Educación de calle hacia un modelo de intervención en marginación juvenil; Asociación La Kalle

Literatura social. Educación. Pedagogía Social. Marginación juvenil. Jóvenes con dificultad social. Comunidad de calle

  • Enviado por: Carmen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

  • DATOS DEL TEXTO:

  • AUTOR: Asociación cultural “La Kalle”.

    TÍTULO: Educación de calle. Hacia un modelo de intervención en marginación juvenil.

    AÑO DE PUBLICACIÓN: Primera edición Marzo 1995, segunda edición Abril 1998, tercera edición octubre 2002, cuarta edición Junio 2005.

  • RESUMEN:

  • La asociación cultural La Kalle es una asociación cuya finalidad es trabajar la educación de calle con menores y jóvenes en dificultad social y marginación. El libro nos habla de la puesta en marcha de un proyecto que pretende dar solución a dicha necesidad.

    El fin del proyecto educativo es transformar la realidad a través de la práctica, reforzando el desarrollo de una conciencia crítica y la participación. El sector social al que se dirigen tiene fijado el consumo como meta principal, lo que conlleva a la marginación y por tanto, a la incapacidad cultural para poder hablar y decidir. La escuela ejerce un papel socializador que, al mismo tiempo inculca valores de la sociedad de consumo en la que vivimos.

    El proyecto se realiza en el barrio de Vallecas de Madrid, la población de la cual en su mayoría son emigrantes de zonas rurales deprimidas, sin ningún tipo de calificación profesional, lo que lleva al paro, afectando a la estructura familiar. Se enfrentan ante una situación de economía sumergida que conlleva a que los ciudadanos se dediquen al “trapicheo”. Por otro lado la infraestructura urbana no posibilita una socialización positiva. En cuanto a los jóvenes la diversidad y heterogeneidad del grupo en situación de dificultad social y marginación lleva a que se den estereotipos y prejuicios, aparte de esto se dan también numerosos factores de riesgo personal, familiar y social. Se utiliza la interacción como recurso de socialización positivo y alternativo.

    Las fases del proyecto son las siguientes: fase ligada al programa de educación compensatoria, fase de diversidad y especialización y fase de profundización. La base fundamental que mueve la actuación es la intervención educativa planteada desde la idea de globalidad.

    El educador de calle figura con una carga ideológica muy fuerte, cierto voluntarismo y compromiso social, que tiene que ir compatibilizando con la profesionalidad. Su presencia supone una persona de referencia, alternativa a los modelos del entorno, en contacto directo con la realidad cotidiana de jóvenes desfavorecidos, ha de apoyar un proceso educativo que permita a los jóvenes integrarse de forma crítica y normalizada en el entramado social que les rodea. También el educador de calle ha de promocionar la integración social personal y crítica de los jóvenes.

    El objetivo es facilitar la convivencia social y el desarrollo comunitario mediante la transmisión y aceptación por parte del individuo de su papel (dentro de la sociedad) y posibilitar la comunicación. Para conseguir este objetivo se trabaja desde los diferentes ámbitos: la familia, la escuela, el entorno y el trabajo.

    Para planificar la intervención se dividen una serie de áreas para concretar objetivos específicos y sistematizar actuaciones. Estas áreas son: el área familiar-convivencial, en la que se trabaja la perspectiva de la información e implicación de los familiares con respecto a los jóvenes, incidiendo también en el rol de la mujer. El área escolar y formativa, cuyo mayor problema es el fracaso y el abandono escolar. Se pretende abordar la situación mediante el seguimiento junto a los profesores, el apoyo y motivación a la escolarización normalizada, y mediante mecanismos de refuerzo o apoyo social y escolar. El área de ocio y tiempo libre, en la que la actuación se ciñe a interiorizar valores y actitudes favorecedoras de un “ser persona”. Que los jóvenes se asocien, se organicen, responsabilicen y den respuesta a las necesidades y problemáticas que les conciernen; consolidar como entidad un marco asociativo, la participación y socialización a través del contacto con los demás, el desarrollo de un programa de actuaciones y actividades concretas a través de las cuales se consigan los objetivos; y desde una labor preventiva que se potencie el tiempo libre y el ocio alternativo. El área relacional, en la que se programa una intervención educativa que incide en la mejora de las relaciones del grupo. Se pretende favorecer el conocimiento y la experimentación de otras realidades sociales. Que se trabaje desde lo individual, para que los adolescentes con conductas personales que generen rechazo, se vean dotados de herramientas alternativas para modificarlas. Y favorecer la participación. Y por último el área de salud, cuyo objetivo es el conocimiento y cuidado de su cuerpo, la adquisición de hábitos de higiene, la prevención de enfermedades, y favorecer el conocimiento y comprensión de la sexualidad como parte del desarrollo humano.

    A partir de los objetivos anteriormente citados de cada área, se plantean y realizan una serie de actividades diseñadas para cumplir estos objetivos y para cubrir las necesidades y problemáticas que se suceden en el barrio.

  • CONCEPTOS BÁSICOS:

  • Ideario: el educador necesita de un modelo para leer la realidad, adscribirse a él para poder intervenir en ella. Existen diferentes modelos según se entienda el que hacer educativo en cada uno de ellos. No hay un único planteamiento educativo: todo proyecto educativo se sustenta más o menos conscientemente en unos determinados valores y unos determinados principios educativos.

    Comunidad: es una unidad social cuyos miembros participan de algún rasgo, interés, elemento o función común, con conciencia de pertenencia. La comunidad es un campo donde se producen los principales procesos sociales. Se presenta como un lugar privilegiado para poder observar e intervenir en los procesos adaptativos y relacionales. La comunidad se compone de cuatro elementos fundamentales de tipo estructural que son al mismo tiempo elementos de conocimiento de la comunidad y elementos que van a participar directamente en la acción comunitaria. Estos cuatro elementos son los siguientes: territorio, población, la demanda, es decir, los problemas que esta población expresa y lo recursos de los que se puede disponer. El análisis de estos cuatro elementos es fundamental para desarrollar una acción social comunitaria donde se da una interrelación de estos elementos.

    Acción-reflexión-acción: reflexión crítica de nuestra práctica diaria, para de nuevo volver a la acción de un modo más eficaz y coherente con los principios que orientan nuestra práctica profesional.

    Reinsertar-insertar: al hablar de reinsertar se habla de socializar, de incorporar a una persona a un grupo social, haciendo que comparta alguno de sus valores y normas, comprendiendo mínimamente las normas y reglas sobre las que se asienta su funcionamiento.

    Inadaptación: por una parte se trata del desequilibrio entre las normalidades y por otro la búsqueda de un nuevo equilibrio, menos asfixiante, por medio del cual el individuo o el grupo sobreviven en un mundo de conflicto.

  • VALORACIÓN CRÍTICA DEL TEXTO:

  • La lectura de este libro, me ha demostrado, una vez más la importancia de los proyectos educativos en los grupos de riesgo, y sobre todo, cuando tratamos con una población joven. Ya que a medida que se va avanzando en la lectura, se te van presentando las problemáticas del barrio, los objetivos, las actividades para conseguir tales objetivos, la función del educador en cada una de ellas, las áreas que se trabajan y el cómo se trabajan. El rol del educador queda muy claro en cada uno de los objetivos, las necesidades y actividades del proyecto; lo que personalmente me ha ayudado, aclarado y aportado ideas para poder definir mi labor como futura educadora en un ámbito de trabajo similar, es decir, en barrios problemáticos, concretamente con menores y jóvenes en situaciones de riesgo. Dado mi interés hacia el área que se da en el libro de salud, me ha parecido muy interesante la manera de trabajar con los jóvenes, ya que personalmente el tema de drogodependencias me resulta muy atrayente a la hora de trabajar, y el hecho de que se trabaje a partir de actividades deportivas urbanas y de alto riesgo, aparte de trabajar lo que le concierne (plantear alternativas a la drogodependencia) también considero que se trata de actividades que también potencian la cohesión grupal de los jóvenes, y que de alguna manera se puede crear una conciencia colectiva entre los jóvenes muy positiva, ya que van todos a una.

    La educación de calle tiene una responsabilidad muy fuerte, ya que parte del futuro de las personas con las que se trabajan, depende del correcto comportamiento del educador, así como del grupo. Queda muy clara la relación entre los educadores y el colectivo, y las funciones del educador en cada una de las intervenciones. El hecho de que el educador se involucre en el grupo pero a la vez guardando una cierta distancia, y de cierto modo imponiendo respeto, el hecho de que de libertad pero a la vez marque unos cierto límites y que el educador a la vez también sea animador, me parece una forma de trabajar muy completa, pero a la vez considero que el educador ha de estar respaldado por su equipo y que se de una coordinación y colaboración por parte de todos. Considero también que para llevar a cabo la labor del educador en este ámbito se ha de planificar y sistematizar la intervención de forma realista, marcando (como han hecho) objetivos realistas y derivando el trabajo los unos a los otros, de modo que todo queda perfectamente designado a cada uno, es decir, cada una de las personas involucradas en el proyecto sabe por donde tiene que ir; y dado lo que he visto hasta ahora es diversas asociaciones este es un hecho de gran importancia, ya que una misma persona no puede abarcar todos los ámbitos marcados en este proyecto, por tanto el definir el trabajo de cada uno, me parece un hecho crucial para que el proyecto pueda llevarse a cabo con éxito.

    Lo mejor del libro, pienso que es su vitalidad, la energía con la que está escrito este proyecto que es verídico. No hablamos de una sociedad utópica, hablamos de un barrio de la capital de un país. De algo que existe en la actualidad en los suburbios de las ciudades. Este libro nos muestra que no se puede hacer que los miembros de un colectivo marginal se normalicen rápidamente de la noche a la mañana, sino que se trata de un proceso lento y costoso, y que en muchas ocasiones los individuos se desenganchan y no llegan a normalizar su situación, y se ha de ser realista en este aspecto, y por tanto buscar el porque cierto número de personas se desenganchan y analizar y si es preciso modificar la intervención con el fin que la actividad que se esta desarrollando pueda ser efectiva. Con respecto al libro se recalca en muchas ocasionas la necesidad de potenciar la participación, y es algo prioritario, que el colectivo tome interés y se sienta motivado con el proyecto, para que las actividades que se llevan al cabo puedan salir bien, ya que si no hay participación, se puede decir que no hay nada.

    Se trata de una labor perfectamente programada, en la que se intenta cubrir todas las necesidades de las personas con las que se trabaja. Es muy amplio, aporta a los individuos “herramientas” para que de alguna manera se normalicen en todos los aspectos, saliendo así de las situaciones de riesgo y marginación. Veo que es proyecto muy completo a nivel de áreas de intervención de la persona, ya que es esta situación, en este barrio todo cuenta, se han de trabajar todos los ámbitos para que pueda salir exitosos y consigan realmente llegar a estar normalizados.

    Este trabajo no pretende ser un mero resumen del proyecto, sino un lugar en el que recoger las aportaciones y conocimientos que aporta a quien lo lee. Es un libro práctico. Se nos trata una situación real, y esto hace que la visión acerca del Educador de calle y su trabajo, se pueda considerar como algo objetivo. Ya que muchas veces queda en el aire cuales son las funciones que ha de ejercer el educador de calle, pienso que se trata de un trabajo de observación y análisis de la realidad principalmente, y a partir de ahí de elaboración, de diseño de proyecto que va a cubrir las necesidades y va a dar solución a las problemáticas que han ido observando, y llevar a cabo aquellas actividades que van a cumplir los objetivos marcados, planteados posteriormente al análisis de la realidad, ya que sino se conoce con detalle la realidad seguramente los objetivos marcados pueden resultar utópico e inservibles como guía que marca la intervención.

    Para concluir y en líneas generales este libro me ha gustado mucho, he conocido un proyecto detallado y minucioso, lo que me ha servido para acercarme un poco más a la realidad en la cual pretendo intervenir como futura educadora, al diseño y ejecución de un proyecto tan completo como este, y al rol del educador de calle. Es un libro que recomendaría a todas aquellas personas que estén interesados en conocer un proceso en el cual se aclaran y definen conceptos educativos aplicados a un colectivo con dificultad y marginación social, tanto por el proyecto en sí mismo, como por el tipo de población a la que va dirigido.

    EDUCACIÓN DE CALLE.

    HACIA UN MODELO DE INTERVENCIÓN EN MARGINACIÓN JUVENIL.

    ASOCIACIÓN CULTURAL LA KALLE

    COORDINACIÓN: MERCEDES ARQUERO