Edad ósea

Osteología. Maduración ósea. Desarrollo de los huesos. Crecimiento. Hipófisis. Radioterapia. Rayos X. Huesos de la mano

  • Enviado por: Klaudi0
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de Aritmética
Ejercicios resueltos de Aritmética
Serie de ejercicios resueltos de Artimética Básica.

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

Ejercicios resueltos de Álgebra Elemental
Ejercicios resueltos de Álgebra Elemental
Serie de ejercicios resueltos de Álgebra elemental Este curso va ligado al curso actual de álgebra...
Ver más información


INTRODUCCION:

Para poder reconocer cuando hay un problema patológico se debe saber en primera instancia los rangos normales, en el caso escogido (edad ósea), fijándose principalmente en la cantidad de huesos que se pueden visualizar, en los núcleos (estén formados o no) comparando directamente con la edad cronológica del paciente que debe ser administrada por el mismo o un familiar anotando con años, meses, días y el sexo, para poder ser mas exactos en su diagnostico por su diferencia entre la edad cronológica y la ósea.

La edad ósea hace referencia al grado de desarrollo de los huesos, es decir, el grado de maduración ósea. (http://www.comtf.es/pediatria/Congreso_AEP_2000/Ponencias-htm/Bego%C3%B1a_Sobradillo.htm). Conocer este grado de desarrollo óseo, comparándolo con la edad cronológica, puede ser fundamental en algunos niños para saber cuanto les queda por crecer.

EJEMPLO PRÁCTICO ACLARADOR:

Una niña de 8 años (edad cronológica) es llevada al Pediatra porque es la más baja de su clase; si la edad ósea coincide con la edad cronológica (8 años) significa que el desarrollo óseo casi se ha completado y que la posibilidad de que crezca más es escasa. En definitiva, será una niña baja.

Si por el contrario, la misma niña de 8 años tuviera una edad ósea de 5 años (retrasada con respecto a la edad cronológica) todavía sería posible el crecimiento de los huesos y que la niña creciera en altura y llegase a tener una estatura final normal.

Lo normal es que la edad ósea se corresponda, más o menos, con la cronológica. Ciertas enfermedades crónicas pueden retrasar la edad ósea aunque también existen otras que la adelantan y, en algunos casos, empeoran el pronóstico de estatura final.

La edad ósea se calcula con una sola radiografía de mano y muñeca izquierda (generalmente). Los Pediatras se fijan en el número de huesos visibles y o los núcleos de osificación lo que permite establecer la edad aproximada del hueso.

Para el caso escogido, la paciente Catalina Margarita Carvajal Lodje que posee una edad cronológica de 10 años y 3 meses (aproximadamente), tiene una edad ósea de 7 años y 10 meses (aproximadamente) por lo que hay una diferencia de 3 años y 2 meses.

Esta diferencia se puede dar por varias patologías, pero la más frecuente es causada por la hipófisis (encargada de regular el crecimiento) la que es comprimida por las apófisis clinoides de la silla turca. Esta compresión causa una inflamación de la hipófisis debido a la falta de espacio de esta misma, en consecuencia, a esta patología la paciente tienen un déficit en su crecimiento. Aunque también puede darse otro caso, en el cual el desarrollo del esqueleto es mayor al normal.

Comparación de una niña normal con la paciente en estudio (Catalina Carvajal)

Rx. Mano de Catalina (10 Años) Rx. De una niña de 7 años

Para un estudio de edad ósea debemos tomar una radiografía de mano y muñeca, en una sola placa y en proyección PA.

En esta imagen se tiene que visualizar:


1. Epífisis de la falange distal del pulgar.

2. Epífisis de la falange proximal del pulgar

3. Hueso sesamoideo

4. Epífisis de la falange distal de dedo índice

5. Epífisis de segunda falange del dedo índice

6. Epífisis de la falange proximal del dedo índice

7. Epífisis de segunda falange distal del dedo medio

'Edad ósea'
8. Epífisis de la segunda falange del dedo medio

9. Epífisis de la falange proximal del dedo medio

10. Epífisis de la falange distal del dedo anular

11. Epífisis de la segunda falange del dedo anular

12. Epífisis de la falange proximal del dedo anular

13. Epífisis de la falange distal del dedo meñique

14. Epífisis de la segunda falange del dedo meñique

15. Epífisis de la falange proximal del dedo meñique

16. Epífisis del primer hueso metacarpiano

17. Epífisis del segundo hueso metacarpiano

18. Epífisis del tercer hueso metacarpiano

19. Epífisis del cuarto hueso metacarpiano

20. Epífisis del quinto hueso metacarpiano

21. Trapecio

22. Trapezoide

23. Hueso grande

24. Hueso ganchoso

25. Apófisis unciforme del ganchoso

26. Piramidal

27. Pisiforme

28. Semilunar

29. Escafoides

30. Epífisis distal del radio

31. Epífisis distal del cúbito

Informe de radioterapia

En mi paso por radioterapia me di cuenta de que son tratamientos muy precisos que se realizan diariamente, por lo general, de lunes a viernes para dejar que las células benignas que se encuentran afectadas por la radiación se recuperen durante el fin de semana.

Cuando se desea comenzar una terapia (ya sea con fotones o electrones) esta necesita de una planificación que se hace unos días antes. Se cita a la paciente y se llega a un consenso entre el medico radiólogo y el medico tratante quienes son los que deciden:

  • Cuanta radiación recibirá el o la paciente.

  • Durante cuanto tiempo.

  • Cuantos días a la semana.

  • A que altura debe ir el isocentro

  • Con que Angulación debe ir el rayo, etc.

Pero a pesar de que son tratamientos por lo general muy extensos, el beneficio principal es que puede usarse en forma curativa o paliativa.

Como por ejemplo una de las enfermedades más comunes para la que se usa la radioterapia es para combatir el cáncer (ya sea de próstata, mamas, piel, huesos, riñón, entre otros).

Aunque también se puede utilizar para eliminar algunos tipos de cicatrices en la piel como las que poseen los pacientes que son propensos a la formación de queloides, Pero este es un fin más estético y no tan necesario como el tratamiento del cáncer.

Como lo mencione anteriormente hay una gran variedad de tratamientos que se pueden realizar con la radioterapia, pero además una gran cantidad de equipamientos, tanto como para el paciente como para el equipo.

Elementos utilizados en radioterapia:

  • Cerrobend para la construcción personalizada de los bloques.

  • Filtros en cuña.

  • Conos focalizadores.

  • Bandejas.

  • Mascaras termo-moldeables.

  • apoya cabezas graduados, entre otros

Conclusión:

Mediante este estudio de mano podemos diagnosticar a un paciente que posee un desarrollo mayor o menor de lo normal. Y es uno de los primeros pasos a tomar para poder seguir un tratamiento con mayor complejidad.

Unos de los mayores beneficios que nos brinda este examen es que podemos comenzarlo a una temprana edad o cuando los familiares de un paciente detecten la anomalía en el crecimiento de este.

Además podemos complementar este examen con otros como Rx. De silla turca, exámenes de laboratorio y los que estime conveniente el pediatra o genetista a cargo de dicho paciente.

Bibliografía:

http://www.monografias.com/trabajos902/analisis-carpal-maduracion/analisis-carpal-maduracion2.shtml

http://www.comtf.es/pediatria/Congreso_AEP_2000/Ponencias-htm/Bego%C3%B1a_Sobradillo.htm

http://www.aeped.es/infofamilia/temas/edad_osea.htm

http://www.medwave.cl/cursos/tumores/I/trat.act

Posiciones Radiográficas Manual De Bolsillo (Cynthia A. Dennis)