Educación artística

Intelecto. Intuición. Herramientas visuales. Arte. Capacidades artísticas

  • Enviado por: PietroChesús
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


CONSIDERACIONES SOBRE LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA

Rudolf Arnheim durante mas de cuarenta años nos ha dado una visión única e incisiva de lo que hacen los seres humanos para crear arte y de lo que hace el arte para crear seres humanos. Arnheim es un psicólogo que comprende el arte y a un estudioso que se interesa por la educación. Su trabajo ha sido simiente para quienes bregamos en los viñedos de la enseñanza.

LA VISIÓN Y LA NECESIDAD DE CONOCER

Los organismos se diferencian de las rocas, los ríos y las nubes en que están formados por dispositivos que tienen como finalidad asegurar la supervivencia.

En las primeras etapas de la evolución aun no se dispone de los órganos encargados de la orientación visual. Las flores y las hojas son capaces de orientarse hacia el sol pese a no disponer de ojos. Los animales simples, como el percebe, estan provistos de manchas sensoriales que les permiten captar cuándo hay algo que tapa la luz, quizás un enemigo que al acercarse les hace retraerse automáticamente dentro de su caparazón protector.

Cuanto más complejo es el mosaico de los receptores retinianos, mayor es la nitidez con que la criatura distingue las imágenes de los objetos, y los cristalinos envían detalles cada vez más precisos a las superficies receptoras del cerebro. La retina del ojo humano contiene unos doscientos cincuenta millones de este tipo de receptores.

Para poder apreciar la naturaleza de las imágenes representativas en las artes, primero hay que entender que la visión es algo mas que lo que se manifiesta en la óptica y en la fisiología del ojo. Opticamente, la imagen retiniana no es en ningún momento mas que lo que se ve, incluso cuando se persigue al mensaje en su recorrido a través del nervio óptico hasta los centros de proyección del cerebro, su singularidad persiste. La visión se presenta como una secuencia calidoscópica de imágenes en continuo cambio.

Todos los componentes del organismo se originan en la evolución para ayudar a la supervivencia. La visión se desarrolla biológicamente como un instrumento de orientación en el medio ambiente. Para cumplir esta función no puede estar limitada al registro mecanico. Debe estar ligada inseparablemente a los posteriores recursos mentales de la memoria y la formación de conceptos.

LAS IMÁGENES APUNTAN A LO ESENCIAL

A medida que las imágenes ópticas se van haciendo mas especificas, la mente procesa los materiales sensoriales acumulados de forma notablemente sofisticada.

La mente concibe una imagen estándar, que se ve como materializada en cada espécimen concreto.

La especificación y la generalización operan constantemente juntas dentro del proceso unitario de la formación de imágenes. La visión merece el mayor de nuestros respetos incluso cuando alguien mira un objeto de forma superficial en el ajetreo de la vida diaria.

Nadie ha conseguido jamás descubrir fuera de la esfera de las imágenes un universo mental donde se pudiese ubicar tal actividad. El lenguaje no es una esfera mental en sí mismo; no tiene otra sustancia que los significados de las imágenes a que se refieren las palabras.

Ver implica pensar. Esto tampoco se reconoce siempre. Los profesores de arte recordaran haberse encontrado con la extraña teoría de que <<los niños no dibujan lo que ven, sino lo que conocen>> Con esta teoría se pretendía explicar la contradicción entre el estilo de las manifestaciones artísticas temprana y el aspecto que se esperaba que tuviesen de acuerdo con una psicología ingenua de la visión.

Las formas artísticas tempranas se componían de formas geométricas sumamente abstractas, que no eran copias de la naturaleza sino respuestas a propiedades extraídas de la naturaleza.

Para muchas necesidades de la mente juvenil, basta con unas cuantas características generales de las cosas, y en consecuencia lo único que se necesita dar es una expresión pictórica de estos rasgos elementales. El padre y la madre quedan suficientemente identificados por unos pantalones y una falda.

Las manifestaciones artísticas tempranas son uno de los recursos más potentes de que dispone la mente humana para orientarse en su medio.

En casi todas las culturas, las primeras abstracciones acaban derivando hacia imágenes mas realistas, pero solo muy de tarde en tarde consigue esta evolución la ilusionista naturalidad de los murales helenistas o del naturalismo renacentista.

Al servicio de la espiritualidad religiosa, las imágenes talladas de los ídolos pueden quedar reducidas a la aséptica simplicidad que conocemos en los iconos bizantinos, o pueden ser prohibidas por completo.

La percepción y la representación son indispensables para captar propiedades esenciales del medio, se tienen que dar condiciones anormales para que esta admirable habilidad mental degenere en un simple copiar.

En el pasado, ni siquiera el recurso a ingenios mecánicos impedía que los buenos artistas realistas diesen a sus formas la fuerza expresiva que hacía de sus imágenes meditadas exposiciones de sus motivos en lugar de meras réplicas de su apariencia física.

MODELOS Y TÉCNICAS

Desde hace ya algún tiempo hay una controversia entre profesores de arte sobre la conveniencia de dibujar fijándose en modelos. Los educadores más progresistas insisten en que apoyarse en una guía externa mermaría la espontaneidad del alumno.

En los últimos cursos, especialmente si algunos o todos los alumnos se están preparando para ser artistas profesionales, el instructor se enfrenta a la tarea de enseñar técnicas, y una vez mas aquí ha de pensar muy cuidadosamente en como preservar el valor último de la actividad artística.

En su lucha por capturar y plasmar esas características transmisoras de significados, los alumnos tienen sobrada oportunidad de ejercitarse en las técnicas necesarias para producir las formas exactas que generan el efecto deseado.

Para la enseñanza de cualquier técnica especifica, como la geometría de la perspectiva central, hace falta un método similar.

El sistema especifico de la perspectiva renacentista supone una distorsión violenta de la forma y el tamaño de las cosas, y que por tanto sólo se ha recurrido a ella bajo condiciones culturales muy especiales. Tambien se debería hacer ver al alumno que la plasmación de un mundo que converge hacia un centro presupone una concepción psicológica y social muy especifica, en absoluto apropiada para cualquier visión del mundo; y finalmente que desde que se empezaron a emplear en el siglo XV los artistas se han tomado considerables libertades con las reglas de la perspectiva porque perseguían determinados efectos espaciales y no una estricta obediencia a normas geométricas. La perspectiva es un mecanismo especial a ser utilizado cuando una necesidad bien definida lo exija. Introducida en una fase errónea del aprendizaje, puede ser más un estorbo que una ayuda.

LOS VALORES DE LA EXPRESIÓN

El aprendizaje conlleva sobre todo el establecimiento de tipos de cosas y el descubrimiento de sus propiedades y sus funciones. Estas necesidades psicológicas las atienden magníficamente las artes, siendo ésta una de las razones de que hayan sido indispensables para todas las civilizaciones que conocemos.

Se puede llevar una vida perfectamente útil sin preocuparse de los valores expresivos.

El arte expresa emoción mediante y por estados emocionales. Se debe a los sentimientos y transmite sentimientos.

Lo que suele designar como una emoción es en realidad un conglomerado de tres componentes: un acto de cognición, una lucha motivacional causada por la cognición y un despertar causado por ambas.

¿Qué es lo que tiene de valiosa la dinámica perceptiva para convertirla en el principal instrumento de la expresión artística? Hay que mencionar aquí tres de sus mayores virtudes. Primero, el juego de fuerzas nos conduce mas allá de cualquier motivo concreto hasta lo que se oculta detrás de todos ellos. Las fuerzas físicas caracterizan los elementos del viento, el agua y el fuego. Por tanto estas fuerzas transmiten vida a las imágenes de la naturaleza, a las nubes, las cascadas, los árboles sacudidos por la tormenta. Tambien animan los cuerpos de animales y seres humanos. La dinámica perceptiva va mas lejos; representa además las fuerzas de la mente. Al igual que el físico y el químico llegan a comprender la naturaleza estudiando la conducta de las fuerzas físicas, el psicólogo y el artista captan el funcionamiento de la mente explorando su dinámica.

Segunda finalidad esencial.Como las fuerzas actúan de la misma manera en todas las esferas de la existencia, la actuación dinámica es una esfera se puede usar para simbolizar la que se da en otra.

Una tercera propiedad valiosa de la dinámica perceptiva deriva de un fenómeno psicológico que se podría describir como resonancia.

La dinámica que transmite la imagen resuena en el sistema nervioso del receptor.

Los objetivos prácticos de realizar una actividad útil y rentable, de actuar en beneficio de otros y de divertirse son fáciles de definir y de perseguir.

El arte es uno de los instrumentos más poderosos de que disponemos para la realización de la vida. Negar esta posibilidad a los seres humanos es ciertamente desheredarlos.

LA INTUICIÓN Y EL INTELECTO

Intuición lo define como una habilidad mental reservada a la percepción sensorial y distinta de lo que yo llamo intelecto.

La intuición perceptiva es la principal forma que tiene la mente de explorar y comprender el mundo.

Obviamente, los dos recursos de la cognición humana, la intuición perceptiva y la estandarización intelectual de los conceptos, se necesitan mutuamente científico debe conservar una visión fresca de los fenómenos que esta investigando para proteger sus conceptos de la conclusión prematura.

Esta interdependencia de intelecto y percepción intuitiva tiene consecuencias fundamentales para la educación general. Exige no solo que en el currículo las materias que cultivan el intelecto tengan el equilibrio apropiado frente a otras que ejercitan la visión inteligente. Más importante que esto, exige que en la enseñanza y el aprendizaje de cada materia se obligue al intelecto y a la intuición a interactuar.

FUNCIONES AUXILIARES DE LA ACTIVIDAD ARTÍSTICA

Apenas se produce enseñanza ni aprendizaje en ningún campo de estudio sin el uso practico de las imágenes.

La botánica y la zoología dependen de grabados de plantas y animales que de no ser por ellos serian inaccesibles. Los diccionarios ilustran los objetos y describen las personas enumeradas y definidas en ellos. Los manuales de medicina muestran órganos, técnicas quirúrgicas, síntomas de enfermedades. En el campo de las comunicaciones, las fotografías informativas se han convertido en compañeras universalmente aceptadas de las informaciones verbales.

Pero no todas las imágenes han de ser fieles a la realidad para ser útiles.

El patrón visual que revela el delineante en la forma de un objeto dibujado es una abstracción y describe algo mas que la naturaleza del objeto individual y más incluso que la del tipo de objeto mostrado.

Una consecuencia de esta intima conexión entre visión y abstracción es que la practica del arte puede tener una utilidad directa para alguien que este afrontando problemas de composición en áreas absolutamente diferentes.

QUÉ ENSEÑAR Y CÓMO ENSEÑARLO

Tradicionalmente, la función del profesor de arte se limitaba a desarrollar la destreza manual y visual de los alumnos que aprendían a dibujar formas precisas y a copiar correctamente el aspecto de vaciados en yeso o frutas o paisajes.

Especialmente en el nivel de los cursos elementales, el trabajo del profesor consistía en estimular el impulso natural que ronda todas las mentes jóvenes, el deseo de hacer cosas, de explorarlas, de manipular materiales. En contra de la tradición, se pensaba entonces que el resultado del trabajo era menos importante. No había normas de corrección o excelencia que observar ni reglas que obedecer.

Esta nueva libertad fue de enorme valor para la enseñanza del arte.

Muchos pensaban que el nuevo método pedagógico era particularmente apropiado para la enseñanza del arte, y esto por varias razones. La actividad artística se podía abordar adquiriendo solo un mínimo de técnicas.

Las artes eran las únicas que no prescribían ningún tipo de corrección de actuación o representación.

Las habilidades artísticas parecían menos indispensables.

Una buena enseñanza contribuye a un buen aprendizaje mas o menos de la misma forma que en los demás campos de estudio.

Los profesores de arte caen fácilmente en la tentación de enseñar demasiado pronto a sus alumnos trucos como la perspectiva central. Al profesor le hace parecer profesional, al alumno que quiere emular los patrones adultos le agrada y a los padres les impresiona.

Ignora el hecho de que la perspectiva central es una formula muy especial que surgió por primera vez en el siglo XV, esto es, cuando la búsqueda intuitiva de una nueva centralización de las formas en la dimensión de profundidad había alcanzado un estudio en el que esta técnica geométrica apareció como la consecuencia lógica final.

Cuando la enseñanza de las técnicas y los datos es apta para el estado del desarrollo del alumno, es tan indispensable para la enseñanza del arte como para el trabajo de las ciencias.

Se debe de cultivar desde el principio la disciplina necesaria para llevar a termino las actividades de la vida.

Consideremos aquí también que ni el alumno ni el profesor pueden juzgar el resultado que se ha logrado a menos que se haya terminado el trabajo. La satisfacción del éxito no se disfruta si no se ha hecho ningún esfuerzo por alcanzarlo; y no se puede aprender a hacer algo mejor si no se tiene la oportunidad de ver que se ha fracasado.

HERRAMIENTAS VISUALES DEL ARTE

Todas las riquezas que aporta la mente hay que metabolizarlas en esas creaciones significativas que se nutren de las muchas cosas que sus autores deben ocuparse antes que nada de lo que a veces se ha denominado el lenguaje del arte, las herramientas visuales de la educación artística.

Las formas y los colores representan los objetos que se van a ver en la obra y también las relaciones espaciales entre los objetos.

En la pintura, la ampliación de la dimensión de profundidad implica al espectador en el contexto espacial creando la diferencia entre cercanía y lejania. Lo cercano es fuerte e importante y se dirige al espectador mas directamente que lo que está distante.

El color dispone de un lenguaje similar de relaciones. Cuando los colores se parecen expresan conexión, cuando difieren desconectan. La armonía y la disonancia transmiten un simbolismo obvio, y la complementariedad contribuye a una notable combinación de contraste y consumación mutua.

Encontrar el justo equilibrio entre el centro interno y el externo es una tarea esencial que se refleja en toda composición pictórica.

De particular importancia es el hecho de que la interacción de fuerzas céntricas y excéntricas también es fundamental en la dinámica de la motivación humana.

La apariencia formal de las obras de arte sirve como símbolo visual de toda la experiencia de la vida.

El artista ofrece imágenes clarificadas concretas de fuerzas mucho menos tangibles que nosotros conocemos como deseos, esperanzas, aspiraciones, miedos humanos, etcétera.

Las fuerzas que rigen la mente individual no son las únicas simbolizadas en la composición artística. La conducta de los grupos sociales y las entidades políticas esta gobernada igualmente por la interacción de fuerzas céntricas y excéntricas.

Relaciones topológicas como la inclusión, la intersección y la complementariedad las estudian los matemáticos, los lógicos, los filósofos y los sociólogos con la ayuda de los patrones visuales formales apropiados.

LOS MATERIALES TIENEN CARÁCTER

Los materiales y los vehículos usados para la actividad artística también tienen caracteres específicos a los que se responde de forma muy parecida a como una persona responde a otra. Unos nos atraen, otros nos repelen y muchos nos son indiferentes.

La diferencia entre los medios directamente sensoriales y los verbales son un ejemplo.

El lenguaje verbal es un medio indirecto porque aborda sus temas por medio de símbolos auditivos y visuales o signos que por lo general no describen cualidades del sujeto.

Visualmente, la disposición de las palabras sobre un trozo rectangular de papel apoya el mensaje de la poesía, de los carteles o los anuncios.

En el polo opuesto de la expresión artística, la conexión mas intima entre el creador y su tema la encontramos cuando el primero representa al segundo en una actuación usando su propio cuerpo.

El medio artístico más indirecto es la fotografía, que delega la conformación de sus objetos a una maquina, aun cuando no es en un modo alguno una actividad mecánica.

Entre los materiales artistiscos, distinguimos en primer lugar entre los tangibles y los intangibles.

Los artistas adultos con frecuencia buscan el reto de materiales como la madera o la piedra que hay que conquistar cortándolos o martilleándolos y que se enfrentan a la voluntad del artista con el carácter de su propia estructura física.

La superficie plana de un lienzo o un trozo de papel ofrece una condición bastante diferente al bloque de madera o piedra del escultor.

Se pretende recordar al educador que las condiciones físicas de la actividad artística van acompañados inseparablemente de connotaciones psicológicas que no hay que pasar por alto cuando se trata de decidir que tipo concreto de trabajo habría que proponer a cada niño, a cada alumno.

APLICACIONES EN OTROS ÁMBITOS

Los artistas dedican su vida profesional al estudio de estructuras visuales.

El estudio del arte debería ser componente indispensable de la formación en cualquier otro campo del saber. Los beneficios que reporta tal estudio del arte no se limitan a una mayor destreza en la creación de diagramas, tablas y otras ilustraciones.

Un conocimiento practico de los principios de la forma artística y de las formas de comunicar significados mediante estos principios ayuda de forma directa a aprender a pensar productivamente en cualquier campo.

La actividad artística solo puede servir a este útil propósito cuando se enseña correctamente.

En ningún nivel d desarrollo ni los niños ni los artistas consagrados pueden exponer de forma satisfactoria para ellos lo que quieren decir a menos que hayan adquirido los medios necesarios para decirlo.

La tarea siempre debería ser de tipo artístico.

El estudio del arte debería tener imprescindiblemente como objetivo el arte desde el comienzo y en todo momento.

Gran parte de la ciencia y la tecnología usa imágenes visuales solo como un medio para alcanzar un fin. Los científicos se ocupan de la investigación y la aplicación de fuerzas físicas o mentales.

Para descubrir como operan estas fuerzas, usan imágenes visuales, cuya conducta sirve de analogía para la de fuerzas que no se pueden percibir directamente.

En las artes, la imagen es el comunicado final.

La imagen es donde se centra la atención porque ofrece la presencia viva de lo que el espectador reconoce como esencia de la experiencia humana.

RECURSOS UTILIZABLES

La mayoría de las imágenes creadas por el hombre incluyen elementos de expresión artística, aun cuando estén hechas para ese fin

Los tesoros de la historia del arte proporcionan abundantemente información objetiva.

En el campo de la historia del arte, gran parte de la investigación no hace referencia inmediata a las cualidades artísticas de los objetos de arte.

Algunos autores sostienen que dado que el efecto estético de las obras de arte lo transmite la expresión visual de su aspecto, solo las formas y las colores de la imagen deberían considerarse propiedades legitimas de la obra.

No se debe perder nunca de vista el papel primario de la expresión visual.

La expresión visual de una figura humana esta fundamentalmente influida por lo que el espectador sabe sobre los seres humanos.

Los relatos sobre la vida y los mecenas de un artista y sobre las circunstancias económicas y políticas de su tiempo, aunque muy oportunos, distraían de la experiencia visual porque la obra no los evocaba directamente.

La atención del monitor debería apuntar a la percepción visual directa, al contacto ocular con la obra de arte, informada por la propia experiencia practica de los alumnos y por su exposición a la experiencia artística de otros.

Es mucho más fácil analizar histórica o psicológicamente el motivo, y por tanto mas de un profesor y más de un estudioso limitaran a esto toda su actividad.

En nuestra tradición occidental la naturaleza del arte a menudo se ha tergiversado considerándolo nada mas que un entretenimiento agradable y que en consecuencia ha sido degradado, al menos desde el Renacimiento, a un medio de diversión y decoración.

Las habilidades verbales y numéricas han conseguido dominar los planes de estudio.

La reforma debe restituir la prioridad de la experiencia artística y debe dejar claro que esta experiencia no se limita ni al placer sensorial ni al alivio emocional.

Los recursos suplementarios a los que tiene acceso la mente del joven son bastante simples, y como solo hay un profesor para todas las materias, la integración de la experiencia practica con los materiales exteriores se puede producir con gran naturalidad. Las formas y colores simples característicos del trabajo de los niños se relacionan fácilmente con estilos similares del arte popular o del arte tribal.

Cada campo de estudio lo enseña un profesor distinto, que normalmente no tiene forma de coordinar sus métodos con los otros profesores. Las relaciones que puedan existir entre lo que se presenta en cada una de las clases las tienen que descubrir los alumnos por sí mismos.

Los estudiantes de arte se quejan con frecuencia de que un curso sobre la historia de la escultura barroca, lo imparta un solo profesor, que puede saber mucho sobre los siglos XVII y XVIII pero que nunca ha trabajado la arcilla o el mármol y por tanto no interpreta las obras que muestra en la pantalla de proyección en los términos más accesibles de forma natural para los alumnos. Al mismo tiempo, los cursos sobre historia del arte impartidos por pintores o escultores pueden adolecer de falta de objetividad y solidez de la información.

CONTENIDO Y SIGNIFICADO

Las facultades del arte ofrecen una estimulante oportunidad para los cursos de humanidades ajustados a las especiales perspectivas y experiencias de los estudiantes de arte.

Un curso planteado teniendo en cuenta sus destinatarios concretos puede partir de los fenómenos visuales que son familiares para los estudiantes: la forma y el color, la luz y la profundidad espacial, el movimiento y la dinámica de la expresión, utilizando multitud de obras de arte como ejemplo y presentando resultados experimentales relativos a los efectos visuales que se han observado en la pantalla de proyección.

Los temas mitológicos ofrecían la mejor demostración posible del hecho más fundamental que hay que comprender sobre el arte, a saber, que el arte puede carecer de significado.

Es propio de la mitología que sus historias sean símbolos de experiencia humana básica y que transmitan su tema fundamental con una inmediatez que hace que a nadie pueda pasar inadvertido.

En el arte abstracto hay una diferencia decisiva entre obras que no son mas que un mero juego con efectos visuales y otras que hablan simbólicamente de experiencias significativas.

La historia del arte demuestra que el arte que ha tenido éxito nunca ha estado desprovisto de contenido significado.

Una de las principales misiones de la educación artística es contrarrestar esta sequía cultural, una labor que depende en gran medida del espíritu que guia el trabajo que se realiza en la propia aula de arte. Pero la misma inteligencia reflexiva se debe aplicar a los recursos que llegan a la formación artística procedentes de otras áreas de conocimiento.

Empezando por los primeros años de escuela, la concepción que el profesor tenga de las artes como instrumentos de reflexión ha de contrarrestar el declive de las imágenes tradicionales y sus significados espirituales.

NO HAY ARTE SIN FUNCIÓN

Mucho de lo que aquí se ha dicho tiene que ver con la relación entre las funciones artísticas y no artísticas de los objetos creados por el hombre. Es ésta una relación a la que hay que hacer frente también en las llamadas artes aplicadas, que combinan los fines prácticos con los esteticos. Estos dos tipos de función se atienden por separado como si no tuviesen nada que ver entre sí. Un edificio deber ser apropiado para albergar y proteger a sus habitantes.

Pero el edificio también debería tener un aspecto atractivo, acogedor, digno o cualquier otro adecuado a su naturaleza.

Yo creo que un arquitecto o un diseñador en general con una buena formación llega a plantearse la función practica de un edificio o cualquier otro objeto útil de la misma manera que un pintor piensa en el tema de una pintura. El diseño no debe satisfacer solo las necesidades practicas del objeto; debe también representarlas e interpretarlas.

La practica de la arquitectura, la cerámica o la joyería seguirá siendo un juego irreflexivo con las formas a menos que se entienda en el contexto del estilo de vida para el que esta concebido. Un buen monitor creara una conciencia de este contexto por todos los medios posibles, procurando que el material social, histórico o psicológico al que remite a sus alumnos no sirva solo para recargar el currículo con mas materia de estudio sino que añada un aspecto relacionado funcionalmente con el diseño mismo de la obra.

La perniciosa separación de las artes aplicadas y las bellas artes, propia de los últimos siglos de nuestra civilización occidental, ha llevado a la noción de que oficios como la arquitectura no son del todo arte y que la pintura y la escultura tienen el privilegio de que la única finalidad de su existencia sean ellas mismas, es decir, que existan por el mero placer de su presencia.

En nuestra época a los pintores y a los escultores les ha resultado más difícil hacer un trabajo sustancial que a sus colegas de los oficios manuales porque no han llegado a darse cuenta de que sus propias concepciones también tienen una función practica. Las artes, cuando se les da una oportunidad de cumplir la tarea que les es propia, son un medio indispensable para permitirnos afrontar los retos de la experiencia humana.

A menos que el arte sea arte aplicado, no es en absoluto verdadero arte.

LAS ARTES EN LA EDUCACIÓN

He contemplado la educación artística de forma un tanto miope discutiendo lo que el arte puede hacer por áreas de aprendizaje ajenas a las artes o recibir de esas áreas. Es necesario ver nuestro campo especifico en su lugar como un aspecto de la educación general. ¿Qué lugar ocupa la educación artística en la labor de formar a una persona plenamente desarrollada? Mi respuesta es que debería funcionar como una de las tres áreas de aprendizaje cuya misión fuera dotar a la mente del joven de las habilidades básicas para afrontar con éxito todas las ramas del currículo. La primera de estas tres áreas centrales es la filosofía, la segunda es el aprendizaje visual y la tercera área es el aprendizaje lingüístico.

Estas tres áreas constituyen la zona de servicio del edificio educativo, pues aportan el equipamiento general para lo que se necesita en cualquier campo concreto.

Se observara que en este esquema curricular cada una de las tres materias centrales figura en mas de una disciplina.

Hay una diferencia análoga en el área de aprendizaje visual entre a)un curso general sobre los aspectos prácticos y teóricos de la modalidad visual, para lo que se encuentran ejemplos en los mapas de geografía, los diagramas de química, las obras de arte visual, y b)un curso practico de escultura o una investigación sobre las pinturas en cerámicas griegas. En la practica actual, los cursos de diseño básico difieren de hecho de los dedicados específicamente a la arquitectura, por ejemplo.

Cada materia se estructura en torno a un centro propio.

La diferenciación de áreas especializadas de trabajo necesita tiempo para desarrollarse. Las artes, al principio una unidad inseparable y compuesta por partículas de habilidad y saber vagamente unidas, se separan finalmente en las áreas de competencia que cultivan destrezas y logros concretos.

¿SE PUEDE ENSEÑAR EL ARTE?

A lo largo de la discusión precedente he intentado dejar claro que la producción activa de arte y la apreciación de las obras de arte es en gran medida cuestión de intuición, y que el cultivo de la intuición es la principal aportación que hace el arte a la formación de la mente humana.

Gran parte de la enseñanza se lleva a cabo mediante el discurso, esto es, mediante el vocabulario conceptual del lenguaje.

Las artes no se pueden enseñar y que cualquier tipo de razonamiento sobre ellas pone en peligro la espontaneidad de la invención creativa.

Se han formulado objeciones en particular hacia la interpretación de tendencias motivacionales de la mente humana, practicada por el psicoanálisis con fines terapéuticos.

Los bailarines y actores principiantes descubren que acciones o gestos simples que han dominado desde la infancia sin reparar en ellos entumecen sus miembros de repente cuando se les pide que los realicen conscientemente y siguiendo ciertas reglas.

La técnica recién adquirida se libera del control consciente y se convierte en algo absolutamente natural.

Lo mismo ocurre con el aprendizaje, teórico y practico, del arte.

El crecimiento de la mente joven es cuando menos un proceso delicado, fácilmente perturbable por la presentación de unos conocimientos inadecuados en el momento menos conveniente las artes y en el resto de la educación, el mejor profesor no es el que comparte todo lo que sabe o el que se guarda todo lo que podría dar, sino el que, con la sabiduría de un buen jardinero, observa, juzga y echa una mano cuando su ayuda es necesaria.