Educación de la élite y ética socrática

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Organización del Estado. Calípolis. Clases sociales. Educación: etapas

  • Enviado por: Doble I
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

LA EDUCACIÓN DE LA ÉLITE Y LA ÉTICA SOCRÁTICA

INTRODUCCIÓN

Platón centra su filosofía en organizar un Estado justo. Para ello, propone cómo debe ser la enseñanza de los niños. Ésta no puede ser igual para todos, es decir, sólo quienes consigan superar una etapa pasarán a la siguiente. Con esto, pretende formar los futuros gobernantes de la polis, a la que llamará Calípolis, es decir, ciudad bella o justa. Esta concepción se basa en la ética socrática, es decir, si una persona conoce qué es el bien, es imposible que haga el mal.

DESARROLLO

Como se ha dicho anteriormente, Platón pretende organizar una polis justa, y para ello, debe enseñar a los niños. Para poder cumplir favorablemente con esta enseñanza, propone que todos los atenienses mayores de diez años abandonen la cuidad. Así, podrá dedicarse a la educación de estos niños.

Platón divide la polis en 3 clases sociales, esto es debido a que afirma que el hombre está compuesto de cuerpo, que es la sede de las pasiones y los deseos; y el alma, que es la sede del conocimiento racional y auténtico. A su vez, divide en alma en tres partes, la primera es la parte concupiscible, ésta es el centro del los placeres sensibles. Para Platón, las personas que se guían por esta parte del alma forman la clase social de los productores, que son la casta más baja y la única que trabaja. Otra zona del alma es la parte irascible, en ella se encuentra la voluntad, el valor y la fortaleza. A las personas que se guían por esta parte, Platón, las agrupa en la clase de los guardianes, quienes son guerreros y defensores de la cuidad. Por último, está la parte racional del alma, ésta se identifica con la razón y el conocimiento. Las personas guiadas por ésta pertenecen a la última clase social, los filósofos, que son los que se dedican a la política, es decir, a gobernar la polis.

La educación de los futuros gobernantes constará de seis etapas, pero no serán completas por todos los ciudadanos, sólo por los que estén capacitados, es decir, los mejores.

En la primera etapa se encuentran todos los jóvenes, ésta comprende, desde la niñez hasta los 20 años. En ésta se estudiarán los números, la geometría, se asistirá a las guerras como espectadores y estudiarán la música y gimnástica. Quienes no pasen esta etapa, se convertirán en productores. Sólo los mejores pasarán a la siguiente etapa.

La segunda comprende desde los 20 hasta los 30 años. Durante este periodo se estudian las cinco disciplinas matemáticas: aritmética, geometría plana, geometría de volúmenes, astronomía y armonía; pero también se estudia una preparación para la dialéctica, es decir, el estudio filosófico. Los que demuestren tener buenas dotes para las matemáticas y la dialéctica pasarán a la siguiente etapa. Los que no lo consigan serán guardianes.

La tercera etapa va desde los 30 a los 35 años. En ella se estudia, fundamentalmente la dialéctica, es decir, la filosofía. Pero, los que alcancen este grado de conocimiento, pasarán a la siguiente, por el contrario, los que no, serán guardianes.

La cuarta etapa abarca desde los 35 años hasta los 50. Esta es la fase de “regreso a la caverna”, es decir, una vez que han visto el mundo de las Ideas se ocupan de cargos intermedios relacionados con la guerra, en un periodo de prácticas. Los mejores en esta etapa pasarán a la quinta etapa.

Ésta comprende desde los 50 años en adelante, en ella se continúa con el estudio de la dialéctica hasta alcanzar la Idea del Bien, éstos pasan a la siguiente etapa, que es la de asumir el gobierno de la polis.

Platón organiza así, la polis para que los gobernantes, una vez que hayan conocido la Idea del Bien, no deseen ocupar políticos, por ello, se les obliga a asumir el cargo de gobernante, así, evitará la corrupción.

Esta forma de organizar la polis tiene mucha influencia de Sócrates, ya que el afirma que nadie puede hacer el mal a sabiendas, es decir, quien hace el mal es porque desconoces que lo que hace es erróneo. Las personas que desean hacer el mal son porque confunden el mal con el bien. Sócrates basa su filosofía en la ética porque piensa que conociéndonos en profundidad adquiriremos la virtud, es decir, nos hacemos buenos y felices.

CONCLUSIÓN

Platón elige a los filósofos para gobernar la polis porque, además de ser mejores, más completamente educados y más capaces. También, están en deuda con la ciudad, ya que han sido educados para gobernarla y no pueden negarse a ello. Pero el principal motivo por el que Platón elige a éstos es porque no ansían el poder, ya que si los que dirigen la cuidad desean este poder, éstos lucharán por mantenerlo, lo que podría ocasionar un Estado corrupto. Pero el Estado que ideó Platón resultó utópico, ya que sería prácticamente imposible llevarlo a la práctica, puesto que sería muy difícil poder organizar un Estado así, sin que nadie se revelara.