Economía de EEUU (Estados Unidos)

Norteamérica. Ubicación geográfica. Antecedentes hitóricos. Producción nacional. Comercio exterior. Importación y exportación. Empresas multinacionales

  • Enviado por: Belen
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Fundamentos en Gerencia de Proyectos
Fundamentos en Gerencia de Proyectos
La guía completa para administrar proyectos de cualquier tipo, usando las mejores prácticas y...
Ver más información

Cómo calcular los costes y precio de venta (pvp) de un producto
Cómo calcular los costes y precio de venta (pvp) de un producto
Aprende a calcular el precio de venta de tus productos para cubrir costes, ser competitivo y maximizar tus beneficios....
Ver más información

publicidad

“La economía de los Estados Unidos de América”

PRESENTACION

Ubicación geográfica

Limitada al norte por Canadá, al este por el océano atlántico, al sur por el Golfo de México y la Republica de México y al oeste por el océano Pacífico. Se extiende desde los 26º a los 49º de latitud norte y desde los 67º hasta los 124º 40' de longitud oeste de Greenwich.

Organización político-administrativa

Es una federación de 50 estados y un distrito federal con una extensión total cercana a los diez millones de kilómetros cuadrados. Estos estados se distribuyen casi totalmente en el continente de América del Norte, salvo Hawaii, que geográficamente hablando se encuentra en Oceanía.

La ciudad de Washington, en el Distrito de Columbia, es la sede del gobierno federal.

Puerto Rico es un estado libre asociado a los Estados Unidos. Algo semejante les pasa a las Islas Marianas del Norte. Guam, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Samoa Estadounidense son dependencias de los Estados Unidos.

Gobierno y política
Es un país democrático, representativo y federal gobernado por un presidente electo para un período de 4 años. El país está integrado por 50 estados autónomos en su régimen interno. Los principales partidos políticos son el Partido Republicano y el Partido Demócrata, por lo que algunos consideran el sistema de este país como una democracia bipartidista.

Historia de su economía
(desde el período colonial hasta principios de la década de los 90')

Para comprender de mejor manera la actual economía Norteamérica es conveniente realizar una reseña histórica desde el ámbito económico.
En el siglo XVII, muchas colonias fueron fundadas principalmente como una aventura comercial. Los ingleses formaron compañías de alquileres, usualmente mercaderes y adinerados dueños de tierras que esperaban aumentar las ganancias económicas personales. Adicionalmente, la industria pesquera era el recurso primario en Massachussets; ciertas casas producían velas y jabones, comida en reserva, cerveza y hacer ropa. En Carolina del Norte y Sur y Virginia todo tipo de joyería era importada a cambio de tabaco, arroz, etc.
Durante el siglo XVIII, la economía se fortaleció. Las nuevas colonias Inglesas producían grandes cantidades de barcos. Y las plantaciones de tabaco junto con el arroz e índigo eran una actividad económica de vital importancia.
En 1778 tras la independencia el período colonial fue dejado atrás, dando lugar así a los Estados Unidos de América. La creación de este nuevo estado dio lugar a la Constitución Norteamericana, en la cual se establecerían algunas cuestiones económicas ( entre ellas que la nación entera era unificada como un mercado común, no había tarifas o impuestos* en el comercio entre estados y además la Constitución aseguraba que el gobierno federal podía regular el valor de la moneda; arreglar los estándares en medidas y peso; condicionaban los reglamentos de patentes y marcas.)
Sus actividades económicas todavía giraban principalmente alrededor de las materias primas, con paulatinas mejoras.
En 1835, Estados Unidos comenzó a atravesar una “crisis”, conocida como “pánico comercial”(principalmente debido a que tras la Asunción de Jackson como presidente se prefirió poner los depósitos del gobierno de Estados Unidos en los bancos del Estado controlados por sus aliados políticos); la misma duro hasta 1937, año que en el que entonces el comercio se había paralizado. No obstante este fenómeno no detuvo el crecimiento económico que experimentó Norteamérica durante el siglo XIX.
Estados Unidos se vio seriamente afectado por la Revolución Industrial. Este importante suceso, que realizo profundos cambios en el país, junto con una combinación de inversiones extranjeras, innovaciones, el descubrimiento de oro en 1849 y un mayor compromiso por la salud pública y privada además del desarrollo de un sistema de escala larga de ferrocarriles, dieron por sentada la base para la industrialización que siguió en los años próximos.
Para 1860 la producción de ropa de algodón era la industria más importante, y la manufactura de calzados y maquinarias también se expandían. La población nacional crecía también. La parte sur se mantenía rural y dependiente de la del norte. Los intereses económicos del sur incluían la esclavitud.
Durante mediados del Siglo XVIII y principios del siglo XIX, la nación fue la cuna de notables personajes cuyos inventos* y eventos cambiarían al mundo y que serían de gran importancia para el funcionamiento del país.
Tradicionalmente, el gobierno no se envolvía en las actividades comerciales del sector privado; exceptuando el área de transportación. Esta actitud empezó a cambiar cuando, durante el siglo XIX, negocios pequeños, granjas y movimientos laborales comenzaron a pedir la ayuda e intervención del gobierno. Se había desarrollado una clase media. Esta gente favoreció al gobierno para que se envolviera activamente para así asegurar la libre competencia.
El envolvimiento del gobierno en el área económica creció más significativamente en los años de 1930, como resultado de la legislación del Nuevo Trato (New Deal*). Esta extendía la autoridad federal a todos los campos, notablemente en el bancario, agricultura, seguridad social y bienestar público. Junto con este desarrollo vinieron modernos sistemas de agricultura y más fuertes y organizadas fuerzas laborales. Vino entonces la II Guerra Mundial.
Durante la II Guerra Mundial, el gobierno intervino en la economía como nunca antes. Convirtió las plantas productoras de consumo a plantas militares. Los agricultores por su parte, se encararon a tiempos difíciles.
Durante la administración de Kennedy, se mejoraron las condiciones de trabajo. Pero para finales de los 60', la prosperidad económica se vio entorpecida por una constante inflación. El embargo del petróleo árabe de 1973-1974, acrecentó rápidamente su precio. La población americana expresó su descontento, por las políticas del estado, y así el gobierno comenzó a reducir su participación. Para 1983, la economía había rebotado y los Estados Unidos entraron en uno de los períodos más largos de crecimiento económico desde la II Guerra Mundial. Aun así los agricultores continuaban con problemas.
Una ruptura del mercado de valores en el otoño de 1987 puso en duda la estabilidad de la economía.

“La nueva economía” y la burbuja financiera

Desde marzo de 1991 hasta fines de la década la economía estadounidense había crecido de manera incesante, a este fenómeno se lo conoce como la burbuja financiera. Se estima que el crecimiento económico de Estados Unidos había pasado del 2,5% en los años 70 y 80, al 4% de fines de los 90. Un 66% de esa aceleración se explicaba directamente por un rápido aumento de la productividad laboral, impulsada por los avances y las innovaciones tecnológicas (según Krugman*, sólo a partir de 1995 y de pronto, toda la inversión que se había hecho desde 1970 en tecnología de la información comenzó a dar sus frutos). En forma indirecta, había incidido además una inesperada capacidad de reducir el desempleo al nivel más bajo de los últimos treinta años sin inflación (el desempleo estimado era solo del 4,1 % para el año 1991). Las ganancias de las corporaciones crecieron significativamente durante la década. El mercado de valores mostró un verdadero auge. Y en 1998, el gobierno registró su primer superávit en 30 años, aun cuando persistía una enorme deuda.

Este período es considerado como un verdadero record para la economía de los Estados unidos. Pero, desde marzo del 2000, casi la mitad de esas superganancias de capital del sector de la alta tecnología se evaporaron por completo. La demanda por parte de los consumidores también cayó mucho.
En 1997, el défici*t comercial de Estados Unidos era de 110.000 millones de dólares. Para 2001, llegaba a la asombrosa cifra de 450.000 millones de dólares, aproximadamente un 4,5% del PBI .Para cubrir el inmenso déficit comercial actual, ese país debería atraer todos los días un flujo neto de 1300 millones de dólares de fondos extranjeros.

Funcionamiento de la economía de los EE.UU.
En la actualidad hay diferentes puntos de vista acerca del sistema económico sobre el que se basa América del Norte, aunque nadie tiene dudas de que el estado ha adoptado fundamentalmente un sistema capitalista*.
Pese a esta diversificación de ideas tenues es cierto que los principios `economía de mercado*', `sistema de mercado libre`, y `libre empresa*', son fundamentales dentro de la economía norteamericana.
El sistema estadounidense de libre empresa hace hincapié en la propiedad privada. Aunque esto no quiere decir que el gobierno no haya tenido, ni tenga un papel importante en la economía de EEUU. (En la actualidad existen diversos debates acerca de las tareas que deben estar a cargo del gobierno).Algunas de las responsabilidades primordiales que el mismo tiene son: la administración de justicia, la educación (, el sistema de carreteras, la seguridad y la defensa nacional. Asimismo, el gobierno interviene a menudo en la economía para corregir situaciones en las que el sistema parece no funcionar.
El gobierno federal procura dirigir el ritmo general de la actividad económica, fundamentalmente a través de la política fiscal (gasto público e impuestos*). Estados unidos se “autodenomina”, como un país liberalista*, ahora bien esto supononemos es relativo, ya que esta determinado por su conveniencia. Es decir, estos aranceles* subirán o bajaran de acuerdo a las conveniencias de dicho país, por lo que pensamos que acá se desarrollaría una economía proteccionista también. La política monetaria (oferta de dinero y crédito). Los objetivos que suelen enunciarse son el crecimiento constante y sostenido, altos niveles de empleo y estabilidad de precios. La política monetaria ha adquirido una importancia creciente en los últimos tiempos. La Reserva Federal (el Banco Central estadounidense) controla, con un alto grado de independencia, la oferta de dinero, básicamente mediante el ajuste de las tasas de interés.
El gobierno también regula varios aspectos de las operaciones de negocios y las corporaciones. La regulación de tipo económico tiene como objetivo fundamental controlar los precios y, en términos teóricos, ha sido ideada para proteger a los consumidores y a las pequeñas compañías, frente a las empresas más poderosas, cuando las condiciones de mercado no son plenamente competitivas. La regulación social, por otro lado, plantea objetivos que no son de carácter económico, tales como la seguridad en los lugares de trabajo o un medioambiente más limpio y saludable, procurando alentar los comportamientos considerados socialmente deseables y desalentar los inconvenientes o destructivos.
El gobierno federal también presta servicios directos y otorga asistencia directa. A la Seguridad Social, financiada por impuestos pagados por empleadores y empleados, le corresponde la mayor parte del ingreso para jubilaciones. El programa Medicare cubre una significativa proporción de los costos médicos de los ancianos. Estos programas y varios otros tienen su origen en el `New Deal'´ de Franklin D. Roosevelt, presidente entre 1933 y 1945. Éste planteó la idea de que la pobreza suele darse por causas sociales y económicas, y no por las deficiencias de la moral personal.

Producción nacional
Estados Unidos tiene la más poderosa, diversa y avanzada en tecnología economía del mundo, con un PIB per cápita de $27,500, el mayor de las naciones avanzadas. En su economía orientada al mercado, la iniciativa individual y las firmas comerciales toman muchas de las decisiones y las compras del gobierno, tanto de servicios como de productos se hacen en el mercado libre. Las firmas comerciales americanas disfrutan de una considerable mayor flexibilidad que sus análogas de la Europa Occidental y del Japón a la hora de decidir aumentos del capital, despido de empleados y desarrollo de nuevos productos. Al mismo tiempo, encuentran mayores dificultades en entrar en los mercados de sus competidores nacionales, que las que encuentran para entrar en los mercados americanos, sus competidores extranjeros. En todos los aspectos económicos, las empresas americanas o son las primeras o son de las primeras en lo que se refiere a la tecnología, especialmente en ordenadores, equipos médicos y técnicas aeroespaciales, aunque esta ventaja se ha ido acortando desde la Segunda guerra Mundial. El avance en tecnología sobrepasa con largueza el gradual desarrollo del 'mercado laboral de dos niveles', en el cual los del nivel inferior carecen de la educación y de la formación profesional de los del nivel superior y cada vez más, no consiguen aumentos salariales, seguridad social y otros beneficios.
Las actividades económicas del sector primario contribuyen en un 2% al producto interior bruto.

  • Sector primario: Las actividades económicas primarias norteamericanas son las menores en relación al PBI, tan sólo del 2%; no obstante, es el principal productor mundial de algunos artículos. La producción no sólo abastece las necesidades interiores, sino que también es el principal exportador mundial al año de una serie de productos agrícolas. Además de las actividades agropecuarias (las industrias agrícolas son los principales productores del país de maíz, trigo, azúcar, y tabaco, entre otros productores), y ganaderas son importantes la minería, la pesca y la selvicultura (cultivo de los bosques o montes).

  • Sector secundario: Estados Unidos es el principal país industrial del mundo. El sector supone el 25% del PIB anual y emplea a un 23% de la población activa de la nación. A mediados de la década de 1990, el valor neto de las manufacturas (es decir, el precio de los productos acabados menos el costo de las materias primas utilizadas en su fabricación) fue de unos 1,6 billones de dólares al año. Aunque el sector continúa siendo un componente clave en la economía estadounidense, desde finales de la década de 1970 ha disminuido su importancia relativa.

  • Sector terciario: es el sector más importante de la economía de los Estados Unidos esta abarca desde el comercio mayorista y minorista hasta banca, función pública y transporte. Representan el 73% del PBI y también tiene el mayor porcentaje en cuanto al empleamiento de la mano de obra.

Comercio exterior
Estados Unidos es el principal país comercial del mundo, con un volumen en 2001 de más de 1,44 billones de dólares; en ese mismo año las exportaciones ascendían a 666.003 millones de dólares; y las importaciones a 1.180.074 millones.
Los productos no agrícolas suponen el fuerte de las exportaciones, normalmente, son de alrededor del 90% del valor anual de las exportaciones mientras que los agrícolas suman el 10% restante. Los equipos de maquinaria y transporte son los principales productos exportados: suponen en conjunto más del 40% del valor de todas las exportaciones. Otros artículos exportados de importancia son bienes manufacturados, como tejidos, hierro y acero; los alimentos procesados, materias sin transformar como algodón, soja y minerales de metal, productos químicos, combustibles minerales y lubricantes.
Canadá y Japón son los socios comerciales más importantes del país: absorben el 32% del total anual de las exportaciones estadounidenses y son el punto de origen del 37% de las importaciones. Otros socios comerciales importantes son México, Alemania, China, Gran Bretaña y Corea del Sur.

Índice de importaciones e importaciones

'Economía de {EEUU}'

Poder de las empresas multinacionales norteamericanas

Un estudio reciente llevado a cabo por el "Financial Times" sobre las compañías más grandes del mundo según su capitalización del mercado, revela que de entre las 500 compañías más grandes del mundo, 244 son de EEUU, 46 de Japón y 23 de Alemania. Aun considerando toda Europa junta, sólo 173 son europeas, muy por debajo de EEUU.


Dado que las multinacionales controlan el comercio, los préstamos y las inversiones, es principalmente EEUU quien ha emergido como potencia dominante abrumadora. Dado que las compañías más grandes son la fuerza principal en la compra de las compañías más pequeñas, a través de fusiones y adquisiciones, podemos esperar que las multinacionales de EEUU desempeñaran un papel importante en el proceso de concentración y de centralización del capital. Estudios recientes demuestran que las corporaciones multinacionales todavía están bajo el control de sus jefaturas tanto en EEUU, como en Europa y Japón. Más del 80% de las decisiones sobre tecnología e inversión son tomadas por la " casa matriz" imperial, refutando la pretensión de los teóricos de la globalización de que las corporaciones multinacionales no tienen "nacionalidad".

La participación de EEUU en los beneficios mundiales ha pasado de 36% en 1990 a 43% en 1998. El poder financiero se concentra aún más: de los 13 de los bancos de inversiones más grandes, 11 pertenecen y son dirigidos por EEUU, dándole un papel clave en la ordenación y en el ser beneficiarios de las mega-fusiones.

Las llamadas "instituciones financieras internacionales” (IFI) como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), solo lo son ( en teoría, puesto que son controladas por EEUU y en un menor grado por los Estados Europeos.

El poder de los votos en des estas instituciones financieras se basa en la contribución financiera, y da a EEUU el poder de vetar o de imponer determinadas condiciones en los préstamos, lo que fuerza a quienes los reciben a privatizar, a desregular sus economías y a eliminar las barreras comerciales.

La estructura interna de las instituciones financieras internacionales se compone de una junta de directores que son delegados designados por el Tesoro de EEUU y los ministerios financieros europeos. Estos delegados designados siguen la política dictada por el Estado imperialista, que a su vez trabaja muy de cerca con Wall Street, la Bolsa de Londres, etc. En otras palabras, el carácter multilateral o internacional de estas instituciones financieras es una fachada que disimula el verdadero poder ejercido por los Estados imperiales en favor de sus multinacionales. El FMI, el BM y el BID no son poderes internacionales; son más bien extensiones financieras del Estado imperialista.

Glosario

* Capitalismo: El capitalismo es un sistema socio-económico caracterizado por la propiedad privada de los medios de producción y la libre concurrencia de los factores productivos (tierra, capital y trabajo) en el mercado sometidos al juego de la oferta y la demanda.

* Déficit: Una cantidad, normalmente expresada en términos monetarios, que expresa que una suma es inferior a otra. Se habla de déficit cuando los pagos superan a los ingresos y el balance, en consecuencia, es negativo. El déficit fiscal indica la misma idea, aplicada en este caso a la diferencia entre ingresos y egresos públicos. Las políticas fiscales keynesianas insistieron en que el déficit fiscal eran necesarios para aumentar la demanda agregada en tiempos de recesión, ya que los gastos del Estado se añadían a la demanda de los particulares produciendo un efecto reactivador sobre la economía. Las concepciones monetaristas actuales destacan, en cambio, que los déficit fiscales son el principal motor de la inflación.

*Economía de mercado: Llamada también economía de libre mercado -o, simplemente, economía libre- es la que se desenvuelve a través de empresas privadas sin el control directo de parte del gobierno. En ella los principales procesos y operaciones económicos son llevados a cabo por particulares, ya sean estos consumidores o empresas, y la interferencia gubernamental es mínima o -al menos- está claramente delimitada a través del marco jurídico vigente.

* Impuesto: Carga obligatoria que los individuos y empresas entregan al Estado para contribuir a sus ingresos. Sin los impuestos, que históricamente han tomado muy diversas formas, no podría concebirse la existencia del Estado pues éste, como entidad jurídicamente independiente de las personas privadas, no tendría recursos para realizar sus funciones: defensa, prestación de servicios, pago de funcionarios, etc. Los impuestos constituyen por ello el grueso de los ingresos públicos y la principal base para sus gastos.
En las sociedades modernas los impuestos se clasifican en dos grandes categorías: impuestos directos e impuestos indirectos. Los primeros recaen directamente sobre el contribuyente, en tanto persona natural o jurídica, e incluyen los impuestos sobre la renta, los que se cobran a las sucesiones y herencias, los impuestos al enriquecimiento, y también las cantidades que se pagan al fisco por la realización de diversos trámites personales, como la obtención de documentos de identidad, licencias, pago de derechos, etc. Los impuestos indirectos son los que se cargan sobre las mercancías o las transacciones que se realizan con ellas: así sucede en el caso de los impuestos a las ventas, al valor agregado (IVA) o añadido, cuando se pagan aranceles para importar bienes, etc.

* Inventos:

  • 1859 - Descubrimiento de Petróleo en Pennsylvania

  • 1868 - La máquina de escribir de GL Scholes está lista para la producción

  • 1876 - Alexander Bells envía el primer mensaje telefónicamente.

  • 1877 - ThomasEdison - Fonógrafo

  • 1882 - La Planta Eléctrica de Edison empieza a funcionar en Nueva York.

  • 1903 - Los Hermanos Wright completan el vuelo en avión.

  • 1913-La producción en masas, inspirada por Henry Ford.

    * Liberalismo: conjunto de idea que favorecen el máximo de libertad en el orden económico, sin mas intervenciones del estado que las consideras como imprescindibles. Las bases de su actuación arrancan del derecho natural resumido en los conceptos de libertad personal, propiedad privada, iniciativa y control de la producción y del mercado.

* Libre empresa: Término que se utiliza para designar una economía cuando en ésta existen escasas o nulas restricciones o controles gubernamentales a los intercambios entre individuos y empresas. Un sistema de libre mercado implica por lo tanto que las firmas actúan libremente, buscando maximizar sus beneficios, sin que la planificación estatal o los controles de precios les impidan tomar las decisiones que más les convienen. Del mismo modo, el libre mercado significa que el consumidor es libre para escoger los bienes y servicios que ha de comprar, sin restricciones a su movilidad ni limitaciones jurídicas o políticas.

* New Deal: En castellano "nuevo trato", programa de reformas económicas introducido por F.D. Roosevelt en los Estados Unidos en 1933 para hacer frente a la severa depresión de la época. El New Deal se propuso establecer un sistema de seguridad social federal para los millones de pobres y desempleados que existían en ese momento, así como revitalizar la agricultura y la industria, que se hallaban en medio de una profunda recesión. En la práctica este cambio de rumbo significó que el Estado adquirió un papel en la economía que no había tenido jamás en los Estados Unidos y la creación de lo que luego se pasó a denominar Welfare State (Estado de Bienestar).
Los problemas creados por esta expansión del sector público se expresaron con claridad sólo muchos años más tarde. Fue en la década de los setenta que los presupuestos fiscales deficitarios crearon una fuerte inflación y que se percibió la incapacidad de muchos programas sociales para lograr los objetivos propuestos, en especial el de la eliminación de la pobreza. De allí surgió la llamada "revolución conservadora" de la década de los ochenta, bajo la administración del presidente Ronald Reagan, que impuso un decisivo viraje hacia una economía de libre mercado. (V. ESTADO DE BIENESTAR; NEOLIBERALISMO; SEGURIDAD SOCIAL).

*Paul Krugman (1953-): Este economista americano ha alcanzado recientemente un gran prestigio en todo el mundo. Doctorado por el MIT en 1977, ha sido profesor en Yale, Stanford, MIT y Princeton. Ha sido asesor económico del Presidente de los EEUU. En 1991 recibió la medalla John Bates Clark que concede cada dos años la American conomic Association a un economista menor de 40 años.