Economía Política; P. NIKITIN

Economía. Precapitalistas. Modo esclavista y feudal de producción. Producción Mercantil. Salario. Situación del proletariado. Plusvalía. Grupos exportadores. Capital industrial y comercial. Capital Social y Crisis económicas. Imperialismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 34 páginas

publicidad
cursos destacados
Educación Financiera
Educación Financiera
Con el curso de Educación Financiera tienes al alcance de un video la experiencia y conocimiento del experto en...
Ver más información

ERPs desde cero
ERPs desde cero
Los ERP son el corazón de las organizaciones públicas y privadas del siglo XXI, ¿sabes qué...
Ver más información

INTRODUCCION

El libro de economía política de P. Nikitin es la base del presente documento en el que se analiza la concepción de Nikitin y de otros autores con respecto al desarrollo de la economía.

El libro fue propuesto por el instructor según su criterio, buscando que se entienda y analice el tema y su aplicación en la economía, historia y otras ciencias relacionadas con este libro.

Además de lo ya dicho, el libro también especifica conceptos básicos de la economía y su historia que se han formado con el paso del tiempo sino conceptos que han creado algunos autores importantes en la economía según su punto de vista en especial Marx, Lenin y Engels quienes en algunas partes especificas del texto base es decir del libro especifican sus ideas sobre cosas influyentes en la economía.

En especial el libro va explicando mediante teoría y ejemplos la historia de la economía, sus épocas o etapas, además que al mismo tiempo va explicando los conceptos básicos para el estudio de la economía y sus ramas.

RESUMEN POR CAPITULOS DEL LIBRO ECONOMIA POLITICA DE P. NIKITIN

Capitulo I

Los todos pre capitalistas de producción

1. El modo de producción de la comunidad primitiva

Los primeros instrumentos del hombre fueron la piedra, labrada toscamente a golpe, y el palo. Posteriormente, al adquirir poco a poco experiencia, los hombres aprendieron a hacer instrumentos sencillos, útiles para golpear, cortar y cavar.

En la lucha contra la naturaleza tuvo mucha importancia el descubrimiento del fuego, que permitió variar los alimentos del hombre primitivo. El invento del arco y la flecha constituyo una nueva época en el desarrollo de las fuerzas productivas del hombre primitivo.

Los hombres Vivian en grupos o comunidades y administraban colectivamente su hacienda. En las comunidades apareció cierto excedente de unos productos y la demanda de otros. Esto creo la base para el intercambio entre las tribus agricultoras y las ganaderas. El trabajo de los esclavos acentuaba cada vez mas la desigualdad; las haciendas que empleaban el trabajo de los esclavos se enriquecían con mucha rapidez.

Surgió la primera división clasista de la sociedad de esclavistas y esclavos. Apareció la explotación del hombre por el hombre. Desde ese periodo, toda la historia de la humanidad hasta la construcción del socialismo es la historia de la lucha de las clases.

2. El modo esclavista de producción

La esclavitud es la primera forma de explotación, la más burda y descarada que ha existido en la historia de casi todos los pueblos. El paso de la sociedad primitiva al esclavismo tiene por base el crecimiento de las fuerzas productivas, el desarrollo de la división social del trabajo y el cambio.

De una parte estaban los ricos, que habían concentrado en sus manos el ganado de labor, los instrumentos de producción y el dinero. Dela otra parte se hallaban los pobres, que se arruinaban mas y mas y se veían forzados a recurrir a los prestamos de los ricos. Hicieron su aparición la usura, el deudor y el acreedor.

En la sociedad esclavista, el esclavo no se distinguía del hacha o del buey mas que por el don de la palabra.

Debido a la competencia de la gran producción, basada en el trabajo barato de los esclavos, se arruinaban las haciendas de los campesinos y los artesanos. Todo ello origino la decadencia general de la producción.

El colono ya no es esclavo, sino agricultor que adquiere un usufructo vitalicio una determinada superficie de tierra por la cual abona cierta cantidad de dinero o de productos.

3. El modo feudal de producción

El régimen feudal ha existido, con unas u otras particularidades, en casi todos los países. La época del feudalismo se prolongo un largo periodo.

La explotación de los campesinos por los señores feudales bajo la forma de renta del suelo constituía el rasgo fundamental del feudalismo en la historia de todos los pueblos.

Con el paso a la renta en dinero se hizo mayor la explotación feudal, mientras que se fue agudizando más y mas lucha entre los feudales y los campesinos.

4. Descomposición y desaparición del feudalismo. Surgimiento de las reacciones capitalistas en las entrañas del régimen feudal.

En al época del feudalismo se alcanzo un nivel mas elevado de las fuerzas productivas que en la esclavitud. En la agricultura se elevo la técnica de producción.

Las fuerzas productivas tropezaron con el estrecho marco de las relaciones feudales de producción. El campesinado, sometido al jugo de la explotación feudal, no podía aumentar la producción agrícola, ya que era muy baja la productividad del trabajo de los siervos.

Al desarrollarse la producción mercantil creció el poder del dinero. Esta es la razón de que los señores feudales empezaran a pasar a la renta en dinero.

El modo capitalista de producción

El modo capitalista de producción surgió de las entrañas del feudalismo. En el proceso de su evolución, el capitalismo paso por dos fases: la pre monopolista y la monopolista.

Las dos fases se distinguen una de otra. La libre competencia cedió lugar a la denominación de los monopolios, que pasaron a desempeñar un papel mas y mas decisivo en la vida económica de los países.

Capitulo II

EL CAPITALISMO PREMONOPOLISTA

LA PRODUCCION MERCANTIL

La Mercancía Y El Dinero

Marx comienza su análisis del capitalismo, se compra y se vende y, como dicen los economistas, reviste la forma de mercancía. Las relaciones entre los hombres de la sociedad se traducen en relaciones entre mercancías. La mercancía, como señala Marx, es la célula económica de la sociedad burguesa. En la mercancía se reflejan todas las contradicciones fundamentales del capitalismo.

La investigación de la mercancía y de la producción mercantil le permitió a Marx poner en claro la esencia de las relaciones capitalistas de producción.

1. La característica general de la producción mercantil

* El concepto de la producción mercantil

En la producción mercantil, los productos no se destinan al consumo personal, sino a la venta, al cambio en el mercado.

“Por producción mercantil se entiende una organización de la economía social, en la que los artículos son elaborados por productores sueltos, aislados con la particularidad de que cada uno se especializa en la fabricación de un producto determinado, de modo que para satisfacer las demandas de la sociedad en necesaria la compraventa de productos en el mercado”.

La producción mercantil surgió en le periodo de descomposición del régimen de la comunidad primitiva y existió durante los modos esclavista y feudal de producción, tipo de economía, en el que únicamente se destinaban al cambio los excedentes de productos, domino hasta el surgimiento del capitalismo.

El desarrollo del capitalismo asesto un golpe demoledor a la economía natural. Bajo el capitalismo todo adquiere la forma de mercancía, comprendida la fuerza de trabajo. Con la transformación de la fuerza de trabajo en mercancía, la producción mercantil adquiere un carácter universal, se convierte en la predominante; la producción mercancías se convierte en la forma predominante de producción, las relaciones entre los hombres en el proceso de producción.

Las relaciones de producción entre el obrero y el capitalista no se exteriorizan directamente, sino a través de las mercancías, y adquieren el carácter de relaciones mercantiles. Los capitalistas se venden entre si su producción y se compran materias primas, instalaciones y otras mercancías.

* Las condiciones del surgimiento de la producción mercantil

Para que surja y exista la producción mercantil debe darse una condición importantísima: la división social del trabajo. Esto significa que la producción de mercancías esta dividida entre los hombres o grupos de hombres.

La división social del trabajo no es mas que una de las condiciones necesarias para que se de la producción mercantil.

La base de la producción mercantil la división social del trabajo y la existencia de distintos propietarios de los medios de producción en la sociedad. Únicamente cuando se dan estas dos condiciones surge la producción mercantil y el intercambio de productos bajo la forma de compraventa.

* La producción mercantil simple y la capitalista

La producción mercantil capitalista surge en determinadas condiciones sociales sobre la base de la producción mercantil simple. Los representantes más típicos de la producción mercantil simple son los pequeños campesinos y los artesanos.

Por su naturaleza, la producción mercantil simple tiene un doble carácter. Dado que se basa en la propiedad privada, el pequeño campesino o artesano es un propietario, y esto lo acerca al capitalista. Como la producción mercantil simple se basa en el trabajo personal, el productor de mercancías es un trabajador, y esto lo acerca al proletario, el cual, a diferencia del productor de mercancías simple, no posee medios de producción propios.

Aquí radica, precisamente, la comunidad de interés de la clase obrera y el campesinado y la posibilidad de alianza entre ellos. La existencia de la propiedad privada sobre los medios d producción. Es sabido que esta condición apareció en el periodo de desintegración de la sociedad primitiva. Segundo, la transformación de la fuerza de trabajo en mercancía. Esta transformación se produjo en la época de desintegración de la sociedad feudal.

La producción mercantil capitalista, lo mismo que la simple, se basa en la división social del trabajo y la propiedad privada sobre los medios de producción. En la producción mercantil capitalista, el capitalista posee los medios de producción y dinero, pero no trabaja personalmente.

El cambio de mercancías, escribió Lenin, es “la relación mas sencilla, corriente, fundamental, masiva y común, que se encuentra miles de millones de veces en la sociedad burguesa (mercantil)”…

2. La mercancía y el trabajo creador de las mercancías

* El valor de uso y el valor de la mercancía

La mercancía es una cosa que en primer lugar, satisface una determinada necesidad del hombre en segundo lugar, no se produce para el propio consumo, sino con destino a la venta, al cambio. Para que el producto sea mercancía debe satisfacer alguna necesidad social.

Al analizar la mercancía se distinguen en ella dos aspectos íntimamente unidos, dos propiedades: el valor de uso y el valor.

La propiedad que posee la mercancía de satisfacer una u otra necesidad humana se llama valor de uso.

En la producción mercantil se opera un constante cambio de unos valores de uso por otros, manteniendo una determinada relación cuantitativa.

Aristóteles, filósofo de la antigua Grecia, señalaba ya que no podía haber cambio sin igualdad sin equiparación.

A todas las mercancías les son inherentes en una u otra medida las propiedades siguientes: utilidad, capacidad para ser objeto de demanda y oferta, escasez o rareza y trabajo. Cuanto mas útil es una cosa, mas valor debe tener.

Todas las mercancías son resultado del trabajo humano. Las mercancías pueden equipararse las unas a las otras porque en cada una de ellas se ha invertido cierta cantidad de trabajo. Las mercancías son valores debido a que son productos del trabajo.

El valor de uso de la mercancía es tangible, mientras que el valor es imperceptible. Tales son las contradicciones existentes entre el valor de uso y el valor de la mercancía.

* El trabajo concreto y el abstracto

El doble carácter de la mercancía se debe al doble carácter del trabajo, creador de mercancías. El trabajo del productor, materializado en la mercancía, es, por una parte, trabajo concreto, y por la otra, abstracto.

El trabajo concreto es el invertido bajo una forma determinada, útil y con un fin concreto. El hombre no puede trabajar en “general”. El trabajo concreto, como creador del valor de uso, siempre ha existido, jamás dejara de existir y tiene lugar tanto en la producción mercantil como al margen de ella. El trabajo abstracto solo es inherente a la producción mercantil.

En la producción mercantil media una contradicción antagónica (inconciliable) entre el trabajo concreto y el abstracto, que se manifiesta como contradicción entre el trabajo privado y el social.

* El trabajo privado y el social

En la producción mercantil, cada productor de mercancía lanza al mercado una determinada clase de mercancía. El trabajo esta dividido en la sociedad y cuanto mayor es esta división, cuantas mas ramas de la producción existen, mas amplios y firmes son los nexos entre los productores de mercancías, mayor es el grado de dependencia mutua.

Cuando los productores de mercancías aparecen en el mercado, unos venden sus mercancías, mientras otros no lo consiguen. No pueden venderlas porque no hay demanda o porque sus mercancías son demasiado caras. Pero si el productor no logra realizar sus mercancías, quiere decir que su trabajo privado no es reputado necesario para la sociedad el productor sufre perjuicios y en caso de repetirse con frecuencia el fenómeno, se arruina. Por consiguiente, la contradicción entre el trabajo privado y el social conduce a la ruina de unos productores de mercancías y al enriquecimiento de otros.

* La magnitud del valor de la mercancía

Como el valor de la mercancía es creado por el trabajo, la magnitud del valor es determinada por la cantidad de trabajo que encierra la mercancía dada.

Por tiempo de trabajo socialmente necesario se entiende el que se requiere para producir una mercancía cualquiera en las condiciones sociales medias de producción de la rama dada. Por regla general, el tiempo de trabajo socialmente necesario depende de las condiciones de producción en las que se crea la masa mayor de mercancías de una clase dada.

3. El desarrollo del cambio y las formas de valor

* El valor de cambio es la forma de manifestación del valor

El valor de la mercancía es fruto del trabajo invertido en su producción. Ahora bien, solo puede manifestarse equiparándose unas y otras mercancías en el proceso del cambio, es decir, a través del valor de cambio.

* La forma simple del valor

Mientras la producción tenía un carácter natural, los productos del trabajo estaban destinados al consumo personal, y no al cambio. En esa época solo se destinaban al cambio los excedentes fortuitos de productos. La cantidad de productos que se cambiaban era limitada.

* La forma general del valor

Al progresar la producción mercantil y el cambio, comienza a destacarse una mercancía entre todas las demás, la de mayor demanda. Todas las mercancías empiezan a expresar sus valores en función de ella. La mercancía que actúa como expresión del valor de muchas otras es el equivalente universal, ósea, de igual valor para cualquier mercancía.

4. El dinero

* La naturaleza del dinero y sus funciones

El dinero aparece de modo espontaneo en el proceso del desarrollo histórico de la producción mercantil y del cambio.

Precisamente el desarrollo de las formas del valor, empezando por las más simples, dio lugar a la aparición de la forma dinero del valor y del dinero.

Antes el valor de una mercancía se mide por medio del oro. Cuando el poseedor de una mercancía le fija a esta un determinado precio, expresa su valor en oro de un modo imaginario o como dijo Marx, ideal.

Las funciones del dinero como medio de circulación y medio de pago permiten comprender la ley que determina la masa de dinero indispensable para la circulación de las mercancías.

La cantidad de dinero indispensable para la circulación depende de la suma de precios de las mercancías circulantes, del ritmo de circulación del dinero. Cuanto más rápidamente circule el dinero, menor cantidad se necesitara para la circulación, y viceversa.

Estas son las funciones del dinero. Todas ellas están orgánicamente vinculadas entre si y expresan en distintas formas la naturaleza del dinero como equivalente universal.

En las formaciones sociales basadas en la explotación del hombre por el hombre, el esclavismo, el feudalismo y el capitalismo, el dinero tiene un carácter clasista, sirve de medio de explotación.

* El oro y el papel moneda, la inflación

El papel moneda lo constituyen los signos monetarios emitidos por el estado, que sustituyen y representan al oro en su función de medio de circulación y de pago.

El primer papel moneda apareció en 1690 en América. En Rusia aparecion en 1769.

Por mas papel moneda que se emita, no deja de representar otra cosa que el valor de la cantidad de oro necesario para servir a al circulación de mercancías.

El contenido y los métodos para llevar a cabo las reformas monetarias los determina el estado burgués en consonancia con los intereses de la clase dominante. Las reformas monetarias, efectuadas por la burguesía, tienen como consecuencia el empeoramiento de las condiciones de vida de las masas populares.

5. La ley del valor es la ley económica de la producción mercantil

* La competencia y la anarquía de la producción

En las condiciones del dominio de la propiedad privada, la producción de mercancías se efectúa de modo espontaneo. No existe ni puede existir organismo alguno que indique a los productores que mercancía deben producir y en que cantidad. Los empresarios no concuerdan su producción entre si ni con los consumidores.

Ahora bien de idéntica manera proceden los demás productores. En consecuencia; cada cual trabaja por su cuenta y riesgo. Suele ocurrir que se producen algunas mercancías en cantidades mucho mayores de las que pude comprar la sociedad.

* La ley del valor

La ley del valor es la ley económica de la producción mercantil, según la cual las mercancías se cambian con arreglo a la cantidad de trabajo socialmente necesario invertido en producirlas. Dicho con otras palabras, la ley del valor significa que se cambian las mercancías en consonancia con su valor, o sea, las mercancías que se intercambian encierran una cantidad igual de trabajo socialmente necesario.

* El fetichismo de la mercancía

Se ha visto ya que le trabajo de cada productor, siendo de hecho un trabajo social, aparece bajo la forma de trabajo privado. El carácter social del trabajo, las relaciones sociales de los productores y su dependencia mutua ni se manifiestan más que en el mercado, en el proceso del cambio de las mercancías. Aquí no parece que se trata de relaciones sociales entre los hombres. La cosa nacida en las manos del productor al ir a parar al mercado y relacionarse con las otras mercancías, deja de obedecer a su dueño, comienza a tener una vida propia, una vida llena de caprichos.

A medida que se desarrolla la producción mercantil se hace mayor el fetichismo de la mercancía. Con la aparición del dinero adquiere su forma mas acabada; la forma de fetichismo del dinero.

El misterio del fetichismo de la mercancía fue desentrañando por Marx. Al suprimirse la propiedad privada de los medios de producción desaparece también el fetichismo de la mercancía.

Capitulo III

CAPITAL Y PLUSVALIA. EL SALARIO EN EL CAPITALISMO

El desarrollo de la producción mercantil en una determinada fase del desarrollo de la sociedad conduce a la aparición del capitalismo. ¿Qué es el capitalismo? Lenin dio una definición sencilla y clara: “Se denomina capitalismo a al organización de la sociedad en que la tierra, las fabricas, los instrumentos de producción, etc. Pertenecen a un pequeño numero de terratenientes y capitalistas, mientras la masa del pueblo no posee ninguna o casi ninguna propiedad debe por lo mismo alquiler su fuerza de trabajo”.

En el capitalismo, los trabajadores son libres personalmente. Pero, poseyendo la libertad personal, los obreros, al mismo tiempo, están privados de los medios de producción y, por consiguiente, de los medios de existencia. Por ello se ven forzados a ir a trabajar en empresas capitalistas.

1. La acumulación originaria del capital

* Las condiciones indispensables del surgimiento del capitalismo.

Los ideólogos burgueses tergiversan premeditadamente la historia de la aparición de la clase capitalista y de la clase obrera. En su afán de justificar de todos modos la distribución injusta de los bienes materiales, inventan leyendas acerca de las causas de la división en ricos y pobres.

El establecimiento del modo capitalista de producción se vio acelerado con la aplicación de los métodos más burdos de violencia por parte de los propietarios de tierra, la burguesía naciente y el poder estatal respecto a las masas populares.

* El productor se separa de los medios de producción

El contenido del proceso que se denomina acumulación originaria reside en crear las condiciones indispensables para el surgimiento del capitalismo. “La acumulación originaria no es mas que el proceso histórico de disociación entre el productor y los medios de producción”, escribió Marx.

Marx señala los siguientes métodos fundamentales de formación de grandes riquezas pecuniarias, necesarias para crear grandes empresas capitalistas:

1. El sistema colonial, o sea, el saqueo y la esclavización de los pueblos atrasados de América, Asia y África.

2. El sistema tributario: los arrendamientos de las contribuciones, los monopolios y otras formas de apropiación de parte de los impuestos que se recaudan de la población.

3. El sistema del proteccionismo, el fomento de la industria capitalista por parte del estado

4. Los métodos inhumanos de explotación.

2. Conversión del dinero en capital

* La formula universal del capital

El dinero de por si no es capital. Sabemos ya que existía mucho antes de surgir el capitalismo. El dinero solo se convierte en capital en una determinada fase del desarrollo de la producción mercantil.

El punto de partida y el final coinciden aquí: al comenzar y al terminar la operación, el capitalista se encuentra con dinero en su poder.

Para que el dinero se convierta en capital, el capitalista necesita encontrar en el mercado una mercancía que al usarse sea fuente de un valor superior al que posee en realidad. Esa mercancía la encuentra el capitalista bajo la forma de fuerza de trabajo.

* La fuerza de trabajo como mercancía, su valor y su valor de uso

La fuerza de trabajo es el conjunto de capacidades físicas e intelectuales que posee el hombre y emplea en el proceso de la producción en cualquier forma de sociedad. Pero solo bajo el capitalismo se convierte en mercancía, es decir, cuando los trabajadores están privados de los medios de producción y los medios de subsistencia. En tales casos, lo único que pueden llevar al mercado es su fuerza de trabajo. Como toda mercancía, la fuerza de trabajo debe poseer, y en efecto posee, valor y valor de uso. El valor de la fuerza de trabajo, lo mismo que el de cualquier otra mercancía, viene determinado por el tiempo por el tiempo de trabajo socialmente necesario para reproducirlo.

3. La producción de plusvalía. La explotación capitalista

* Las peculiaridades del proceso de trabajo en el capitalismo

El consumo de la fuerza de trabajo se efectúa en el proceso de trabajo se efectúa en el proceso de trabajo. Pero este proceso se produce siempre bajo una forma social determinada. La forma social en la que se realiza el proceso de trabajo la constituyen las relaciones de producción, que tienen por base la forma de propiedad de los medios de producción.

* El proceso de crecimiento del valor. La explotación capitalista.

La producción capitalista es al unión del proceso de creación del valor de uso y del crecimiento del valor.

Cuando la mercancía esta lista, el capitalista la vende en el mercado y el dinero obtenido a cambio de ella vuelve a invertirse en la adquisición de materias primas, maquinas, fuerza de trabajo, etc., es decir, vuelve a repetirse todo el ciclo.

Al revelar el misterio de la explotación capitalista, Marx descubrió la ley económica fundamental del modo capitalista de producción. “La producción de plusvalía, la fabricación de ganancia – escribió Marx – es la ley absoluta de este sistema de producción”.

La ley de la plusvalía permite comprender y explicar todos los procesos y fenómenos que se producen en la sociedad burguesa.

* El tiempo de trabajo necesario y el tiempo de trabajo adicional

En la empresa capitalista, la jornada de trabajo se desdobla en dos partes: tiempo de trabajo necesario y tiempo de trabajo adicional. En consonancia con ello, el trabajo del obrero se divide en trabajo necesario y plus trabajo.

La propiedad capitalista sobre los medios de producción y la explotación del trabajo asalariado dividen la sociedad burguesa en clases hostiles.

* Estructura de clase de la sociedad burguesa

Marx y Engels demostraron que la división de la sociedad en clases guarda relación con el surgimiento de la propiedad privada sobre los medios de producción, es decir, sobre el suelo, es subsuelo, los instrumentos de trabajo, en fin, sobre todo lo que necesita el hombre para la producción de bienes materiales. Una parte de la sociedad, la minoría, concentro en sus manos los medios de producción y obtuvo con ello la posibilidad de explotar a al otra parte de la sociedad, la que esta privada de los medios de producción.

En la sociedad explotadora –decía Lenin- las clases son grupos humanos, de los cuales uno puede apropiarse el trabajo del otro gracias al as distintas relaciones en que se hallan respecto a los medios de producción.

4. El capital y sus partes integrantes

* El capital como relación social de producción

Los economistas burgueses llaman capital a todo instrumento de trabajo, comenzando por la piedra y el palo del hombre primitivo.

Para poner en claro la naturaleza del capital y el mecanismo de la explotación capitalista reviste gran importancia la división del capital en constante y variable .Precisamente dicha división nos permite explicar el origen de la plusvalía.

* El capital constante y el capital variable

Al iniciar la producción, el capitalista invierte una parte de su capital en la construcción del edificio fabril, en adquirir maquinas, materias primas, materiales auxiliares y combustibles.

Los economistas burgueses niegan la división del capital en constante y variable. Defienden el capitalismo y no quieren mostrar su naturaleza exploradora. No reconocen más que ella división del capital a la que se atiene el capitalista en sus cálculos comerciales, a saber: la división en capital fijo y circulante.

* La masa y la cuota de plusvalía

La plusvalía posee una magnitud determinada, tanto absoluta, como relativa. La magnitud absoluta de la plusvalía. Depende del grado de explotación y del número de obreros explotados. La magnitud relativa de la plusvalía se expresa en la cuota de plusvalía o grado de explotación.

5. Los dos modos de elevar el grado de explotación de la clase obrera

* La plusvalía absoluta

De lo dicho se desprende que la jornada de trabajo bajo el capitalismo se divide en dos partes:

1. El tiempo de trabajo necesario, o sea, el necesario para la producción de mercancías cuyo es, igual al valor de la fuerza de trabajo.

2. El tiempo de adicional, es decir, aquel durante el cual el obrero trabaja para el capitalista y crea la plusvalía.

* La plusvalía relativa

El segundo modo de aumentar al plusvalía consiste en reducir el tiempo de trabajo necesario y aumentar a cuenta de eso el tiempo de trabajo adicional, manteniendo invariable la duración de la jornada.

¿Cómo se logra eso? Recordemos que el valor de la fuerza de trabajo lo determina la cantidad de trabajo indispensable para la producción de los medios de existencia del obrero. Si se llega a un aumento de la productividad del trabajo en las ramas que producen artículos de uso y consumo, se reducirá el valor de los mismos.

* La plusvalía extraordinaria

La plusvalía extraordinaria es una variedad de la plusvalía relativa. Cada capitalista trata de obtener la ganancia máxima. Para ello adquiere nuevas maquinas, nuevos equipos técnicos y logra así un ascenso de la productividad del trabajo y la reducción del valor individual de sus mercancías en comparación con el nivel medio del valor de las mercancías que produce la rama en cuestión.

6. El salario bajo el capitalismo

* La naturaleza del salario

Los economistas burgueses tratan de velar la explotación capitalista y afirman que el salario es el precio del trabajo del obrero.

Dicen que el obrero trabaja en la fábrica capitalista, produce distintas mercancías y percibe por su trabajo el precio del trabajo, es decir el salario. Esta engañosa apariencia de que el salario no es otra cosa que la retribución del trabajo se debe a que el obrero cobra su salario después de trabajar cierto tiempo.

* El salario nominal y el salario real

En las primeras fases de desarrollo del capitalismo eran muy pocos los casos en que se pagaba el salario en dinero.

Por lo general se practicaba los siguiente: la empresa capitalista tenia u tienda de víveres y artículos industriales.

En la actualidad, el pago del trabajo en especie se emplea en gran escala en los países económicamente atrasados y subdesarrollados.

En los países capitalistas desarrollados, la forma dominante es el pago del salario en dinero. El salario expresado en dinero se denomina salario nominal.

* La lucha de la clase obrera por el aumento de los salarios

Los capitalistas se esfuerzan constantemente por reducir los obreros hasta dejarles únicamente lo mas indispensable para vivir.

Con el fin de hacer frente al capital, la clase obrera se une en sus sindicatos, los cuales organizan a la misma para la lucha por el mejoramiento de su situación económica. En 1960, el numero total de obreros sindicatos en el mundo entero ascendió a 180 millones, de los cuales mas de 100 millones se agrupaban en al federación sindical mundial.

Capitulo IV

LA ACUMULACION DEL CAPITAL Y EL EMPEORAMIENTO DE LA SITUACION DEL PROLETARIADO

Ya se vio que la plusvalía es engendrada por el capital, y a su vez, el capital nace de la plusvalía.

1. La acumulación del capital y la formación del ejercito de los sin trabajo.

* La reproducción y la acumulación del capital

La producción se refiere al proceso de creación de bienes materiales. La sociedad no puede dejar de producir, puesto que el cese de la producción de bienes materiales debe ser continuo, es decir, debe repetir cada vez las mismas fases.

El proceso de reproducción se efectúa en cualquier sociedad, pero los móviles de la reproducción son diferentes en cada una de ellas. Los bienes materiales no se producen ni reproducen para satisfacer las necesidades de los trabajadores, sino para que el capitalista consiga ganancia. En el proceso de la reproducción capitalista se crea la plusvalía, de la que se apropia el capitalista.

Puesto que en la reproducción simple toda la plusvalía se invierte el consumo personal del capitalista y de su familia, el proceso de producción se renovara al año siguiente en la misma escala. En el proceso de producción de reproduce el capital anticipado inicialmente y se crea la plusvalía, gastada por el capitalista en atenciones personales. Si el capitalista no se apropiase de la plusvalía, todo el capital anticipado inicialmente se gastaría con el tiempo para su consumo personal.

De hay que cual fuere originaria del capital anticipado, este se convierte en el proceso de la reproducción capitalista simple, al cabo de cierto periodo, en valor creado por el trabajo de los obreros y apropiado gratuitamente por el capitalista.

La insaciable sed de apropiación de plusvalía en áreas del enriquecimiento impulsa al capitalista a ampliar constantemente la producción de su empresa. Por otra parte, la competencia obliga a todo capitalista, si no quiere verse arruinado, a perfeccionar los medios técnicos y a ampliar la producción. Detener el progreso de la técnica y la ampliación de la producción significa rezagarse, y los que se retrasan se van desplazados por los competidores. Con el aumento de la riqueza de la clase de los capitalistas crece la parte de la plusvalía que emplean ellos para el consumo personal.

Los representantes de la economía política burguesa vulgar explican que la acumulación del capital se debe a que los capitalistas no hacen gastos, excesivos y limitan sus necesidades en áreas del bienestar de la sociedad.

En las proporciones de la acumulación del capital influye, en última instancia, la magnitud del capital anticipado. Cuando mayor sea el capital, teniendo en cuenta la mencionada división en c y v, tanto mayor será la magnitud del capital variable. Por eso, las proporciones de la acumulación del capital, siendo iguales las demás condiciones, dependen directamente de la magnitud del capital anticipado inicialmente. Tales son los factores fundamentales que determinan la magnitud de la acumulación del capital.

* La composición orgánica del capital.

En su teoría de la plusvalía Marx descubrió la división del capital en constante y variable y puso con ello al desnudo la verdadera fuente de la plusvalía.

La composición del capital desde el punto de vista del valor se determina por la relación en la que el capital se divide en sus partes constante y variable y se denomina composición del capital según el valor.

El crecimiento de la composición orgánica del capital lo expresa el hecho de que con el desarrollo de la producción aumenta más la cantidad de materias primas, maquinas, instrumentos y utillaje que la cantidad de mano de obra empleada en dicha producción.

En la existencia de una superpoblación relativa permanente se manifiesta la ley capitalista de la población, descubierta por Marx.

La esencia de la dicha ley consiste en que cuanto mas plusvalía se crea, mayor es la acumulación del capital y mayor es la composición orgánica del mismo. Y cuanto mayor es la acumulación de capital y mas elevada su composición orgánica, más se reduce la atracción de mano de obra al proceso de producción.

* El ejercito industrial de reserva y sus formas.

El desplazamiento de los obreros del proceso de producción conduce a que en los países capitalistas se formen ejércitos de los sin trabajo.

El capitalismo tiene necesidad del ejercito industrial de reserva de mano de obra para valerse de el como si fuera una prensa que oprimiera sistemáticamente a los obreros ocupados, con el fin de bajar los salarios de los obreros que no quieren ser despedidos, y elevar la intensidad del trabajo, es decir, aumentar la explotación de la clase obrera. Esta es la razón de que los capitalistas estén interesados en mantener dentro de ciertos límites el paro forzoso.

A medida que se desarrolla el capitalismo, crece la superpoblación relativa. El paro forzoso bajo el capitalismo es un hecho irrefutable. Por eso surgió ante los economistas burgueses la necesidad de explicar el origen y las causas de su existencia.

* La “teoría” inhumana de Malthus.

Los economistas burgueses, en su mayoría, se empeñan en demostrar que el origen del paro forzoso y la miseria se deben a leyes eternas y naturales del universo. El autor de la teoría mas reaccionaria en este sentido, formulada en 1798, fue el sacerdote ingles Malthus.

Las fuerzas progresistas del mundo entero emprendieron en seguida una lucha enérgica contra la “doctrina” de Malthus. Entre los luchadores activos contra el inhumano maltusianismo cabe señalar entre otros, a los demócratas revolucionarios rusos Chemishevski y Pisarev

2. La ley general de la acumulación capitalista

* La esencia de la ley general de la acumulación capitalista

El empeoramiento de la situación de la clase obrera y el crecimiento del paro forzoso no se deben a leyes de la naturaleza, sino a las leyes que rigen la producción capitalista.

La ley general de la acumulación capitalista es expresión concreta de la acción de la ley económica fundamental del capitalismo, de la ley de la plusvalía. Precisamente la avidez de incrementar la plusvalía origina la acumulación de las riquezas, el lujo, el parasitismo y el despilfarro por la burguesía.

Cuanto mas rica se hace la burguesía, mayor es el ejercito de los sin trabajo, mayor es el grado de explotación de los obreros ocupados y peor es su situación económica. Por eso, la acumulación de capital y el empeoramiento de la situación del proletariado son dos aspectos inseparables de la sociedad capitalista.

* La tendencia histórica de la acumulación capitalista

El punto inicial, del que surge la propiedad capitalista, es la propiedad privada en los pequeños productores de mercancía.

Este proceso de socialización de la producción se opera paralelamente a la reducción del número de magnates del capital, pero en manos de estos se concentra la masa de riqueza social y ellos se apropian de los resultados del trabajo colectivo de millones de trabajadores.

En el proceso de la acumulación capitalista crece el paro forzoso y empeora la situación de la clase obrera, al mismo tiempo que se intensifica su lucha. La clase obrera comienza a comprender cada vez mejor que el único modo de liberarse de la miseria y el hambre, la explotación y la falta de derechos, es acabar con el capitalismo por vía revolucionaria

Después de la segunda guerra mundial, los pueblos de muchos otros países emprendieron el camino de las transformaciones económico-sociales de carácter cardinal y construyen hoy día con pleno éxito el socialismo.

Capitulo V

LA TRANSPORTACION DE LA PLUSVALIA EN GANANCIA Y SU DISTRIBUCION ENTRE LOS DISTINTOS GRUPOS DE EXPLOTADORES.

1. Las distintas formas que reviste el capital

* El movimiento del capital

El capital se halla en constante movimiento. Su interrupción o retraso supone la pérdida total o disminución de la plusvalía que percibe el capitalista. En el curso de su movimiento, el capital pasa por varias fases y adopta distintas formas.

Este ciclo del capital, es decir, el paso sucesivo del capital de una forma a otra por las tres fases se denomina rotación del capital. La rotación del capital se divide en dos fases de circulación y una de producción.

Por consiguiente, la reproducción capitalista representa la unidad del proceso de circulación y el de producción. Ahora bien, aunque la producción y la circulación van unidas, la primacia pertenece a la producción, ya que en este proceso es donde se crea la plusvalía.

* La formación de las diversas clases del capital y distintos grupos capitalistas.

A las tres fases de la rotación del capital industrial corresponden tres formas de capital: monetario, productivo y mercantil.

A la par con estos grupos de capitalistas, dentro de la clase explotadora existe otro grupo más: los propietarios de tierras.

La separación de las distintas partes del capital social para formar capitales aparte- el industrial, el comercial y el de préstamo- así como la existencia de grandes propietarios de tierras, provoca una enconada lucha de competencia por la plusvalía entre los explotadores.

2. Ganancia media y precio de producción

* Los gastos de producción y la ganancia. La cuota de ganancia.

El valor de la mercancía producida en una empresa capitalista se descompone en tres partes:

1. C, valor del capital constante (parte del valor de las maquinas y los inmuebles y el valor de las materias primas, combustible, etc.)

2. V, valor del capital variable

3. P, plusvalía

De estas tres partes, el capitalista no ha desembolsado más que las dos primeras, que constituyen para él los gastos de producción. Los gastos capitalistas de producción consisten, por lo tanto, en la inversión bajo la forma de capital constante y variable (c+v). Cuando el capitalista vende la mercancía producida en su empresa, la plusvalía aparece como el remanente que queda después de cubrir los gastos capitalistas de producción. Para calcular la rentabilidad de la empresa, el capitalista compara este remanente con el capital desembolsado o anticipado, es decir, con los gastos de producción. La plusvalía, referida a todo el capital, adopta la forma de ganancia. La ganancia es la plusvalía referida a todo el capital invertido en la producción, y aparece como fruto de este capital. Pero en realidad no es otra cosa que la plusvalía y sólo es fruto de la parte variable del capital. Por eso, Marx dice que la ganancia es una forma metamorfoseada de la plusvalía. El grado de rentabilidad de la empresa capitalista lo determina la cuota de ganancia. Se llama cuota de ganancia a la proporción de la plusvalía respecto a todo el capital desembolsado, expresada en tanto por ciento. La formación de la cuota media de ganancia y del precio de producción

La economía capitalista consta de multitud de empresas diversas que producen toda clase de mercancías. Las empresas que producen la misma clase de mercancías actúan en condiciones diferentes y se distinguen entre sí por sus proporciones y por el nivel del equipo técnico y de la organización de la producción. En consecuencia, el valor individual de las mercancías producidas por las diversas empresas no es igual. Pero la competencia dentro de cada rama hace que los precios de las mercancías no se determinen por la inversión individual de trabajo para su producción ni por su valor individual, sino por el valor social, del mercado, de estas mercancías. El hecho de que los precios de las mercancías los determine su valor social beneficia a las empresas en que la técnica de la producción y el rendimiento del trabajo se hallan a un alto nivel. Estas empresas obtienen una ganancia adicional o superganancia. Pero en un régimen de libre competencia, tal situación no puede prolongarse mucho tiempo. Las grandes ganancias seducen a todos. Los capitalistas propietarios de las empresas técnicamente rezagadas procuran elevar el nivel técnico de éstas, introducen perfeccionamientos técnicos, elevan la productividad y la intensidad del trabajo de los obreros. En consecuencia, el costo de las mercancías producidas en estas empresas baja hasta el nivel del valor individual propio de las empresas adelantadas y este valor se convierte entonces en calor social, del mercado. Por ello, las empresas que obtenían superganancias dejan de percibirlas. Sin embargo, otros nuevos perfeccionamientos técnicos vuelven a crear condiciones para la superganancia en estas u otras empresas. Además de la competencia dentro de cada rama existe en la sociedad capitalista la competencia entre diversas ramas de la producción, es decir, la competencia entre capitalistas que han invertido capitales en distintas ramas de la producción. Este tipo de competencia hace que en las diversas ramas de la industria se nivele la cuota de ganancia o, lo que es lo mismo, que capitales iguales proporcionen ganancias iguales.

Veamos cómo se produce la nivelación de la cuota de ganancia ente los capitalistas. Supongamos que hay en la sociedad tres ramas de la producción: la de curtidos, la textil y la de construcción de maquinaria. En dichas ramas se han invertido capitales iguales, pero de diferente composición orgánica. Admitamos que la cuantía del capital desembolsado en cada una de las ramas equivale a 100 unidades (a 100.000 millones de dólares, por ejemplo). El capital de la rama de curtidos es de 70 unidades de capital constante y 30 ce capital variable; el de la rama textil, de 80 y 20 unidades respectivamente, y el de la rama de construcción de maquinaria, de 90 y 10. Admitamos que la cuota de plusvalía es la misma en las tres ramas: del 100%. Según esto, la rama de curtidos arrojará 30 unidades de plusvalía, la rama textil, 20, y la de construcción de maquinaria, 10. El valor de las mercancías producidas equivaldrá en la primera rama a 130, en la segunda a 120 y en la tercera a 110, con un total de 360 unidades en las tres ramas. Si las mercancías se vendieran por su valor, la cuota de ganancia sería: en la rama de curtidos, el 30%; en la textil, el 20%, y en la de construcción de maquinaria, el 10%. Esta distribución de ganancias resultaría muy beneficiosa para los capitalistas de la industria de curtidos, pero no para los dedicados a la construcción de maquinaria. Impulsados por el afán de obtener más ganancias, éstos últimos trasladarían sus capitales de la rama de construcción de maquinaria a la de curtidos. Debido al aflujo de capitales, la industria de curtidos pasaría a producir mercancías en cantidad superior a la demanda. Bajarían los precios de sus artículos, y descendería la cuota de ganancia en la medida correspondiente, por ejemplo, hasta el 20%. Al mismo tiempo, la producción de maquinaria se reduciría, en tanto la demanda continuaría siendo la misma. La nueva correlación entre la demanda y la oferta

Permitiría a los industriales subir los precios de la maquinaria fabricada por ellos. De acuerdo con esto subiría la cuota de ganancia, por ejemplo, del 10% al 20%. Así, la emigración de capitales de una rama a otra origina la nivelación de las distintas cuotas de ganancia, estableciendo una cuota media de ganancia. La ganancia media es la ganancia igual correspondiente a capitales de la misma cuantía, invertidos en distintas ramas de la producción. Con la formación de la cuota media de ganancia, las mercancías ya no se venden de acuerdo con su valor (c + v + p), sino a precios integrados por los gastos de producción más la ganancia media (c + v + g). El precio equivalente a los gastos de producción de la mercancía más la ganancia media se denomina precio de producción. La nivelación de las diversas cuotas de ganancia para dar lugar a la ganancia media y el proceso de formación del precio de producción pueden representarse gráficamente mediante el cuadro siguiente:

Como se deduce del cuadro, las distintas cuotas de ganancia se han nivelado para formar una cuota media de ganancia. Los precios de producción divergen del valor de la mercancía. En una rama han subido por encima del valor y en la otra son inferiores al valor.

Como se deduce del cuadro, las distintas cuotas de ganancia se han nivelado para formar una cuota media de ganancia. Los precios de producción divergen del valor de la mercancía. En una rama han subido por encima del valor y en la otra son inferiores al valor. En las ramas con una baja composición orgánica del capital (en nuestro caso es la industria de curtidos), el precio de producción resulta ser inferior al valor, y la ganancia es inferior a la plusvalía producida. En las ramas de composición orgánica media del capital, los precios de producción coinciden con el valor, y la ganancia, con la plusvalía. En las ramas de elevada composición orgánica del capital (en nuestro caso es la construcción de maquinaria), los precios de producción son superiores al valor, y la ganancia es mayor que la plusvalía. Esta diferencia entre el precio de producción y el valor es creada por los obreros en las ramas con baja composición orgánica del capital. Pero son los capitalistas de las ramas que tienen una elevada composición orgánica del capital quienes se apropian de dicha diferencia. Por consiguiente, los obreros no son explotados únicamente por los capitalistas en cuyas empresas trabajan, sino por toda la clase capitalista en su conjunto. Toda la clase capitalista está interesada en elevar el grado de explotación de los obreros, ya que ello origina el aumento de la cuota media de ganancia. Por eso actúan en frente único los capitalistas en la lucha de clase contra el proletariado. La clase obrera, explotada por toda la clase capitalista en conjunto, también necesita la solidaridad de clase, también debe actuar en frente único. La lucha por los intereses parciales de los obreros, la lucha contra unos u otros capitalistas, no puede cambiar radicalmente la situación de la clase obrera. La clase obrera sólo podrá sacudirse el yugo del capital al acabar con el sistema de explotación capitalista. En dicha conclusión reside la enorme importancia política

que tiene la teoría de Marx sobre la ganancia media para la lucha de clase del proletariado. Hemos visto ya que bajo el capitalismo las mercancías no se venden con arreglo a su valor, sino al precio de producción. Esto no significa, empero, que se vulnere la ley del valor. El precio de producción no es sino una modalidad del valor. Unos capitalistas venden sus mercancías a precios superiores a su valor, y otros, a precios inferiores. Pero todos los capitalistas, considerados en conjunto, realizan la masa global de valor de sus mercancías y la ganancia de toda la clase capitalista coincide con toda la masa de plusvalía producida en la sociedad. En la escala de la sociedad entera, la suma de los precios de producción equivale a la suma de los valores de todas las mercancías, y la ganancia total equivale al total de plusvalía. De esta manera, la ley del valor actúa por mediación de los precios de producción.

* Tendencia decreciente de la cuota de ganancia

A medida que se desarrolla el capitalismo va ascendiendo la composición orgánica del capital. Esto significa que va aumentando la cantidad de materias primas, maquinaria y demás utillaje en las empresas. Al mismo tiempo aumenta el número de obreros, pero este aumento es más lento. Por eso, el capital variable crece con más lentitud que el constante. Pero cuanto mayor es la composición orgánica del capital, más baja es la cuota de ganancia. Ello no significa, sin embargo, que disminuya el volumen de la ganancia. Veamos el ejemplo siguiente. Un capital social de 100.000 millones de dólares (70c + 30v) se duplica al cabo de 20 años, llegando a 200.000 millones. La composición orgánica se elevó y llegó a ser de 160c + 40v. Admitiendo que la cuota de plusvalía es de 100%, el volumen de la ganancia fue en el primer caso de 30.000 millones de dólares; en el segundo caso, de 40.000 millones. Al mismo tiempo, la cuota de ganancia es inevitable, como lo es el crecimiento de la composición orgánica del capital. Sin embargo, existen varios factores que contrarrestan este descenso.

El factor principal que frena la tendencia decreciente de la cuota de ganancia es la elevación del grado de explotación de los obreros. Volvamos a nuestro ejemplo. Supongamos que en el segundo caso, el grado de explotación aumentó hasta llegar al 200%. La ganancia será entonces de 80.000 millones de dólares y la cuota de ganancia equivaldrá a 80

x 100% - 40%. 160 + 40

Así, pues, la intensificación de la explotación de la clase obrera aumenta la cuota de ganancia. Existen, además, otros factores que detienen también el descenso de la cuota de ganancia: la reducción de los salarios por debajo del valor de la fuerza de trabajo, las economías del capital, constante logradas a costa de la salud y la vida de los obreros, etc. Todos estos factores no eliminan, sino frenan el descenso de la cuota de ganancia, la convierten en una tendencia. La tendencia decreciente de la cuota de ganancia agudiza extraordinariamente las contradicciones capitalistas. Se agudiza la contradicción entre el proletariado y la burguesía, ya que ésta, al tratar de frenar el descenso de la cuota de ganancia, intensifica la explotación de la clase obrera. Se agudizan las contradicciones entre los capitalistas. Estos invierten sus capitales en las ramas que proporcionan cuotas de ganancia más altas. Ello conduce a una enconada competencia entre los capitalistas y, en fin de cuentas, a la ruina de unos capitalistas y al enriquecimiento de otros. Se agudizan

Así mismo las contradicciones entre las potencias capitalistas. Movidos por el afán de lograr la cuota de ganancia más elevada, los capitalistas transfieren sus capitales de los países de alto desarrollo industrial a los subdesarrollados en el aspecto económico, donde es más barata la mano de obra y más baja la composición orgánica del capital. Al agudizar las contradicciones capitalistas, la ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia viene a demostrar la limitación histórica del modo capitalista de producción, su carácter transitorio.

3. La ganancia comercial

* El capital industrial y el capital comercial

La plusvalía se crea en el proceso de producción gracias al trabajo de la clase obrera. Se apropia de ella ante todo el capitalista industrial, al que pertenece la empresa. Precisamente a través de él, la plusvalía llega a los demás grupos de la clase explotadora, comprendidos los capitalistas comerciales. Ahora bien, ¿por qué el capitalista industrial cede una parte de la plusvalía al comerciante? En la economía capitalista, las mercancías se producen para la venta. Por eso no basta que se produzca la mercancía, sino que, además, hay que venderla. El capitalista industrial suele vender su mercancía al comerciante, el cual se encarga de hacerla llegar al consumidor. La función del capitalista comercial consiste en transformar el capital mercantil en monetario. Si no existiera el capitalista comercial, el industrial tendría necesidad de capital suplementario para instalar establecimientos comerciales, contratar dependientes, etc. Pero el capitalista industrial deja eso a cargo del comerciante. En escala social, el capital comercial es precisamente el mencionado capital suplementario, separado del industrial y opuesto a él en forma de capital de los capitalistas comerciales que obtienen parte de la ganancia. La ganancia de los comerciantes se denomina ganancia comercial.

* Origen de la ganancia comercial

La ganancia comercial es la parte de plusvalía que el industrial cede al comerciante encargado de realizar sus mercancías. Los capitalistas industriales venden sus mercancías a los comerciantes por debajo del precio de producción. Los comerciantes, en cambio, venden la mercancía al precio de producción. Al apropiarse de la diferencia, los capitalistas comerciales, lo mismo que los industriales, obtienen con su capital la ganancia media. Si la ganancia del capitalista comercial es inferior a la ganancia del capitalista comercial es inferior a la ganancia media, el comercio deja de ser ventajoso y el capital pasa a la industria. Los industriales y los comerciantes perciben la ganancia media. No obstante, ello no significa que obtengan masas iguales de ganancias. Es natural que los capitalistas industriales, al invertir en la producción capitales mucho mayores que los colocados por los comerciantes en la realización de las mercancías, obtengan una masa mayor de ganancias. Pero, en proporción al capital invertido, su ganancia es igual a la de los comerciantes. Al revestir la forma de ganancia comercial, la plusvalía se enmascara aún más. El capital del comerciante no toma parte en la producción, y se tiene la impresión de que la ganancia surge del propio comercio.

* Las formas de comercio capitalista. El comercio exterior

En la economía capitalista de nuestros días existen dos formas fundamentales de comercio interior: al por mayor y al por menor. El comercio al por mayor es el que se efectúa entre los capitalistas (industriales y comerciales). El comercio al por menor consiste en la venta directa de las mercancías a la población. En el comercio al por mayor desempeñan un gran papel las bolsas de comercio. Estas representan un tipo especial de mercado, donde se efectúa el comercio a base de muestras y donde se concentran la demanda y la oferta de mercancías de todo el país y, a menudo, de todo el mundo capitalista. El comercio exterior, es decir, el comercio entre países, está formado por la exportación y la importación de mercancías. La correlación entre el total de los precios de las mercancías exportadas y de las importadas constituye la balanza comercial. Esta puede ser activa o pasiva. Si la exportación de mercancías de un país supera a la importación, la balanza comercial es activa: si la exportación es inferior a la importación, se dice que la balanza comercial es pasiva. La venta de mercancías en los mercados exteriores les permite a los capitalistas ampliar la producción y aumentar así sus ganancias. El comercio con los países subdesarrollados en el sentido económico es particularmente ventajoso para los capitalistas de los países altamente desarrollados en el aspecto industrial. Ello se debe a que los artículos industriales se venden en los países atrasados a precios relativamente más altos, mientras que la materia prima se compra en dichos países a precios más bajos. El comercio exterior es un medio de sojuzgamiento económico de los países atrasados por parte de los países burgueses adelantados.

4. El capital de préstamo. Las sociedades anónimas

* El capital de préstamo y el interés

En el proceso de la rotación del capital no sólo adquiere existencia propia al capital comercial, sino también el monetario, que reviste la forma de capital de préstamo. ¿Cuál es el origen del capital monetario libre? Por ejemplo, si el industrial vende todos los meses las mercancías elaboradas y compra las materias primas una vez cada seis meses, se encontrará con cierta cantidad de dinero libre durante cinco meses. Cuando el capitalista acumula un fondo destinado a reponer las partes consumidas del capital fijo, reúne asimismo cierta suma de dinero temporalmente libre que sólo será invertido en la adquisición de nuevo equipo al cabo de varios años. En otros momentos, en cambio, el capitalista se encuentra necesitado de dinero. Le sucede así, por ejemplo, cuando tiene que comprar materias primas sin haber logrado vender aún las mercancías elaboradas. Por consiguiente, en el período de tiempo durante el cual un capitalista dispone temporalmente de un excedente de capital monetario, otro tiene necesidad de él. El que dispone de dinero libre lo presta, es decir, concede a otros capitalistas el uso temporal de su dinero. Capital de préstamo es el capital monetario que se presta por un plazo determinado y rinde interés. Interés es la parte de la ganancia que el capitalista industrial o comercial cede al capitalista monetario a cambio de la concesión del préstamo. Los préstamos en dinero son invertidos por el capitalista industrial o comercial en la producción con el comercio. Por lo tanto, el rasgo distintivo del capital de préstamo es que no lo emplea el capitalista al que le pertenece. Al aplicar en la producción el capital tomado a préstamo, el capitalista tiene la posibilidad de contratar obreros y obtener plusvalía. Parte de esta plusvalía la paga el capitalista industrial en forma de interés al dueño del capital prestado. Así pues, el interés que se paga por la concesión del préstamo es una de las formas que reviste la plusvalía. Por ejemplo, un capitalista industrial ha obtenido un préstamo de 100.000 dólares. Siendo la cuota media de ganancia equivalente al 20%, la ganancia que rinde este capital será de 20.000 dólares. De dicha ganancia, el capitalista paga un interés al dueño del capital prestado. Si la cuota de interés equivale al 3%, por el capital de 100.000 dólares se pagará 3.000 dólares de los 20.000 mencionados. El capitalista industrial se apropia de la parte restante de la ganancia, equivalente a 17.000 dólares. Esta parte se denomina ganancia del patrono.

La proporción en que se reparte la ganancia media entre la ganancia del patrono y el interés depende de la correlación entre la demanda y la oferta de capital de préstamo. Cuanto mayor sea la demanda de capital monetario, más alta será la cuota de interés, y viceversa, cuanto menor sea la demanda de capital monetario, más baja será la cuota de interés. Como el interés no es más que una parte de la ganancia media, la cuota de interés no puede ser superior a la cuota media de ganancia. Al desarrollarse el capitalismo, la cuota de interés tiende a decrecer. Esto obedece, en primer lugar, a que la cuota media de ganancia tiende a disminuir y, en segundo, a que con el desarrollo del capitalismo aumenta considerablemente la cuantía del capital de préstamo. La oferta de capital es superior a la demanda. Estas causas originan el descenso de la cuota de interés.

* Las sociedades anónimas

En los albores del capitalismo, la creación de fábricas y otras empresas corrió a cargo de patronos individuales. Pero más tarde, el capital individual fue resultando insuficiente para construir obras gigantescas como, por ejemplo, ferrocarriles, muelles, etc. Comenzaron a fundarse sociedades anónimas, que a partir de la segunda mitad del siglo XIX se extendieron en gran escala en la industria, en el tendido de ferrocarriles y en la banca. La sociedad anónima es una forma de empresa cuyo capital se constituye mediante las aportaciones de los socios, que poseen un determinado número de acciones, representativas de la suma invertida por cada uno de ellos. La acción es un título acreditativo de que su poseedor ha invertido en la empresa una determinada suma de dinero. La acción concede a su poseedor el derecho a percibir una parte de las ganancias de la empresa. El ingreso que obtiene el poseedor de la acción se llama dividendo. Las acciones se venden y compran en las bolsas de valores a determinado precio, que recibe el nombre de cotización. La bolsa de valores es el mercado de títulos, principalmente acciones. También se registran allí las cotizaciones de los títulos. | La cotización de las acciones dependen de dos factores: 1) de la tasa de interés que pagan los bancos y 2) el ingreso anual que proporciona cada acción (dividendo). Si una acción de 100 dólares rinde un ingreso de 10 dólares anuales, se venderá por una suma tal que, una vez depositada en el banco, rinda asimismo 10 dólares anuales en concepto de interés. Supongamos que el banco abona un interés del 5% anual; en este caso, la acción se venderá por 200 dólares, ya que, depositada en el banco, rendiría al poseedor un ingreso anual de 10 dólares. La dirección y organización de la actividad de la sociedad anónima corre a cargo de un consejo de administración y de empleados elegidos y nombrados en la asamblea general de accionistas. El número de votos en la asamblea general depende del número de acciones. Como la mayoría aplastante de las acciones suele pertenecer a un número reducido de grandes capitalistas, son ellos precisamente los verdaderos dueños de la sociedad anónima. La realidad pone de manifiesto que basta poseer menos de la mitad del número total de las acciones para ser el dueño y señor absoluto de la sociedad anónima. La cantidad de acciones concentrada en manos de un poseedor o de un grupo de poseedores unidos, que les permite disponer por entero de la sociedad anónima, se denomina paquete de control de las acciones. El capital existente en forma de títulos de valor (acciones y obligaciones), que rinde un ingreso a sus poseedores, se llama capital ficticio, porque los títulos de valor no poseen valor propio. Sólo reflejan indirectamente el movimiento del verdadero capital. La difusión de las sociedades anónimas va convirtiendo cada vez más a los capitalistas en preceptores de intereses y dividendos, dejando los puestos gestores de la producción en manos de personas asalariadas, de gerentes y directores. Con ello se refuerza cada vez más el carácter parasitario de la propiedad capitalista. Las acciones van a parar a todas las capas de la población, lo que conviene a los capitalistas, porque cuanto mayor sea el número de compradores de acciones, más capitales se concentrarán en manos del grupo dirigente de las sociedades anónimas. La adquisición de acciones por algunos grupos de trabajadores fue aprovechada por los ideólogos burgueses como base para su teoría de la “democratización del capital”. Esta falaz “teoría” afirma que con el desarrollo del sistema de las sociedades anónimas cambia la naturaleza del capitalismo y que cualquier trabajador que compre una acción se convierte en copropietario de la sociedad anónima y puede participar en su administración. De hecho, los grandes capitalistas, los poseedores de los paquetes de control de las acciones, disponen por entero de las sociedades anónimas. Ellos son los que obtienen todas las ventajas del capital acumulado con la venta de acciones. Los trabajadores, al poseer una parte insignificante de acciones, no pueden desempeñar ni desempeñan papel alguno en la administración de las sociedades anónimas. Hemos visto que la plusvalía se convierte en ganancia y que se apropian de ella los industriales, los comerciantes y los banqueros: Pero en la sociedad capitalista existe, además, otro grupo de explotadores: los grandes propietarios de tierras. Estos también perciben su parte de la plusvalía. Dicha parte reviste la forma de renta capitalista del suelo.

5. La renta del suelo y las relaciones agrarias bajo el capitalismo

* La renta capitalista del suelo

¿ Cuál es el origen de la renta del suelo? ¿Quién la crea y cómo va a parar a manos del propietario de la tierra? Al contestar a estas preguntas, el marxismo- leninismo arranca de la existencia de la agricultura capitalista, basada en la explotación del trabajo asalariado. Se presupone asimismo que el propietario de la tierra y el arrendatario capitalista son dos personas distintas. El propietario de la tierra no se dedica personalmente a la agricultura, sino que entrega sus campos en arriendo al capitalista, el cual invierte su capital en la producción agrícola. El capitalista contrata a los obreros, que producen la plusvalía. Esta va a parar ante todo a manos del arrendatario capitalista, que la divide en dos partes, quedándose con una que es su ganancia, igual a la ganancia media del capital; la otra parte de la plusvalía, que es un remanente sobre la ganancia media, tiene que entregaría al propietario de la tierra. Esta parte de la plusvalía es la que constituye la renta del suelo. Ahora bien, ¿por qué razón se apropia el dueño de la tierra de una parte de la plusvalía creada por los obreros contratados por el arrendatario capitalista? Por la única razón de ser el propietario de la tierra y de que sin su permiso nadie tiene derecho a explotarla. Por eso se dice que la renta del suelo es la forma económica de la realización de la propiedad privada sobre la tierra. Si el capitalista es al mismo tiempo el propietario de la tierra, se apropia de toda la plusvalía creada por los obreros agrícolas. La renta capitalista del suelo se distingue de la renta feudal del suelo. Bajo el feudalismo, todas las formas de renta del suelo (pago en trabajo, en especie, en dinero) eran expresión de las relaciones feudales de producción entre las dos clases fundamentales: los terratenientes y los campesinos siervos. Bajo el capitalismo, la renta del suelo expresa las relaciones entre tres clases: los propietarios de tierras, los arrendatarios capitalistas y los obreros agrícolas asalariados. Bajo el feudalismo, la renta absorbía todo el plusproducto que rendía el trabajo de los campesinos. Bajo el capitalismo, el plusproducto o la plusvalía se distribuye entre dos clases explotadoras: los arrendatarios capitalistas y los propietarios de las tierras. Hay que distinguir dos clases de renta: la diferencial y la absoluta. La existencia de estos dos tipos de renta se debe, como señalaba Lenin, a la existencia de dos tipos de monopolio: el monopolio de la tierra como objeto de explotación, que engendra la renta diferencial, y el monopolio de la propiedad privada sobre la tierra, que engendra la renta absoluta.

En las páginas anteriores hemos examinado las formas especiales que adopta la plusvalía en el proceso del movimiento del capital. Hemos visto que la única fuente de ingresos de todos los grupos de la burguesía y de los propietarios de tierra es el trabajo de los obreros asalariados, que son los que crean la plusvalía. Las formas especiales que adopta la plusvalía ocultan y enmascaran la principal contradicción de clase de la sociedad capitalista: la contradicción entre la burguesía y el proletariado. Al analizar los procesos de producción de la plusvalía, la acumulación de capital y la depauperación del proletariado, así como el proceso de distribución de la plusvalía, Marx examinó, por lo tanto, en todos sus aspectos la principal contradicción de clase del capitalismo, la contradicción entre la burguesía y el proletariado, que es inconciliable. La misión histórica de la clase obrera consiste en dar solución a dicha contradicción, es decir, consiste en acabar con el modo capitalista de producción y en acabar para siempre con la explotación.

Capitulo VI

LA REPRODUCCION DEL CAPITAL SOCIAL Y LAS CRISIS ECONOMICAS

1. La reproducción del capital social

* El capital individual y el capital social

La producción social constituye un proceso único. La reproducción en cada empresa depende de la reproducción en las demas empresas. La actuación de los capitalistas y, por lo tanto, los movimientos de sus capitales, se vinculan y se entrelazan.

El conjunto de los capitales individuales constituye todo el capital social. En este entrelazamiento de los capitales individuales tiene lugar la reproducción bajo el capitalismo.

* El producto social global

El producto social global es el conjunto de bienes materiales que se produce en la sociedad en un periodo determinado de tiempo. Si se considera el producto social global desde el punto de vista del valor, se vera que consta de:

El valor que repone el capital constante invertido.

El valor que repone el capital variable

La plusvalía

La forma natural del producto social global es que constituyen todo el producto social los medios de producción y los artículos de consumo, es decir, que se divide en dos grandes partes:

Sección I: es la que comprende la producción de los medios de producción.

Sección II: es la producción de los artículos de consumo.

* La esencia del problema de la realización.

El capital social, debe recorrer constantemente su ciclo de rotación, es decir, debe pasar de la forma monetaria a la productiva, de la productiva a la mercantil, volver a la monetaria y así sucesivamente.

El proceso de realización consiste en que cada parte del producto global anual de la sociedad se vende totalmente, tanto por su valor como por su forma natural, y cumple su papel en el proceso de producción.

* Las condiciones de la realización en al reproducción capitalista simple

En este el proceso de reproducción se repite en su escala anterior, y toda la plusvalía se invierte para cubrir los gastos personales de los capitalistas.

Para que tenga lugar la realización en la producción capitalista simple debe existir, como condición indispensable, la igualdad entre la suma del capital variable y la plusvalía de la sección I y el capital constante de la sección II.

2. La renta nacional

* Que es la renta nacional?

El producto social global se entiende toda la masa de bienes materiales producidos en la sociedad durante un tiempo determinado. Una parte de este la equivale al capital constante, se destina reponer ya que es el valor de los medios de producción invertidos en la nueva producción. La parte restante del producto social global materializa el nuevo valor, creado durante ese tiempo. Esa parte es la renta nacional de la sociedad capitalista.

En su forma natural, la renta nacional consta de artículos de uso y consumo personal y de la parte de los medios de producción que se destina a ampliar la producción.

En las ramas no dedicadas a la producción material no se crea la renta nacional.

* La distribución de la renta nacional

La distribución de la renta nacional bajo el capitalismo reviste un carácter de clase y se realiza en provecho de los explotadores y no de los trabajadores.

La distribución primaria de la renta nacional consiste en que se distribuye entre los capitalistas y los obreros.los obreros reciben el salario y los capitalistas la plusvalía.

La plusvalía se distribuye entre los capitalistas industriales, los comerciantes, los banqueros y los grandes propietarios de tierra.

Parte de los ingresos de los trabajadores se redistribuye a través del presupuesto del estado y se utiliza en provecho de la clase dominante. La fuente principal de los ingresos del presupuesto en cuestión son los impuestos con que se grava a la población.

* El empleo de la renta nacional.

El empleo de la renta nacional tiene un carácter clasista en los países capitalistas.las clases explotadoras se apropian de la mayor parte de la renta nacional. Los capitalistas gastan una parte de ella en su consumo personal.la otra parte de la renta nacional la emplean los capitalistas en ampliar la producción o para acumular el capital.

La cuantía relativamente pequeña se debe a que una parte considerable de la renta nacional se gasta n fines no productivos.

Debido al carácter clasista de la distribución de la renta nacional bajo el capitalismo, la capacidad adquisitiva de las masa trabajadoras queda ala zaga de la producción, que se amplia constantemente.

3. Las crisis económicas.

* La esencia y al causa principal de las crisis

La pobreza nace de la propia abundancia. Los primeros indicios de crisis de superproducción que más se destacaran son la reducción del comercio, abarrotamiento de mercancías sin salida en los mercados, cierre de fábricas y falta de medios de subsistencia para muchos obreros. Durante la crisis no disminuyen las necesidades de la sociedad, sino que se produce un descenso vertical de la capacidad solvente de las masas trabajadoras.

La causa más profunda de las crisis económicas de superproducción reside en la contradicción fundamental de dicho régimen: la contradicción entre el carácter social de la producción y la forma capitalista privada de apropiación de los resultados de la producción.

La contradicción fundamental del capitalismo se manifiesta ante todo en la contradicción entre la organización de la producción en las distintas empresas y la anarquía de la producción en toda la sociedad. La contradicción fundamental del capitalismo se revela también en el antagonismo de clase entre el proletariado y la burguesía.

* El ciclo capitalista y sus fases.

La crisis es la fase fundamental del ciclo y se distingue, ante todo, por la superproducción de mercancías, el brusco descenso de los precios, la abundancia de las quiebras, la acentuada disminución de la producción entre otros.

La depresión es la segunda fase del ciclo. La caracteriza el cese del desarrollo de la crisis, aunque se mantienen el estancamiento de la producción industrial, los bajos precios de las mercancías, la languidez del comercio y la baja cuota de ganancia.

La reanimación es la fase del ciclo durante la cual las empresas que han logrado mantenerse en pie después de la crisis continúan renovando su capital fijo y proceden paulatinamente el ensanchamiento de la producción.

El auge es la última fase del ciclo. En ella se manifiesta plenamente la tendencia al incremento ilimitado de la producción.

A la par con las crisis industriales se registran en los países capitalistas las crisis agrarias, es decir, crisis de superproducción en la agricultura.

B. EL CAPITALISMO MONOPOLISTA O IMPERIALISMO

En el último tercio del siglo XIX, el capitalismo pasó a su fase superior y ultima EL IMPERIALISMO. El rasgo distintivo fundamental de esta fase es la sustitución de la libre competencia por la dominación de los monopolios. El desarrollo de las fuerzas productivas en es periodo hizo grandes progresos.

Lenin demostró que en el imperialismo se mantenían todas las peculiaridades fundamentales del capitalismo: la propiedad privada de los capitalistas sobre los medios de producción; las relaciones de explotación de los obreros asalariados por los capitalistas: la forma de distribución que conduce al incremento d la riqueza de unos y empora la situación de otros, y las relaciones antagónicas entre el proletariado y la burguesía.

Capitulo VII

LOS PRINCIPALES RASGOS ECONOMICOS DEL IMPERIALISMO

1. La concentración de la producción y los monopolios

* La concentración de la producción

Mucho antes de que existiera el imperialismo regia la libre competencia, en la cual la misma mercancía es producido por una cantidad determinada de capitalistas que trataban de venderlas de la mejor manera que fuera posible.

Esta conduce a que los más débiles queden arruinados mientras que los fuertes se enriquecían económicamente además de que ampliaban su producción.

Engels dijo “la competencia es la expresión mas cabal de la guerra de todos contra todos, que se libra en la actual sociedad burguesa”.

Esta libre competencia permitió la concentración de la producción, en otras palabras, permitió la formación de grandes empresas con muchos obreros. A su vez esta concentración engendro el monopolio en una fase determinada de su propio desarrollo; esta concentración de la producción alcanza a llegar a su nivel más alto de desarrollo en el imperialismo.

La competencia obligo a cada capitalista a abaratar las mercancías, lo cual solo lo pueden realizar las grandes empresas puesto que las pequeñas si no resisten la competencia quiebran o sus dueños terminan siendo los grandes capitalistas.

Esta concentración y la centralización de la producción y del capital hacen que en las grandes empresas haya enormes cantidades de obreros. Debido a esto el proletariado se convierta en una fuerza revolucionaria.

* Las formas de los monopolios

La concentración de la producción conduce directamente a la formación de los monopolios.

El monopolio es el acuerdo o la agrupación de capitalistas que concentran en sus manos la producción o la venta de la mayor parte de unas mercancías. Todas estas agrupaciones persiguen un mismo objetivo que es la obtención del máximo de ganancias. Estas agrupaciones surgen más que todo en las ramas de la industria pesada.

Las formas fundamentales de los monopolios son:

El cartel: es la agrupación de capitalistas cuyos componentes concuerdan el reparto de los mercados y de los precios de venta y determinan la cantidad de mercancías que han de producirse.

El sindicato: es una forma superior de agrupación. Las empresas que lo constituyen administran cada cual por su cuenta la producción, pero pierden su independencia comercial.

El trust: es en el que se aglutina la propiedad de todas las empresas, convirtiéndose los propietarios en accionistas, que reciben las ganancias en proporción al número de acciones que poseen.

El consorcio: es la agrupación de los trust o empresas más importantes de algunas ramas de la industria, bancos, casas, entre otros sobre la base de su supeditación financiera común a un grupo determinado de grandes capitalistas.

* Los monopolios y la competencia

Algunos ideólogos afirman que le monopolio destruyen la competencia pero no es cierto.

Aunque predominen los monopolios en la economía de losa países capitalistas, son raros los casos de monopolización total. Además que la competencia también tiene lugar dentro d los monopolios.

Se registra la lucha entre los monopolios dentro de una misma rama cuando, en esta existe más de un monopolio. En la época del imperialismo adquiere un carácter muy agudo en la competencia entre los monopolios de distintas ramas de la producción.

Los ideólogos también se equivocan al afirmar que el monopolio significa el desarrollo armónico y proporcional en la economía capitalista.

2. El capital financiero y la oligarquía financiera

* La concentración del capital y los monopolios en la banca

La concentración de la producción y la formación de los monopolios en la industria conducen inevitablemente a la concentración del capital bancario y a la creación de monopolios bancarios. La lucha encarnizada entre los bandos trae como consecuencia la absorción de los pequeños bancos por los grandes.

Estos realizan acuerdos entre si, dando lugar a los monopolios bancarios, que someten a los bancos menores, a las cajas de ahorros y las cooperativas de crédito. Cada monopolio de este tipo controla decenas e incluso centenares de bancos más pequeños.

* El capital financiero

Lenin definió el capital financiero como: “la concentración de la producción; monopolios engendrados por ella; fusión o entrelazamiento de los bancos con la industria: tal es la historia de la aparición del capital financiero y el contenido de este concepto”.

Los dirigentes de los bancos forman parte de los consejos de administración de las empresas industriales, y los representantes de los monopolios industriales son miembros de los organismos dirigentes de los bancos.

* La oligarquía financiera

El crecimiento de los monopolios y del capital financiero trae como consecuencia que los banqueros e industriales mas importantes constituyan un grupo reducido de personas que ocupa una situación dominante en la economía y la política. Surge la oligarquía financiera.

La dominación de la oligarquía financiera es también un rasgo distintivo de otros países capitalistas.

Esta ejerce también su dominio en la esfera política, se produce la fusión de los monopolios con el aparato del estado. Hace su aparición y se desarrolla el capitalismo monopolista de estado

3. La exportación de capitales. El reparto económico y territorial del mundo.

* La exportación de capitales

Bajo el imperialismo, el comercio mundial se amplia aun mas, pero desempeña el papel primordial la explotación de capitales. La explotación de capitales bajo el imperialismo se fue convirtiendo en la base de la explotación de la mayor parte del mundo capitalista por unos cuantos países, imperialistas altamente desarrollados.

El capital se exporta al extranjero en dos formas: la de préstamo y la de productivo.

La exportación del capital de préstamo tiene lugar cuando se conceden empréstitos a los gobiernos o a los capitalistas de otros países a cambio de cierto interés.

La exportación de capital productivo tiene lugar cuando los capitalistas construyen empresas industriales, ferrocarriles, etc. En otros países.

* El reparto económico del mundo entre las asociaciones capitalistas.

En los países capitalistas, los monopolios tratan ante todo de conquistar la dominación incompartida en el mercado interior.

Se reparten el mercado interior y mantienen artificialmente los precios a un alto nivel, obtenido de ese modo ganancias colosales. Para mantener los altos precios, los monopolios tratan de proteger el mercado interior contra la competencia extranjera.

Así pues, mediante la exportación de capitales y la formación de capitales y la formación de monopolios internacionales, los magnates del capital financiero efectúan el reparto económico del mundo, es decir, lo distribuyen en esferas de influencia. La lucha por el reparto económico del mundo da lugar a la lucha por su reparto territorial.

* El sistema colonial del imperialismo

El sistema colonial del imperialismo comprendía el conjunto de las colonias, semicolonias y países dependientes oprimidos y explotados por las potencias imperialistas. La formación del sistema colonial del imperialismo se debe el reparto económico y territorial del mundo entre las potencias imperialistas en el último tercio del siglo XIX y a principios del XX.

La opresión y la explotación imperialistas no pueden menos que provocar la resistencia de los pueblos de las colonias y de los países dependientes y su lucha por la liberación nacional.

Dicho movimiento de los pueblos coloniales ha adquirido grandes proporciones después de la segunda guerra de la mundial, cuando comenzó la desintegración del sistema colonial del imperialismo.

4. La ganancia monopolista es el móvil del capitalismo monopolista

* La ganancia monopolista

La ley económica fundamental del capitalismo, en sus diversas fases, es la ley de la plusvalía. Dicha ley determina todo el desarrollo de la formación capitalista. Expresa el afán de los capitalistas de apropiarse del trabajo no remunerado de los obreros, de aumentar la plusvalía pero son diferentes las formas en que se manifiesta la ley económica fundamental del capitalismo en las distintas fases de este.

* Los medios de obtención de la ganancia monopolista

La base de la elevada ganancia monopolista, lo mismo que de cualquier ganancia capitalista, es la plusvalía que se logra estrujando a los obreros en el proceso de la mas intensa explotación. La aplicación en vasta escala de diversos sistemas extenuantes de organización del trabajo, de automatización, “racionalización “y la intensificación del trabajo, permiten elevar la cuota y la cuantía de la plusvalía.

La acción de la ley económica fundamental del capitalismo en la época del imperialismo crea la base para la lucha de las grandes masas populares (los obreros, los campesinos, los pueblos de las colonias y de los países dependientes) contra el capital monopolista, contra el imperialismo, aproximando su hundimiento.

Capitulo VIII

1. El lugar histórico del imperialismo

El imperialismo es la fase superior y ultima del capitalismo. Al definir el lugar histórico del imperialismo, Lenin señalo que el imperialismo es una fase especial del capitalismo. Y que esta fase tiene tres particularidades: 1.capitalismo monopolista 2. Capitalismo parasitario o en descomposición 3. Capitalismo agonizante.

* El imperialismo es el capitalismo monopolista

El monopolio nace de la concentración de la producción al alcanzar aquella un nivel muy elevado de desarrollo, las siguientes son agrupaciones monopolistas de uniones capitalistas: carteles, sindicatos, trusts y consorcios. A los que les pertenece el papel decisivo en la vida económica de los países capitalistas.

El monopolio surgió de los bancos, que dejaron de ser modestos intermediarios para convertirse en omnipotentes centros financieros. En cada país capitalista hay unos cinco o diez grandes bancos que han llevado a cabo la “unión personal”.

Debido a los monopolios se intensifico la conquista de importantísimas fuentes de materias primas, mercados de venta y esferas de colocación de capitales. Su dominación se extiende a países enteros e incluso a continentes enteros.

El monopolio surgió de la política colonial de las potencias imperialistas. La época de la “conquista libre” de tierras cede lugar a la posesión monopolista de las colonias, lograda mediante su sometimiento económico.

Lenin puso de manifiesto que el monopolio lleva a la socialización más amplia de la producción. El alto grado de socialización más amplia de la producción. El alto grado de socialización y desarrollo de la producción es una prueba de la existencia de todas las premisas materiales para la reorganización socialista de la sociedad.

* El imperialismo es el capitalismo parasotario en descomposición

El imperialismo no solo es el capitalismo monopolista, sino también el capitalismo parasitario, en descomposición. El carácter parasitario del imperialismo se manifiesta en que la mayoría abrumadora de los capitalistas no tienen nada que ver con el proceso de producción.

2. La crisis general del capitalismo mundial

* La esencia y las etapas de la crisis general del capitalismo

Nuestra época, cuyo contenido fundamental lo constituye el paso del capitalismo al socialismo, iniciado por la gran revolución socialista de octubre, es la época de lucha de los dos sistemas sociales opuestos; la época de las revoluciones de liberación nacional; la época del hundimiento del imperialismo, de la liquidación del sistema colonial.

* La división del mundo en dos sistemas

La primera guerra mundial (1914-1918) fue originada por la agudización de las contradicciones entre las potencias imperialistas sobre la base de la lucha por el nuevo reparto del mundo. La guerra debilito el imperialismo y creo una situación favorable para la ruptura de su frente. El frente del imperialismo fue roto en Rusia, el eslabón más débil de la cadena mundial del imperialismo, punto de convergencia de todas sus contradicciones.

* La crisis y la desintegración del sistema colonial del imperialismo

Bajo la influencia de la gran revolución socialista de octubre de Rusia se intensifico en enorme medida la lucha de los pueblos de las colonias por su liberación nacional, comenzó la crisis del sistema colonial del imperialismo.

Uno de los rasgos característicos de la crisis general del capitalismo de la crisis general del capitalismo es la agudización del problema de los mercados de venta y de las esferas de inversión de capitales.

Acabamos de examinar el modo capitalista de producción, basado en la explotación del trabajo asalariado. Bajo el capitalismo, sobre todo en su fase superior, se agudizan al máximo las contradicciones entre el trabajo y el capital, entre las metrópolis y las colonias, entre las potencias imperialistas. El ahondamiento de estas contradicciones lleva al mundo capitalista a nuevas conmociones económicas y sociales y, en fin de cuentas, a la situación revolucionaria del capitalismo por el socialismo.

La realidad de nuestros días viene a confirmar elocuentemente la conclusión a que llego Marx hace mas de cien años acerca de que el modo capitalista de producción estaba condenado por la historia a desaparecer.

CONCLUSIONES

* El cambio del sistema feudal al capitalista se debió en gran parte a la aparición del valor monetario.

* La clase mas beneficiada por la llegada del capitalismo fue la de los comerciantes.

* Con el capitalismo vinieron más libertades para las clases mas bajas.