Economía andaluza

Agua. Suelo. Recursos humanos. Desempleo. Población. Renta regional. Agricultura. Ganadería. Pesca. Minería y energía. Industria y construcción. Servicios. Turismo. UE (Unión Europea)

  • Enviado por: EL BUJIA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

1. EL MARCO NATURAL

  La escasez de agua y la pobreza del suelo son las principales limitaciones naturales de la economía andaluza. Pese a la aridez climatológica, existen  2  parques nacionales y 24 naturales de alto valor ecológico y paisajístico.  

   Por los recursos naturales que aporta y por su atractivo turístico, el mantenimiento del medio ambiente es fundamental para la región. La contaminación de residuos industriales y urbanos es considerable, sobre todo en Huelva, Sevilla y el Campo de Gibraltar, siendo indispensable el ahorro energético en la industria (energías renovables)  y en el consumo (transporte público, reciclado de residuos, etc.).

   Andalucía presenta fuertes desequilibrios territoriales que se manifiestan en tres zonas con niveles de actividad económica, de población y de renta bien definidas:

 a)  La más dinámica, situada en la franja litoral y en las grandes aglomeraciones urbanas. Cuenta con las mejores conexiones internas y externas, localizándose aquí los 26 mayores núcleos urbanos de Andalucía. Ocupando el 6% del territorio, concentran casi la mitad de la población y generan el 70 % de la renta regional. 

b) Las áreas intermedias, de base productiva rural y urbana. Su estructura económica está diversificada, aunque tienen su pilar fundamental en la agricultura. Ocupan el 40 % de la superficie andaluza y soporta el 39 % de su población. Básicamente se localizan en las vegas y campiñas del Guadalquivir y en las hoyas del surco intrabético (Antequera, Guadix,...). La base agrícola permite una industria alimentaria ligada a la fabricación de aceite, azúcar y productos vitivinícolas.

c) Las áreas rurales de montaña y algunas comarcas interiores. Ocupan la mitad de la superficie regional, asentándose en ellas el 12 % de la población. Por su carácter árido o abrupto, este terreno es poco apto para su explotación agrícola, predominando el modelo tradicional de agricultura extensiva (monocultivo olivarero). Estas  zonas pobres albergan un importante patrimonio natural, lo que ofrece la posibilidad de generar renta y empleo a través de empresas de bienes y servicios medioambientales y del turismo rural y naturalista.

La renta regional se produce y distribuye según determinadas pautas espaciales, funcionales y sectoriales, existiendo una elevada concentración en las comarcas del litoral y en las capitales de provincia, así como en el sector servicios, en detrimento del industrial. Por sus bajos niveles de renta, la capacidad de ahorro de los andaluces es la mitad que la del promedio de todos los españoles

2. RECURSOS HUMANOS Y EL DESEMPLEO

Andalucía es la primera comunidad autónoma española en cuanto a su población, que a 1 de enero de en 2008, se sitúa en 8.202.220 habitantes.

Esta población se concentra, sobre todo, en las capitales provinciales y en las áreas costeras, por lo que el nivel de urbanización de Andalucía es bastante alto; la mitad de la población andaluza se concentra en las veintiocho ciudades de más de cincuenta mil habitantes.

La población esta envejecida, aunque el proceso de inmigración está alterando favorablemente la inversión de la pirámide de población.

EVOLUCION DE LA POBLACION ENANDALUCIA

1787

1842

1860

1887

1900

1910

1920

1930

1.850.157 (personas)

2.300.020p

2.965.508p

3.380.846p

3.544.769p

3.800.299p

4.221.686p

4.627.148p

1940

1950

1960

1970

1981

1991

2001

2008

5.255.120p

5.647.244p

5.940.047p

5.991.076p

6.440.985p

6.940.522p

7.357.558p

8.202.220p

(Instituto andaluz de estadística)

DESEMPLEO

En septiembre de 2007 había en Andalucía 464.000 desempleados, lo que supone una tasa de paro del 12,6%, más de 4 puntos superior a los promedios nacional y eurocomunitarios.

Aunque durante el mes de enero de 2009 el incremento del paro se concentró principalmente en el sector de los servicios, con 9.777 desempleados más (3,75%) por el fin de la temporada navideña; y el colectivo sin empleo anterior, con 2.134 personas más (2,74%). Les siguen la agricultura (1,27%) y la industria (0,43%). Por el contrario, la construcción registró un considerable descenso, con 2.847 parados menos (-4,25%). En términos interanuales, el desempleo subió en la agricultura (29,50%), el sector sin empleo anterior (24,73%), los servicios (3,70%) y la industria (2,72%), mientras que bajó en la construcción (-3,83%).

El paro bajó el pasado mes en Andalucía en el colectivo masculino (-0,30 %) y subió en las mujeres (3,59 %), mientras que en España se registró un incremento del 1,49 y 4,47 por ciento, respectivamente. En cifras interanuales, el desempleo se incrementó en la comunidad autónoma un 2,45 por ciento en los hombres y un 9,60 por ciento en las mujeres. Por grupos de edad, el paro ascendió en la comunidad andaluza un 3,07 %en los menores de 25 años y un 1,81 %en los mayores de 25; mientras que en comparación interanual creció tanto en los menores de 25 años, con un 19,98 %, como en los mayores, un 4,56 %.

Durante el mes de enero, el paro subió en todas las provincias andaluzas encabezadas por Jaén (3,45 %), seguida de Málaga (3,09 %), Cádiz (2,09 por ciento), Sevilla (2,04 %), Córdoba (1,59 %), Almería (1,21 %), Granada (0,83 %) y Huelva (0,02 %). En cuanto al incremento del desempleo en los últimos doce meses, el principal incremento se produjo en Almería (18,98 por ciento), seguida de Málaga (12,40 %), Jaén (9,37 %), Cádiz (8,69%), Huelva (3,20%), Córdoba (2,92 %), Sevilla (2,42 %) y Granada (2,08 %).

3. LA RENTA REGIONAL

Como es sabido, la distribución funcional indica la parte del total de la renta que es apropiada por cada uno de los agentes que intervienen en su generación, trabajadores por cuenta ajena, trabajadores autónomos y profesionales, empresarios, inversores de capital y sector público. En su análisis, distinguiremos la distribución funcional a nivel regional y, más adelante, a nivel provincial.

3.1. Distribución funcional de la renta regional.

El Cuadro 18.2 refleja que la distribución funcional de la renta en Andalucía ha evolucionado globalmente de una forma similar a como lo ha hecho en el conjunto del Estado, aunque con algunas diferencias significativas en ciertos destinos de la renta.

Desde finales de los años setenta se produce un notable descenso en la participación de las rentas del trabajo, que pasaron de representar un 66,29% de la R.I.N. andaluza en 1.979 a un 57,80% en 1.987, siendo esta disminución algo mayor que la observada por las rentas del trabajo en el total de la renta interior neta española (que en los mismos años redujeron su peso relativo del 64,34% al 57,75%), cuando hasta esa fecha había experimentado un notable incremento.

Esa evolución en las rentas del trabajo se corresponde con la trayectoria seguida por las rentas mixtas y del capital durante los años de crisis económica. Con su inicio se produce una caída en los excedentes empresariales que se manifiesta en la disminución de las rentas de capital, que pasaron de suponer el 12,97% de la RIN de Andalucía en 1.971 a un 8,73% en 1.979; así como una importante disminución en las rentas mixtas, que pasaron de representar el 29,85% al 22,66% de la RIN andaluza en dicho intervalo.

En esta etapa, el desempleo aún no alcanzó los niveles tan elevados de los años de la década siguiente, lo que posibilitó que las rentas del trabajo mantuvieran una dinámica ascendente en su participación sobre el total de las rentas generadas en Andalucía.

La aceleración del desempleo operada desde los primeros años ochenta cambió esta tendencia, de forma que las rentas del trabajo, a finales de la década, disminuyeron su índice relativo de participación incluso por debajo del nivel anterior a la crisis económica de los setenta (es el caso de Granada). El aumento del desempleo podría explicar también la mayor participación relativa de las rentas mixtas, en la medida en que los trabajadores asalariados que se encuentran sin trabajo pasen a convertirse en empresarios, trabajadores autónomos o en profesionales independientes.

Es preciso destacar que las distintas componentes de las rentas del capital han seguido en Andalucía una tendencia significativamente distinta a la del nivel estatal. Sin embargo, como puede comprobarse, en 1.971 los beneficios retenidos y los intereses y dividendos suponían prácticamente la misma proporción en el conjunto de las rentas de capital, mientras que en 1.987 esta relación se había modificado sustancialmente debido, por un lado, a que la parte de renta destinada a intereses y dividendos había recuperado las cotas de años anteriores a la crisis, mientras que, por otro lado, los beneficios retenidos continuaron un significativo e ininterrumpido descenso; y esto se produce de forma mucho más acusada en Andalucía que en España. De ahí podría deducirse que, en términos generales, existe una menor capacidad de autofinanciación de la economía andaluza y que se ha deteriorado posiblemente el grado de endeudamiento de las empresas.

Es igualmente significativa la evolución de las rentas regionales si se considera la proporción que representan respecto al total de la Renta Interior Neta española tal y como se recoge en el Cuadro 18.3.

Destaca sobremanera el alto porcentaje de las rentas correspondientes al sector primario, tanto referidas al trabajo en la agricultura y pesca como a los beneficios de las empresas y trabajadores autónomos agrícolas.

Las rentas del trabajo agrícola en Andalucía representaron el 36,98% del total nacional de este concepto en 1.971, proporción que sólo baja de forma muy reducida en 1.987, cuando alcanza a ser del 34,81% y habiendo alcanzado un 40,39% en 1.983. La otra componente de las rentas del trabajo ligadas al sector primario es la correspondiente al sector pesquero, en la que Andalucía también representa una participación destacada en el contexto estatal, si bien la importancia de este sector en el conjunto de la actividad económica es más bien reducido.

4. SECTORES PRODUCTIVOS

EL SECTOR PRIMARIO.

Concepto: el sector primario esta formado por los trabajadores que obtienen materias primas directamente de la naturaleza. La materia prima es cualquier cosa que sirve para transformarse o para venderla como se obtiene. Los trabajadores de este sector son los agricultores, los ganaderos, los pescadores y los mineros.

El 24% de los trabajadores que hay en Andalucía trabajan en este sector, por lo que es muy importante para la economía andaluza.

-AGRICULTURA

Importancia de la agricultura en Andalucía. Porcentaje de trabajadores y de producción que representa.

La agricultura es una actividad en la que se obtienen productos vegetales al cultivar la tierra. Andalucía es la primera región agrícola de España gracias a su clima favorable y a que sus tierras son muy fértiles, es decir, producen buenos vegetales.

Como es sabido, las plantas necesitan agua para crecer; es por eso que existen dos tipos de cultivo, según les baste con el agua de lluvia o necesiten regarse:

-Los cultivos de secanono necesitan riego artificial, sino que les basta con el agua de lluvia. Son los que más predominan en las llanuras interiores, en donde se cultiva el olivo, la vid y los cereales, como el trigo y la cebada; también se cultiva el girasol y árboles frutales como el almendro y el naranjo.

-Los cultivos de regadíonecesitan regarse artificialmente; los tipos más utilizados de riego artificial y por tanto los más conocidos son el goteo y riego por aspersión. Se extienden por las vegas de los principales ríos y por las costas de Almería, Granada y este de Málaga. Los Cultivos de regadío más importantes son el arroz, la remolacha azucarera, el algodón, los frutales y las hortalizas, como los pimientos y los tomates. Gracias a los invernaderos en las costas de Almería, Granada y Málaga se pueden obtener varias cosechas al año.

Los productos agrícolas significan más del 50% de la producción final agraria, representando en la Unión Europea algo más del 12%, destacando la producción hortofrutícola, el viñedo, el olivar y el cereal.

Características de la agricultura andaluza.

Tamaño de las explotaciones.

Latifundio: (+ de 500 fanegas) es la explotación agraria que tiene una gran extensión, lo cual obliga en la mayor parte de los casos a contratar trabajadores y al uso de sistemas de mecanización para el cultivo de sus tierras. A menudo el propietario o la empresa propietaria de la tierra no trabaja y ni siquiera vive en la propiedad.

Minifundio: (- de 10 fanegas) es la explotación agraria en la que las parcelas tienen un tamaño tan pequeño que el agricultor sólo consigue producir una cosecha para su propio consumo. En muchas ocasiones debe completar sus ingresos con un trabajo fuera de su explotación.

Superficies de cultivo y Principales cultivos en Andalucía

De entre estos grupos de cultivos destaca el Olivar con un 36,80% del total de las tierras cultivadas, dedicándose más del 90% de este a la aceituna para aceite, siendo por orden de importancia las provincias de Jaén y Córdoba las de mayor superficie, siguiendo las provincias de Sevilla, Granada y Málaga. En el olivar de aceituna de mesa destaca la provincia de Sevilla.

Entre los cultivos herbáceos anuales destacan los cereales, con un 25,66% del total de la superficie cultivada, entre los que el trigo ocupa la mitad de esta superficie, siguiendo la cebada con una cuarta parte y los cereales de primavera (Maíz, arroz y sorgo) con la décima parte. El resto lo ocupan otros cereales en secano como avena, triticale y algunos más con poca significación en Andalucía.

-GANADERIA

Importancia de la ganadería en Andalucía.

La ganadería consiste en criar, alimentar y cuidar animales, como las vacas, las cabras, las ovejas, los cerdos y los caballos, para obtener productos animales como carne. Cuero y leche de las vacas o lana de las ovejas. Tiene menor importancia económica en Andalucía que la agricultura; lo cual no quita que sea básica para la subsistencia económica en algunas zonas determinadas, la producción ganadera representa el 21,9 % de la producción final andaluza, mientras que la agricultura representa el 50%. El ganado se concentra en zonas poco aptas para ser cultivadas, como por ejemplo las zonas montañosas.

Tipos de ganado:

El ganado ovino (ovejas) es el más importante de todos ellos. Se cría en las provincias de Córdoba y Granada.

El ganado porcino (cerdos) se da especialmente en los encinares de Sierra Morena (Córdoba).

El ganado bovino (vacas y toros) se cría en el Valle del Guadalquivir.

El ganado equino (caballos) presenta ejemplares de fama mundial la provincia de Cádiz, más concretamente en Jerez de la Frontera.

El ganado caprino (cabras) se da por toda la región.

-LA PESCA

Importancia de la pesca en Andalucía.

La pesca es la obtención de grandes cantidades de pescado para el consumo humano. La comunidad andaluza es la segunda región pesquera de España por la gran extensión de sus costas y por sus buenos puertos y caladeros cercanos (un caladero es un lugar en el mar en donde abunden los peces que se consumen).

En el litoral de Andalucía existen múltiples y ricos caladeros que además gozan de una gran capacidad de regeneración de las especies. Sin embargo, en la actualidad, sus stocks pesqueros se hallan por debajo de sus máximos sostenibles.

Las pesquerías andaluzas aportan al empleo regional más de un 50% de lo que el sector aporta al empleo español. Sin embargo, la caída del empleo pesquero regional durante los últimos quince años, ha supuesto la reducción de casi un tercio de la significación del empleo pesquero en el conjunto del empleo andaluz. La actividad pesquera adquiere mayor relevancia en el contexto de la economía andaluza como sector “refugio” de empleo, que como sector generador de valor añadido. La productividad aparente de la pesca, pese a ser baja, en Andalucía presenta valores considerablemente más elevados que los del sector pesquero español. La actividad pesquera está poco integrada en el conjunto de la economía regional y, por tanto, tiene escasa capacidad de arrastre.

La pesca de altura: la cual se realiza lejos de nuestro litoral. Los bancos pesqueros en los que faenan la flota de gran altura andaluza, son los situados a lo largo de la costa del Continente Africano, especialmente importantes son los caladeros de Mauritania, Senegal y Angola. Con la pesca de altura se captura al atún, la merluza y el calamar. En este tipo de pesca los barcos están varios días en alta mar.

La pesca de bajura: se practica cerca de todo el litoral andaluz, capturándose boquerones, sardinas y mariscos. En la pesca de bajura los barcos, a diferencia que la pesca de altura, suelen regresar al puerto cada día.

Los principales puertos pesqueros son los de Huelva y Cádiz en el Atlántico y los de Algeciras, Málaga y Almería en el Mediterráneo.

El acuerdo con Marruecos es el más relevante para Andalucía de los firmados por la U.E. con terceros países, debido al volumen de la flota andaluza que faena en sus aguas, y a la cercanía con nuestras costas.

-MINERÍA Y ENERGÍA.

La minería es la obtención de piedras de cualquier mineral que sirva para transformarlo en metal. Los minerales se obtienen de minas que están al aire libre o en el interior de la tierra. Estos minerales son arrancados manejados por los mineros que trabajan en las minas.

Andalucía posee importantes yacimientos mineros en la Cordillera Penibética y en Sierra Morena, aunque la mayoría no se explotan en la actualidad. Destacan las minas de carbón de Peñarroya (Córdoba), las de plomo de La Carolina (Jaén) y las de cobre de Riotinto (Huelva).

La riqueza minera de Andalucía ha sido célebre desde tiempos antiguos. Se conocen explotaciones desde tiempos prerromanos en Huelva, Almería y Jaén. Esto hizo de Andalucía uno de los países más ricos de la Antigüedad. Sin embargo, desde la caída del Imperio romano hasta el siglo XIX la minería andaluza estuvo olvidada. La revitalización de la minería en el siglo XIX se hizo gracias al capital británico y francés. Los principales productos extractivos andaluces son el plomo y el cinc, que se encuentra en toda Sierra Morena y el sistema Penibético, pero que principalmente se explotan en Huelva, Jaén y Sevilla. Hay importantes reservas de hierro explotado en Granada, Huelva y Sevilla. El cobre se extrae en Huelva y Sevilla. También hay importantes minas de plata (Huelva y Sevilla) y oro (Huelva). A parte hay minas interesantes de, mercurio, volframio y estaño. El principal foco minero de Andalucía es la cabecera de los ríos Tinto y Odiel. Como foco secundario tenemos el entorno jienense de La Carolina.

Los recursos mineros no metálicos son más escasos, aunque significativos. Hay pequeñas minas de carbón en la sierra cordobesa. Son importantes las salinas de la costa almeriense y gaditana. Además hay que añadir las canteras, muy importantes en Almería, Jaén, Cádiz, Málaga y Granada.

La producción de energía eléctrica es importante, aunque Andalucía es deficitaria. La mayor parte de la electricidad se obtiene por medios termoeléctricos. La energía hidroeléctrica tiene poca presencia debido a las irregularidades de las precipitaciones. La energía eólica, aunque en aumento, está poco representada, y aún muy por debajo de sus posibilidades.

Las principales centrales termoeléctricas andaluzas se encuentran en: Almería, Carboneras (Almería), Málaga, San Roque (Cádiz), Cádiz, Los Barrios (Cádiz), Huelva y Espiel (Córdoba).

-INDUSTRIA Y CONSTRUCCION

INDUSTRIA

La menor importancia relativa de la industria en la estructura productiva andaluza se justifica por la presencia de ciertos factores que, aunque han tenido importantes transformaciones en los últimos años, caracterizan todavía un sector industrial menos desarrollado respecto a otros espacios económicos de su entorno.

La industria andaluza está desigualmente distribuida en el territorio, destacando la fuerte concentración en pocas zonas de la región y la existencia de determinados núcleos de especialización.
La mayor concentración industrial se produce en el área occidental, destacando el triángulo constituido por Sevilla, Huelva y Cádiz. En Sevilla se genera el 24,4% del valor añadido de la industria andaluza, su tejido industrial está bastante diversificado, ya que están representadas la mayor parte de las actividades industriales.

La provincia de Málaga concentra el 10,7% del valor añadido industrial de la región y el 14,6% del empleo. Lo más destacable en esta provincia es la escasa representatividad de los subsectores energéticos, extractivos, y de producción y transformación de metales, y la importante concentración de industrias perteneciente al subsector eléctrico-electrónico.

En el resto de la región la presencia de actividades industriales es considerablemente menor, aunque no se debe olvidar la existencia de un importante área industrial en Jaén, especialmente en los sectores de la automoción y alimentación y en otros como en la industria farmacéutica y la electrónica.

Especialización productiva.

La aportación de los distintos subsectores al VAB industrial y su comparación con el conjunto nacional, reflejan que la industria andaluza está menos diversificada que la española, concentrando su producción en pocas actividades y manifestando por tanto, una elevada especialización interna.

Tamaño de las empresas. La industria andaluza presenta un reducido tamaño medio, si se considera el número de ocupados por establecimiento.

En consonancia con la especialización productiva de la industria andaluza, las mayores dimensiones se dan entre las industrias más vinculadas a los recursos naturales: industrias extractivas de minerales metálicos, producción y primera transformación de metales, e industrias agroalimentarias. Sin embargo, las actividades industriales que requieren un proceso de transformación más avanzado, presentan un tamaño relativamente inferior.

Un aspecto importante a señalar es que los establecimientos de mayor dimensión pertenecen en su inmensa mayoría a empresas de capital exterior o público. Estas características de la propiedad suele tener una correspondencia con el bajo nivel de autonomía de las grandes plantas industriales andaluzas y a la preponderante vinculación productiva con el exterior, lo que caracteriza a la mayoría de los grandes establecimientos industriales andaluces como "industrias de enclave", con escasa vinculación productiva con el entorno, explotadora de recursos naturales, con escasa actividad de I+D y alejada de las decisiones estratégicas de los grupos empresariales a los que pertenecen. Por el contrario, las pequeñas empresas son eminentemente de propiedad regional.

CONSTRUCCION

En cuanto al sector de la construcción ha vivido uno de sus momentos más dulces en nuestra comunidad autónoma, causa de la fuerte inversión realizada en obras públicas y vivienda. La construcción es el sector más dinámico de la economía andaluza, cumpliendo una doble función de motor del crecimiento y de creación de condiciones favorables para que este crecimiento sea auto sostenido a través de la creación de infraestructuras básicas para el desarrollo económico.

El consumo de cemento sigue un comportamiento similar aunque se puede observar una fuerte concentración del consumo en las provincias de Málaga y Sevilla. Se puede afirmar que el incremento del consumo de cemento en España se debe principalmente al crecimiento del mismo en Andalucía.

Por lo que se refiere a las obras de infraestructura, éstas se realizaron con tres objetivos fundamentales:

Conectar Andalucía con el resto de España de forma efectiva. Esto se realiza a través de infraestructura viaria, como la autovía entre Madrid y Sevilla, ferroviaria, como la línea de alta velocidad, y aeroportuaria, como las ampliaciones de los aeropuertos de Málaga, Sevilla y, más recientemente, de Granada. Articular las comunicaciones en la región para asi favorecer un desarrollo equilibrado del que Andalucía carece hasta el momento.

Modernizar los núcleos urbanos, con las mejoras de los accesos y las rondas de circunvalación de las grandes ciudades.

Hay que destacar varios puntos negativos.

El crecimiento del sector de la construcción debido a las grandes inversiones en infraestructura no se puede considerar de carácter permanente, y no debemos caer en el engaño de esperar a grandes acontecimientos para dotar a Andalucía de los elementos necesarios para mejorar sus perspectivas de desarrollo.

Así mismo, la permanencia del sistema de peaje en una vía de comunicación de alta velocidad como es la autopista Sevilla-Cádiz no contribuye excesivamente al desarrollo económico de la provincia con mayor índice de desempleo en España.

Hemos de destacar la importancia que han tenido las ayudas concedidas por la Unión Europea a través de los Fondos Estructurales para la generación de estas obras. Podemos concentrar la inversión en el sector de la construcción

como la realizada dentro del eje de Integración y Articulación Territorial del Marco de Apoyo Comunitario, donde se realizan inversiones FEDER.

También es importante la construcción de viviendas, el gran impulso recibido por el sector viene de la mano de la construcción de viviendas en régimen libre.

-SECTOR SERVICIO

En el sector servicios trabajan las personas que proporcionan un servicio o ayuda a los demás, sin obtener o transformar productos, como los médicos, abogados, profesores, camareros, taxistas, comerciantes,... En este sector, que es el más importante en Andalucía, trabajan el 54% de los trabajadores

andaluces.

El turismo.

Es la primera comunidad española en cuanto al turismo con casi 30 millones de visitantes anuales, cuyos principales destinos dentro de la comunidad son: la Costa del Sol y Sierra Nevada. La situación de Andalucía, al sur de la Península Ibérica, hace que sea uno de los lugares más cálidos de Europa. Predomina en todo el territorio el clima mediterráneo, que aporta un gran número de horas de sol, lo cual, junto con sus playas, configura las condiciones para el desarrollo turístico de "sol y playa".

El litoral se presenta como el activo más importante desde el punto de vista turístico, aunque también es cierto que es donde su carácter intensivo provoca un mayor impacto ambiental.

Hay una elevada concentración territorial turística, el 75% del total de las pernoctaciones hoteleras de Andalucía se hacen en los municipios del litoral y, como es lógico, es aquí también donde se concentra la mayor oferta de alojamientos turísticos (más del 70% del total de oferta de alojamiento reglado).

La mayor demanda turística se concentra en el mes de agosto, con un 13,26% de las pernoctaciones de todo el año, mientras que el mes de diciembre se reciben menos turistas, un 5,36%.

Su costa está bañada por el Océano Atlántico, al oeste, donde se encuentra la Costa de la Luz (Huelva y Cádiz), y por el Mar Mediterráneo, donde la costa oriental se divide en la Costa del Sol (parte de Cádiz y Málaga), Costa Tropical (Granada y parte de Almería) y la Costa de Almería. Si bien la concesión de galardones privados como las 84 banderas azules que le concedieron en 2004 (66 playas, 18 puertos deportivos) pueden indicar un buen estado de conservación, en cuanto a su sostenibilidad, accesibilidad y calidad, otras organizaciones como Ecologistas en Accióno Greenpeacesin embargo se manifiestan en un sentido contrario.

Junto al turismo de sol y playa también se observa un fuerte crecimiento del turismo de naturaleza y de interior, así como el cultural, el monumental, el deportivo o el de congresos, además, es de valorar positivamente la utilización de recursos más variados para una mejor redistribución de la presión. Una alternativa al sol es la nieve que los turistas encuentran en la estación de esquí de Sierra Nevada.

En cuanto al turismo cultural, la comunidad cuenta con una gran riqueza patrimonial e histórica. Andalucía cuenta con monumentos como la Mezquita de Córdoba (Córdoba), la Alhambra (Granada) o la Giralda (Sevilla). También son destacables las catedrales, castillos o fortalezas, monasterios y cascos históricos de ciudades monumentales, como las declaradas Patrimonio Mundial de Úbeda y Baeza (Jaén).

Cada una de las provincias, muestran una gran variedad de estilos arquitectónicos (desde arquitectura islámica a renacentista pasando por la barroca). Otro de los atractivos culturales es el de los Lugares colombinos[141](Palos de la Frontera, La Rábida y Moguer) en Huelva, lugares especialmente ligados al primer viaje de Colón que tuvo como resultado el descubrimiento de América. En lo referente al turismo arqueológico, Andalucía cuenta con conjuntos arqueológicos de gran interés, como Itálica, ciudad romana de donde eran originarios los emperadores Trajano y Adriano, Medina Azahara, ciudad-palacio mandada construir por el califa cordobés Abderrahmán III, en los que aún siendo mucho lo visitable, la proporción de lo ya excavado respecto al total de los yacimientos es mínima.

Por otra parte, Andalucía vio nacer a grandes pintores, como Picasso (Málaga), o Murillo y Velázquez (Sevilla), circunstancia importante también desde el punto de vista turístico, pues a raíz de ella se han creado instituciones como la Fundación Picasso en Málaga o el mismo Museo Picasso, así como el Museo Casa de Murillo en Sevilla, destinadas a dar a conocer a estos artistas. Además cuenta con una oferta de museos repartidos por toda su geografía, que muestran no solo pinturas, sino además restos arqueológicos y piezas de orfebrería, cerámica, alfarería, trabajos artísticos que tratan de mostrar las tradiciones y artesanías típicas de la región.

El Consejo de Gobierno declaró Municipios Turísticos, en el año 2005, a Cazorla (Jaén), Nerja (Málaga) y Roquetas de Mar (Almería); por lo que, junto con Benalmádena (Málaga) y Ronda (Málaga), en 2008 seis municipios dentro de la Comunidad Autónoma Andaluza cuentan con este distintivo.

5. ANDALUCÍA EN LA UNIÓN EUROPEA

Tras la integración de España en el Mercado Común en 1986, Andalucía se ha visto afectada por tres circunstancias:

1. ha tenido que asumir obligatoriamente determinadas políticas comunitarias, que le afectan de forma considerable, tal es el caso de la PAC.

2. se ha visto beneficiada por la percepción de un elevado volumen de ayudas procedentes de los distintos fondos europeos.

3. está inmensa en un proceso de convergencia real de reducción de las diferencias de renta con la media de la UE.

La reducción de las diferencias y aproximación a los niveles europeos se produce en las etapas expansivas de la economía.

Para acercar nuestro nivel de vida a la media comunitaria, la economía andaluza ha de crecer más que las demás. Ello exige aprovechar mejor los recursos productivos, que, a juicio de muchos economistas, se consigue con una mayor liberalización en los mercados, tanto de trabajo como de servicios.

Instrumentos comunitarios de apoyo regional.

Uno de los objetivos primordiales de la UE s favorecer el desarrollo el desarrollo regional y reducir los desequilibrios territoriales, para lo cual desarrolla una política regional:

a) el establecimiento de diversos objetivos a los que pueden acogerse las diferentes regiones europeas según una serie de requisitos.

El OBJETIVO I es fomentar el desarrollo y el ajuste estructural de las regiones menos desarrolladas. Se califican como <<objetivo 1>> las regiones que tienen un PIB per. Capital inferior al 75% de la media de la UE, por lo que reciben la mayor parte de los fondos estructurales. Andalucía es una de las nueves regiones españolas con esa consideración.

b) El establecimiento de diferentes fondos estructurales como instrumentos presupuestarios par financiar el desarrollo regional.

Entre los fondos estructurales hay que destacar los siguientes:

  • Fondo Europeo de desarrollo Regional (FEDER)
  • Fondo social Europeo (FSE).
  • Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agraria (FEOGA-orientación).
  • Instrumento Financiero de Orientación de la Pesca (IFOP).
  • Fondo de Cohesión.

6. CONCLUSION:

Tras realizar el trabajo podemos sintetizar que respecto a otras comunidades españolas Andalucía presenta laos siguientes aspectos:

-Reducida productividad: los índices de productividad de la mayoría de los sectores de la economía andaluza son inferiores a los del conjunto nacional.

-Marcadas diferencias interregionales: las desigualdades espaciales de renta y empleo son muy acusadas.

-Bajos niveles de producción y renta per cápita: en los últimos años Andalucía viene aportando alrededor de un 14% del PIB nacional.

-Deficiente especialización sectorial: la limitada industrialización y el excesivo peso del sector primario y de los servicios que aportan menor valor añadido definen la estructura productiva de nuestra región.

-Elevado desempleo: situada más de 4 puntos por encima de la media española, Andalucía es un de las regiones de la UE con mayor índice de paro.

-Escasa dotación de capital físico y humano: a pesar de los avances experimentados, Andalucía se encuentra aun por debajo de la media española en cuanto a dotación de importaciones e infraestructuras.

FIN



ECONOMIA

ANDALUZA

FECHA: - 5/06/09