Edipo Rey; Sófocles

Literatura clásica antigua. Tragedia griega. Argumento. Personajes. Tema: el destino

  • Enviado por: Charls
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Ficha.

Título: Edipo Rey

Autor: Sófocles.

Biografía:

Poeta trágico griego, sólo se conservan siete de sus obras: Antígona, Áyax,

Edipo en colonia, Edipo Rey, Electra, Filóctetes, Las tranquinias, y un fragmento de Los Sabuesos), Dio a la tragedia su forma definitiva, introdujo un tercer actor y aumento el numero de integrantes del coro de doce a quince. Sustituyó la trilogía encadenada (tres episodios del mismo mito) por la trilogía libre (cada uno de los dramas es autónomo), modificó el sentido trágico haciendo de la evolución del protagonista y de su carácter una forma escencial de la manifestación del destino y de la voluntad de los Dioses.

Resumen:

La historia comienza cuando un sacerdote enviado por Zeus , es presentado ante el gobernador de Cadmos. Estando frente a él le explica la razón de su visita, una peste, la cual estaba afectando a todos los habitantes del pueblo y daba muerte a quien se contagiara de ella. El sacerdote recurrió a la autoridad máxima porque recordaba que cuando el pueblo se había quedado sin gobernador, fue este quien le salvó de la desgracia, supuestamente con ayuda de los Dioses.

Al comenzar la búsqueda de la cura de la enfermedad, Edipo se encontró con una supuesta teoría, la cual decía lo siguiente: “lo mas seguro, es que hace años, cuando falleció Layo, antiguo gobernador de Cadmos, haya comenzado esta epidemia”. Edipo continuó con su búsqueda y su fiel sirviente le aconsejó llamar a un profeta para averiguar más rápido la o las causas de tan terrible tragedia.

Tiempo después, Edipo se encontró con una gran sorpresa. Hizo una entrevista con un profeta, quien le hablaba en claves, pero no dio mayores antecedentes acerca del asesino de Layo. Edipo se enfureció al oír tales estupideces dichas por el profeta, y no quedó convencido del todo con lo poco y nada de lo que le habían revelado. Edipo, mandó a buscar a otra persona, un mensajero, este dijo a Edipo, que antes que él naciera, se había dicho que iba a unirse carnalmente con su madre, e iba a dar muerte con sus propias manos a su padre, pero aparte de esto, reveló, que en las montañas existía un pastor, quien fuese el súbdito de Layo, y testigo de su muerte.

Edipo ordenó traer al pastor, y se sintió más confundido que nunca, comenzó a averiguar por todos los medios quien era su padre. No prestando atención a lo que le había dicho el mensajero, creó un reglamento en contra del l que resultara ser el asesino de su padre, el cual decía que esta persona iba a ser expulsada del pueblo, y no iba a ser bienvenido en ningún hogar.

Estando el Pastor frente a Edipo, fue amenazado de muerte si no decía lo que había ocurrido exactamente. El Pastor reveló todo lo que había ocurrido en ese tiempo, terminadas las palabras del pastor, todos se dieron cuenta que Edipo era el hijo de Layo, el cual él había matado, al oír esto su esposa, Yocasta, salió corriendo hasta su cuarto y allí se encerró. Edipo no podía creer lo que estaba sucediendo, habia dado muerte a su padre, pero además estaba casado con su propia madre, con la cual a pesar de todo tuvo hijos. Edipo fue hasta la habitación y al abrir la puerta se encontró con Yocasta colgando ahorcada del techo, Él recordó lo que dijo en contra del que resultara ser el asesino de Layo, y sacó unos alfileres de oro que tenía la mujer en su vestido y se picó los ojos con ellos.

Edipo , estando impedido de ejercer el cargo de gobernador en Cadmos, fue Creonte quien tomó las riendas del mando. El asesino estaba destrozado, y pidió ser desterrado del pueblo al cual salvó de la miseria. Edipo quería abandonar el pueblo con sus hijas, pero el nuevo gobernante se lo impidió, el desterrado es acompañado hasta la salida del palacio tambaleándose apoyado en el cuerpo del Creonte.

Contextualización:

A juzgar por la época en que nació el autor de la novela, este libro se da a conocer que tiene sus años, fácilmente nos podemos dar cuenta, por los personajes, que esta historia esta centrada en la mitología griega. Porque los Dioses que aquí se nombran, supuestamente existieron durante este periodo de la historia, además que al comenzar el libro, es nombrada la ciudad de Grecia como punto de referencia para que el lector se entienda mejor en la materia.

Crítica:

Este libro me gustó bastante, pero la razón en especial es el drama en el que está envuelto el personaje principal, ya que es esto lo que le da el toque de suspenso a todo el entorno de la historia. Además la forma en que se van dando los hechos permite ir anticipándose al final de la historia, lo cual, transcurrido poco tiempo después, da vueltas los hechos, lo que confunde un poco al lector.

Me pareció interesante la valentía con que Edipo, en este caso el personaje principal, enfrenta el problema y no trata de huir de ello como lo hacemos la mayoría de las personas en la actualidad, que aveces no nos atrevemos ni siquiera a decir lo sentimos o si fuimos responsables de algo o tal vez asumir el sentido de responsabilidad, fue este el detalle que más rescaté del libro.