Ecología

Opinión de la Iglesia. Ejemplos. Calentamiento Global. Crecimiento demográfico. Soluciones

  • Enviado por: Caishita
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo Práctico de Catequesis sobre la Ecología.

¿Qué es la ecología?

La ecología ha sido definida como el estudio de las relaciones entre el medio ambiente y los organismos, es decir las diferentes especies de plantas y animales (incluyendo al hombre) que viven en el.

La ecología investiga la vida animal, los vegetales, los fenómenos relacionados con la radiación solar, la composición del suelo, la evaporación y las lluvias, las luchas, la reproducción y la adaptación de los animales al medio ambiente.

Opinión de Juan Pablo II sobre la “cuestión ecológica”.

“(…) la mayor conciencia de la limitación de los recursos disponibles, la necesidad de respetar la integridad y los ritmos de la naturaleza y de tenerlos en cuenta en la programación del desarrollo, en lugar de sacrificarlo a ciertas concepciones demagógicas del mismo. Es lo que hoy se llama la preocupación ecológica. (…) Ante el extendido deterioro ambiental la humanidad se da cuenta de que no se puede seguir usando los bienes de la tierra como en el pasado (…)”

Ejemplos que influyen en el deterioro ambiental:

  • La contaminación de ríos, lagos y mares.

  • La tala de bosques y selvas que traen como consecuencia la erosión y la desertificación.

  • La disminución de la capa de ozono.

  • El destino de los residuos urbanos.

  • La contaminación del aire, especialmente en las grandes ciudades.

  • La constante desaparición de especies vegetales y animales.

  • Los riesgos de la energía nuclear y la ubicación final de sus desechos.

  • El efecto de fertilizantes, pesticidas y conservantes sobre los alimentos.

Los recursos naturales son limitados y algunos de ellos no son renovables. Usarlos como si fueran inagotables pone seriamente en peligro su futura disponibilidad.

La contaminación afecta gravemente a la seguridad de la salud de la población por sus efectos tóxicos.

Otro elemento de la crisis ecológica es la aplicación indiscriminada de los adelantos científicos y tecnológicos.

Calentamiento Global

El clima siempre ha variado, el problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado de manera anómala, a tal grado que afecta ya la vida planetaria. Al buscar la causa de esta aceleración, algunos científicos encontraron que existe una relación directa entre el calentamiento global o cambio climático y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), provocado principalmente por las sociedades industrializadas.

Destacados científicos coinciden en que el incremento de la concentración de gases efecto invernadero en la atmósfera terrestre está provocando alteraciones en el clima. Coinciden también en que las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) han sido muy intensas a partir de la Revolución Industrial, momento a partir del cual la acción del hombre sobre la naturaleza se hizo intensa. 

Ecología humana

Solemos esforzarnos muy poco por salvaguardar las condiciones morales de una autentica ecología humana. No solo la tierra ha sido dada por Dios al hombre, el cual debe usarla respetando la intención originaria de que es un bien, según la cual le ha sido dada.

En un pueblo, en una nación, los hombres cultivan su relación consigo mismos, con los otros, con la naturaleza, y con Dios. Muchos gobiernos han creado organismos y dictado normas tendientes a limitar o detener este proceso de deterioro; han surgido organizaciones privadas como Greenpeace. Toda intervención en un área del ecosistema debe considerar sus consecuencias en otras áreas y, en general, en el bienestar de las generaciones futuras.

En América Latina y el Caribe, las grandes ciudades están enfermas en sus zonas centrales deterioradas y sobre todo en sus villas de miseria. En el campo, las poblaciones indígenas y campesinas son despojadas de sus tierras.

El crecimiento demográfico

Según el economista británico Malthus, los recursos alimentarios llegarían a ser insuficientes para las necesidades de la creciente población. Sus viejos seguidores veían dos tipos de freno para el crecimiento de la población, por un lado las guerras, plagas y enfermedades y por el otro la continencia o el retraso del matrimonio. Los nuevos seguidores de Malthus proponen diferentes métodos anticonceptivos, incluyendo el aborto y la esterilización.

La doctrina social ha denunciado la existencia de campañas sistemáticas contra la natalidad, a menudo financiadas por gobiernos u organizaciones extranjeras. Inmersos sectores de mujeres son víctimas de programas de esterilizaciones masivas. El imperialismo anticonceptivo consiste en imponer a pueblos y culturas toda forma de contracepción, esterilización y aborto, sin respeto a las tradiciones religiosas, étnicas y familiares.

Opiniones religiosas sobre las causas del problema ecológico

“(…) En vez de desempeñar su papel de colaborador de Dios en la obra de la creación, el hombre suplanta a Dios y con ello provoca la rebelión de la naturaleza, más bien tiranizada que gobernada por él (…)” - Centesimus annus, nº 37.

“(…) El hombre parece, a veces, no percibir otros significados de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de un uso inmediato y de consumo. En cambio, era voluntad del creador que el hombre se pusiera en contacto con la naturaleza como dueño y custodio, inteligente y noble, y no como explotador y destructor (…)” - Juan Pablo II , Redemptor Hominis, nº 15.

Obstáculos que nos impiden un equilibrio ecológico

  • Las formas estructurales de pobreza existentes en el mundo. Por ejemplo en muchos países, la pobreza rural y la distribución de la tierra, han llevado a una agricultura de mera subsistencia así como al empobrecimiento de los terrenos.

  • La guerra: A pesar de que determinados acuerdos internacionales prohíban la guerra química, bacteriológica y biológica, de hecho en los laboratorios se sigue investigando para el desarrollo de nuevas armas ofensivas, capaces de alterar los equilibrios naturales. Incluso las guerras locales o regionales no sólo destruyen las vidas humanas y las estructuras de la sociedad, sino que dañan la tierra, destruyendo las cosechas y la vegetación, envenenando los terrenos y las aguas.

Soluciones

  • Las dimensiones de los problemas ambientales sobrepasan en muchos casos las fronteras de cada Estado. Su solución no puede hallarse solo a nivel nacional.

  • Corresponde a cada Estado, en el ámbito del propio territorio, la función de prevenir el deterioro de la atmosfera y de la biosfera, controlando los efectos de los nuevos descubrimientos tecnológicos o científicos.

  • Los Estados deben mostrarse cada vez más solidarios y complementarios entre sí en promover el desarrollo de un ambiente natural y social.

  • Una buena planificación urbana es un aspecto importante de la protección ambiental, y el respeto por las características morfológicas de la Tierra es un requisito indispensable para cada instalación ecológicamente correcta.