Economía mexicana del futuro

Economía mexicana. Empresa mexicana. Política económica mexicana. Banca mexicana. Capacidad empresarial mexicana

  • Enviado por: Sirken
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de Contabilidad Básica
Curso de Contabilidad Básica
¿Quieres Aprender Contabilidad? En este curso conocerás lo básico, para que hoy mismo empieces a...
Ver más información

Curso de Finanzas para no Financieros
Curso de Finanzas para no Financieros
Este programa le enseñará a personas del común, gerentes, ejecutivos y empresarios que sientan la necesidad de...
Ver más información

publicidad

MEXICO EN EL FUTURO

El no analizar el futuro a largo, plazo, puede resultar demasiado costoso; ya que no puede pronosticarse sino construirse. Con ello nos permite no tener un destino único y una participación tan amplia como sea posible desde diferentes puntos de vista.

Nosotros somos dueños de nuestros actos y no ubica entre el futuro y la prospectiva. La construcción del futuro es un ejercicio difícil. Por lo que es importante tomar decisiones para edificarlo desde ahora.

La prospectiva es abstracción para contemplar los pasados, los presentes y los futuros. La voluntad es el motor impotante siempre que vaya acompañado de la acción adecuada.

Los deseos y las posibilidades pertenecen a diferentes mundos. Los primeros corresponden a sueños y medios que uno desea. Las segundas están atadas a las leyes naturales y son producto de una combinación de aquellos que podemos controlar y los que las circunstancias nos imponen.

Una transición demográfica que crece con menor rapidez que el pasado, abrirá diferentes ventajas de competitividad e incrementando la demanda de oportunidades y servicios. Planteara la migración interna y exterior.

Una transición economica cambia la relativa importancia de los sectores, se ve obligado a generar productividad y competitividad de las empresas dentro y fuera del país; el estado abre nuevos espacios a nla participación de mercados privados.

Una transición política incluye una distribución de poder entre los tres estados federales, en los que las plataformas partidistas son inexistentes.

Una transición social se incorporan nuevos prototipos de constitución y modificación de los valores sociales. También incluirá nuevos caminos a explorar en salur y seguridad social.

Es decir, un cambio incluye las interrelaciones viejas nuevas entre todas las transiciones, con efectos de retroalimentación, positiva y negativa.

La historia y la prospectiva tienen como objetivo principal entender mejor el presente; pues con las historia se estudia la evolución de los hechos a travez del tiempo y la perspectiva trata de predecir el futuro.

Las tendencias que apuntan hacia el siglo XXI son: la expansión de la economía global, la privatización del estado benefactor, el liderazgo femenino, la era biológica, el renacimiento religioso del nuevo milenio y el triunfo individual.

En el campo técnico-científico se da el desarrollo e impacto social de la tecnología y la ingeniería genética, asi como avances en la tecnología de telecomunicaciones asi como su efecto en la economía y su capacidad de competitividad.

En las formas de organización política se enfoca en: disminución del papel del estado, que en algunos estados se recupera la capacidad de polarización, surgimiento y nueva consolidación de nuevas confederaciondes de estado, consolidacionde nuevos centros de poder, continuación de conflictos sociales, diferencias de interés entre potencias sociales, aparición de nuevas organizaciones internacionales, establecimiento de redes internacionales.

En los social la mujer tendrá un papel mas impotante dentro del proceso de producción y cambios de las formas familiares de organización social.

En la actividad económica un avance hacia la economía individual y de libre mercado para las transferencias con nuevos sitemas de regulación de los mercados regionales y mundiales, consolidación de un sistema monetario electrónico, fusión de grandes multinacionales y el autoempleo.

En el aspecto cultural universalización de la lengua inglesa y gestión de nuevas culturas perfectas.

Parece tan lejos el año 2030 para el desarrollo intelectual; pero ya se hace presente en avances como los microprocesadores o las pastillas anticonceptivas.

Ante el proceso de la mundialización, las grandes burguesías y las grandes burocracias avanzan gradualmente hacia la internacionalización.

El estado que ha organizado el poder, la producción, el comercio, las finanzas , el arte y los deportes continúan con la distribución y oganizacion del poder en el mundo.elf uturo de mexico esta en fucnion de la habilidad para usar las estrategias de progreso y no a partir de una economía dual ni fragmentada.

Uno de los ejemplos que se presenta es la migración de los mexicanos a EU.

Para que mexico sea participe de la globalización, tras usar puntos estratégicos como: mejorar la posición económica interna y externa, consolidar avances demográficos y avanzar hacia una sociedad equitativa y de convivencia social, asumir la globalización.

En 1930 mexico carecia de infraestructura industrial, comercial, educativa, y de comunicaciones y apenas venia saliendo de la guerra civil del porfiriato.

Fue tras el desarrollo estabilizador que se puso enfasis en la estrategia de desarrollo y estabilidad.

En los próximos treinta años la economía dependerá de la situación económica internacional, la política económica que aplique en mexico y el lugar que se le de a la educación como factor determinante de verdadero desarrollo.

En cuanto a la política se requerirá pasar de una estrategia que limita a aplicar solo algunos instrumentos microeconómicos a unos mas altos con estabilización, utilizar la política fiscal, superar la idea de reducir la dimencion y la acción del estado, avanzar en el proceso descentralizador, apoyar en el desarrollo de pequeñas y medianas empresas: industriales, agropecuarias, de servicios.

México cuenta con recursos naturales, capacidad empresarial, mano de obra calificada y productiva, acceso garantizado a los principales mercados del mundo y una población creciente y demandante de satisfactores de la más diversa índole. Todo esto constituye parte del conjunto de ingredientes necesario para el desarrollo de nuestro país. También enfrenta grandes obstáculos, limitantes y desventajas que le impiden satisfacer sus necesidades y desarrollar su enorme potencial. Es necesario tener la voluntad para derribar estos obstáculos; no hacerlo representaría el estancamiento en el subdesarrollo.

México ha realizado un cambio profundo en su sistema económico y político con el propósito de encontrar el camino más viable para su integración eficiente a las corrientes internacionales. Se redujo la dependencia del petróleo como principal fuente de divisas, se abrió la economía al comercio internacional con gran rapidez, se hicieron ajustes en las finanzas públicas con el fin de lograr su equilibrio y se inicio una transición hacia la apertura democrática. El país se ha rezagado en el desarrollo del sector financiero, en la modernización de la legislación laboral, en la forma fiscal, en su sistema de impartición de justicia y en la calidad de la educación; esto ha creado un entorno difícil para el progreso de las empresas e su proyección hacia el futuro.

Todo ha cambiado en la manera de funcionar de las economías del mundo, como resultado de:

La integración de los sistemas financieros a nivel internacional y la globalización de las empresas

El desarrollo de la tecnología, sobre todo el ámbito de las telecomunicaciones

La conciencia ecologista y el desarrollo sustentable.

La evaluación de las expectativas políticas de las poblaciones a lo largo y ancho del mundo.

Las transformaciones inherentes a cada uno de estos factores habrán de constituir el entorno dentro del cual evolucionará el mundo.

Los servicios financieros fueron la primera actividad que se internacionalizó, sobre todo como resultado de la integración de las computadoras y las comunicaciones. Dichos servicios se han venido integrando a nivel global. Los países compiten por la inversión y tienen que diseñar estructuras legales, regulatorias y políticas que les permitan hacerlo con éxito.

En el largo plazo la integración de los mercados tenderá a formar zonas monetarias, donde los países miembros cumplirán, por u parte, con reglas más claras que limitaran la discrecionalidad de los gobiernos y por otra, con estándares internacionales que permitirán el desarrollo de un sistema financiero más sólido. Este se vera impulsada por el reciente lanzamiento del euro.

Como paso intermedio, antes de lograr una integración total se podría extender el uso de los consejos monetarios.

En el caso de México, debido al Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos se cuenta con una ventaja adicional para lograr una integración más completa, sin tener que pasar previamente por un consejo monetario.

De los 14 consejos monetarios existentes actualmente, 10 utilizan el dólar; tres el marco alemán, y uno el dólar de Singapur.

Los consejos monetarios son una alternativa de disciplina económica que pueden adoptar los países emergentes para lograr la credibilidad en su política económica en un mercado global de capitales. La formación de este facilitaría la integración económica mediante el compromiso, en una etapa posterior, de uniones monetarias entre los diferentes países participantes, donde tanto el capital como el trabajo tendrían una mayor movilidad.

Después de la presente crisis, el sudeste asiático seguirá siendo la zona de más alto crecimiento en el mundo, por lo que el interés de las empresas multinacionales se centrará especialmente en esta región que, en definitiva, será la nueva zona de competencia.

La biotecnología está favoreciendo el desarrollo de mejores cepas animales y vegetales, la producción de nuevos medicamentos y el tratamiento de residuos y energías alternativas, entre otros. La nanotecnología esta aportando avances en física e ingeniería que permitirán manipular la materia a nivel atómico y molecular, lo cual revolucionara el desarrollo de nuevos materiales. El concepto de inteligencia artificial acelerará la automatización de funcione en procesos de producción y por consiguiente, tendrá un importante efecto en el mercado laboral.

La disminución en el coto de las computadoras y en las telecomunicaciones está propiciando una expansión acelerada de las redes de comunicación.

El internet está creando nuevas oportunidades de negocio en un entorno competitivo y meno regulado por el gobernó. El potencial de internet es ilimitado por lo que representa un gran reto para las empresas saber aprovecharlo y entender los riegos que se pueden derivar de esta nueva forma de hacer negocios.

Se romperán las barreras del idioma mediante traductores simultáneos, se diseñarán mecanismos que protegerán los derechos de propiedad a nivel internacional.

Existen varas dimensiones de este cambio que serán especialmente relevantes: en primer lugar la comunicación eliminará muchas de las barreras tradicionales para hacer negocios a nivel internacional; en segundo lugar, se eliminarán etapas intermedias entre los productores y los consumidores; en tercer lugar, habrá un impacto importante sobre los sistemas de educación.

Por ejemplo: un empresa editorial de New York podría mandar imprimir sus ejemplares a un país distante, en el que la mano de obra fuera más competitiva, y distribuir su producción a nivel mundial vía internet.

Uno de los mayores retos para los empresarios del futuro será combinar, de la mejor forma posible, las nuevas alternativas que ofrece el internet con los canales tradicionales que le han servido para construir la lealtad de sus consumidores, sin destruir estos últimos.

La utilización de la tecnología de la informática en la educación es, quizá, el mayor reto que enfrentan los gobiernos, sobre todo si quieren aumentar la calidad de la educación desde los niveles más básico. En el futuro la mayor barrera no será la inversión sino la disposición y habilidad para aprovechar de la mejor manera estos nuevos medios, que sin duda alguna aumentan la calidad de la educación.

Las repercusiones sobre el ambiente ya no limitan ciertas área geográfica, sino que tienen un impacto global, independiente de su zona de origen.

Existen todavía incertidumbre sobre cuál será realmente el impacto del CO2 producido por la combustión de energéticos sobre la temperatura del planeta.

Las empresas de los países industrializados podrán acreditar reducciones de sus emisores por inversiones realizadas en países en vías de desarrollo, como son los programas de forestación que contribuyen a capturar el CO2. Debido a que los países en vías de desarrollo no se incorporarán a el fácilmente, se empeñaran a generar tensiones en el comercio internacional conforme los países industrializados impongan “aranceles ecológicos” sobre las importaciones provenientes de los países en vías de desarrollo.

La sustitución de combustible con menor contenido de CO2 disminuirá la demanda sobre el carbón y el petróleo, algunas de las empresas intensivas en energía de los países industrializados buscarán relocalizar su producción en aquellos mercados que ofrezcan mejores opciones energéticas como el gas natural y la electricidad generadas por las hidroeléctrica siempre y cuando puedan garantizar su acceso sin penalizaciones a los países industrializados.

Las controversias que se pueden generar en el comercio internacional por el uso de barreras ecológicas, lo que limitará la apertura de las economías lograda con la reducción de aranceles en s últimos 40 años. Para evitar este riesgo será necesaria la creación de un organismo a nivel internacional, que regularía los “aranceles ecológicos” derivados de la emisión de CO2 por tipo de producto y pías de origen.

El factor principal de desarrollo económico ya no consiste en avanzar e la dirección de una economía de mercado pues prácticamente todos los países del orbe avanzan en la misma dirección, sino más bien en la velocidad del progreso.

Todos los países compiten por la inversión con todo los demás. La clave para atraer esa inversión reside en la existencia de condiciones regulatorias, contractuales, políticas y de infraestructura que hagan propician la inversión. Sin embargo, en le medida en que la producción y las finanzas se internacionalicen, la influencia del gobierno continuará disminuyendo y con ellos, su capacidad para decidir e imponer su voluntad.

La paradoja de todo esto es más critica, pues sólo ellos pueden concertar esfuerzos intersectoriales, elevar los niveles educativos, crear infraestructura, modernizar los marcos regulatorios, ejercer liderazgo y sumar esfuerzos empresariales, políticos y laborales. Este es, quizá el mayor reto de modernización que enfrenta nuestro país en la actualidad.

Los países industrializados apuntan hacia el envejecimiento de su población debido al aumento relativo de los estratos mayores de 65 años y a que la tasa de natalidad se mantiene en niveles bajos.

Los riesgos de esta transición se refieren a los programas de pensione que no se encuentran suficientemente fondeados, y cuya reestructuración se ha estado posponiendo.

Aun cuando en estos países haya disminuido la tasa de crecimiento, todavía enfrentarán grandes presiones por el incremento de personas en edad de entrar a la fuerza de trabajo y por la mayor demanda de servicios urbanos, de educación y de salud.

La única manera de diferenciar a unos países de otros es por medio de un valor adicional: calidad, productividad, eficiencia y capacidad de agregar un valor superior al de otras localidades.

Lo que importa entonces es la celeridad con que cada país vaya dando forma a las condiciones que permitan o impidan su desarrollo.

El tema medular de los próximos años residirá en su capacidad para atraer y retener esa inversión. El país no cuenta con una base propicia para garantizar el desarrollo a largo plazo.

Los retos que enfrenta México de acuerdo con las tendencias que se observan de cara al siglo XXI, estarán centrados en el nuevo papel que jugará el gobierno en la economía y su relación con las empresas, en el efecto que tendrá la consolidación de las empresa ante la globalización industrial y en la elevación de la productividad como mejor vehículo para manejar el bienestar.

Somos una sociedad que tiende a ser “mas abierta” e el sentido de que cada vez es mayor la participación de la sociedad y sus representantes en la vida política del país.

El cambio de la participación gubernamental en la economía consiste en que los gobiernos están dejando de ser actores económicos, para convertirse en árbitros de la vida económica.

El otro aspecto que está modificando el papel de los gobiernos es la tecnología. En particular, el uso de las computadoras y el internet favorecen la adquisición de información en cualquier parte del mudo.

La contribución empresarial a la provisión de servicios de educación de salud y de protección del ambiente adquirirá gran relevancia en México.

La inversión en educación habrá que incrementarla para no sufrir rezagos futuros en el crecimiento económico y para así lograr que la oferta sea adecuada a las necesidades del país.

México tendrá que afrontar con decisión la protección del ambiente, para lo cual habrá de incorporar los mecanismos de mercado que permitirán la selección de las alternativas más eficientes y que, a su vez, introduzcan menos distorsiones en el sistema de precios.

Lo que empezará a ocurrir en México es una profesionalización de las tareas legislativas que marcarán la pauta de las relaciones entre empresa y gobierno en las próximas décadas.

Este fin de siglo ha sido la apertura de las fronteras al comercio internacional y al movimiento de capitales. El comercio global de bienes y servicios muestra un estrecho vínculo con la amplitud internacional de los mercados financieros.

Ahora hay mayor flexibilidad para servir a los mercados globales, sea mediante la producción local o en países vecinos a los mercados relevantes o mediante la localización de las empresas en aquellos sitios donde los costos de producción son menores. Debido a la cercanía con el mercado estadounidense y que forma parte del área de libre comercio de América del Norte estos dos aspectos han sido factores importantes para atraer la inversión extranjera directa.

Los diferenciales de remuneración entre mercados (aunados a los niveles de vida que ofrezcan cada nación, como seguridad personal, difusión cultural, excelencia de la educación e todos sus niveles, salud pública, etc.) serán cada vez más decisivos para atraer el capital humano con alto grado de sofisticación.

México enfrenta dos grandes retos: invertir en la educación superior y mejorar rápidamente la seguridad personal en las ciudades grandes y medianas.

Sobre el tema de la productividad en México en la economía nacional es la incapacidad de nuestro aparato productivo para mantener tasa altas de crecimiento en las décadas recientes.

Destacan el desarrollo limitado del sector financiero, la inversión insuficiente en infraestructura y las distorsiones en el mercado de trabajo, estas últimas, debidamente al rápido crecimiento del sector informal a partir de la crisis de 1982.

Se requiere una segunda generación de reformas para eliminar las trabas que todavía existen.

Estas reformas consisten en acciones profunda en frentes diverso, tales como la educación, la infraestructura, la seguridad pública, la apertura externa de los mercados, el avance hacia un Estado de derecho y la modernización de una infinidad de legislaciones y regulaciones obsoletas.

En función de esas reformas es posible plantear tres escenarios:

Escenario de resolución: en el área económica la mayor apertura externa de los mercados y la desregulación abren espacios para la consolidación de una economía de mercado.

En el área política se avanza mediante la transparencia de los procesos de toma de decisiones en las tres esferas de la organización del estado: ejecutivo, legislativo y judicial.

En el área social se toman las medidas adecuadas para incrementar la inversión en capital humano, en un incremento de la productividad laboral.

Escenario de avance parcial: en el área política y social se retrasan y limitan las reformas económicas.

Escenario de incertidumbre: se suceden propuestas de política económica utópicas, soluciones mágicas que no atienden a la preservación de aspectos esenciales, como la generación de ahorro y la promoción de la inversión. Es un escenario de creciente incertidumbre, cuyo principal resultado serían un deterioro persistentes del nivel de vida de la población.

Este análisis muestra que el país enfrenta una disyuntiva muy clara: o consolida su proceso de apertura y modernización o perpetuará un proceso de intentos fallidos cada vez más costosos en términos sociales y políticos y tendrá que sostener una estructura regulatoria, económica y productiva que no es viable.

Consolidar la apertura y modernización del país iniciada en los ochentas implicará acelerar el proceso de integración económica.

Por lo que se refiere ala desarrollo del sector financiero, ya están dadas las bases para que se obtengan importantes avances que lo fortalecerán en las próximas décadas:

Mejorar la supervisión bancaria, en particular, haciendo transparente la exposición al riesgo de las instituciones y estableciendo en concordancia sus reservas correspondientes.

Crear incentivos para una mayor capitalización bancaria.

Consolidar las instituciones bancarias mediante fusiones y adquisiciones.

Mantener la supervisión bancaria y los principales contables que rigen las operaciones financieras en estándares idénticos o supervisores a los que establecen las normas internaciones.

Modernizar el marco legal de las operaciones bancarias, de modo que proteja con eficacia los intereses de acreedores y deudores.

En cuanto al impulso de la inversión en infraestructura, varios cursos de acción son posibles.

Diseñar incentivos para promover la inversión privada en infraestructura.

Establecer proyectos que atraigan el financiamiento internacional de obras de infraestructura.

Mejorar la calidad de la inversión pública en infraestructura.

En relación con las distorsiones del mercado laboral, el reto fundamental es reducir la carga del sector informal sobre la economía formal y para esté propósito serian posibles las siguientes vías:

Impulsar la educación técnica y superior para continuar mejorando el capital humano.

Crear un sistema de incentivos para la incorporación de los informales al sector formal.

Dotar de mayor flexibilidad al mercado del trabajo.

El éxito del país no está asegurado, los retos que enfrentamos son enormes, pero también nuestras capacidades y ventajas competitivas los son. El entorno internacional es cambiante y la posibilidad de afectarlo será mínima, en consecuencia, nuestra capacidad para producir bienes y servicios aceptables para los consumidores, tanto en calidad como en precio, y poder competir y ser exitosos en un mundo tan cambiante dependerá íntegramente de las acciones que tomemos en los próximos años.