Ébano; Ryszard Kapuscinski

Literatura contemporánea. Siglo XX. Narrativa. Novela. Periodismo. Crónica personal del autor. Vida y obras. Humanidad. Realismo

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Ébano

Ryszard Kapuscinski

'Ébano; Ryszard Kapuscinski'
Biografía

Ryszard Kapuciski nació en Pinsk (Bielorrusia) en 1932, ingresó en 1951 en la Universidad de Varsovia, en la que estudió Historia y obtuvo un master en Arte (1955). Ha impartido clases en las Universidades de Caracas (1978) y en la Temple University de Filadelfia (1988) como profesor visitante, y como lector en Harvard, Londres, Canberra, Bonn y la British Columbia University de Vancouver (Canadá).
Entre los años 1959 y 1981 se dedicó al periodismo, trabajando como corresponsal de la agencia de noticias Polish Press en África, Asia y América Latina y colaborando con publicaciones como Time, The New York Times y Frankfurter Allgemeine Zeitung, estando considerado uno de los mejores reporteros del mundo.

Miembro de varios consejos editoriales, ha compaginado desde 1962 sus colaboraciones periodísticas con la actividad literaria. Es autor de diecinueve libros de los que se han vendido cerca de un millón de ejemplares y de los que algunos se han traducido a más de treinta idiomas. Bus po polsku (1962) fue la primera de sus obras, a la que siguieron títulos como El Emperador (1978, sobre la decadencia del reinado en Etiopía de Haile Selassie), El Sha (1987), La guerra del fútbol (1992), Lapidarium (1990), El imperio (1994, sobre la descomposición de la Unión Soviética), Ébano (1998, sobre el futuro del continente africano), así como el álbum de fotografías Desde África (2000).
Nombrado doctor honoris causa por la Universidad de Silesia en 1997, ha obtenido diversos galardones por su creación literaria como el premio Alfred Jurzykowski (Nueva York, 1994), el Hansischer Goethe (Hamburgo, 1998), o el Imegna (Italia, 2000).
Falleció el 23 de enero de 2007, a los 75 años de edad, en Varsovia.

Durante medio siglo ha sido un modelo de periodista independiente que ha dado cuenta en forma verídica, hasta con el riesgo de su propia vida, de numerosos y trascendentales conflictos de nuestro tiempo en diversos continentes (en este caso de África). No se ha limitado a describir externamente los hechos sino que ha indagado sus causas y analizado las repercusiones, sobre todo entre los más humildes, con los que se siente hondamente comprometido. Sus trabajos son valiosos reportajes, agudas reflexiones sobre la realidad circundante y, al mismo tiempo, ejemplos de ética personal y profesional, en un mundo en que la información libre y no manipulada se hace más necesaria que nunca.

Jugándose la vida y la salud, con pocos medios, Kapuscinski no se conforma con los estereotipos o las versiones oficiales, que permiten a los periodistas enviar crónicas sin siquiera salir del hotel. RK se adentra en los barrios más pobres, y allí se instala. Viaja a lugares que no son noticia para nosotros, y por rutas que sólo transitan los nativos africanos. Se acerca a la realidad de las personas más humildes y describe lo que ve, con una mirada humana, en la que se adivina el deseo de comprender y ayudar.

Contexto histórico de la obra

En "Ébano" Kapuscinski nos relata una gran cantidad de situaciones vividas por él en los años en los que estuvo de corresponsal en distintas zonas de África, que coinciden con la época de la descolonización.

La descolonización de África se basa en tres circunstancias distintas: el deseo de los pueblos indígenas a independizarse, la distracción europea por los asuntos mundiales y el resentimiento popular contra el racismo y la desigualdad.

Las colonias africanas, a diferencia de las colonias americanas, no tenían un mestizaje racial importante, ya que los colonos europeos no se habían mezclado con los nativos. En vez de eso, los prejuicios racistas habían calado hondo en la conciencia europea, que veía a los africanos como inferiores, ya sea por las diferencias culturales, la falta de participación política o la educación inferior de los africanos.

África sufría una gran desestabilidad política, pobreza económica y dependencia de las potencias debido a la deuda. La inestabilidad política nació de la introducción en África de ideología marxista o de la influencia capitalista, así como de las diferencias raciales, que incitaban a guerras civiles, formándose grupos nacionalistas negros, que participaban en ataques violentos contra los colonos blancos, intentando así poner fin al gobierno de la minoría blanca.

Las fronteras acordadas por los europeos durante la colonización fue otra fuente de violencia, ya que alguna de las nuevas naciones no estaba de acuerdo con sus fronteras.

En “Ébano” es constante esta descripción de la descolonización, RK vive en carne propia como lo ven los africanos por ser blanco y a través del libro cuenta como se van descolonizando los diferentes países que visita.

Estilo Narrativo
Empezando en los años sesenta, escribió libros de un gran nivel literario, caracterizados por un sofisticado estilo narrativo, en los que relata los distintos conflictos que ha vivido. Kapuscinski no solo se veía atraído por la gente y culturas de los demás países, también por su literatura. Según investigué, antes de un viaje estaba semanas leyendo literatura del lugar de destino.
En sus artículos y libros se veía una cara única del conflicto, Kapuscinski sabía como escuchar a la gente y `leer' las escenas con que se encontraba. En el fondo, tiene un estilo muy personal con el que de una forma simple era capaz de reflejar situaciones de elevada complejidad política y social, como la de los conflictos africanos. Estilo al que debe la gran reputación que ha adquirido internacionalmente.
Él mismo decía que no escribía pensando en unos lectores polacos o europeos, sino “para cualquier persona lo suficientemente joven aún para ser curiosa sobre el mundo”.

Su forma de escribir es descriptiva, es decir que va analizando los lugares en donde se encuentra, además de aportar con relatos sobre la historia de cada pueblo.

Como RK era periodista e historiador, la mezcla que se da en el libro es bastante novedosa, ya que mezcla a literatura, con la descripción y el contexto histórico en el cual está inmerso.

Como el libro está escrito según su vida, relata de forma personal como ve la vida allá pero lo hace de una forma “neutral”

Análisis de libro

"He vivido unos cuantos años en África. Fui allí por primera vez en 1957. Luego, a lo largo de cuarenta años, he vuelto cada vez que se presentaba la ocasión. Viajé mucho. Siempre he evitado las rutas oficiales, los palacios, las figuras importantes, la gran política. Todo lo contrario: prefería subirme a camiones encontrados por casualidad, recorrer el desierto con los nómadas y ser huésped de los campesinos de la sabana tropical. Su vida es un martirio, un tormento que, sin embargo, soportan con una tenacidad y un ánimo asombrosos.
De manera que éste no es un libro sobre África, sino sobre algunas personas de allí, sobre mis encuentros con ellas y el tiempo que pasamos juntos. Este continente es demasiado grande para describirlo. Es todo un océano, un planeta aparte, todo un cosmos heterogéneo y de una riqueza extraordinaria. Sólo por una convención reduccionista, por comodidad, decimos "África". En la realidad, salvo por el nombre geográfico, África no existe”.
R.K

Esta cita pertenece a la introducción del texto, sin lugar a dudas refleja lo que es el libro en sí.

Es difícil hacer un resumen acerca de esta novela ya que aunque suene contradictorio, no es una novela propiamente tal. No presenta un principio, un desarrollo y un final. Kapuscinski, como lo he dicho anteriormente, es un periodista, historiador y escritor, lo cual lo transforma en un relator exclusivo sus experiencias vividas.

No es una novela convencional porque no tiene los personajes típicos en todo el relato, es él el propio protagonista y a lo largo del libro va contando sus aventuras en tierras africanas.

Nos cuenta experiencias desagradables como la vez que estuvo a punto de morir por haber enfermado de malaria, anécdotas graciosas como lo raro que les resultaba a los nativos ver a un blanco (en mas de una ocasión se paraban a mirarlo), y muchas cosas más que le sucedieron en los años que estuvo por aquellas regiones, la gran mayoría desconocidas para nosotros.

Kapuscinski acompañó a varios de los líderes de las guerras de liberación del continente: A un flamante ministro de Educación en Ghana que tiene 29 años y una afición por las cámaras fotográficas, conoce a los tres dictadores de Uganda y es testigo de los cambios que África ha sufrido en cuarenta años de historia.

El retrato más agudo que hace Kapuscinski sobre ese transcurrir es el de Idi Amín, uno de los dictadores de Uganda.

Nos habla de personas amables y hospitalarias, que aún sin tener nada para comer, acogen al extranjero blanco en sus casas y se muestran amables con él. Estas mismas gentes le cuentan como llegó su tribu a ese lugar, cuántas semanas se pasaron andando casi sin un objetivo fijo, y le enseñan a sobrevivir en aquellas tierras donde tan difícil es hacerlo. Allí donde va, Kapuscinski encuentra personas que le ayudan a llegar a otros lugares, le dicen a quién debe dirigirse y cómo tiene que hacerlo si quiere conseguir el favor de esa persona.

La forma que tiene el autor de hacernos ver con todos los detalles la manera en que estas sociedades viven o al menos lo intentan, ya que lo suyo es un continuo juego entre la vida y la muerte, como entran en encarnizadas batallas por defender el trozo de tierra que desde hacía siglos les pertenecía y que, tras una cruel colonización, ven perder por buscar la independencia de las potencias europeas.

En África hay mil realidades, tal como explica Kapuscinski a lo largo del libro. A partir de ahí, el libro se compone de relatos de sus experiencias periodísticas, recuerdos de sus viajes, conversaciones con los habitantes de cada uno de los pliegos de esa tierra, su vida cotidiana.
Cuando comencé a leer el libro, inmediatamente me puse a imaginar como es África, Kapuscinski pone especial esmero en trasladarnos físicamente al lugar. En que entendamos lo que significa estar allí. En que sintamos África.
El narrador cuenta historias que jamás supe, batallas, creencias, migraciones. La explicación que da sobre los orígenes de los países es notable.

En mi opinión, este libro nos muestra con gran veracidad como es África desde dentro. Y esto solo se puede conseguir mezclándose con la gente tal y como hizo Kapuciski, siendo uno más. Creo que es un buen libro, y que sirve sobre todo para conocer los problemas de África, los que tenían por su situación y los que llegaron con la colonización, y más tarde con la tan ansiada independencia de las metrópolis.

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Kapuscinski

www.artehistoria.com

Encarta 2007

Historia Universal Didáctica Ilustrada de George Manama, Editorial El Placista.

2