -manos: se mantienen entreabiertas y juega con ellas. Los ojos y las manos están conectados, mira un objeto y trata de cogerlo para llevárselo a la boca, no le impidas que lleve los objetos a la boca.

    -el habla: imita constantemente sus voces y gestos.

    -juegos: juega a la expectación pasiva y a la búsqueda activa a través de un juego.

    -cuerpo: intenta que el bebé esté el mayor tiempo posible en el suelo sobre una manta, para enriquecer sus movimientos corporales.

    6.5 Consejos útiles

    6.5.1 Una habitación para mí sólo

    Decora una habitación que sea alegre, con mucha luz y lejos de ruidos. Es aconsejable que antes de que cumpla los seis meses tenga su propio cuarto, colócale un interfono y podrás escucharlo cada vez que llore.

    -La temperatura de la habitación debe mantenerse a unos 22 grados

    -Cambia la cuna de posición para que no le llegue siempre del mismo lado

    -Coloca un móvil en la cuna

    -Cambia de posición los objetos que decoran la habitación y así podrá verlos de distintos ángulos

    6.5.2 ¿Cómo influyen los colores?

    El desarrollo neurológico permite que estas células sean capaces en la dieciséis semana de vida. Los colores que son capaces de diferenciar son el azul, verde, amarillo, rojo y sus intermedios.

    Luminosidad, variación de oscuro a claro.

    Matriz, son distintos colores.

    Saturación, intensidad de la sensación.

    6.5.3 ¡Vamos de paseo!

    Cuando lo saques a pasear tienes que tener en cuenta algunas precauciones:

    -Ponle un sombrero para proteger la cabeza

    -Abre la sombrilla para que el sol no le de directamente en los ojos

    -Si el tiempo lo permite déjalo con los brazos y piernas al aire

    -Aplícale una crema de protección y ponle al sol entre las nueve y las once de la mañana; nunca más tarde

    -Empieza por diez minutos de exposición y después aumenta el tiempo hasta llegar a diez minutos

    -En verano no dejes que le de directamente el sol; ponlo a la sombra y con crema protectora

    6.5.3.1 ¿Y los días fríos?

    Abrigar bien al bebé y sacarlo de paseo (busca los ratos más templados)

    6.5.4 Gafas de sol: si o no

    No, porque sus ojos se están desarrollando, llega con ponerle una sombrilla, para evitar que se deslumbre.

    Cuando estas en la playa o en la nieve, donde el sol es fuerte, ten cuidado porque tanto sol no es conveniente, para sus ojos ni para su piel

    6.5.5 La cuchara: un gran descubrimiento

    Se lo lleva todo a la boca, dale objetos que pueda coger, tocar y chupar.

    Llegado el momento de incluir las papillas puede que surja algún problema. Para hacer más sencillo este paso, es conveniente ir familiarizándolo con la cuchara

    6.5.6 Especial para niños tensos

    El bebé en su cuarto mes de vida ya puede coger un balón entre sus brazos.

    Hay niños que no lo agarran con facilidad, porque sus brazos están tensos y rígidos. Existen otros niños que mueven mejor sus extremidades, dejando quieta la otra o haciendo un intento de aproximación hacia el balón.

    Cuando sea este el caso del niño, necesitará que le ayudemos para que tenga movimientos más flexibles y bien coordinados.

    7. TU BEBÉ DE CINCO MESES

    7.1. Me gusta jugar todo el tiempo

    El niño alarga sus manitas hacia lo que ve. Comienza a utilizarlas con eficacia. Esto se debe al gran progreso de sus capacidades visuales. Se interesa por los objetos que ve. Al mostrarle dos objetos, uno nuevo y otro que ya conoce, si coge el nuevo, demuestra que su cerebro ya procesó el antiguo, esto es un paso en su inteligencia. Los sonidos despiertan su curiosidad.

    La figura del padre es fundamental en esta etapa.

    7.2. ¿Qué necesitamos?

    - Diferentes balones hinchables (diferente tamaño y colores)

    - Sonajeros de diversas texturas y sonidos

    - Un rulo hinchable que se comercializa en tiendas especializadas.

    - Pulseras que quepan el la mano del bebé

    - Tubo de goma del utilizado para gas butano (50 cm)

    - Goma fina (similar a las de las ollas a presión)

    - Objetos manipulables con distintas texturas, tamaños, sin bordes ni aristas.

    - La caja de música

    - Cartulinas blancas con caras de distintas impresiones.

    - Móvil de diferentes colores.

    - Columpio elástico.

    - Libros de diferentes texturas con imágenes sencillas.

    - Un espejo o sonajeros.

    7.3. ¿Cómo hacerlo?

    7.3.1. Veo, veo…

    Los ratos en qué el bebé esté alegre y descansado, juega con él mostrándole distintos juguetes, de goma blandita, manipulables para que pueda ver como cambian de forma. Utiliza colores vivos para llamar su atención.

    Procura dejarle un juguete en su cuna para que pueda mirarlo y cogerlo, no solo ha de verlo, sino que necesita experimentarlo a través del tacto, la boca y el movimiento.

    Para seleccionar lo juguetes hay que tener en cuenta que quepan en sus manos, con sonido, que no tengan elementos tóxicos, que no se rompan, con diferentes texturas, materiales fácilmente lavables, sin bordes ni aristas, con colores vivos y que tengan profundidad para estimular el tacto.

    7.3.2. Jugamos con las caras

    Es capaz de reconocer la cara de su madre y de los familiares más cercanos y sabe distinguir las emociones.

    Se utiliza una cartulina blanca con diferentes caras para que el niño las observe.

    7.3.3. Ojos y oídos, un buen equipo

    La buena coordinación de ambos asegura el futuro aprendizaje del niño.

    Se elige algún juguete con sonido y colores, se llama la atención del niño desde lejos y se le va acercando el juguete desde distintos ángulos de visión.

    7.3.4. Los papás también juegan

    El bebé quiere experimentar nuevas sensaciones para enriquecer su aprendizaje.

    El padre coge al bebé por la espalda y lo mueve arriba, abajo, derecha e izquierda y la madre le enseña juguetes para llamar su atención..

    7.3.5. Manos y piernas a la vez

    Consiste en una goma redonda de las que se utilizan para la olla a presión. Corta un trozo de 25 cm aproximadamente y pónsela al bebé en las manos para que la sujete por los extremos ya que la forma adquiere distintas formas. Al mismo tiempo ponle el tubo del gas de butano en los pies y comienzas el juego de ``Pataleos´´.

    Nunca se dejará el niño solo con la goma en las manos ni deberá introducirla en la boca.

    7.3.6. El parque de atracciones (especial padres)

    Túmbate boca arriba, encoge las piernas formando un ángulo de 90º con respecto a tu cuerpo. Sobre tus dos tibias recuestas al niño boca abajo mirando hacia tu cara.

    7.3.6.1. El columpio

    Mueve tus piernas cercándolas y alejándolas de tu cara. Procura no sujetarle el cuerpo así podrá percibir su equilibrio.

    7.3.6.2. La montaña rusa

    Ahora vas a sentarle sobre tus rodillas. Necesitará que lo agarres por la cintura con las dos manos para no caer. Mueve tus piernas hacia arriba y hacia abajo.

    7.3.6.3. Las camas elásticas

    Deja las piernas flexionadas para que tu hijo apoye la espalda en ellas. Con sus pies toca tu tripa. Agárralo por la cintura y elévalo ligeramente, como es muy pequeño no podrá saltar pero flexionará sus piernas.

    7.3.6.4. La barca

    Siéntalo apoyando la espalda sobre tus piernas flexionadas. Comienza a balancearte, sentándote y echándote hacia atrás alternativamente con un movimiento acompasado y rítmico.

    7.3.7. El avión

    Tu hijo levanta los brazos a la vez cuando está tumbado boca abajo y, al mismo tiempo, es capaz de elevar un poco más las piernas. A estos movimientos se les denomina ``movimientos natatorios ´´.

    7.3.7.1. Calentando motores

    Sujeta un juguete a 15 cm sobre uno de sus brazos para que se impulse a cogerlo, hay que alternar los dos brazos. Esto favorece la etapa del pregateo.

    7.3.7.2. Situándose en la pista

    Se coloca un juguete a un lado de la superficie de apoyo en la que se encuentra el niño para conseguir un giro de 90º para cogerlo.

    7.3.7.3. Preparándose para el despegue

    Déjale un juguete delante de su cara a unos 20 cm, hazlo sonar para que el niño sienta curiosidad y quiera cogerlo, esto hará que se balancee sobre él mismo.

    7.3.7.4. En el aire

    Se coge al niño en brazos y se eleva por los aires, así el niño experimenta grandes sensaciones de felicidad. Se sujeta por debajo de los brazos y se sube y su baja.

    7.3.8. ¡A volar!

    Ponte de rodillas con el bebé tumbado boca arriba con la cabeza entre tus piernas, sujétalo con ambas manos por la cintura. Elévalo por los aires hasta llegar al hombro donde descansará unos segundos, uno de los padres puede enseñarle un juguete a unos 40 cm. Después se baja con cuidado porque la cabeza es lo primero que toca en el suelo y se repite la operación varias veces alternando el hombro. Se hará delante de un espejo para que el niño se vea.

    7.3.9. ¡Aúpa!

    Desmonta uno de los laterales de la cuna y coloca encima una toalla limpia, pon tu bebé encima con los pies apoyados en las barras transversales, harás que abra las manos y agarre las barras superiores y que estire las piernas, pero solo e puede tener hasta 5 segundos.

    7.3.10. Mi primer columpio

    Se cuelga del techo de la habitación y el niño quedará a unos centímetros del suelo y así intentará tocar el suelo con el pie, lo hará impulsándose y esto lo encontrará muy divertido, a parte de que fortalece los músculos, enseña a hacer cuclillas, mejoran la motricidad gruesa de las piernas, enriquecen la percepción visual, adquieren ritmo y favorecen la flexibilidad de las articulaciones.

    También puede colocarse un padre delante y el otro detrás y columpiarlo.

    7.3.11. Jugamos con los pies

    Túmbale boca arriba y quítale toda la ropa posible, colócale una mano en la parte sacra y con la otra empújale suavemente las piernas y anímale a que los agarres con las manos y cuando lo realice con facilidad le llevaremos los pies a la boca.

    7.3.12. Jugamos al fútbol

    Sujeta una pelota encima de sus piernas a unos 45 cm, el niño la golpeará y pataleará. Dale las mismas posibilidades a los pies y a las manos de toar y sujetar.

    Procura tener varios balones hinchables de diversos tamaños.

    7.3.13. Risas, risas y más risas (risoterapia)

    Las risas, caricias y la alegría benefician la salud de tu hijo y le ayudan a sentirse bien.

    Con risas se hace más agradable la infancia.

    Para provocar la risa se puede acercar la cara a la tripita de niño mirándole a los ojos, soplarle un poquito en la cara, darle besitos en los pies y manos, acariciarle los mofletes, comerle a besos y hacer ``cucú´´ tapándote la cara y destapándola de golpe.

    Lo que no se debe hacer: lanzarlo al aire y volverlo a coger, hacerle cosquillas volviéndolo loco, pellizcarlo, mordisquearlo o utilizar peyorativos como guarro o cochino.

    7.4. Cómo observar a tu hijo

    Los ojos.

    Su agudeza visual se duplica llegando a 1/10.

    El habla.

    Los bebés pueden entender lo que dices mucho antes de que se puedan expresar con palabras.

    El cuerpo.

    Cuando está tumbado boca abajo levanta los dos brazos y las piernas y hace movimientos de extensión. En esta misma posición puede alcanzar objetos levantando una de sus manos y apoyándose en la otra. Si lo dejas en el suelo durante algún tiempo sus movimientos se enriquecen gracias a los cambios posturales.

    Estando boca arriba puede llevarse los pies a la boca, éste es uno de sus juegos preferidos.

    Las manos.

    Comienza la oposición del pulgar y utiliza la palma, el pulgar y los dedos.

    Existe una relación entre el desarrollo manipulativo y el intelectual.

    Contacto social. La piel no es la única protagonista. Ahora se interesa por su mundo exterior: sonidos, objetos, luces, voces.

    7.5. Consejos útiles

    7.5.1. Vamos a la cama

    Cuando se quiere que el niño permanezca sosegado es cuando acaba de llegar papá, estás los abuelos o tenemos visita. El bebé está excitado y no resulta facil conciliar el sueño.

    Una regla de oro

    El sueño no se organiza de forma espontánea, sino en la medidad en que se vaya educando; se debe marcar un horario y tratar de acostar al niño todos los días a la misma hora y, si es preciso, dejarle jugar en su cuna hasta que tenga sueño.

    Antes de acostarle, ve realizando a diario las mismas actividades.

    Proporcionarle todo el sosiego y la seguridad que le son necesarios para quedarse relajado y poder conciliar el sueño.

    7.5.2. Dormir de un tirón

    Al llegar el quinto mes, es posible que algunos bebés tengan dificultades para conciliar el sueño o que se despierten varias veces a lo largo de la noche.

    El sueño profundo en los niños próximos a cumplir los cinco meses es muy activo y provoca sacudidas musculares, sonrisas, muecas y vocalizaciones.

    El sueño infantil se caracteriza por frecuentes cambios de estadio de duración media menor que en las personas mayores. Es en estos cambios cuando existen más posibilidades de que se despierten.

    ¿Qué hacer?

    Hay que comprobar que no llore por los siguientes motivos: hambre, sed, frío, calor, dolor, que esté mojado o sobreestimulado.

    Entonces hay que…

    Calmarlo poniéndole el chupete, acariciar su cuerpo pero sin sacarlo de la cuna ni de la habitación y tampoco meterlo en la cama de matrimonio.

    A lo mejor durante el día duerme en varias etapas o se echa una siesta de 1 ó 2 horas. Puedes probar proporcionándole alguna actividad interesante durante los momentos de vigilia; unas dos horas antes de que se tenga que ir a la cama reducir la actividad y la excitación de sus juegos.

    Algunos bebés duermen pegados a los barrotes de la cuna, así que se le deberá poner un forro de tela suave y acolchada para que se sienta cómodo y confortable.

    Cómo afectan las malas posturas

    A muchos bebés les gusta dormir boca abajo siempre y cuando duerma sin almohada y que estemos atentos a la colocación de sus pies.

    En esta postura es muy probable que sus pies permanezcan doblados hacia un lado. En el momento de comenzar a andar será un gran inconveniente.

    7.5.3. La llegada de papá

    Al bebé le gusta que le hable, que le acaricie y que le coja en brazos, pero es hora de irse a la cama.

    8. TU BEBÉ DE SEIS MESES

    8.1. Sus manos lo dicen todo

    Si a un bebé le hablas mucho vocalizando correctamente aprende antes y mejor a hablar.

    El bebé es un imitador nato, le gusta imitar a los adultos.

    Desarrollo motor, algunos niños comienzan a adoptar posturas para gatear. El apoyo principal se realiza sobre los brazos. Doblan las piernas bajo la tripa e inician un pequeño balanceo con el cuerpo hacia delante y hacia atrás.

    8.2. ¿Qué necesitamos?

    - Muñecos de distintos colores y formas

    - Columpio elástico

    - Balones hinchables de diferentes tamaños

    - Goma de unos 25 cm de una olla a presión

    - Tubo de goma del gas de unos 50 cm

    - Rollo hinchable

    - Caja de música

    - Pañuelos para tapar juguetes

    - Juguetes para la bañera

    - Juguetes para el gateo

    - Teléfono

    - Juguetes de tres dimensiones fáciles de agarrar

    - Libros de plástico, tela o cartón

    - Una canastita

    8.3. ¿Cómo hacerlo?

    8.3.1. Todo un mundo para descubrir

    Coge el bebé en brazos y recorre las habitaciones de la casa mientras nombras objetos cotidianos y permítele observarlo por un espacio de tiempo.

    8.3.2. Mi primer libro

    Sienta a tu hijo en tu regazo frente a una mesa y ve mostrándole imágenes del libro a la vez que las nombras.

    A los seis meses aún no son capaces de permanecer mucho tiempo desarrollando la misma actividad por eso, cuando se canse, mejor dejarlo para otro momento.

    8.3.3. El espejo mágico

    Sitúa al niño a unos 50 cm del espejo para que se mire en él. Entonces te tiras hacia un lado saliendo fuera del espejo. Di en voz alta ``cucú-tras´´ e inmediatamente te vuelves a situar frente al espejo, recuperando la visión de vuestra imagen. El niño se sorprende gratamente e inicia un movimiento acelerado de sus manos y piernas, sonríe y hace ruiditos.

    8.3.4. Hablo, hablo, …, luego existo

    Tu pequeño juega con su voz, emite balbuceos y parlotea.

    Nunca le obligues a callarse cuando en su cunita está parloteando solo.

    Háblale mucho al bebé, cuéntale cuentos, realiza gestos con exageración y ya identifica las voces.

    8.3.5. Juegos de pregateo

    Los giros

    Túmbalo boca abajo sobre una superficie que le permita deslizarse fácilmente. Sitúa algún juguete atractivo a unos 30 cm de distancia a su derecha o izquierda de manera que tenga que girar unos 90º para atraparlo.

    Las vueltas

    Dobla una toalla fina haciendo una banda de 5 ó 6 cm de ancho. Tumba al niño sobre su espalda y le colocas la toalla por debajo de su cuerpo. Sujeta ambos extremos para que él se gire de costado hacia un lado. Esto provoca que mueva simultáneamente la mano de un lado y la rodilla del otro.

    Los brazos

    Eleve ligeramente al niño hasta que permanezca apoyado sobre sus manitas y con los brazos estirados y ve descargando poco a poco el peso de su cuerpo sobre ellos. Sitúa previamente, delante de su cara, algún objeto interesante o anímale con tus conversaciones.

    8.3.6. Con mis manitas

    Su canastito

    Cuando notes a tu bebé con ganas de jugar acércale su canastito de juguetes. Nunca se lo dejes al alcance de la mano, solo se utiliza cuando tú estés presente y para jugar juntos.

    Acércale uno de los juguetes para que lo coja y luego se lo das en la otra mano. Cuando el niño no muestre interés por el juguete, cámbialo y si notas que se cansa guárdalos.

    Acomodación de la mano

    Ofrécele un objeto largo (cuchara). Dáselo en horizontal o en vertical para que tenga que acomodar su mano a la posición del objeto.

    Asimiento simétrico

    Proporciónale una taza con dos asas. Dásela para que la sujete con ambas manos a la vez y Huidle hasta que lo consiga.

    La pinza

    Hacia el sexto mes consigue despegar el dedo pulgar de la mano para comenzar a utilizarlo y utiliza el dedo índice.

    Se empieza por objetos más fáciles de coger hasta llegar a los realmente difíciles (trocitos de pan).

    8.3.5. Pisando fuerte en la vida (autoestima)

    Mantén al bebé en lo alto, boca abajo y algo alejado de tu cuerpo.Para ello sujetas su tripita con una mano y con la otra lo agarras bajo su pecho. Balancáelo en el aire y, a continuación, lo sostienes en el aire unos segundos.

    8.3.8. El escondite

    Enséñale algún juguete y tápalo con la ropa para que trate de descubrirlo empleando sus manos.

    8.3.9. Voleibol

    Compra una pelota de las que vienen envueltas en una redecilla, así será más fácil agarrarla lo que facilitará

    El aprendizaje de los movimientos de los brazos hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados.

    8.3.10. La pelota viene… ¡ya!

    El bebé debe permanecer tumbado boca arriba. Coge la pelota de plástico y átale una cuerda a la válvula.

    Mantén el balón a unos 50 cm encima del niño. Sube y bajala para que intente cogerla con sus brazos.

    8.3.11. Por unas piernas fuertes

    Este juego es similar al anterior pero en vez de agarrarla con los brazos, la deberá agarrar con las piernas.

    8.3.12. Balanceo

    El niño se coloca a cuatro patas, doblando las piernas bajo el vientre, estire y eleve su cabeza. Comienza un balanceo del cuerpo hacia delante y hacia atrás.

    El balanceo es la etapa anterior al gateo.

    8.3.13. A caballito

    Siéntate cómodamente en una silla y cruza las piernas. Coloca el bebé sobre tu pie y sujétalo con las dos manos. Sube y baja la pierna dejando que los pies del bebé rocen ligeramente el suelo.

    8.3.14. Sobre la trona

    Ponte frente al bebé cuando se encuentre en la trona y comienza a cantarle una canción a la vez que sigues el ritmo golpeando con las manos sobre la bandeja (procura que tu hijo vaya golpeando también) Cuando el bebé empiece con los purés, frutas, cereales,…, déjale un poco en el plato para que toque y perciba la textura y el tacto.

    8.4. Cómo observar a tu hijo

    Desarrollo motor

    Estando boca abajo, se balancea sobre su vientre. Levanta una mano para coger un juguete y se apoya con equilibrio en el otro lado del cuerpo.

    Desarrollo de la inteligencia a través de las manos

    Mantiene las manos abiertas y desarrolla la sinergia en ambas.

    Oído

    Tiene un oído fino.

    El lenguaje

    El bebé produce cadenas de sílabas enteras y rítmicas. Clasifica y repite sonidos aprendidos. Si el bebé oye hablar, querrá hablar.

    Los ojos

    El niño observa con atención y memoriza las caras.

    8.5. Consejos útiles

    8.5.1. Cuando debemos dejar de jugar

    El momento en que se sienta cansado debemos dejarlo descansar.

    8.5.2. El parque: ¿sí o no?

    No, es mejor que tu hijo esté sobre el suelo (limpio y cálido)

    Es suficiente con extender una manta o toalla sobre el suelo de una habitación.

    8.5.3. Un niño amado

    Para que tu hijo se sienta feliz necesita jugar con sus padres, desarrollar su sentido del humor y sentirse valorado.

    8.5.4. Un cuerpo relajado es un cuerpo feliz

    Propuestas para crecer sin estrés:

    Juego con las piernas

    Coloca al bebé sobre la cama, sujétalo por los tobillos y elévalos un poco. Suavemente sueltas las piernas para que vuelva a la posición de tumbado.

    Ahora la espalda

    Eleva muy despacito a tu hijo cogiéndolo por los tobillos con una sola mano. Sigue subiéndolo hasta que permanezca apoyado en el suelo en el suelo sobre la cabeza y los hombros. Con la mano que te queda libre ve bajando desde los hombros hasta la cadera.

    Desenroscar al bebé

    El bebé está tumbado boca arriba. Coge sus tobillos con seguridad. Despegas el culete, la espalda y la cabecita, deslizándole suavemente. Levantas todo su cuerpo lentamente con mucha firmeza hasta que sólo sea la coronilla la que permanezca en contacto con el suelo. Mantenlo en esta posición un segundo.

    Adiós al estrés

    Ponte de rodillas en el suelo. El bebé está recostado con su espalda sobre tus muslos. Acomódalo de forma que su cabeza y sus piernas permanezcan colgando por los dos lados para poder estirar su cuerpo. Para ello sitúas ambas manos en el costado exterior del bebé. Suavemente pero con firmeza mueves las manos por el costado, éstas se deslizan a la vez pero en sentido contrario. Mientras una se dirige hacia la axila, la otra lo hace en dirección a la cabeza. Así estiramos las cervicales, la columna y las articulaciones de las caderas.

    9. TU BEBÉ EN EL SEGUNDO SEMESTRE

    9.1. Campeón de gateo

    Al llegar al final de este libro tendrás entre tus brazos un bebé feliz y alegre con todos sus potenciales globales en funcionamiento.

    Nosotros te ofrecemos una perspectiva educativa de carácter preventivo que cubre los dos primeros años de vida. En este libro quisimos profundizar en el período inicial de la vida por ser uno de los más importantes y menos conocido.

    9.1.1. Reacciones reflejas

    Las reacciones reflejas que observamos en el movimiento corporal parten de las informaciones propioceptivas, coordinadas por el cerebro, y la percepción de necesidades comunicadas por el sistema interoceptivo.

    9.1.2. La vista

    En el momento del nacimiento, el sentido de la vista es el que menos desarrollado se encuentra; no obstante, este sentido será el más importante a la hora de adquirir información del medio exterior. Principalmente percibirá luces y sombras. Es muy sensible a la luz y al movimiento.

    La exploración se efectúa por diferentes vías:

    Espacio bucal

    Conexión ojo-boca y boca-mano. Obtiene la información sobre las características propias de los objetos. Fuente primordial para el desarrollo de su inteligencia.

    Espacio auditivo

    Conexión ojo-oído. En el segundo semestre tiene una marcada preferencia por la voz materna y los sonidos melódicos y rítmicos. Existe un notable progreso en el reconocimiento del sonido.

    Espacio visual

    Conexión oído-ojo, boca-ojo, mano-ojo. Las primeras percepciones visuales se realizan de forma refleja y automática sin mediar las zonas corticales del cerebro.

    9.2. Qué significa el desagrado, la desconfianza en la vida del bebé frente a los extraños y cómo afrontarlo

    Aparece alrededor de los ocho meses.

    El niño comienza a demostrar desagrado y desconfianza frente a personas y objetos no conocidos. Es totalmente normal en el desarrollo evolutivo del niño siempre y cuando no manifieste pánico. Se llama fase de extrañamiento.

    El desagrado es la reacción del niño ante la ausencia de la cara de la madre, que se vive como una frustración.

    El niño siempre ha de pasar por esta etapa y la madre debe tener la suficiente madurez emocional para saber llevar este rol ambivalente con tranquilidad y sin ansiedad.

    Una vez que haya adquirido el gateo, permítele gatear todo el tiempo que quiera: será el mejor juego para su salud. Los padres debéis de jugar en el suelo con él, festejando todos sus logros y pequeñas hazañas con buen humor y risas; así aprenderá a valorarse y a sentirse feliz con sus logros.

    El gateo es una etapa muy importante. Los niños que no gatean se retrasan en su desarrollo global y especialmente en lo referente al desarrollo visual.

    El avance de la inteligencia del niño se observa fundamentalmente en la forma que tiene de utilizar sus manos manipulando los objetos.

    Coge, palpa, pasa de una mano a la otra, hay movimiento intencionado para alcanzar un objeto y asirlo.

    Se consigue la presión voluntaria entre los dedos y la palma de la mano. Esto se denomina presión palmar. No hay lugar a duda de que esto contribuye al desarrollo intelectual del ser humano, ya que es la única especie que se vale de sus manos realizando verdaderas obras de arte.

    Debemos permitirle que coja juguetes, los apriete y los tire todas las veces que quiera. De esta manera le ayudamos en su desarrollo intelectual.

    Incluso le podemos enseñar variaciones en el juego si le hablamos, reímos y gesticulamos. Fomentamos así que el bebé imite la conducta del adulto siempre en un ambiente de amor y afecto.

    Éstos son, los objetivos fundamentales que hay que tener en cuenta:

    • La coordinación

    • La acomodación

    • La asimilación