Drogodependencia

Adicciones. Drogodependencia. Sustancias psicotrópicas. Dependencia y abstinencia. Grupos de drogas

  • Enviado por: Jemipero
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCION

El termino genérico de trastornos por uso de sustancias psicoactivas se aplica a todas aquellas sustancias que introducidas al organismo afectan o alteran el estado de animo y la conducta, acarrean trastornos incapacitantes para el consumidor en la esfera personal , social, laboral, física y familiar, y padece síntomas y estados característicos como intoxicación, tolerancia, dependencia y síndrome de abstinencia. Esta definición es equivalente a la de droga, por la que se entiende “toda sustancia que, introducida en el organismo vivo, puede modificar una o mas funciones de este”; y por droga de abuso “cualquier sustancia, tomada a través de cualquier vía de administración, que altera el humor, el nivel de percepción o el funcionamiento cerebral”.

En nuestro mundo actual, el fenómeno de las drogodependencias, término genérico utilizado para referirnos a todas las drogas o sustancias con poder psicoactivo o psicotropo, tiene gran relevancia. Es un serio problema de salud pública y de inseguridad ciudadana, de aparición de mafias y carteles, de sufrimiento para los adictos de las mismas y para sus familias.

Sin embargo, el fenómeno de las drogodependencias es más complejo de lo que una simple visión del mismo pueda parecernos y se suele pasar por alto que si hablamos de drogodependencias hablamos de droga, y si hablamos de drogas tenemos que hablar de “drogas”, de todas las drogas. Esto es, de las ilegales, tales como la heroína, la cocaína, el éxtasis, etc., de las legales, el tabaco y el alcohol, y de distintos medicamentos que utilizados sin control medico, automedicados, o en algún caso para controlar o reducir el dolor en las enfermedades graves e incurables bajo control medico, producen dependencia; estos incluyen desde los tranquilizantes menores a los mayores, pasando por los hipnóticos, los barbitúricos, etc. Claramente aquí nos encontramos con “lo que queremos creer” o “nos gustaría creer” y con la “realidad”, la a veces “triste realidad”.

Aun hablando de drogas “legales” y drogas “ilegales” estamos hablando de “drogas” y, por lo que hoy conocemos, el poder adictivo a la nicotina, del alcohol, de la heroína, de la cocaína, etc.,es semejante, por lo que no se diferencian en modo importante unas de otras. Si tenemos que reconocer que una gran diferencia entre problemas de salud, problemas económicos y problemas sociales que cada una de las genéricas drogas produce al considerarla específicamente una a otra. Así el tabaco es la droga que mas mata, el alcohol le sigue a la zaga en mortalidad, pero no hay duda alguna que el alcohol es quien produce mayores problemas sociales, laborales y económicos, mucho más importantes que el de todas las drogas ilegales juntas.

Con lo anterior Queremos dejar en claro que el problema de las drogas ilegales (heroína, cocaína, marihuana) se ha hecho mas importante no por los problemas de personas dependientes a las mismas, o por los problemas de tipo económico, sino por los problemas de tipo social que sus consumidores, una pequeña parte de sus consumidores, producen: inseguridad ciudadana, detenciones, trafico de droga, aparición de mafias, etc.

Ello, entre otras razones, ha sido posible por el gran “negocio” que en este momento representa a nivel mundial el trafico de drogas. Este saneado y bien organizado negocio sirve no solo para enriquecer a muchos, sino también para pagar guerras, mercenarios, montar saneadas empresas a través del blanqueo de dinero y muchas cosas más que nos podemos imaginar.

LA HISTORIA DE LAS DROGODEPENDENCIAS

El fenómeno del consumo de sustancias para alterar los estados de conciencia va unido a la historia del hombre, aunque en las ultimas décadas ha cobrado un enorme interés por la difusión de sustancias de unas culturas a otras, la manufactura y distribución organizada de las mismas a nivel mundial y el surgimiento de múltiples problemas personales, familiares, sociales, policiales y sanitarios, destacando en nuestro momento la expansión del sida, unida al principio casi en exclusiva a los consumidores de drogas ilegales por vía parenteral y, en la actualidad, a un gran numero de casos con los riesgos sucesivos de infección y reinfección a otras personas o a su pareja.

Ejemplos de consumo de sustancias psicoactivas están presentes en todas las culturas, y toda cultura tiene una droga para a través de ella poder contactar espíritus, el mas allá, divertirse, servir de válvula de escape; en suma, poder altera los estados de conciencia y superarse como humanos o afrontar los problemas cotidianos.

Dentro de las distintas drogas existentes hay varios grupos: el cannabis, los opiáceos y la cocaína, como los más importantes, junto a otros como el LSD-25, los inhalables y las nuevas drogas de diseño o de síntesis. Hay que incluir también el abuso de sustancias psicoactivas legales en forma de medicamentos y las drogas legales, el tabaco, el café y el alcohol.

La cannabis es una planta de la que se pueden fumar sus hojas. Es actualmente la droga ilegal mas consumida y en muchos casos la puerta de entrada a drogas de mayor poder adictivo, como la heroína y la cocaína. Su consumo penetra en la cultura occidental del siglo pasado. Movimientos de nuestro siglo como el beat, hippie, etc., se identificaron totalmente o en parte con el consumo de marihuana. A la amapola se le llamo la “planta de la alegría”, al alcohol el “exilir de los dioses” y a la planta de la marihuana “el dulce de las palomas”. En las culturas islámicas se encuentra muy arraigado su consumo en la actualidad.

Uno de los grupos de drogas importantes en la actualidad son los agrupados como los opiáceos, todos derivados del opio. Un derivado del opio, la morfina, es el principal alcaloide del opio; el nombre de este se puso en honor del dios del sueño, Morfeo, dado que era capaz de provocar el del sueño. Descubierta la morfina en 1803, tiene excelentes cualidades para aliviar el dolor y, en la actualidad, es una terapéutica habitual en canceres terminales. Es el mejor analgésico natural que se conoce. Los primeros “morfinómanos” eran fundamentalmente profesionales de medicina. El control actual de la morfina hace que no sea una droga de abuso importante fuera de su administración terapéutica para el dolor.

Un descubrimiento de la empresa farmacéutica Bayer en 1874, realizado por el Dr. Heinrich Dresser, revolucionaría el consumo de drogas una década después: la heroína, era eficaz para el tratamiento de la tos y de la disnea en asmáticos y tuberculosos. En los diez años en que estuvo comercializada su difusión fue enorme, llegando incluso a sustituir la heroína a la morfina en China. En la actualidad, en nuestro país es la droga que acarrea más problemas sanitarios, de orden público y de alarma social.

Otra droga con profundo sentido cultural en distintos lugares del mundo se deriva del arbusto de la coca, que se puede tomaren forma de hojas de coca masticadas a nivel profesional, y en suestazo manufacturado su alcaloide, cocaína, o el sobreproducto, crack. En toda América del Sur el consuno de coca en forma de hojas masticadas se pierde en la noche de los tiempos. Sus propiedades, como impedir la producción de cansancio, eliminar la sensación de hambre y perder la sensación de frió, actuar como anestésico, tenían una enorme utilidad en muchas zonas donde el hombre vive a miles de metros de altitud sobre el nivel del mar. Debemos al Dr. Nicolás Monardes (1989) en ser el que por primera vez describiera científicamente las propiedades de la coca entre los indios americanos, entre las que se destacaba que quitaba el hambre, la sed y proporcionaba energía y vigor.

Un derivado de la cocaína es el crack que es mas barato, pero sus consecuencias en salud son mas graves, rápidas y mortales en muchos casos. Se toma fumando.

El descubrimiento de LSD-25 por Hofmann y Stoll en 1938 tendría una enorme importancia en la aparición de distintos movimientos culturales. Este alucinógeno tiene como nombre químico el de dietilamida del ácido lisérgico-LSD como iniciales y 25 por ser el compuesto número 25 sintetizado en aquel entonces por el laboratorio Sandoz- No fue hasta 1943 cuando Hofmann, por accidente, ingirió una pequeña cantidad de LSD y pudo apreciar sus propiedades como alucinógeno. Sobre el LSD-25 y otros alucinógenos han corrido ríos de tinta, docenas de libros y miles de artículos publicados. El denominado “movimiento psicodélico”.

Los inhalables o sustancias volátiles, contenidas en algunos productos (laca de uñas, disolventes, quitamanchas, pegamento, cementos plásticos y aerosoles), se caracterizan por contener productos químicos como acetona, alcohol butílico, tolueno o bencina.

En la actualidad, y de cara al inmediato futuro, se destacan las nuevas drogas de diseño o de síntesis. La más conocida es el éxtasis o MDMA, o droga del amor. Dentro de las drogas legales se destaca el tabaco (nicotina) y el alcohol, junto con la cafeína y los distintos medicamentos con propiedades psicoactivas, como los sedantes e hipnóticos.

El tabaco es un producto originario de América que es consumido por los hombres de esas tierras desde hace miles de años. Inicialmente se utilizaba por motivos religiosos y de placer, siendo introducido en Europa a la vuelta de Cristóbal Colon. El tabaco se extrae de la planta Nicotiana tabacum, fumándose habitualmente en forma de cigarrillos puros y pipa. También se puede tomar en forma de polvo esnifado, masticado, etc.

El gran problema que acarrea el tabaco en nuestro mundo actual es la mortalidad que produce, debido básicamente a los alquitranes que van en la hoja del tabaco y otros compuestos que se producen en la combustión del papel en el que se envuelve el tabaco. En pequeñas dosis, la nicotina es estimulante del SNC, actuando a dosis altas como bloqueador de la transmisión ganglionar.

La cafeína, contenida en distintas sustancias, entre las que se destaca el café, la teobromina presente en el chocolate y la teofilina presente en el te negro, son estimulantes menores que quitan el sueño, aumentan el estado de alerta y tienen discretos efectos sobre la presión arterial. Estas sustancias se agrupan bajo el genérico nombre de xantinas. Se considera que produce niveles de dependencia modestos en comparación con otras sustancias psicoactivas.

El café es originario de Etiopia y Somalia. Hoy puede beberse en casi cualquier lugar del planeta, aunque predomina en las culturas americanas y latinas europeas. La cafeína, que se encuentra básicamente en el café, también se encuentra en otros productos como el te, la cola, el chocolate, el coco, etc. En la actualidad la cafeína constituye un componente de muchos medicamentos.

CONCEPTOS BASICOS EN DROGODEPENDENCIAS

  • Clasificación de las drogas:

  • Las drogas se han clasificado dependiendo de ciertos criterios. Históricamente se han clasificado según su origen (naturales, sintéticas, semisintéticas), por su estructura química, por su acción farmacológica, por el medio sociocultural (legales, ilegales, institucionalizadas-no institucionalizadas, duras-blandas, mas peligrosas- menos peligrosas) o con respecto al sujeto, utilizando en este caso clasificaciones clínicas.

    Como hemos apreciado, las drogas las hemos clasificado en 3 grandes apartados por motivos didácticos: las legales, las no legales y los medicamentos con poder psicotropo.

    El DSM -III- R considera en el apartado de sustancias psicoactivas las siguientes: alcohol, anfetaminas o simpáticomiméticos de acción similar, cannabis, alucinógenos, inhalantes, opiáceos, sedantes e hipnóticos. Se considera también la nicotina, pero como dependencia (sin abuso).

    Sin embargo, las anteriores se pueden agrupar en tres tipos, dado que las sustancias de cada tipo tienen características en común:

    1. Alcohol, sedantes e hipnóticos; 2. Alucinógenos; 3. Cocaína y de acción similar.

    Otra clasificación usada es la de estimulantes (cocaína, anfetaminas, cafeína, nicotina) y depresores (alcohol, opiáceos) del SNC, junto con las perturbadoras de la visión del mundo y de los objetos (marihuana, LSD).

    La CIE-10 tiene un apartado para los trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de sustancias psicotropas, entre los que incluye los siguientes: alcohol, ovoides, cannabinoides, sedantes o hipnóticos, cocaína, otros estimulantes (incluyendo la cafeína), alucinógenos, tabaco, disolventes volátiles, múltiples drogas u otras sustancias psicotropas.

  • Uso, abuso y dependencia: En el campo de sustancias psicoactivas, por uso se entiende el consumo de una sustancia que no acarrea consecuencias negativas en el individuo. El abuso se da cuando hay un uso continuado a pesar de las consecuencias negativas que ello acarrea para el individuo. La dependencia se da cuando hay un uso excesivo de la sustancia que produce consecuencias negativas significativas a lo largo de un amplio periodo de tiempo.

  • Para la OMS el abuso de drogas es definido como “un uso excesivo, esporádico o persistente, no relacionado con una practica medica aceptable”, recomendándose el manejo de los siguientes conceptos: 1. Uso desaprobado: uso de una droga que no es aprobada por la sociedad o un grupo dentro de una sociedad. 2. Uso peligroso: uso de una droga que probablemente producirá consecuencias nocivas para el usuario, ya sea de disfunción o daño. 3. Uso desadaptativo: uso de una droga que implica daño en el funcionamiento social o psicológico. 4. Uso nocivo: uso de una droga que se toma sabiendo que puede causar enfermedad mental o daño físico en el individuo.

    Por dependencia, denominado síndrome de dependencia en la ultima edición de la clasificación de las enfermedades, CIE-10 (OMS, 1992), se entiende “un conjunto de manifestaciones fisiológicas, comportamentales y cognoscitivas en el cual el consumo de la droga, o de un tipo de ellas, adquiere la máxima prioridad para el individuo, mayor incluso que cualquier otro tipo de comportamiento de los que en el pasado tuvieron el valor mas alto...”. La CIE-10 apunta que solo debe realizarse el diagnostico si durante en algún momento o de modo continuo, a lo largo de los últimos doce meses, han estado presentes tres o más de los siguientes síntomas:

  • Deseo intenso o vivencia de una compulsión a consumir una sustancia.

  • Disminución de la capacidad para controlar el consumo de una sustancia.

  • Síntomas somáticos de un síndrome de abstinencia.

  • Tolerancia.

  • Abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversión.

  • Persistencia en el consumo de una sustancia a pesar de sus evidentes consecuencias perjudiciales.

  • Estos criterios sugieren la existencia de la dependencia física, la dependencia psicológica y la dependencia social. Así, tendríamos los factores físicos (tolerancia, neuroadptacion y abstinencia), los psicológicos (aprendizaje y características personales) y los sociales (grupo de afinidad, cultura de grupo y medio ambiente).

    Por dependencia física se entiende el “estado de adaptación que se manifiesta por la aparición de intensos trastornos físicos cuando se interrumpe la administración de la droga o se influye en su acción por la administración de un antagonista especifico...”.

    Por dependencia psíquica o psicológica se entiende la “situación en la que existe un sentimiento de satisfacción y un impulso psíquico que exigen la administración regular o continua de la droga para producir placer o evitar malestar”. Igualmente revelante es el concepto de potencial adictivo de la droga, entendiendo por tal “la propensión que tiene esta de producir dependencia en aquellos que la usan”.

  • Acción y conducta adictiva: Algunos autores relevantes en el campo de la conducta adictiva, como Donovan y Marlatt (1988), afirman, cuando hablan de la adicción que es “un patrón de conducta complejo, progresivo, que tiene componentes biológicos, psicológicos, sociológicos y conductuales”. A nuestro parecer, el autor que mas claramente ha delimitado el concepto de adicción ha sido Gossop (1989), pues considera que en una adicción hay 4 elementos esenciales: 1. un fuerte deseo para llevar a cabo la conducta particular; 2. capacidad deteriorada para controlar la conducta; 3. malestar y angustia emocional cuando la conducta en impedida o dejada de hacer; 4. persistir con la conducta a pesar de la clara evidencia de que es quien produce los problemas.

  • La heroína y el alcohol tiene un gran impacto tanto en el cuerpo de la persona como en sus emociones, pero estos efectos no causan adicción en si y por si mismos.

    Lo que hace que una implicación no sea adictiva es el hecho de ser capaz de controlarla e introducirla y acomodarla en el resto de la propia vida.

  • Vía de administración: Cuando se habla de consumo de drogas cobra una gran importancia la vía de administración, ya que según sea una otra, así va a ser mas rápido el efecto a nivel fisiológico y con mayor o menor rapidez se producirá la intoxicación. Cuando las drogas se administran por vías que producen efectos placenteros inmediatos su potencial de adicción es mas alto que cuando se utilizan por otras vías. También, dependiendo de la vía de administración, el grado de peligrosidad de la sustancia varia; esto es, no es lo mismo inyectada, fumada o tomada por vía oral.

  • Hay 6 vías de administración: la oral, en forma de ingestión, mascado o sublingual; la pulmonar, inhalada y/o fumada; nasal (esnifada); intravenosa; intramuscular o subcutánea; y rectal. La vía pulmonar es la que permite que la sustancia llegue con mayor rapidez al cerebro, en menos de 10 segundos en la mayoría de las sustancias psicoactivas. En todo caso, la dosis y frecuencia de consumo es importante para pasar del uso al abuso y a la dependencia.

  • Tolerancia: Por tolerancia se entiende "el estado de adaptación caracterizado por la disminución de la respuesta a la misma cantidad de droga o por la necesidad de una dosis mayor para provocar el mismo grado de efecto farmacodinámico”. Dentro de tolerancia se diferencia a su vez la tolerancia cruzada que es “un fenómeno en el que se toma una droga y aparece tolerancia no solo a esa droga, sino también a otra del mismo tipo o a veces de otro contexto; por ejemplo, la heroína provoca tolerancia cruzada a la morfina.

  • Síndrome de abstinencia: El síndrome de abstinencia es el conjunto de síntomas y signos que aparecen en una persona dependiente de una sustancia psicoactiva cuando deja bruscamente de consumirla o la cantidad consumida es insuficiente. El síndrome de abstinencia agudo consiste en un conjunto de síntomas y signos orgánicos y psíquicos que aparecen inmediatamente después de interrumpir el consumo del opiáceo del que la persona es dependiente. El síndrome de abstinencia tardío aparece después del síndrome de abstinencia agudo; esto es, después de 4 a 12 días de la aparición del síndrome de abstinencia. El síndrome de abstinencia condicionado consiste en la aparición de la sintomatología típica de un síndrome de abstinencia agudo en un individuo que ya no consume, al ser reexpuesto a los estímulos ambientales que fueron condicionados, a través de un proceso de aprendizaje de tipo pavloviano, al consumo de la que era dependiente.

  • Intoxicación: La CIE-10 define la intoxicación aguda como “un estado transitorio consecutivo a la ingestión o asimilación de sustancias psicotrópicas o del alcohol que produce alteraciones del nivel de conciencia, de la cognición, de la percepción, del estado afectivo, del comportamiento o de otras funciones y respuestas fisiológicas y psicológicas”. Lo que caracteriza a la intoxicación es la desadaptación conductual y un síndrome especifico para cada sustancia psicoactivo. Los síntomas que se presentan con más frecuencia en la intoxicación son: trastornos de la percepción, de la vigilia, de la atención, del pensamiento, de la capacidad de juicio, del control emocional y de la conducta psicomotora.

  • Politoxicomania: Un concepto que esta asociado al uso, abuso y dependencia de las sustancias psicoactivas es el conocido con el nombre de Politoxicomania, poliadicción o el uso de sustancias múltiples. Por ejemplo, el consumidor de heroína que consume cocaína cuando escasea la primera. En la actualidad, este fenómeno es normal cuando el consumo principal es una droga ilegal. El DSM -III- R sugiere que se haga el diagnostico múltiple de abuso de sustancias cuando durante un periodo de 6 meses como mínimo el sujeto consuma tres sustancias psicoactivas, excluyendo la nicotina y la cafeína, y cuando no predomina el consumo de una sustancia sobre las otras.

  • Trastorno dual: El trastorno dual es el nombre que recibe la coexistencia de patología psíquica y de algún tipo de dependencia. Es difícil diferenciar si el trastorno se debe al abuso de sustancia psicoactivas o era anterior a dicho abuso. Existe una relación entre esquizofrenia, trastornos de personalidad y de abuso de sustancias

  • psicoactivas.

    EL DIAGNOSTICO DE LA DEPENDENCIA Y ABUSO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

    Con anterioridad, cuando hablamos del concepto de dependencia indicamos los criterios que utiliza el CIE-10 para hacer el diagnostico del síndrome de dependencia. Por su parte, el DSM -III- R, que hasta el momento ha sido el criterio más utilizado para el diagnostico, indica que para realizar el diagnostico de dependencia de sustancias psicoactivas la persona tiene que cumplir al menos tres criterios:

  • el uso de la sustancia rehace en mayor cantidad o por un periodo más largo de lo que el sujeto pretendía.

  • Un deseo inútil para suprimir o controlar el consumo de sustancias psicoactivas.

  • Una gran parte del tiempo se emplea en actividades necesarias para obtener la sustancia.

  • Intoxicación, frecuente o síntomas de abstinencia cuando el sujeto tiene que desempeñar sus obligaciones laborales, escolares o domesticas.

  • Reducción considerable o abandono de las actividades sociales, laborales o recreativas.

  • Uso continuado de la sustancia a pesar de ser conciente de tener un problema social, psicológico o físico, persistente o recurrente, que esta provocado o estimulado por el uso de tal sustancia.

  • Tolerancia notable: necesidad de incrementar considerablemente las cantidades de sustancia para conseguir el efecto deseado o la intoxicación.

  • El DSM -III- R tiene otra categoría para el abuso de sustancias psicoactivas. Los criterios para el diagnostico de abuso de sustancias psicoactivas son tres:

  • Un modelo desadaptativo de uso de sustancias psicoactivas caracterizado como mínimo por uno de los síntomas siguientes:

  • a) uso continuado, a pesar de que el sujeto sabe que tiene un problema social, laboral, psicológico o físico, persistente o recurrente.

    b) uso recurrente de la sustancia en situaciones en que este físicamente arriesgado.

  • Algunos síntomas de la alteración han persistido durante un mes como mínimo o han aparecido repentinamente por un periodo prolongado de tiempo.

  • El cuadro nunca reunió los criterios para el diagnostico de dependencia de sustancia psicoactiva para el caso de esa sustancia.

  • TEORIAS Y MODELOS EXPLICATIVOS DE LAS DROGODEPENDENCIAS

    Existe un gran número de modelos y teorías explicativas de las drogodependencias. Entre las mas importantes a lo largo de los años se encuentran las médico/biológicas, las psicodinamicas, las de aprendizaje, las de personalidad, las sociales y los modelos integrativos de varias de ellas o comprensivas.

  • Modelo moral y modelo biológico: Hasta la década de los años ochenta, la explicación de las conductas adictivas se fundamentaba en el modelo moral y el modelo biológico. Para el modelo biológico la persona dependía de una sustancia química, siendo tal dependencia causada por su dependencia física de la sustancia debido a factores de predisposición biológicos o genéticos. El modelo moral, basado en la moralidad cristiana, afirma que el adicto no es capaz de resistir la tentación por su pobre o baja moralidad (inmoralidad, en suma), siendo considerado como un inmoral, vicioso, despreciable, etc.

  • La hipótesis de la automedicación: En el campo de las drogodependencias ha cobrado relevancia en los últimos años la denominada hipótesis de la automedicación, que sostiene que los pacientes que desarrollan trastornos por abuso de drogas, una gran parte lo hace porque sufre trastornos endógenos con sustrato biológico que, directa o indirectamente, le aboca al consumo de sustancias psicoactivas como forma de autotratamiento. Esta hipótesis plantea que el consumo de drogas es una tentativa evasiva y equivocada de autoterapia. Lo que si es cierto es que de confirmarse la hipótesis de la automedicación tendría enormes repercusiones para la actual discusión sobre la legalización de las drogas.

  • Teoría del aprendizaje: Explica la conducta como un fenómeno de adquisición que sigue unas leyes, las del condicionamiento clásico, operante y aprendizaje social.

  • 1. Condicionamiento clásico: Se presenta en aquellos individuos que han sido adictos a los opiáceos o que a veces mostraban señales de un síndrome de abstinencia - meses mas tarde de haberse administrado la ultima dosis- como, lagrimeo, bostezo y rinorrea , es decir que en periodos de abstinencia (respuesta incondicionada) se habrían controlado con estímulos ambientales (estímulos condicionados) ,lo que implica que la presencia de estos estímulos y el hecho de pensar en ellos puede provocar una respuesta condicionada de abstinencia.

    2. Condicionamiento operante: Esto permite explicar la conducta y especialmente la autoadministracion de drogas, este condicionamiento ha explicado el hecho de que la probabilidad de ocurrencia de una conducta esta determinada por sus consecuencias. Cualquier evento estimulante que incremente la probabilidad de una conducta operante se denomina estimulo reforzante o reforzador. La droga es un potente reforzador, por ejemplo la morfina es un reforzador positivo y de modo negativo cuando se relaciona con la nausea, lo cual se transforma en un opiáceo al funcionar como una conducta de búsqueda y de autoadministracion de la droga aliviar un estado de aversividad o de abstinencia.

    3. Teoría del aprendizaje social: Permite explicar tanto el inicio, como el mantenimiento y abandono del consumo de drogas, aunque es especialmente indicada para explicar el inicio del consumo.

    Las relaciones familiares, fracaso escolar, presión social por parte de un grupo, habilidades de competencia social, disponibilidad de la droga, etc., inciden de modo importante para el inicio del consumo de esta. Entre ellas esta la necesidad de incremento del estado afectivo positivo. Es frecuente que antes del consumo de drogas ilegales se ha dado un consumo de drogas legales (tabaco, alcohol), luego marihuana, parar pasar a opiáceos u otras drogas, la cual utilizan como estrategia de afrontamiento ante los problemas cotidianos o relacionados con el estrés y la familia.

    El apoyo social y la necesidad de hacer cambios en su vida (amigos, expectativas, reducción del estrés, y amor fraternal) facilitan el mantenimiento de la abstinencia.

    4. Modelo social: Teniendo en cuenta el papel de las adicciones en nuestro medio de vida, sosteniendo que no es la sustancia ni la conducta que produce la adicción, sino el modo como la persona interpreta esa experiencia y como responde tanto a nivel fisiológico, emocional y conductual a la misma. El modo de enfrentarse al mundo y al verse a si mismo influye de manera clave en la experiencia adictiva. Entonces el adicto se caracterizaría por ser dependiente no por la sustancia, si no por el impulsote depender y por su pasividad, siendo ésta la esencia de la adicción, además la adicción es la excusa para no esforzarse ni para adaptarse a su entorno ni a la vida, la adicción serviría para conseguir lo que desean, dada a su incapacidad de ser felices sin ella y de encontrarse descontentos consigo mismos; lo cual los empieza a escapar del dolor ya sea físico o emocional, proporcionando alivio a su vida personal y a si mismo. Lo que claramente se definiría como que la adicción no es un problema de la droga si no de la persona.

    Según este planteamiento el tratamiento exige adquirir nuevos patrones de conducta y de personalidad, la interacción con su entorno, con un grupo, con su familia, para llegar a que este deje la dependencia y encuentre una solución a sus problemas sin necesidad de la droga y mas bien que este consiga tener autonomía y pueda desarrollarse libremente por si mismo.

    Criterios para la gravedad de la dependencia de sustancias psicoactivas:

    - Leve: Pocos o ningún síntoma además de los requeridos para establecer el diagnostico, estos provocan un leve deterioro en la actividad laboral o mas.

    - Moderado: Síntomas de deterioro conductal entre “leve” y “grave”.

    - Grave: Muchos síntomas además de los requeridos para establecer el diagnostico, estos interfieren considerablemente en sus actividades.

    - En remisión parcial: Ha habido un consumo moderado de la sustancia y algunos síntomas de dependencia durante los pasados 6 meses.

    - En remisión completa: No ha habido consumo de la sustancia, o la hobo sin ningún síntoma de dependencia durante los pasados 6 meses.